De salación y otros petróleos

por Alejandro Muñoz Mustelier
Incendio en Matanzas

Es un mineral tan preciado, que la mismísima palabra definitoria de nuestro tímido acercamiento a la subsistencia se deriva de esta: salario, con su origen allá en el vastísimo imperio romano, que pagaba a sus soldados con lo más valioso que había, el MLC de la época clásica: la sal.

Pero el mineral no sólo está presente en palabras tan solemnes y perseguidas, también se usa con registro coloquial para para expresar estilo y picardía: «tiene sal»; con el verbo ser para decir de alguien dichoso: «es un sala′o», y con el verbo estar para todo lo contrario: «estamos sala′os», frase muy socorrida —y socorrista— en Cuba.

La producción de sal en nuestro país no debería ser un problema: donde haya mar, hay sal. El problema es que para hacer funcionar cualquiera de las múltiples salinas con las que contamos, son necesarias ingentes cantidades de energía, obtenida con combustible fósil, no sé, digamos petróleo. Por cierto, el petróleo también es un mineral pero no se usa para comer, en cambio es inflamable, susceptible al roce, a los impactos, al calor y a las descargas eléctricas.

Sin irnos del tema, una descarga eléctrica impactó el tanque 52 de almacenamiento de crudo de la Base de Supertanqueros de Matanzas sobre las 7 de la tarde del viernes. El incendio fue considerable y amenazaba con expandirse a los tanques aledaños, lo que finalmente ocurrió. Este tipo de incendio cuenta con toda la materia prima necesaria para ser un verdadero dolor de cabezas, no importa la capacidad y recursos de los cuerpos de bomberos, porque el fuego aprovecha lo mejor de sus dos estados generales: deflagraciones y detonaciones.

Incendio en Matanzas

El fuego avanza implacable en la base de supertanqueros de Matanzas. (Foto: Cubadebate)

En las primeras, la velocidad con que avanza el frente de las llamas es inferior a la velocidad del sonido, duran solo entre 100 y 200 milisegundos. La detonación, por su parte, supera la velocidad del sonido, por lo que son más devastadoras —ya se han visto en los videos que hay en las redes. El fuego se propaga por el combustible, incluso en contra de la corriente de este, y a mayor velocidad que dicha corriente en una deflagración constante. Si existen las variables adecuadas —y existen—entre ellas, el combustible, se produce la detonación.

Después de la consternación al conocer que hubo víctimas, el daño que esto puede ocasionar a la ya anémica economía nacional, fue la preocupación de muchos. De muchos de los que todavía cuentan con electricidad regularmente; el resto, los resilientes apagados, supongo piensen que ahora ni la luz les va a dar —esto literalmente.

Pero más allá de las terribles e inevitables consecuencias económico-lumínicas ante otro titular mitológico —este texto está lleno de referencias clásicas— donde un rayo cae como justicia divina empeñada en aleccionar, no sé por qué, a nuestro sistema energético; la gran mayoría se dio a la especulación: ¿otra vez un rayo? se pregunta la gente con gesto de incredulidad. Las opiniones son diversas: eso nunca pasa, esos tanques tienen medidas de seguridad, están escondiendo algo, y así. Lo cierto es que parece durísimo de tragar que otro rayo haya caído en una instalación relativa a la generación de energía.

La nube de humo se extiende sobre la ciudad de Matanzas. (Foto: Néster Núñez)

La opinión general de las personas aledañas invoca el sabotaje. Hay ejemplos claros y recientes en Venezuela, casi un modus operandi. Por otra parte, aquella foto en medios nacionales hace tres meses, que mostraba la Central Termoeléctrica Antonio Guiteras con chimeneas de enfriamiento nuclear —será la más grande de Cuba, pero no es para tanto—, siendo alcanzada por un rayo, deja mucho a la imaginación. Otros niegan que fuera obra de algún escuadrón de operaciones especiales, y afirman que la cosa está en poder justificar el déficit energético y el vacío en los tanques subterráneos de las gasolineras; no obstante, coinciden con los primeros en que Júpiter no existe, no hay rayos.

