Igualdad social en Cuba, un hecho no demostrado

por Miguel Alejandro Hayes
Igualdad

Escoger el arma

La reducción de la desigualdad es, actualmente, una meta común en varios países a la hora de elaborar políticas públicas. Para diagnosticar la magnitud de la desigualdad, o su comportamiento ante determinadas acciones gubernamentales, se necesita tener alguna medida.

Con ese fin, las ciencias y la comunicación política se auxilian de indicadores, sobre todo cuantitativos. El más popular de ellos, hasta ahora, es el Índice de Gini, un indicador introducido por el estadístico italiano Corrado Gini en 1912 y que describe la desigualdad promedio de una sociedad. Pero este no es el único que ofrece información útil al respecto.

Un siglo después que Gini, el economista chileno José Gabriel Palma creó un algoritmo que la bibliografía especializada llamó índice de Palma. Su autor demostró que el Gini  tenía un sesgo estadístico porque «mezclaba peras con manzanas», por eso propuso una nueva herramienta.

Luego de analizar datos de diversos países, Palma aportó una metodología para un mejor estudio de la desigualdad a partir de concebir la sociedad como tres grandes subgrupos: 

  • los más pobres, conformado por el cuarenta por ciento con menos recursos.
  • las clases medias o los del medio, conformado por el cincuenta por ciento ubicado por encima del cuarenta por ciento más pobre.
  • los más ricos, conformado por el diez por ciento de la población ubicada encima del cincuenta por ciento anterior.

De esa división salió una ley analítica que puede servir en ciencia social. Con independencia del país, a las clases medias (al cincuenta por ciento del medio) le corresponde, con ligeras variaciones, más o menos el cincuenta por ciento de la riqueza social.

Igualdad

Conrado Gini.

Con ello, Palma llegaba a la misma conclusión que una de las interpretaciones más olvidadas del Marx de El Capital. Según expuso el alemán, las clases del medio no son las determinantes en las relaciones polarizadas de riqueza y explotación, sino que estas se generan en la interacción entre el polo más pobre y el más rico de la sociedad. A diferencia de Marx, Palma hizo la demostración en el lenguaje de la estadística actual.

En otras palabras, el índice Palma expresa que las clases medias, con independencia del país, participan de la renta de forma tal que no inciden de manera causal sobre la desigualdad. En consecuencia, nos muestra que en las naciones más desiguales los ricos tienen más brechas con los pobres que en las menos desiguales. Por tanto, dadas las actuales relaciones del mundo, el Palma sugiere que el problema de la pobreza, en buena medida, es un problema de distribución, bien acotado entre los más ricos y los más pobres.

Semejante conclusión va más allá de la Economía. Invita a repensar concepciones propias de las filosofías políticas, al señalar que la distribución de la riqueza —si busca reducir la desigualdad—, debe concentrarse en la relación de los extremos, y que el aumento equitativo de todas las rentas individuales de los ciudadanos de una sociedad no elimina la desigualdad.

Más bien, empuja  las políticas económicas a concentrarse en un fenómeno que, en un sentido tradicional, está fuera de la distribución: el aumento de la renta nacional. Por tanto, en vez de generar más renta nacional, los países deben cuidar su distribución. Así, desde Palma, se puede desestimar el tradicional enfoque con énfasis en aumentar la cantidad de riqueza nacional.  

Asimismo, el Palma permite respaldar la idea de que la reducción de la pobreza implica transformaciones estructurales, dígase cualitativas, más que aumentos de producción. 

Así lo ilustra lo sucedido en América Latina durante el auge del rentismo a base de materias primas, se redujo la pobreza pero no precisamente la desigualdad. Simplemente, había ocurrido un aumento de la renta total de la nación, lo cual benefició a muchos pobres, pero en igual o menor medida benefició a los (más) ricos, es decir, no cambió la relación entre los extremos sociales; tal fue el caso de Venezuela durante el mandato de Chávez.

Por tanto, el Palma es sobre todo un índice que, visto en el tiempo, muestra si una gestión gubernamental o proceso social transformó verdaderamente la relación estructural entre el polo más rico y el más pobre (a veces con complicidad de los sectores medios), si solo hace una redistribución de ingresos por impuestos, o si no hace ninguna.

Igualdad

José Gabriel Palma.

