Inicio » Posts tagged 'libertad'

Archivo de la etiqueta: libertad

Gross pro quo


libertadya

Por: Osmany Sánchez ((jimmy@umcc.cu) @JimmydeCuba

Con apenas unos minutos de diferencia aterrizaron las dos aeronaves, una venía desde el aeropuerto La Guardia en Nueva York y la otra desde Moscú. Un pequeño microbús fue de un avión a otro y aproximadamente una hora y media después ambos despegaron llevando consigo una preciada carga. Diez agentes rusos arrestados por los Estados Unidos fueron intercambiados por cuatro condenados en Rusia.

Los rusos habían admitido ser agentes de un gobierno extranjero y sobre ellos el entonces procurador general de los Estados Unidos, Eric Holder, afirmó que ninguno había pasado información clasificada y que por lo tanto no se les adjudicó el cargo de espionaje. En Moscú, Dmitry Medvedev firmó un acuerdo para absolver a los cuatro agentes de los Estados Unidos.

El hecho de que no representaran un beneficio substancial para la seguridad nacional y razones humanitarias fueron los argumentos esgrimidos por funcionarios de los Estados Unidos para realizar el intercambio de agentes.

Este caso –que no es único- pone de manifiesto que aun tratándose de los antiguos antagonistas de la guerra fría, el sentido común se impone. Para nuestros Cinco hermanos, presos en los Estados Unidos desde 1998, luego de agotarse todos los recursos legales y de todas las arbitrariedades cometidas, no existe otra salida. Tres de ellos aún están presos y Cuba ha puesto la opción sobre la mesa.

En una audiencia en el Comité de Gastos de la Cámara de Representantes, el secretario de Estado de los Estados Unidos dijo que tenía un “par de ideas” para lograr la liberación del estadounidense Alan Gross. Según Kerry, en los últimos meses ha tenido varias reuniones sobre el asunto, incluso con la familia de Gross y que están centrados en un par de posibilidades para conseguir su liberación.

No sé cuáles son las ideas que tiene Kerry para liberar a Alan Gross pero está claro de debe poner su arrogancia a un lado pues exigir su liberación de manera incondicional no solucionará el problema. Las condiciones están creadas, las encuestas demuestran que la mayoría de los norteamericanos desean que se normalicen las relaciones con Cuba, lo mismo sucede con la comunidad cubana radicada en los Estados Unidos.

A los largo de todos estos años los medios de comunicación han creado un manto de silencio alrededor del caso de los Cinco y sin dudas, parte de la opinión pública estará desinformada, pero el presidente Obama, como profesional del derecho, debe sentir al menos curiosidad por un caso en el que diez premios nobel piden que se haga justicia. También conoce perfectamente los verdaderos motivos de la misión de Alan Gross en Cuba.

No se pudo presentar en el juicio una sola prueba de que los Cinco accedieran a información clasificada y por lo tanto no existe el cargo de espionaje. Ya lo dijo Eric Holder.

Para Obama es la oportunidad, además, de corregir una aberración judicial en la que él no estuvo implicado sino que lo heredó de la anterior administración. No será posible que los Estados Unidos recuperen el espacio político perdido en la región si no se recomponen las relaciones con Cuba, sobre todo en momentos en que ya no es tan sencillo derrocar gobiernos por golpes de estado, a pesar de los recursos que se destinen a ello.

Hubo un tiempo en que no estaba de acuerdo con que se hiciera un intercambio, lo veía como una concesión, después de resistir durante tantos años. Ahora es diferente, los Cinco han demostrado que son gigantes. Una vez escuché decir a René González que ellos sólo habían estado a la altura de su pueblo, el mismo pueblo que los espera y que no descansará hasta que estén de regreso. Lo único que deseo es que estén todos en su casa, con su familia, y si la salida es un Gross pro quo, pues que bienvenido sea.

Ya está en Cuba Fernándo González Llort


Llegada de Fernando González Llort a La Habana el 28.02.2014

Llegada de Fernando González Llort a La Habana el 28.02.2014

Texto tomado de Cubadebate. Foto: Radio Guáimaro.

El luchador antiterrorista y Héroe de la República de Cuba Fernando González Llort llegó a la Patria al mediodía de hoy, tras cumplir íntegramente la larga e injusta condena a la que fuera sometido en los Estados Unidos.

Fernando fue recibido por su madre en aeropuerto.

Él salió ayer del centro correccional federal de Safford, en Arizona, y fue puesto a disposición de los servicios de inmigración para iniciar el proceso de deportación hacia Cuba.

Es el segundo de los conocidos internacionalmente como Los Cinco que cumple las penas impuestas, después de René González.

