Diálogo Nacional para trascender y refundar

por Ivette García González
Diálogo Nacional

En otro texto llamé la atención sobre el Diálogo Nacional. Socializo ahora las fases del proceso y algunas lecciones de experiencias anteriores, porque entiendo que en el contexto cubano tal mecanismo permitiría trascender el conflicto y empezar a crear un nuevo contrato social.

Como mecanismos extra constitucionales y alternativos a las intervenciones extranjeras, los diálogos nacionales son complejos, esencialmente políticos y reconocidos mundialmente. Permiten llegar a la raíz de los problemas y ofrecer soluciones con garantías.

Voluntad política de las partes, imparcialidad y confianza, soberanía popular, máxima inclusión social y respeto a los principios de no intervención, autodeterminación y solución pacífica de controversias; son sus bases principales.

Se han implementado en países de Europa, África, Medio Oriente y Latinoamérica desde hace décadas. De esas experiencias derivan teorizaciones y protocolos reconocidos por expertos y organismos multilaterales, como el Manual Diálogos Nacionales y el Mecanismo de Montevideo.

Tales procesos se emplean para: transición democrática, fortalecimiento de la democracia y resolver conflictos armados. Ellos favorecen la aproximación y entendimiento de sectores en disputa, contribuyen a gestionar un nuevo proyecto de país, a reconciliar la nación y enrumbar el desarrollo.

Diálogo Nacional (1)

Cuba fue sede de los diálogos de paz entre el gobierno colombiano y las FARC-EP. En la foto, Raúl Castro, Juan Manuel Santos y Timochenko unen sus manos en La Habana durante las negociaciones de paz. (Foto: Alexandre Meneghini/Reuters)

Las fases del proceso

Organizado por actores nacionales, el Diálogo Nacional es más complejo que otros mecanismos de gestión de conflictos. No existe un modelo o receta, depende del contexto aunque deben observarse ciertas regularidades.

Puede implementarse —casi siempre con participación internacional— para prevenir y gestionar crisis, o lograr un cambio fundamental, un nuevo contrato social. Métodos y procesos pueden combinarse e incluso escalar de la primera variante a la segunda.

Sus etapas son:

1. Exploración: supone análisis del conflicto, posibilidades, consultas a las partes, sensibilización, identificación de riesgos, figuras o líderes de opinión, mediadores y promotores que ayuden a persuadir sobre su necesidad, y anuncio oficial del proceso mediante decreto presidencial u otra vía.

2. Preparación: crear las condiciones, preparar a la ciudadanía, la prensa y otros actores, así como definir el marco del proceso. De su calidad depende en buena medida la del diálogo. Generalmente, es de por sí un proceso negociador y lo conduce una Comisión preparatoria integrada por las partes.

De estas primeras fases, que a veces se contemplan como una, derivan el Mandato y/o la Hoja de Ruta, en los que se definen: contexto sociopolítico, preocupaciones de las partes, objetivo fundamental, relación con el gobierno, calendario, cantidad y categoría de representación de las partes y actores internacionales, toma de decisiones, comunicación, reglas y procedimientos, naturaleza e implementación de los acuerdos y logística.

3. Diálogo Nacional: foro principal, funciona con presidencia electa, que debe ser independiente y tener legitimidad. Se desarrolla según la Hoja de Ruta y aprobación de agenda definitiva, reglamento y mecanismos de implementación. Se realiza en plenaria o combinándolo con grupos de trabajo para temas específicos.

Casi siempre la agenda incluye correcciones a la Constitución o elaboración de una provisional como puente hacia procesos ulteriores.[1] Implica transparencia para la ciudadanía y facilitación de su participación en foros, diálogos regionales, sectoriales, sondeos de opinión, etc.  

4. Implementación de resultados: se introducen, monitorean y evalúan los acuerdos, lo que confirma alcance y calidad del Diálogo Nacional. Se perfila lo previsto respecto a ciclos de consulta y retroalimentación, verificación, mecanismos y garantías. El diseño debe ser objetivo, con calendario realista y flexible, privilegiando los diálogos posteriores con ciudadanos y el enfoque transformador, lo que favorece soluciones sostenibles.  

Lecciones para Cuba

El Diálogo Nacional no es un fin en sí mismo, tampoco una fórmula ideal o exclusiva. Es un proceso de transformación estructurado y participativo, cuya viabilidad depende del objetivo, el conflicto que intenta resolver y las características específicas del escenario.

Modalidades, objetivos y «partes» son tan diversos como los contextos, aun en países que muchos asocian, como Cuba y Venezuela. Véase el de este último, que está transcurriendo en México.  

Diálogo Nacional (2)

Gerardo Blyde Pérez, ex alcalde de Caracas, y Jorge Rodríguez Gómez, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, firmaron el memorando de entendimiento, junto con Marcelo Ebrard Casaubón, quien se presentó como testigo. (Foto: Karina Hernández / Infobae)

En Cuba, a pesar de las medidas flexibilizadoras recientes y de los diálogos parciales que ha sostenido el gobierno, las bases del conflicto y este en sí mismo se mantienen. Ello se evidencia en el incremento de las protestas,[2] la represión, peligro y grado de transnacionalización del diferendo y el resquebrajamiento de los niveles de confianza.

Ciertas características del modelo cubano también aconsejan un Diálogo Nacional: alta centralización del poder, inexistencia legal de oposición y medios de comunicación, no separación de poderes, carencia de instituciones independientes de defensa ciudadana, así como fuertes y diversos mecanismos de control social.

La nación cubana necesita el Diálogo Nacional para lograr un cambio fundamental, un nuevo contrato social. En calidad de «partes» podrían estar el gobierno con sus organizaciones de apoyo y una alianza de la sociedad civil independiente y los emigrados. En ambas existen corrientes y proyectos políticos.

En el camino deberán tomarse en cuenta parámetros internacionales establecidos y lecciones de la experiencia:

  • Importancia de una campaña nacional e internacional de sensibilización y en favor del Diálogo Nacional como solución.
  • Debe contar con apoyo de actores externos con mayor o menor peso en las distintas fases del proceso —promotores, facilitadores, financiadores, observador/testigo/mediador/garante, apoyo técnico y especializado— y con una sede imparcial para la mesa preparatoria y la realización del foro.
  • Ciertas precondiciones generales legítimas funcionan y son saludables como gestos de buena voluntad. Por ejemplo, cese de toda represión y liberación sin cargos para todos los detenidos y encarcelados por sus ideas y/o acciones políticas pacíficas.
  • No existen normas para la cantidad de participantes ni el tiempo de duración, pues se ajusta a posibilidades reales y complejidad del contexto.[3]
  • Su condición extra constitucional favorece la adopción de normas propias, lo que no supone desconocer la Constitución e institucionalidad del país.
  • No implica renunciar a derechos constitucionales, especialmente los de libertad de expresión, asociación y manifestación pacíficas. Al contrario, el desarrollo democrático depende de la lucha cívica como mecanismo de presión y acompañamiento.
  • La elección de representantes debe ser cuidadosa y contemplar equilibradamente lo regional y la presencia de juristas, actores políticos clave, académicos, líderes sociales, mujeres y jóvenes del espectro socio-clasista.
  • La agenda debe ser una construcción colectiva desde el principio y estar basada en demandas ciudadanas.

Hoy la ciudadanía cubana se debate entre la sobrevivencia y la incertidumbre. Denuncia, explora fórmulas para hacer valer sus reivindicaciones y crea nuevos espacios para el debate en las redes.

 

Los diálogos nacionales no son mecanismos perfectos ni resuelven el problema de un plumazo. Siempre existen riesgos, debilidades y fortalezas que abordaré en otro texto. Sin embargo, en las condiciones de Cuba sería el de mayores posibilidades. Países más cerrados, con conflictos armados y fronterizos, divisiones étnicas, bloqueos y contradicciones antagónicas lo han logrado.

El extremismo político y la desesperanza son obstáculos para traducir el malestar ciudadano en estrategia política capaz de articular consensos. Sirva a la reflexión que los cubanos somos eternos inconformes, siempre hemos tenido una nación «real» y  una «soñada». Nos distinguen los sueños, fueron ellos los que abanderaron nuestras mayores epopeyas.

Para contactar con la autora: ivettegarciagonzalez@gmail.com

***

[1] Algunas recomendaciones básicas a la agenda de diálogos nacionales son: no sobrecargarla y que se corresponda con los objetivos fundamentales acordados, debe ser inclusiva, avanzar de los puntos menos conflictivos, dedicar el tiempo necesario a los de mayor complejidad y desacuerdo, valorar pertinencia de usar grupos de trabajo para descomponer y analizar los aspectos más polémicos previo a su presentación en plenario.

[2] Luego de las protestas masivas del 11 y 12 de julio, se han registrado durante el mes de agosto otras 297 a pesar de la represión. Estas integran la cifra de 2,109 registradas desde septiembre del año pasado.

[3] En cuanto a participantes, según modalidad, objetivo y contexto, han oscilado entre diez hasta más de mil, y, en cuanto a duración, ha sido desde diez días hasta dos años.

70 comentarios

Jose Ramon 9 septiembre 2021 - 6:59 AM

El problema en Cuba es que los interlocutores no están bien claros. Podríamos asumir que el gobierno formal es uno de esos interlocutores. ¿Pero quién lo será por el otro lado? ¿Los de San Isidro y/o del 27N? ¿UNPACU y/o Damas de Blanco? ¿Alguno o una confederación de los grupos que radican en Miami de nombres tan parecidos?