Si tuviera mi winche…

En Cuba, país en el que el discurso oficial presume de grandes conquistas sociales y que ha limitado derechos económicos y creación de riquezas durante décadas en nombre de la igualdad, el Gini debiera ser una bandera empleada desde el gobierno para validar su labor como proceso revolucionario. Sin embargo, ocurre todo lo contrario. Según el economista Pedro Monreal, no se ha publicado nunca de manera oficial el valor de este indicador para la Isla.

Existen razones para pensar que si la propaganda oficial no lo divulga, es sencillamente porque no le conviene. Sin un Gini oficial, el gobierno cubano convierte uno de sus pilares ideo-políticos: la igualdad social, en un hecho no demostrado según estándares académicos internacionalmente aceptados.

No obstante, si hay razones para que el gobierno no ofrezca un Gini, más las hay para que no asuma el indicador Palma. Este último no anda con medias tintas, promediando la polarización entre ricos y pobres con el esquema de la clase media, sino que clara y directamente expresa un valor más realista de la desigualdad. En otras palabras, con los datos de un  Gini elevado se obtiene un Palma mayor.

De calcularse para Cuba se sabría si —una vez sacados de escena los propietarios,1) alguna clase o grupo ocupó su lugar o no en cuanto a privilegios económicos, 2) qué ha hecho en el caso de que así sea, 3) y quiénes conformarían dicho grupo. 

Conocer eso ayudaría en buena medida a demostrar (o desmentir), muchas tesis que circulan en el debate político. Por ejemplo, comprobaríamos si es cierto que los ricos de Cuba se hallan en el emergente sector privado de servicios o en otro grupo; incluso, sabríamos en qué grupo se ubican, tanto los dirigentes del país y sus familiares, como las personas tachadas de mercenarias y asalariadas del imperio por razones políticas.

Con el referido indicador se puede calcular antes y después de la aplicación de impuestos sobre ingresos. Un Palma después de impuestos permite advertir cuánto el Estado corrige la desigualdad generada en el mercado a partir de políticas redistributivas (los nórdicos corrigen la desigualdad con los impuestos).

Un Palma antes de impuestos permite conocer la desigualdad asociada al funcionamiento del mercado, es decir, cuán desigual es propiamente el mercado (en Corea del Sur se busca aliviar la desigualdad en el propio mercado). En Cuba ni siquiera podemos situar cuánta desigualdad genera el mercado y cuánto la corrigen los impuestos

También se podría medir el impacto sobre la desigualdad que ha originado el modelo reduccionista de turismo decidido por el gobierno para desarrollar el país, y constatar quiénes fueron los más beneficiados con tal modelo.

En fin, la lista de aspectos de la gestión gubernamental que se lograría evaluar puede ser extensa.

Igualdad

Se podría medir el impacto sobre la desigualdad que ha originado el modelo reduccionista de turismo decidido por el gobierno para desarrollar el país. (Foto: Lisette Poole/The New York Times)

Los medios de producción

Aunque el gobierno no publique el Gini o el Palma, el verdadero problema está en que tampoco ofrece datos para que economistas e investigadores interesados en el tema puedan hacerlo. Sin embargo, la publicación de estos no sería la solución para obtener indicadores lo menos sesgados posible. El propio Palma se ha quejado de que en su país de origen la sub-declaración es tanta que, según los datos, los miembros de las familias más ricas apenas cobraron más de 300 mil dólares al año. 

En el caso de Cuba ese factor se potencia. Las metodologías empleadas por la Oficina Nacional de Estadística e Información (ONEI), no han incorporado en toda su dimensión al sector privado (al menos en sus publicaciones), dejando fuera aspectos que sí se miden y publican para la economía estatal. A ello se añade que no son pocos los incentivos que tiene el sector privado para sub-declarar, más las distorsiones de registro asociadas a la brecha entre la tasa de cambio oficial y la informal.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el Palma se basa en la renta de los individuos. La forma de medirla entonces es por el ingreso personal, ya sea el salario de un simple trabajador o el de un gran empresario (este último incluye la parte de utilidades de sus negocios que va a sus cuentas personales).

Pero en Cuba, una parte de la renta personal no es generada como ingreso formal, sino que deviene del invento o la corrupción  (en dependencia del estatus del que la obtenga). Aun si se intentara deducir el invento como macroagregado, no se puede captar estadísticamente cuánto inventa cada grupo de ciudadanos.

Asimismo, no es un dato menor el que los dirigentes, además de su salario, dispongan como parte de su contenido de trabajo de una serie de recursos materiales. Hay que recordar que la base para medir la desigualdad es comparar las rentas individuales buscando probar el poder de consumo de los ciudadanos.

