Los maestros y los años que el ordenamiento no paga

por Giordan Rodríguez Milanés
2257 vistas
Maestros-años

Vive en una casa modesta en un poblado rural a 12 km de Manzanillo. En su sala hay pocos adornos: un cartel enmarcado de Fidel Castro con una frase dedicada a los educadores y un rótulo de reconocimiento a nombre del Sindicato de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte. También hay una foto familiar y un trofeo al mejor profesor en un concurso de conocimientos. Tiene nombre y apellidos, como todos, pero varias generaciones de sus amigos y alumnos le llaman, sencillamente, «el Profe».

«Al triunfo de la Revolución, mis padres eran maestros normalistas. Mi madre, sin aula. Cumplí ocho años en plena Campaña de Alfabetización. Mi padre era una especie de coordinador en la zona de Vicana hasta Pilón, y mi mamá atendía una escuelita por Cienaguilla. Yo sabía leer y escribir, sumar, restar,  multiplicar, dividir, así que mi madre me ponía a que la ayudara con los desventajados, mientras ella misma me daba las clases correspondientes a mi grado en otro momento. Así que puede decirse que soy maestro desde los ocho años», cuenta.

Probablemente, el padre de «el Profe» haya sido uno de los beneficiados con el reconocimiento que el Gobierno Revolucionario hizo al pago por antigüedad de los maestros, un viejo reclamo sindical de los pedagogos cubanos logrado hace años y suprimido con la aprobación de la Tarea Ordenamiento.

«El Profe» ahora tiene 69 años acumulados y no ostenta muchas cosas materiales. «A los 65 me jubilé, pero antes del año solicitaron mi regreso por el déficit de profesores de matemáticas y ahí estuve hasta el curso pasado».  Los que alguna vez se sentaron en su aula saben que pueden acudir a su casa a cualquier hora, no sólo para aclarar dudas relacionadas con su asignatura, sino con cualquier otra ciencia exacta, historia o cultura política.

Los jubilados de la Revolución

Yamilet[1] es una antigua alumna de «el Profe». «Quería estudiar medicina, creo que por el embullo de andar con bata blanca, pero un día llegaron pidiendo gente para un curso emergente de profesores de secundaria básica, él me miró, y levanté la mano. Entonces, a estudiar a en una escuela pedagógica y luego a un aula, a pasar pena, como decía yo. Después hice la licenciatura».

Tanto Yamilet como «el Profe», tenían altas expectativas con el presumible aumento de salario que acompañría a la Tarea Ordenamiento. «Claro que se hablaba y se habla de salario entre nosotros los llamados “valientes”[2]. Más que hablar, se especulaba, si nos subirían esto o lo otro. Pero nunca ese fue un tema discutido en las asambleas sindicales, ni alguien nos consultó qué expectativas teníamos con la Tarea Ordenamiento, ni cómo pensábamos que podría afectarnos. Ese nunca fue un tema de nuestras asambleas sindicales ni reuniones ni claustros».

Jamás pasó por la cabeza de Yamilet –y probablemente por la de ninguno de los jóvenes profesores–, que fueran a ganar lo mismo que los maestros con más años de ejercicio. «Por muy valientes que seamos nunca tendremos más experticia ni habremos aportado más a cambio de menos que gente como “el Profe”», asegura ella con una mezcla de orgullo e insatisfacción.

Un artículo publicado en el periódico Granma el pasado 3 de enero, hacía referencia a la emisión del 30 de diciembre del espacio Mesa Redonda, en la cual la Ministra de Trabajo y Seguridad Social, Martha Elena Feitó Cabrera, explicó que «se priorizó el incremento de los salarios de los graduados superiores, lo cual supera el aumento por años de servicio». La funcionaria agregó que «se trata también de estimular a los maestros para que, los que no tengan nivel superior, continúen sus estudios».

***

Carmen Luisa, quien trabajara durante veinte años como jefa de Recursos Humanos en un municipio de Holguín y ahora lo hace en una Universidad, comenta sobre lo planteado por la ministra.

– «Ser graduado de Nivel Superior ha sido un requisito para ser maestro en Cuba. El déficit en algunas provincias donde existen otras fuentes más atractivas de empleo a profesionales ha obligado a convocar a cursos emergentes en un momento determinado, o a graduar maestros de primaria de Nivel Medio para que, mientras trabajan, terminen su formación; no para que se queden en el Nivel Medio».

