Levantamiento popular de los jovenes matancerosPor: Roberto G. Peralo

Antes que la paz prefiero la Libertad de mi Patria
Juan G. Gómez

Una vez más las agresiones hacia nuestra Patria se convierten en eje central de la política del imperialismo hacia Cuba. Se puede ver en todos los medios de comunicación del mundo cómo se tergiversa la realidad cubana. Desde hace un mes las redes sociales se han convertido en un nuevo campo de batalla, los enemigos de la Revolución están utilizando este espacio para provocar el desorden social, la violencia y la inestabilidad política, con la esperanza de que en Cuba ocurra lo mismo que en los países árabes e incluso las protestas que están sucediendo en los Estados Unidos. Utilizando siempre a los mismos mercenarios contrarrevolucionarios, que no tienen otro sueño que ver a Cuba anexada a los EEUU, su ideología es la pronorteamericana y su estrategia de lucha es la que se elabora y planifica desde su sede en la Casa Blanca, y los medios les crean además una imagen de oposición.

Pero escogieron mal el día para convocar un levantamiento popular en Cuba, muchas razones tenemos los cubanos para defender nuestra Patria y más en esta Fecha histórica del 24 de febrero de 1895. Cuando el ilustre cubano Juan Gualberto Gómez, cumpliendo órdenes de José Martí, dirigió en el sitio histórico de Ibarra el levantamiento que marcó el reinicio de nuestra gesta de independencia, cerca de la Universidad de Matanzas.

Por Eduardo

Hoy es 24 de febrero. Como  cada año, todos los que realmente sienten que la Patria, como rezaba el Apóstol “es ara, y no pedestal”, se regocijan de sano orgullo por nuestra herencia mambisa. En un día como hoy, en que la Revolución nos llama a un nuevo combate por afianzar la independencia nacional, que ha costado al pueblo cubano ríos de sangre; no deseo hablar de los aspectos generales del plan de alzamiento más conocidos por los textos que relatan nuestra gloriosa epopeya. En mi artículo haré referencia al levantamiento independentista en nuestra provincia de Matanzas.

Como se sabe, el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica, incautó en el puerto de Fernandina, los vapores Lagonda, Amadís y Baracoa, cargados con las armas compradas con el aporte fundamentalmente de los obreros cubanos emigrados de Tampa, Cayo Hueso, y otras ciudades del sur de ese país. El país norteño, ya amenazaba en convertirse en el imperio voraz, que hoy pretende controlar hasta el último milímetro cuadrado de área, en este contaminado planeta. Esa ocasión fue la primera, y única vez, en que los Estados Unidos aplicaran la denominada “Ley de Neutralidad”.

Por Eduardo

Desde hace veinte años, todos los 7 de diciembre realizo con un grupo numeroso de matanceros una larga caminata, que parte desde la Plaza de la Libertad, hasta nuestro Cementerio de San Carlos. Es mi manera de rendir homenaje, al Titán, a Panchito, y a nuestros hermanos caídos en tierras africanas. Hoy 7 de Diciembre, se conmemora el 114 Aniversario, de la caída en combate del Lugarteniente General del Ejército Libertador de Cuba, Antonio Maceo, su ayudante el Capitán Francisco Gómez Toro, y el 21 Aniversario de la Operación Tributo, donde en la tierra sagrada de la Patria depositamos los restos de los combatientes fallecidos en el cumplimiento de gloriosas misiones, en las cuales no solo se luchó por la autodeterminación de esos países hermanos, fundamentalmente Angola, sino que se logró la independencia de Namibia, y el golpe de gracia al ejército racista de la Sudáfrica del Apartheid.

Por Eduardo

Hace algunos días, una amiga me envió un Email, que circulaba por la red de la Universidad Central de las Villas. Aunque no conozco al autor de las líneas, me he tomado el atrevimiento de hacerle algunas correcciones de estilo para regalárselo a todos los participantes en el blog. Espero que el evidentemente nostálgico redactor de este correo electrónico, si algún día entra a La Joven Cuba, no vaya a meterme ninguna candanga con el Copyright.

