El poeta español Miguel Hernández

Por: Josep Calvet

Lo primero que me hubiera gustado decir de Miguel Hernández en esta época de campaña  mediática contra Cuba, de acoso y derribo de la Revolución Cubana, es que era un gran amigo de la Revolución. No puede ser así porque Miguel murió en una cárcel franquista en 1942 y por lo tanto no llegó a vivir el periodo  revolucionario, ni el asalto al Cuartel Moncada, ni el triunfo de la revolución popular. Sin embargo sí se puede afirmar que Miguel era amigo del pueblo cubano.

 

Nuestro Ejército Libertador

 

Por Eduardo.

Amigo Josep Calvet

Hoy me toca estar de guardia en la Universidad. Es algo que hago una vez al mes, y que aprovecho para trabajar, y últimamente para escribir en La joven Cuba. Ahora que son las 12.16 AM, ya estoy cansado de lidiar con los vendepatrias y lacayos, así que antes de cerrar transmisiones por hoy, voy dedicar unos minutos a responderte tus comentarios referidos a mis intervenciones en el Blog.

Siempre he querido intercambiar contigo, pero al final me enredo en el debate con los contras y nunca te respondo tus intervenciones. Es por ello que te respondo a través de un post, y como se trata de una carta abierta a un amigo, pediré a Joven Cuba que no se debata, porque es simplemente un gesto de agradecimiento a quien un día llegó a nuestro blog, como comentarista casual y ya forma parte de nuestro equipo. Aunque no seas miembro de la plantilla original, y creo que mis amigos no se digustarán por lo que te expreso, considera a este, también tu blog. Consideramos también, todos nosotros, muy valiosa tu ayuda, en este diario batallar porque la verdad sobre nuestra Patria, y su Revolución, rompa el muro de silencio, en ocasiones, de falacias y mentiras, de vez en cuando, y de odio y revanchismo, siempre, absolutamente siempre.

cubasi.cu

Tomado de Rebelión

Salim Lamrani

La cuestión del número de «presos políticos» en Cuba está sometida a polémica. Para el gobierno cubano no hay presos políticos en Cuba, sino personas condenadas por delitos inscritos en el código penal, particularmente el hecho de recibir financiación de una potencia extranjera. En su informe 2010, Amnistía Internacional (AI) habla de «55 presos de opinión»1, de los cuales 20 fueron liberados en julio de 2010, otros 6 el 15 de agosto de 2010, luego de la mediación de la Iglesia Católica y de España, y otros dos antes.2 Entonces, según AI, quedan actualmente 27 «presos políticos» en Cuba. Finalmente la oposición cubana y más precisamente Elizardo Sánchez, de la Comisión de Derechos Humanos y por la Reconciliación Nacional (CDHRN), señalan la cifra de 147 presos políticos, menos los 6 recientemente liberados, o sea 141.3 Los medios occidentales privilegian esta última lista.

Primero conviene aclarar un aspecto de esta cuestión antes de evocar el tema del número exacto de «presos políticos» en la Isla : la existencia o no de la financiación de la oposición cubana por parte de Estados Unidos.

Esta política, clandestina entre 1959 y 1991, ahora es pública y muchas fuentes lo confirman. En efecto, Washington reconoce esta realidad en varios documentos y declaraciones oficiales. La ley Torricelli de 1992, y más particularmente la sección 1705 estipula que «Estados Unidos proporcionará asistencia a las organizaciones no gubernamentales adecuadas para apoyar a individuos y organizaciones que promueven un cambio democrático no violento en Cuba».4 La ley Helms-Burton de 1996 prevé, en la sección 109, que «el presidente [de Estados Unidos] está autorizado para proporcionar asistencia y ofrecer todo tipo de apoyo a individuos y organizaciones no gubernamentales independientes para unir los esfuerzos con vistas a construir una democracia en Cuba».5 El primer informe de la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre prevé la elaboración de un «sólido programa de apoyo que favorezca la sociedad civil cubana».6 Entre las medidas previstas se destina una financiación, por importe de 36 millones de dólares, al «apoyo de la oposición democrática y al fortalecimiento de la sociedad civil emergente». El segundo informe de la Comisión de Asistencia a una Cuba Libre prevé un presupuesto de 31 millones de dólares para financiar, todavía más, a la oposición interna.7 El plan prevé también «entrenar y equipar a periodistas independientes de la prensa escrita, radiofónica y televisiva en Cuba».8

 

Salim Lamrani.cubadebate.cu

 

Salim Lamrani

 Las elites mundiales, gracias al control que ejercen sobre las transnacionales de la información, imponen a la humanidad una visión de la realidad minuciosamente regida por un marco ideológico. Las barreras doctrinales existentes se destinan a desechar todo pensamiento alternativo que pondría en tela de juicio la legitimidad del orden mundial actual.

