Del odio

por Manuel García Verdecia
545 vistas

Vituperios como razones y argumentos en las redes sociales, reyertas por diálogo en los sitios de opinión, pendencias entre partidos como ética política, abusos a niños, golpizas cuando no asesinatos a mujeres, tapabocas a quienes disienten, marchas pacíficas disueltas a porrazos y balas, migrantes en busca de hogar seguro dejados al azar de la intemperie, genocidios en nombre de determinada fe, crímenes raciales, gobiernos impuestos por la razón de la fuerza, guerras por intereses mercantiles disfrazados de asistencia liberadora… Tal es, en parco resumen, el panorama de este mundo. Una energía, potente como la gravitación universal, pero perniciosa y mortífera, parece hacer girar al planeta.

No hay fuerza más destructiva que el odio. Genera entre las personas constante resentimiento, agresividad, animadversión, rencillas, guerras, ansias de aniquilar al semejante. Pero el odio no solo hace daño al otro. En primer lugar perjudica al propio odiador. Lo sume en un estado de perpetua irritación, de obnubilación que no deja actuar a la sensatez, que enturbia la comprensión, que aleja todo afecto. La persona que odia no conoce la paz interior tan necesaria para acercarse, comprender y actuar debidamente en el mundo.

Y no se trata de la ira que es una energía necesaria para proceder con fuerza ante algo que nos lesiona, pero que no deja secuelas. La ira es ocasional y enfocada a un acto, el odio es permanente y se proyecta ante todo lo que el individuo considera inconveniente. Va dirigido no a los actos de una persona sino a la persona misma, pues se ve a esta como causa de nuestras decepciones, frustraciones y derrotas. Al ser un impulso instintivo e irracional actúa de forma desproporcionada y arrasadora contra el objeto de su animadversión.

El odio es fruto de la incapacidad del individuo para la autocrítica, el diálogo y la tolerancia. La arrogancia de pretender que siempre tenemos la razón o el rencor de creer que siempre somos la víctima es lo que genera el odio. Es por eso tan necesario el autoconocimiento, el pensamiento crítico, la sensibilidad ante lo diferente, el razonamiento asistido de sensibilidad humana. Nadie es perfecto, pero eso no nos hace peores, solo humanos. Saber y aceptar esto nos lleva a una mayor paz interior, a una constante autosuperación y a un espíritu conciliador tan necesario siempre para el equilibrio de las relaciones humanas.

Por su carácter ofuscador y agresivo, que no admite otros argumentos que los de su pasión exacerbada, el odio puede ser fruto de manipulación para tétricas misiones. Precisamente, conocedores de la pujanza demoledora de este sentimiento, muchos capos de masas humanas lo han aprovechado para azuzar a favor de sus propósitos a unos grupos de sujetos contra otros. Es la virulencia que atizó Franco contra los republicanos, el encono que incitaron los gobernantes pretorianos contra los negros sudafricanos, la carnicería que logró desatar Hitler contra los judíos y otras minorías o el minucioso exterminio de Stalin a sus opositores, solo por citar unos casos conocidos.

El mundo solo tendrá paz cuando nos acerquemos los unos a los otros a consensuar, a compartir y cooperar. Cuando se asuma una actitud así, los bandos y partidos solo servirán para objetivos concretos, pero nunca para la anulación o eliminación del otro. El otro diferente es solo la parte que me hace comprender que la vida es mucho más que mi yo y lo que creo, y que todos podemos convivir con cordura, comedimiento y respeto. Alejemos con autosuperación esta cualidad aciaga porque, como decía Martí: «El odio es un tósigo: ofusca, si no mata, a aquel a quien invade».

30 comentarios

Observador 2020 8 diciembre 2020 - 8:22 AM

Buen articulo, genérico y abarcador y a la vez preciso y teledirigido.

Un sistema basado en el odio, aunque pretenda a la vez un ejercicio cotidiano de amor y entrega al prójimo está condenado al fracaso, mas tarde o mas temprano, por esa contradicción insalvable. La historia lo demuestra de manera inexorable

Me encanta el término de capos de masas humanas, insuperable definición. Los retrató de cuerpo entero.