En un país como Cuba, donde el puesto de trabajo determina descansos en la playa, disponer de transporte, de combustible, de jabas con bienes de consumo a mejores precios; se marca una brecha en el consumo real, dígase, desigualdad.

Es este un mecanismo de renta diferenciada que funciona como una especie de renta en especie, aunque se le llame eufemísticamente estímulo, y ya esté normalizado. Y esa es una desigualdad en la renta que no puede ser captada, dada la forma en que está diseñado el Palma. Es decir, la renta en clave de privilegios de las clases dirigentes cubanas no se puede medir actualmente.

La última limitación tiene que ver con una condición esencial de la economía cubana: la escasez. En los países donde existe oferta suficiente y excedente de bienes de consumo (desde alimentos hasta casas), es decir, donde hay riqueza en bienes y dinero, la pobreza es cuestión de desigualdad; pero no ocurre así en un contexto en que la riqueza es insuficiente.

De modo que las conclusiones teóricas que derivan del Palma no pueden aplicarse mecánicamente a Cuba y reducir todo a la distribución, sino que antes habría que incluir los problemas pre-capitalistas de la Isla: si existe riqueza suficiente para todos (en bienes y en dinero). Para el caso cubano ambos aspectos pueden combinarse, por lo que es de suponer que el Palma no tendría el mismo nivel de suficiencia que en otros escenarios.

Igualdad

Donde hay riqueza en bienes y dinero, la pobreza es cuestión de desigualdad. (Foto: Cubaenmiami)

Disparar sin tener el winche

A pesar de todas las carencias de información mencionadas, la simple existencia del índice Palma arroja herramientas analíticas, sobre todo porque aporta interrogantes cómo las aquí expuestas. Pero aun sin disponer de los datos, emergen verdades teóricas que, con cuidado, se pueden aplicar a Cuba y sacar conclusiones.

  • La primera de ellas señala la guerra al pequeño sector privado. Esa cuyo punto cumbre fue la llamada Ofensiva Revolucionaria y que pasó por los debates organizados por el Partido en 2011 sobre si permitir chinchales y cafeterías privadas o no, hasta hoy. Ha sido una pérdida de tiempo para el debate público si de combatir la desigualdad se trata, y más si se intenta culpar de la pobreza a ese grupo emergente, pues en él no está la respuesta a la desigualdad ni a la pobreza.

De no ser cierta la afirmación anterior, tendría entonces que estar demostrado que el incipiente sector privado contiene a ese diez por ciento más rico del país y, a la vez, que no son los mismos que conforman el gobierno. Es imposible que en una nación el medio se fortalezca sin el visto bueno del extremo. Particularmente en Cuba se trata de algo que la lógica de poder no permitiría.

  • Segundo, que los igualitarismos que han regido la política económica —con escasez o abundancia—, jamás iban a resolver la desigualdad. Más bien pueden acentuarla en la medida que no todos los grupos sociales necesitan la misma ayuda y no todos la internalizan igual. Sin embargo, el igualitarismo ha servido de cortina para silenciar los debates sobre la distribución de riqueza.
  • Tercero, teniendo en cuenta que por lo general, para convertirse en pequeño propietario privado asociado al turismo se necesitan medios de producción (heredados o ahorrados) que no están al alcance del cuarenta por ciento más pobre, sino del cincuenta del medio; al usar el Palma con estos supuestos se puede concluir que el modelo turístico de desarrollo poco ayuda a reducir la desigualdad, al menos sin una corrección tributaria.
  • Por último, paradójicamente, dado el papel de cortina de humo del igualitarismo, el gobierno ha centrado su comunicación en la necesidad de más renta nacional, cuando, como se ha expuesto, esa tampoco será la solución, tal y como demuestran los cortos períodos de mejores relaciones con otros países que favorecieron la renta total del país.

24 comentarios

Ramón Izquierdo Delgado 15 abril 2022 - 7:51 AM

Ustedes los opositores liberales no saben que decir:
Antes el gobierno cubano era malo porque iba por el camino del IGUALITARISMO y en consonancia reclamaban el cambio de política económica, y ahora que el gobierno cubano les ha hecho caso a ustedes y a liberalizado muchas cuestiones económicas lo critican porque engendra la DESIGUALDAD. En qué quedamos?
Qué quieren ustedes el poder político? Decirlo directamente y no tomen a los lectores por tontos.