Gran parte de los participantes en La Joven Cuba caen en el grupo de edades que antecede a la Tercera Edad, lo que en cubano se ha dado en llamar, la Tembocidad, que se deriva del vocablo temba, que es el calificativo dado en la isla a las personas entre 35 y 55 años, tres o cuatro años, “parriba”, o tres o cuatro años “pabajo”. Hay tembas hombres y mujeres, o lo que es lo mismo tembanas y tembanos.  A mi generación, que es la que en estos momentos sostiene la vida de nuestra querida Patria, en todos los órdenes, quisiera dedicar este post, no sin antes darle las gracias a mi querida amiga, por compartir conmigo estas líneas.

 

Martí visto por Tomy

 

Por Eduardo

Cuando estaba en tercer grado de la Escuela Primaria, mi maestra Bertica nos leía unos libritos editados por la Editorial Pueblo y Educación. Aquella colección se llamaba “La vida de mi Patria”. Cuando mi hijo comenzó a ir a la Escuela, me dediqué a la tarea de reunir y recopilar aquellos textos, en la casa de amigos queridos, en puestos de vendedores de libros viejos, en la librería comisionista del centro de la ciudad, llamada el Pensamiento, y en muchos lugares disímiles. Hasta que un día, una amiga me donó un cajón de libros que tenía repetidos, y dentro de ellos, la colección casi completa de “La vida de mi Patria”.

Uno de los tomitos se denomina “Bayamo la Ciudad Antorcha”. Lo he releído millones de veces, evocando la figura de mi vieja maestra normalista; y a pesar de ello, no deja de emocionarme el relato escrito en un lenguaje sencillo, como correspondería a un texto escolar. Me conmoverá por siempre, la descripción de aquellos días gloriosos en que aquel bardo guerrero, que compuso junto a su amigo Fornaris, la primera Bayamesa, la canción de amor dedicada a Luz Vázquez, El Padre del Patria, el bayamés Carlos Manuel de Céspedes, nos lanzó como pueblo a la redención  o al martirio.

 

Nuestro Ejército Libertador

 

Por Eduardo.

Amigo Josep Calvet

Hoy me toca estar de guardia en la Universidad. Es algo que hago una vez al mes, y que aprovecho para trabajar, y últimamente para escribir en La joven Cuba. Ahora que son las 12.16 AM, ya estoy cansado de lidiar con los vendepatrias y lacayos, así que antes de cerrar transmisiones por hoy, voy dedicar unos minutos a responderte tus comentarios referidos a mis intervenciones en el Blog.

Siempre he querido intercambiar contigo, pero al final me enredo en el debate con los contras y nunca te respondo tus intervenciones. Es por ello que te respondo a través de un post, y como se trata de una carta abierta a un amigo, pediré a Joven Cuba que no se debata, porque es simplemente un gesto de agradecimiento a quien un día llegó a nuestro blog, como comentarista casual y ya forma parte de nuestro equipo. Aunque no seas miembro de la plantilla original, y creo que mis amigos no se digustarán por lo que te expreso, considera a este, también tu blog. Consideramos también, todos nosotros, muy valiosa tu ayuda, en este diario batallar porque la verdad sobre nuestra Patria, y su Revolución, rompa el muro de silencio, en ocasiones, de falacias y mentiras, de vez en cuando, y de odio y revanchismo, siempre, absolutamente siempre.

Primero de Mayo

Por:José Julián

Estamos en un momento especial y definitorio en nuestra historia revolucionaria. Un momento crucial en el que se están aplicando medidas para reestructurar el modelo económico socialista cubano.

Ha habido muchas interpretaciones de lo que se quiere hacer en Cuba. Muchos han afirmado que cederemos espacios al capitalismo, allá han dudado sobre el funcionamiento de estas medidas, otros se limitan a cruzarse de brazos y esperar el estallido o la victoria, mientras que algunos estudian, analizan, buscan remedios y opinan sobre el futuro de su PATRIA.

Soy de la opinión que la economía cubana desde hace mucho rato necesitaba una oxigenación. Sencillamente porque el Estado ha estado asumiendo mucha carga y se ha “estatalizado” la producción y la responsabilidad; el individuo no tenía ningún interés en producir o TRABAJAR.