Mike Palomino 8 diciembre 2020 - 8:41 AM

El mundo nunca tendrá paz y el odio siempre va a ser la fuerza que mueve la tierra al encontrar el espacio para desplazarse y convertirse en trabajo. La única manera de quitarse el miedo al abusador es el odio. Punto.

Alejo 8 diciembre 2020 - 8:42 AM

¿En qué momento de nuestra historia republicana los cubanos nos volvimos enemigos unos de otros?¿Cuáles son los motivos que nos enemistan a tal grado que la única opción posible resulta la aniquilación física o moral del contrario?¿Vive Cuba una «guerra civil» de baja intensidad?¿Qué se defiende en los dos extremos de la contienda, un espacio geográfico, un ideal, un sistema político, una visión del mundo?¿En cuál de los dos lados está la razón, la justicia, la verdad?¿Dónde están los verdaderos cubanos, aquí, allá, en los dos lados o en ninguno?¿Qué amenaza vital es aquella que impide una tregua que en un principio nos permita al menos escucharnos?¿Qué vidas corren inminente peligro, qué caos puede desatarse, que cataclísmico desenlace puede ocurrir? ¿Cuándo será el día en que amenazas de invasión por un lado y de retaliacion por el otro serán argumento descabellado de pocos extremistas ante un clamor mayoritario de paz y concordia?
¿Qué Historia es esa que bloquea soluciones, que condena las buenas intenciones al patíbulo del escarnio público y la descalificación y que siempre, siempre pesa con plomiza gravedad sobre cualquier intento de entendimiento?¿Quién de entre los puros y sabios continúa aún impoluto e infalible después de tantos años de conflicto?¿Cuánto hay de dignidad, de soberbia, de intransigencia, de prejuicios en lo que se defiende y lo que se rechaza?¿Cuánto de amor a la Patria y cuánto de amor propio?
Y finalmente: ¿Qué vida nos espera a los que aquí vivimos si cada año que pasa seguimos haciéndonos las mismas preguntas?

Carlos 8 diciembre 2020 - 12:19 PM

El método implantado desde 1959 por una revolución que traicionó sus postulados, odia lo diferente y es una caricatura de su origen. Por eso, es la más cruenta del hemisferio occidental.Con ella nacieron calificativos jamás escuchados en el panorama político cubano, ni siquiera en el que estuvo signado por la dictadura precedente. Palabras como “gusanos”, “traidores” o “mercenarios” han sido aplicadas por décadas a los que se han opuesto al régimen con armas o con ideas, que para el castrismo es lo mismo.

Eva 8 diciembre 2020 - 3:25 PM

La respuesta es seguir viviendo en la miseria si el amor no nos une en una lucha común contra los represores demagogos y corruptos que nos gobiernan
La única energía verdaderamente revolucionaria es el amor , pero están incentivando el odio entre los cubanos , la falta de respeto , el insulta, juzgar y difamar de cuanta persona tenga el coraje y la honestidad de no aceptar sus manipuladas convocatorias espontáneas que de esto último no tienen nada. Ese teatro ya no surte efecto ni aunque sigan adoctrinando a niños y jóvenes porque esta juventud del siglo XXI, es muy diferente de la que obligaban a marchar y agredir con huecos con tomates a los que ellos llaman guísanos y llevan más de 30 años manteniéndolos en su cúpula de poder!
El amor une el odio divide y ellos necesitan mucho esa división
Los cubanos honrados y honestos fuera y dentro de Cuba luchamos con amor y no tenemos miedo a ninguna amenaza porque no tienen moral para acosar a quien no miente ni toba ni mata y solo y sencillamente ya se sale a decir sin temor que basta de abusos de imposiciones sin consultar al pueblo de consejos populares que no hacen nada por sus habitantes de dirigentes que no dirigen y disfrutan de sus privilegios sin transparencias
Usen las redes para declarar sus ingresos antes durante y después de escalar sin ser elegidos a esos predios que humillan a los cubanos decentes !!!
No van a lograr amargar a los buenos cubanos porque el amor nos une y nos defenderá

