23.9 C
Havana
miércoles, octubre 28, 2020

El magnate en el tejado

Alejandro Muñoz Mustelier
Alejandro Muñoz Mustelier
Escritor y profesor, Máster en Lingüística

Podría tener su propio juicio en Nuremberg y su estrella en el paseo de la fama de Hollywood. Podría tener su propio programa televisado, quién sabe, un show amarillista con toques de humor negro. En su personalidad se combinan la irreverencia de un artista adolescente y la dureza de un militar. Posee la capacidad de combatir a los supervillanos, también de crearlos, y en general de mantener el mundo a salvo; el mundo para él es ese espacio que abarca la vista cuando se para en lo alto de su torre, por eso además se parece a los caballeros medievales. Es único, mediático y racialmente correcto, es lo que todos esperaban, ahora y aquí, en carne y valiosos huesos, su candidato, el revolucionario Donald Trump.

Pero para que haya una revolución tienen que haber oprimidos y opresores. Según él los hay, opresores como el partido demócrata, títere secreto del comunismo. Los oprimidos son esa gran mayoría silenciosa, según sus mismas palabras. Esta “mayoría silenciosa”, según The Hoover Institution es más vieja, menos educada y menos rica que el promedio de la población estadounidense. Sólo el 19% son universitarios y más de un tercio gana menos de 50000 al año. Son pesimistas en cuanto al futuro del país y están resentidos con el expresidente Obama. Y tiene lógica que esta “gran mayoría” apoye al candidato del partido republicano, su realidad se ajusta al discurso de justicia y cambio que ofrece. Pero si sus seguidores fueran sólo los blancos de pocos ingresos y bajo nivel escolar, el candidato no pudiera merecer esa estrella de la fama en Hollywood, lo sorprendente es que entre los latinos y afroamericanos, Trump tiene bastantes seguidores.

¿Por qué hay miembros de minorías apoyando al magnate?

Desde el Black Lives M. A. G. A (make america great again), un movimiento de afroamericanos que apoyan a Trump, hasta personalidades y activistas afroamericanos como Alveda King, sobrina de Martin Luther King y la escritora Carol M. Swain, existe la creencia de que Trump rompió con el orden de Washington, porque dice la verdad, porque no es políticamente correcto  como los demócratas blancos que intentan “decirnos quienes somos”, además, Trump soporta la embestida de los medios. Por otra parte, según Morning Consult, el 28% de los latinos confiarían a Trump el manejo de la economía al país. Pero para que ya sea un hecho la impresión de las huellas del candidato republicano en el paseo de Hollywood está el hecho de que dentro de la comunidad latina, miles de cubanos encabezan el apoyo al presidente.

¿Será la longeva y casi extinta generación del exilio y sus herederos? Pues sí, porque tras el acercamiento de la era Obama vieron sus sueños y subvenciones en real peligro de desaparecer, y ahora sienten en Trump la mano dura que por fin podría derribar el muro de La Habana –cosa rara teniendo en cuenta que al hombre le gusta construirlos-, en cualquier caso esto sí pondría su nombre en el paseo de la fama, al lado del de Reagan, que fue el otro que tumbó muros y puso sus huellas en cemento mojado.

Pero a pesar de que la comunidad cubanoamericana hoy en día está compuesta en su gran parte por emigrantes que trascienden la política, y miran por sus familiares en la isla, y tienen una postura crítica con las medidas que afectan el envío de remesas y la emigración, hay cubanos de nueva generación que también apoyan al candidato republicano como si en eso les fuera la vida. Algunos de estos cubanoamericanos comparten características con los votantes clásicos de Trump: bajos ingresos y bajo nivel escolar, racialmente, por supuesto, no comparten nada, pero al magnate les sirve igual, sobre todo teniendo en cuenta que Florida es un Estado decisivo para ganar las elecciones, y dentro de Florida, Miami es trascendental, por supuesto.

