¿Camino a un estado de derecho?

por Miguel Alejandro Hayes

La nueva constitución nos proclama como un estado -socialista- de derecho. Sin embargo la ausencia de un tribunal de garantías constitucionales, es una fuerte debilidad en cuanto a mecanismos institucionales que permitan su realización. Y podemos agregar otro factor: el reforzamiento de dinámicas políticas centradas en un líder.

En el funcionamiento de las sociedades, se puede apreciar, según algunos teóricos, la dicotomía liderazgo-instituciones. Estas, son las expresiones simbólicas de en dónde el todo social en su tendencia resultante tiene depositada la confianza en cuanto a su ordenamiento.  Así, ante la ausencia de una hegemonía cultural basada en el ordenamiento jurídico, político e institucional –el poder simbólico de las instituciones-, se abre paso a la figura de un líder -o conjunto de estos-, como objeto que va a ser esa encarnación y personificación simbólica de la sociedad –al conjunto de normas, principios, valores-  a la que se aspira -al menos como expresión de la que no se quiere-.

Un buen ejemplo para tales movimientos, es la propia Revolución Cubana. La huida de Batista y de una buena parte de las principales figuras de sus instituciones, además de la pérdida de confianza en estas por parte del pueblo, fueron claves para crear un vacío que tuvo como resultado el liderazgo indiscutible de Fidel.

Se aprecia luego de aquellos primeros años previos a la institucionalización, un largo periodo -que nos llega hasta hoy- donde ha coexistido la figura del líder, combinado con la creación de un esquema institucional, que en mi opinión, siempre fue más débil que este. Prueba de ello son las acciones del propio Fidel -en beneficio del país- para las cuales él mismo reconoció que tuvo que saltarse ciertos mecanismos institucionales.

Acompañando esto, siempre ha estado la conformación de una cultura, una conciencia cotidiana, politizada, que acompaña ese modelo y que puede notarse en la difusión de mensajes que han ponderado el culto al líder (y de un conjunto de estos, insisto) muy por encima del culto a la institucionalidad. O para ser más claro, la práctica semiótica del discurso político cubano –no solo en la oficialidad, sino en toda la sociedad- logró crear una simbiosis entre el líder y el esquema institucional, donde la primera se segunda, pero en realidad es solo una dependencia funcional de la relación de liderazgo.

Así, se ha visto, un mensaje que representa el ordenamiento institucional social – el socialismo- siempre asociado a las relaciones de liderazgo, donde ese vínculo termina por lograr en el sentido común del sujeto cotidiano, hacer sinónimo a lo primero de lo segundo, y viceversa.

Terminó siendo el socialismo, el significado del significante (la figura principal y líder de la Revolución). Luego, en la medida en que el socialismo se asociaba al líder, la sociedad  mantenía la producción cultural de liderazgo: tener una figura que representa el orden económico, político y social deseado –vigente-. Fenómeno este que se repetirá en la medida que líder sea mantenido a nivel discursivo a la par de las instituciones, como expresión tal orden social.

Así ocurrió el desarrollo de un esquema institucional, un culto a este (socialismo) que era también un culto a la relación de liderazgo en última instancia. La primacía de esta, donde ocurría que lo primero era solo una herramienta del segundo, y que en conjunto son un sistema armónico, condiciona que el debilitamiento de cualquiera de ambos afecte el devenir de dicho sistema simbólico líder-esquema institucional.

Por eso, la salida de las figuras más emblemáticas, aquellas que encabezan el extremo superior de la relación de liderazgo, y el ascenso de nuevos espacios independientes en diferentes esferas de la vida, a la par de cierta pérdida de eficiencia y credibilidad de algunas instituciones, hacen que la relación simbólica mencionada se vea debilitada. Pero una sociedad que se ha encaminado y conducido de una manera, y desconoce los nuevos actores y espacios, corre el riesgo de intentar repetir las mismas fórmulas acríticamente.

Así vemos hoy una prensa que pretende ponderar a la figura del líder, tomándolo en ocasiones como centro de la noticia y opacando el hecho del que fue partícipe. Incluso algunos han sospechado que se quiere establecer comparaciones con un joven Fidel Castro.

No corresponde a estas líneas evaluar el impacto de tal actividad de los medios estatales. Lo cierto es que mientras sea así, poco se hace. El hecho de que los  medios oficiales continúen presentando al líder como mejor sinónimo de la construcción social en el socialismo, no contribuye a una cultura de que sean las instituciones la fuente simbólica del orden social.