Eva 8 diciembre 2020 - 3:35 PM

La respuesta es seguir viviendo en la miseria si el amor no nos une en una lucha común contra los represores demagogos y corruptos que nos gobiernan
La única energía verdaderamente revolucionaria es el amor , pero están incentivando el odio entre los cubanos , la falta de respeto , el insulto, juzgar y difamar de cuanta persona tenga el coraje y la honestidad de no aceptar sus manipuladas convocatorias espontáneas que de esto último no tienen nada. Ese teatro ya no surte efecto ni aunque crean e intenten que están adoctrinando a niños y jóvenes porque esta juventud del siglo XXI, es muy diferente de la que obligaban a marchar y agredir con huevos , con tomates a los que ellos llaman gusanos y llevan más de 30 años manteniéndolos en su cúpula de poder!pirque se apropian de ese dinero a su antojo para sus negocios sucios . El famoso gravamen en que lo emplearon? Dónde está ese dinero que durante 30 años nos han estado robando? Son tan cínicos y sin vergüenzas!!!
El amor une el odio divide y ellos necesitan mucho esa división
Los cubanos honrados y honestos fuera y dentro de Cuba luchamos con amor y no tenemos miedo a ninguna amenaza porque no tienen moral para acosar a quien no miente ni ,roba, ni mata , ni acosa, ni quiere tener a los disidentes muertos en vida!! Todos disentimos de tanto odio y tanta mentira , sencillamente ya se sale cada día más y más pueblo a decir sin temor basta de abusos !!!de imposiciones sin consultar al pueblo, de consejos populares que no hacen nada por sus habitantes, de dirigentes que no dirigen y disfrutan de sus privilegios sin transparencias
Usen las redes para declarar sus ingresos antes durante y después de escalar sin ser elegidos a esos predios que humillan a los cubanos decentes !!!
No van a lograr amargar a los buenos cubanos porque el amor nos une y nos indultará frente a la opinión pública y las personas Morales y virtuosas !!!

tony crespo 8 diciembre 2020 - 8:44 AM

‘El asesinato de reputación es uno de los indicadores que monitorean los observadores internacionales para prevenir masacres, crímenes de lesa humanidad y genocidios

Ramón Izquierdo 8 diciembre 2020 - 9:25 AM

La crisis demostró un decálogo de varias cosas:
1. Una crisis (en verdad muy fuerte) pero exógena al modelo cubano, provocada por el cierre parcial de la economía mundial producto del Covid-19, ha sido presentada como situación madura para un estallido social en Cuba contra la Revolución (Señora Alina Bárbara).
2. En el intento de revuelta han jugado carta varios factores: un gobierno que no se acerca del todo a TODOS Y CADA UNO de ciudadanos (sin excepción alguna que es lo que caracteriza a un comunista) y sus carencias (materiales y espirituales), pese a que dice ser comunista, grupos marginales que la crisis ha ido golpeando casi de forma hereditaria año tras año, intentos de la reacción nacional e internacional por aprovechar el momento para deshacerse del gobierno de Raúl Castro (Señor Alcántara llegando para sumarse a un movimiento ajeno a él) etc.
3. Carencia de condiciones subjetivas en Cuba para el desarrollo de una contrarrevolución.
4. Despliegue de todo un arsenal de multimedias, e intelectuales que van consolidando su oposición al gobierno, sin complejos ni miedo alguno.
5. Constatación de la existencia de dos grupos totalmente antagónicos y con intereses irreconciliables entre sí: el sector liberal burgués de las altas esferas del Partido Comunista y el empresariado estatal y el grupo liberal burgués que defiende la propiedad privada, que no quieren negociar (correo impositivo que el segundo grupo envío al Ministerio de Cultura controlado por el primero) o que no va a admitir un diálogo que extralimite los intereses de su grupo (como fue la respuesta del Ministerio de Cultura ha dicho correo).
6. La correlación de fuerzas muy favorable y abrumadora del primer grupo, que cuenta con más apoyo popular que el segundo.
7. Las profundas diferencias y gran división que existe en el segundo grupo liberal burgués mencionado.
8. La imposibilidad práctica que tiene el segundo grupo de conducirse con independencia, sin el apoyo, las muletas y la intromisión de los anticastristas de La Florida, es decir su falta de autonomía.
9. Lo ocurrido demuestra cuan peligroso puede resultar el escenario post «Día Cero» en la Tarea Ordenamiento
10. El sector anticapitalista está acéfalo, pero su masa es inmensa, se pudo ver en la Tangana del Parque Trillo (con independencia de quien la haya convocado) y que, parafraseando a Che, es la mayoritaria en todos los aspectos por ser la que crea los «valores» (savia del capitalismo), aumenta con su trabajo «abstracto» y fetichista la riqueza, y por ello siempre ha echado a andar las ruedas de la historia y que, salvo una gran casualidad y convergencia de factores históricos, JAMÁS apoyará masivamente al grupo liberal burgués que defiende la propiedad privada capitalista en Cuba.