Miguel Alejandro Hayes 15 abril 2022 - 8:22 AM

Buenos días. Eso es lo se le ocurre comentar ante un reclamo ciudadano de que haya transparencia con el tema de la desigualdad y que expone algunas consideraciones útiles que se desprenden de la obra de uno de los académicos que más ha aportado al estudio de la desigualdad en el mundo?
Yo no conozco el “Partido de oposición liberal”, así que desconozco el encasillamiento que acaba de hacer.
Por último, gracias por reconocer que sí, que la desigualdad en Cuba es una realidad innegable.

El poder? Revise esa obsesión por defender a toda costa a los que no acaban de hacerlo bien. Saludos

dario 15 abril 2022 - 10:29 AM

Pero…usted le va a hacer caso a este senor ??

mepiamo 15 abril 2022 - 9:41 AM

Zurdillo, todo cubano tiene derecho a formar un partido político y llegar al poder. Eso no es así porque Cuba está secuestrada por una pandilla, que se hace constituciones a la medida ( la Mara Salvacuba).

juanaBacalao 15 abril 2022 - 3:02 PM

recuerdo yo senor ramon izquierdo aquellos annyos del “igualitarismo” ese del cual usted habla, habian tiendas con cortinas para que los cubanos no pudiesen ver que habia en su interior, eran tiendas para “otras” personas, usted sabe, los extranjeros, esos que podian entrar a lugares donde a un cubano un tipo con gafas oscuras, guayabera y carnet del G2 le decia autoritariamente “aqui no puedes entrar”, esa es la sociedad “igualitaria” que estaba creando el comunismo que nos impusieron desde la sierra.

dejese de cuentos, el camino de ese engendro que fue la revolucion cubana, jamas y nunca fue el “igualitarismo”, no los justifique mas por favor, en este sitio usted habla con cubanos.

maría teresa* 15 abril 2022 - 4:25 PM

“””Porque si todo lo que dices cuando te expresas puede traer consecuencias negativas y graves para ti, pues tú cada vez irás limitando tu capacidad de expresión simplemente por el hecho de proteger tu vida.””” Joe Rogan

No se quién es Joe Rogan, no sé si es de izquierda o de derecha, no sé qué religión profesa si es que profesa alguna, no sé si es blanco o negro, no sé en qué contexto lo dijo, solo sé que en esto coincido totalmente.

Ramón Izquierdo Delgado 15 abril 2022 - 9:03 AM

Sr Martínez no hable de tributos que los liberales cubanos no quieren oír hablar de tributos.
Quieren todos los soportes liberales sin excepción: propiedad privada sin restricciones que ya en la producción de alimentos la tienen, formación libre de precios que tienen conquistado mucho en este sentido y cero tributos.
Le falta pedir la repatriación hacia bancos de EE.UU de las ganancias pero ya el Sr Sanson se encargará de pedirla en su decasílabo de medidas para acabar de saquear a Cuba

Sanson 17 abril 2022 - 9:20 AM

Tengo que reconocer que despues que le corte la lengua a Izquierdo con las MEDIDAS PARA DESHACERNOS DE LA TIRANIA Y SUS SECUACES el tipo no puede dejar de balbucear sobre mi con el pedacito de lengua que le queda.
Ja Ja Ja Media lengua.

Oscar+Alvarez 15 abril 2022 - 9:25 AM

En Cuba se da un caso excepcional.No existe la acumulacion de capital por una clase social en detrimento de otra clase. Se trata mas bien de quien usufructua los bienes y es ahi donde radica la desigualdad. Una clase politica minoritaria ha secuestrado el derecho del usufructo como un derecho adquirido por haber escalado a puestos politicos por su incondicionalidad al liderazgo. Creo que se trata de algo no contemplado ni por Marx ni por Palma. Es algo mas parecido a la distribucion durante la epoca feudal, ni socialismo ni capitalismo.