«Donde ha ocurrido así ha sido por una distorsión de la política y el trabajo. Ocurre mayoritariamente en la Educación Primaria, en la cual más que conocimientos profundos de la asignatura, se necesita amor y herramientas pedagógicas. En menor medida ha pasado también en algunas provincias en Secundaria Básica. Sin embargo, no es una tendencia ni una problemática generalizada como para que determine la implantación de un determinado sistema de pago».

Maestros-años

«En la Educación Primaria más que conocimientos profundos de la asignatura, se necesita amor y herramientas pedagógicas». (Foto: Ramon Espinosa/AP Photo)

«¿Cómo se estimula entonces la permanencia, en la enseñanza preuniversitaria y en la propia secundaria, en un sector en el cual ya de por sí, hay una tendencia a que los más preparados lo abandonen en busca de mejores condiciones de trabajo? En provincias como Granma o Guantánamo no hay problemas, pues más bien “exportan” profesores, pero ¿en Holguín, Ciego de Ávila, Matanzas o La Habana? Cuando un profesor llega a la cima de la escala salarial actual, ¿cómo se estimula a que se quede si no es con el pago de la antigüedad?».

– En la mencionada comparecencia de la Ministra de Trabajo, según lo reseñado por el periódico Granma, esta acotó: «Lo que está establecido es que cualquier ahorro en el fondo de salario se retira por el Ministerio de Finanzas y Precios. Aquí ese fondo salarial que se ahorra, se va a otorgar a los que mejor desempeño y resultados tengan». A ello Carmen Luisa, desde su visión en la base, responde:

«¿Mediante qué criterios de calidad del desempeño se va a aplicar esa estimulación del ahorro salarial? Además, con todo el respeto por la ministra, ahí hay un craso error conceptual. ¿Se ahorra salario en una entidad presupuesta? No. Decir eso es un error».

«En una entidad presupuestada se inejecuta salario, que es otra cosa. Y esa inejecución es un indicador que va en detrimento de la calidad. Porque si un profesor falta, por la razón que sea, justificada o no, otro profesor tiene que suplirlo y eso lo sobrecarga y va en contra de la calidad del proceso docente. Si no están las plazas completas en una escuela, por las razones que sean, se tiene que usar a alguien sub-calificado para paliar la situación o sobrecargar al capacitado, y eso va también en detrimento de la calidad. Entonces, ese enfoque no favorece la calidad».

«Quizás el MINED tenga pensada alguna metodología para el fomento de la calidad docente-educativa desde la remuneración económica, a partir del ahorro del fondo de salario, como ha expresado la Ministra de Trabajo y Seguridad Social, ¿no cree?», le pregunto a Carmen Luisa

Los Veteranos de la Revolución ante la Tarea Ordenamiento

«Puedo asegurarle que en la Educación General, Politécnica y Laboral ni siquiera tienen claro, después de muchos de años de supuesto estudio y análisis, qué relación habrá entre la evaluación anual del profesor y su remuneración. Tampoco hay hasta este momento un instrumento jurídico administrativo que pueda aplicarse en el sentido que explica la Ministra de Trabajo. El MINED no tiene claridad en cómo va a fomentar las jerarquías profesionales, así de simple. Ha llegado la Tarea Ordenamiento y no parece que hubieran pensado en el asunto».

– «¿Y en el Ministerio de Educación Superior qué sucede?», pregunto nuevamente.

– «En la enseñanza universitaria el profesor tiene al menos el cambio de categoría como incentivo. Se supone que a medida que pasa el tiempo y el profesional gana en experiencia, puede ir aumentando de categoría y, por consiguiente, mejorará su salario. El problema radica en cuando llega a la máxima categoría: ¿cómo se distingue entonces? Pues si quiere ganar más, tiene que aceptar un puesto como jefe, y ni todo el mundo quiere serlo, ni debería ser necesario que todos lo tuvieran que ser para mejorar su estatus económico. Sucede de manera similar si se dedica a la investigación».

– «Pero usted y sus colegas seguramente tuvieron la oportunidad antes de plantear esas inquietudes», le comento a Carmen Luisa.

«No, en eso se equivoca. Siendo especialista con más de 30 años de experiencia en el área de desarrollo laboral, jamás me preguntaron mi opinión antes de que comenzara la Tarea Ordenamiento. Sí pedían muchos informes, cifras, una y otra vez. Cifras harto conocidas, por cierto. Todos los años, lo mismo durante no pocos cursos. Pero ni en reuniones de trabajo, ni en asambleas sindicales, escucharon mi opinión. Esa es la verdad».