Fernando, René, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino fueron arrestados en 1998 cuando daban seguimiento a grupos que en territorio norteamericano planeaban y ejecutaban acciones terroristas contra Cuba.

Los tres últimos siguen prisioneros en penitenciarías de Estados Unidos, pese a una amplia campaña mundial que reclama su liberación.

Cubadebate está en el aeropuerto y le ofrecerá nuevos detalles sobre la bienvenida patria a Fernando.

Obama y la verdadera historia de los Cinco


mapaprisiones

Por: Julio César Pérez Verdecia ( julio.verdecia@umcc.cu)

.
Nuestro Martí escribió en uno de sus magistrales artículos, que la verdad del mundo es la eterna lucha entre el amor y el desamor, y razón tenía, solo que el desamor hoy se oculta tras los más inverosímiles disfraces en aras de confundir y engañar, en aras de destruir y matar.

La causa de los Cinco es de esas en que defender la verdad se convierte en una lucha constante del humanismo contra el desamor y la ignominia imperial.

¿Qué pasó? ¿Por qué supuestas razones fueron encausados y condenados? ¿Cuáles son las razones verdaderas por las que les condenan? ¿Cómo se podría ver la causa según el sistema de leyes de los EEUU?

Simple, todo hombre en Cuba según la constitución tiene derecho a defender su patria contra aquellos que amenazan su paz y su integridad y, ellos: Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y Rene; tuvieron el valor para hacerlo. ¿Cómo? Infiltrándose en calidad de luchadores antiterroristas en las bandas anticubanas de extrema derecha.

Nunca en las cuestiones del gobierno de los EEUU, nunca en sus asuntos estratégicos o domésticos. Sólo y únicamente en los grupos terroristas que al margen aparente de su gobierno, desarrollan actividades violentas contra nuestro pueblo, contra los pueblos hermanos de América Latina, e incluso contra el propio pueblo norteamericano.

Sin embargo, fueron acusados de espionaje contra el Estado y el gobierno de los EEUU, y un amañado proceso bien pagado se orquestó con pruebas y testimonios de falsificados testigos, con un único principio, mentir maquiavélicamente pues lo que importaba era el fin y no los medios.

Las verdaderas razones de su encausamiento se pueden deducir. Eran cubanos, hijos del país que después de una desigual y sangrienta lucha contra una dictadura apadrinada por los EEUU, había decidido cambiar su destino de oprobio y humillación por el luminoso camino de la dignidad.

Cubanos, de un país que apostó al socialismo, proyecto social opuesto a la explotación capitalista del hombre por el hombre. Socialistas que no se comen los niños, ni hacen hamburguesas con sus ancianos o asesinan a sus mujeres, como los medios imperiales han dicho, sino que alfabetizaron, construyeron escuelas, hospitales y crearon una sociedad de verdadera igualdad.

Cubanos, hijos del país que le propino en bahía de Cochinos la primera gran derrota al imperialismo norteamericano en América Latina, jurando desde entonces por los oprimidos del mundo, por la justicia y la paz internacional, por la solución de los problemas climáticos desde la racionalidad y la voluntad política.

Cubanos, de un país que comparte con sus hermanos regionales lo poco que tiene, su ciencia médica, su experiencia educativa, la construcción de una espiritualidad que se define por la defensa de sus raíces culturales, su sangre y su pan.

Sobre esos cinco hermanos cayó de golpe el odio y la impotencia de las administraciones norteamericanas, en confabulación con sus financiados lacayos, malos hijos que a desdén del amor de hijo verdadero, desangran la patria por unos cuantos billetes. ¿Acaso no es eso lo que ha hecho y hace Posada carriles y sus mil asalariados de la muerte?

Prestigiosos abogados norteamericanos lo reconocen, no habían pruebas para juzgarlos como espía, el cuerpo de leyes de ese país no lo justifica, siendo violado y desconocido su verdadero espíritu de justicia.

Ahora, después de más de 15 años de injusto encarcelamiento, quién puede devolverles los años perdidos, curar del trauma de la cárcel o de los meses en el inhumano pozo de terrible soledad, frío, hambre y tortura. Quién puede devolver el amor que ha quedado diezmado entra la impotencia y el salvajismo odioso de los carceleros. La deteriorada salud.

Dónde poner el beso a la hija que crece sin saber del mimo del padre cariñoso, o el hijo que no nació por la brutalidad de la venganza que distancia a la fuerza a los que se aman. Dónde poner las lágrimas del que sabiendo muerto al padre o la madre, no pudo llorar frente a su cuerpo, preso por el crimen de ser cubano entero. Quién paga las lágrimas de la esposa enlutada y de la madre anciana que sufre por la injusticia cometida contra el hijo noble.