Carlos 8 diciembre 2020 - 10:56 AM

La fabrica del odio, lo ha dejado claro una vez mas: «Machete, machete que son poquitos»

GB 8 diciembre 2020 - 2:19 PM

asi mismo es el gobierno incitando a la violencia y puede resultar un bumerang contra ellos

albertonjones 8 diciembre 2020 - 12:42 PM

Atinado, balanceado, a tiempo y de lectura obligada para cada cubano en los cruciales momentos que vive la nacion. Gracias

MARLENE AZOR HERNÁNDEZ 8 diciembre 2020 - 12:48 PM

ESTA DESCARGA SOBRE EL ODIO EN GENERAL, es un estado anímico sin salida, «todos estamos inmersos en el odio» ¡¿y? los generadores del odio dentro de Cuba están en el poder y nos llevan brutalizando 60 años. La diferencia es que ahora se enteran con internet, pero la brutalización y criminalización de la discrepancia, empezó desde hace 60 años y ayer se mostró en cubadebate.cu con «machete, machete que son poquitos». Algo que Maceo nunca dijo. Ernesto Daranas: ‘En Cuba hay juicios sumarios y gente presa, detenida, sitiada o expulsada del trabajo por sus ideas’
El cineasta cubano condena la represión en la Isla y afirma que ‘pensar diferente al Gobierno no es ser un traidor’.

El cineasta cubano Ernesto Daranas publicó un texto en el que criticó la represión que se ha desatado por parte del Gobierno cubano contra las personas que disienten en la Isla y señaló que «la estrategia de descrédito impune frente a cualquier disidencia está agotada, sobre todo, cuando se niega el derecho a réplica de los que están siendo acusados».

En el texto, publicado en el blog del jurista Julio César Guanche, Daranas hace un recuento de los actos de rebeldía ciudadana que han tenido lugar en los últimos días: desde un joven paseando por el bulevar de San Rafael con un cartel que exige el fin de la represión hasta la huelga de hambre realizada por artistas en la sede del Movimieno San Isidro (MSI) y el plantón de cientos de jóvenes frente al Ministerio de Cultura (MINCULT).

Según la opinión del cineasta las demandas «presentadas al MINCULT son la expresión del sentir de una cantidad creciente de cubanos», por lo que afirmó que «el país no puede dividirse en torno a eso y se deben abordar de una vez las diferencias», pues «compartir la misma visión política o ideológica no puede ser una condición sine qua non para el diálogo».

«Respaldar a cualquiera que sea sometido a represión por el libre ejercicio de sus ideas no significa que necesariamente se piense como ellos. Lo que ocurre es que el peso del Estado no puede caer de esa forma sobre todo el que disiente. En Cuba hay juicios sumarios y gente presa, detenida, sitiada o expulsada de su trabajo solamente por sus ideas. Eso debe cesar», agregó el director de películas como Conducta y Los dioses rotos.