***

Cuando «el Profe» conoció la opinión de Yamilet, su antigua alumna, sobre él, sobre los maestros ya ancianos, sonrió con satisfacción. «No siempre los años garantizan clases con toda la “pureza metodológica” que se exige. Sobre todo porque algunos metodólogos y directivos “de nuevo tipo” creen que hay un solo modo de impartir las clases. Pero Yamilet tiene razón cuando se refiere al valor del ejemplo personal».

En 1993 había en Cuba unos trescientos mil maestros, según un discurso del Comandante en Jefe Fidel Castro en un evento de Pedagogía. Fidel llegó a plantear que se podría dar una especie de año sabático a los docentes como estímulo por su labor ya que había suficientes.

El ordenamiento de la resistencia

El Período Especial no sólo golpeó la economía, sino también las prioridades de muchos profesionales. Para 1994 el éxodo hacia el turismo, el trabajo por cuenta propia y la economía informal era tan preocupante, que se ratificó y mejoró el pago por antigüedad como un incentivo para que los maestros permanecieran en el sector, incentivo que, como se ha demostrado, nunca fue suficiente. Las circunstancias que propiciaron el éxodo no han cambiado, más bien se han agudizado con más opciones dentro y fuera de Cuba. «¿Por qué eliminar entonces el incentivo?», se pregunta «el Profe».

Actualmente vive de su chequera, que no es muy holgada, porque ni siquiera le permitieron volver al aula este curso aduciendo que esta provincia no lo necesita. Ve pasar la guagua que lleva a los muchachos con el uniforme de la escuela pedagógica y se recuerda a él hace cincuenta años. Ve a otros casi tan jóvenes como ellos que son sus profesores y recuerda a sus maestros, todos personas maduras de quienes emanaban un respeto impresionante. «Aquel que forma maestros no puede ser igual que cualquier otro pedagogo. Y eso es algo que tampoco se distingue ni se estimula en el MINED».

***

Nota del autor: Hace poco tiempo, un accidente de tránsito arrebató la vida a diez jóvenes profesores granmenses, de los denominados «Valientes», que regresaban de La Habana a sus municipios en una guagua de Ómnibus Nacionales. Les fueron entregadas medallas y distinciones post morten a sus familiares. Sirva este texto también como un modo de honrar su legado. Algunos de ellos, estoy seguro, hubieran podido ser como «el Profe».

***

[1] Algunos entrevistados para este trabajo solicitaron cambiar sus nombres y no decir su municipio de residencia por temer a la repercusión de sus declaraciones.

[2] Así le llaman a los jóvenes que salieron de sus provincias a impartir clases en La Habana para cubrir fundamentalmente el déficit de maestros de Secundaria Básica.

19 comentarios

Orl 12 marzo 2021 - 6:43 AM

Superfluo todo el análisis.

?De qué sirve que a los maestros les paguen que les dejen de pagar la antigüedad si el peso está perdiendo aceleradamente su valor y las tiendas en moneda nacional dan pena y asco?

Orl 12 marzo 2021 - 7:06 AM

Ayer en Cubadebate solo dejaron pasar 17 comentarios sobre el desarrollo del Covid-19. Parece que ya se cansaron de leer que la gente sabe que la panademia se les fue de control y que Duran están mintiendo a lo descarao

Orl 12 marzo 2021 - 7:33 AM

Cuba, es decir el gobierno, quiere que los Estados Unidos cumpla el compromiso de emitirles 20 mil visas por año para que once millones de cubanos que se mueren de hambre se tranquilicen.

Revenge 12 marzo 2021 - 9:00 AM

Exigirle cinco años de estudios paralelos a los pocos que dan el paso al frente para pararse en un aula como condicion de que se les aumente el salario, no es una motivacion sino todo lo contrario. Es que gracias a la masividad de nuestro sistema de educacion superior, al titulo universitario no siempre estan asociadas la excelencia en cuanto a bagaje academico, comportamiento personal y cultura general. Pudiera haber una componente del pago de antiguedad asociada a la superacion lectiva; pero el grueso tiene que venir de la permanencia en el sector, que es el problema a resolver tanto para reducir el deficit de educandos como para elevar el nivel del sistema. Lo bueno que tiene la educacion es que el contenido esta en los libros, y fue recibido por cualquiera que aspire a ser maestro en algun momento de su educacion. Pero lo que no da ninguna escuela, sino la practica, es la experiencia y la fluidez al impartir clases, asi como el sentido de pertenencia al gremio. De aqui es donde parte la innovacion,la creatividad, la deteccion y atencion rapida de los problemas de los alumnos mediante el ejercicio de la intuicion adquirida a traves de los años. Fue un crimen haber dedicado tantos recursos a formar nuevos profesores a la carrera -espantando a los existentes en el proceso- en llugar de crear programas de incentivo para los profesores de experiencia, incluyendo aquellos que habian tenido que abandonar la enseñanza para resolver su problema economico. Es un crimen hacerles entender a los pocos profesores que se pueden captar en estos momentos, que deben desde ya ir explorando otras opciones.

