Cuba: los árboles y el bosque

por Alina Bárbara López Hernández

I

Se pueden ver los árboles y no el bosque, asumir el fenómeno sin apreciar la esencia y tomar lo aparente por lo real. Tratar de comprender y explicar lo que ocurre en Cuba reduciéndolo al Movimiento San Isidro, o a los hechos inéditos  de un grupo numeroso de artistas e intelectuales que se congregaron a las puertas del Ministerio de Cultura exigiendo ser atendidos; es un tremendo error de apreciación.

El marxista italiano Antonio Gramsci argumentaba que en tiempos de cierre del horizonte político, las contradicciones tendían a emerger en las diferentes manifestaciones de la cultura nacional. Pero los científicos sociales tenemos el instrumental, la preparación y el deber de ofrecer análisis que permitan ir más allá de lo anecdótico, lo casuístico y lo coyuntural para hacer las preguntas necesarias.

Las apelaciones constantes del presidente a destrabar las fuerzas productivas ofrecen el primer nivel de análisis. Al tema me he referido en varios textos, uno de ellos es «Pulgas o Dragones», que data de dos años atrás:

En Cuba se manifiesta un estancamiento de las fuerzas productivas, reprimidas por relaciones de producción que se deciden a nivel político, por ello, sin cambios en esa esfera no avanzaremos. El marxismo considera como una ley la correspondencia entre las relaciones de producción y el carácter de las fuerzas productivas, pues cuando no se manifiesta tal correspondencia, se abre un camino que puede determinar la transición de un régimen social a otro.

En la economía cubana nada es verdaderamente lo que parece. Las relaciones de propiedad, núcleo de las relaciones de producción, se manifiestan como una mistificación de la realidad: la propiedad socialista no es verdaderamente social, ya que ha sido suplantada por una propiedad estatalizada que escapa al control de los trabajadores; y la propiedad privada —reconocida en esta Constitución— no es suficientemente privada, dados los excesivos obstáculos con que la rodean las determinaciones políticas. La propiedad cooperativa no despliega sus alas a pesar de todas las declaraciones y lineamientos que en el mundo son.

Este no ser realmente lo que se pretende nos ha llevado a un punto de inmovilidad. El nuevo presidente recibió una encomienda que parece hecha a la medida de Tom Cruise. Pero con su loable actitud de una mayor comunicación mediática ha enjuiciado abiertamente lo que era evidente desde inicios del año anterior: la crisis se ha agudizado, lo seguirá haciendo en el próximo año y la economía insular apenas crece. En las intervenciones del Ministro de Economía se critica el modo en que se había administrado hasta ahora ese sector, se adivina la intensión de renunciar a prácticas equivocadas, pero no se distingue un proyecto novedoso y bien concebido para generar cambios. 

Mi opinión es que presenciamos el agotamiento definitivo de un modelo político, el modelo de socialismo burocrático. Nuestros gobernantes no logran hacer progresar la nación con los viejos métodos, pero no son capaces de aceptar formas más participativas, con un peso mayor de la ciudadanía en la toma de decisiones.

Como resultado, en Cuba se vislumbra hoy una situación que, en dependencia de diversos factores, puede tornarse revolucionaria o contrarrevolucionaria. Cuando Lenin fundamentó su teoría de una situación revolucionaria, lo hizo para explicar el contexto ruso tras los sucesos de 1905. Trotsky la aplicó para la Inglaterra de 1931 y la Francia de 1936. ¿Qué impide que la utilicemos para entender lo que ocurre en Cuba actualmente? Si obviamos las marcas de contexto en que ambos dirigentes revolucionarios actuaban nos queda lo esencial, veamos:

    • “La primera y más importante premisa de una situación revolucionaria es la exacerbación intolerable de las contradicciones entre las fuerzas productivas y las formas de propiedad. La nación deja de avanzar”. (Trotsky: ¿Adónde va Francia?, 1936).
    • No basta con que los de abajo no quieran seguir viviendo como antes. Hace falta, además, que los de arriba no puedan seguir administrando y gobernando como hasta entonces. (V. I. Lenin “La celebración del Primero de Mayo por el proletariado revolucionario”).

En Cuba están maduras desde hace tiempo las condiciones objetivas para una transformación. Es indudable que la nación dejó de avanzar: la economía no crece desde hace años, la deuda externa aumenta constantemente, igual que los niveles de pobreza, y, a pesar de ello, las reformas han sido demoradas de manera inexplicable. Es evidente que «los de arriba» no pueden seguir administrando y gobernando como antes. Pero ¿qué ocurre con «los de abajo»?

Sin la maduración del factor subjetivo esa transformación no era posible. Se requería la voluntad de querer cambiar de las personas, una energía cívica que había sido aplastada por condicionamientos políticos, educativos y mediáticos. La «indefensión aprendida» también existe en un modelo socialista en el que el sistema controla en cierta medida la manera de comportarse de sus ciudadanos.

Faltando el factor subjetivo, las condiciones objetivas por sí solas no determinarían nada. Sin embargo, actualmente existen señales muy claras de su existencia. Tales signos no han sido entendidos por el aparato ideológico, que se equivoca al reducir las manifestaciones de descontento a «un golpe blando», a «una manipulación generalizada», o a la «creación de matrices de opinión negativas sobre el gobierno». No niego de plano que ello también ocurra y más adelante me referiré al asunto. La dirección del país no termina de ubicarse en:

  • El novedoso entorno que ha creado el acceso masivo a internet y las redes sociales, que los ha privado del monopolio absoluto de la información que tuvieron por décadas y ha democratizado su difusión y generado la posibilidad de campañas y denuncias ante arbitrariedades.
  • Un estado de permanente polémica, visible en las redes y fomentado por la propia dirección del país a raíz de la consulta popular para la redacción de la nueva Constitución; quizás pensaron que al concluir la referida consulta y no requerirse más de nuestros puntos de vista cesaríamos de ofrecerlos. Ingenuo de su parte, ahora tenemos cómo y no necesitamos de sus convocatorias.
  • La declaración de Cuba como un Estado Socialista de Derecho que visibilizó mejor las prerrogativas de cubanas y cubanos y los compulsó a exigir libertades que la propia Constitución garantiza.
  • La existencia de generaciones jóvenes, cuestionadoras per se, que han encontrado repercusión en generaciones mayores, ya cansadas de promesas incumplidas y reformas demoradas o interrumpidas.

Esta coexistencia de condiciones objetivas y subjetivas para una trasformación social es totalmente novedosa en el devenir del modelo socialista cubano. La cuestión que está en juego ahora no es si hay que cambiar, sino cómo hacerlo.

II

San Isidro no es un movimiento político, aunque sus demandas lo sean. Les falta cohesión, una estrategia que trascienda y un programa claramente expuesto. No me caben dudas de que la mayoría de sus miembros son artistas e intelectuales, aun cuando la narrativa oficial los presente como un grupo de delincuentes. El hecho de que algunos de ellos se hayan declarado favorables a recrudecer el bloqueo contra Cuba y que manifestaran su apoyo al gobierno de Donald Trump no les permite un liderazgo real de la opinión pública. Pero a mi juicio, lo más grave es lo que se infiere de las declaraciones de Omara Ruiz Urquiola el 28 de noviembre. Valoro esa intervención como su suicidio político: por el alto grado de sectarismo que promueve, su elitismo al referirse despectivamente a miembros de su propio movimiento que no considera intelectuales y su negativa absoluta a dialogar.

A pesar de lo dicho, MSI tendrá siempre el mérito de una actitud cívica de desobediencia sostenida frente a un aparato represivo que utilizó contra ellos métodos ilegales desde mucho antes de que se declararan en huelga de hambre. Precisamente fue esa represión ilegal y el tratamiento inhumano que se dio a personas en su situación, incluyendo el modo en que fue interrumpida esa huelga, el catalizador de la dignidad cívica de un grupo de artistas e intelectuales que fueron a manifestar, ante su ministerio, la condena pública a dicha represión.

De los que pudimos estar al tanto de la manifestación, pocos dormimos esa noche. El poder de convocatoria que lograron los congregados ante las puertas del MINCULT, no se explica solo por las redes sociales. Había mucha necesidad de ser auténticos, de dejar de ser meros espectadores y de participar en la vida nacional. Décadas de disciplina y obediencia, de manejos internos y discretos del disenso en el sector, murieron en esa calle del Vedado habanero.  

Es cierto que el carácter gremial de esa manifestación deja fuera muchas demandas, pero es un paso inicial, sobre todo por el ejemplo que significa y por el claro mensaje de que para obtener respuestas hay que utilizar vías de presión ciudadana ante el gobierno.

Llegados al punto en que se encuentra Cuba hoy, los caminos para un cambio social pueden ser dos: pacífico o violento. El primero de ellos, al que me adscribo totalmente, significaría aprovechar los espacios legales —muchos de ellos que habría que crear primero—, para presionar por cambios económicos, políticos y jurídicos dentro de un diálogo nacional en que no haya discriminación por motivo de credos políticos.

En la vertiente de proponer dicho diálogo, un grupo de intelectuales preocupados por la situación de Cuba, redactó un documento que ha sido firmado por muchas cubanas y cubanos, de dentro y fuera de la Isla, y que recibe continuamente nuevas adhesiones. Denominado «En articulación plebeya», circula en las redes sociales y en varios sitios y publicaciones. No se pretende liderar nada, solo proponer un camino. Quizás existan otras propuestas por el estilo.

En la perspectiva de utilizar vías violentas, se pueden apreciar en las redes declaraciones de personas molestas porque consideran ilegal al gobierno y le niegan la legitimidad para ser una de las partes dialogantes. Mucho más grave aún es el uso de plataformas sociales como WhatsApp y Telegram para incitar a actos violentos entre la juventud. Lo que afirmo lo hago con total responsabilidad. Ayer entré a uno de esos grupos donde fui invitada y vi el modo en que, desde dos números telefónicos ubicados fuera de Cuba, se incitaba a actos violentos y se estimulaban las justas reclamaciones de muchachas y muchachos cubanos por espacios de manifestación pacífica. Confieso que no he podido descansar desde ese instante.    

Alerto que es un momento gravísimo en este país. Se reúne un potencial conflictivo en un escenario que está siendo muy mal analizado, no solo por el gobierno sino también, infelizmente, por intelectuales y científicos sociales a los que su formación teórica y su habilidad para interpretar los hechos sociales debería separarlos de una declaración meramente ideológica como la que diera a conocer, el propio 27 de noviembre, el Departamento de Filosofía de la UCLV. Firmaron ese documento colegas a los que aprecio y agradezco, pues en ese prestigioso centro me hice Doctora en Ciencias Filosóficas, pero es momento de servir a la ciencia y a la nación. Esa declaración le hace el juego a la manera en que fue presentado el disenso en el programa especial de Hacemos Cuba, como hijo exclusivo de intereses foráneos, gente confundida y manipulada por las redes. Ello enmascara la realidad.

Son nuestras muchachas y muchachos, dialoguemos con ellos y con la sociedad civil cubana que desea caminos de cambio y de paz. Si se escoge por el gobierno la confrontación violenta como respuesta, puede ocurrir, a gran escala, lo que ya vimos en el Vedado: un grupo pacífico de jóvenes rociados con gas pimienta; o lo que ocurrió en el Parque de la Libertad de Matanzas en la noche del sábado: un pequeño grupo que fue golpeado por miembros de la Seguridad del Estado. No importa que impidan el acceso a internet por algunas horas. Todo se conoce y se enjuicia.

Mi conciencia no me permite callar.

Para contactar con la autora: alinabarbara65@gmail.com

104 comentarios

Luis Alberto 30 noviembre 2020 - 7:37 AM

Luego de leer el artículo, primero deseo que intelectuales comprometidos como usted profesora, pudieran acceder a los medios oficiales y emitir criterios que generen el debate necesario para lograr ese desarrollo tan esperado por millones de cubanos. Hasta cuándo los que pensamos diferente vamos a ser etiquetados de delincuentes, manipulados, incluso mercenarios. Nuestra sociedad está necesitando cambios fundamentales que para nada considero contrarrevolucionarios, o es que nuestro sistema supera el perfeccionamiento necesario a toda obra humana? Por otro lado considero que la “respuesta espontánea” sólo demuestra falta de solidez como la que evidencia la agenda política del MSI. Insto a mis conciudadanos a estudiar con seriedad el ámbito actual y tomar acciones consecuentes.

Camacho 30 noviembre 2020 - 7:38 AM

Con la internet, y el fin del monopolio de la información todo ha cambiado, todo es diferente y por tanto el monopolio político del PCC, ya no tiene futuro. Podrán poner mil parches, pero sólo lograrán demorar el desenlace, que pena que por empecinamiento y falta de visión, no colaboren y hagan más fácil la transición. El PCC no solo es responsable por la Cuba presente y todos sus problemas, también va a ser responsable de muchos de los problemas de la Cuba futura, el daño es mucho y ojalá no sea irreparable. Pero tengo esperanzas y muchas, al ver esa nueva y verdadera vanguardia que comienza a hacer por esa nueva Cuba, en sus propias narices y que ya va buscando la verdad y su propio espacio, nada tienen que perder y mucho que ganar. En hora buena cara!

Revenge 30 noviembre 2020 - 8:32 AM

Yo tambien estoy preocupado por la gravedad de la situacion socioeconomica en Cuba. Hay un nivel de precariedad material y existencial que amenaza con bordear en una crisis humanitaria; sin soluciones a la vista mas alla de esperar ‘que trae’ la nueva administracion estadounidense. Las raices de la agudizacion de esta situacion -como usted misma ha planteado- se remontan a mucho antes de la propagacion del Covid en Cuba, en mi opinion concretamente a la casi desintegracion de los programas de cooperacion medica en aquellos paises donde mas dinero recaudaban. Habia tiempo para implementar reformas que comenzaran a compensar asap la perdida de estas fuentes de divisa fresca, sobre todo que minimizaran su impacto en la alimentacion y la disponibilidad de medicamentos y otros bienes esenciales. En su lugar, se ha preferido sustituir un tubo de dinero por otro, apelando a seguir exprimiendo economicamente a la emigracion; lo cual no tuvo poca influencia en el sustancial apoyo recibido por el candidato Trump dentro de la comunidad cubanoamericana. El todo acompañado de un lenguaje que pasa con velocidad inusitada de la zoqueteria y la imposicion a la ensoñacion lirica; de la argumentacion financiera, a desvarios utopicos sobre saberes y cientificismos.. Nuestro gobierno lo mismo le cae a gas pimienta y palos a un encierro pacifico de jovenes; que insiste en la ‘persuasion’ como mejor politica para tratar a coleros y traficantes que especulan con las escasas mercancias que llegan a nuestras tiendas. Nuestro gobierno ofrece medicos al pais enemigo y considera ‘presion’ o ‘subversion’ que un grupo de sus propios ciudadanos le reclame atencion. Por si fuera poco, el mismo reclamo que un gobierno dizque popular desatendio siendo planteado por un grupo de jovenes mestizos y negros en su mayoria, desempleados y en situacion de precariedad social; es escuchado cuando quienes lo enarbolan son personas pertenecientes a una elite intelectual y economica, hombres de edad y blancos por añadidura. Se ha llegado al extremo de utilizar como ‘argumento en contra’ del MSI, la condicion de desempleo, pobreza y marginalidad de muchos de sus miembros. Con la desesperacion halando por un lado, y la obcecacion por otro; o no nos movemos, o nos despedazamos.

dario45666 30 noviembre 2020 - 9:09 AM

el tratamiento respetuoso ,carinoso,elogioso,algunas veces rayano en la idolatria a ese accidente en la vida de la republica que es la ” Revolucion Comunista Cubana” y mas reverente aun a su Lider y Corte,impide hacer valoraciones de peso y mantienen confundidos a nuestro pueblo.Hablando el plata y a los ojos de un ciudadano del monton (no marxista),de un ciudadano con ideas liberales, ? de que revolucion estamos hablando ? Que revolucion marxista hacia falta en una Republica que ,haiendo nacido en la miseria y el caos, hacia 50 anos mostraba unos logros tanto sociales como politicos que podin ser orgulo de su pueblo ? La revuelta popular,de todos los cubanos contra el tirano y por una vuelta a las vias constitucionales y al progreso por medios civilizados,resulto en el caldo de cultivo para que,los especialistas en la toma del poder por la fuerza y mediante el terror,se hicieran amos de Cuba.Que hemos logrado ? Esta a la vista : Nuestros Paradigmas,derrotados por la practica cotidiana;lo logrado,desecho;el futuro,incierto,la Republica destrozada y las libertades desaparecidas.En su lugar se alza la republica de la Baba,del espejismo,de la igualdad,de la justicia,de la Potencia militar,cientifica,tecnica,del acceso lbre a la educacion,a la medicina, todo de mentirita y para colmo : “dentro de la Revolucion,todo ,fuera ,nada de nada “.Basta de hablar de Revolucion y de marxismo,lo que tenemos,despues de 60 anos y una enormidad de recursos,vidas y sacrificios malgastados, es una ruina rodeada de alambres de puas y una parte de la poblacion,lista para comerse a la otra.

Deysi 1 diciembre 2020 - 10:46 AM

Ciento x ciento de acuerdo..excelente reflexión .

Sebastien 30 noviembre 2020 - 9:19 AM

Alina, dors tranquille, j’ai déjà envoyé renforcer les garnisons de La Bastille et de Las Tuilleries.

Pedro Lorenzo 30 noviembre 2020 - 9:23 AM

Leo en Ecured:
“La Protesta de los Trece constituyó un ejemplo de cómo los jóvenes intelectuales asumían una posición combativa ante lo mal hecho.”
“(Mella) En 1926 fue expulsado de la Universidad de la Habana por sus acciones revolucionarias y de rebeldía, siendo además detenido por las autoridades, en la cárcel se declara en huelga de hambre. El Comité Pro-Libertad de Mella inicia una campaña para liberarlo, la presión nacional e internacional se hace sentir, y se le libera el 23 de diciembre del propio año, se embarca entonces rumbo a Honduras.”
Así lo estudiamos desde niños, incluso extracurricularmente en los “comics” del semanario “Pionero “. De lo contradictorias que terminaron siendo las trayectorias políticas de los participantes de la primera o del incumplimiento de la disciplina partidista y las consecuecias que por ello tuvo que enfrentar Mella en el caso de la segunda, ni palabra.
Al grano: Muy pocos procesos y gestores históricos resistirán el microscopio de alta definición que algunos pretenden aplicar a los sucesos actuales. Como insiste en decir la autora del escrito, que suscribo al pie de la letra: “Por favor,el bosque y no los árboles “.

Jagger Zayas Querol 30 noviembre 2020 - 9:28 AM

El análisis en las altas esferas de dirección del país del documento, hasta ahora secreto, “Estudio del clima sociopolítico de la sociedad cubana” en las últimas semanas, indica que ellos tienen real percepción y preocupación de todo lo que está ocurriendo y si la sensatez se impusiera en esos circulos, tanto en palomas como halcones que los integran, podría haber una salida democrática y pacífica, mediante el diálogo y la negociación al enorme descontento de la poblacion cubana, y abrir las puertas para la destrabazon económica, politica y social que vivimos sin renunciar al Socialismo que nuestro pueblo, mayoritariamente, quiere.
Por el contrario, si se impone la tozudez y la terquedad de la línea dura, con represion y la fuerza, confiados en el capital político de antaño y hoy inexistente, entonces ellos serán los responsables ante la Historia del holocausto al que conducirán sus acciones y omisiones y destruyendo la obra de la Revolución Cubana, abriran las puertas al perfido proposito de los EEUU y la oligarquía imperialista internacional de ahogar en sangre el ejemplo que un día fue nuestra Revolución para el mundo entero.
En este segundo escenario, la Historia no los abdolvera.
Gracias, Dra. Alina por su argumentado artículo y le pido que no ceda ante los reclamos para que su pluma se calle, tanto por los heraldos de la muerte de la contrarrevolución, como por los genuflexos de la burocracia estalinista.
Como dijo nuestro Apóstol, “hay hombres sin decoro, pero hay hombres que tienen el decoro de muchos hombres”
Gracias nuevamente!

Al 2 diciembre 2020 - 10:34 AM

Está usted seguro de que el Socialismo es lo que nuestro pueblo mayoritariamente quiere?

CubanoTriste 3 diciembre 2020 - 9:19 AM

Jagger, me maravillo al leer su apreciación sobre la existencia de halcones y palomas en las altas esferas de toma de decisiones. Por favor, dígame dónde están la palomas. Yo solamente veo halcones.

John G. C. 4 diciembre 2020 - 7:43 AM

…”entonces ellos serán los responsables”. ¿Quiénes son “ellos”? ¿Los Castro? ¿Estamos seguros? Es hora de poner nombre y apellidos a los que toman las decisiones importantes que afectan a tanta gente, a todo un pueblo.

Luis 30 noviembre 2020 - 9:40 AM

Muy certero su análisis. Sin embargo, quisiera preguntarle:

Considera equivocado el actuar de las autoridades al intervenir la protesta teniendo en cuenta que se violaban los protocolos establecidos con relación a la pandemia? Por supuesto, les vino como anillo al dedo, pero considera que el actuar no estuvo en ese caso específico apegado a la ley? Saludos

Luis 30 noviembre 2020 - 11:06 AM

Permítame contestarle esa pregunta como Doctor en Medicina y como biólogo.

No existia la necesidad de irrumpir, puesto que era un sitio aislado, con entrada y salidas de personas.
Por otro lado no existían personas con síntomas de enfermedad por corvid, apesar de que existían ya algunas personas debilitadas inmunologicamente producto de la huelga de hambre.

El gobierno y los médicos saben que los exámenes diagnósticos de Corvid producen resultados de falsos positivos y falsos negativos, lo que un simple examen técnico no es una razón para diagnosticar una enfermedad.

Ahora bien, no se si ud vio ayer las violaciones más elementales de los protocolos, durante la convocatoria en el parque trillo. Todas ella ocuriendo durante una actividad promovida por el gobierno, ese que dice que actuó de buena fe en el caso del MSI.

Espero que mi respuesta le haya podido responder sus preguntas, así como le pido mis disculpas a ud y a la doctora por intervenir sin autorización.

Tenga ud un buen dia

Alina Lopez 30 noviembre 2020 - 10:09 PM

Gracias estimado Luis, su respuesta es mucho más informada de la que podría dar yo, le agradezco por ello.

Jorge vazquez 30 noviembre 2020 - 2:13 PM

Apegado a la ley ” revolucionaria” redactada por ” leguleyos revolucionarios bajo ordenes política de que debe legalizarse o no, no creo sea lo correcto en este momento precisamente cuando la continua subordinación a esas leyes revolucionarias a sido la mordaza para e silenciar opiniones y violar constitución.

Carlos 30 noviembre 2020 - 2:25 PM

La heroicidad de las acciones del Movimiento San Isidro, junto con las de este viernes de protestas espontáneas, es incuestionable, admirable, trascendental e inspiradora.

La llama de orgullo patrio y ansias de libertad que ha revitalizado no solo en la Isla sino en las comunidades de cubanos en la diáspora, estoy seguro que, a partir de ahora, arderá con más fuerza hasta convertir en cenizas ese vetusto artefacto totalitario que tanto daño ha causado no solo a los artistas sino a todo un pueblo que se merece prosperar y estar en sintonía con el mundo y los tiempos.

Pero igual creo no habremos de llegar muy lejos, mucho menos a las metas de bienestar y derechos ciudadanos que nos hayamos propuesto conquistar de antemano, siempre que la ingenuidad nos haga creer que eso que sucedió este 27 de noviembre en el Ministerio de Cultura, entre cerco policial y gases lacrimógenos, ha sido un diálogo con el verdadero poder.

Eddy A. Garaicoa 30 noviembre 2020 - 3:09 PM

Oiga: “cerco policial y gases lacrimógenos”? En en el mincult? Eso fué en un universo paralelo? En un sueño suyo? O en Chile, EEUU o Colombia?

Al 2 diciembre 2020 - 10:39 AM

Eddy A. Garaicoa. Al parecer el que vive en un universo paralelo es usted, o no vio el video donde los que trataban de llegar fueron gaseados por la policía?

Alex Garcia 30 noviembre 2020 - 3:48 PM

El tecnicismo legal de intervenir la protesta por violaciones de las normas sanitarias les duro hasta ayer. El Sr. Diaz Canel se presento en la “actividad” del Parque de Trillo, legitimando con su presencia la concentracion de decenas de personas en un espacio pequeño y dandose un “baño de masas” donde incluso se quito la mascarilla durante un tiempo.

Manuel* 30 noviembre 2020 - 4:46 PM

Pero Luis, lo de la pandemia fue un pretexto para romper la protesta. Las miles de colas repartidas por toda cuba son mucho más peligrosas.

Le indicaron a un visitante que los análisis del Covid fueron inconclusos y tenía que repetirlos. Entonces un grupo de agentes disfrazados de doctores entraron por la fuerza en la vivienda rompiendo una puerta.