Lo curioso es que esta parte de la comunidad cubanoamericana también tiene sus familias en la isla, por tanto las políticas del presidente hacia la isla los afecta de igual manera, es una especie de síndrome de Estocolmo que implica tanto a ciudadanos de a pie, como a personajes populares de origen cubano. Sin ir más lejos, la conocida actriz Susana Pérez dijo que se sentía feliz de poder contribuir a la campaña del candidato, y hace un par de semanas, en el Central Park de Doral, hubo la llamada madre de todas las caravanas, en la que miles de cubanos participaron en un mitin pro Trump, esta demostración fue organizada por el grupo Cubans4Trump que se puede encontrar junto a otros de su clase, en las redes sociales.

Existe un activismo pro Trump por parte de muchos cubanos en Miami.

Este fenómeno no es para nada ilógico, los esfuerzos que hacen los gestores e campaña del magnate por ganarse Miami no son pocos, una encuesta de Bendixen & Amandi International y Miami Herald, arrojó que Biden tiene 17 puntos por delante de Trump en Miami, pero esto no garantiza la victoria porque Trump tiene el apoyo de la mayoría de los hispanos; increíble. Por su parte NBC hizo pública otra encuesta en la que ambos candidatos están muy igualados en Florida, donde Biden cuenta con mayor apoyo entre los afroamericanos e independientes y Trump entre los hispanos, tratándose de Florida, un gran número serán cubanos.

Pero ¿por qué el magnate se ha ganado a este y otras minorías a pesar de que muchas de sus políticas los afecta directamente? En este sentido hay que hablar de narrativa. Trump es populista –rasgo muy criticado por Estados Unidos en los líderes de izquierda latinoamericanos-. En su discurso logra que sus electores comprendan el mundo según las propias experiencias de estos, y lo hace forma simple. Las estadísticas y el criterio de especialistas que puedan criticar a Trump no convence a sus electores –hay que tener en cuenta las características escolares y culturales de sus votantes-.

No propone medidas para que los afectados económicamente se adapten y sobrevivan en la realidad del país, sino que ofrece cambiar el mundo para que este se adapte a lo que los electores entienden por “el mundo”, para colmo esto lo logra a través de una narrativa explosiva, con soluciones sencillas y cortantes, donde el ciudadano puede sentir el poderío político y económico yendo a su rescate, o al rescate de “la realidad que debe ser”. Para lograr esto el magnate secuestra palabras, cualquier parecido con la obra “1984” ¿es pura coincidencia?; socialismo, socialdemocracia, socialización, todas son sinónimo de comunismo o llevan al comunismo.

Trump vincula a sus rivales políticos con este término prohibido.

El presidente tuiteó que “Biden lleva 47 años en la política y ha sido terrible con los hispanos, por eso ahora se apoya en el adorador de Castro Bernie Sanders”. Logra poner a sus propios rivales y a los rivales de todo el sistema en la misma semántica y logra un silogismo casi perfecto: Malestar igual a comunismo, comunismo igual a Castro, Castro igual a Sanders, Sanders igual a Biden, Trump distinto de Biden, ergo, Trump igual a bienestar. Estas estrategias de campaña han tenido un resultado increíble entre los cubanos de Miami, a pesar de que gran parte de esta comunidad entiende que el candidato republicano no es la opción que quieren para los Estados Unidos, ni les hace gracia alguna consecuencias que puede tener esto en sus familiares de la isla.

Pero no sólo muchos cubanos de Miami, testigos de otra realidad y de otras relaciones económico-sociales, han creído en la narrativa del magnate, incluso en la isla hay quien defiende los criterios del candidato. En los grupos de las redes sociales que hacen campaña por el empresario neoyorquino, sobran los miembros que viven permanentemente en la isla, y no se trata de activistas pagados desde Estados Unidos, al menos no solamente. Más preocupante todavía, son ciudadanos cuyo nivel de conocimiento político, quizás de historia, de economía seguro, son casi nulos, e incluso desde aquí, creen que en realidad “Make America Great Again” se aplica también a ellos. Quizás ignoran que como caballero medieval, para Trump América es ese espacio que abarca la vista cuando se para en lo alto de su torre, desde donde no se ve La Habana, y sólo si hay un día despejado y es período electoral, se ve Miami.