Esteban 12 marzo 2021 - 9:06 AM

En un país normal los maestros agrupados en sus sindicatos se hubiesen tirado a las calles a ejercer presión pública contra el gobierno. Mientras, en un parlamento también normal, la oposición caería con furia sobre el partido oficial y en especial sobre los ministros de educación y trabajo y seguridad social.
En Cuba los señores del poder organizan una «tángana» con sus adeptos para que Biden levante el «bloqueo» de manera incondicional y con carácter urgente.

zenon 12 marzo 2021 - 9:15 AM

El espíritu coyunturalista siempre termina burlándose de lo que es justo, con la palabra justicia a flor de labios, así lenta y continuamente desbastando, relativizando a tan esencial valor humano. Sobran los ejemplos, en cualquier area, rama, ministerio, escala, lugar, periodo. Solo un ejemplos de los tantos vividos: medicos con 5 anos de graduados, que dieron el paso al frente para cumplir su servicio social en areas rurales de difícil acceso, y luego cumplieron misión internacionalista, no se les permitía concursar por una segunda especialidad, mientras, mediante proceso de otorgamiento por la FEU, algunos recién graduados recibían las especialidades vedadas. Kosas de las Koyunturas. Abajo el Koyunturalismo estructura.

Carlos 12 marzo 2021 - 9:50 AM

¿Pero el sindicato no hizo nada? ¿Los mansos profesores no protestaron? ¿Todavía en el socialismo el salario no alcanza? ¿La revolución donde esta?

Eva 12 marzo 2021 - 12:49 PM

Sindicatos? Lo único que hacen los sindicatos hace años es sacarle del miseri salRio a cada trabajador su dinero mes a mes .
El Sindicato , la UJC,EL PCC , CDR, FMC JAMÁS HAN REPRESENTADO AL PUEBLO EN LOS MALES DEL NEFASTO RÉGIMEN CUBANO
Sería bueno saber cuánto gastan en autos viajecitos hoteles etc etc cada uno de ellos sin defender ninguna causa Justa y popular

Carlos 12 marzo 2021 - 1:59 PM

Mi observación es que el pueblo cubano es mas cordero de lo que imaginaba yo hace diez años. No importa lo mucho que le aprieten la soga, y se tengan que comer el poste, siguen en lo mismo, ajustándose para vivir cada día peor. No hay nada, pero siguen ahí, calladitos y aguantando, y gritando pa lo que sea F, pa lo que sea.

Por mi parte el régimen no me coge ni un centavo mas, ni remesas, ni recargas, ni viajes, ni paquetes, ni mucho menos pagar los exorbitantes precios del pasaporte cubano. El que quiera mejorar su nivel de vida que se levante y exija sus derechos. Yo hago lo mio desde afuera, no doy mi brazo a torcer por el chantaje de la familia, es un trago amargo pero es mi decisión. Ya basta ya de ser victima, uno escoge cuando dejar o seguir siendo una.

Cada cual tiene so forma de pensar y actuar, pero no dejare que me humillen y traten como un ciudadano de segunda, mis derecho no se negocian, y mucho menos cuando se trata de una feroz y cruel dictadura.

No seré un hipócrita mas de los que piden que se levante un embargo económico pero al mismo tiempo jamas exigirían que parara el atropello contra sus hermanos, las encarcelaciones, las detenciones arbitrarias, el abuso contra todo aquel que disiente. El régimen tiene las manos manchadas de sangre desde antes de haber tomado el poder.

El día que la democracia y justicia llegue a nuestra isla no sera necesario pedir que se elimine el embargo, el mismo se caería solo.