Hay que ser muy ingenuo para creer los del peligro de pandemia.

Samanta 2 diciembre 2020 - 12:04 PM

Hola. Recuerden que el “virus chino” fue aventado al mundo y dentro de China muy a proposito cuando se estaban dando manifestaciones en China por un cambio de sistema, el grupo prodemocracia de Hong Kong estaba cobrando fuerza, 1 millon de personas señores desde julio de 2019 manifestandose, se ganaron las simpatias del mundo entero, habian logrado derogar la ley de extradición y con ello impedir q pasara lo que a los 5 libreros que publicaron libros anticomunistas q los extraditaron a la china continental y tuvieron q liberarlos gracias a la presion, manifestaciones gigantescas q el gobierno ya no sabia como controlar incluso se hablaba de un posible golpe de estado por parte del ejercito para pasar a una democracia eliminando el comunismo. El 11 de noviembre habia empezado una huelga nacional indefinida y el 29 de noviembre habian obligado a elecciones democraticas, la oposicion democratica habi a arrasado en las elecciones municipales por lo q vaticinaban arrasar a todas las escalas, y q sucedio en Enero fue la ultima d las marchas vino el virus y lo paró todo entonces para los democratas de Hong Kong todo se derrumbo. Esto esta pasando ahora mismo en Cuba , usan el pretexto del coronavirus para acosar a disidentes y lideres opositores. Este virus acaba con la solidaridad señores. Esta pandemia ha llegado para detenerlos. Todo en cuarentena. Miedo a la muerte. Las elecciones de E.U hoy mismo en problemas por el fraude del q hay muchas pruebas los medios de desinformacion haciendo de las suyas. Todo esto del voto por correo por el confinamiento y con ello el fraude electoral. Todo demasiado conveniente, no creen?.

Luz 30 noviembre 2020 - 10:40 AM

Gracias,Alina, por tu apoyo científico a la nación. De acuerdo totalmente con la idea sobre suicidio político del MSI en la declaración de Omara Urquiola. Me dejó sin palabras.

tony 30 noviembre 2020 - 11:13 AM

Luis. Algunos detalles del actuar de las autoridades al considerar violados los protocolos de la pandemia.
Uno. En el vídeo que acompañaba la reseña de lo sucedido por Cubadebate se oye una voz que dice “esto es una arbitrariedad, un médico no quita un teléfono”.
Dos. Les hicieron PCR. a los participantes? Porque los soltaron sin aislar preventivamente a los participantes a las pocas horas.
Tres. Y el apagón de Internet?
Entonces ese actuar más se parece a un acto policial que médico.

Ivette García 30 noviembre 2020 - 11:52 AM

Gracias Alina por este texto tan oportuno y bien argumentado, como siempre. Tu aporte es muy importante porque contribuir al buen discernimiento de las personas honestas que aman a Cuba por encima de todo. Ya lo compartí y comenté, pero quería hacerlo también en este espacio que es muy seguido por muchísimas personas. Como diría Chesterton “A cada época la salva un pequeño puñado de hombres que tienen el coraje de ser inactuales”. Por supuesto “hombres” en el sentido génerico de acuerdo su época. Y yo diría, que también tengan la inteligencia y la sepan poner junto con la honestidad en el lado correcto. Nos hacen falta más intelectuales inactuales como tú.

Joaquin Benavides 30 noviembre 2020 - 11:53 AM

Estimada Alina, valiente y esclarecido articulo. Te felicito. Salvo en algunos aspectos no esenciales en tu argumentacion, puedo coincidir en todo lo demas contigo. La demora provocada por los retrogrados en ejecutar los cambios en la economia, decididos hace anos en las maximas instancias politicas y estatales y demorados sin justificacion alguna, para llevarlos a cabo ahora, en el momento mas dificil y complicado, economica y socialmente, es la causa objetiva de los problemas que estamos confrontando y que seguramente continuaran presentandose y habra que gestionar. Advertencias no faltaron de que se estaba acabando el tiempo, y lamentablemente se acabo y ahora tendremos todos que enfrentar las consecuencias. Todo parece indicar que con el llamado Ordenamiento monetario comienzan a ejecutarse los mas complejos y que tienen asustados a muchos. Ojala los retrogrados no continuen retrasando la aprobacion de las Pymes y la facilitacion total del trabajo por cuenta propia. A pesar de llamarse marxistas, los inmovilistas no han sido capaces de comprender las ensenanzas del materialismo historico descubierto y expuesto genialmente por Carlos Marx. Las manifestaciones politicas y sociales tienen su origen en causas economicas. No haber entendido eso, y gastar el tiempo en temores infundados es lo que han conducido, ademas de las brutales agresiones financieras del gobierno de Trump promocionadas por Marcos Rubio, a la complicada situacion de hoy.
Es mucho lo que nos estamos jugando hoy todos, incluso los que protestan de las tiendas en dolares, que es un calmante, no una solucion definitiva, pero un calmante imprescindible hasta que logre estabilizarse la economia y gane espacio lo nuevo que tendra que surgir. A nadie les gusta, pero los purgantes tampoco le gustan a nadie y sin embargo hay que tomarselos.
Te reitero mi felicitacion por tu articulo.

Alina Lopez 30 noviembre 2020 - 10:12 PM

Gracias estimado Benavides, como bien dice usted, es mucho lo que está en juego, y mucha la irresponsabilidad. Mis afectos para usted.

Sergio gomez 4 diciembre 2020 - 11:49 AM

Muy buena la exposición de la Dra, y entre todos los comentarios considero el más objetivo el de Benavides, pues opino lo mismo, por eso pienso que si no aplicamos la dialéctica en lo económico la revolución se irá a pique sin necesidad de otro Maine, aunque le será muy, pero muy difícil a Diaz Canel poder acometer esa tarea , orientada por Fidel cuando dijo “cambiar todo li que debe ser cambiado “,mientras Raúl y otros de la vieja guardia se mantengan activos impidiendo ejecutar a los jóvenes lo que visionariamente expresó el Comandante en Jefe

Carlos 30 noviembre 2020 - 12:39 PM

Cada dia la casta gobernante mas burocratica, mas represiva, mas distanciada del pueblo, mas comoda en sus mansiones, mas lejos de servir como deberia de ser. Para el 2030 tendremos un socialismo prospero y sostenible.

El pueblo, cada dia mas pobre, mas separado por la emigracion, mas reprimido, mas angustiado y sin esperanzas. Para el 2030 se multiplico lo que existe hoy, la miseria y sombras que han dejado estos mas de 60 años de totalitarismo.

Alejandro Sautié Viera 30 noviembre 2020 - 12:50 PM

Bien, pero el MSI no mostró credibilidad y si mostró sumisión a un presidente ajeno. Podrá estar integrado por artistas, intelectuales o falsos artistas, pero no mostró arte, mire sin tanta discusión, el arte necesita entre tantas cosas: idea, investigación y oficio, tampoco las mostraron, el arte también necesita manifestarse, no puede quedar en la intención o calificación de los individuos. El MSI es un movimiento que responde a intereses políticos y considero que está diseñado para desviar la atención y evitar el verdadero debate que necesitamos. Grupos así sólo favorecen los bandazos del péndulo de la política.

No acepto que se excluya el derecho de ningún cubano, la calle es de todos y todos tenemos que respetar el derecho del otro.

Ellos hablaron en mi nombre sin mi consentimiento, eso no es política y ni arte.

No necesité la tardía información de la TV para llegar a mis conclusiones, sus propia divulgación en las redes sociales bastaron.

En economía coincido con usted, la historia económica de Cuba es su prueba irrefutable, historia que en mi juicio tuvo su primer acontecimiento destacado en la Loma de Jesús del Monte, un acontecimiento con un fundamento económico de una extraordinaria vigencia para Cuba y el mundo actual.

Gracias

Alejandro Sautié Viera.

Gustavo Arcos 30 noviembre 2020 - 12:57 PM

En efecto, el eco de las.polarizaciones que vimos en EEUU y particularmente en Miami, con los cubanos llevando la voz cantante, los hemos visto reproducirse en los últimos días en Cuba. Al parecer, solo existen dos opciones para Cuba: o apoyas a San Isidro o a los jóvenes del parque Trillo. Como si una, excluyera la otra, como si pudiera hablarse de una nación, sólo, en función de la adhesión que se haga a sus extremos. Realmente es algo que hemos visto crecer durante siglos en Cuba y que todos conocen por la frase de que, los cubanos o no llegan , o se pasan, reciclada de alguna forma por aquello de Primero dejar de ser, que dejar de ser revolucionarios. El cambio, tras 1959, generó, todo tipo de dicotomías, entre los que se quedaban, o los que partían. Entre el hombre nuevo y el viejo, entre el pasado, casi siempre leído peyorativamente y el presente o futuro “luminoso”, que nos esperaba bajo el socialismo y la Revolución. Décadas de exclusión, discursos de odio, ataques y descalificaciones practicadas desde ambos lados del estrecho de la Florida, cosechan ahora estos frutos. Cualquier posicionamiento en un punto medio, implica tambien ofensas y descreditos. Muy triste ver como por unas u otras razones los cubanos nos hemos visto arrastrados hacia esa corriente del enfrentamiento o la destrucción del otro. Nunca ha sido tan necesario como ahora, el diálogo y la concertación. El universo tiene múltiples colores, pero parece, ahora mismo, que para los cubanos solo existe el que desprende su arrogancia y falta de ética.

Mvmc 30 noviembre 2020 - 1:11 PM

Siempre esclarecedores sus artículos.
No encuentro algo más cobarde que las arengas desde el exterior. Es fácil instar a las revueltas con las heladeras llenas. Los jóvenes que se plantaron frente al Mincult merecen todo el respeto y admiración, ellos son los que tienen la palabra… los que estamos afuera debemos tener la suficiente vergüenza y evitar darle a las autoridades los descalificadores argumentos que siempre utilizan para enfrentar el disenso.

Ernesto Fernández Pérez 30 noviembre 2020 - 1:14 PM

Mis respetos profesora es el análisis mas coherente que he leído en el ultimo año quedo ansioso de leer mas y de poder comprender la situación política de nuestro país con mas claridad, gracias

Livio Delgado 30 noviembre 2020 - 1:21 PM

Muy acertado su llamado a tomar conciencia de la situación explosiva que se va montando ante tanta polarización, imagino que en su escrito no considere la trancazon resultante de ese llamado de ayer a una “manifestación espontánea” montada en ómnibus escolares, en donde el presidente insistió, divagando aquellas palabras de Fidel ante intelectuales cubanos en el 1961, en apropiarse del derecho a definir lo que es o no es revolucionario, y que personalmente prefiero tomar en su conjunto la idea cuando Fidel dijo

“que dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada. Contra la Revolución nada, porque la Revolución tiene también sus derechos; y el primer derecho de la Revolución es el derecho a existir. Y frente al derecho de la Revolución de ser y de existir, nadie. Por cuanto la Revolución comprende los intereses del pueblo, por cuanto la Revolución significa los intereses de la nación entera—, nadie puede alegar con razón un derecho contra ella. Creo que esto es bien claro.”

Y entonces pensemos que significa los intereses de esa nación toda, los intereses del pueblo, y el resultado de esa revolución, que significa esa pérdida de esperanza ante el fracaso continuado de esa revolución de promesas de progreso y prosperidad para los cubanos todos, esa realidad de seguir posponiendo desde la revolución, por ineficiencia del gobierno de la “continuación”, el conjunto de medidas económicas, de ordenamiento de la sociedad, de re estructuración de la vida de la política económica que por años han sido pospuestas y han devenido a esta realidad que hoy se vive de crisis profunda sin visualizarse perspectivas.

Soy de la misma opinión suya que reducir los sucesos de la pasada semana a solo el resultado del MSI o la reunión frente al MINCULT de jóvenes intelectuales de variados colores, es la simplificación más peligrosa que desde el poder político-económico estamos presenciando. Sr. Presidente y otros cuadro políticos que desde el alto poder que equivocadamente han insistido en responder con confrontación, con manifestaciones públicas en grandes tumultos permitidas, conducidas y convenientemente manipuladas por sus propias estructuras represivas, como la que usted asistió ayer, y que desarticula la esgrimida escusa de la propagación de epidemias ante las multitudes, que lo deja sin respuesta ante una nueva manifestación publica de cualquier grupo de jóvenes y no tan jóvenes que pasen a reclamar derechos fuera del espacio virtual ante cualquier entidad gubernamental. Nadie les roba la calle, ustedes la perdieron por seguir viendo a Cuba de la manera que era hace años atrás sin despertar de la realidad a que se ha llegado, por no entender que progreso significa caminar hacia adelante en restos y resultados y pretender seguir moviéndose hacia los lados, en el mejor de los casos, para intentar ocultar esa ineficiencia crónica del socialismo burocrático que muy acertadamente la Dra. Alina fue de las primeras en exponer su innegable agotamiento en la Cuba actual.