Realmente la hipótesis de los rayos —llamémosle clásica—, que han ofrecido los medios nacionales, y la hipótesis del sabotaje —llamémosle barroca, ¿por qué no?—, tienen elementos de donde beber a la hora de exponer su razón. Los barrocos argumentan que ante la extrema situación económica que vive el país, las reacciones populares se han extremado, llegando a las protestas grupales —multitudinarias en algunos casos—, a proferir palabras soeces contra los funcionarios y dirigentes, a apedrear tiendas y más recientemente a incendiar establecimientos estatales, tan despreocupadamente que las mismas autoridades han reconocido que es obra personas y no de deidades mitológicas. Por demás, un sabotaje a instalaciones industriales no tendría necesariamente que quedar fuera de consideración.

A los promotores de la hipótesis clásica —los medios oficiales—, los respaldan datos científicos, porque a pesar de que no parezca, es más común de lo pensado que Júpiter, en defensa del planeta, en ejercicio de sus facultades divinas, o porque a veces Juno lo saca de quicio, acribille a rayos tanques de combustible a lo largo y ancho del planeta. En 1924, un rayo impactó un tanque de petróleo en Monterrey, Estados Unidos, provocando un incendio; en 2012 otro rayo impactó un tanque de crudo en Puerto Cabello; en 2014 fue en Zulia, Venezuela; en el 2020, estalló por esta misma causa un tanque de la petrolera Repsol, en Puertollano, España; en 2021 pasó en Brinhton, Inglaterra, y así hasta el cansancio. De hecho, un tercio de los más de 480 fuegos en estas instalaciones son atribuidos a rayos, que alcanza la cifra de veinte incendios por año.

Y es cierto que los tanques deben tener protección contra descargas atmosféricas: pararrayos, disipadores; incluso, se consideran por su composición bajantes naturales de rayos si cumplen con dos o tres requisitos: espesor de techo de cinco milímetros, placas atornilladas o soldadas para que haya continuidad eléctrica y tuberías conectadas a esta continuidad. Aunque también puede suponerse que alguno de estos requisitos no estaba presente en el tanque 52, y aunque la hipótesis clásica sea factible —y lo es— queda el asunto de la preservación y seguridad del dichoso tanque.

Teniendo en cuenta todos estos datos, es probable que Júpiter haya mandado el rayo y las negligencias romanas lo hayan dejado entrar. Si fuera así, dado el monto de sucesos divinos que se han ido acumulando desde aquel fatídico accidente aéreo y el tornado, pasando por un inofensivo pero premonitorio meteorito, incendios, la pandemia, los recientes y tristes sucesos del Saratoga, y un muy largo etcétera, para volver al tema de la sal, que es el que nos ocupa hoy; parece que estamos realmente salaos (Díaz-Canel, 2022).

No obstante, si el discurso presidencial asume la salación como una variable, habrá que crear el Ministerio de Asuntos Esotéricos —si total, ya tenemos economía vudú— para que analice a cuántas deidades estamos ofendiendo y desagravie cualquier desplante. Sería bueno que este ministerio tomara al pueblo de Cuba como una deidad a desagraviar con urgencia. Mientras los bomberos se afanan en apagar un incendio, los dirigentes intentan igualmente, apagar, apagar. Sin embargo, este es uno difícil de sofocar, porque le están echando agua, mucha agua, pero al ser agua de mar, también está salá.

16 comentarios

Manuel Figueredo 9 agosto 2022 - 10:40 AM

Referente al tema prácticamente todo está dicho. Hay frases como : Estamos Salaos, La limonada es la base de todo y sobre todo aquella que estremeció a un pueblo de ya dí la orden de combate, sólo es concebible en la mente de un mandatario puesto a dedos, incapaz, falto de escrúpulos y mediocre. Puede un país funcionar bien con una persona, así con esas características. ?
Porqué no imitar aquél presidente Constitucional Ramón Grau San Martín cuando en muchas de sus jococidades nos dijo : Cada Cubano trae 5 pesos en el bolsillo.

Ramón Izquierdo Delgado 10 agosto 2022 - 12:06 AM

Sr Figueredo hay que reconocerlo usted le tiene pánico a que los revolucionarios cubanos reciban la orden de combate para defender la Revolución. El pueblo cubano como cualquier pueblo por demás no le gusta las privaciones. Lo que ocurre es que también sabe distinguir entre ustedes los contrarrevolucionarios y lo que les espera si personas como usted llegan al poder y la obra de la revolución

Manuel Figueredo 10 agosto 2022 - 9:37 PM

Señor Izquierdo, créame le tengo más miedo a gente como usted, que por estar bien con el diablo, son capaces de cualquier cosa. Pero la DICTADURA necesita de sus ” honorables ” y
distinguidos servicios, incluso el de amenazar a personas honradas y decentes en este Blog..
Veremos hasta cuándo dura su matrimonio
con la DICTADURA.

Ramón Izquierdo Delgado 9 agosto 2022 - 12:21 PM

Sr Mustelier, según su teoría hasta en el desastre del Saratoga han sido las masas irredentas las que pincharon la manguera de gas para provocar la explosión en el Hotel (que para colmo era hasta de lujo). Me parece muy bien la imaginación suya y de los enemigos de la revolución cubana, pero también debe estar observando las muestras de amor, heroísmo y dignidad humana de la mayoría del pueblo cubano.
Lo dije una vez, la mejor arma que tiene la contrarrevolución cubana de dentro y de afuera es la crisis económica (que dicho sea de paso no es endógena), ya EE UU esta en recesión (aunque algunos foristas aquí en LJC han dicho que son hasta buena esa recesiones porque con ellas el capitalismo se rejuvenece). Y termino: la contrarrevolución de dentro quiere más crisis porque ella como los ricos de todo el mundo NUNCA estan en crisis, lo que ocurre es que para derrocar al Sr Canel tienen que ganarse los pobres. Canel también esta detrás de los pobres para ganárselos. veremos quien gana la batalla. Hace un año el 11-J la perdieron los contrarrevolucionarios.

Eduardo 9 agosto 2022 - 2:15 PM

Especulación cruel, por anticipada. Viñeta mitológica de mal gusto.

Eduardo San Juan 10 agosto 2022 - 9:54 AM

No tengo blog, muy rara vez escribo en las redes, estás “confundía” Juanita….vivo y estoy en otro “lao”.

Alejandro-2 9 agosto 2022 - 3:14 PM

No estoy de acuerdo con la mayoría de los criterios del Sr. Izquierdo, al punto que casi siempre lo ignoro, lo que recomiendo además los foristas que estimo. Pero debo hacerle una precisión hoy al Sr. Izquierdo: no se dice Señor Canel, sino compañero Canel. O mejor le puede agregar su apodo, aunque la verdad es que sus predecesores los tuvieron mejores: la china, el caballo, el hombre, el tiburón, etc

Alejandro-2 9 agosto 2022 - 3:45 PM

No gusto de largos comentarios, pero a continuación les “pego” uno muy interesante que tomé prestado de un amigo…
METODOLOGÍA PARA APAGAR UN INCENDIO.

Llevo tres días mirando estas llamas, escuchando gritos de auxilio de una nación entera.
Me asusta ese fuego. Me entristece. Me irrita. Me duele.
He visto llorar a personas a causa de ese fuego. He visto alegrarse a otras, y eso me recuerda aquella vez que dos vecinos se pelearon a muerte por un trozo de patio. Se lanzaban brujerías y pedradas a diario. La casa de uno de ellos se incendió, y el otro se rió por un rato, hasta que agarró un cubo y empezó a lanzar agua para ayudar a apagar la candela, porque una cosa es odiar a Manuel, pero otra es ver que sacaron a su mujer con la espalda en carne viva de aquel rancho de guano en llamas. No se hicieron amigos después de eso, pero tampoco hubo más pedradas ni bilongos por encima de la cerca. Se murieron los dos de viejos, sin hablarse, pero sin matarse uno al otro.
Y es que hay que tener cierta clase en la vida, cierta gandinga, para saber que la patria es mía y del que se fue hace veinte años y vive en Oklahoma o Zaragoza, y es también del que no se fue. Es la misma perspectiva que te hace ceder el paso a otros en la puerta de un ascensor, o no pegarle a un enemigo que yace maniatado en el suelo, e impide que te regocijes en esta desgracia terrible que está matando cubanos, o sumiéndolos aún más en las carencias y en la calamidad.