Eva 12 marzo 2021 - 3:36 PM

Lo entiendo perfectamente porque si la mayoría acepta vivir denigrado, humillado, engañado y esa mayoría prefiere verse diariamente en una cola por un pedazo de pollo y un picadillo asqueroso, y unos pocos prefieren filmar un abuso en vez de alzarse contra el acto!!
Pues el resultado es lo que no tenemos en materia y lo que falta de alma nacional
Al final los jóvenes buscarán siempre por donde irse sea becas, sea casados, sea preferir morir en boca de tiburones en el mar, o en fronteras extranjeras, sea reclamados, etc etc , pero hacen bien ( quitando la vía de perder la vida en el intento , vidas que se pierden y cuyo responsable es el estado capitalista represor o que se pinta de socialista sin serlo.
El cuento de la buena pipa les ha funcionado muy bien y de ella se embriagan los que desgobiernan nuestro país que ya de Patria y lugar para sentirse humano le va quedando menos cada día
El bloqueo es su mejor aliado y no hay descripción económica por profesional que sea que me haga pensar diferente
Los verdaderos capitalistas están viviendo a costa del pueblo hace muchísimos años y han mantenido y fortalecido Con todos los recursos posibles e imposibles a la Fuerza represora del descontento nacional y, es ahora lo único que en los cubanos de adentro sostiene el miedo adoctrinado
Un país con más autos de policía( policías que ni las leyes conocen ) que ambulancias hace digno de paredón a todos esos demagogos mentirosos y burócratas que se burlan de la miseria generalizada porque no es de ellos aunque sean la causa y la consecuencia
Pero esos extranjeros que tan buena vida se dan aquí y esa comunidad extranjera que tiene o ha tenido aquí los beneficios que se le prohíben a los ciudadanos cubanos siguen defendiendo desde sus mesas repletas con todos sus oportunismos resueltos lo que no tiene defensa ya de ninguna índole moral ni humana

Jose A. Huelva G 12 marzo 2021 - 11:21 AM

Es por esto que hacen falta Sindicatos Independientes. En Cuba el pago sindical es casi que obligado. Los que hay responden directamente al PCC y solo sirven para organizar las marchas que el gobierno quiere se ejecuten, reprimir a esos que deben defender y organizar mitings de repudio a todo aquel que diga una verdad en contra del gobierno. Esto no es mas que una pequeña muestra de su épica inoperancia. Cuando se trata de defender al trabajador en algun caso en contra de los jerarcas del gobierno, hacen mutis y desaparecen o ignoran plenamente el problema. Ignorar el pago adecuado a los maestros es una soberana estupidez, es sembrar un viento que se tornará en una tempestad en el largo plazo y ya tenemos buena muestra de eso. Baste mirar al hombre nuevo actual que no fué educado por buenos maestros. Ya una vez comenté que en países sabios como los nórdicos y japón por ejemplo, los maestros son venerados, respetados y reciben el mejor salario posible. Cuando le pagas una m… a tus maestros recibirás una generación de hombres m… de igual modo.

Eva 12 marzo 2021 - 12:24 PM

Lo más se terrible se aprende y lo hermoso nos cuesta la vida
Que un policía reprensor militar o gobernador inepto gane más que un médico o un maestro demuestra lo caótico y. Rimo al del defendido desordena miento de la vida de todos y cada uno de los que vivimos en Cuba y no pertenecemos a la élite de mandatarios abusivos

Alina Lopez 12 marzo 2021 - 12:45 PM

Coincido con la necesidad de sindicatos independientes rn Cuba.

Eva 12 marzo 2021 - 12:45 PM

Uff a veces no sale mi comentario
Parafraseando a SR lo más hermoso nos cuesta la vida
Es tal el crimen del caótico ordenamiento desordenado e injusto para el pueblo de baja gama, que da mucha pena
Que un gobernador incapaz por inepto y corrupto, un policía represor, y que comete acciones ilegales como detención , golpes y abuso de autoridad frente a personas que con valentía y por modos pacíficos disiente ( como disienten millones de cubanos pero les tienen entretenidos buscando pollo para mal comer) que esos diputados sentados comido somos en butacas confortables y moviéndose a gusto con autos estatales y recursos del pueblo, ganen más que un maestro es algo que muestra la decadencia moral de un sistema que se ha perpetuado por 62 años negando y burlando los derechos cívicos Esenciales.
la cantidad de maestros que conozco pasando las de Caín para no recibir ni respeto ni consideración por parte de este gobierno no es poca
Realmente cada día doy gracias a Dios por la decisión inteligente de todos los que amo de haber emigrado y por más que duela la distancia y la separación , el solo hecho de saber que con su trabajo aseguran vivir felices y con todo garantizado por ley me da hasta alegría.
Nunca he deseado que esta isla pierda su soberanía pero cada día me convenzo más del rasero hipócrita de los que han asumido el mandato sin haber sido elegidos por voto del pueblo. Falsos comunistas falsos patriotas,represores cobardes que se olvidan al repetir discursos sin cultura ni nada que atraiga que un maestro junto a la familia es realmente la base de quienes somos y no la limonada de Diaz Canel ( que si se puede preparar la suya porque le sobran los limones que no tiene el pueblo)
Esta isla nuestra está divina para corruptos y extranjeros , para nosotros es un fatalismo.
Dios nos libre de todos esos demagogia hipócritas y cobardes