EZpo 30 noviembre 2020 - 1:25 PM

Excelente. Ojalá lo lean, lo analicen, y lo consideren, quienes tomas las decisiones violentas desde el gobierno cubano.

Hizel 30 noviembre 2020 - 2:09 PM

Yo no creo que una transición pacífica sea la solución, llevan años con ésa baba. Tampoco es cierto que toda la nación quiere un socialismo, que está más que demostrado que no funciona. Es hora de cambios radicales, una sociedad nueva, económicamente y políticamente exitosa y eficiente. Cero totalitarismo. La division del pueblo cubano nada tiene que ver con el exterior. Es una lucha interna entre los nuevos ricos y pobres nacionales. Ah!! Y ya no hay nada que salvar, la Revolución de Fidel ya fué, en su momento y de éso ya no que nada.

MARLENE AZOR HERNÁNDEZ 30 noviembre 2020 - 2:13 PM

Lo que me pasa con el texto de Alina, es que es un texto adecuado 35 años atrás. Es decir, en la década de los ochentas, yo hubiera escrito algo así casi idéntico. La pésima formación de Ciencias Sociales en Cuba en los últimos 60 años, y su sovietización desde los años 70 del siglo pasado, reduce el pensamiento a contradicciones esenciales, y situación revolucionaria. Sin embargo, esos no son indicadores que permiten hacer un análisis de la realidad nacional a través de sus leyes, sus instituciones(organizaciones permitidas o no, y “reglas del juego”) y políticas públicas que son las que afectan de manera brutal la acción ciudadana y de manera cotidiana. Es sólo un llamado al poder a que cambie, ¿pero que cambie a qué? y ahí se desplaza la narrativa a consignas vacuas. En el instituto de filosofía desde los finales de los 80s, se puso de moda, imponer hablar de la complejidad, palabra que en Cuba se utiliza hoy, por el designado presidente, para no explicar sus propias incompetencias, y justificar una supuesta rendición de cuentas que no existe. Ese es el resultado de 60 años de mordaza y represión contra la academia, la opinión pública y toda la ciudadanía. Un texto que no logra dar cuenta de la gravedad de la situación. Les dejo mi texto 35 años después, con cinco títulos universitarios y la convivencia y paso por la academia cubana, soviética, española, francesa y mexicana.
Totalitarismo en Cuba: violencia institucional estatal, práctica y discursiva.
as formas de sujeción, control y dependencia ciudadana al Estado, son inéditas en otros regímenes políticos contemporáneos. Los enfoques históricos, filosóficos, ideológicos o políticos sobre los regímenes totalitarios, no se han ocupado, hasta el momento, de los niveles de control social estatal de estas sociedades, que difieren de los que podemos encontrar en sociedades autoritarias o en sociedades democráticas. La cualidad específica de estos tipos de control social estatal ha sido solo mencionada en algunos aspectos, en el debate académico sobre el concepto y los regímenes políticos totalitarios realmente existentes (Traverso, 2001).

El presente texto toma el término “totalitarismo” usado en el lenguaje coloquial mediático y lo somete a un análisis profundo, en su condición de concepto analítico para explicar los múltiples tipos de control social estatal y las consecuencias que implica ese régimen político y económico contra las poblaciones que aún hoy las sufren, como Corea del Norte y Cuba.

En los últimos sesenta años, Cuba ha sido leída por la progresía internacional como una “caja negra” indescifrable, en tanto no se ha analizado por sus leyes, sus instituciones (organizaciones y reglas del juego) y sus políticas públicas. Salvo los pilares de salud y educación —siempre citados a partir del discurso oficial y con cifras fabricadas a puertas cerradas y sin control público—, el resto de la vida cotidiana de Cuba ha quedado invisibilizada, bajo ríos de propaganda del gobierno.

Aunque existen rasgos totalitarios que se observan en las dictaduras de partido único de China, Vietnam, Rusia, Venezuela y Nicaragua, a saber: la omnipresencia y privilegios de la policía política en esas sociedades, el terror estatal sistemático contra los ciudadanos y una vasta nomenclatura partidista parasitaria encargada de encuadrar y controlar a la población, los cinco países mencionados no presentan todos los rasgos del concepto totalitarismo. Los modelos económicos de esos países tienen amplios espacios de economía de mercado, tienen aún pequeños resquicios de oposición política legal, algunos medios de difusión independientes, algunos derechos restringidos de manifestación pacífica, algunas organizaciones de la sociedad civil independiente, aunque el actual gobierno de Nicolás Maduro pretenda copiar hasta el suspiro el modelo estalinista cubano.

En otras palabras, todos los países mencionados aplican el terrorismo de Estado[1] contra sus ciudadanos, pero solo Corea del Norte y Cuba son regímenes totalitarios estalinistas, aunque el régimen coreano se vista de la idea “Juche” y Cuba se vista de instituciones formales, vacías de contenido y contrarias a las “reglas de juego” democráticas. Como el “Putinismo” —hoy en Cuba—, las organizaciones y las leyes con alguna tolerancia hacia algunos derechos —“letra muerta”— se crean para no atemorizar tanto a los aliados y adversarios, y parecer menos impresentables ante la comunidad internacional.

Como dice el politólogo Leandro Querido en su artículo La moda de los datos: falacias y desinformación en datos sin contexto, los datos fuera de contexto que proporciona el gobierno cubano son una falacia:

“La falacia es un concepto muy bien conocido por quienes se dedican a las Ciencias Sociales o la academia, dado que es una afirmación o conclusión que se basa en la presunción de correspondencia entre ciertos datos o hechos que, en realidad, no es tal. Como ejemplo citaremos una aclaración que solemos sostener en la ONG: afirmar que un país es democrático solo porque celebra elecciones es una falacia, dado que la calidad de esa democracia puede delatar la presencia de un autoritarismo competitivo o incluso una dictadura, como en los casos de Venezuela (1999-2016) y Cuba, respectivamente.

Mal puede estudiarse la calidad de un fenómeno allí donde no existe, por lo que no hay estudios sobre calidad democrática que incluyan a Cuba o a Arabia Saudita, una dictadura una, y una monarquía teocrática absoluta otra… resaltar la paridad de género en un régimen totalitario es un dato vacío, porque para el dato comparativo solo debemos contemplar a los regímenes democráticos o competitivos. Las mujeres en el parlamento cubano representan al Partido Comunista, no a las mujeres cubanas” (Querido, 2020: 13).

En efecto, el 53.2 % de mujeres cubanas diputadas en la Asamblea Nacional no tienen voz política independiente al Partido Comunista de Cuba (PCC) y las mujeres discrepantes son sistemáticamente violentadas por las autoridades represivas del Estado.

La ausencia de discusión, prohibida de facto por el dictador Fidel Castro, sobre qué tipo de “socialismo” se reprodujo en Cuba, en sus leyes, instituciones (organizaciones y reglas del juego) y políticas públicas, impiden el conocimiento del país, sus estructuras de funcionamiento y la sistemática represión de todos los derechos universales, ninguno reivindicable ni justiciable. Hoy Cuba y Venezuela resultan los gobiernos que de manera más integral violan todos los derechos humanos: económicos, laborales, sociales, civiles, culturales y políticos en Latinoamérica.

La academia, dentro y fuera de Cuba, en su abrumadora mayoría, califica el régimen político y económico cubano como autoritario; no se permite el término de totalitarismo, parece ser que por la ausencia de campos de trabajo forzado o de campos de exterminio, o porque no aparecen comúnmente ciudadanos muertos en las cunetas (aceras, calles)[2]. El problema es que solo comprenden dicho término por las brutales consecuencias del “totalitarismo histórico” fascista, nazi y estalinista, y no actualizan el concepto ni su capacidad analítica para dar cuenta de la realidad.

Dicha academia atenúa y desconoce la gravedad de las consecuencias (costo social, económico, educativo y cívico) que ha traído para la ciudadanía seis décadas de dictadura, y a partir de los inicios de los años 70 del siglo pasado, de una dictadura estalinista totalitaria con todos sus mecanismos de violencia y control social estatal.

Por otra parte, se califica de “hegemónico”[3] al partido único cubano, cuando en realidad es un partido totalitario: al margen del control público y por encima de las leyes y la constitución. Esta “ligereza” en la utilización de los conceptos obedece también a la mordaza a las ciencias sociales y su sovietización desde los años 70, así como la eliminación de la carrera de Ciencias Políticas en 1970. Es decir, se mantiene en el país una falta de información y formación del aparato conceptual y académico para discernir los tipos de regímenes políticos modernos.

Hablar de dictadura y totalitarismo en Cuba es cruzar la barrera de la inclusión a la exclusión social, de la pertenencia social al ostracismo, de la “tranquilidad” ciudadana a la represión y la cárcel. Para los académicos cubanos en el exterior, pasar esta barrera cuesta el destierro y la imposibilidad de visitar de nuevo su país. Un procedimiento no escrito en ninguna ley de la República, pero sistemáticamente aplicado a todos los ciudadanos cubanos o de origen cubano y extranjeros que discrepen de manera pública de alguna política vigente en el país. El control del léxico —pleno de distorsiones y ausencias— con el cual se describe la realidad y la historia, es uno de los primeros síntomas del totalitarismo cubano y ha sido aplicado durante las últimas seis décadas.

Sin diagnóstico certero de la realidad, con un corrimiento y dilución de los conceptos que pudieran aprehender y explicar la realidad, la academia, los periodistas, la comunidad internacional y los propios ciudadanos cubanos —cautivos y desinformados en su mayoría—, no son capaces de generar una propuesta válida de cambio profundo y viable para la nación: sobre cuáles leyes, cuáles instituciones y cuáles políticas públicas erradicar, y cómo deben ser las “nuevas reglas del juego”[4], para luego no comenzar de nuevo la lucha contra el capitalismo militar de Estado, orientación actual del gobierno según las señales que da el actual presidente designado, Miguel Díaz-Canel, y los funcionarios de su gobierno, también designados.

La violencia que genera la ausencia de diagnóstico certero de la realidad, la ausencia de derechos económicos, laborales, sociales, civiles, culturales y políticos, empuja a la ciudadanía a la revuelta popular, como único medio de ser escuchada por el poder totalitario, y/o al mantenimiento del “caos social” cotidiano por la arbitrariedad de dicho poder y sus funcionarios. Los canales de participación ciudadana están herméticamente cerrados con los mecanismos del terrorismo de Estado, pero también por el encuadramiento ciudadano obligatorio y compulsivo a las organizaciones estatales que no los representan, creadas y financiadas por el PCC.

Las recientes declaraciones de Díaz-Canel sobre “destrabar” las empresas estatales dentro de las cuales los militares controlan los activos fundamentales, mientras las empresas no estatales están asfixiadas por decretos leyes y resoluciones ministeriales, manifiesta esta orientación hacia el capitalismo militar de Estado como línea central estratégica para el año 2020 y los posteriores. La empresa privada individual y cooperativa está pensada por el gobierno como una economía de “timbirichis”[5], sin valor agregado y en funciones marginales de servicio de baja calificación.

La lectura que hace la academia nacional e internacional de la realidad cubana, a través del discurso oficial, hace a investigadores rigurosos deslizarse hacia la superficialidad e irresponsabilidad. Así, el historiador Enzo Traverso, alerta sobre Cuba en la primera página del prólogo de su libro:

“En Cuba, los medios de comunicación son monopolizados por el Estado, la creación cultural está asfixiada por una autoridad de corto entendimiento, la palabra de Fidel se transformó en doctrina oficial, la expresión democrática de los ciudadanos está paralizada por un aparato burocrático omnipresente, pero la mayor parte de la población sigue percibiendo el régimen como el heredero de una revolución que liberó al país del yugo colonial. Una revolución desfigurada no es necesariamente sinónimo de aniquilación totalitaria de la política. Que hoy el fantasma del totalitarismo sea agitado por los sectores cubanos de Miami tiene más que ver con la propaganda anticastrista que con el debate intelectual y político (Traverso, 2001)”.

Esta visión de Enzo Traverso responde a la desinformación que ofrece el discurso oficial y su prensa maniatada, que el investigador constata pero no asume. La extinción totalitaria de la política se consumó en Cuba en los primeros cinco años después de enero de 1959.[6] Varios aspectos que describe Traverso resultan irresponsables:

1. Como se hace evidente, el autor no se percata de los tipos de violencia estatal que permiten todas estas desfiguraciones, las cuales, según él, no son rasgos del totalitarismo. Lamentablemente, el totalitarismo queda constreñido a los gulags soviéticos y los campos de exterminio nazi.

2. Hablar de “la mayoritaria percepción de la población” sobre los orígenes de la revolución, no cancela la posibilidad del totalitarismo en Cuba, como la revolución antizarista de 1917 no invalida el totalitarismo estalinista ni lo circunscribe al período en que gobernó Stalin.

3. “La percepción mayoritaria de la población” o “la propaganda anticastrista en Miami”, están tomadas de la narrativa oficial del partido único. Elemento “clásico” y repetitivo en el desconocimiento sobre Cuba[7], que no excluye su irresponsabilidad como académico.

Siendo su libro un valioso recorrido y una sistematización del debate sobre el totalitarismo, sus limitaciones académicas y sus preferencias políticas no le permiten al autor visibilizar las múltiples violencias estatales implementadas contra los ciudadanos.

En su libro El Telón de acero: la destrucción de Europa del Este (1944-1956), Anne Applebaum estudia el concepto de totalitarismo en Italia bajo Mussolini, y el estalinismo en la URSS, Europa del Este, Corea del Norte y China bajo Mao. También analiza el concepto desde la perspectiva de académicos y políticos, algunos detractores y otros que lo sostienen, para concluir:

“Sin embargo, aunque la idea de ‘control absoluto’ pueda ahora parecer absurda, ridícula, exagerada o tonta, y aunque la propia palabra haya perdido la capacidad de impresionar, es importante recordar que el ‘totalitarismo’ es algo más que un insulto mal definido. Históricamente hubo regímenes que aspiraron al control absoluto. Si esperamos entenderlos —si esperamos entender la historia del siglo XX—, tenemos que comprender cómo funcionaba el totalitarismo, tanto en la teoría como en la práctica. Además, el control absoluto no está totalmente pasado de moda. El régimen de Corea del Norte, establecido en el de la línea de Stalin, ha cambiado poco en 60 años. Si bien las nuevas tecnologías parecen dificultar la aspiración al control absoluto, y aún más su consecución, no podemos estar seguros de que los teléfonos móviles, Internet, y las fotografías por satélite no terminen convirtiéndose en herramientas de control en manos de regímenes que también aspiran a ‘abarcarlo todo’. El término ‘totalitarismo’ sigue siendo una descripción empírica útil y necesaria. Ya va siendo hora de recuperarlo” (Applebaum, 2014: 26).

Applebaum señala los cinco rasgos más sobresalientes del totalitarismo según los autores más reconocidos que han tratado el tema durante las décadas de 1940 y 1950 del siglo pasado: “Una ideología dominante, un único partido en el poder, una fuerza policial secreta dispuesta a utilizar el terror, el monopolio de la información y una economía planificada” (Applebaum, 2014: 24). La autora reconoce a Hanna Arendt como la estudiosa más importante al plantear el surgimiento de “la personalidad totalitaria”: hombres y mujeres cuya identidad dependen por completo del Estado, y las similitudes más que diferencias entre la Alemania nazi y la Unión Soviética.

Las leyes y violencia del sistema jurídico y legal del totalitarismo cubano
La nueva constitución cubana de 2019 conserva la jurisprudencia soviética estalinista en cinco aspectos claves que impiden el reconocimiento de los derechos humanos en Cuba:

La unidad de poderes, que anula los contrapesos de los poderes judicial, legislativo, electoral y ejecutivo.
El partido único se mantiene por encima y al margen de la ley. No existe control público sobre sus decisiones y funcionamiento, no existe tampoco ley que lo regule: el partido nunca rinde cuentas a la ciudadanía.
Como la constitución estalinista de 1976, no existen garantías constitucionales, jurídicas ni procedimentales para reivindicar y juzgar las violaciones de los derechos humanos universales en el país.[8]
La supremacía mayoritaria de la propiedad estatal “socialista de todo el pueblo” y la planificación centralizada de la economía por el partido-Estado, así como su control directo de todos los mecanismos de exportación-importación, mercados mayoristas, financiamiento y capital económicos.
El monopolio de los medios de comunicación, los cuales el gobierno considera “socializados”. Aún hoy, es el secretario ideológico del Comité Central del PCC el encargado de censurar lo que se puede publicar y qué no, y qué enfoque utilizar en cada publicación. La agenda de la prensa oficial, la televisión y la radio, la decide un pequeño grupo de altos funcionario del PCC, específicamente la comisión ideológica de su Comité Central (Azor, 2019b).
Los derechos proclamados en la nueva constitución, económicos, sociales, culturales y civiles, siguen siendo, un año y medio después, “letra muerta”. La ley electoral recientemente aprobada mantiene las comisiones de candidatura paralelas a los Consejos electorales en el nivel de circunscripción electoral, municipal, provincial y nacional, las cuales se encargan de elegir a los representantes —similar al sistema soviético— e impedir la elección de estos por la ciudadanía, a la que únicamente se les permite votar (Azor, 2019a).

Las nuevas normas en el sector de la cultura contra la libertad e independencia de creación —Decreto-Ley 349 y 373—, contra la gestión privada —Decreto-Ley 35—, contra las cooperativas —resolución ministerial del verano del 2017–, contra la gestión privada y los contenidos publicados en Internet —Decreto-Ley 370—, y contra el desarrollo de la pesca cooperativa e individual privada —Ley de pesca 2019—, establecen en blanco y negro las prohibiciones aplicadas por el partido-Estado de manera discrecional durante las últimas seis décadas.

El cambio de gobierno en los últimos tres años ha consistido en “legalizar” las prácticas totalitarias, aunque la narrativa oficial asegure que pretende acercarse a la ley[9] (Azor, 2019 a). El partido-Estado impone la unidad de poderes y no permite ninguna institución de contrapeso. Por eso el sistema judicial no imparte justicia, pues se somete a las orientaciones del partido y, en el caso de los discrepantes, a las arbitrariedades de los órganos represivos de la policía política y la PNR (Policía Nacional Revolucionaria). El ciudadano no puede acceder a abogados no estatales: los abogados independientes cubanos no pueden representar a los ciudadanos en los tribunales, aún siendo graduados de las instituciones educativas del país. Una norma no escrita pero aplicada desde hace sesenta años: “todo dentro del Estado, nada fuera del Estado”.

La nueva constitución de la República mantiene la imprecisión de los derechos, una narrativa más política que jurídica que condiciona los mismos y sus garantías a leyes complementarias hasta el 2028. No existe ningún canal ciudadano para participar y controlar el contenido de las leyes elaboradas por el partido-Estado, ni tampoco para exigir leyes no contempladas y menos aún para priorizar unas leyes respecto a otras obedeciendo a un determinado interés ciudadano colectivo o consenso popular. El reciente Decreto-Ley 6 y su reglamento sobre la información gubernamental, exige un convenio de confidencialidad con el ciudadano, impedido de difundir información pública y también la exigencia de explicar para qué se va a utilizar la información, contraviniendo los estándares internacionales sobre la información pública[10].

En la nueva ley electoral aparece un acápite sobre las “consultas populares” en los centros de trabajo y estudio estatales, así como en los barrios, pero sin valor vinculante. Es decir, los funcionarios —con la información cautiva por el partido-Estado— no están obligados a publicar el contenido de las demandas ciudadanas resultado de esas consultas, mucho menos a explicar a los ciudadanos las que pueden o no aplicarse. Las “consultas populares” en Cuba son decorativas para la ciudadanía y de cara a la comunidad internacional. No hay compromiso gubernamental con las demandas ciudadanas ni efecto vinculante para los funcionarios públicos.

En el reciente referendo para aprobar la nueva constitución se ocultó la demanda ciudadana sobre los siguientes aspectos, recogidos a lo largo del territorio nacional:

La exigencia de eliminar el papel “superior” del PCC en el sistema político cubano y someterlo a una ley que lo controle, para que rinda cuenta de sus fuentes de financiamiento y de los activos y bienes económicos que maneja.
La exigencia de un Tribunal de Garantías Constitucionales para monitorear la discrecionalidad con la cual se aplican e interpretan la vieja y nueva constitución por los funcionarios públicos, con efecto vinculante.
La exigencia de eliminar el capítulo tres donde se establece el derecho a utilizar la violencia, incluida la militar, contra los ciudadanos considerados “traidores”: un término utilizado por el partido y la policía política contra todos los discrepantes del discurso oficial, y que legaliza los “actos de repudio” y el vandalismo contra los mismos.
La exigencia de creación de una Comisión nacional o una Oficina Nacional que monitoree los derechos humanos en el país y con efecto vinculante[11].
Ninguna de estas demandas ciudadanas se publicó en los medios de comunicación monopolizados por el partido-Estado, tampoco se les dio respuesta a los demandantes.

En el código penal cubano existe el delito de “seguridad pre-delictiva”, descrito y con las penas correspondientes en los artículos del 73 al 84. Según este delito, las autoridades definen a los acusados por conductas “antisociales” que atentan contra las “buenas costumbres”. Esta laxa definición permite a los órganos represivos imponer la falta de libertad y confinamiento en centros especiales de trabajo y estudio, durante uno o cuatro años, a ciudadanos que no han cometido ningún delito tipificado, los que serán monitoreados por la policía política y la PNR.

Las organizaciones de derechos humanos cubanas han contabilizado decenas de miles de ciudadanos encarcelados por esta figura delictiva en los últimos cuarenta años. Por supuesto, ha sido y es una figura delictiva para castigar la discrepancia política. Como correlato de la actual legislación, el gobierno se ha permitido declarar durante más de seis décadas que no existen presos políticos en Cuba.

Las leyes cubanas están explícitamente escritas de una manera difusa —no es posible entender que existan juristas y filólogos graduados en las universidades cubanas con tales errores e imprecisiones técnicas e idiomáticas—, para permitir la interpretación discrecional de cada funcionario público: “todo contra la ciudadanía”. Por eso, la demanda de un Tribunal de garantías constitucionales y de una Comisión de derechos humanos son relevantes, si bien fueron no escuchadas u ocultadas por el gobierno.

Sistema de control y violencia institucional en Cuba
Las organizaciones legales en Cuba, sean estatales o civiles, tienen como condición de existencia y cooptación “la lealtad política” al PCC. Por lo tanto, el criterio de selección de sus miembros no está basado en la competencia especializada, habilidades de desempeño, intereses ciudadanos y/o concursos de oposición. Las organizaciones independientes al PCC son ilegales, por lo que sufren represión sistemática, y cuando son toleradas, actúan con la incertidumbre de que tal tolerancia termine en algún momento (Cárdenas Lema, 2020). La permanente persecución y criminalización de la autonomía ciudadana es otro rasgo sobresaliente del totalitarismo cubano (Azor, 2019a).

Por otra parte, las organizaciones fundamentales del Estado, el PCC y las organizaciones civiles masivas o gremiales creadas por este —que son la mayoría—, tienen una estructura piramidal y jerárquica, carecen de transparencia y control público, y sus dirigentes son designados y aprobados por el PCC. Sus métodos de funcionamiento son militares —de “ordeno y mando”—; no discuten las órdenes de instancias superiores, las cumplen. Los reglamentos internos de estas organizaciones son desconocidos para la gran mayoría de los ciudadanos y se utilizan de manera discrecional por los funcionarios públicos que las dirigen, para sancionar, promover, premiar, separar y expulsar a sus miembros.

El tráfico de influencias es el segundo criterio más utilizado, luego de “la lealtad política”, para incorporar nuevos miembros a las organizaciones oficiales: “ser amigo de alguien en el poder” trae ganancias financieras y/o de promoción y “protección” social.

El tercer criterio de cooptación es la compulsión obligatoria y automática cuando se llega a cierta edad, se reside en determinado barrio, se ingresa a un empleo estatal o se arriba a un centro de estudios: desde la enseñanza primaria hasta la universitaria. Los ciudadanos son reprimidos si no se incorporan a estas organizaciones barriales, estudiantiles, gremiales —según la profesión—, femeninas —como la Federación de Mujeres Cubanas—, o del sindicato único.

