Inicio » Posts tagged 'Cubano'

Archivo de la etiqueta: Cubano

¿Hacia dónde enrumba la nave?


socialismoxxi

Por: Miguel Márquez Díaz

Sí, hacia dónde enrumba la nave. Esa es una pregunta que se hacen los cubanos de ayer y de hoy; en voz alta algunos y otros de forma más tenue, pero no deja de estar allí esta interrogante. ¿Hacia dónde nos llevan los cambios actuales en la economía cubana?

Los de ayer, quienes vivieron la igualdad social y económica de los años en que la Unión Soviética apadrinaba la economía del país; se preguntan si los cambios de actuales nos llevan directo a la desigualdad exacerbada, porque ya este fenómeno había emergido con el período especial.

El fenómeno del cuentapropismo o lo que es igual: la pequeña producción mercantil, es el protagonista de esta comedia en que algunos pueden acceder a determinadas mercancías y servicios que les es muy difícil acceder a una mayoría, que vive del salario estatal.

¿Cómo regular que esos pequeños productores mercantiles no se enriquezcan o que la mayoría tenga el mismo estatus que dichos productores? La respuesta más razonable sería el mecanismo de impuestos sobre las ganancias, el cual debería permitir redistribuir parte de esa ganancia en los otros miembros de la sociedad.

Pero lo anterior requiere de todo un aparato de carácter fiscal que no pueda ser evadido por la minoría acaudalada, la ONAT y las organizaciones bancarias no serán suficientes para combatir tanto las violaciones a los impuestos como la corrupción que generan dichas violaciones. (más…)

La Ley que define el juego


3WkAq.Em.84 Por: Roberto G. Peralo   (roberto.peralo@umcc.cu)

Me arriesgo a afirmar que la aplicación de la nueva ley de inversión extranjera será la que determine el éxito o el fracaso del nuevo modelo económico cubano. Es fácil percatarse que las transformaciones realizadas en la economía no han dado el resultado esperado hasta el momento. No es porque las medidas tomadas no han sido las correctas sino porque carecen de un enfoque integral y unido a la resistencia de un importante grupo de funcionarios “al cambio“ se ven muchas transformaciones pero muy pocas mejorías.

Junto a las reformas en la gestión empresarial y la unificación monetaria, esta nueva Ley va a significar un punto de viraje a la economía cubana: para bien o para mal. Aparecerán riesgos para la sociedad cubana, donde ni leyes ni resoluciones serán suficientes para mitigar su impacto. La clave va a estar en la interpretación y la forma en que lo lleven a la práctica, los responsables de implementar dicha Ley.

Uno de los riesgos latentes tienen que ver hacia dónde se dirigirán las inversiones. En el nuevo modelo económico la estructura de la propiedad está cambiando, para algunos decisores lo estatal es la forma de empresa más avanzada en el socialismo. Las empresas que no lo son serán consideradas solo como necesarias, pero villanas, que deben ser mantenidas en los márgenes del sistema económico y eliminadas cuando se logre fórmulas que hagan efectiva la gestión estatal.

(más…)

Sobre la película Conducta


poster-comercial-conducta-reducido

Por: Rodolfo Romero Reyes

Son las 12 de la noche. Hace poco más de tres horas que salí del cine y ahora tengo que escribir. Sé de antemano que con este título y sin ser yo experto en crítica cinematográfica, estas líneas se perderán en un mar de artículos que se publicarán en la web a partir del estreno en Cuba de la película Conducta. Aun así, no importa, yo debo escribir.

Debo hacerlo porque desde hace 4 años, desde que me gradué de periodismo, he tenido el placer de conocer bastante bien a 6, 12, 17… 9… ¡44 en total! adolescentes que son como Chala. Quizás por eso algunos amigos me escribieron al móvil, al email, y me insistieron en que fuera de una vez y por todas al cine. Fui hoy, con mi novia que también es del proyecto Escaramujo. El cine Acapulco se me hizo un lugar incómodo y a la vez acogedor.

Al igual que decenas de espectadores vibré con cada frase lapidaria de la maestra Carmela, sobre todo con su tajante respuesta ante la insinuación de que llevaba demasiados años impartiendo clases; me emocioné cuando Chala le respondió al taxista: /Ella no es mi abuela… ojalá lo fuera/; y sentí un apretón en el pecho cuando al final el niño le pregunta a Ignacio: /Asere, ¿de verdad tú eres mi papá?/

La película muestra un mundo que muchos desconocen. Triste, pero cierto. Desde las primeras malas palabras, la indisciplina en el aula, la apuesta por el trompo, el silbido provocado por las curvas de la nueva maestra y los juegos de manos violentos entre amiguitos de la misma escuela, supe que esta película iba en serio. Entonces me metí en un drama del que solo ahora puedo salir, escupiendo estas palabras que espero alguien les encuentre razón o sentido. (más…)

Preocupaciones de universitario


Yasel Toledo recibe premio en el Festival de la Prensa de Holguín. 2013

Yasel Toledo recibe premio en el Festival de la Prensa de Holguín. 2013

Por Yasel  Toledo Garnache.

Ya sé que hay mayores problemas. Ya sé que a muchos de ustedes les gustan las críticas exacerbadas. Lo que tecleo hoy les podría parecer liviano, especie de jardín -que para mí no lo es-, sin demasiada hojarasca. En verdad, eso no me importa demasiado.