16 Comentarios

  1. Lo considero excelente, como excelente la decisión de LJC de publicarlo, para que se comience a olvidar el sabor amargo que dejó el episodio anterior.

  2. Común denominador de Trum = Misógino + Racista + Anti-Cambio climático + Anti-China + Anti-Corea del Norte + Indecente + anti-Big media

    Izquierda = Comun denominador + promotor de COVID19 en USA + Satan en la tierra

    Derecha = Comun denominador + pro-iglesia + pro-Israel + Anti-Guerra (nunca inició una) + el Angel que bajó los taxes de todos

    Cubanos en el exilio = Derecha + Anti-Oxigeno a la Dictaduras en Cuba y Venezuela

    Faltarán algunos detalles pero es una idea general que tengo

  3. En otras palabras,Trum es un tipo sin principios y no se puede confiar en el,no que lo diga yo,lo dijo su propia hermana,es un delicuente demostrado,fue condenado a pagar 25 millones de dolares por estafar a 6000 personas con la universidad Trump,los titulos no tenian valides;un alcalde de New York dijo sobre Trump,Donald Trump es una de las personas más desagradables que he conocido en los 12 años en que he sido alcalde. No puedo comprender cómo para muchos se ha convertido en una especie de héroe»

  4. Puntos de vista e información interesantes, aunque sería importante conocer lo que digan otras fuentes pues en los medios hay de todo y no siempre es confiable. Ejemplo reciente existe. Trump la tiene cogida con Cuba por diversas razones y no todas obedecen al razonamiento lógico. Es una versión más ácida de la política de acabar con el sistema imperante en la Isla respecto a otros mandatarios precedentes. Es bueno actualizarse para no vivir engañados de que por arte de magia habrá normalidad en las relaciones. El objetivo macabro cambiará de expresión, pero estará presente. Es infantil hacer cálculos a futuro sobre la base de un cambio de administración en EU. El porvenir dependerá de los aciertos y desaciertos de quienes mandan del lado de acá. Si el panorama mejora habrá resultados más favorables, siempre y cuando se administre el país con inteligencia.
    Lo que pase al norte del estrecho de la Florida es un elemento tan importante como impredecible y es un asunto interno de esa nación. Si alguna influencia puede haber desde Cuba sería mediante las relaciones con la comunidad en el exterior lo que no parece ser de interés por estos lares.
    Cada país tiene su propia versión de Trump porque la megalomanía también se puede localizar en predios más al sur de la Florida. Afortunadamente Trump finalmente va a pasar y la cordura quizás pueda volver en manos de otro Presidente que no tiene que ser del propio partido; que tendrá que continuar nada específico de quien le precedió,, porque ese era ya un país desde el mandato de 50 Presidentes previos con decisiones más trascendentales que las del último gobierno; que ejercerá su mandato según sus decisiones, colegiadas según costumbre con el Congreso y recurridas, si alguien lo entiende oportuno, ante el tribunal Supremo, eso sí, sin reverencias ni referencias obligadas a otras personalidades.
    Vamos a resolver nuestro problemas en frontera que son bastantes y bien complicados y lo haremos si somos inteligentes y creativos a pesar de lo que venga desde el exterior, sean sanciones o bombas. Saludos.

  5. Sanders y AOC son motivos suficientes para votar por Trump.
    Biden pareciera que ni siquiera tiene agenda sino que se la dictan «de arriba».

    Los democratas se han enfocado en el impeachment a Trump por 4 annos. Que si la trama rusa que si esto o aquello y cuando Hunter Biden recibe 3.5 millones de los ucranianos o rusos por consultoria en un tema del cual no es ni remotamente experto, mutis total.

    Los democratas se pasaron los ultimos 4-5 meses atacando a Trump con el tema COVID, cero mencion a los riots, danno a la propiedad privada, robos, asaltos, incremento de asesinatos, etc..

    • Trump es motivo suficiente para votar por Biden.
      Trump parece que puede violentar cualquier norma democrática y salir impune con el apoyo de su base de fanáticos.