Todo el que no quiera pertenecer a estas organizaciones controladas y creadas por el partido-Estado —o pretenda crear asociaciones y organizaciones alternativas—, es violentado con represalias que van desde la pérdida del puesto de trabajo o estudio, el impedimento de salida del país, citaciones ilegales de la policía política y la PNR, arrestos y multas arbitrarias, hasta la cárcel, como sucede con los miembros de organizaciones civiles independientes. Este sistema de encuadramiento, regimentación y control de la ciudadanía, tanto a nivel individual como por sectores, solo acontece en regímenes totalitarios vigentes como el cubano.

Las “reglas del juego” resultan indefinidas y arbitrarias. La ausencia de responsabilidad y transparencia, así como la negligencia de las instituciones estatales frente a la precariedad económica y la pésima calidad de los servicios públicos, hace coexistir la represión política con las reglas del “más fuerte” y “sálvese quien pueda” en la sociedad: otra violencia cotidiana en la convivencia pública que genera el totalitarismo[12].

Las “reglas del juego” nunca están claras o son abiertamente represivas. Todo lo que no se reprima por ley está prohibido de facto para la ciudadanía, similar a la experiencia estalinista soviética. En este sentido, coincido con los autores que describen el régimen totalitario como el “caos permanente” que vive la ciudadanía y no como la aplicación de la técnica de manera instrumental en los campos de exterminio nazi. En Cuba, la irracionalidad —el fermento de las pasiones de amor y odio, actos de repudio, vandalismo social contra las casas de los opositores y el canto a la estulticia—, es promovida por el partido totalitario para provocar los enfrentamientos cotidianos entre los ciudadanos. La irracionalidad es el discurso y la práctica de una sociedad encuadrada y regimentada bajo la violencia estatal institucional y discursiva.

El MININT y la PNR allanaron la casa de la periodista independiente Iliana Hernández sin orden legal, le “confiscaron” laptop y teléfono y le impusieron una multa utilizando el Decreto-Ley 370,[13] según su artículo 6, por “difundir, a través de las redes públicas de transmisión de datos, información contraria al interés social, la moral, las buenas costumbres y la integridad de las personas” (AA, 2020). Este tipo de represión, habitual en los últimos tiempos, evidencia que el interés social, las buenas costumbres, la moral y la integridad de las personas, las define el PCC de manera arbitraria y de espaldas al consenso ciudadano.

Las instituciones y organizaciones estatales, partidarias, masivas y gremiales en Cuba, ¿son débiles o fuertes? Las organizaciones construidas con criterios políticos de exclusión, escoltadas por la represión, obligadas a defender los intereses del partido y no los del ciudadano, son un cascarón vacío de legitimidad, como evidenció el derrumbe del totalitarismo soviético. Las instituciones fuertes son aquellas transparentes, con claras “reglas del juego”, bajo control público, con probidad en su desempeño y que siguen funcionando normalmente y con eficacia de servicio, al margen del partido político que se encuentre en el poder. Para el PCC, sin embargo, las instituciones cubanas son “fuertes” porque están militarizadas y bajo su mando. Sin alternancia de poder frente a otras corrientes políticas y sin control público independiente, el PCC pasó de representar la “vanguardia revolucionaria” a ser la retaguardia reaccionaria que obstruye el desarrollo y viola todos los derechos y garantías constitucionales.

La crisis estructural del sistema desde hace 30 años no se debe al embargo estadounidense, sino a la incompetencia del partido-Estado para facilitar y comandar el desarrollo, y permitir con ello el bienestar ciudadano. No existe ninguna justificación para mantener estas formas de sujeción, control y represalias estatales contra los ciudadanos: económicas, laborales, cívicas, sociales, culturales y políticas. Si los militares cubanos se han apropiado de los mayores activos de la economía dizque estatal y se han centrado en el turismo, es cierto que padecen el embargo. Una economía diversificada, sin monopolios, con formas de propiedad y gestión medianas y pequeñas, permitiendo su respaldo jurídico, sin impuestos leoninos como los existentes, eliminaría de facto las consecuencias del embargo estadounidense.

En Cuba se puede acceder gratuitamente a una operación de corazón abierto —otro asunto es cuánto tiempo se sobrevive—, pero la economía centralmente planificada no logra mantener una venta de jugo natural en las esquinas de cualquier ciudad, en un país productor de cítricos.

El totalitarismo fabrica una pantalla irreal para la comunidad internacional. Por eso, la información sobre la mortalidad infantil (Sánchez, 2020), los índices de pobreza, los resultados de votaciones, la seguridad alimentaria, el crecimiento de la economía, todos datos fabricados a puertas cerradas y sin control público independiente al PCC, carecen de credibilidad.

Todas las organizaciones internacionales de derechos humanos tienen prohibida la entrada a Cuba: o no son invitados, o tienen prohibición expresa de entrar al país, como Amnistía Internacional. Todos los Relatores especiales de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), dedicados a evaluar las condiciones carcelarias, los arrestos arbitrarios, las desapariciones forzadas, la libertad de expresión, reunión, manifestación pacífica, libertad sindical, o no son invitados a visitar el país, o directamente se les niega la entrada. En los últimos 12 años han visitado el país tres relatores de la ONU: alimentación (2007), trata de personas (2017), y cooperación internacional (2017), los tres con “visitas dirigidas”[14] y acceso solo a la información gubernamental. Los resultados evaluativos de estas visitas son desconocidos por la ciudadanía.

La base del terrorismo de Estado en Cuba
Siendo una política del Estado la represión a los distintos tipos de discrepancia económica, social, civil, política y cultural, la violación cotidiana de los derechos fundamentales es ejercida por las autoridades en los arrestos y en todos el resto de procedimientos judiciales, laborales y penales.

El procedimiento es el siguiente: la policía y los Instructores del MININT tienen un catálogo de delitos comunes en el código penal, del cual imponen cualquiera de ellos por delitos no cometidos.[15] El Fiscal siempre confirma dichos delitos fraudulentos, no hay revisión de la pertinencia o no de las acciones de los detenidos y el delito que se le imputa, y el proceso sigue su curso con otras tantas violaciones al propio código penal y a su reglamento. Los tribunales reciben las informaciones de la fiscalía y no existen mecanismos de defensa para impugnar los resultados de las investigaciones de los fiscales. Los abogados defensores tampoco pueden impugnar los resultados de la investigación fiscal y pedir una investigación independiente. Los abogados defensores tienen, por ley, acceso al expediente del preso cinco días antes del juicio, es decir, la ley los incluye una vez terminado el proceso investigativo[16]; pero como estos pueden demorar ocho meses o más, los prisioneros pueden morir en prisión y no haber tenido acceso nunca a un abogado defensor (Agencia EFE, 2017).

La discrepancia política no está contemplada en las leyes cubanas como delito; es más, la crítica de los ciudadanos aparece como derecho en la Constitución de la República de 1976; tampoco está contemplado el delito de manifestación pacífica. Sin embargo, para paliar estas ausencias, la PNR, los instructores del MININT, los fiscales y el sistema de tribunales, imponen con total impunidad delitos no cometidos por los supuestos infractores: “atentado contra la autoridad” cuando es el detenido quien sufre detención violenta, “receptación ilícita” aún cuando se muestran los documentos que demuestran la propiedad de los bienes incautados, “usurpación de la capacidad legal” para los periodistas independientes, “disturbios del orden público” cuando hay manifiestación pacífica. Por eso muchos activistas de Derechos Humanos, periodistas independientes y activistas políticos no firman las actas de detención, porque en las mismas aparecen delitos que no se han cometido (Azor, 2017).

El asesinato estatal de la reputación de los opositores en la televisión nacional
Al líder de UNPACU (Unión Patriótica de Cuba), José Daniel Ferrer, preso desde el 1 de octubre del 2019, se le imputó una causa por “lesiones” a otro ciudadano, que fueron desmentidas por testimonios de la propia familia de la supuesta víctima y otros activistas de UNPACU. A finales de noviembre del 2019 la televisión estatal difundió un video con material creado por la policía política para liquidar la reputación del activista, presentándolo como un delincuente común y reincidente, sin contar con las versiones del acusado, los testigos, familiares de la supuesta víctima y activistas de la organización. Este ejercicio televisivo violó la presunción de inocencia del incriminado antes del juicio oral y ocultó toda la información precedente de un activista que también había estado preso a raíz de la Primavera Negra del 2003.

En febrero del 2020, la televisión vuelve a intentar legitimar el sistema jurídico cubano contra Ferrer, aún sin abogado defensor y sin ser presentado ante los tribunales; por lo cual, la difamación viola nuevamente el derecho de presunción de inocencia. Dos habeas corpus fueron presentados por activistas de la organización y familiares del líder opositor, pero este recurso del derecho internacional no existe en el Código Penal cubano. Una vez que el fiscal dicta prisión provisional con la fecha discrecional que él entienda, el preso no tiene derecho al habeas corpus.[17] Esta arbitrariedad orientada por el partido-Estado a todos sus órganos represivos, judiciales y laborales, constituye la base del terrorismo ordinario en Cuba (Azor, 2017).

El juicio a puertas cerradas aplicado a José Daniel Ferrer contó con todas las irregularidades. El abogado defensor de oficio y estatal solo tuvo nueve días para preparar la defensa, luego de casi seis meses de privación de libertad, y no tomó como testigo a los familiares del supuesto afectado que contradijeron la denuncia del acusador. El testimonio de los familiares de Ferrer, subrayó cómo fue reprimido el léxico y cómo un agente de la policía política le hacía señas al tribunal para que cortara testimonios que podían evidenciar la inocencia del acusado. Aunque recientemente Ferrer ha sido excarcelado, sigue confinado en su domicilio con una licencia extrapenal que le indica cumplir cuatro años y medio más. Los tres activistas de UNPACU presos y encausados junto con José Daniel Ferrer fueron excarcelados bajo las mismas condiciones y tiempo de reclusión domiciliaria.

El control, la violencia territorial y de los espacios deliberativos ciudadanos
El Decreto-Ley 217 del 22 de abril del 1997 (López Benítez, 2012) sobre la movilidad territorial interna, reprodujo el mismo mecanismo de control soviético de los ciudadanos. No solo para residir en un territorio de la república y para tener una cartilla de racionamiento es necesario tener un permiso de las autoridades: también visitar y permanecer en casa de los amigos es un delito, por lo que el ciudadano puede ser desterrado a su ciudad de origen si es un discrepante público. Muchos activistas y periodistas independientes han sido obligados por la policía política y la PNR a montarse en un transporte público para regresar a sus provincias sin poder realizar las gestiones que los llevaban a trasladarse a otras provincias del país. También las autoridades prohíben arbitrariamente a los activistas y periodistas independientes salir de sus provincias de origen.

Por otra parte, este decreto y la creación del Ministerio de Planificación Física, aplican el desalojo de las familias que han construido barrios “llega y pon” para huir de las condiciones paupérrimas de sobrevivencia en sus provincias de origen. Estas poblaciones vulnerables no tienen alternativas de estadía y construcción, a no ser que sean necesarias como mano de obra en las empresas estatales. A veces son toleradas, otras no. El grave problema de vivienda acumulado desde hace décadas ha provocado la aparición de numerosos cinturones de miseria alrededor de la capital (López Benítez, 2012).

Los espacios deliberativos en instituciones estatales están fuertemente reprimidos. Los espacios de las pocas revistas u organizaciones civiles toleradas, o cualquier peña literaria en los domicilios de los autores, están custodiadas por la policía política. Los espacios estatales, como por ejemplo los Últimos jueves de la revista Temas, existen a condición de que los panelistas sean cuidadosos y no se salgan del discurso oficial. Las peñas y encuentros privados de escritores o de organizaciones de la sociedad civil independiente son sencillamente abortados y reprimidos.[18]

Las “consultas populares” son dirigidas por funcionarios sin resultado vinculante, y bajo la presión de ser reprimidos si discrepan de la línea aprobada por el partido. Por ejemplo: fue una orientación expresa del PCC prohibir la discusión, en las asambleas antes del referendo, del lugar y el papel del partido, la violencia legalizada contra los discrepantes y el carácter irreversible del socialismo en la nueva constitución.

La nueva ley migratoria de 2013 eliminó un permiso de salida que costaba 150 dólares y un permiso de residencia en el extranjero que costaba 900 euros en 1999, sin el cual se perdían los bienes familiares heredados y el derecho a ellos. Si no se pagaba este permiso, los bienes eran confiscados por el Estado al cabo de 11 meses. Sin embargo, la nueva ley obliga a regresar al país cada 24 meses, de lo contrario los bienes son confiscados.