Daranas también recordó que «el Gobierno no es la Patria» y que «pensar diferente al Gobierno no es ser un traidor a Cuba y ceder frente a la intimidación es someterse a los intransigentes que han frenado los cambios que el socialismo cubano ha demandado». «Ellos también pueden ser vistos como contrarrevolucionarios, autores de un interminable ‘golpe blando’. Son también responsables de esta crisis», añadió.

Sobre el papel de las redes sociales ante la desinformación de la prensa estatal señaló que estas «han cambiado definitivamente la manera en la que los ciudadanos, en especial los más jóvenes, se relacionan con los medios», pues consideró que las generaciones más jóvenes están habituadas «a acceder a fuentes, contrastarlas, emitir sus criterios y reconocer el de otros».

El cineasta también indicó que «el Estado debe resolver las contradicciones entre su discurso político y su proyección económica. Son los hechos los que demuestran el rumbo que realmente van tomando las cosas. La presencia militar en la economía, su impopular dolarización, el freno a la iniciativa privada, los hoteles de lujo levantados entre vecindarios en ruinas y una inversión en turismo muy superior a la que se realiza en la agricultura son solo algunas de las contradicciones de las reformas en un país con serios problemas en materia de alimentación, insumos, vivienda y derechos civiles».

Finalmente mostró su apoyo a los jóvenes que se plantaron el pasado 27 de noviembre frente al MINCULT, pues dijo compartir «la esencia de las demandas presentadas».

Sofia. 8 diciembre 2020 - 1:43 PM

Su artículo es muy bueno en lo referido a la situación actual del mundo.
Hay una lucha entre civilizaciones. En lo que se refiere al Estado cubano esta
en el deber de representar a todos sin excepción de ninguno , debe escuchar y ser escuchado.
La mejor expresión de la política ideológica es lograr un alto nivel
económico, para poder frenar la inmigración de la juventud.
El Estado esta en deber de cumplir las leyes jurídicas establecidas en el
Codigo Penal, como faltar el respeto a los símbolos patrios, sin explicar
a nadie, ni poner por el NTV, prácticamente es una ley universal.
Subir a la Tribuna y hablar del RACISMO en Cuba es absurdo,
es una manera de justificar la incapacidad del intelecto o ganas de trabajar.
La Revolución cubana le dio igual posibilidad a todos, quizás hay
que hablar de una raza, de sus genes, de su forma de ser, de su formación,
de su idiosincrasia. Por ejemplo, en Andalucía y en Ucrania habita la raza
o civilización gitana a ellos no les gusta vivir con otras etnias, sino en sus
propios barrios con su música, baile y propias costumbres.

Laura Gomez Jimenez 8 diciembre 2020 - 2:14 PM

Yo odio al gobierno cubano de una manera bestial , mis padres de igual manera o mucho mas, mi hermano los odia a muerte y mi abuelita materna los odia sin limites. Todos sentimos odio visceral a causa de la separacion a la que hemos sido condenados, soy doctora y se me prohibe la entrada a mi propio pais en 8 años. El gobierno que impera en Cuba nos tortura psicologicamente y viola nuestros derechos y tambien lo hace con miles de familias como la mia. Basta de fascismo y terrorismo de estado contra miles de familias cubanas, basta de tortura y separacion, solo estan cosechando nuestro odio y tarde o temprano algun dia algunos de nosotros escalaremos hacia algun puesto en alguna parte donde les haremos pagar todo este sufrimiento.

Eva 8 diciembre 2020 - 3:40 PM

No odies eso es justamente lo que quieren !!
Hay que derrotarlos hay que exterminar esa plaga de vividores mentirosos pero solo unidos en el amor se puede sumándonoslo a causas de paz y de amor no dejando solos a toda esa juventud valiente que no está dispuesta a seguirlos en su bailoteo ridiculous y payaso!! Ellos se están odiando entre sí! Nosotros los cubanos honrados no debemos caer en esa trampa asquerosa que montan sin éxito
Dios bendiga su familia herida una de tantas humilladas y vilipendiadas por este sistema corrupto y tiránico

Carlos 8 diciembre 2020 - 4:26 PM

Es una dictadura, no es un gobierno. Oajala fuera totalitario.