Me acuesto bocarriba y miro al techo. Quizá mi cuarto no sea ideal para la meditación, pero qué lugar lo es. Eso de irse para una casa en el campo o sentarse cerca de un lago es pura porquería, cosa de películas. Emborracharse de tristeza y marcharse a un cementerio durante la noche o a otro lugar sombrío es cosa del “Romanticismo”, según libros, en los que a veces no confío mucho, o tal vez no soy tan valiente como para buscar tranquilidad en la oscuridad y menos en lugar tan poblado con camas bajo tierra.

Estoy en la recta final de la Universidad, y disímiles preocupaciones me golpean el pecho y atormentan la mente. No logro concentrarme.

Amo a Media Luna, municipio de nacimiento, y a toda la costa granmense. Desde niño, desando sus parques y playas, vivo amoríos y disfruto ese raro encanto de pueblos humildes, con mar y gente buena.

A las puertas de la posible graduación, pienso en el futuro profesional. No deseo fama ni premios –eso también es porquería-, sólo dedicarme con la mayor fuerza posible a lo que me gusta: el periodismo. Sé que artículos de calidad se podrían escribir hasta sobre cajas de cartón, files de huevos o lo que sea. Sin embargo, no me bastaría.

Aceptaría con agrado estar en emisoras o telecentros municipales. Ni eso hay en mi territorio de residencia. Viajar de forma diaria a los más cercanos implicaría huecos en el bolsillo y privaciones de trabajar hasta tarde, porque en qué regreso a casa. Por mis vías, no puedo irme a otra provincia, ni siquiera a la capital granmense.

Cierro los ojos y balbuceo algo: “ojalá me consigan alojamiento en Bayamo o donde sea, ojalá no me aleje de la vida en la blogosfera y de toda la red, no me importaría estar en el fin del mundo con la posibilidad de trabajar sin importar horarios, de estar frente a una computadora con conexión a Internet, de buscarme problemas y convivir con profesionales de calidad –en Cuba los hay, aunque foristas se vistan de críticos con tanta ropa que hasta se tapan los ojos-. Ojalá el monumento a la integralidad, exámenes de premios, resultados en eventos científicos y el elevado índice académico, empujen con suficiente fuerza”.

Me tapo con la sábana, me viro de costado. Quizá despierte en la redacción de cualquier medio provincial. Eso sería como un diluvio de agua fresca, después de preocupaciones.

Tomado: http://mirajovencuba.wordpress.com

Que entren todxs. Entrevista a Mariela Castro.


marielacu

Entrevista a Mariela Castro. Por Alicia Simeoni

Mariela Castro Espín es protagonista de una revolución dentro de la Revolución Cubana: a través del Centro Nacional de Educación Sexual que ella dirige, empezaron a promoverse políticas de integración para personas Lgbtiq, defendiendo tanto su acceso al trabajo como a la protección integral de su salud. La tarea no es sencilla en un país donde durante ocho largos años se mantuvo aisladas a las personas viviendo con VIH y donde el machismo resiste casi tanto como el bloqueo que asfixia al pueblo cubano. Castro Espín recoge tantas quejas como felicitaciones por su trabajo, pero no es esto lo que la guía si no el convencimiento de que la Revolución se debilita si no están todxs incluidxs.

Pueden hacerse muchas conjeturas acerca de si ser hija de guerrilleros, de combatientes revolucionarios contra la dictadura de Fulgencio Batista, en Cuba, y de quienes fueron dirigentes y primeras figuras de la gestión y representación del nuevo gobierno que comenzó el 1° de enero de 1959 resulta un cierto peso, un desafío para una de las hijas de la pareja compuesta por Raúl Castro –hoy presidente del país– y Vilma Espín. Puede ser, en cambio, que Mariela Castro Espín haya vivido su historia con la naturalidad y la decisión de continuar los cambios revolucionarios.

Lo cierto es que la actual diputada a la Asamblea Nacional, y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) aparece como la heredera del trabajo y la mirada lúcida de Espín en materia de género; pero además resulta una inteligente luchadora política por esos cambios que obtuvieron un triunfo legislativo: la aprobación por la Asamblea Nacional de la primera ley de protección de las personas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trans) en el ámbito laboral, ley que será incorporada al Código de Trabajo. “Estoy sin resuello por tantas emociones vividas este viernes –dijo el 27 de diciembre pasado–, en el Parlamento. Ya tenemos la primera ley cubana que protege de manera explícita los derechos de las personas homosexuales, en este caso en el trabajo.” Mariela Castro propuso además incluir en el proyecto de Código de Trabajo la no discriminación por identidad de género, por padecer VIH o alguna capacidad diferente, e hizo la sugerencia de utilizar en la norma un lenguaje no sexista más un adicional para prevenir la violencia laboral. Es la primera vez que el Parlamento cubano, en el que hay una muy fuerte representación de mujeres, aprueba una ley con una expresión mayoritaria y otra minoritaria, y no a través del mecanismo de la unanimidad, muestra del constructivo debate del que más adelante habla la propia directora del Cenesex.

Mariela Castro Espín es maestra jardinera, licenciada en educación, especialista en pedagogía e investigadora en el área de psicología infantil, (más…)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.334 seguidores

%d personas les gusta esto: