El Mig que no regresó

por Alfredo Herrera Sánchez
1278 vistas
mig

Esta es la historia del Mig que no regresó. Caía la tarde del 16 de marzo de 1994 en la Comunidad Militar del Aeropuerto de Holguín. José Eduardo Borrego hablaba con su vecina sobre el hijo que iba a tener y de cómo había conocido a su esposa Idelsy, «la China», que estaba de reposo absoluto en el cuarto por amenaza de aborto. En el aire, la pasión del piloto Borrego era volar a más de mil kilómetros por hora y en tierra asumió la misión de formar una familia con la mujer que amaba desde hacía diez años.

Habló con la vecina hasta del nombre que quería para el niño. Más tarde, hizo lo que nunca: conversó con su esposa sobre el trabajo. Le indicó en el horizonte hacia dónde volaría al día siguiente y «la China» pensó en el polígono de Puerto Padre. La embarazada nunca imaginó que para ella aquel sitio dejaría de estar al noroeste de Holguín y la acompañaría siempre tras robarse el norte de su vida.

A 26 años de aquella tarde, «la China» lo define como «un oficial muy comprometido con su carrera, con sus cargos, cuando los tuvo; y sobre todo, comprometido con la Revolución y los principios socialistas. Era muy exigente hasta con él mismo, llevaba a sus subordinaos de la mano y corriendo».

–«Fiera, tengo que llevarte a toque de diana para que me tengas todo al cien, porque si no, es a mí a quien le parten la siquiatrilla», decía como una especie de excusa cuando se pasaba de exigente, cuenta la esposa.

Era difícil para aquel piloto de combate mantener todo al cien. Trabajar en las nubes y vivir en la Cuba del Período Especial resultaba una combinación peligrosa. Seis meses antes lo habían sancionado porque un compañero desertó y supuestamente él sabía de los planes del traidor. Fue duro para Borrego alejarse del cielo y hacer papeles en una oficina, pero eran tiempos de resistir y vencer, los peores tiempos de Cuba.

En la mañana del 17 de marzo, preparó el desayuno de su mujer y lo colocó en la mesita junto a la cama para que no tuviera que levantarse. A la seis era aún de noche dentro y fuera de la casa. El apagón hizo que Borrego se afeitara en el balcón con los destellos del alba. «La China» nunca olvidará la última vez que lo vio:

«Tenía la respiración agitada por el apuro de llegar temprano a su día de vuelo. Como siempre, antes de irse fue hasta la cama para despedirse. Me besó la frente y se agachó y también me besó el vientre. Me dijo: “Cuídate y no hagas locuras”. Yo tenía 13 semanas de embarazo en ese momento».

«Jamás nadie de la jefatura nos reunió para decirnos que pasó»

Ella lo había visto partir siempre temprano. Él fue de los pilotos cubanos que combatieron en Cuito Cuanavale y en el segundo año de misión le permitieron llevar a su esposa. Desde ese entonces, «la China» lo recibía cuan tierna y preocupada podía ser una mujer en esa situación. Aguardaba en el aeropuerto de Lubango y cada vuelo era un reto a su paciencia.

De regreso en Cuba, no le otorgaron la medalla correspondiente debido a que no alcanzaron los metales para todos los héroes que refundaron África del Sur. Borrego no le permitió a la China reclamar «porque lo que él había hecho era más importante que un pedazo de lata».

La prisa de José Eduardo Borrego Pajón aquel 17 de marzo de 1994, estaba condicionada por la presencia del General de Ejército Raúl Castro en la zona del ejercicio. ¿Habrá visto el entonces Ministro de las FAR qué pasó con el Mig-23 UB biplaza que se llevó al fondo del mar los sueños de dos familias? Como dijera el padre de Sinesio Landa –el otro piloto fallecido en el accidente–, esa mañana nacieron dos Camilos más de la Revolución. Con la diferencia de que estos eran hombres desconocidos y, por ende, casi no reconocidos.

La búsqueda de los restos duró cuatro días y no se encontró nada. Una oscura nota del periódico Granma dejó más dudas que respuestas en «la China» y los padres de Borrego. «Jamás nadie de la jefatura nos reunió para decirnos que pasó y sus compañeros tampoco saben nada. Y así llevamos 26 años, siempre pensando o inventándonos historias en nuestras mentes de lo que pudo haber pasado.