La ley del 2013 deja el margen para impedir salir del país a los activistas de derechos humanos y periodistas independientes según “el interés público” y “los criterios de la Seguridad del Estado”, dos figuras no definidas en la ley y utilizadas discrecionalmente por el gobierno totalitario, cuya cifra de regulados sin razones legales entre 2019 y los primeros meses del 2020 superan las 240 personas, en su mayoría notificadas en el momento de subir al avión.

La violencia discursiva y la represión del conocimiento
El término y contenido de la “neolengua” aparece bien definido en la novela 1984 de George Orwell. Se trata de resemantizar el léxico habitual y convertirlo en un arma de dominación del partido único sobre los ciudadanos. Eliminar la riqueza del lenguaje, simplificarlo; eliminar radicalmente algunas palabras y dar a otras un nuevo significado: todos son procedimientos que generan una manera de nombrar un mundo alternativo al real, impidiendo el pensamiento discrepante y asfixiando la autonomía ciudadana (Azor, 2018: 70).

Por ejemplo, en el discurso oficial cubano no encontraremos el término “autonomía ciudadana”. El PCC no entiende que los ciudadanos puedan tener autonomía económica, social, civil, política y cultural. Este término desapareció del lenguaje popular y de los medios masivos de comunicación. Por eso, quien reivindique autonomía ciudadana y respeto a los derechos humanos es tildado de “enemigo”, sufriendo represalias económicas, sociales, culturales, civiles y políticas.

Los derechos humanos están ausentes de la opinión pública y de la investigación social dentro de Cuba. Cuando aparece este término en el discurso oficial es para mencionar los derechos a la salud y la educación, el acceso a la “ornamental” cultura permitida, y a los deportes.[19] Los derechos humanos restantes son invisibles y no nombrados por el discurso oficial.

El término de “políticas públicas” apenas se utiliza en el discurso oficial, que no se permite el análisis de las mismas como parte de la opinión pública, ni tampoco en las ciencias sociales. Quien intente hacerlo, deberá atenuar la realidad y acercarse al discurso oficial: de cualquier manera, no es escuchado.

“Democracia” es igual a partido único; “democracia participativa” significa obedecer las órdenes del PCC de manera militarizada. La “sociedad civil” se compone de organizaciones subvencionadas por el Estado que trasmiten las órdenes del PCC al resto de la población y se dedican a controlar, vigilar y reprimir a los discrepantes.

El término “pobreza” solo se utiliza para describir la realidad exterior, nunca para describir la pobreza en el país. Un tema tabú imposible de conocer, porque el gobierno cubano es el único en Latinoamérica que oculta los índices de pobreza y desigualdad desde hace más de 30 años.

El término “libertad” es igual a independencia nacional, pero no existe como derecho individual ni colectivo. Los términos patria, nación, revolución y partido comunista son intercambiables: para el poder y sus medios oficiales, significan lo mismo (Azor, 2018).

Además de resemantizar las palabras habituales y hacer desaparecer otras, el aparato ideológico del partido reprime la construcción del conocimiento sobre la realidad cubana y del mundo.

Las represiones gnoseológicas que el partido totalitario impone a los medios masivos de comunicación y a las ciencias sociales en Cuba incluyen: ocultar la realidad económica, social, cultural, civil y política en el país; permitir una historia oficial y reprimir la historia nacional; ausencia de datos vitales para la información ciudadana y la investigación social; prohibición de evaluar las políticas públicas y las decisiones gubernamentales en curso, con represalias de diferente grado: desde multas exorbitantes hasta la expulsión al exilio o la cárcel.

Está prohibida la comparación con las leyes, instituciones (organizaciones y reglas del juego) y políticas públicas de los países del mundo y de la región más eficientes en estos aspectos. Está prohibido el análisis del “socialismo real” soviético y su copia en Cuba, así como de la institucionalidad soviético-cubana vigente en el país (Azor, 2018).

Otras represiones gnoseológicas: imponer el discurso oficial único del determinismo histórico, cultural y geopolítico para justificar la dictadura de partido único y el subdesarrollo endémico; la negativa gubernamental a difundir, educar y aplicar los derechos humanos y los Pactos Internacionales aprobados en la ONU; la prohibición de difundir la represión política y civil, la arbitrariedad de policías y tribunales, y la brutalidad policial contra la ciudadanía. (Azor, 2018).

Escenarios posibles, a manera de conclusión
Según las señales públicas del gobierno y la normativa elaborada en los últimos tres años, que no han hecho más que “legalizar” las prácticas totalitarias de todo el aparato estatal y partidario, el escenario más probable es el deslizamiento a un “capitalismo militar de Estado” sin derechos ciudadanos, en los cuales la nomenclatura estatal y partidaria se distribuya los activos económicos del país comandados por el conglomerado GAESA, dirigido por los militares.

En este escenario, las reformas económicas, políticas y civiles que permitan el respeto a los derechos humanos serán postergadas indefinidamente. Privatizadas o no, la autonomía que logren las empresas estatales sin igualdad de condiciones y derechos con otros sectores no estatales, mantendrá la inoperancia, la ineficiencia y la opacidad de la economía cubana, además de —como hasta el momento— la violación de los derechos humanos, ninguno reivindicable ni justiciable en el país[20].

Un segundo escenario sería posible solo con el apoyo internacional y la presión ciudadana para pasar a un capitalismo liberal, con economía de mercado y Estado benefactor como los existentes en Canadá, los países nórdicos, Suiza, Bélgica, Francia y Alemania, que son los países con mayor respeto a todos los derechos universales.

Un tercer escenario posible con apoyo internacional y presión ciudadana sería la transición a un capitalismo liberal de estado mínimo y economía de mercado con respeto a los derechos fundamentales de expresión, reunión, manifestación, prensa libre, libertad de cátedra y autonomía universitaria.

Los dos escenarios últimos implican reformar la constitución, las leyes, las instituciones (organizaciones y reglas del juego) y las políticas públicas actuales y plantearse un estado de derecho inexistente en Cuba. Una mezcla de estos dos últimos escenarios aparece en la “Propuesta a la nación” de la UNPACU, el movimiento opositor más numeroso del país.[21]

Bibliografía:
AA, (2020): “La Policía multa y decomisa sus herramientas de trabajo a Iliana Hernández”, Editorial Diario de Cuba, 10 de febrero.
Agencia EFE en la Habana (2017): “La disidencia cubana denunció la muerte de un preso político en una cárcel de máxima seguridad cerca de La Habana”, en Infobae.com, 7 de marzo.
Applebaum, Anne (2014): El Telón de Acero: La destrucción de Europa del Este 1944-1956. Barcelona: Penguin Random House Grupo Editorial, S.A.
Azor Hernández, Marlene (2013): “Los cerrojos del sistema electoral cubano”, Cubaencuentro.com, 28 de mayo.
— (2017): “El terrorismo de Estado en Cuba”, Cubaencuentro.com, 6 de abril.
— (2018): “Democracia y derechos humanos: la “neolengua” del gobierno cubano y sus intelectuales orgánicos”. En Las Ciencias Sociales en contextos autoritarios: producción académica, censura y represión en los escenarios de postguerra fría, CADAL, Fundación de Derechos Humanos, ITAM y Campus de León en México.
— (2019a): “La dictadura y su nueva ley electoral estalinista”, Cubaencuentro.com, 25 de junio.
— (2019b): “La dictadura cubana criminaliza toda autonomía ciudadana”, Cubaencuentro.com, 10 de julio.
— (2019c): “La diplomacia cubana se hace de espaldas al soberano” (I), (II), (III), Cubaencuentro.com, 18 de junio, 19 de junio, 20 de junio.
— (2019d): “Cuba: punta de lanza de la izquierda colonial”, Cuabencuentro.com, 28 de octubre.
Cárdenas Lema, Harold (2020): “Camino a la impunidad”, La Joven Cuba, 21 de enero.
Even Sandvik (2017): Cuba fue diferente: El derrumbe del socialismo euro-soviético visto desde el Partido Comunista de Cuba (1989-1992). Tesis de doctorado. Universidad de Bergen.
Helman, Pablo (2017): “El que crea que la oposición cubana es solo la derecha de Miami está equivocado” en https://www.perfil.com/noticias/elobservador/el-que-crea-que-la-oposicion-cubana-es-solo-la-derecha-de-miami-esta-equivocado.phtml , 6 de mayo.
López Benítez, René (2012): “Decreto-Ley 217. Regulaciones migratorias en la Habana”, Referencia Jurídica, 24 de mayo.
Querido, Leandro (2020): “La moda de los datos: falacias y desinformación en datos sin contexto”. Revista digital Desafíos de la Democracia en America Latina, Edición 11, febrero.
Sánchez, Yoani (2020): “El ‘pinchazo’ de las estadísticas en Cuba”, 14ymedio, 6 de enero.
Traverso, Enzo (2001): El Totalitarismo. Historia de un debate. Buenos Aires: EUDEBA.
UNPACU, (2020): “Propuesta a la Nación cubana”, unpacu.org, 25 de mayo.