Responder
dario 9 septiembre 2021 - 9:41 AM

estimado Jose Ramon : quisiera recordarle que,en la Cuba sonada por Marti,Agramonte,o sencillamente en la cuba lbre y soberana,el voto de “los de San Isidro” vale lo que hubiera valido el voto de Fidel Castro o el de Diaz-canel.Es bochornoso para una persona digna pensar que existen Magnificos,Intocables y Plebe,Las revoluciones liberales han igualado en derechos a los plebeyos y a los reyes y cortesanos.No a todos los cubanos nos gusta ser “guiados” por los “Mejores”…gracias

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:08 PM

No solo el gobierno, también las organizaciones que lo apoyan. Esa es una de las partes. La otra está compuesta por otras organizaciones, redes y plataformas de los cubanos de la isla y la emigración, solo que no todas son conocidas por razones obvias. Pero esa es la segunda parte en un DN, la que articuladamente confronta al gobierno y sus bases. Lo ideal es que fuera una coalición pero todas son válidas. En mi consideración lo único que invalidaría en estos casos sería la subordinación a la agenda de un gobierno extranjero, con pruebas claro, de lo contrario, en el discurso oficial cabe todo el que disiente, eso ya es conocido. slds

Responder
javier 10 septiembre 2021 - 11:38 AM

Y usted creé que será factible eso? Cuando ninguno de los opositores están por la labor de un diálogo constructivo y verás, por no hablar de los más que probados vínculos con la Casablanca, pruebas que ellos mismos ni se han tomado el trabajo de desmentir.

Los Opositores son un carnaval, una comparsa desenfrenada, que solo saben pensar con el estomago, y con un nivel cultural NULO, un hato de frustrados y oportunistas que buscan lucrar con las penurias del pueblo cubano, para ellos la política es un negocio para vivir bien.

Responder
andresdovale 11 septiembre 2021 - 1:29 AM

Javier, se pudiera conocer de que parte estaría Usted: de la tiranía estalinista, como parece ser por su comentario, o prefería estar de quinta columna entre los opositores al régimen.

Responder
Sanson 11 septiembre 2021 - 9:03 AM

Javier, si compara los estomagos de Ferrer, el Doctor Bicet, Yoanis Sanchez y Eliecer Avila con los de D. Canel y Marrero veria quienes realmente piensan con el estomago. Le recomendaria, dado su punto de vistaa, no volver a hacer alusion al estomago cuando hable de opositores y tiranos.

Jorge Luis Antela Gonzalez 11 septiembre 2021 - 1:58 PM

Leo diariamente esta pàgina tratando de adquirir una cultura y un lenguaje digno de los participantes. El tema o los debates aquì expuestos son de dificil comprensiòn a quien no ha estudiado politica o ciencias sociales.
Queda claro, no obstante mi dificultad en comprender algunos terminos politicos, que el tema de cuba se complica en la medida que se complica el control mediatico de las redes sociales que cada dìa se actualizan , con fàcil axceso al pueblo cubano, de noticias falsas sobre la realidad interna del paìs y que llevan informaciones en tiempo real desde un extremo al otro de la isla ,
Es dificil aislarse de los medios mediaticos cuando estos a su vez se muestran como un medio inmediato y acelerado de informaciòn y desinformaciòn. Una desinformaciòn que disfruta la incultura academica de una parte del pueblo que està abandonando la propia causa social dedicandose a la soluciòn de problemas y necesidades primordiales y no ve una respuesta sensible por parte del estado que al mismo tiempo debe responder a las manisfetaciones sociales con violencia y medidas extremas para el control del orden publico inmediato dando asì una imagen siempre menos ùtil al dialogo civil entra ambas partes.
El debate debe partir de ahì, del encuentro por parte del gobierno guìa y el pueblo que ve el estado como causa de una mala direcciòn economica, social ect.
No cabe dudas que ningùn gobierno desea lo malo para el propio pueblo asì como las dificultades que existen en resolver los problemas que hoy golpean duramente la Isla, muestran , a travèz del incrementarse de nuevos conflictos, un desinterès a un analisis autocritico por parte del Estado.
El debate politico pierde seriedad cuando los problemas de base quedan aùn sin resolverse.
LAs nuevas propuestas no son coherentes con el inmediato acceso o participaciòn del pueblo a las soluciones ya que no todos se identifican politicamente, limitando el proceso de integraciòn social , asì como la limitada participaciòn del pueblo a las nuevas propuestas de cambiios estructurales debido a la desconfianza creada alrededor de quien piensa o propone cambios manifestando descontento a las maniobras politoco-econmicas del gobierno. .
La dificultades actuales se suman a las dificultades històricas . Se acumulan detràs de nuevas propuestas inmediatas que dan origen a nuevas dificultades obligando al pueblo a soluciones siempre mas dificiles perdiendo una imagen clara del origen de los problemas. Esto comporta una desonrientamiento en la identidad politica y social de las masas que no reconocen en las nuevas medidas la identidad politica de un gobierno con grandes dificultades hacia la nueva nueva generaciòn ( la nueva juventud, nuevas formas de expresiòn cultural ect )..

El cambio debe comenzar por la estructura gobernante. A travèz de las respuestas objetivas el clima de bienestar se extiende como una mancha sobre la isla contagiando las mentes y conduciendo el paìs hacia nuevos Orizontes. Ya no se trata de mejorar, la palabra clave està en el cambio sin perder nuestra identidad cubana y sin un debate abierto con oposiciones esto serà muy dificil. Cuba no debe parecerse a ninguna otra naciòn, pero debe respetar el camino que la nueva generaciòn està tomando.

Responder
Juan Escandell Ramirez 9 septiembre 2021 - 7:37 AM

De acuerdo Ivette creo sería la mejor solución.,el problema no creo sería quien formaría la parte opuesta al gobierno sino el propio gobierno que su hacer no demuestra interés alguno.Ahora bien las autoridades cubanas deben tomar nota de esta proposición y no esperar más tiempo ahorrando sufrimiento y vidas al pueblo.Comparto 100 por ciento que es necesario y urgente un nuevo contrato social.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:14 PM

Gracias Escandell. En realidad, el extremismo está en las dos partes, es una patología en nuestra sociedad, aunque por suerte no es mayoritaria, sino en los extremos del conflicto, que extremos al fin, se topan. No se imagina cómo me bombardean lo mismo de uno que del otro cada vez que toco el tema en las redes sociales. Sin embargo, comprendo su preocupación porque el gobierno es quien aprueba oficialmente que se lleve a cabo. No obstante, tampoco es noticia, no hay ninguno que lo haga espontáneamente, es un proceso político que debe impulsarse para que el gobierno lo acepte, como expresé en el texto anterior. slds

Responder
Armando Perez 9 septiembre 2021 - 8:44 AM

La propuesta es muy buena. El problema es que esos diálogos se dan generalmente cuando ambas partes tienen un equlibrio aproximado de poder y comprenden que no pueden prevalecer totalmente sobre la otra. Ese no es el caso en Cuba. Las protestas del 11/7 indican el descontento popular y los deseos de cambio, pero la represión gubernamental y la calma subsiguiente dicen a las claras que el poder está aún de parte del gobierno. Sólo si se continuaran produciendo manifestaciones populares se podria producir una situación en la cual el gobierno no confiara en poder mantener el poder sin un nivel de represión que considerara insostenible o que simplemente, como con una huelga general, el gobiernoque no tuviera ninguna otra respuesta posible que el diálogo para regresar el país a la normalidad.

Esa situación podría llegar algún dia, pero no existe ahora

Responder
Taran 9 septiembre 2021 - 10:10 AM

Armando Perez, no es que comparta totalmente su comentario,
pero por lo menos leo hoy a alguien que tiene los pies en la tierra y
no escribe ciencia ficcion, por que se insiste en separar al “grupito
de poder” del pueblo?, no caigan senores en ese error, ese grupito
es apoyado por tremendo grupote!, o no?, ese grupote esta dispuesto
a defender las conquistas de la revolucion con la misma determinacion
de Diaz Canel, ya se ha hecho en situaciones muuucho mas dificiles,
esto es un juego de niños, solo que con redes sociales.

Responder
Esteban 9 septiembre 2021 - 11:02 AM

Taran, de ese “grupote” salieron los miles de manifestantes del 11-J. Y todos sabemos que por cada uno de ellos muchos se quedaron en sus casas por miedo.
De ese “grupote” han salido +3 millones de emigrantes cubanos desperdigados por toda la geografía mundial, incluyendo a los que han muerto en ahogados en el mar o en las selvas centramericanas tratando de escapar de una dictadura que no es monolítica como quiere hacer ver.
No digo que no queden muchos enchufados al régimen por múltiples razones, pero si ahora mismo se dieran unas elecciones libres y democráticas, ¿puedes asegurar que la élite roja las ganaría?
Ellos mejor que tú saben que si democratizan la sociedad en la primera elección el pueblo los sacaría del poder. Por eso no las hacen y se reparten el poder entre ellos a base de dedazos.
¿Dónde están los “grupotes” que llenaban plazas y avenidas en Europa del Este dando vivas al socialismo y aupando a los líderes comunistas? ¿Los mataron a todos? ¿Por qué 30 años después de la caída de la Unión Soviética el comunismo no ha vuelto a gobernar esos países a pesar de tener el derecho de presentarse a las elecciones?
Saque usted sus propias conclusiones, Taran.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:24 PM

Gracias Taran, por su comentario, al que me permito responder de un solo porque sirve también para quienes le respondieron.
Lo principal no es la cantidad sino la existencia de partes, sea una u otra mayoritaria. Si todos somos cubanos y el pueblo es el soberano, todos debemos ser reconocidos como legítimos.
Por otro lado, el modelo que nos ha traído hasta aquí no permite que podamos tener respuesta exacta sobre la cuantía de las partes. Creo que no tiene mucho sentido planteárselo en esos términos.
La idea de defender las conquistas de la Revolución, no contradice la necesidad del DN, porque muchos proyectos alternativos no parten de echar abajo dichas conquistas y porque en todo caso, eso habría que defenderlo en la mesa de diálogo.
Saludos

Responder
Armando Perez 9 septiembre 2021 - 6:02 PM

Estimado Taran, cuando me refiero a que el gobierno tiene aun el poder no me estoy refiriendo a que tengan mucha gente dispuesta a morir por el grupo gobernante sino que ese grupo tiene todas la herramientas para reprimir y sembrar el terror como está haciendo ahora, con juicios, golpizas, tortura, condenas desmedidas, nuevas leyes mordaza y todo tipo de violaciones de sus propias leyes. Lamentablemente, el pueblo, que suma millones, está desarmado y desorganizado y el gobierno mantiene un trabajo minucioso para que siga así. Bajo estas condiciones, el grupito en el poder no va aceptar un diálogo mientras crea que puede mantenerse. El pueblo de Cuba no tiene el poder legal o millitar en estos momentos para amenazar seriamente al gobierno. El sistema cubano no es una democracia sino una dictadura de un grupo del PCC y los mandos militares y del MININT. Sólo con acciones masivas espontáneas como un huelga general sería posible hacer algo y ya el decreto 35 se ocupa de penalizar cualquier intento organizativo mediante las redes sociales pero, el final se acerca a pesar de la aparente firmeza de la dictadura.

