“El bloqueo y todos los planes subversivos contra Cuba pretenden según el gobierno norteamericano lograr la democracia y la libertad en nuestro país. Los que lo apoyan dicen que Cuba era una “tacita de oro” antes de 1959. Estas fotos muestran cómo vivía el pueblo cubano o lo que es lo mismo, por qué era necesaria una Revolución”. Matanzas, 22 de septiembre 2014

 

 

00

 

 Por: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu@JimmydeCuba

La derecha está desesperada, actuando organizadamente en toda América Latina para detener los procesos sociales que se desarrollan en la región. Hace poco tiempo una “disidente” cubana dijo que Cuba antes de 1959 era una “joya de oro” (1).

Aquí les dejo unas fotos para que vean por qué fue necesario hacer una Revolución en Cuba.  (2)

(1) Ningún medio de Madrid, recogió las palabras de Berta Soler pronunciadas el 20 de marzo de 2013 en un acto organizado por el Partido Popular de Alcobendas, Madrid: “Cuando Fidel Castro tomó el poder por la fuerza, con armas, derramando sangre, cogió una joya de oro, Cuba era una joya de oro…” (BS)

 

Galería de fotos.

2

3


 

José Manzaneda, coordinador de Cubainformación.- “Les desafío a que lo prueben. Y si lo prueban, no hace falta que preparen más planes ni transiciones ni tonterías de esas. Si prueban que yo tengo una cuenta en el exterior de 900 millones, de un millón, de 500.000 dólares, de 100.000, de 10 millones, de un dólar, yo renuncio al cargo y a las funciones que estoy desempeñando. Vean. Los desafío” (1).

Así se dirigía Fidel Castro en 2006 a los dueños de la revista estadounidense Forbes, que había incluido al líder cubano en su lista de multimillonarios mundiales. Fue un verdadero patinazo para la revista que, al no poder presentar la menor prueba, hizo el silencio. Eso sí, ya no volvió a incluir  al mandatario cubano en su lista anual (2).

Ocho años después, el mismo mensaje vuelve con fuerza en una nueva campaña de desprestigio. Hace unos días, leíamos en decenas de diarios titulares como “La vida de lujos de Fidel Castro en Cuba queda al descubierto” (3) o “Fidel, una vida de maharajá” (4), para promocionar el libro “La vida oculta de Fidel Castro”, que recoge las acusaciones de Juan Reinaldo Sánchez, exmiembro del equipo de seguridad de Fidel, y quien fuera sancionado a comienzos de los años 90.

El libro sostiene que el líder cubano “tiene islas, yates y mansiones”. “La historia que ningún idealista quiere escuchar –leemos-: el “paraíso socialista” está gobernado por hombres que viven con lujos inimaginables para muchos líderes de países capitalistas” (5).

En este enésimo intento de ensuciar la imagen de Fidel Castro, los embustes son clamorosos. Nos dice que “el expresidente cubano vive en la isla privada de Cayo Piedra” (6). Falso: esta es una casa del estado cubano, destinada durante años a la recepción de personalidades políticas, especialmente de EEUU, a quienes por discreción y para evitar las sanciones del bloqueo, no era conveniente recibir en la Isla de Cuba. En cualquier caso, una propiedad del estado cubano, no de Fidel Castro.

 


 

00

 

 Por: Osmany Sánchez (jimmy@umcc.cu@JimmydeCuba

La derecha está desesperada, actuando organizadamente en toda América Latina para detener los procesos sociales que se desarrollan en la región. Hace poco tiempo una “disidente” cubana dijo que Cuba antes de 1959 era una “joya de oro” (1).

Aquí les dejo unas fotos para que vean por qué fue necesario hacer una Revolución en Cuba.  (2)

(1) Ningún medio de Madrid, recogió las palabras de Berta Soler pronunciadas el 20 de marzo de 2013 en un acto organizado por el Partido Popular de Alcobendas, Madrid: “Cuando Fidel Castro tomó el poder por la fuerza, con armas, derramando sangre, cogió una joya de oro, Cuba era una joya de oro…” (BS)

 

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=pvGdBB5cZWk

Galería de fotos.

2

3


ciencia_cubana En ocasión del Día de la Ciencia cubana, publicamos un capítulo de un reciente libro del Dr. Agustín Lage, director del Centro de Inmunología Molecular de La Habana. Incluye ideas “de debate” que se insertan en las polémicas que hoy protagonizamos los cubanos sobre nuestro modelo económico.

“La Ciencia, y las producciones de la Ciencia, deben ocupar algún día el primer lugar de la Economía Nacional…..” Fidel Castro, 1993.

I- Motivaciones: ¿Por qué este ensayo?

En los debates previos del 2012 y en los documentos fundacionales de la Organización Superior de Direccion Empresarial BIOCUBAFARMA emergió frecuentemente un término que hasta entonces habíamos utilizado poco: “La Empresa de Alta Tecnología   (EAT) ”, o más específicamente en nuestro contexto “La Empresa Estatal Socialista de Alta Tecnología”.

Es un concepto articulador: Captura una experiencia de tres décadas y a la vez proyecta estrategias para las tres décadas futuras (al menos).

En sus raíces (1981-2011) está la experiencia del surgimiento del sector de la Biotecnología en Cuba y la interpretación de  que ahí se originó, no solamente un conjunto de fármacos, vacunas y medios de diagnóstico novedosos, sino un nuevo tipo de organización científico-productiva (1) caracterizada por:

  • la integración de la investigación científica, el desarrollo de productos, el escalado productivo y la gestión comercial directa, en la misma organización
  • las exportaciones a una gran diversidad de destinos (más de 50 países) y con diversidad también de modelos de negociación, incluyendo fábricas en el exterior y negociación de intangibles
  • la producción y exportación de productos novedosos, muchos de ellos emergidos de su propia investigación científica
  • la fuerza de trabajo de muy alta calificación
  • el bajo costo por peso en las exportaciones
  • la alta productividad del trabajo
  • la vinculación estrecha con el sistema de salud cubano
  • un esquema de gestión económica diferente tanto del esquema presupuestado como del esquema empresarial clásico

En su proyección hacia las próximas décadas está la necesidad impostergable de  completar la trayectoria que comenzó la Revolución Cubana con la inversión de grandes recursos económicos en la formación de capital humano, y hacer que ese capital humano se revierta a su vez en crecimiento económico, a través de una economía exportadora y de alto valor agregado.