Esa perspectiva, sin embargo, no me impide tener clara la incapacidad de los dirigentes cubanos para resolver problemas. No saben resolver el problema del pan, ni el de la vivienda, ni el del desempleo, ni el del transporte, ni el de las carreteras, ni el del agua, ni el de la electricidad, ni el de la moneda, ni el de la seguridad ciudadana, ni el de la educación, ni el de la salud, ni el de este incendio.
No resuelven una mierda porque a pesar de la cantidad de actos políticos, reuniones y planificaciones, no siguen ningún plan, todo lo hacen a corto plazo, teniendo como principal objetivo solucionar necesidades temporales, pero no hay un fin estratégico que permita a la economía crecer a lo largo de los años. Ese modo de hacer, lo practique una persona o un gobierno, siempre traerá como resultado el fracaso.

Ese método se llama improvisación, y es una herramienta eficaz para buscar soluciones a situaciones inesperadas. Sin embargo, la improvisación no puede ser la primera opción a mano, sobre todo si se trata de problemas que se sabe que pueden ocurrir.
Para que un país funcione tiene que haber expertos que planeen las cosas, las organicen, o las inventen si no existen.
La primera opción para todo, desde sembrar un boniato hasta mandar un hombre a la Luna, debe ser siempre la anticipación, el estudio de los riesgos y como evitarlos, y la planificación de los recursos que se necesitan. La improvisación debe suceder únicamente como último intento, y sólo cuando falla lo que ya está planificado de antemano.

Si usted en su casa va a hacer arroz con pollo y no tiene pollo, puede darse el lujo de improvisar. Entonces sale al patio con un tirapiedras y si tiene buena puntería, a lo mejor en vez de arroz con pollo, esa noche usted cena arroz con paloma.
Pero si usted es el presidente de una nación, lo haya puesto en ese cargo el pueblo o lo haya puesto un general apuntándole con el dedo, entérese de que usted no tiene el privilegio de las palomas y los tirapiedras.
Usted tiene que formar expertos en vez de destruirlos. Usted tiene que dejar de gastar mil millones de dólares al año en ejército y policía, y empezar a gastarlos en ambulancias, en carros de bomberos, en insumos médicos, en seguridad industrial y en tranquilidad ciudadana.
Usted tiene que dejar de gastar dinero en cárceles y empezar a gastarlo en hospitales funcionales.
Usted tiene que dejar de obedecer el capricho de unos pocos y empezar a obedecer los deseos de su pueblo, o su pueblo va a entrar a su casa, va a sacarlo de la cama, lo va a arrastrar por las calles, y le va a enseñar a usted y a los hijos de puta que lo rodean, como es que se apaga un fuego.