Responder
Taran 9 septiembre 2021 - 8:18 PM

Ok, veremos que pasa, pero ya cuando me hablan de torturas y penas exageradas entramos en zona poco seria, Redaccion hoy si creo que me chapeaste un post.

Responder
andresdovale 11 septiembre 2021 - 1:47 AM

Tarán, usted es un agente del régimen estalinista cubano cuya misión es sabotear todo aquello que pueda amenazar a sus jefes. ¿Sabe usted cuántos prisioneros políticos han muerto en las cárceles cubanas en huelga de hambre por las golpizas y los malos tratos de sus carceleros?, ¿Sabe cuántos han muerto por las golpizas de sus carceleros? Si no lo sabe le recomienda o vea la película “Plantados” con los testimonios de los aún sobrevivientes de las prisiones de los años iniciales del establecimiento de este régimen totalitario.

Javier el otro 9 septiembre 2021 - 7:47 PM

Taran, si el actual gobierno no logra mostrar resultados palpables en un corto-mediano plazo, tal vez pronto no se ufane de contar con ese “grupote”. Se sabe que cada vez que ha habido protestas en casi todas partes, todo empieza por un grupo o sector (estudiantes, intelectualidad, etc) y una gran parte de la poblacion esta a la expectativa para ver de que lado sopla el viento antes de tomar posiciones. Eso lo presencie el 4 de Agosto de 1994. Pero eso no fue lo que paso el 11J. Esta claro que ya no fue un “grupito” el que salio a protestar y con el paso de los dias, se ha sabido que no solo eran “contra revolucionarios”, “delincuentes”, “pagaditos”,”marginales” “confundidos” , etc. Hubo de todo y el bobierno lo sabe muy bien y estan tomando nota para tratar de hacer un control de dannos. Saben que han perdido mucho tiempo y han cometido varias torpezas inexcusables. La Constitucion del 2019 aunque fue aprobada, no fue por los margenes de la del 1976. Y si se hiciera un referendo constitucional, tal vez los resultados serian menos favorables para ellos.

Responder
Manuel Figueredo 9 septiembre 2021 - 11:10 AM

Taran.
Con su explicación basta para no ir a un diálogo. Ya sabemos en carne propia, como su presidente afronta las situaciones: mandando a reprimir al pueblo a base de plomo, palos y cárcel cuando se pude libertad y justicia. Por mi parte la lucha continúa, pero desde otro ángulo. Patria y Vida.Le deseo un feliz día.

Responder
Taran 9 septiembre 2021 - 12:57 PM

Verdad que era un plan perfecto: si no hacen nada tomamos las calles
las estaciones de policia y hasta el hospital de niños, y si los defienden
entonces le hacemos la vida imposible en las redes diciendo que nos maltrataron.

Responder
andresdovale 11 septiembre 2021 - 2:30 AM

Tarán, usted además de ser un agente es un cínico o un ignorante, o ambas cosas. ¿Por qué no escribe sus comentarios con su verdadero nombre?, ¿A quién le tiene miedo?, Posiblemente le dé pena que sus hijos o demás familiares y amigos conozcan de su impúdico trabajo.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:17 PM

Todo lo contrario Armando, el DN se justifica cuando hay partes en disputa y existe desequilibrio de poder, una asimetría. Si fuera como usted piensa, bastaban los otros diálogos, los habituales entre el gobierno y sus bases de apoyo. ¿No le parece?
Lo otro, el DN no excluye el ejercicio de derechos cívicos, como la manifestación, al contrario.
Saludos

Responder
eduardo carmelo cusidor 9 septiembre 2021 - 8:52 AM

Para que se pueda establecer un dialogo tiene que haber dos lados. si uno de ellos, el poderoso sindicalizado con todos los medios en sus manos persiste en ignorar a la otra parte y cuando la menciona la humilla y acusa de todo cuanta cosa pasa cerca para justificar su actitud, entonces no es posible hablar de dialogo, tal vez de monólogo sin mas. Si la parte desorganizada, cuya masa de digamos militantes por la democracia tienen o no una clara representación, pues me permito recordar cuando ocurrieron los hechos en Cultura que fueron designados un grupo de personas para el diálogo y ahi mismo el Oficialismo dió por terminada la farsa, pues al parecer y es posible que era así pensaron que los que asistirian a la mesa de conversaciones fueran ni mas ni menos que ellos mismos, solo que disfrazados de dulces ovvejitas.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:30 PM

Cusidor, comprendo sus reservas, pero ese proceso no ha empezado, no podemos hacer como el cuento del gato. Y por otro lado, en experiencias anteriores esa parte desorganizada la han constituido más de 90 organizaciones y ha habido DN. ¿Acaso la nuestra tiene que ser perfecta? Lo ideal es que construyan una alianza, pero eso también es parte del proceso.
No viene al caso, pero no comparto su descalificación sobre los participantes en la sentada del Mincult, ni las sucesivas en dicho organismo. La oficialidad sabía quiénes participarían en aquel diálogo, salvo alguna excepción, que siempre es negociable, lo habían visto en el primer diálogo del 27.
saludos

Responder
Observador 2021 9 septiembre 2021 - 8:57 AM

Muy oportuno artículo. Sin dudas y al margen que algun evento biológico o cuasi milagroso altere sustancialmente el ststus-quo vigentes, es la solución ideal. Aunque las negociaciones actuales en Mexico de los venezolanos no sea el mejor ejemplo, hay otras que han tenido mayor éxito. En el caso cubano se podrá esgrimir que el poder ha negociado y llegado a acuerdos en algunas esferas, pero nunca en aquellas que comprometieran o cuestionaran siquiera su dominio absoluto de la vida nacional. Yo pienso que esta actitud no cambiará y hay evidencias de que se activan y perfeccionan mecanismos para ratificar esa intransigencia e intolerancia, incluidas quizas acciones de camuflaje y de establecer dialogos amañados de cara a la galería. Siempre es bueno recordar la soberbia, cinismo y falta de escrúpulos que caracterizan este poder. Solo la creciente presión popular, si es pacífica mucho mejor, podría alterar esa posición. Lo demás son ilusiones.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:36 PM

Observador, el DN es un proceso, que no excluye la presión popular, al contrario, la necesita.
El ejemplo de Venezuela lo pongo precisamente por contrario a lo que usted entendió. Quise ejemplificar que son procesos diferentes aun en países que usualmente las personas identifican. Venezuela tiene una oposición legal y el objetivo del DN es básicamente para gestionar un conflicto, por tema eleccionario, a cuya agenda el gobierno incorporó las sanciones externas que había pedido esa oposición. Nada que ver con Cuba.
Saludos

Responder
Manuel Figueredo 9 septiembre 2021 - 9:03 AM

Doctora Ivette muy bueno su trabajo,el cual la dictadura debe tomarlo en cuenta,claro está,si quiere sobrevivir. Desde que tuve conocimiento de razón,siempre escuché un viejo cuento :
Cuando los españoles fueron a quemar al Indio HATUEY, el sacerdote que lo confesaba le dijo : — Hijo mío,hoy estarás en el
Paraíso, allá tendrás la paz eterna.
— HATUEY le contesta : padre esos que me quemaran también van al paraíso,al mismo lugar donde yo voy ? —El padre le contesta, desde luego hijo,ellos también van allá.
— El cacique HATUEY,ya atormentado,le dice al padre : No, allá donde van esa gente no quiero ir.—
Cuando estén en el Diálogo les recuerdo que quiero una CUBA libre y soberana, tal y como fue el deseo del Apóstol.
¡ Ver para creer ! Feliz día para todas y todos.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:38 PM

Manuel Figueredo, ¿quiere decir que ya usted se autoexcluyó? Estos mecanismos deben ser inclusivos y la participación ciudadana va por diversas vías. saludos

Responder
Esteban 9 septiembre 2021 - 9:24 AM

Veamos este asunto desde otro ángulo:
– ¿Por qué querría el grupito de poder un diálogo nacional?
– ¿Con quiénes?
– ¿Ven ustedes algún interés en la élite roja de sentarse a una mesa de negociaciones con los disidentes tradicionales a los que han descalificado por seis décadas llamándoles “mercenarios al servicio del imperialismo”?
– Si lo que ellos han demostrado querer por sobre todas las cosas es gobernar de por vida, ¿por qué abrirían ellos mismos la posibilidad de perder el poder en unas elecciones libres y democráticas?
– ¿Puede haber algo que produzca más miedo en los dictadores y sus colaboradores que comparecer ante la justicia?
– ¿Han escuchado ustedes alguna frase de arrepentimiento por parte del gobernante no electo Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez tras la represión que ordenó el 11-J?

Los comunistas en el poder solo dialogarán si cae sobre ellos la suficiente presión popular e internacional. Una presión que logre alcanzar una masa crítica que los obligue a ello. Mientras, como ya sucede, se dedicarán a reescribir la historia de lo sucedido con todo el poder de su maquinaria propagandística y a dar una apariencia de “diálogo” en los paseos que el Sr Canel se regala por algún barrio a los que va para darse un bañito de masas.
Para ese señor el “diálogo” se reduce a reunirse con sus periodistas y todo aquellos que muestran apoyo incondicional al “proceso”.
Un diálogo verdadero tiene que tener como condición sine qua non el estar dispuesto a ceder, a transitar hacia un camino medio que de alguna manera satisfaga a las partes. A todas las partes. Sin embargo, para esos señores “los principios no son negociables” y con el imperialismo “ni un tantito así”.
Dudo mucho que la élite roja esté dispuesta a democratizar la sociedad cubana porque en ello, cosa que saben muy bien, les va su propia existencia como clase en sí y para sí. Ellos no quieren ni se pueden dar el lujo de perder el control absoluto sobre la sociedad cubana.
La idea de un diálogo nacional verdadero me parece genial siempre y cuando no se excluya a ninguna corriente ideológica y de pensamiento. Lo contrario sería una venta de humo que solo prolongará la horrible situación que enfrentamos como nación.