Alfonso Rojas 12 marzo 2021 - 1:19 PM

Nombres ficticios para algo que es en muchas partes es el pan de cada dia, denunciar y exigir derechos, es un delito en Cuba, este escrito asi lo demuestra, la realidad es que el socialismo y la cupula regente es inhumana hasta los huesos, me da tristeza y hasta risa a aquellos que dicen que no quieren regresar antes del 59, solo les digo miren las cifras de cuantos cubanos estaban fuera de la isla, por cualquier razon, economica, politica y social y comparen con la realidad actual, me van a decir que el sistema adoptado despues del 59 es lo social y humanamente correcto y mejor? Por favor cualquier cambio de sistema es mejor que esta realidad en la que para algo tan justo de reclamar tenga que ersconder a sus protagonistas, o no sera que tienen que revisar el concepto de libertad, de DHH, DE DERECHOS ECONOMICOS , POLITICOS ETC?.

Alicia María López Hernández 12 marzo 2021 - 2:18 PM

Muy acertado este artículo, miles de profesores como yo, estamos totalmente desmotivados porque no es lógico que no se nos tenga en cuenta la antigüedad como un estímulo salarial, un recién graduado sin suficiente experiencia, gana tanto como yo, pero a nosotros sí nos siguen recargando tutoreando a esos egresados, para eso y para poner nuestra cara exponiendo la calidad de la docencia en las visitas de inspección y de «ayuda metodológica» para eso sí cuenta la experiencia docente. No es justo y hay muchísimos docentes que no se pronuncian para no «marcarse»por decirlo de algunamanera, porque no son bien mirados los criterios divergentes, hay que estar de acuerdo y punto, pues yo no lo estoy y lo digo y por eso he pasado a ser de Educadora Ilustre de Jovellanos, distinción que pocos tienen en mi municipio, como educadora «complicada» este último calificativo, ganado por no tapar el sol con un dedo y así siguiera siendo soy consecuente con mi pensar y no hay sindicato que nos represente, ni reclame nuestros derechos, por lo menos en mí municipio solo es para cotizar. Espero alguien tome en cuenta nuestra realidad y las cosas cambien para los menos jóvenes del sector que hemos dedicado la vida entera a esta noble profesión de educar, motivados por el amor.

Carlos 12 marzo 2021 - 3:22 PM

Mis respetos para usted por su dedicación y entrega durante toda una vida, muchas gracias. Pregunto: ¿Que van a hacer para cambiar la medida o protestar la injusticia?

No creo que espera a que alguien tome en cuenta su realidad sea la mejor posición, pues pueden pasar otros 62 años.

Eva 12 marzo 2021 - 3:42 PM

Un socialismo de mentira wue te humilla y te aplasta y no te paga jamás tiene comparación con cualquier sistema privado que ( no se a quien esclaviza ) pero te paga por lo que haces y desde el primer mes que trabajas puedes pagarte donde vivir comer sano y lo que te de la gana ser educado y decente y encima mantener a un gobierno que prácticamente te obliga a ser extranjero fuera de tu pTria y le da prebendas a cuánto extranjero pisa el país aunque sea un mafioso o un prófugo de la justicia de otro país …
La hipocresía al infinito

Orlando 12 marzo 2021 - 10:25 PM

Paloma dijo:

Q madres son esas, capaces de arriesgar a sus hijos en aventuras locas, no tienen perdón.

——
La evaluación y el examen riguroso de la conducta de los restantes ciudadanos es la actividad preferida de una mente comunista.

Todos ellos apuntan con el dedo índice hacía las personas de su entorno obligadas a comportarse de manera que la evaluación sea positiva. Mí jefa de la universidad de la Habana se la pasaba cuestionando: «Eso no es marxista», comentaba.

Los comentarios están cerrados.