Nada puede ocultarlo, la mentira corre mil años pero la verdad la alcanza en un día. Ahora pregunto otra vez: ¿Y los muertos olvidados de las Torres Gemelas, y los niños, mujeres y ancianos de Irak, Afganistán, Palestina o la malmirada Siria, quién los paga? ¿Quién paga los daños colaterales que borraron de la faz de la tierra familias enteras, el confundido autobús cargado de inocentes escolares?

Obama no responde, él da discursos, promete incoherentes programas para tener un escaño favorable en las próximas elecciones, él consume buena carne y vino, le reza a un Dios desconocido y se va de vacaciones a las más hermosas playas. Él no quiere escuchar la verdad, él que alguna vez dijo estar contra la guerra, ahora es un hombre de guerra que amenaza.

Mientras mis hermanos sufren el escarmiento de una olvidada justicia, ellos que advirtieron del cáncer que enferma el alma de la sociedad norteamericana, ellos que se jugaron la vida entre los gánsteres de Miami, los mismos que celebraron la caída de un avión de cubana, abatido por una bomba terrorista. Obama, primer presidente negro que olvidó los negros, cena con su familia y olvida que los verdaderos culpables siguen libres, desandando las calles de un país donde la justicia yace silenciada, maniatada, muerta.

El hombre que nació tres veces


mandelacuba

Por: Julio César Pérez (julio.verdecia@umcc.cu)

Es difícil encontrar un hombre que haya nacido tres veces, sin embargo yo conozco del caso, su nombre es Nelson Mandela.

La primera vez fue el 18 de julio de1918 en Mvezo un pequeño poblado cerca de Umtata, en el Transkei, perteneciente al clan Madiba de la etnia xhosa, cuando su madre Nonqaphi Nosekeni Fanny, la tercera de las esposas de Gadla Henry Mphakanyiswa le regaló el milagro de la vida.

Sus padres no sabían que aquel día había nacido un hombre solar, continental, de esos cuya luz espantaría todo atisbo de maldad y egoísmo a su alrededor. Quizás por eso se convirtió en un luchador contra el apartheid y por los derechos de su gente, causa por la que pasó muchos años en prisión.

Su segundo nacimiento fue cuando salió de la cárcel después de 27 años. En su pequeña celda leyó todos los libros que pudo, aprendió el idioma de sus enemigos y estudió por correspondencia a través del programa externo de la Universidad de Londres, obteniendo el grado de Licenciado en Derecho. Ya para ese entonces era un líder antirracista indiscutible. (más…)

Patrimonio Nacional: ignorancia y desprotección


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: Urbano Martínez Carmenate.

(Este artículo se refiere a un suceso gravísimo que ocurrió en la ciudad de Matanzas, nosotros siempre hemos sido muy críticos con la prensa cubana pero escritos como este demuestran que un mejor periodismo además que necesaria es posible. Coincidentemente el pasado viernes 22 se celebró el 53 aniversario del periódico Girón, los felicitamos por su cumpleaños y artículos como este. Es una lástima que este artículo no haya sido publicado en la versión digital de este semanario)

A pocas horas de haberse declarado Monumento Nacional el Centro Histórico de Matanzas, ocurrió lo increíble: una brigada de cuentapropista, con la venia de Comunales e ignorando las disposiciones patrimoniales vigentes, vaciaron ácido sobre la imagen escultórica de José Martí, ubicada en el Parque de La Libertad. Fue una bofetada insultante al símbolo mayor de nuestro pueblo. ¿Qué pasará finalmente en una comunidad cuando cada cual hace con sus monumentos lo que quiere y cuando quiere? El hecho fue una despiadada agresión al Héroe Nacional y a los matanceros que hace un siglo y por cuestación popular, levantaron esa estatua en 1909. Los infractores alegaron que no hubo mala intención, que no imaginaban el posible daño. Les recuerdo que el desconocimiento no disculpa la comisión del delito y tampoco exonera de sanciones; que han pasado 55 años de Revolución y todos conocemos de la tremenda lucha que se libra aquí para que la gente entienda que las mejores armas que nos sostienen son la cultura y la historia, y que tenemos enemigos tan poderosos como el yanqui: la decidía, el irrespeto, la anarquía y el olvido de nuestros principios y tradiciones.

Un funcionario inculpado preguntó con arrogancia ¿Qué van hacerme ahora, fusilarme o meterme 20 años de cárcel? Recordé a otro arrogante que ante un hecho similar preguntó mismo al General Presidente. También supe de un directivo de la provincia que trató de restarles importancia a los hechos alegando: “bueno, no es para tanto, no se trata de un problema político”. A mi mente acudió Martí cuando alertaba que “la ignorancia mata a los pueblos…” y sentí dolor.

(más…)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.335 seguidores

%d personas les gusta esto: