Historia

por Consejo Editorial

La Joven Cuba (LJC) es un proyecto de análisis e incidencia política en Cuba con más de una década de historia. Sus miembros y colaboradores se extienden por varias provincias de la isla, América Latina y Estados Unidos.

LJC surgió en 2010 como un blog con sede en la Universidad de Matanzas. Sus fundadores fueron Osmany Sánchez Roque, Roberto Peralo y Harold Cárdenas Lema, tres jóvenes profesores de la institución. El proyecto está inspirado en la organización de izquierda que creara, en mayo de 1934, Antonio Guiteras Holmes (1906-1935). LJC mantiene el compromiso con la justicia social, el antimperialismo y la democracia de su antecesora.

Precisamente a escasos kilómetros del campus universitario donde nació, cayó en combate Antonio Guiteras luchando contra soldados del dictador Fulgencio Batista. A finales de Abril de 2012, LJC organizó el primer encuentro de blogueros cubanos con representantes de todo el país, un hito en la historia de la incipiente blogosfera cubana.

historia

Osmany Sánchez, Roberto Peralo y Harold Cárdenas en 2012. Foto: Tracey Eaton

En la primavera de 2012, mientras el discurso político cubano comenzaba a distanciarse de la promoción a la crítica y del llamado a un cambio de mentalidad, empezaron a ejercerse ciertas presiones sobre el equipo.

Después de un breve período de tolerancia gracias a la mediación del entonces vicepresidente Miguel Díaz Canel, las expectativas de las autoridades irían entrando cada vez más en contradicción con la línea editorial de LJC, en consecuencia las presiones a sus miembros fueron mayores. A ello debe sumarse que los sectores más intransigentes de la oposición cubana también objetaron desde el inicio a LJC por su defensa a las libertades externas del país y por el reconocimiento que siempre hizo a los avances sociales del período revolucionario.

Al comenzar el proceso de restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, en diciembre de 2014, LJC comenzó a asumir un papel más dinámico como parte de la sociedad civil cubana. Sus fundadores participaron en eventos internacionales, cursos de capacitación y visitas de mandatarios extranjeros deseosos de conocer la realidad insular a través de algunos miembros de su esfera pública.

Esta participación activa en el diálogo de Cuba con otras naciones, fue severamente criticada por funcionarios del Partido Comunista y del gobierno. En la primavera de 2017 las autoridades  incluyeron a LJC en una campaña de difamación a proyectos y personas bajo la acusación de «centristas». Desde entonces el proyecto existe al margen de las instituciones del país, sin que haya perdido el apoyo de intelectuales y ciudadanos que creen en el valor del pensamiento crítico.

logo

Primer logo de La Joven Cuba, dibujado a mano por Gerardo Hernández Nordelo desde una cárcel estadounidense

LJC fue especializándose desde el año 2017 y dejando atrás su perfil de blog ciudadano para convertirse en un proyecto de análisis político que pudiera hacer una mayor contribución a la sociedad. De sus fundadores iniciales queda Harold Cárdenas Lema al frente del proyecto, que fue nucleando a académicos de prestigio residentes en la isla como Alina Bárbara López Hernández y Mario Juan Valdés Navia. En el año 2020 otros profesionales de las Ciencias Sociales como Ivette García se sumaron a la iniciativa. Hoy son numerosos los expertos que publican en LJC, que se especializa en brindar opinión especializada sobre la realidad política, económica social y cultural del país.

Durante los cuatro años de la administración Trump, las autoridades cubanas y sus voceros, así como la oposición y numerosos medios independientes, sufrieron un proceso de radicalización política que ha sido explicado en nuestras páginas. LJC ha sido testigo de este proceso, lo sufrió como parte de la sociedad civil y como consecuencia tuvo que afianzar su defensa de las libertades internas y externas del país.

Cuando en 2015 fue necesaria una identidad visual que nos caracterizara, se tomaron elementos del logo original que fueron combinados con la simbología nacional para establecer el diseño de identidad que desde entonces distingue a LJC.

Logo de La Joven Cuba en fondo rojo. Imagen: Raúl Muñoz

Hoy LJC es un proyecto de investigación y análisis político enfocado en alcanzar un país justo, democrático y sostenible. Con una plataforma digital y un equipo especializado en el análisis de la realidad cubana, LJC aspira a ser punto de enlace entre la sociedad civil y los decisores, mediante la investigación y la generación de conocimiento en torno a lo relacionado con la aplicación de políticas públicas. Aquí más información sobre el proyecto, sus principios y objetivos. Gracias por visitarnos.