Responder
Esteban 9 septiembre 2021 - 9:44 AM

Y en este punto alguien se preguntará: ¿cómo poner presión suficiente sobre una dictadura tan soberbia para obligarla a dialogar? Es más sencillo de lo que pudiera parecer: cacerolazos en toda Cuba a una misma hora y huelga general.
Nadie tiene que salir a las calles a recibir palazos, tiros o trompones ni el régimen tiene espacio suficiente en sus cárceles para recluir a todos los cubanos que desean una sociedad democrática, libre y productiva.
En la esfera internacional denuncias y más denuncias en cuanto organismo y organización exista. En el mundo todavía queda gente con una idea romántica de la llamada “revolución cubana”, gente que no sabe la madera represiva y antidemocrática de que está hecha la dictadura que ha sometido a los cubanos por seis décadas.
Patria y Vida. Viva Cuba Libre. Libertad para los prisioneros políticos del régimen castrista.

Responder
Manuel Figueredo 9 septiembre 2021 - 7:20 PM

62 años de sociolismo y ahora es que van a combatir la pobreza, pero señor Ramón Izquierdo por quién usted nos toma. Todavía no quiere darse cuenta que están con el agua al cuello y nos viene a contar un cuento de Callejas.Que pena, que desilusión, siendo usted una persona culta , venga a querer tapar el sol con un dedo, sobre todo a los que nos pasamos media vida en nuestra tierra conociendo y padeciendo de ese monstruo que se llama revolución. Que tengas una feliz noche.

Responder
Taran 9 septiembre 2021 - 1:30 PM

Lo mas interesante es que hace unos años el mismo gobierno presento
la posibilidad al pueblo de opinar o, modificar su sistema politico durante
la modificacion de la constitucion, estuve en una asamblea donde una persona
lo planteo, donde estaban ustedes?, o los millones que quieren ese cambio?, por que
la mayoria no le presto atencion a eso y solo hablo mayormente del matrimonio
homosexual?, por que la mayoria aprobo el sistema vigente?, por que
tengo que hacerle mas caso a los pocos q estan en contra que a la mayoria
que esta a favor?. Si ahora me dicen como la otra vez que no hubo ninguna discusion
verdadera y que todo es mentira y que la mayoria voto por miedo y que en realidad casi
todos estan en contra es que usteds quieren que de todas formas me coma el leon. En cuanto
a los cacerolazos no los recomiendo, si se rompen no hay nuevas cacerolas ni en mlc, solo nos quedan
los viejos modulos que nos dio, a todos y casi gratis, Fidel.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:42 PM

El DN presupone lo que usted dice al final, de eso depende su éxito. Y por otro lado no excluye, necesita esa presión y masa crítica que de un suficiente impulso político para que el gobierno lo acepte.
Si usted solo duda, pero está dispuesto a apoyar el intento, ya es bueno para empezar.
saludos

Responder
dario 9 septiembre 2021 - 9:32 AM

Despues de 62 anos de practica totalitaria,excluyente y represiva,los cubanos no estan aptos para poder crear una mesa de dialogo.No hay contraparte ,pues el gobierno totalitario,se preocupo desde el principio por descabezar cualquier contrario politico.Con polticas como la “idoniedad”.las “carreras universitarias con requisitos adicionales” ,los asesinatos de reputacion,las acusaciones de mercenarismo,,agente de una potencia,etc,etc.hoy por hoy,los comunistas gobiernan hace 62 anos solos,en una ausencia total de contrapartes y sin necesidad de hacerlo de otra forma.Sin duda alguna,la presion popular o extranjera ,siempre han sido el motor del cambio.La democracia liberal,conocedora de este proceso,se ocupa de empoderar a los ciudadanos,para que se puedan defender,crea mecanismos que paren al Poder,los regimenes totalitarios desaparecen esos mecanismo,no le gusta el pueblo empoderado.Asi las cosas,yo tengo otra propuesta que ,de ser aceptada,mataria dos pajaros de un tiro : le daria legitimidad al gobierno actual y terminaria el Bloqueo/embargo de los EEUU. El gobierno cubano puede organizar un plesbicito,con derecho a la discucion publica seis meses antes y supervision internacional.Pregunta unica; Quiere usted seguir con el actual gobierno del PCC o se deben organizar elecciones multipartidistas para elegir gobierno? Si el gobierno lanzara esta convocatoria y dejara que la oposicion se organizara y pusiera sus voceros en espacios de la radio y tv nacionales (propiedad de todo el pueblo) todo pudiera tomar su curso normal.Pero eso no sucedera,no es la vocacion de un gobierno que cree en la toma revolucionaria del poder y la construccion de un mundo mejor !!!!!!
Nota : la oposicion se organizara sola yo confio en su patriotismo e inteligencia.Muchos no o creeran,pero yo,si.Solo falta la convocatoria de los que ejercen el Poder.Sin embargo,a una Mesa de Dialogo,no seria una propuesta creible para el grueso de la oposicion.Un gobierno basado en la mentira tiene que dar pruebas solidas de su buena voluntad.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 1:52 PM

Darío, sobre su propuesta. ¿Usted ha revisado lo que establece la Constitución y la ley electoral cubana sobre el plebiscito? Para eso, lo de elecciones multipartidistas y demás, usted le estaría pidiendo al gobierno, no que renunciara a su vocación, sino que violara la constitución.

Yo no estaría tan segura de que una mesa de diálogo no sería creíble, debemos informarnos en primer lugar, hay mucho atrincheramiento que ni ayuda a las partes y por tanto mucho menos a Cuba

saludos

PD: dejo los enlaces de ambas cosas:

http://juriscuba.com/ley-no-127-ley-electoral/ (título XII de la ley electoral) y

Constitución de la República: http://www.granma.cu/file/pdf/gaceta/Nueva%20Constituci%C3%B3n%20240%20KB-1.pdf

Responder
dario 10 septiembre 2021 - 8:43 AM

Profesora,existiendo precedentes,es de todos conocidos que el oberno de cuba puede cambiar la constitucion o partes de ella a su antojo,tiene en su poder a :
la asamblea necional
el poder judicial
la comision electoral
la policia y
los bomberos !!!!
Solo hace falta voluntad !!!

Responder
Carlos Alzugaray 9 septiembre 2021 - 9:46 AM

Ivette, me parece interesante lo que planteas, pero creo que hay varios obstáculos iniciales que son de difícil solución. Primero, se requeriría un reconocimiento mutuo de la legitimidad de los participantes. Ante todo el gobierno tendría que estar dispuesto a aceptar que esta es una buena idea y que vale la pena echarla andar para lo cual tendría que reconocer la legitimidad de los actores de la sociedad civil. Segundo, en esa sociedad civil hay una diversidad y atomización de actores con credenciales de representatividad dudosos. No hay partidos políticos representativos ni siquiera clandestinos. Hay un sector extremista que parece imponer su narrativa que básicamente dice que el gobierno es una dictadura con la cual no se puede dialogar. Ante ello, el gobierno puede argumentar que la consulta popular del 2018 fue un diálogo nacional como resultado del cual se redactó una constitución y que esa constitución se sometió a referendo y fue aprobada por 6 millones 800 mil ciudadanos. Por tanto, puede reclamar que los participantes en el diálogo tienen que aceptar la legitimidad de ese cuerpo legal y no comenzar por negarlo. Finalmente, está el problema de la injerencia extranjera que, para muchos cubanos como yo, es fundamental resolver en primer lugar. No puede haber un diálogo, ni creo que muchos ciudadanos aceptarían la legitimidad de un diálogo, en las condiciones actuales de la relación entre ambos países en que el discurso del “cambio de régimen” y las políticas dirigidas a ello parecen haber vuelto a imponerse en la narrativa sobre Cuba tanto dentro del gobierno norteamericano como entre otros actores clave. Es imprescindible que Estados Unidos adopte una posición de prescindencia lo que significaría lo siguiente: reconocimiento de la legitimidad del gobierno cubano, abandono total, sin excepciones, de la política de cambio de régimen y reinicio del proceso de normalización iniciado por Raúl Castro y Barack Obama en el 2014. Esto último requiere el cese de las medidas coercitivas multilaterales o bloqueo y del financiamiento y promoción política de grupos opositores, incluyendo los que actúan fundamentalmente desde Miami. Finalmente, en Cuba podrían jugar un papel actores regionales en el rol de facilitadores pero apostaría que ninguno de los candidatos (México o Argentina, por ejemplo) daría paso alguno sin la venia del gobierno cubano.

Responder
dario 9 septiembre 2021 - 12:05 PM

Profesor: me atrevo a discrepar con usted,desde mi humlde condicion de barrendero de Walmart,pero creo que ,una vez resuelta la disputa que enfrenta al gobierno de 62 anos y el pueblo oprimido de cuba (como vamos a tener algun Partido !!! ) ,la lucha por la soberania seria un problema de todos los cubanos y creo que las disputas con los EEUU son mas viables que si vivieramos a 90 millas de Rusia,China,Iran,Korea del norte. Usted mejor que yo sabe que los EEUU pueden conversar con un insignificante paisito, mejor que los paises antes mencionados.Me gustaria saber que postura tomo usted ,como defensor declarado de la Soberania de Cuba ,cuano los sovieticos se apoderaron del Pais convirtiendolo en un peon mantenido y usado para la guerra fria.O es que usted piensa que cuba no fue satelite de la URSS ?? Gracias y perdone el atrevimiento…..

Responder
Carlos Alzugaray 12 septiembre 2021 - 9:37 AM

Darío, respondo directamente: No, no creo que Cuba fue un satélite de la URSS. Las evidencias de ello son múltiples. Pero eso no es lo que estamos discutiendo a raíz del artículo de la Profesora.