dario 15 abril 2022 - 10:27 AM

en cuba no se ha descubierto nada nuevo….es un tipico pais pobre,clientelista con una oligarquia extractiva.El capital acumulado esta en manos de esa oligarquia y los usa a espaldas del pueblo.Hay un 10% de dirigentes historicos que esconden sus finanzas,un 50 % de recibidores de remesas,trabajadores “macetas de turismo”.medicos que se esclavizan por unas pesetas,propietarios de diversas cosas,bien dentificados con el poder y hay un 50% abundante que es el resto de los habitantes ….si alguien piensa inventar algo,debe ser mas realista…todo esta inventado en politica y economia.No se ha enterado del Fin de la historia ??Politicamente,la democraia con un estado basado en el derecho de las personas y en la economia,el capitalismo liberal,inclusivo y partiendo de un caos constructvo en el caso de Cuba.Lo otro es Putin,Trump,los ayatolah,Xi li pin,Diaz-Canel.etc,etc

Sanson 15 abril 2022 - 10:07 AM

Que tiene que ver Marx con lo que pasa en Cuba?.Culparlo a el o a cualquiera seria coomo culpar a la madre Teresa de los desmanes y los crimenes de la Iglesia Catolica durante la Conquista.
El problema de Cuba se llama fidel castro y esbirros ( Cast & esb.)
Los abusos, la miseria y la desigualdad se llama DICTADURA. Se llama TIRANIA y se llama TRAICION.
Si cuba es un pais miserable de gente sin futuro donde unos tiene un poder superior a la Justicia y la moral es debido a que una secta de malechores se aduenno del poder en el 59 y aun lo mantiene.
No busquen culpables. Debemos sacar a esos malechores y meterlos presos si queremos que Cuba siga existiendo.

Manuel Figueredo 15 abril 2022 - 10:15 AM

Sin ningún tipo de discusión, pero, del Marabú no quieran sacar Mangos.

Manuel Figueredo 15 abril 2022 - 11:18 AM

Efectivamente que queremos tomar el poder.
El Iluminado tomo el poder por la fuerza a base de tiros y bombas. El que quiera construir
un partido en CUBA sabe que le espera un largo camino por recorrer de cárceles y expulsado del país. Pero ellos los socialistas burocráticos quieren seguir destruyendo una nación para su propio beneficio en detrimento de todo un pueblo.

Sanson 15 abril 2022 - 8:24 PM

Me gustaria hacer una aclaracion importante. No creo que deba ser pasada por alto.
Fidel Castro nunca tomo el poder. Cuando Batista huyo,castro esaba encuevado en la Sierra como una jutia conga y solo cuando Batista por su libre albedriio, enojado por los americanos que le retiraban su apoyo decidio despedirse en la fiesta de fin de anno en Palacio y se largo, el tipo empezo a desperezarce y a salir de la cama donde Celia lo acariciaba en las noches y conversaban..
No confundirnos, despues del descalabro militar y personal del Moncada nunca mas se envolvio en una accion arriesgada. No puede apuntarse la toma de un pueblito o un cuartel o nada.
Solo unos tiritos y a correr o emboscar una pequenna cuadrilla y matarlos como tipicos asaltadores de camino.
Los que provocaron la renuncia de Batista , fueron esos que secuestraron a Fangio, esos que un dia atacaron el Palacio Presidencial y los que ajusticiaban sicarios haciendoles saber que no lidiaban con palomitas sino con jente arrojada y decidida que caminaban al lado de ellos
Y alguien sabe por que los americanos le retiraron el apoyo economico (armamento incluido) a Batista?. Bueno pues porque habian una gente que ponia petardos en la calle u otros lugares para que los cubanos “vaciladores al fin ” supieran, se enteraran y se adaptaran a la idea de que el horno no estaba para galleticas y se quedara en su casa en vez de andar de fiesta ignorando que ALGUIEN HABIA USURPADO EL GOBIERNO E IMPLANTADO UNA DICTADURA ENLA PATRIA. .
De no ser por esos valientes que al final fueron los que pusieron los muertos fidel casto hubiera muerto de viejo en su cueva., maullando como gato en el tejado.
No nos engannemos que los tiros y las bombas que dieron al traste con la ayuda de USA a Batista las tiraron los valientes que operaban en las ciudades y que fueron ESQUINADOS poco a poco para ser substituidos por familiares y guatacas de esos que aparecieron cuando ya no habia peligro..