      Los republicanos se han enfocado en desmontar las instituciones y normas de Estados Unidos por 4 años. Que si el senado puede asignar puestos en la Corte Suprema a su antojo, que si el presidente o mete un delito está bien porque tiene impunidad, que si en Estados Unidos no hay racismo…

      Los republicanos se pasaron los últimos 4-5 meses distrayendo la opinión pública del fracaso que ha sido la gestión del COVID con esta administración. Cero mención a los incendios que el gobierno federal no ha movido un dedo para aliviar, al racismo institucional que ha provocado muertes de inocentes y protestas en las calles, al incremento de actos de terrorismo doméstico por parte de ciudadanos de extrema derecha energizados por la retórica del presidente, etc…

      • En este país no hay racismo sistemático. Soy negro y conmigo ningún policía se ha metido en todos los años que llevo aquí. Eso sí, cumplo con la ley. Esa joven negra que murió en un tiroteo en su apartamento tenía relaciones con un narcotraficante que fueron a buscar allí. Él Tiró primero, los policías respondieron y ella estaba en el medio. Si su novio hubiera sido plomero, constructor, médico o abogado, la policía no se hubiera personado en su domicilio. Black Lives Matterr protesta por esa muerte o la de George Floyd, sin embargo nada dicen de los negros que mueren a manos de otros negro en el sur de Chicabo, en Baltimore o New Jersey por peleas entgre pandillas para controlar el tráfico de la droga. Hasta niños han muerto en esos tiroteos. BLM son unos hipócritas. Trump, como presidente electo,está en su derecho por la constitución de escoger al juez de la corte Suprema que sea menester para ocupar una vacante, no se ha forzado ninguna ley, eso es perfectamente constitucional. Trate de buscar otras fuentes de información que no sean solo la prensa cubana.

  6. Lo que no entienden los que solo ven en Trump al «chico malcriado de la clase», es que a la gente del común (y ahí van nuestros compatriotas de Miami) no le importa cuan buena persona o mas carismático pueda ser. Les importa que han bajado los taxes, les importa que ha recuperado dineros, les importa que no ha hecho guerras como si las han hecho las otras administraciones de presidentes bien hablados y «decentes». Les importa que es el único que ha hecho algo por detener a China. Les importa que antes de la pandemia la economía bajo su mandato alcanzó los niveles mas altos nunca vistos, Les importa que sea la única alternativa viable a los democratas que aparecen siempre con 1000 ideas para obras sociales gastando dineros que después cuando les pregunta no tienen idea de donde saldrá y al final termina en la cuenta del contribuyente. ¿Tiene cosas malas? Claro que si!, es bastante imperfecto. Por ejemplo no veo bien que haya salido de la OMS y del pacto medio ambiental mundial, pero se podría llegar a un arreglo, por ejemplo, ¿porqué no se reduce su tasa de dinero a pagar en estas organizaciones de acuerdo a su incidencia en estas y no de acuerdo al tamaño de su economía como se hacía hasta ahora? Ocurren que son organizaciones que hasta ahora dependen completamente de EEUU, y hacen cosas contrarias a sus intereses con dinero que tienen de allí. Es eso lo que ha parado Trump. ¿Por qué China (país mas contaminador del mundo) paga menos dinero que EEUU en la Organización del Medio Ambiente Mundial? Y lo mismo ha sido con un montón de organizaciones en las cuáles a EEUU le toca la peor parte. ¿Es eso justo? Claro que no!, pero son intereses que solo ellos tienen que defender y los demás gritan cuando les tocan los bolsillos.
    La banca de EEUU también tiene problemas con el presidente por la advertencia de retornarlos al patrón oro. Y estos si que tienen un peso político importante. Y mejor ni hablar de los enemigos de alto rango que tiene (mucho mas ricos e influyentes que él). La alternativa es Biden, un vejete con bola de pedófilo, porque siempre esta amasando alguna mujer o menor a su alcance. Si ganara las elecciones, se estima que sería Kamala Harris (Bernie Sanders femenino, pero mucho peor que él) quien terminaría el mandato, porque ya el señor está senil. Lo peor que tienen es el no saber explicar de donde van a sacar el dinero para ejecutar todas las ideas «socialistas» grandiosas que tienen. El contribuyente recuerda el tablazo a su cartera que es el Obamacare (no es que el Plan esté mal, lo que va mal es su financiamiento). Y para el contribuyente de origen latino (con raíces Cubanas y/o Venezolanas) estos señores demócratas representan la vuelta a la era Obama, Oxígeno para las dictaduras que por ejemplo en el caso de Cuba tienen retenido un paquete de medidas favoreciendo el emprendimiento hasta ver quien sale electo.

  7. Un famosísimo jugador de fútbol brasileño de raza negra, Rivaldo, fue de los que más apoyó a Bolsonaro en su candidatura y por tal motivo fue cuestionado.
    Ante la inevitable pregunta de ¿cómo siendo negro apoyaba a un racista declarado abiertamente? tuvo una respuesta demoledora.

    «Su voto va a elegir un presidente, no un padre. Necesitamos que resuelva los problemas de nuestro país y no que nos enseñe valores, eso lo tenemos que aprender en la casa y la escuela. Si tuviésemos que aprender valores con el presidente, hoy estaríamos presos todos en Curitiba», dijo, en referencia a la ciudad en la que se encontraba recluido el ex mandatario Lula da Silva, condenado a 12 años por corrupción.

    Ese es el por qué del voto a Trump, para que haga mejor este país.

    Yo quiero lo mejor para mi casa, mi familia, etc.
    Si el vecino de al lado le cae a palo a sus hijos, los reprime, los castiga y no los deja ni hablar pues ya llegará el día en que esos hijos tomen conciencia y cambien lo que tengan que cambiar.

  8. Orlando, pero Lula esta libre , y poco a poco se esta demostrando que fue una jugada politica, sabes mi hijo vive en Brasil y dice que el pueblo brasileño se equivoco duro, lo bueno es que pueden rectificar en pocos años y ademas es un gobierno federal y los estados aplican sus propias politicas, por eso es menos dañino

  9. La arrogancia que rezuma este artículo es increíble. Así que quienes siguen a Trump no son personas que tienen su criterio en cuanto a qué resulta necesario para sacar a Estados Unidos adelante. No, los seguidores de Trump son gente inculta, de pocas luces, que se disparan el ppie porque apoyan a quien aplica medidas que afectarán al pueblo cubano y ellos también tienen familia en la isla. No puede entender el articulista que quienes apoyamos a Trump tenemos derecho a ello porque vivimos en un país donde existe la democracia y la libertad para pronunciarse a favor o en contra de determinada política. Pretende el autor,  que los cubanos de la isla se resignen a vivir siendo mantenidos por quienes emigramos, sin tener en cuenta que allá son más lo s que no tienen a nadie que les envíe una ayuda desde el extranjero que quienes pueden beneficiarse de ello. Como ciudadano de este país que soy, considero que en las circunstancias actuales en que se pretende introducir poco a poco el socialismo en Estados Unidos con todas las consecuencias que ello traerá, el actual Presidente es la única opción que tenemos para que ello no ocurra. Si el Partido Demócrata no condena explícitamente a Black Lives Matter, cuyos dirigentes han declarado ser (el video está en YouTube)  «marxistas entrenados» y «activista profesionales»,, si no condena la violencia y los saqueos llevados a cabo por ese movimiento y por Antifa, otra organización de igual corte, cómo puede pretenderse que yo vote demócrata cuando salí de mi país de nacimiento por el desastre en que el socialismo sumió a mi tierra? Eso de que los hispanos y negros, por el hecho de serlo debemos voar demócrata, es lo más arrogante que he escuchado. Bueno, así le dijo Biden a un negro, que sino votaba por él, entonces no era negro. Se habrá visto algo tan petulante y racista, tan paternalista y sesgado? Déjennos a los que vivimos aquí votar por quien entendamos pueda resolver nuestros problemas y ocúpese mejor de ver como se quitan de encima ese régimen que lleva a llá más de 60 años y solo ha traído desgracias, escasez y represión. 

Comments are closed.