Los medios cubanos no hablan. Ahí está el problema grave…

La estatua de la República no estaba tan dañada como para una reparación urgente…

La URSS es el paraíso perdido de mi infancia y el trasfondo omnipresente de mis reflexiones adultas

  Por: Julio César Pérez Verdecia, julio.verdecia@umcc.cu ¿Cómo se puede salvar este país, cómo elevarlo a la cima […]

Cuba está en su momento más importante desde la década del 60, en un contexto de agresión externa y problemas de administración interna, solo el pensamiento crítico puede salvar al país. Solo una sociedad civil que con su participación activa regule la gestión estatal, podrá presentar una alternativa viable a esta isla agotada. 

Pensar-Cuba Emocionante relato de un niño descendiente de cubanos emigrantes que describe la Cuba que jamás ha visto pero que conoce profundamente a través de los ojos, los recuerdos y el amor de toda su familia !!!

Mira, abuelo , tengo una sorpresa para ti, en la escuela me pidieron que escribiera «algo» y yo escribí de tu Cuba . Escucha abuelito: «Cuba es una palabra SAGRADA. Es la palabra que más yo he escuchado en mi vida. Si mal no recuerdo las primeras palabras que escuché al salir del vientre de mi madre fueron las de mi abuelo gritando: «¡Carajooo, llegó al mundo otro cubano!

Cuba es una palabra que cuando el noticiero la menciona yo sé que me tengo que quedar callado y si no me callo tengo que escuchar a toda la familia engañándome y diciéndome: «¡Cállese la boca, muchacho, que están hablando de Cuba!» «Y si en la televisión americana la palabra QUIUBA ya yo sé que tengo que escuchar y estar listo para traducir, porque el abuelo inmediatamente, como un resorte, me va a preguntar: «A ver, a ver, qué están diciendo de Cuba, chico ?» «Pero a mí alrededor Cuba no es una palabra, Cuba es como un credo, como una religión. Tal parece que todos en mi casa tienen a Cuba en un altar. Cuba es una obsesión. Yo me imagino que hasta el agua bendita de las Iglesias debe de venir de algún río de Cuba . Y con lo fuerte que es mi abuelo, con lo mucho que me ha repetido en mi vida que «los hombres no lloran», él llora cada vez que menciona a Cuba .»

«Cuba es como una sombra que me sigue a todas partes, Cuba está en las conversaciones, en las discusiones, en las fiestas, en los velorios, en los periódicos que lee mi abuelo, en forma de islita en una cadenita que me regaló mi abuelita, y hasta en la fiesta de quince años de mi hermanita se hablo mucho de Cuba .»

    Por Edu Desde que comencé a escribir en mi blog, ha sido una de mis mayores […]

Por: Osmany Sánchez     Mi esposa pensó que estaba loco y hablando solo cuando me escuchó decir […]