Que me disculpe Yassel Padron Kunakbaeva, pero Cuba como tantas otras comunidades construidas… no puede partir hoy de dicotomías dentro/fuera que ignoran la transnacionalidad…

Frei Betto acusa a los «contaminados» porque no vive nuestra realidad. Cubanos somos todos

Pretenden cambiar el sistema que les dio una ventaja sobre sus homólogos en la región

Por: Javier Gómez Sánchez Cuando alguno de los que escribe o habla sobre Cuba, toca ineludiblemente el tema […]

Por: Javier Gómez Sánchez Crisis de los Balseros. 1994 La disolución de la Unión Soviética y la transición […]

Por: Pedro de la Hoz

Una cantante norteamericana, que decidió residir permanentemente en Suiza, viaja con cierta frecuencia a su país de origen a ofrecer conciertos y presentar nuevas producciones discográficas y nadie la cuestiona.

Un cantante cubano, que marchó a Estados Unidos, específicamente a Miami, para hacer carrera por las razones que fueran, decide probar suerte nuevamente ante los suyos, y enseguida se arma un guirigay: ciertos medioslos de allá y los de aquí que responden a los intereses de los de allá lo acosan, exigen respuestas, reclaman de aquel un pronunciamiento radical.

Digamos las cosas por su nombre. La distancia entre Cuba y Estados Unidos, entre La Habana y el sur de la Florida, se ha medido, a lo largo de más de medio siglo, con una vara política, enarbolada en primera instancia por quienes han hecho lo imposible por aniquilar al Estado revolucionario y regresarnos al pasado.

Allá han puesto barreras, quemado discos, descalificado y repudiado a artistas que viven y trabajan en la isla y a más de uno de otro país por el simple hecho de cantar o actuar alguna vez en tierra cubana. El fuego de la intolerancia llegó incluso a ser literal cuando un cuadro del pintor Manuel Mendive fue incinerado públicamente en Miami.

Acá, plaza hostilizada y bloqueada, también ha habido listas negras, estigmas e interdicciones que nos privaron

Por: Harold Cárdenas Lema

Dice el New Age que el 2012 será un año de gran transformación, dice el calendario Maya que ocurrirá un importante cambio en el orden mundial… y digo yo que Cuba cambiará también, para bien, todo lo que debe ser cambiado.

Metas para este año

Para este 2012 tenemos planeado encontrarnos con emigrados cubanos que vengan a Cuba, continuar con las entrevistas que sean de interés y aporten algo al debate cubano,seguir defendiendo lo que tenemos que defender y criticando lo indefendible, llevar más allá nuestro compromiso social, hacerlo extensivo a otras universidades y tener más afluencia de jóvenes al blog.

Tenemos en mente algo muy especial, darle voz a los cubanos que no tienen Internet, facilitarles LJC como un espacio en el que puedan plasmar su opinión aunque no tengan conexión, con solo pasarnos su artículo (digital o manuscrito) cualquier cubano podrá publicar en LJC.