Sanson 9 agosto 2022 - 4:51 PM

No puedo negar mi mas firme apoyo a todos los que, horrorizados con lo que ocurre tratan de encauzar y sugerir acciones salvadoras o al menos esperanzadoras. No asi a los farsantes del regimen que solo tratan de figurar tristemente en la politica y disculpar sus responsabilidades.
Lei ayer que uno de los declarados desaparecidos fue encontrado muerto. Es un recluta del Servicio Militar que fungia coomo bombero y fue llamado a cubrir en el siniestro que nos ocupa. Su tio afirma que solo habia recibido un entrenamiento de quince dias. Tambien declara que este muchacho jamas habia visto un fuego mayor que el de la cocina de su mama y que su unico objetivo era el de terminar el SM para estudiar una carrera.
Esa muerte debe ir a la cuenta de la dictadura..
No se si no lo saben pero un bombero es un profesional como lo es un Especialista medico o un Profesionl Engineer y como tal es respetado y como tal se le paga un alto salario. No es un recluta sin esudios ni experiencia que ni siquiera cobra por arriesgar su vida.
Aqui donde vivo cualquier bombero recibe un sueldo anual en los cientos de miles de dolares al anno y recibe ademas beneficios maximos como son retiro adelantado y full compensation despues de terminados sus annos de servicios
Bueno pues en Cuba la plaza la cubre un casi adolescente sin estudios nii experiencia de ningun tipo en lo que hacey de paso se manda a combatir una hecatombe como la de Matanzas.
Increible
He visto un video de M. Diaz Canel en el cual de asegura que “los pararayos estaban perfectos solo que el reyo era muy fuerte”.
Habra este tipo oido aunque sea mencionar quien fue Benjamin Franklin?
Si no fuera por el momento en que se vive, alguien debio reirse en su cara. Donde obtuvo el titulo de Ingeniero este tipo?. Como puede pararse ante una camara y hacer una declaracion nacional un tipo que no tiene un apice de profesionalismo ni mucho menos de decoro?
Por que se apresura en inventar algo de lo cual no tiene la mas minima idea, de la misma forma en que minutos despues de la explosion del Saratoga decia que era un accidente. Como se puede desempennar como perito ya sea opinan.sobre explosiones de gas y en pararrayos como para ofrecer una respuesta en minutos, cosa que ningun perito que se respete haria.. .
Evidentemente su unico objeto es apresurarse a dar excusas y evitar responsabilidades desviando la atencion a su responsabilidad hacia civiles que solo
Entenderia que debido a la gravedad del momento no se airee mi comentario pero si no paran a esta gente van a tener una tragedia todas las semanas.

Livio Delgado 9 agosto 2022 - 6:52 PM

Mi más sentido pásame a familiares y amigos de los fallecidos en el “pechaso” inicial de las fuerzas de bomberos del área a tal colosal desastre, la divina juventud pérdida y todavía no contabilizada es uno de los pasajes más oscuros en los protocolos de actuación de las autoridades del país, estar salado, el poder supremo o cualquier otro intento de diluir responsabilidades es acompañado en la crisis actual del país por la pérdida de credibilidad y honestidad que acompaña este fin de ciclo de la continuidad. Soy ingeniero así que estudié para entender y sobreponerse a las fuerzas de la naturaleza, el que se iniciara el fuego por una descarga eléctrica esta considerado en el diseño de instalaciones de este tipo, el que se extienda por cascada solo muestra un claro error de medidas de seguridad y contención que debieron cortar el desastre vivido, Hoy el socorrista emérito y exjefe del centro ruso de preparación de rescatistas Alexandr Gofstein, dijo sobre el incendio en entrevista a la revista Sputnik

“El megaincendio declarado en el depósito de petróleo de Cuba no se podrá sofocar”, dice experto ruso: “Es imposible sofocar tales llamas con agua” (10:00h)
Los socorristas no serán capaces de extinguir el incendio en Matanzas que ya adquirió enormes proporciones.

“Lo más probable es que ya no sea posible extinguir las llamas, por ser un incendio de demasiadas proporciones. Si ya ha durado tanto, significa que no funcionó lo que debía funcionar”, opinó. A su juicio, en esta situación no sirven ninguno de los métodos disponibles. “Encima de un fuego tan grande surge una columna de aire muy caliente, imposible de superar para los aparatos aéreos. Extinguir desde gran altura, donde el aire no es tan caliente, no ocasionaría efecto, pero si el avión baja, simplemente se quemará”, explicó.

Además, debido al humo y el viento sería mínima la precisión del vertido de agentes químicos desde un avión, agregó, citado por el medio. Es imposible sofocar tales llamas con agua, pueden ayudar solo la espuma contraincendios, agentes químicos y gas carbónico, lo cual resulta muy caro y es poco probable que se tenga en las cantidades requeridas en el lugar del desastre, señaló.

Al construir semejantes bases de petróleo deben cumplirse determinados estándares, en particular, observarse la distancia mínima entre los reservorios y efectuarse su vallado, lo cual permite prevenir el derrame del combustible, También se debe acondicionar las vías de acceso para los equipos de bomberos y montar los llamados “tubos secos”, no llenados de agua, destinados para enfriar los tanques de producirse un incendio, sin hablar ya de garantizar una segura protección contra los rayos, agregó.