Alfonso Rojas 8 diciembre 2020 - 2:21 PM

Cuba es el reino en el que son todos iguales, pero hay unos cuantos que son mas iguales que otros, en cuanto al odio, un pais que adopta una ideologia que se pregona como la unica, con partido unico, el cual monopoliza el ejercicio del poder, no es precisamente la mas inclusiva de todas, su base es el odio y la exclusion a cualquier persona o idea que no sea la oficialmente aceptada,y bendecida, es la estructura mas extremista y excluyente, mas que cualquier orden, secta,religiosa o iglesia conocida, ellos no son precisamente el referente moral para decir quien odia o quien no odia. .

Janet 8 diciembre 2020 - 4:48 PM

Me parece un ejercicio cuando menos innecesario el recuento que hace el autor en el primer párrafo sobre las cosas terribles que suceden en mundo, que ocurren en diferentes modalidades desde que el hombre se agrupó en sociedades. ( por supuesto que el autor es libre de dedicar su artículo a lo que le parezca). Pero si vamos hablar de odio y somos cubanos, me parece obligado hablar del odio que ha movido eso que llaman revolución y sus dirigentes desde el primer minuto en que se apoderaron del poder en nuestro país. El odio conque fusilaron a jóvenes en la cabaña, el odio conque le arrebataron a tantos cubanos honestos el trabajo de toda una vida cuando nacionalizaron todo. El odio conque persiguieron a homosexuales e “inadaptados” y los pusieron en Campos de concentración ( UMAP), https://bit.ly/3ozHNZE
el odio que promovieron y atizaron en las masas para aterrorizar con actos de repudio (Violentos)a familias decentes que querían escapar de aquello en lo que ya habían convertido a la isla….y un largo etc que tiene su expresión más recientes en el acoso y abuso ( visto por todos) contra los chicos del MSI Y N27. Que pena mi Cuba!!

Miguel Ángel mesa 8 diciembre 2020 - 6:42 PM

Es que este gobierno cubano, tiene que acabar de aceptar que existe oposicion, no todos estamos conformes con este socialismo a lo cubano, este «SOCIOLISMO», esa soberbia de no aceptar al que piensa diferente, al que critica públicamente, cdo tiene toda la razón, de no aceptar que existan líderes espontáneos surgidos verdaderamente del pueblo. Entonses mientras continúe así
NO NOS ENTENDEMOS.

Miguel Ángel mesa 8 diciembre 2020 - 8:23 PM

Si el Estado no acaba de aceptar debido a su absoluta soberbia de que en este país vivimos personas honradas, que no compartimos la doctrina comunista y que tampoco aceptamos este «SOCIOLISMO CUBANO» y nos continúan tachando de contrarevolucionarios por criticar públicamente su pesima gestión económica, sus frecuentes errores, su negación a que surjan verdaderos líderes surgidos del pueblo, mientras continúe esa posición,
¡¡¡NO NOS ENTENDEMOS!!!

Miguel Ángel mesa 8 diciembre 2020 - 9:01 PM

Acabo de ver el ntv, nuevamente como se ha hecho habitual al sr. Humberto López que aparece en su correspondiente espacio, tratando de convencer al auditorio sobre la veracidad de los vídeos, páginas web y publicaciones en las redes sociales que ha expuesto a lo largo de estos tediosos espacios.
El mismo ha hablado de los perfiles falsos tanto Facebook, Twitter, Instagram y demás que surgieron a raíz de las elecciones norteamericanas y que han utilizado para agredir a Venezuela.
¡¡¡¡ Y AHORA SE APARESE CON TODOS ESTOS MATERIALES DICIENDO QUE ESTOS, SON VERDADEROS!!!
¿¿Pensara que somos subnormales o que??