Responder
dario 9 septiembre 2021 - 12:06 PM

Profesor: me atrevo a discrepar con usted,desde m humlde condicion de barrendero de Walmart,pero creo que ,una vez resuelta la disputa que enfrenta al gobierno de 62 anos y el pueblo oprimido de cuba (como vamos a tener algun artio !!! ) ,la lucha por la soberania seria un problea de todos los cubanos y creo que las disputas con los EEUU son mas viables que si vivieramos a 90 millas de Rusia,China,Iran,Korea del norte. Usted mejor que yo sabe que los EEUU pueden conversar con un insignificante paisito mejor que los paises antes mencionados.Me gustaria saber que postura tomo usted ,como defensor declarado de la Soberana de Cuba ,cuano los sovieticos se apoderaron del Pais convirtiendolo en un peon mantenido para la guerra fria.O es que usted piensa que cuba no fue satelite de la URSS ?? Gracias y perdone el atrevimiento…..

Responder
Esteban 9 septiembre 2021 - 12:46 PM

Señor Alzugaray: el único requisito para comenzar un diálogo serio e incluyente es la voluntad política de las partes, en especial del gobierno cubano. Sin ese requisito sería imposible.
Aquellos que no quieran dialogar que no lo hagan si se diera el escenario aunque escuchar sus razones sería lo más civilizado, inteligente y democrático pues ellos también forman parte de la nación cubana. Mal comenzaría el supuesto diálogo si se arranca por ser excluyentes.
Igual que para el gobierno hay personas y grupos opositores, (en sus palabras), de “representatividad dudosa”, no olvide que el gobierno cubano carece de legitimidad para millones de cubanos porque nunca se ha sometido a una elección libre y democrática en las urnas. Y seguramente usted sabe cómo se manejan las “aprobaciones” bajo un régimen como el cubano. Los cubanos no elegimos a nuestro presidente desde 1948.
Sentarse a una mesa de diálogo exige la necesidad de ceder allí donde sea posible. No espere que la sociedad civil cubana no ponga sobre la mesa demandas básicas como la libertad de expresión, reunión y movimiento. Los cubanos tenemos derecho a ello sin sufrir persecución por ello como no ha sido el caso por los últimos 62 años.
Lo que de ninguna manera sería aceptable, señor Alzugaray, es una pantalla hipócrita de diálogo de las tantas que hemos visto últimamente después del 11-J, en las que solo hablan los que apoyan al régimen.
Es cierto que hay atomización entre los opositores, pero… ¿no es así porque atomizarlos, desprestigiarlos, encarcelarlos u obligarlos a emigrar ha sido el trabajo fundamental del Dpto de la Seguridad del Estado que se ha encargado de ello (no sé ahora pero en otro tiempo era la trístemente célebre Sección 21)? Pero hay una mala noticia: ahí están y se podrían unir si existiera un marco legal para ello. ¿Lo va a permitir el gobierno, Sr Alzugaray?
Y ahora aterricemos: a la dictadura cubana, pues eso es lo que es el gobierno cubano, no le interesa un diálogo nacional sincero y plural con la sociedad civil. Esos señores son el principal obstáculo y la causa fundamental de nuestra tragedia nacional y eventualmente de que se produzca dicho diálogo. La sociedad civil está ahí y representantes de toda corriente política dispuestos a dialogar también. Así que dejémonos de cuentos, que si algo sobra en Cuba es gente con la capacidad de plantear ideas y ser razonables.
Si no ha habido un diálogo es porque los comunistas en el poder usan la fuerza para imponerse, no la cabeza para resolver los disparates y múltiples problemas que ellos mismos crean con su poder absoluto y control total de la sociedad.

Responder
Carlos Alzugaray 12 septiembre 2021 - 9:49 AM

Señor Esteban, es obvio por su respuesta que Usted no está a favor del diálogo. Usted le atribuye al gobierno esa posición, pero lo único que hace es levantar obstáculos. ¿Cómo Usted puede probar que “para millones de cubanos” el gobierno “carece de legitimidad”? Yo no dudo que haya personas que piensen así pero ¿millones? La evidencia que sí hay es que 6 millones 800 mil votaron por la Constitución vigente que, por cierto, no niega en su articulado eso que Usted reclama: “la libertad de expresión, reunión y movimiento.” La división entre los grupos que se oponen al gobierno es un componente importante y tiene su origen en los propios grupos. Es casi una tradición en la política cubana. Para unirse no hace falta un marco legal, eso es un proceso político que ninguno de los que han estado al frente de esos grupos ha logrado.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 10 septiembre 2021 - 5:37 PM

Hola Carlos, mi respuesta a tu comentario fue ayer, pero me enredé o se perdió y ahora intento reproducirlo.

Aprecio tu opinión y los tópicos que apuntas porque entre ellos se encuentran algunas debilidades, fortalezas y amenazas que existen en Cuba para que un Diálogo como este pueda tener lugar. Como eso es parte de mi próximo texto, no entro en detalles, pero sabes que en una buena matriz DAFO y con un plan de acción, como hacíamos en el ISRI y el MINREX ¿recuerdas?, se podría resolver si realmente hay voluntad política.

No obstante, te adelanto algunas reacciones a lo que comentas:

1.- El Diálogo Nacional, para que sea en los términos reconocidos mundialmente, presupone voluntad de las partes, no solo del gobierno. Las partes existen y la visión de “dudoso” sería aplicable en ambos lados porque hay algunos del lado opuesto al gobierno, que tampoco consideran a éste como interlocutor legítimo. Por tanto, tú que eres buen negociador, sabes que esos nudos gordianos hay que zafarlos, es preciso superar esa visión si de verdad queremos un mejor país, porque el conflicto existe y no se resuelve con reuniones en los CDR. Ambas partes deben reconocer la legitimidad del otro y en principio, el gobierno debe ser legítimo para sus bases y los representantes de la otra parte deben serlo para las suyas, si no, entonces evidentemente no puede haber DN, o este será fallido. Lo único que para mí deslegitima al otro, es que esté subordinado (con pruebas concretas) a la agenda de un gobierno extranjero, cualquiera que sea, en este caso, al de los EEUU, porque entonces violenta la soberanía.

2.- Sector extremista hay en ambas partes, sobran las evidencias para quien las quiera ver.

3.- Todo lo que dices que no hay, partidos políticos, es cierto, pero solo legalmente y en los medios oficiales porque, como sabemos, no permitir nada de eso es parte consustancial de estos modelos. Eso es absolutamente antidemocrático y desconoce la soberanía popular, que incluye a todos, no solo a los que apoyan al gobierno. De todas maneras no comprendo cómo puedes negar la existencia de partidos y grupos contestatarios siendo un intelectual muy bien informado. Sabes que fuera del marco legal sí existe todo eso que configura la contraparte del gobierno en un DN.

4.- Sobre los actores externos. Esa categoría de participación que mencionas y otras, así como quiénes serían esos actores, es tema que se dilucida durante la preparación del DN, y tienen que contar con la aceptación, no solo del gobierno sino también de la otra parte. Pero ni son solamente los regionales ni solamente esos países que mencionas. Como sabes, existen actores globales y muchísimos países que tendrían voluntad de apoyar. Con el prestigio que ha ganado Cuba y sus particulares características, estoy segura que tendríamos para escoger. Para mí lo que sí es importante es que sean neutrales y con experiencia en este tipo de procesos; y que no se cierren las puertas a apoyos que incluso pueden ser parciales o para determinada fase del proceso, incluyendo el asesoramiento a las partes y a la ciudadanía, por citar un caso.

5.- Si como expresas el gobierno puede decir que “la consulta popular del 2018 fue un diálogo nacional” es porque de nuevo intenta confundirnos o no sabe lo que es un DN, en los términos que lo estoy planteado y está reconocido en el mundo. Más me hubiera gustado saber qué piensas tú de eso. En este texto y el anterior describo los tipos de diálogo y lo que es un DN, porque muchas resistencias de ambas partes obedecen a no conocer en detalle los mecanismos, y lo primero es informarse. Y sobre la Constitución, nosotros sabemos muy bien cómo transcurrió ese proceso de “consulta popular”, que es lo que fue, seguro recuerdas todo lo que al respecto experimentamos en la UNEAC, por ejemplo. No obstante, ha sido bandera de lucha desde la sociedad civil; sin embargo, como expresé en un texto casi inmediato al 11-J: si la constitución no sirve para proteger los derechos ciudadanos y encima puede ser usada por el gobierno para reprimir a la parte del pueblo que pacíficamente lo confronta, entonces posiblemente no es la que sirve al pueblo de Cuba, porque ese pueblo no es solo el que apoya al gobierno.

5.- Me disculpas, pero eso de que resolver el problema con EEUU es lo primero, es una matriz de opinión muy conveniente al gobierno, veo con pesar que se está extendiendo en algunos sectores. Es decir, NO al diálogo entre cubanos. ¿Me explicas por qué para dialogar con el gobierno de nuestro país tenemos que esperar que el de los EEUU lo reconozca como legítimo? Eso es profundamente injusto y contrario a la soberanía. ¿La soberanía es del pueblo o del gobierno? El problema de Cuba es nacional, de los cubanos; lo debemos resolver nosotros sin condicionamientos y sin injerencia extranjera alguna. Yo me he opuesto siempre al bloqueo, pero sabemos que desmontarlo no es proceso de un día, sabemos que no lo pidió el pueblo de Cuba ni lo podemos decidir nosotros, es una cuestión bilateral. Condicionar el DN a la solución de todo eso, porque fíjate que no solo hablas del bloqueo sino de la política de EEUU hacia Cuba en casi todos sus componentes, es sencillamente desviar la atención para mantener el estado de cosas y dilatar la verdadera solución de los problemas de Cuba.