MARLENE AZOR HERNÁNDEZ 15 abril 2022 - 1:11 PM

PERO tampoco, sin crecimiento de la renta nacional, no hay nada que distribuir. Entonces en Cuba, no sólo somos los más pobres del hemisferio occidental compitiendo con Haití y Venezuela, sino que la dictadura no permite que se produzca, impone el narigón estatal para impedir la producción: monopolio de comercio exterior e interior, compra de insumos en una moneda extranjera en la que los monopolios estatales no le pagan al productor, imposibilidad de mercados mayoristas cooperativos privados, una entrega obligatoria del 80% o 100% del tabaco de todo lo que se produce al “estado” con precios al margen del costo de producción y del mercado(oferta demanda)Luego entonces, lo primero es liberar las fuerzas productivas del narigón estatal, por que no hay nada que distribuir o lo que distribuye el estado es la escasez y la miseria con brutal desigualdad entre una cúpula con privilegios ocultos inasibles y opacos por interés de no ser evaluada, una clase media inexistente, y más de un 70% de la población por debajo del umbral de pobreza. Los productores cubanos son rehenes de un estado que no les permite producir. No entiendo cómo el autor no se ocupa de la pobreza y sin embargo justifica que no hay datos para medir la desigualdad, los especialistas de todos los países utilizan las dos familias de indicadores y muy claramente definidos. Entonces, la medición exige en primer lugar la transparencia que la dictadura no tiene. Ya organizaciones internacionales le han señalado a Cuba recientemente que no publica ni los índices de pobreza, ni los índices de desigualdad, pero además, la aberración de decir que le afecta el “bloqueo”, pero no para producir cinco candidatos vacunales ante la covid-19. Seamos serios, las políticas públicas del gobierno cubano son un disparate desde hace 63 años y encima, oculta toda la información posible para no ser evaluada por la ciudadanía y por los especialistas. El que no se ocupe de la pobreza y sus causas, no tiene ningún mérito en ocuparse de la desigualdad. Si no hay producción y no se permite la producción, no hay nada que distribuir más que miseria.

Humberto Herrera Carles 20 abril 2022 - 12:12 PM

Doctorita ud como siempre, habla de lo que no sabe o no puede o no sabe ser ser objetiva?, a pesar de que se graduo de Comunismo Cientifico y ahora dice que el Bloqueo no existe para producir 5 vacunas. ¿ No sabe la historia de que gracias a ese Bloqueo no se pudo tener antes ? ¿ O del bloqueo de EEUU a los respiradores artificiales cuando se averio la unica planta de tanques de oxigeno? y asi un largo etc. Se ve que no se entero de la campaña que tuvimos que realizar los cubanos en Mexico para enviar un millon de jeringuillas a Cuba, porque tambien se bloqueaban. Claro Ud pertenece a la Comision de los Derechos (IN) Humanos para Cuba e ignora las 23 sanciones de la Asamblea General de la ONU por la inmensa mayoria de los paises de este mundo. de algo ¿que no existe?

Mauricio De Miranda Parrondo 15 abril 2022 - 2:34 PM

Excelente ejercicio, Miguel. Creo que deberíamos usar los instrumentos que nos permiten las redes para estimar estos indicadores por la vía de una encuesta. Trabajaré en ello. Me encanta la estadística económica y la estadística matemática. Siempre he dicho que mis mejores profesores en la Facultad fueron los de Economía Política, Pensamiento Económico, Estadística Económica, Estadística Matemática, Relaciones Económicas Internacionales y Análisis Matemático. Deberíamos asumir el reto de medirlo de forma independiente.

Comunista hasta la Muerte 15 abril 2022 - 5:49 PM

Igualdad social es un mal que la Revolución ha erradicado. El ser humano quiere ser superior no igual.
Por eso se le garantiza a nuestros militares un alto nivel de vida atraves de las empresas turisticas. Entre mas superiores sean mas motivos tienen para defender a La Revolución.
Para el resto se ha demostrado que con aire, agua y una comida al dia se sobrevive.

Comunista hasta la Muerte 15 abril 2022 - 6:13 PM

Es muy importante que los altos dirigentes de nuestra monarquia militar sean barrigones. Una buena barriga es señal de poder y eso intimida mucho a nuestro pueblo.
Un dirigente flaco no intimida a nadie porque la gente piensa que es igual a ellos.

Armando Perez 16 abril 2022 - 10:50 AM

Comunista; ¡Genial! Me partí de la risa. ¿Qué tiene que decir de eso el Sr. Mongo Izquierdo?… En Nigenteria y Trukicastán los dirigentes son gordos tambien…

El inagotable, Orlando J Martinez 15 abril 2022 - 7:20 PM

Mauricio De Miranda Parrondo dice:

Excelente ejercicio, Miguel. Creo que deberíamos usar los instrumentos que nos permiten las redes para estimar estos indicadores por la vía de una encuesta. Trabajaré en ello. Deberíamos asumir el reto de medirlo de forma independiente.