Criollov 9 diciembre 2020 - 10:10 AM

ODIO! HATE! Hard Odio! Hate Intenso! Muchos comentarios rezuman ODIO, solo acotar lo que alguien o «alguienes» han expresado: los que empujan no se dan golpes, queriendo lo mejor para su pais unos ingenuos y confiados ciudadanos dieron rienda suelta a primaveras y colores: Las consecuencias ya están en esos paises. El ODIO engendra ODIO! Qué es mejor para los de «a pie»: La Ley de Talión o La Biblia, Mandela, Mujica. Honestamente, yo no deseo para nadie lo que no deso para mí (Adalberto Álvarez?). La soluciones están en dialogar, conversar: ALL WE NEED IS LOVE!

juliosotoangurel 10 diciembre 2020 - 2:50 PM

El autor está desajustado en su visión.
El, odio es un sentimiento absolutamente humano y propio de las personas humanas.
Con la presencia de la maquinaria del estado y la de del poder político es imposible, absolutamente imposible que no se ejerza el despotismo y el odio, contra los sometidos, que invariablemente es el pueblo, las masas humanas sometidas al estado.
Sospechosamente el autor, don Manuel García Verdecia, solo narra los abusos y el odio de algunos tiranos, pero se olvida, por puro oportunismo político y cobardía de los miles de crímenes de fusilamientos, torturas en las prisiones, despojos de las propiedades de miles de cubanos y extranjeros a quienes se abusó, matando, torturando en las prisiones, robando descaradamente sus propiedades sin compensarlas y además, arrasando y destruyendo científicamente el estado-nación..
Eso lo hizo Fidel Castro Ruz, su hermano Raúl, Ramiro Valdés, José Ramón Machado Ventura y otros miserables más que aún siguen en el poder.
Por cierto, el autor termina su perorata mencionado a José Martí Pérez el Apóstol de la independencia cubana, que se distinguió toda su vida por ser un político muy violento, que creía en la violencia y en el odio para obtener sus objetivos políticos y que no vaciló en organizar una guerra que fue tremendamente cruel y sanguinaria con el pueblo civil que la sufrió.
No se puede desvalijar la historia, de la misma forma que los Castro, crímenes aparte, desvalijaron los caudales y bolsillos de todos los cubanos para convertirnos en un pueblo miserable, limosnero, que ama ser esclavo y adora a sus dueños esclavistas y su mezquina condición de obedientes, sumisos, dóciles y vasallos.
Los cubanos de hoy, diseñados y programados, bajo la esclavitud castrista, que dirige la Iglesia Católica y la CIA, devinieron en seres muy dúctiles y maleables, pero no como el oro, sino, como las heces fecales.
Y si, ya sé, que me van a censurar este escrito.

Consejo Editorial 11 diciembre 2020 - 2:57 AM

Estimado Sr. Soto:

Ciertamente, el odio es un sentimiento humano y todo parece indicar que usted está consumido por él. El odio enferma el espíritu y, quizá, también algún órgano como el hígado o el páncreas -aún está por demostrar-.
Le recomendamos que se entregue a algunas lecturas serias, pues todo parece indicar que los sitios donde son abundantes las teorías de la conspiración han hecho fuerte daño a su entendimiento, algo que se puede demostrar con facilidad desmontando su comentario -lo que no haremos, ya que no hace falta, se desmonta por sí solo, el pobre.
Lamentamos también decirle que la tierra no es plana, algo en lo que seguramente usted creía, dada sus posturas extremas.

Sin otro paricular, reciba nuestro saludo.

PD: No somos dados a censurar nada, aunque leyendo su comentario tal vez debamos replantearnos un tanto eso.