Saludos

Responder
Carlos Alzugaray 12 septiembre 2021 - 10:23 AM

Ivette, respondo puntualmente tus planteamientos:
1. El gobierno tiene una estructura y una representatividad por eso mismo, porque es un gobierno, y tiene a su favor una organización institucionalmente unitaria con un documento legal que lo ampara y que fue aprobado en referendo, sean las que sean las deficiencias del proceso. Al final más de 6 millones 800 mil votaron por el texto y pudieron votar en contra, anular sus boletas y no ir a votar, pero no lo hicieron. Por eso el gobierno puede sentarse a dialogar reclamando que tiene esa legitimidad. Y es difícil, sino imposible negárselas. Comenzar diciendo que el gobierno tiene que irse o que lo primero es un plebiscito no es realista.
2. Sí, hay extremismos de ambas partes. Pero fíjate, mal que bien, el gobierno está teniendo diálogos. Bien se que son discutibles pero existen y se conocen. Y se dicen cosas. Pero muchos opositores dicen que están de acuerdo con los diálogos pero se niegan a dialogar con el gobierno cubano alegando que no este no está interesado en un dialogo.
3. La formación de partidos o de otras agrupaciones no necesitan un marco legal. El MSI, el 27N y otros más existen. Pero ¿Cómo se articulan? ¿Han podido tan siquiera convocar a la creación de una Mesa Coordinadora? ¿Cuál es el programa de demandas? No digo que estas últimas no existan. Yo mismo las tengo. Pero obviamente tendría que haber un documento al cual hacer referencia. ¿Habrá posibilidad de que los grupos opositores puedan ponerse de acuerdo en un programa de demandas? ¿Hay alguna que haya elaborado si quiera una propuesta? ¿Un llamamiento?
4. Hace tiempo que tengo la hipótesis que Estados Unidos asumió el papel de “líder de la oposición”. Lo hizo cuando organizó Playa Girón. Las medidas punitivas norteamericanas y el financiamiento de sectores opositores deslegitima objetivamente cualquier oposición. Ese es el efecto neto. El gobierno norteamericano ha estado trabajando en ello porque desea un “cambio de régimen”. ¿Cuál es la alternativa? Creo que muchos pensamos que lo que hace falta es una gradual evolución del sistema político hacia uno menos autoritario y más democrático pero no una ruptura ni un derrocamiento. Eso es lo que quieren importantes sectores en el gobierno y en el sistema político norteamericano. Y buena parte de la emigración. Es lícito pensar que si eso se produce volveremos al pasado de un régimen político subordinado a Estados Unidos o a sectores de la emigración. Estoy de acuerdo contigo que el gobierno no debe esperar que eso cambie para hacer lo que tiene que hacer. Primero en el ámbito económico, que es el más urgente por la situación en que está la ciudadanía. Y en segundo lugar para resolver las demandas políticas lícitas que en mi opinión deben comenzar por la liberación de las personas detenidas y la de legislar sobre la protesta pacífica. Los derechos que se reconocen en la Constitución deben llevar leyes que los garanticen.
5. Yo no digo que no haya diálogo si ambas partes están de acuerdo antes de que se eliminen las medidas injerencistas y el bloqueo pero sí creo que cualquier grupo de opositores al gobierno debe ante todo poner distancias entre sus posiciones y las del gobierno norteamericano y la derecha cubano-americana que reclama la invasión y el mantenimiento del bloqueo y que lo que ambicionan es un derrocamiento del gobierno cubano y un cambio de régimen. Si no lo hace pierde legitimidad y le posibilita al gobierno descalificarlas. Si yo fuera gobierno no aceptaría que participara en cualquier diálogo ninguna agrupación o ciudadano que no declarara previamente su claro rechazo a la injerencia extranjera (bloqueo incluido).
Seguimos dialogando y más que dialogando, deliberando.
Carlos

Responder
Sofia. 9 septiembre 2021 - 11:04 AM

Dra. Ivette,como de costumbre su anhelo es de avanzar en el desarrollo social
y económico desde la intelectualidad. Pero el gobierno/estado, está enfrascado
en muchas cosas más. El turismo y los servicios médicos fueron dos pilares
principales de ingresos, no tuvimos una ESTRATEGIA de diversificación de la eco-
nomia.Ademas hubo mucho robo,desvio de recursos ,corrupción debido al descontrol
permanente, para ello hay que buscar la LEY DE TOLERANCIA cero,para
proteger intereses económicos del país.Tambien hay que tener una econo-
mia ABIERTA para poder atraer la mayor inversión extranjera mediante
la zona libre de Mariel y muchas, muchas cosas más…
Saludos fraternales, querida DRA. Ivette.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 10 septiembre 2021 - 5:40 PM

Gracias Sofía, concuerdo con su punto de vista respecto a esas carencias nuestras y la necesidad de producir cambios en esa dirección. Saludos

Responder
Livio Delgado 9 septiembre 2021 - 11:55 AM

Tan validad como romántica su idea Sr Ivette, hacer un llamado a un futuro dialogo nacional sea logrado e intentar sobrepasar esta crítica situación de gobernabilidad actual y así lograr la posibilidad de un nuevo contrato social, me parece valido pero alejado del futuro previsible, personalmente lo veo como el futuro pluscuamperfecto en la máxima expresión del sueño humanista que muy pocos ven como posible, es ese futuro ideal que como el horizonte se mueve alejándose acorde a cuanto creemos estamos más cerca.

La realidad es que en reiteradas ocasiones ese gobierno que ha hecho varias veces pública su intención de sentarse en una mesa de negociación con su archienemigo del norte siempre que sea en igualdad de condiciones, reniega de esa misma condición de igualdad y respeto por el que no esté de acuerdo en política doméstica cuando se trata de Cubanos, inclusive residentes dentro de Cuba, esos que tienen y defienden una política diferente a la del partido-gobierno-estado único y plenipotenciario. En ese caso ellos eligen a quienes le dan la palabra, ellos deciden inclusive de que conversar, y así no se vale porque estamos entonces en presencia de una puesta en escena, una bastante vieja representación teatral en la que todo ya sabemos como terminara inclusive antes de empezar, creo todos tenemos sobrados ejemplos.

La intención de dialogo siempre ha estado inversamente proporcional a la salud económica del socialismo tropical, por ello en periodos de quiebra y espanto como el que vivimos hoy, son más “los cuadros” que dicen estar de acuerdo en conversar, y especifico cuadros porque los que históricos que mandan siempre han dejado claro que “El Partido único constituye una garantía de la unidad del pueblo cubano” en esa eterna practica de querer decir que es bueno o malo para el pueblo cubano que ellos asumen como si mismo, y si no estas de acuerdo entonces no eres parte del pueblo cubano, personalmente creo que por esta vía solo le ofreceremos ganar y perder el nuestro, confió en su valoración actual de que “las bases del conflicto y este en sí mismo se mantienen. Ello se evidencia en el incremento de las protestas, la represión, peligro y grado de transnacionalización del diferendo y el resquebrajamiento de los niveles de confianza.” Eso me lleva a desgraciadamente pensar que el próximo alarido social llegara mucho antes que el dialogo soñado.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 6:40 PM

Livio, dado que del diagnóstico se habla todos los días, me inclino a preguntarle, si tiene alguna propuesta de cómo resolver todo eso que describe.
Gracias y saludos,
ivette

Responder
Livio Delgado 10 septiembre 2021 - 7:26 AM

La propuesta que le puedo ofrecer hoy como solución al diagnóstico del incremento de.las protestas, algunas en silencio o de brazos caídos, la represion, el grado de trasnacionalidad del diferendo y la ingobernabilidad en este tan complejo panorama de la pandemia, la continuidad y el colapso económico no asumido, tiene dos salidas, una es una emigración masiva como ha sido históricamente la culminación de ciclos de conflictos y descontentos populares y la otra es la implosión social en la que el 11J fue una primera muestra de lo que podría devenir en un fatídico episodio de la lucha “entre todo el pueblo”. Soy emigrado y hace más de 2 años no camino las calles de La Habana así que no me siento en condiciones de olfatear cual está más cerca, porque con los sucesivos gobierno americanos los Republicanos crean los conflictos y los demócratas se comen los éxodos de Cubanos, y por otro lado, el basta esto no da mas que muestra las insurrecciones populares sabemos que existen las condiciones pero que son prácticamente imposible de predecir en el tiempo. Lo único seguro que tengo es que la Cuba futura está en camino, la revolución se puso vieja y no fue capaz de reinventarse para continuar encantando a los jóvenes, esos que han visto a sus padres dar la vida por un fracaso anunciado.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 10 septiembre 2021 - 5:47 PM

Gracias Livio, entonces debemos avanzar para que esas soluciones que usted ve, no sean las que efectivamente se abran paso.
La primera ha fracasado varias veces, ha expandido el conflicto y no ha resuelto el problema nacional que tenemos hoy. La segunda es cruenta y hay que evitarla a toda costa. No obstante, si esta segunda ocurriera, no será por sí misma la solución, pero tendrá que aceptarla el gobierno apegado a la constitución que legitima el derecho a manifestación. Eso es parte de la lucha cívica y si es tolerada, como debe ser, ya será un buen paso.
saludos

Responder
narciso 9 septiembre 2021 - 12:33 PM

Dialogar que mas partidos politicos o como mejorar la casa de la gente mas periodicos para dividir y crear mas cizaña o precios mas asequibles con los salarios de la gente aqui de lo que se trata es de dialogar para hacer real un socialismo mas incluyente y participativo el otro dialogo para meternos por la puerta de atras los males del capitalismo no lo queremos no urge ni se necesita para nada y tiene razon taran somos muchos no se equivoque nadie

Responder
Esteban 9 septiembre 2021 - 12:58 PM

Narciso, usted es de “Socialismo o Muerte”, pero hay muchos cubanos que prefieren “Patria y Vida”. Los que piensan como usted van menguando. Ustedes pasarán y Cuba será libre y democrática. Que de eso no le quepa la menor duda.
De momento sigan usando la fuerza para imponerse. Es lo único que les queda.

Responder
Manuel Figueredo 9 septiembre 2021 - 1:37 PM

Narciso
Le sugiero que haga una encuesta a boca de jarro, y pregúntele al pueblo si quiere seguir arando en el socialismo.Sabe que la mayoría votará por PATRIA Y VIDA.
No crees que 62 años es suficiente. No te huele eso a dictadura ? Que pases un feliz día.