El culto al imperio de la ley –socialista en nuestro caso-, de sus instituciones, es todavía la asignatura pendiente mientras a su lado se ponga a un dirigente, por lo que estamos muy lejos de la conformación de una cultura cotidiana para ese estado de derecho. La ausencia de sus instituciones, son solo el resultado de la ausencia de esa conciencia. Es en la sociedad civil donde se producen las relaciones de poder, de hegemonía, y así lo reflejan los órganos del Estado. Por eso, la principal batalla por un estado de derecho, estaría no en la lucha por un tribunal, sino en la conformación de una conciencia-necesidad en la sociedad civil, que se refleje en la estructura política, y en sus instituciones.

18 comentarios

Carlos 19 abril 2019 - 9:59 AM

“ausencia de un tribunal de garantías constitucionales” es decir que no existe un tribunal para velar que las garantías constituciones. Interesante.

Chachareo 19 abril 2019 - 2:00 PM

Algunos países siguen el modelo austríaco que contempla un Tribunal Constitucional, mientras otros siguen el modelo estadounidense de un Tribunal o Corte Suprema que ejerce las funciones de un tribunal constitucional. De todos modos, no es inusual, como en ciertos Estados iberoamericanos, que el control de la constitucionalidad se encuentre compartido entre el Tribunal Constitucional y la Corte Suprema.

Chachareo 19 abril 2019 - 2:12 PM

Países del continente con tribunal constitucional, el resto el tribunal Supremo se encarga de todo lo relacionado a la constitución
Tribunal Constitucional de Bolivia.
Corte Constitucional de Colombia.
Sala Constitucional de Costa Rica.
Tribunal Constitucional de Chile.
Corte Constitucional del Ecuador.
Corte de Constitucionalidad de Guatemala.
Tribunal Constitucional del Perú
Tribunal Constitucional de República Dominicana.

jovencuba 19 abril 2019 - 2:18 PM

País con un tribunal constitucional que permitía defender los derechos de la ciudadanía: Cuba.
Líder que apeló al tribunal constitucional cubano para defender los derechos del pueblo: Fidel Castro (1953)

Chachareo 19 abril 2019 - 3:01 PM

País con un tribunal Supremo que ha logrado modificar aspectos de la construcción en beneficio de los derechos civiles y la lucha de MLK estrellas otras
Corte Suprema de los estadEs Unidos.

Alex 19 abril 2019 - 11:09 PM

Y el error se sigue repitiendo. La omnipresencia de Diaz Canel que para muchos es muestra de la grandeza de nuestro presidente, no es más que un síntoma de la debilidad de las instituciones. Es imposible para un ser humano conocer de todo, supervisarlo todo, idearlo todo. Este estilo de trabajo solo genera ineficiencia, oportunismo, verticalidad, y falta de sistematicidad.

Boris 20 abril 2019 - 12:12 PM

Totalmente de acuerdo contigo!!!!

Manuel* 19 abril 2019 - 2:16 PM

En el pasado el rey era todo en una sola persona: ejecutivo, legislativo y judicial. El mundo evolucionó a un sistema donde unas instituciones fuertes acaparan el poder que antes tenían los líderes.

El Socialismo se quedó atascado a medio camino, habiendo apenas evolucionado del estatus de monarquía absoluta.

Recomiendo ver la reciente película “La muerte de Stalin” donde se recrea la realidad histórica en clave de humor. Muestra hasta donde puede llegar el culto a la personalidad.

A modo de inciso, el Premio Nobel Aleksandr Solzhenitsyn en “El archipiélago Gulag” describe una escena de un discurso político, tras el cual la gente comienza a aplaudir. Los aplausos duran eternamente porque el primero en dejar de hacerlo correo el riesgo de que se interprete que es crítico con el sistema y se arriesga a terminar en un campo de concentración. Después de horas aplaudiendo la gente comienza a colapsar y los tienen que mandar al hospital.

La anécdota me pareció poco verosímil hasta que se la consulté a un ruso con el que coincidí en el trabajo. Me aseguro que era completamente verídica.

Chachareo 19 abril 2019 - 2:43 PM

Corte Suprema es la única corte establecida por la Constitución de los Estados Unidos. Todos los demás tribunales han sido creados por el Congreso. La Corte posee la facultad de revisión judicial y la facultad de declarar inconstitucionales leyes federales o estatales y actos de los poderes ejecutivos federal y estatales. Sus decisiones no pueden ser apeladas.

Chachareo 19 abril 2019 - 3:05 PM

El Supremo Tribunal Federal (STF) es el más alto tribunal del Poder Judicial de Brasil y posee las atribuciones propias de una Corte Suprema y de un Tribunal Constitucional. … En la jerga jurídica, el STF es llamado también Pretorio Excelso.

