Por: Coronel ® René González Barrios (Presidente del Instituto de Historia de Cuba)

El escenario de la guerra

Para los teóricos del arte militar, el terreno es el gran dictador de la táctica. El espacio físico se convierte, por lo tanto, en el elemento prioritario a tener en cuenta a la hora de tomar decisiones estratégicas u operativas, para enfrentar al enemigo. El terreno impone la táctica del empleo de las armas y la selección de las fuerzas vivas con que entraremos en acción.

El siglo XXI ha nacido en el esplendor de una vertiginosa y acelerada revolución de la ciencia y la tecnología, en especial en la esfera de las infocomunicaciones. El planeta es el mismo, pero es diferente. La era del Internet, ha cambiado el mundo, al punto, que el gobierno de Estados Unidos, para marcar primero entre las grandes potencias, creó el 23 de junio de 2009, el Comando del Ciber Espacio, institución que según su primer jefe, el general de inteligencia Robert J. Elder, tendría “Alcance mundial, vigilancia mundial, poderío mundial”. [1]

Las nuevas guerras, desde entonces, no se escenifican solo en el aire, el mar y la tierra. El citado Comando, tiene la misión de organizarla y ejecutarla, en los escenarios virtuales. En ese nuevo campo de batalla, las agencias federales de EEUU, con la CIA, la USAID y la NED a la vanguardia, despliegan sus nuevas estrategias para revertir los procesos políticos y sociales que no resulten de su agrado, y subvertir el orden interno de los países objetivos, explosionándolos.

ciencia_cubana.jpgPor: Raul Felipe Sosa

En este escrito pretendemos analizar el ensayo del Dr. Agustín Lage publicado recientemente en La Joven Cuba. Este artículo es un capítulo de un libro recientemente publicado por el Dr. Lage  sin embargo el nombre de este libro no es especificado en la publicación.

Primero que todo, debemos decir, que según mi opinión este es un excelente ensayo, el cual se debe tomar como referente por su carácter original. Al leerlo el lector siente que tiene en sus manos la construcción de una idea revolucionaria y que brinda la visión de un camino plausible, consecuente con la idea de la sociedad que queremos construir. Una idea que deja de lado el camino del desarrollo y  el crecimiento de nuestra economía desde el punto de vista estrictamente aperturista a la iniciativa privada y cooperativista y del desarrollo de la política impositiva. Por primera vez desde la revolución de los lineamientos económicos pudimos encontrar un punto vista, dado por una personalidad de reconocido prestigio en los círculos científicos y académicos de nuestro país, donde se analice la construcción de un nuevo modelo económico socialista que tenga en cuenta la cultura, la educación y la ciencia en el debate económico.

En este artículo se introduce el concepto de Empresa Socialista de Alta Tecnología (EAT) y se reconoce este ente como elemento vital, entre otros actores, para el logro de una discontinuidad en la pendiente de crecimiento económico