juliosotoangurel 11 diciembre 2020 - 12:21 PM

Muchas gracias por su respuesta. Acepto que me de una guía de lecturas serias.
Trato todo el tiempo de hacerlas pero, recibo propuestas.
Me gustaría que rebatieran si lo que digo es mentira o no se ajusta a la verdad.
¿Que cosa no es cierta? ¿Que planteamiento no se ajusta a la verdad histórica?
Parto del hecho de que creo o asumo, que todos ustedes están fuera de Cuba, Si no es así si vosotros estáis dentro de Cuba, pues, aminoro mis críticas y pido perdón, por mi despropósito, porque por decir cosas en mis artículos, fui preso y torturado en Cuba junto con mi familia.
Como sé de lo que hablo, soy incapaz de decirles o reprochar nada a quienes se encuentran dentro de la isla.
Debo reconocer que estoy roñoso y resentido, porque fui un hombre formado dentro de los principios del marxismo leninismo y dediqué gran parte de mi vida al proyecto aquel que fue todo una gran estafa y un gran fraude que tiene como objetivos la destrucción de nuestro estado-nación.
El objetivo de los Castro y su pandilla era y es destruir a Cuba físicamente y la perversión y desmoralización del pueblo.
Yo trato de ser un martiano y de la misma forma que José Martí siempre cargaba un revólver en la cintura para usarlo con sus enemigos, daría cualquier cosa por usar mis armas contra la vida de los Castro.
Por cierto donde quiera que trabajé en las Fuerzas Armadas Revolucionarias, mi departamento ganaba la bandera de Héroes del Mocada, así que muy malo no era.
Siempre dediqué mis esfuerzos a cumplir con las órdenes del mando.

Consejo Editorial 11 diciembre 2020 - 2:27 PM

Sr. Soto:
Si parte del hecho de que quienes aquí escribimos no estamos en Cuba y por eso tiene usted derecho a mirarnos por encima del hombro, nuevamente se equivoca. Primeramente se equivoca porque aun fuera de Cuba, todo cubano continúa siéndolo, más aún si ama y pretende trabajar por su país; y seuguno, porque la inmensa mayoría de los que aquí escribimos lo hacemos desde dentro de Cuba. Lo invito a que busque en facebook los perfiles de algunos y verá que hay personas que viven en disimiles lugares de la Isla.
Un saludo,

Rolopez 69 11 diciembre 2020 - 12:05 AM

Hablando de odio y se nos aparece este caballero poco o nada respetuoso hablando de Martí en esos términos.

Alguien dijo que los símbolos no se manchan, no manchó al Apóstol aquel marine americano en el Parque Central ni la sangre que derramaron sobre sus bustos recientemente, ni tampoco lo hizo el que pintó sus labios y le colocó una bufanda guey y mucho menos este señor con su destinado comentario.

Cuando se habla así de Martí se ofende a millones de cubanos, y también a otros muchos que reconocen en él al hombre que amó a Cuba y América, que murió defendiendo su Patria, que con su pensamiento profundo enseñó el camino de la libertad y el honor.

Poco sabrá de estas cosas quien no comprende que el odio nos deshumaniza, que a quien mas daño hace es a quien lo practica.

La Jóven Cuba sabrá por qué no sensuró su comentario, respeto su desición, es cierto que pocas veces lo hace, así que confío en que este también lo publique, viene de alguien que desde que nació su familia le enseñó a amar y respetar al más grande de todos los cubanos.

Muchas gracias.

juliosotoangurel 11 diciembre 2020 - 12:27 PM

Por cierto, se ha descubierto desde hace mucho, con sus nombres y apellidos, que quienes organizaron e hicieron el show aquel del marino americano sobre la estatua de José Martí fue precisamente el Partido Socialista Popular que buscó y pagó al marino y tenía al fotografo preparado para tomar la famosa foto.

Juan Carlos Alvarez Miranda 12 diciembre 2020 - 3:22 AM

Si se pone el Amor en la ecuacion la vida fluye mejor es ley de vida pero el desconocimiento del verdadero funciomamiento del universo es lo que tiene a la especie humana al borde de la aniquilacion los hombres aferrados al poder y dejandose corromper por su naturaleza demoniaca han perdido de vista el verdadero proposito de nuestra existencia humana que es servir a los demas y ayudar a que todos sean felices
BENDICIONES para los que Aman y para los que no tambien,para que comiencen a Amar.
VIVA CUBA LIBRE
ABAJO EL COMUNISMO

Big Point 12 diciembre 2020 - 12:48 PM

Odio? Qué tal del amor? …amor, tanto amor. Todo se resume al estado anímico del individuo, a tenor de las realidades que apreciamos.
En el mundo hay -aún- amor, muchísimo amor.
Antítesis del odio?
O quizá la total ausencia de ello?

Los comentarios están cerrados.