Los padres de Borrego han vivido con el dolor de que nadie de las FAR los visitó para hablar del accidente o simplemente para homenajear a su hijo. Eso es duro: sentir que tu hijo desaparece en cumplimiento de una misión y jamás fue recordado en la historia. ¿Si es considerado un mártir, no es para que un CDR o una Asociación de Combatientes lleve su nombre? Si no, es para que sea recordado como lo que fue: un joven valiente que defendía los cielos de su patria».

Borrego tenía treinta años recién cumplidos, ostentaba el grado de Mayor y era piloto de primera categoría de la Fuerza Aérea Cubana. Contra todo pronóstico, «la China» tuvo al niño y le dio el nombre de su padre, José Eduardo. Los militares en aquella época recibían una «jaba» y en medio de las carencias del Período Especial, «la China» fue privada de la asignación de alimentos que obtenía su esposo. Sola emprendió la batalla de criar al pequeño.

Pepito Borrego pasó el servicio militar en el antiguo Regimiento Aéreo de Holguín, la misma unidad de su padre. Ninguno de los excompañeros del piloto dio una misma versión del accidente. Hoy el joven se pregunta cómo una Revolución hecha y defendida por hombres como su padre, puede olvidarlos tan fácilmente.

45 comentarios

Orl 9 enero 2021 - 7:29 AM

La narración es triste y deja mas preguntas que respuestas? Quién fue el desertor? Orestes Lorenzo me imagino.

Es sancionado a trabajos de oficina porque supuestamente él sabía de los planes del traidor. Ese asunto se deja en el aire.

Si era un tipo tan fiel al sistema, el deber está por encima de la amistad.

Gran combatiente, tremendo revolucionario que no recibió una medalla porque no alcanzó el metal para fundir. Eso es absurdo.

Luego. Muere en un accidente aéreo. Hay una nota de prensa de la que nada se dice. Muchas versiones pero no se nos da ni una de ellas.

Hera 9 enero 2021 - 5:15 PM

Si, tampoco lo entendí bien porque deja muchas cosas a medias.. contar alguna de las versiones o cómo se enteró la familia que fue un accidente..

javier 9 enero 2021 - 8:14 PM

Este artículo está hecho más para manipular que para recordar, muy oscuro e inconcluso, en fin no dice nada, y solo le interesa machacar a las FAR. Nada más. Toda una Meeeeeentiraaaaa.

Idelsy Zaldivar Ricardo 10 enero 2021 - 12:15 AM

Se equivoca usted de principio a fin, no se trata de machacar a las FAR como dice usted, se trata de contar una historia de un joven combatiente con honor, principios revolucionarios y muchísimas cualidades, que merecía el respeto de que por lo menos sé reuniera a sus familiares y se les explicara qué pasó, cómo pasó y por qué pasó. Y eso tenían que hacerlo los Jefes que yo sepa, miembros de las FAR, no era responsabilidad de los CDR, ni de organizaciones ajenas a las FAR. No se trata de machacar a las FAR, como malamente se expresa usted Javier. Los machacados hemos vivido siempre los familiares, que somos los que perdimos a nuestro piloto, dejando a su hijo sin su padre. Y a sus viejos sin su hijo.

Marisbel calton 10 enero 2021 - 7:30 PM

Señor Javier quien es usted para desmentir y hablar lo que no es nosotros somos la familia y sabemos perfectamente que sucedió Haci. Por favor no hable si no sabe

kafkiano 11 enero 2021 - 11:07 AM

hay principios revolucionarios, supongo que hay otros principios entonces.

kykubi 10 enero 2021 - 10:02 AM

Esta persona existió, conozco a su hijo, un poco de empatía en las críticas, por favor

Idelsy Zaldivar Ricardo 10 enero 2021 - 12:50 PM

Gracias por apoyar nuestra historia, la que se había mantenido en silencio para el pueblo, pero siempre presente y jamás olvidada por nosotros, familiares y también por los amigos y hasta por personas que lo conocieron porque al pasar por sus casas Borrego veía que estaban en construcción, paleando mezcla, arena, etc.. y sin conocerlos, los ayudaba. O con los muchachos del barrio con los que jugaba pelota,fútbol, baloncesto y hasta bajo la lluvia. Hoy he recibido muchos comentarios de diferentes partes del mundo, de los lugares donde viven muchos de ellos, y muchos me cuentan que hasta han llorado al leer el artículo. Incluso, amigos míos de la actualidad, que no conocían de lo ocurrido, me han contado que se le ha escapado una lágrima al leer el trabajo . Y no estoy exagerando. Tengo las pruebas de sus mensajes. Cuando un ser que nos va deja tantos relatos lindos y fue tan querido… sobran los comentarios. Gracias una vez más por apoyarme!!

FRANK TORRES 9 enero 2021 - 8:00 AM

Desgraciadamente no es la única historia como esa

Manuel* 9 enero 2021 - 8:02 AM

Una historia que muestra una vez más lo importante que es la verdad.

Por cierto, la verdad la merecen todos, aunque no sean ni héroes ni revolucionarios.

Yeyo 9 enero 2021 - 8:21 AM

Yo nunca he entendido por qué, si hay tanta tecnología de detección, jamás se ha buscado y encontrado el avión de Camilo. No conocía de este caso aparentemente similar.

kafkiano 11 enero 2021 - 11:10 AM

de principio un total misterio que el avion del jefe militar de cuba se «desaparecio», o cuento para bobos.

no van a tener el avion del jefe mas importante de cuba bajo observacion de radar en todo momento. hay que ser guanajo para creerse tal version.

ICF 12 enero 2021 - 12:25 PM

Yeyo hace unos años en la emisora COCO en un programa de los Domingos dedicado a temas de la revolucion escuche una version de como lo ocurrio lo de Camilo:

Dice el entrevistado que estaba en el aeropuerto de Camaguey que camilo llego a la Ciudad abordo de una avioneta Cessna acompañado solo por el piloto y otra persona mas. El Cessna siguio para Santiago de Cuba y regreso al filo de la media noche a recoger a Camilo despues de la reunion con Huber Matos y el piloto le propueso seguir a La Habana al dia siguiente porque habia mal tiempo, pero Camilo insistio en regresar a informar a Fidel.

En opinion de esa persona los 3 se quedaron dormidos y quien sabe a que lugar fue a dar la avioneta segu cuenta y es una posibilidad muy creible despues de tantas horas de vuelo del piloto.

Al Rojas 9 enero 2021 - 8:43 AM

Ud no saben que los Mig son ataúdes volantes? Volar en esos aparatos, es sentencia de muerte, aun hoy. Sacrificado para que los negreros en el poder estén donde están y como veo por la nota nada agradecidos con los que se sacrificaron por ellos.

javier 9 enero 2021 - 8:17 PM

Los Mig, son de lo mejor que hay en cuanto a Tecnología de aviones de combate se refiere, pero bueno, el texto en cuestión es una mentira de principio a fin, empezando por lo de las medallas, en fin toda una burda manipulación.

alfredo 9 enero 2021 - 9:57 PM

Señor Javier, en un espacio como este UD puede decir lo que estime, pero no falte a la memoria y el valor de un hombre fallecido hace más de 25 años. Si no cree la historia o le incomoda, y quiere cuestionar algo tan incuestionable como el trágico destino de José Eduardo Borrego Pajón, hágalo con responsabilidad y aporte elementos constructivos para generar un debate ameno.

Idelsy Zaldivar Ricardo 9 enero 2021 - 11:50 PM

Señor Javier, le cuento que soy la viuda de ése honorable piloto y militar de primera. Estuve en Angola con él y la medalla que no le dieron, porque no llegó y tampoco la reclamó, fue precisamente la de Cuito, donde cumplió muchas misiones. Usted no sabe nada para que diga que es mentira lo que se cuenta. Usted no es parte de nuestra familia para opinar lo que no sabe de nosotros. Fui criada bajo los principios de mis padres, donde más que una virtud se convierte en defecto la sinceridad, la verdad ante todo y ante cualquier cara., frente a frente. Face to Face. Usted no ha nacido, ni ha crecido seguramente con el dolor de no haber conocido a su padre y escuchando tantas cosas lindas y tantas maravillosas cualidades como las tenía, duele más sobre todo, porque ha visto que dejaron al olvido a quien prefería perder su vida por salvar el avión. Y defender y cuidar el cielode su patria o cumplir la misión que le envomendaran con honor y valentía.
Usted no sabe nada señor Javier. Usted no sabe que los padres de tan valiente joven, aún viven y siempre con el dolor de no ver regresar a su hijo, y la insertidumbre de no saber el por qué. Por eso mentiroso es usted, no sé equivoque.

kykubi 10 enero 2021 - 10:04 AM

Mi respeto para usted, Idelsy ♥️

Alex Garcia 10 enero 2021 - 4:26 PM

Javier: Si es ud. hombre, comportese como tal y respete.

Alfonso Rojas 9 enero 2021 - 11:36 AM

Esos Mig son ataudes volantes, no lo sabian, bueno murio por mantener a los que estan en el poder y por lo visto no son nada agradecidos.

tony crespo 9 enero 2021 - 12:10 PM

…..recuerden que el de Camilo no era mig y también “desaparecio”

Luiso 9 enero 2021 - 12:52 PM

historia muy triste pero hay muchas lo que no se divulgan ,,yo también tengo la mía..

Idelsy Zaldivar Ricardo 10 enero 2021 - 12:19 PM

Me encantaría conocer su historia!!!

Al Rojas 9 enero 2021 - 1:35 PM

No se les ha ocurrido que lo «desaparecieron»? Talvez desde que el compañero se fugo se le perdio la confianza y simplemente sabotearon el avión para deshacerse de el, ademas no fue el único en esa época que murió estrellado, hasta uno de los que eran del circulo de poder, nada es imposible

Luis Orlando 10 enero 2021 - 8:20 PM

Creo que se pasa un pelo de conspiranóico usted en este comentario. Los cazas cubanos en esa época estaban llenos de problemas técnicos por la cantidad de horas de vuelo acumuladas (muchos incluso de Angola) súmele a ello que el modelo biplaza de los MiG23 demostraron en combate problemas serios de aviónica, en pistones de aceite y en el mecanisno de eyección doble. Migoyan probó estas pruebas a profundidad en Afganistán en los 80’s y lamentablemente, con nuestros pilotos en Angola. Casi todos los países que volaron MiG23 biplaza les dieron de baja por sugerencia soviética y rusa. Los soviéticos le llegaron a llamar a esta variante (con el perdón de Idalmys) La Enviudadora, más que nada porque se llevaba consigo a 2 pilotos y no 1 al caer.
Idalmys comenta más arriba la disposición de morir de sus esposo con tal de salvar el avión. Esta es una forma de vuelo muy nuestra donde se les enseña a los pilotos a salvar el avión hasta las últimas consecuencias por las carencias propias que tenemos en nuestro parque aéreo y el recelo de las FAR con las pocas aeronaves que tenemos. La teoría que propone de sabotaje es descabellada teniendo en cuenta que conyeva que «los saboteadores» pierdan una nave sólo para acabar con un hombre y su compañero que se sabría inocente según el relato contado.
Por otro lado, en pleno período especial muchos aviones volaban de milagro y a veces eran obligados a volar en condiciones paupérrimas de mantenimiento y con combustibles inventados para satisfacer las necesidades de algún Bastión o la visita de algún alto general de MINFAR como pudiera ser el caso.
El silencio institucional con respecto al accidente puede venir en gran medida por atar estos cabos. Muchas flaquezas que reconocer para un cuerpo militar que no es el más transparente que digamos.
Por amigos y familiares he conocido casos similares donde desde lo privado se les ha comunicado a familiares dolidos que el organismo no tomará posturas en el asunto para no reconocer su parte de culpa en los hechos.

Idelsy Zaldivar Ricardo 11 enero 2021 - 12:10 PM

Estimado Luis Orlando, mi nombre es Idelsy, y si usted lee bien el artículo, se menciona a Sinecio Landa, el otro piloto que volaba junto a mi esposo en el Mig biplaza. Lo que pasa que yo era la esposa de Borrego, la entrevista era por Borrego, no puedo contar de Sinecio, porque no sabía mucho de su vida. Hacía menos de 1 mes que vivíamos en el mismo edificio. Pero lea bien el artículo.

Sofia 9 enero 2021 - 4:07 PM

Que evidencias existen para decir que los MIG son ataudes volantes, quien lo expresa demuestra ser DESCONOCEDOR de la aviacion militar, Rojas, Ud debe ser un panadero. Hay muchas historias de valientes pilotos de aviones MIG , pero este no es el medio para contarlas.

Idelsy Zaldivar Ricardo 9 enero 2021 - 7:58 PM

Me gustaría saber cuál es el medio para contar estas interesantes historias porque yo que soy la viuda nunca he tenido ningún medio ni respuestas y hemos pasado casi 27 años (el próximo 17 de marzo?) esperando.

juan Alfredo reyes diaz 9 enero 2021 - 11:03 PM

Idrlsy yo fuy de la base de san Antonio y tengo gratos recuerdos de Borrego un gran amigo mio. Tengo fotos de la preparación física en topes de Collantes donde no se canso de hacerle maldades a mi hijo de tres años en aquel entonces. Fue un gran compañero y desgraciadamente cayo en el cumplimiento de la preparación combativa y siempre lo recordaremos. Gritón alegre bullicioso buen amigo. Espero que su hijo sea como el.
No permitamos que personas sin conocimiento del tema hable de cosas sin saber. Nosotros aua compañeros nunca lo olvidaremos.
Juan Alfredo Reyes Diaz. Mayor retirado UM-1779 (5010).

Al Rojas 9 enero 2021 - 9:23 PM

Sofia no lees que no regreso? Se estrello y nadie se dio cuenta? exploto en el aire e igual nadie lo reporto? Se escapo y nunca mas quiso que se supiera de el?Te parece eso una nave segura? Me parece cruel que el ejercito no le haya dado ninguna explicación y menos se le reconociera su servicio, lo que me da a entender que algo paso y su desaparición da que pensar, lamentablemente los deudos quedaran con el recuerdo y el sabor amargo y las sospechas de que algo turbio paso pero que nada pueden hacer para descubrir realmente cual fue el final del desaparecido familiar.

Luis Alberto 9 enero 2021 - 9:04 PM

Creo que lejos de pensar si es cierta o no la historia, lo importante es el mensaje que transmite, mensaje con el que muchos cubanos se identifican, familiares de muchos héroes anónimos, pueden dar fe de estos hechos, mas lo importante es saber que el mal no está en la institución (FAR) sino en algunos hombres que en su nombre mancillan la reputación que se ha ganado por derecho, muchos pueden ser los testimonios que dan una mirada diferente. Saludos

alfredo 9 enero 2021 - 10:03 PM

Esto es cierto. Historias cómo estás no han regido el tratamiento de las FAR a familiares de víctimas. Pero lo que si es común es que ante este, o cualquier otro tipo de problema, prácticamente no existen vías oficiales para denunciar o reclamar algo. He aquí el verdadero problema que se genera a la sombra de un estado totalitario.

Idelsy Zaldivar Ricardo 10 enero 2021 - 12:29 AM

Coincido con su criterio. Muy acertado!!

Orl 9 enero 2021 - 10:36 PM

Copio

Algunos hombres que en su nombre mancillan la reputación que se ha ganado
—-
Se contradice el señor.

Sofia. 9 enero 2021 - 11:39 PM

Sr. Rojas Ud afirma que los MIG son ataudes volantes ¿por que? ¿Ud tiene experiencia en este sentido? Recuerde, cuantos accidentes aereos hubo en el mundo por errores de pilotos.En el caso de Pepito Borrego la historia es un poco turbia, alli falta verdaderos elementos en la version de la viuda, ¿el piloto tenia una mision secreta?, ¿estuvo bajo algun juramento?

Idelsy Zaldivar Ricardo 9 enero 2021 - 11:57 PM

Elementos que un verdadero militar nunca contará a su esposa, porque es su trabajo. Y su juramento ante la patria, no divulgar sus acciones de combate. Así era José Eduardo Borrego.

Idelsy Zaldivar Ricardo 10 enero 2021 - 12:28 AM

Juan Alfredo, gracias por recordar a Borrego. Doy gracias a Dios que mi hijo pudo nacer a pesar de toda la tristeza, el dolor que me tocó vivir en plena formación de nuestro hijo en mi vientre.. Nuestro hijo, es un joven muy inteligente, demasiado honesto, sincero, pero siempre un poco serio, no heredó la bulla contagiosa de su padre. Pero si los buenos valores, los que no abundan mucho hoy día . Quizás la tristeza que me tocó vivir con la pérdida de su padre estando en mi vientre, no dejaron desarrollar en él la parte alegre que caracterizó a su padre. Gracias por recordar a nuestro querido Pepe, o Borrego.

Andrés Pérez 10 enero 2021 - 9:37 AM

Es muy bueno que existan estos espacios (aunque en el NTV se den gusto en empañar su obra) para conocer de estas historias que amén de ser muy muy tristes nos atañe a todos y en este caso cuenta la historia de un valiente hombre. Me siento identificado con ud. con su familia, pues nací en el 93, y a semejanza de su hijo crecí sin padre, sin sus historias de Angola. Seguro estoy que su hijo le valora mucho como yo para con mi madre. No emitiré criterios de la FAR y sus aberraciones. Saludos cordiales.

Idelsy Zaldivar Ricardo 10 enero 2021 - 4:55 PM

Estimado Andrés, tú sí puedes valorar y conoces de lo que se está debatiendo y muchos cuestionando. Pues sufres en carne propia lo que se siente nacer sin su padre y sin sus historias. Me gusta mucho que valores a tu madre. Y sí, para mí hijo soy su todo y siento orgullo de ello, porque me hace ver que cumplí bien el rol que me ha tocado jugar, primeramente el de madre y además el de ser padre también para poder encaminarlo en la sociedad. Te felicito mi niño ❤️

Orl 10 enero 2021 - 4:44 AM

Elementos que un verdadero militar nunca contará a su esposa, porque es su trabajo. Y su juramento …

—–
Cuando me «procesaron» para entrar al MININT por mis elevadas notas en la universidad (Dios. ! Qué papeleo tan ridículo y cuéntame tu vida!) y por supuesto no aprobé el proceso, jajaja pues no tengo condiciones de chiva, jajaja; el oficial a cargo daba por supuesto que nuestras esposas conocían en lo que estábamos metidos, en eternas reuniones en una casa de seguridad.

Lo interesante es que nunca nos informaron en que consistirían nuestras funciones. Ni siquiera conocíamos qué diablos nos pondrían a hacer. Jajaja. Al final , el oficial me miró atravesado porque le dije que me sentía contento en mí empleo y no tenía interés en trabajar con ellos.

Elvira 10 enero 2021 - 2:51 PM

Amiga te acompaño tu dolor y el de tu hijo .A lo mejor está cumpliendo una misión secreta ten fe. Dios los bendiga

Sofia. 10 enero 2021 - 2:53 PM

Estimada sra. Idelsy, segun sus palabras y cito: «prefería perder su vida por salvar el avión. Y defender y cuidar el cielo de su patria o cumplir la misión que le encomendaran con honor y valentía.· Entonces hubo una comision investigadora de la FAR, y a Ud le comunicaron lo acontecido ( Sra. la FAR siempre da una respuesta positiva o negativa con la cual Ud podra ser complacida o no, y estan en plena disposicion de escucharle sus reclamaciones , a traves del organo que atiende a los oficiales del MINFAR)Ademas este cro parece que le puede aclarar sus dudas y cito:Nosotros sus compañeros nunca lo olvidaremos.
Juan Alfredo Reyes Diaz. Mayor retirado UM-1779 (5010). Sra. a su hijo le deseo un mejor porvenir y mucha suerte en su vida personal.En el mundo hay muchos hijos que han crecido sin sus padres por una u otra razon y hoy dia son grandes hombres y civicos ciudadanos.

Idelsy Zaldivar Ricardo 10 enero 2021 - 5:39 PM

Sra. Sofía, si expresé qué prefería perder su vida por salvar el avión. Y defender y cuidar el cielo de su patria o cumplir la misión que le encomendaran con honor y valentía, es porque sé que esees el juramento que ellos hacen al graduarse como pilotos de combate de la Fuerza Aérea de Cuba y así siempre lo expresaba él. No fui una improvisada en su vida. Fuimos novios primero y después matrimonio, aún estamos casados de papeles. Formamos una linda familia basada en el amor.
Si hubo una comisión o no para investigar el caso, se tragaron o callaron sus respuestas Afirmativas o Negativas, porque nunca nos reunieron para dar esas explicaciones, las que usted quiere hacer ver que hubo y defender ése punto de vista y dejarme a mí y todos los familiares como mentirosos.
Respeto mucho su punto de vista todo Teoría, pero discúlpeme usted y le digo como mismo le dije al Sr. Javier usted no es de nuestra familia por lo que no sabe lo que sufrimos con la noticia. Quizás sepa toda la Teoría de las FAR, quizás sea usted una abogada o algo así, no ne interesa su vida. Por lo tanto no puede opinar de la mía, lo cual usted no sabe nada.
Una vez más y para que le quede bien claro, le digo que jamás hubo una explicación, ni respuesta para nosotros.
Ahhh, y en cuanto a que muchos niños han crecido sin sus padres y hoy son grandes hombres, es cierto. Fíjese usted que yo tengo uno. Universitario graduado con Titulo de Oro. Déjeme decirle que su último párrafo, donde menciona al mayor
Juan Alfredo, me parece que ha manipulado sus palabras, porque él termina su comentario identificándose, pero no escribió la otra parte que usted le añadió. Espero le quede claro, que mi intención no fue ofender a las FAR, o a su comisión que nunca vi. El sentido fue contar una historia que vivimos los familiares de Borrego, como igual le ha pasado a muchos otros. El periodista quizo solamente contar una historia de un gran hombre, joven piloto que quedó en el olvido. Porque sepa usted Sra. Sofía, o como se llame que por lo menos a su hijo, que nunca fueron a conocer después de nacido, y a sus padres debieran alguna vez en la vida haberlos invitado para hacerle un homenaje cuando se cumpla un aniversario de su caída. Porque un Piloto de Guerra caído en cumplimiento de su misión, en cualquier país del mundo es considerado un Héroe. Ése ejemplo debiera tomarlo nuestro país y no existieran tantas personas dolidas y tragandose su dolor por miedo a expresarlo y sea mal interpretado o tildado de estar en contra de las leyes. Si le queda duda, busqueme y hablemos.

Orl 10 enero 2021 - 7:56 PM

Una gran pena me produce la narración de esa señora que quedó viuda y del hijo que nació y creció sin su padre.

La mía, no es una historia tan extremadamente dolorosa, pero sufrí lo mio. Al sistema que me castigó de esa manera, no se lo podré perdonar nunca, a pesar de que un cubano que conocí
en este país, me dijo que dejase de odiar pues, dice él, fue solo mí culpa y yo sabía a lo que me exponía

Mis dos hijos también crecieron sin su padre . Al menos durante algo más de un lustro .

Me explico. Deserté en un viaje de trabajo y no me dejaban hablar con los chicos. Para volverse loco. Pero tuve al final , suerte.

Se desmerenga la URSS y el Campo Socialista dejó de existir. Finalmente, tuve razón. El sistema era inviable. La madre, una gran persona, me dijo: !Llevátelos contigo o se me mueren de hambre!

Sofia. 11 enero 2021 - 10:06 AM

Si seguimos hablando podemos abrir el secretismo endémico del caso,
ya que la nación es parte de esta historia, en la cual el hombre
culto debe distinguir entre lo que es o no razonable. Todo en la vida
tiene su inicio y su final. Cuba es un país que tiene más accidentes que
transporte. Los cubanos somos mas inteligentes que cualquier fabricante
del mundo, nunca…nunca hemos cuidado NADA de forma correcta o adecuada
a nuestro país. La aerolínea de Cub. De Aviación de producción soviética ha
surcado el cielo por décadas sin control automático en el sistema de aterrizaje,
no se confiaba en el fabricante, se hacía de forma manual ,sin hablar del combustible.
Los ómnibus urbanos de producción china nunca han respetado el manual de carga,
la Habana completa cavia en uno. Los equipos electrónicos se instalan sin leer
el manual de instrucción, si se abre un equipo, a su cierre sobran tornillos.
Cuba fue uno de los países de A. Lat. que mas cantidad de tractores poseía y
estamos labrando la tierra con los bueyes en pleno siglo 21.El comportamiento
irrespetuoso a la fabricación ajena es la norma entre los cubanos y se manifiesta
de forma positiva.
Entonces, dentro de esa subcultura y unanimidad falsa aspiramos que el Estado/Gob.
debe enfrentarse al veredicto de las masas.

Los comentarios están cerrados.