Fariñas se reúne con Posada y Obama se reúne con Fariñas ¿Algún mensaje?
Fariñas se reúne con Posada y Obama se reúne con Fariñas ¿Algún mensaje?

Edmundo García
www.latardesemueve.com

El pasado jueves 7 de noviembre había dicho en el programa La Tarde se Mueve que era posible que en el marco de la visita del Presidente Obama el viernes 8 al sur de la Florida se pudiera producir un encuentro con el llamado opositor Guillermo Fariñas.

La llegada sorpresiva del mercenario villaclareño a Miami en la noche del miércoles 6 de noviembre lo hacía sospechar. Luego se produjo el arribo de Berta Soler. Así que todo esto y el dato de que Jorge Mas Santos, Presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana, sería el anfitrión de una de las tres recaudaciones en que el Presidente Obama participaría en Miami, me indicaban que era posible que dicha Fundación colocara a estos dos personajes en la reunión.

Un encuentro como el que se perfilaba lo han estado buscando desesperadamente aquellos que desde Miami administran el dinero de los contribuyentes norteamericanos, para a través de agencias como la USAID y otras del Departamento de Estado provocar un cambio de gobierno en Cuba. Esto no se les había dado con Yoani en marzo pasado, cuando la hicieron venir rápidamente desde Europa para que coincidiera con una visita de Obama a Miami.

Jóvenes de la Universidad de Matanzas durante una de sus actividades por la liberación de Los Cinco

Por Edmundo García

Quiero comenzar este artículo hablando alto y claro: Si el gobierno de Cuba accediera a permitir que Alan Gross viajara a Estados Unidos, por el tiempo y la razón que fuera, creo que ni los huesos del luchador antiterrorista Gerardo Hernández Nordelo, con doble cadena perpetua más quince años de condena, volverían a ver el sol de Cuba jamás. Es lo que pienso, ahora me explico.

El pasado 27 de febrero la prensa cubana e internacional circularon la noticia de que Phil Horowitz, abogado del luchador antiterrorista René González Sehwerert, había presentado una moción de emergencia ante la Corte pidiendo permiso para que su representado, ahora en libertad condicional en Miami, pudiera regresar a Cuba por dos semanas para visitar a su hermano Roberto González Sehwerert, quien se encuentra seriamente enfermo.

Por Edmundo García

Todos los días repito en la radio de Miami que yo creo que la gente se ubica según el compromiso con las ideas. Si me fuerzan, digo que también por la constancia y habilidad con que las defienda. Ya esto es cosa de voluntad y de suerte. Por eso quiero comentar un poco sobre la historia de algunos artistas, periodistas y comunicadores cubanos llegados al Miami reciente. Precisamente sobre la suerte de esos que alguna vez fueron exitosos en Cuba gracias a su talento y al cariño de su pueblo, y después aquí se dedicaron a politiquear contra su país. Por casi nada.

El trompeta Arturo Sandoval es uno de ellos. Sandoval integró en Cuba una orquesta elite como Irakere, fue un destacado militante del Partido Comunista, obtuvo o le dieron casa, carro y rodaba una moto japonesa en La Habana en época prohibitiva. Sandoval tuvo en sus manos, y muy bien que lo usó en su beneficio, el Festival Jazz Plaza. En tertulias y fiestas ostentaba su amistad con altos oficiales del MININT y una foto junto a Dizzy Gillespie y el Comandante en Jefe Fidel Castro, que publicó el periódico Granma. Y todavía Sandoval aprueba desde Miami una película sobre su vida, llena de mentiras, donde le presentan como un opositor muy crítico del gobierno; además de reunirse con los políticos más oscuros de la ciudad y hablar mal de su país donde quiera que puede. Quizás por eso Paquito de Rivera se niega a coincidir con Sandoval bajo un mismo techo. Por cierto Paquito

Por: Nelson Lorenzo Rubi

Después de leer las declaraciones de Edmundo García sobre Pablo Milanés, la carta de este a Edmundo y varios artículos publicados en Cubadebate no pude resistirme a escribir estas letras, más como palabras en voz alta que me digo a mi mismo que con la aspiración de compartirlas, aunque tampoco puedo quedarme callado ante el dolor que siento y que sé  que es el mismo que sienten millones de cubanos comunes como yo, no artistas, no dirigentes del Estado o el Partido, pero revolucionarios y pienso también en las varias generaciones de latinoamericanos que han encontrado un asidero a la esperanza con las canciones de Pablito. Para que se me comprenda, tengo 45 años, crecí con la NuevaTrova y mis valores y conciencia social, humana, patriótica, revolucionaria se los debo en parte a  las canciones de ese movimiento, particularmente de Silvio, Vicente y Pablo.

Estoy de acuerdo en que cada quien puede pensar de forma diferente cómo hacer mejor las cosas en esta Cuba nuestra, en que cada cual utilice las armas que tiene a su alcance para luchar porla Patria que nos dio la identidad y la dignidad, que se traten de tender puentes en lugar de quemarlos. Pienso que se puede dialogar incluso con quienes pretenden otras alternativas para nuestro país, pero JAMÁS compartir el mismo aire con quien agrede o aupa la agresión de diferentes formas, de cubanos que viven y trabajan aquí y no es rencor estéril ni orgullo, es dignidad. Radio y TV Martí, por citar un ejemplo son una afrenta para Cuba y no solo para los revolucionarios cubanos, sino para todos los patriotas cubanos, por el odio, la desidia, la mentira, el terror que promueven en nombre del más digno de todos los cubanos, quien con sabias palabras dijo que con los humildes de la tierra su suerte quería echar y no se trata que echar suerte con poderosos sea un crimen, pero sí un reto difícil de enfrentar. Conozco algunos, como los debe conocer Pablo o cualquiera que lea estas palabras, que algún día juntaron su suerte a los más poderosos (económicamente me refiero) y se olvidaron de la suerte de los humildes, que alguna vez también fue la de ellos; creo que eso es lo que le está pasando a Pablito.

Edmundo García
Periodista Independiente.
Conductor del Programa “La Tarde se Mueve”. Desde Miami

El pasado 13 de agosto, casualmente día del cumpleaños de Fidel, el periódico EL NUEVO HERALD publicó una entrevista de Sarah Moreno a Pablo Milanés con el título “Milanés critica falta de libertades y discriminación en Cuba”.

En la extensa conversación Pablo mostraba un adelanto de lo que serían sus declaraciones para Miami. Daría un paso adelante, e inmediatamente tres para atrás. Pablo hace tiempo que tiene reservadas todas las críticas para la Revolución cubana y sus dirigentes; pero para Miami, desde donde tantos actos de terror se han fraguado y dirigido contra su patria y su pueblo, contra ese Miami, ni una crítica chiquita. No lo toca ni con el pétalo de una rosa.

Hace algún tiempo que llegué a la conclusión de que Pablo, con este tipo de opiniones, contribuyó (y no poco) a la confusión y al distanciamiento de Cuba de nombres como los de Ana Belén, Víctor Manuel, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina y otros que habían estado cerca y con Cuba por décadas. Y esto, durante la más intensa de las campañas mediáticas de difamación que haya existido contra la isla. Y es que Pablo, el revolucionario, siempre