 Así, el papel de los medios no es ofrecer una información objetiva a los ciudadanos, sino defender el orden político, económico y social establecido, por diversos medios eficaces, tales como la propaganda, la desinformación y la censura.

 El papel de la prensa alternativa es construir una muralla contra la manipulación de la realidad. Existe un caso de escuela que debería estudiarse en cualquier centro de investigación sobre la desinformación, pues ha alcanzado un nivel de sofisticación inimaginable. Se trata de Cuba, que constituye un caso único visto la diferencia enorme entre la representación ideológica transmitida por los medios occidentales y la realidad del país. La intoxicación mediática para con la problemática cubana es tan eficaz que ha contaminado incluso los sectores más progresistas del mundo desarrollado.

 EL CASO DE LA EMIGRACIÓN CUBANA HACIA LOS ESTADOS UNIDOS

Tomado de quepasamiami.org

 En los círculos internos de dirección de las organizaciones anticastristas de Miami que apoyan financiera y materialmente a la Disidencia y Oposición dentro de Cuba, los presos de «La Primavera Negra» son conocidos por (c/p)  «los hombres de Cason». ¿Porqué?

 James Cason, Ex Jefe  de la USINT en La Habana (September 10, 2002 a September 10, 2005).es el responsable  de la conocida «Primavera Negra» (18 de marzo de 2003)  al apoyar, estimular  y financiar una semana después de su arribo a la isla – siguiendo instrucciones de la administración Bush-  a la disidencia y oposición para que efectuaran  el «cambio del gobierno de La Habana».

 «James Cason, Ex Jefe de   la USINT en La Habana fué con instrucciones precisas del Departamento de Estado de provocar al Gobierno de Cuba…»  respondió y reconoció  Roger Noriega en entrevista exclusiva al periodista Roberto Rodríguez Tejera en el programa radial «Lo que otros no dicen» (05/31/2010) que se transmite a través de la 1140AM de las 16H00-18H00.

 QPM tiene la grabación de la entrevista..

3.bp.blogspot.com
3.bp.blogspot.com

Por: Lázaro Fariñas

Hace unos días, se llevó a cabo en Miami,  por duodécima  ocasión,  una exhibición de recuerdos  de la “Cuba de Ayer” llamada Cuba Nostalgia.

El año en que cualquier cubano haya venido a residir en Miami no importa, la importancia está en los recuerdos de la Cuba que dejó.   No es lo mismo la Cuba del 2010 que la Cuba de 1980, y ésta no tiene que ver con la Cuba del 58.  Es comprensible tener nostalgia del país en el que uno  vivió,  lo que no se puede tener es nostalgia del país que no se conoció. La nostalgia es el recuerdo de una vivencia,  y no es hereditaria.

Según los organizadores, son los recuerdos de la Cuba de los cuarentas y  los cincuentas.   A dos cubanitos vivos de aquí del patio  se les ocurrió la brillante idea de crear, de la nostalgia, un negocio.  Buscaron una serie de patrocinadores,  alquilaron locales,  montaron kioscos, y  exhibieron  viejas fotografías de La Habana, cacharros de la época de los cincuentas, maquetas del malecón habanero, botellas viejas de cerveza Hatuey  y vidrieras con antiguos maniquíes.

Tomado de www.granma.cubaweb.cu

Dentro de la enorme injusticia que se cometió en el caso de los Cinco, sin dudas la mayor de todas se cometió contra Gerardo Hernández, y el famoso cargo tres de Conspiración para cometer asesinato.
Sobre este cargo suceden varias cosas interesantes, primero se adicionó siete meses después, y responsabilizaba a Gerardo con el derribo de las avionetas del grupo terrorista Hermanos al Rescate, cuando realizaba una de sus provocaciones en aguas cubanas. Hay que decir que estas avionetas en los 20 meses anteriores a este incidente habían violado el espacio aéreo cubano en 25 ocasiones, lo cual había sido objeto de protestas reiteradas por el gobierno cubano.
Lo segundo que resulta interesante de este cargo es que el fiscal que atendía el caso, pidió que se retirara porque constituía una “barrera insalvable” o sea que no lo podían probar, no obstante el cargo se quedó y al jurado le tomó pocas horas declararlo culpable, aún cuando el fiscal reconoció que no habían pruebas.