–‐-‘

Esperamos sus estudios con enorme interes

W.Galusso 16 abril 2022 - 2:19 AM

El aumento de la renta nacional siempre es importante en los países pobres ( menos desarrollados). Estos deben crecer más y distribuir mejor. Pero la desigualdad más relevante no es la que se expresa en ingresos, sino en propiedades. Gini o cualquier índice arroja nros distintos, dependiendo de que se mida. No creo que en Cuba se trate de ocultar resultados de Gini, a nivel de ingresos, por su construcción, debe situarse en niveles bajos ( Moldavia tiene un Gini más bajo que Suecia!). La medición del ingreso/riqueza por deciles, es anterior a que se le diera nombre al índice, lo relevante en Palma es la concentración en “las colas” del diagrama. En Cuba, como en todo el resto de países, hay dificultades en cuanto a estimar las “transferencias encubiertas”, la “zona gris” de la economía. Incluso las transferencias “abiertas” dan problemas a la hora de comparar índices de distintos países.
Pero nada es imposible,
Lo de Venezuela, según los datos que pude encontrar, es de una tendencia a la disminución de la desigualdad, medida en ingresos, durante el chavismo hasta el 2006( último dato Gini que encontré). No sé las fuentes de la afirmación del del artículo sobre este caso puntual.
En suma, el aumento de la renta nacional es importante, los indicadores siempre tienen limitaciones (la más obvia la calidad de los datos en que se basan!), pero pueden complementarse, y sobretodo no deben limitarse al ingreso ( donde deben considerarse todo tipo de transferencias y beneficios), sino tb de la riqueza .

dario 16 abril 2022 - 9:20 AM

el mejor dato sobre venezuela esta en los pies de millones de venezolanos que huyen de su pais !!

Eva 16 abril 2022 - 1:26 PM

La fortaleza de este desgobierno está en el uso de la coacción y la represión,en el abuso de poder y de la fuerza. No hay amenaza más peligrosa para el humanismo y la civilización que un gobierno de incompetentes,corruptos y hombres en cargos de servicio, sin moral ni virtudes humanas esenciales para el buen desempeño como servidores públicos. Los males que Cuba ha tenido que soportar han sido infligidos por los malos gobiernos de antes y de ahora, la diferencia es que hoy por hoy Cuba está peor que en 1959 ( solo evaluar la ortografía de la mayoría de los cubanos y piensen si no es factible volver a alfabetizar?en lo demás estamos peor). Después de vivir 60 años en este país, me repito cada día cuando veo el trapicheo de los policías, el delegado, los LCC, y los vagos de todos los barrios -Menos daño han hecho y hacen esos últimos delincuentes que los corruptos incompetentes , que, sin ser elegidos por voto directo y secreto por el pueblo, no hacen algo que no indigne, cada vez lo hacen peor y peor es una burla a ellos mismos, son como un circo 🎪 con pésimos actores y malabaristas, que mal gobiernan,no hay liderazgo a la vista y el sentido común, de ahí que cada vez necesiten sus millones de leyes represoras y sus arrastrados jueces, fiscales y lacayos ignorantes.
Qué se necesita? Acabar con todos esos parásitos de todas las instituciones estatales y políticas que viven de la trova penosa, no salen del estribillo incongruente, y penoso porque demuestran la incultura política y diplomática que padecen,-Acabar con todos esos ministerios inútiles convocando a REFERÉNDUM, por una patria libre de los que la han convertido en el país más miserable del mundo.
Por último que todos los cubanos con inteligencia,honradez, sencillez auténtica, dignidad, humanismo,y sentido del deber supremo hacia la nación que estén capacitados para liderar al país se unan y presenten al pueblo sus propuestas urgentes y posibles para sumar a todos en el logro del respeto al decoro y la libertad esenciales, para que este pueblo al fin se disponga a reconstruir un país donde solo queden fuera los ya probados cobardes, incapaces, corruptos, criminales y represores.Esta mafia además de los gravámenes impuestos a las divisas durante años siempre ha extorsionado al pueblo poniendo precios que suman x 200 su valor en todo desde una lata con 5 onzas de sardina hasta TODO
VAMOS CON TODO DEBERÍA SER VAYANSE TODOS ! Ladrones

Los comentarios están cerrados.