“El hecho de que el fuego se haya propagado de un reservorio a otros demuestra que había defectos en la estructura misma de la base de petróleo, lo cual llevó a un desastre de tamaña proporción”,

A juicio de Gogstein, el fuego se extinguirá cuando no quede nada por arder, que es más o menos lo que vemos que está ocurriendo.

narciso 10 agosto 2022 - 6:11 AM

Alejandro hay dos cuba la suya y de manuel y sanson que es gris y negra como el alma y los deseos de ustedes y otra como las que enfrentan en primera linea el fuego o los heridos en hospitales que es un alma de lucha por la vida de esperanza

Manuel Figueredo 10 agosto 2022 - 10:04 PM

Narciso, lo suyo es tergiversar las cosas y que su oficial operativo le de el visto bueno.
Su divisa es divide y vencerás. Sencillamente
están Salaos, no lo digo yo , sinó vuestro puesto a DEDO.

tony crespo 10 agosto 2022 - 6:34 AM

La prensa estatal comunista recoge unas declaraciones de Díaz Canel en las que, con relación a los incendios de Matanzas, apuesta por una nueva línea de comunicación, según la cual “tenemos confianza en que nos vamos a recuperar”. Y eso es lo que en este momento más necesita Cuba: confianza. A todos los niveles. Por mucho que Díaz Canel aproveche para cambiar el foco, este infierno que se vive en la base de super tanqueros de Matanzas está siendo un duro golpe que erosiona la confianza que reclama Díaz Canel al pueblo cubano, y que ya está en mínimos.

No es momento de mensajes grandilocuentes sino de mostrar que el estado comunista puede actuar y hacerlo con eficiencia, cuando ocurre un suceso de este tipo. Las referencias a los valores revolucionarios y a la “obra revolucionaria” sobran, no vienen a cuento. La gente lo que quiere son respuestas. Una buena forma de empezar, porque tienen todas las cartas encima de la mesa, es depurando responsabilidades.

Y cierto que dirán que no se puede atribuir este incendio a nadie en particular, viendo lo que se está viendo, pero es hora de que alguien en el poderoso sector estatal creado por los comunistas cubanos asuma el fracaso de lo que ocurre. Incluso mientras se produce el enfrentamiento de los abnegados bomberos, el ejército y la protección civil, hay que empezar a identificar a los culpables y sentar un precedente.

En Cuba, se mete en prisión a cualquier disidente por mucho menos de lo que está ocurriendo en Matanzas. ….tomado del blog Cuba Economía

Sanson 10 agosto 2022 - 9:21 AM

Narciso los heridos en los hospitales como siempre los pone el pueblo lleno de necesidades a los que sin haberles dado ni siquiera un uniforme adecuado se les expoe solo para solventar las malas decisiones de la dictadura y sus gordos que nunca estan ni estaran en la primera linea sino detras de la linea del aire acondicionado y los banquetes.
Esa cuba es la que ve todo el Mundo..

Ramón Izquierdo Delgado 10 agosto 2022 - 10:47 AM

Sr Mustelier vaya a la zona del siniestro o envíe a la Sra Alina que es de la zona para que lea a aquellas personas lo que usted ha escrito, o vaya a los hospitales donde se atienden dañados en la catástrofe, o vaya donde estan los familiares de los desaparecidos o envíe a la Sra Alina (ya que Ivette esta perdida) y leerles sus escrito. Los van a sacar a palos de allí, los van a apedrear Su Mustelier. Pruebe. O mande a Manuel Figueredo

Manuel Figueredo 10 agosto 2022 - 9:53 PM

Señor Izquierdo, le recomiendo que vuelva a visitar la ciudad de Holguin y en medio de los APAGONES escuche las manifestaciones en
contra de su puesto a dedos Díaz Canel.
Estoy seguro que de allí usted saldrá trasquilado si trata de apaciguar el descontento popular. Señor Izquierdo la correlación de fuerzas ya no está a su favor

Los comentarios están cerrados.