Responder
narciso 9 septiembre 2021 - 3:17 PM

Esteban y Manuel en ningun pais del mundo por muy democratico apostolico y romano que sea hay ningun gobierno que responda a los intereses de todos sus ciudadanos y mientras mas partidos politicos haya menos todavia y Cuba no es la excepcion hay mucha gente que no esta identificada con la revolucion eso lo sabemos pero lo que pasa es que no tienen el poder le invito a conquistarlo si puede y cuando lo tenga gobernara como en todas partes para su grupo del tamaño que sea que como le dije que no sera para todo el mundo nuestra vocacion de socialismo es hacerlo mas participativo e incluyente y en que esten representados mientras mas ciudadanos mejor ustedes dos tambien por supuesto

Responder
Shyri 9 septiembre 2021 - 5:17 PM

Hay una pequeña diferencia, entre su estado socialista y cualquier otro estado no hay comparación posible, por una razón muy sencilla: cuando el pueblo ejerce sus derechos como soberano único, elige a sus servidores públicos a todos los niveles, mediante el sufragio universal, directo y secreto entre varios candidatos. Los argumentos que el PCC esgrime para justificar la designación indirecta, con candidato único del Presidente de la República, no es aplicable a ninguna de las repúblicas de nuestro entorno geográfico, y solo ha sido traída, por los pelos, de las monarquías constitucionales europeas y otras naciones con regímenes parlamentarios.

Responder
Armando Perez 9 septiembre 2021 - 6:14 PM

Narciso dice “… lo que pasa es que no tienen el poder le invito a conquistarlo si puede…” Como la legalidad actual no permite nada fuera del PCC y el sociolismo, ¿Usted está invitando a que se alcen en la lomas o empiecen guerrillas urbanas?

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 6:48 PM

Narciso, ¿sabe usted que entre quienes disienten hay socialistas que quieren eso, un socialismo diferente al que representa el gobierno? ¿qué haría con ellos entonces? ¿tienen que aceptar el del gobierno y quienes lo apoyan?
En mi percepción, en ese gran grupo al que usted pertenece y respeto, hay de todo, pero en general su postura es de apoyar incondicionalmente al gobierno, eso no es ideología ni proyecto político socialista por convicción, eso es aceptación del poder y punto, porque ni el gobierno de hoy encarna por obra divina la patria y la revolución y menos el socialismo. Y eso lo digo con convicción precisamente porque estoy entre los que tienen otra opción y visión del socialismo.
saludos

Responder
Abdel Legra'Pacheco 9 septiembre 2021 - 1:32 PM

Coincidimos en el DN, cuestión muy difícil de lograr en el contexto existente, el Gobierno Cubano ningunea a la Oposición interna y externa, por no existir una unidad coherente, ni un proyecto o programa que los una, cuestión que no significa unanimidad. Mientras no exista no un liderazgo caudillista, sino entre diferentes, grupos, partidos, personas independientes, capaz de sentar al régimen, además de contar con apoyo internacional, el Gobierno Cubano no aceptará un DN, por lo que hé propuesto lo siguiente: Buenos días a todos. Conozco de la existencia del Consejo para la Transición en Cuba, así como de la MUAD, de varios otros proyectos independientes que abogan por un Cambio dentro de la Isla, pero ninguno ha tenido una verdadera repercusión dentro de la Isla y la población, por lo que propongo lo siguiente: realizar un plesbisito o propuesta de Gobierno paralelo, en las redes sociales, que llegue a toda la población cubana de dentro y fuera de Cuba. Para ello presentar propuestas de posibles Candidatos para tal empeñó (formar parte de ése gobierno, que nos representaría más allá de las fronteras cubanas, electos por cubanos). Después de hacer las propuestas, dirigirse a ellos, pará conocer si aceptan o no, de aceptar estos, qué elaboren una breve descripción de que desean y proponen para la Cuba que soñamos y que ellos dirigirán en un inició. Todo esto ponerlo a conocimiento de toda la población cubana por todo el mundo y dentro de la Isla, por todas las vías posibles de las redes sociales luego, fijar fecha para el votó, o plesbisito a través de las redes. Si es preciso buscar ayuda con lis programas existentes de votó electrónico utilizado en otras procesos eleccionarios de otros países. Estoy consciente que en este primer intento, no se contará con un padrón electoral, por lo que se decidan a participar, tendrán que dar sus datos personales. Algunos pensaran que es una idea descabellada, pero recuerdo, que el propio estado reconoció, la existencia de 2 millones 482 mil cubanos votaron diferente al Si revolucionario, y que casi 3 millones de cubanos viven en el Exilió. De esta manera se podría unir más a la población cubana contra el régimen (que no es unanimidad). De antemano propongo para ése posible “Gobierno Cubano Independiente” , que debe estar formado por varios miembros y luego formar sus carteras, a los dos siguientes nombres: Julio Antonio Fernández Estrada, Dagoberto Valdés, Boris Gonzáles Arena, tengo otros varios nombres, pero, de estar de acuerdo con la propuesta, deben integrar este grupo importantes nombres en el Exilió y también dentro de Cuba. Éso sí importante su elección final, debe ser por votó del pueblo cubano todo, de manera virtual o electrónica. Debe integrarse una comisión electoral y propongo también dos nombres para ello, Elena Larrinaga de Luis y Roberto Veiga González. Un saludo cordial.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 10 septiembre 2021 - 6:14 PM

Gracias Abdel por su comentario, que se enfoca en soluciones para debatir.

En lo personal creo que hay muchas fórmulas pero todas habría que contrastarlas con la realidad cubana y con su Constitución y ley electoral, porque todo eso existe y es la institucionalidad del país.

Yo sugeriría que cotejara su propuesta con esos documentos rectores para que pueda examinar su real viabilidad, porque no hablamos de un terreno inhóspito que un grupo se encontró en África, sino de un país, real, existente.

En Cuba debería existir, lo he planteado hace tiempo en varios textos, un ambiente democrático para que el pueblo conozca todas las variantes y proyectos que existen, las diferentes corrientes de pensamiento y propuestas de cambio. . Al gobierno le ha funcionado hasta hace muy poco el estilo basado en desconocer a los diferentes y solo dar información al pueblo y acceso a los medios a sus apoyantes con propagandas a su favor y contra los otros todo el tiempo. Debería comprender que la situación es grave y que ya, con la existencia de internet y en 2021, eso no le garantiza la hegemonía, todo lo contrario. Es grave si la gente desconoce, el país no avanza o retrocede no sé hasta dónde. O lo sigue ciegamente , o en la desesperación se puede ir con una variante que al final no sea la mejor para sí mismo ni para el país. Como siempre, la tozudez del gobierno empeora todo.

Lo digo también porque estoy segura que la mayoría del pueblo desconoce todo eso de lo cual usted habla y en las condiciones existentes en Cuba, tampoco lo conocerá, incluido algunos nombres. En particular, el Consejo para la Transición que usted menciona, que es reciente e incluye a varias organizaciones y líderes sociales, incluye personas muy respetables pero publicó hace poco unas 50 medidas inmediatas que adoptaría en el cambio, y que a mí y a otros nos dejó en una pieza, no solo por evidente orientación neoliberal, sino porque sería un retroceso en la historia de Cuba y los cambios para que sean realmente revolucionarios tienen que orientarse al progreso. Me llamó la atención que lo hicieran estando preso el presidente de ese Consejo, José Daniel Ferrer, que no aparece entre los firmantes. Según supe son ideas iniciales para debatir, lo cual celebro porque en Cuba existe un universo de posturas patrióticas que piensan muy diferente.

Saludos

Responder
Sanson 9 septiembre 2021 - 2:39 PM

“Somos muchos no se equivoque nadie”
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx
En realidad no son tantos. Los que salieron a golpear y detener lo hicieron porque son pagados por hacerlo. Son represores a sueldo. El pueblo estaba dividido en dos partes, los miles que protestaron y los que en esta ocasion no se decidieron a hacerlo………..todavia.
En realidad ellos saben que no son muchos ni nada que se le perezca y que si el reducido grupito de poder no instiga a sus esbirros a salir y hasta los arma con garrotes y permisos para matar, golpear y encarcelar, nadie hubiera salido por voluntad propia a las calles ese dia a oponerse a los que protestaban.
Si el puesto a dedo no se hubiera apurado en sus amenazas, muchas mas gente se hubiera decidido y sumado a la protesta.La pasion y decision con que protestaron los oprimidos sobrepasa con creces la actitud obligada asumida por esbirros y policias.
Aun cuando ya se habia detenido, golpeado y baleado a los que protestaron ese dia, todavia se observaron protestas en dias siguientes. Patria y Vida ha resonado mas en los pocos dias despues que fue creada que las anteriores consignas dichas por obligacion.
La gente salio y se vio enseguida rodeada de un mar de inconformes y no esta lejano el dia en que vuelvan a hacerlo.
La proxima vez les puede costar caro. No sera la primera vez que los un dia poderosos escapan y sus esbirros son arrastrados en las calles
Lo veran.
.

Responder
Diálogo Nacional para trascender y refundar - CódigoAbierto360° | CódigoAbierto360° 9 septiembre 2021 - 4:04 PM

[…] No existen normas para la cantidad de participantes ni el tiempo de duración, pues se ajusta a posibilidades reales y complejidad del contexto.[3] […]

Responder
Polo Marín 9 septiembre 2021 - 5:16 PM

En un diálogo, el punto de partida es la existencia de, al menos, dos partes, en nuestro caso hay uno claro: el gobierno cubano y sus seguidores, la otra parte es un abanico de posturas políticas que van desde un pensamiento de izquierda, de un socialismo democrático, hasta posiciones conservadoras y hasta pronorteamericanas, pero en ese inmenso diapasón se debate la gran mayoría del pueblo cubano. Más que definir quiénes integrarian la mesa de diálogo, sería prudente avanzar en algunos aspectos que no pueden quedar fuera de la agenda inicial de diálogo:
– libertad para presos de pensamiento y participantes en manifestaciones antigubernamentales.
– comisión de la verdad para analizar los sucesos del 11 y 12 de julio, incluyendo la actuación gubernamental.
– violación de la carta magna relativo al derecho de manifestación y libertad de expresión.
– Democracia y espacios políticos para todos.
Esas ideas de la agenda se deben perfeccionar en busca de un consenso sobre los principales temas a debate.