Chachareo 19 abril 2019 - 3:47 PM

Tribunal Supremo de cuba
Ser una institución garante del cumplimiento de la Constitución y las leyes, con directivos, jueces, secretarios judiciales y demás trabajadores, acreedores de prestigio, autoridad y reconocimiento social por su actuación accesible, profesional, transparente y confiable
Valores Institucionales
Sentido de lo Justo

Independencia

Imparcialidad

Transparencia

Probidad

Humanismo

Honestidad

Calidad

Fernan 19 abril 2019 - 8:13 PM

Parece que las personas no pienses.como Chachareo pies muchos lo han Parisot a que la anterior Constitucion vie violada reiteradamente sin ninguna actuaciin de Tribunal Supremo para evitarlo

Sanson 19 abril 2019 - 10:53 PM

Siempre he pensado que Fidel debio haber renunciado cuando fracaso la zafra del 70 llamada “de los Diez Millones”. Debio entonces convocar el mismo a elecciones y haber reconocido que eso de saltarse instituciones y hacer las cosas como si reinara en Cuba habia sido algo debido a las urgencias del momento pero que no habia estado bien.
Hubiera creado un precedente si hubiera dado reconocimiento a esos que discreparon de la idea de aquella contienda y fueron destituidos y nunca reintegrados despues de ocurrir lo que previeron. Posiblemente hubieran ayudado a paliar la hecatombe que vino despues.
Se hubiera creado un precedente de que nadie podia gobernar por encima de la constitucion y las instituciones si se hubieran repudiado publicamente las UMAPs. Se hubieran evitado las expulsiones de estudiantes universitarios por sus ideas politicas o religiosas asi como los abusos realizados contra ciudadanos en la vergonzosa etapa del puente del Mariel.
Se debio haber relajado la intransigencia de los primeros annos y haber estimulado una prensa mas libre y menos mediocre y cuadros menos dados a la guataqueria y el oportunismo.
La palabra militancia que denota intransigencia rayana en la violencia , debio haber dado paso a la palabra membresia.
Se hubiera evitado tener hoy un Presidente irrelevante que disfruta hoy de las mieles del poder sin haberselas ganado ni haber sido elegido por la gente.Se hubiera evitado la verguenza de tener una persona al mando del pais que nunca ha promulgado ni antes ni despues una ley en un pais que las necesita a montones y con urgencia para salir del inmovilismo arruinante en que vive.

manuel 20 abril 2019 - 8:42 AM

Fidel fue un lider natural……el actual presidente Canel , es un lider institucional.
Fidel fue un lider dominante y que podia forzar el poder capaz de imponer los temas a tratar , como analisarlos y sus posibles soluciones ……mobilisando al pueblo en la consecucion de esas soluciones dadas.
Fidel era carismastico y con una con una forma de expresion convincente , con una capacidad de trabajo increible y hacia cumplir con sus responsabilidades a su equipo , un hombre ariesgado y firme es sus ideas .
Toda la institucionalisacion del Pais se movio sobre ese liderasgo y con todo eso no pudo resolver las contradiciones agudas de su epoca : entre lo que queria y lo que se pudo .
Las contradiciones cronicas de hoy en el modelo socialista cubana es la agudisacion de las contradiciones que surgieron a lo largo de la historia de la Revolucion entre lider , liderasgo y proceso de transicion hacia la institucionalisacion del modelo.
El Partido ……llamado fuerza rectora de la sociedad quedo abocado a el liderasgo del mismo por un lider y no ha sido capaz de llevar a la gobernabilidad, el trabajo de equipo y la diferenciacion de funciones que debe caracterisar la articulacion de un gobierno .
Entonces tribunal constitucional para que ?
Como bien definio la Joven Cuba o el administrador que escribio en su nombre ……..TODO nacia y moria en un hombre y ahora….. TODO nace y muere en un Partido.
Todo lo demas es secundario en el engranaje creado ….ah y al destinatario, en nombre de quien se dice se hace TODO : el pueblo ………ese es terciario .
Las sociedades modernas son egoistas por nacimimiento , los pârtidos y sus ideologias , sus lideres y sus idearios………. pasan primero.

Manuel* 23 abril 2019 - 6:35 AM

Queda por ver que la revolución cubana pueda sobrevivir sin un líder natural.

Fernan 20 abril 2019 - 1:51 PM

Chachareo sobre las caracteristicas que estas menciona las dos primeras no estoy completamente seguro. Mencione uno de los miembros que no sea militamte del PCC.

¿Camino a un Estado de derecho? – Blog Antiimperialista 23 abril 2019 - 3:52 AM

[…] Fuente: http://jovencuba.com/2019/04/19/camino-estado-de-derecho/ […]

jovencuba 18 mayo 2019 - 9:30 AM

Un líder es garantía de unión y para nada demerita a las instituciones. El solo hecho de tener el tribunal constitucional no es garantía, lo estamos viendo en América Latina con los líderes de izquierda presos.
No tenemos que parecernos a otros.
Tatu

Los comentarios están cerrados.