Responder
Ivette Garcia Gonzalez 9 septiembre 2021 - 6:53 PM

Concuerdo Polo Marín, gracias,. Como la agenda se construye colectivamente y es un proceso, yo trataría de que el primer punto se resolviera antes,es más, cuanto antes, por justicia, además de que seria un gesto de buena voluntad,,
saludos

Responder
Ramon Izquierdo Delgado 9 septiembre 2021 - 6:13 PM

Señora Ivette
El artículo de hoy es una continuación del pasado.
En política cuando se negocia es porque los contendientes que se sientan a la mesa están empatados, o gana uno de los dos, pero el que va ganando no tiene posibilidad de derrotar al otro, y por eso se sientan a negociar, ese no es el caso del gobierno de Cuba.
No hay que ser tonto para saber que la crisis económica que padece la Isla ha erosionado mucho la credibilidad del gobierno, algo que pasa en todas partes, pero la Señora Ivette lo sabe, aun el apoyo de los revolucionarios es mayoritario.
El artículo de hoy visto en el conjunto de los que va escribiendo sobre el tema, es en el boxeo (saben que me gusta) una especie de jab al gobierno del señor Canel, pero no mas que eso, un pequeño golpe para marcar y medir distancia de su oponente, dar a conocer las intenciones del liberalismo cubano procapitalista que, primero a base de jab (insisto jab, no golpe recto con la intención de perforar y lastimar al adversario) arrancó el llamado Trabajo por Cuenta Propia, después las PYMES, pero eso que le ha dado el gobierno de Fidel Castro primero, Raúl después y Canel ahora es para pordioseros, ellos quieren más, quieren hacerse de los sectores que generan PIB. Las ventas de garaje es algo oneroso, toda una afrenta para la naciente burguesía cubana, que no olviden esta del otro lado del estrecho de La Florida.
Ivette prepara sus boxeadores en el gimnasio para cuando llegue el momento el Sr Canel sepa a que atenerse.
La noticia mala de todo esto es que, sin ganarse la calle no se puede alcanzar nada de ello, y quienes constituyen la “tropa de vanguardia” del liberalismo procapitalista cubano son los jóvenes “sin futuro” de los barrios pobres, ya que los liberales “ilustrados” (los que “visten bien”, para utilizar el lenguaje de Ivette) ni pasando hambre pasarían por la vergüenza de llevar un cartel en la mano o arriesgarse a quedarse afónicos por gritarle a Canel “dictador”, ese trabajo ” sucio” nunca ha estado en los genes de un liberal culto, de ahí el enorme valor de la “plebe” que vive en los suburbios de La Habana, que es la que verdaderamente cuenta, si quieren quitarse al señor Canel del camino. La noticia mala es que ya el PC cubano esta volcado en esos barrios y, durante mucho tiempo no los vamos a dejar de ver en ellos.
La historia, señora Ivette, es muy irónica, la Revolución se llevó a cabo apoyada en la enorme base social que la pobreza en que sumió el capitalismo a Cuba creó en el Oriente de Cuba, y ahora esa misma Revolución que fue “de los humildes, por los humildes y para los humildes”, dígase lo que se diga, se salvará para seguir siendo “de los humildes, por los humildes y para los humildes” si es capaz de atender las necesidades y !as aspiraciones de esa misma base social extremadamente pobre que, proveniente también del este de Cuba, esta asentada en los suburbios que rodean la ciudad de La Habana o en la insoportable insalubridad de algunos barrios de Centro Habana y Habana Vieja. El anticapitalismo tiene también ahí una gran fuente donde beber para radicalizar la Revolución.
Quien lo iba decir, señora Ivette, la pobreza en Cuba se va a combatir mejor ahora en medio de esta crisis económica que en los tiempos “normales”, y que un acontecimiento como el 11J que el liberalismo pro capitalista cubano que usted representa estaba esperando ansiosamente desde 1994 para derrocar el comunismo en Cuba sea, el que termine por apuntalar al gobierno del Sr Canel, y acabe profundizando la Revolución socialista en Cuba, que nunca debió de perder su vocación a favor de los humildes. Desconcertante señora Ivette, muy, pero muy desconcertante, no cree.
Como siempre mi saludo y el deseo de un día feliz para usted.
Ramón Izquierdo Delgado

Responder
Armando Perez 9 septiembre 2021 - 6:21 PM

No me imagino de que trasnochada estadística saca el señor que el apoyo al gobierno es mayoritario. Eso sólo se podría saber en elecciones libres multipartido y tales no se han realizado en Cuba en mas de medio sigo. El Sr izquierdo, tan culto como es, no se recuerda como los pueblos de Europa del Este y la URSS, que aplaudían a sus dirigentes comunistas en manifestaciones masivas y votaban unánimente por el socialismo, mostraron su desprecio y animadversión por sus perversos sistemas sociales tan pronto tuvieron la oportunidad real de hacerlo y nunca más han elegido comunistas para nada.

Responder
Charito 9 septiembre 2021 - 7:40 PM

Sr. Izquierdo,Taran,Narcisos y demás, en mis mas de 50 años he visto abandonar el país los primeros que gritaban Patria ó Muerte porque ostentaban un carnet de la UJC ó PCC. El primer dirigente que le escuché decir en el año 2010 todos somos Fidel ese mismo año en una misión abandono la misión que la estaba trabajando por ser una persona confiable para la seguridad, con un historial revoluciónario y bla,bla,bla……
Los cubanos nos han enseñado a callar lo que sentimos por miedo más que por nosotros mismos por hijos y familia, preferimos verlos lejos que en esta triste desesperanza, en un sistema de mentiras y engaños.

Responder
Charito 9 septiembre 2021 - 9:58 PM

Sr. Izquierdo es usted muy ingenuo ó se está burlando de este fórum, el pueblo no cree ni un tantico así en esos Disfuncionarios, mentirosos que lo menos que les interesa es él pueblo.
A los cubanos se nos enseñó a ocultar nuestro verdadero sentimiento por miedo a la represión. Este pueblo sufre y sufre mucho.
En los 53 años que tengo, he visto partir a los que más alto gritaban Patria o Muerte. Por los mismos que ostentaba Carnet de UJC y PCC, personas confiables según la seguridad y estas mismas personas, reniegan totalmente de este sistema.

Responder
Franklin 10 septiembre 2021 - 12:47 AM

Y ahí sigue con su delirante teoría de los dos sectores liberales, sin el más mínimo basamento en nada de la realidad nacional, en ningún sustento, estudio o ni siquiera teoría de corte social o económico. Pero no importa, festinadanente la sigue repitiendo en este foro, cacafonicamente. Que decir sobre su estadística del apoyo mayoritario del pueblo al gobierno, y algunas que otras joyas más en su conocido repertorio.
De que los hay los hay.

Responder
Nilda Bouzo Torres 12 septiembre 2021 - 10:32 PM

Buen artículo Ivette. A estas alturas del siglo 21 ya es tiempo suficiente de que nuestro gobierno escuche a los jóvenes formados en nuestras universidades, a esos que hace tiempo, desde posiciones bien cubanas y revolucionarias están alertando de los peligros políticos que enfrentamos pueblo y gobierno en este caos que en verdad es lo que compartimos desde hace demadiadas decadas.

Propongo permitir ese dialogo necesario a estos hombres y mujeres jóvenes pero con verdadero pensamiento martiano, filósofos, economistas, científicos, historiadores, psicólogos, filólogos, etcétera… que tienen derecho a ser escuchados.

En Cuba son numerosos los studiosos como tú y muchos más que escriben en LJC y en otras publicaciones serias, con la buena intención de aportar ideas y proyectos nuevos que nos permitan, a pesar del embargo impuesto por los EU poder tener la experiencia de caernos y levantarnos solos para sentirnos verdaderamente libres, dignos e independientes, sin culpar a ningún embargo, a ningún bloqueo, de nuestros propios errores.

Lo que propongo es que el gobierno permita crear un grupo a estos cubanos capacitados no sólo para dialogar, sino para ocupar un lugar DENTRO del gobierno sin que los acusen de opositores, sino como un partido paralelo al partido comunista que es el único que ha existido en 62 largos y sangreados años, y aunque en los discursos informen los esfuerzos que realizan, no son suficientes para eliminar tanta escasez y sufrimiento del pueblo..

A los viejos, por naturaleza, nos cuesta hacer cambios a lo que sentimos hacemos como legítimos herederos de una época que requirió una acción, pero ya es momento de que nuestro país evolucione hacia la política de coexistencia pacífica sin renunciar a nuestros principios y nuestra ideología patriótica y martianos.

Existe el derecho universal de sentarse a dialogar y a programar cambios necesarios pero el gobierno debe crear ese espacio a nuevos grupos y no creer que han sido infalibles o únicos actores capacitados hasta hoy, porque la experiencia ha demostrado lo contrario.

El poder absoluto durante 62 años puede marear e impedir una visión clara. Ni siquiera cuando hicieron la llamada “rectificación de errores”, rectificaron lo esencial.

Existe una voz popular que dice que en Cuba las rectificaciones duran alrededor de tres meses… después todo vuelve a ser lo mismo. Muchas desilusiones sufre el pueblo por esta causa.

La única manera de avanzar económica y socialmente es permitiendo una verdadera democratización de gobierno y Estado.

Responder
Cuba: dialogar o no dialogar, he ahí el dilema - CódigoAbierto360° | CódigoAbierto360° 13 septiembre 2021 - 11:35 AM

[…] de LJC, ha dedicado varios análisis en este medio a la conveniencia y metodología aceptadas internacionalmente para organizar un Diálogo […]

Responder
El Diálogo Nacional y el escenario actual - CódigoAbierto360° | CódigoAbierto360° 16 septiembre 2021 - 12:39 PM

[…] de lecciones de experiencias anteriores que mencioné en un texto precedente, existen parámetros verificados internacionalmente para un Diálogo Nacional exitoso. […]

Responder

Deja un comentario