Notas:
[1] Concepto de terrorismo de Estado: Los Estados poseen el monopolio de la fuerza para poder cumplir sus fines, pero deben usar ese derecho racionalmente y de acuerdo a las leyes. Cuando el Estado a través de sus gobernantes reprime a la población, la hostiga, la persigue, de modo sistemático, para poder llegar a dominarla a través del temor, evitando cualquier acto de resistencia a la opresión, esa manera de actuar recibe el nombre de terrorismo de Estado, que es un abuso de su poder coactivo, donde los civiles son secuestrados, torturados o asesinados, sin juicio previo, o sin las garantías del debido proceso. Aunque existen otras definiciones de especialistas del derecho, todas coinciden en dos puntos: arbitrariedad de las autoridades en la aplicación de la ley y generar el temor sistemático en la población para imponer el dominio de las autoridades sobre la población (Azor, 2017).
[2] Este es el rasgo privilegiado por el historiador Enzo Traverso, para delimitar que aquellos regímenes políticos que no presenten en sus realidades campos de trabajo forzado o campos de exterminio, no pueden ser considerados regímenes totalitarios. En Cuba es un ejemplo de campo de concentración con trabajo forzado las UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción), pero aún hoy hay campos de trabajo forzado como las poblaciones penales utilizadas para la producción de carbón de marabú.
[3] La hegemonía gramsciana no tiene nada que ver con el partido totalitario que impone —por la fuerza de la represión y los medios de difusión cautivos por el PCC— una única visión del país y del mundo, un discurso incontestable. No hay intelectuales “orgánicos” sino súbditos a las órdenes del partido. Quien rebase este límite es sistemáticamente reprimido.
[4] Los derechos humanos son un tema tabú en Cuba; quienes intenten discutirlos y analizarlos son brutalmente reprimidos. Aún hoy, la declaración universal de derechos humanos es confiscada en la aduana. Todos los señalamientos hechos por la ONU en las Evaluaciones Periódicas Universales (EPU) del 2009, 2013 y 2018, son desconocidas por la ciudadanía cubana. Todas las evaluaciones de los comités de la ONU sobre los convenios de los que el gobierno cubano es estado parte, son igualmente desconocidas por la población cubana (Azor, 2019c).
[5] Economía de “timbirichis” quiere decir: permitir pequeños puestos de comiderías o reparación de zapatos o equipos domésticos o de autos, que no puedan desarrollarse y carecen de insumos nacionales. Las PYMES que existen el país, como restaurantes y hostales, no tienen respaldo jurídico, porque se les considera instituciones personales y no jurídicas. No tienen derecho a mercados mayoristas, no tienen derecho a importar ni a exportar al margen del Estado.
[6] Si se entiende por “extinción totalitaria de la política”: sepultar los conflictos lógicos de la pluralidad económica, social, cultural y política mediante el terror material, legal y simbólico. Para ello se fusila a los adversarios, o se les encarcela con largas penas de prisión, se elimina la sociedad civil existente y se regimenta y encuadra la sociedad en nuevas organizaciones obedientes al partido único o al líder mesiánico.
[7] En el 2017, la autora fue entrevistada por un periodista argentino que descubrió en ese momento que la oposición al régimen cubano no era un asunto de Miami sino de millones de cubanos dentro y fuera del país. Ver Pablo Helman: “El que crea que la oposición cubana es solo la derecha de Miami está equivocado”, 6 de mayo, 2017.
[8] Aunque aparecen algunos derechos civiles y jurídicos no contemplados en anteriores constituciones como la del año 1976, o la reforma de 1992, estos siguen siendo letra muerta un año y medio después de aprobarse la constitución.
[9] La Ley 88, conocida por “ley mordaza” de febrero de 1999, impedía con penas de cárcel, la difusión de información ciudadana sobre la realidad cubana si estás se publicaban en sitios extranjeros. El Decreto-Ley 370, penaliza con multas astronómicas, acoso y arrestos arbitrarios, publicar en Internet fotos y textos sobre la realidad nacional. No se trata de información “delicada” para la seguridad del país, se trata de anular la posibilidad de comunicar internamente y hacia el exterior, la vida cotidiana de la población y los índices económicos y sociales necesarios para evaluar la realidad por académicos y especialistas.
[10] En el contexto regional, la Ley modelo interamericana de acceso a la Información establece los indicadores del derecho a la Información, en su página 6, punto 5, incisos a, b, c, d, e, f, g y h. Por otra parte, el punto seis regula la necesaria apelación cuando no se obtiene la información, y la protección para no recibir represalias por demandar información pública.
[11] Estas demandas fueron escritas y pedidas por varios comentaristas en el foro oficial de Cubadebate.cu a propósito de la nueva constitución y antes del referendo, también en la prensa online independiente —compuesta por más de 20 sitios de prensa y blogs— bloqueada para el territorio cubano por el gobierno, pero también, la ausencia de información gubernamental pública ha sido señalado por académicos cubanos y extranjeros.
[12] La persistente precariedad material de alimentos, medios de transporte, intermitencia de medicamentos, de fluido eléctrico, de agua potable, la sistematización de los derrumbes de viviendas, los albergues estatales temporales en condiciones deplorables convertidos en albergues permanentes para los afectados de derrumbes, colocan al ciudadano en una lucha por la sobrevivencia similares a las de un país recién salido de una guerra. En este contexto, “las reglas de la jungla” afloran en la convivencia ciudadana.
[13] Los órganos represivos no “confiscan”, roban arbitrariamente los instrumentos de trabajo a los discrepantes del PCC con total impunidad, y la mayoría de las veces no existen documentos entregados a la víctima donde conste los objetos confiscados. Es otra arbitrariedad y violencia del partido estado totalitario contra los discrepantes.
[14] Las “visitas dirigidas” se anuncian en los medios, pero no se puede consultar en Cuba el informe de los relatores. Estos son acompañados en sus visitas por funcionarios públicos que antes han seleccionado, embellecido, reparado y/o mejorado los centros de estudio y trabajo a visitar, así como han seleccionado los ciudadanos que van a interactuar con los relatores. No hay nada improvisado en estas visitas dirigidas.
[15] En los tribunales laborales, los representantes del PCC, los patrones y la CTC (Central de Trabajadores de Cuba), “amarillista” despiden y sancionan a los trabajadores sin posibilidad de apelación: las sanciones y expulsiones siempre son confirmadas por los órganos superiores de los tribunales laborales.
[16] Artículo 281: Formuladas las conclusiones por el Fiscal o, en su caso, por el acusador particular, el Tribunal, de estimar completas las diligencias necesarias para proceder, abrirá la causa a juicio oral, teniendo por hecha la calificación, y dispondrá se requiera a los acusados y terceros civilmente responsables, con entrega de las copias presentadas, a fin de que designen Abogado para su defensa, de no tenerlos ya designados, bajo apercibimiento de que, de no hacerlo en el acto o, a más tardar, dentro de cinco días, se les nombrará Defensor de oficio. Ley de procedimiento penal 1977.
[17] En el caso que nos ocupa, la resolución de privación de libertad del fiscal fue conocida por los familiares de José Daniel Ferrer un mes después de permanecer en prisión. La misma tenía fecha de un mes anterior y como hemos señalado sin abogado defensor, puesto que éste es permitido solo cinco días del juicio o en su defecto, en caso que el encausado acepte firmando un documento los delitos que se le imputan, lo que implica la negación de la presunción de inocencia antes del juicio. Documento que se negó a firmar Ferrer antes y después del juicio. La sentencia del tribunal y la posterior excarcelación para cumpliera condena en el domicilio, aún no le ha sido entregada a Ferrer, con lo cual, el proceso transcurre de forma oral y sin documentos que lo respalden.
[18] Son los casos por ejemplo de la peña de escritores de Matanzas dedicada al estudio de la obra de José Martí o las reuniones del Comité Cubano para la Integración Racial (CIR) en La Habana.
[19] Reitero que no se deben considerar derechos aquellos que no pueden reivindicarse ni justiciarse en el país. Si durante las décadas de 1960 y 1970 se impuso “el realismo socialista soviético” como único referente estético para la producción cultural, en los años 90s, luego de la expulsión de los artistas y escritores contestatarios a mediados y finales de los años 80s, la creación cultural se ha vuelto “la cultura florero” para ornamentar las reaccionarias políticas del PCC. El que se salga del “guion” es brutalmente reprimido. El totalitarismo trata a sus ciudadanos como al “buen salvaje colonial”, siempre en harapos, siempre sumisos, siempre sonrientes y siempre sin derechos (Azor, 2019d).
[20] Boris Yeltsin privatizó la economía estatal permitiendo comprarla por centavos. En el caso cubano, incluso sin darle la propiedad de las empresas estatales a sus funcionarios, solo con ampliar sus márgenes de autonomía se conforma la nueva “mafia” de la nomenclatura por el contexto arbitrario y sin leyes que regulen las empresas y sobre todo por la falta de competencia con el sector no estatal de la economía asfixiada: Una economía de los “compinches”, como bien señaló el opositor Antonio Rodiles, con impuestos desmesurados para el sector no estatal de la economía y sin derechos iguales para todos los actores económicos.
[21] Ver en unpacu.org “Propuesta a la Nación cubana” 25 de mayo 2020.

Alex Garcia 30 noviembre 2020 - 8:08 PM

Excelente.

EL_mambí 30 noviembre 2020 - 9:09 PM

Exelente información, gracias por su trabajo y también a la Doctora Alina Bárbara López Hernández. Está información debe estar en manos de todo le pueblo cubano…

Alina Lopez 30 noviembre 2020 - 10:31 PM

Estimada Marlén, me alegra tenerla de regreso en el foro, y lo mejor de todo, con un lenguaje adecuado a sus cinco títulos universitarios.
Le pido que por favor me envíe su texto a mi email para poder descargarlo y leerlo con calma, aquí es difícil hacerlo.
Sobre su comentario inicial:
Coincido con usted en el retraso que tienen las Ciencias Sociales en Cuba, en teoría y metodologías.
Es muy probable que mi texto hubiera sido más necesario 35 años atrás, pero en aquella fecha, desgraciadamente, internet no había sido inventada y después los que vivimos en Cuba debimos esperar ademàs a que fuera autorizada. Hubiera tenido dos caminos entonces: engavetarlo o irme de Cuba para escribir libremente como hace usted, yo preferí esperar. Saludos.

Shyri 30 noviembre 2020 - 2:29 PM

Del Arte al guarimbeo.

Demasiado evidentes las intenciones, para a estas alturas pecar de ingenuos. Está claro que están creadas las condiciones para intentar una puesta en escena con guión para nada inédito, todo lo contrario: bien conocido, publicado y puesto ya en práctica. Esas condiciones objetivas y subjetivas, que como magnífico agar agar han sido creadas, son fruto principalmente de errores en la conducción de los destinos del país y su sociedad, amén de otros ingredientes añadidos exprofesamente para contribuir al desastre.

Pecar de ingenuos no es un delito, solidarizarse con el delincuente tampoco. Pero apologizar el delito si lo es, pues es un llamamiento al irrespeto a las leyes, a lo desobediencia civil, a la subversión del orden, en fin a la guarimba, el desorden, la destrucción, el vandalismo, la guerra civil y el derrocamiento del gobierno.

Y si los vientos de guarimbeo vienen de donde vienen los Frentes Fríos invernales, nada bueno presagian. Ellos nunca nos han querido, por el contrario, siempre nos han despreciado y nos han querido someter. Para eso cuentan con el apoyo indigno, ni siquiera disimulado, de una masa de cubanos dispuestos a colaborar con los enemigos de su patria. Yo me abrazo con los otros cubanos, los que siguen queriendo al país que los vió nacer y a los que vivimos aquí, pensemos como pensemos, como mismo nosotros respetamos su forma de pensar.

Tampoco creo que el incidente provocador del barrio San Isidro, gentil y “desinteresadamente” financiado por la Embajada de los EE.UU. y su gobierno, sea el catalizador de demandas insatisfechas por parte de artistas e intelectuales y si una actuación oportunista de quienes allí vislumbraron la ocasión idónea de pescar en rio revuelto, de reivindicación de sus aspiraciones, que aunque legítimas, no tenían por qué vincularse con un acto de provocación contrarrevolucionario, pues la deslegitima.

Eddy A. Garaicoa 30 noviembre 2020 - 3:00 PM

Suscribo tu opinión 200×100.

Sergio Pedroso 30 noviembre 2020 - 3:49 PM

Señor Shyri, me que mide intrigado con su diatriba y verborrea subversiva. Y me tome el trabajo de buscar la definición de “Marimbero” Guarimbero/a: Individuo/a adiestrado/a para formar barricadas, incendiar propiedades, golpear o amenazar sus compueblanos por no compatir sus ideas justificadas en la violencia que tratan de desestabilizar a un gobierno legalmente constituido violentando la constitucion de su Pais.

Por mucho que trato de aplicársele esta terminología venezolana a cualquiera de los MSI. A los únicos que les pega esta actitud es a sus contrapartes. Saludos

Shyri 30 noviembre 2020 - 7:30 PM

No hay peor ciego que el que no quiere ver. ¿Es que no se ha enterado Ud. del apedreamiento de tiendas en La Habana rompiendo sus cristales? Me niego a reconocer a un grupito de autodenominados artistas a que me representen y hagan exigencias al gobierno mediante un show mediático con chantaje de huelga de hambre y sed de mentiritas incluido. No es lo mismo ser ingenuo que hacerse que lo es. La violencia es condenable. Y no debe ser permitida.

Eddy A. Garaicoa 30 noviembre 2020 - 2:53 PM

MSI: “la mayoría de sus miembros son artistas e intelectuales?” “Mérito de una actitud cívica”? En serio? Mercenarios confesos que se abrazan con Luis Almugre?Con métodos violentos con guión Made un EEUU?”. “Declaración meramente ideológica del Departamento de Filosofía de la UCLV”.De verdad que sí?”Tratamiento inhumano?”.”Propiedad privada en Cuba, rodeada por determinaciones políticas”? Esto no es broma?Que MSI “no es un movimiento político aunque sus demandas lo sean? Rusia 1905, Inglaterra 1931, Francia 1936, en la Cuba de 2020? Es serio esto?! Este escrito llama huelga de hambre al voudevil de 3ra categoría ese!? Qué ha sido desnudado por sus propios “actores” a la luz pública?! Y por último: otro escrito igual al anterior, “profundo”y “exhaustivo”, de la economía y la sociedad cubana, disfrazado de profundidad científica e histórica, donde no se menciona ni un instante el daño terrible de un cerco despiadado e inhumano a la vida de millones de habitantes, que dura ya 60 años? Esto ofende la inteligencia del más analfabeto.

Manuel* 30 noviembre 2020 - 4:54 PM

Eddy, si algún cubano viola la ley recibiendo apoyo monetario del extranjero, habrá que juzgarlo y condenarlo. Mientras tanto se presume su inocencia.

Te lo digo porque el régimen repite mil veces esas acusaciones, pero no se atreve a defenderlas en un tribunal.

Eddy A. Garaicoa 30 noviembre 2020 - 7:05 PM

Manuel, ya fueron juzgados y liberados, y enviados a España con sus familias. Y mientras duró su cárcel, fueron convertidos en héroes por la prensa hegemónica. Donde vivía ud cuando eso? Entre otras 70 personas Raúl Rivero, líder de ese grupo. Las pruebas están a la vista de todos. Se les descalifica, poniendo a la luz pública su propia condición, confesada por ellos, y luego se les denuncia a la opinión pública. Cuando se les juzgue y encarcele verá ud la prensa de usa y sus empleados de aquí como levantan un tsunami de mentiras. Por favor eso no hay que ser Mahoma para vaticinarlo. Pero no vió la confesión en FB del Solís? Los “premios” a Fariñas? Los cientos de miles a Yoani Sánchez, etc? Salen y entran ir la frontera, cobran miles al año. Y aún publican que los reprimen. Inaudito!

Manuel* 1 diciembre 2020 - 1:33 AM

No Eddy, los huelguistas de San Isidro no fueron juzgados y liberados. Solo fue juzgado y condenado uno de ellos en un proceso lleno de irregularidades y completado en dos días, literalmente. Debo añadir que la pena de cárcel, solo por dirigirse a un policía en malos términos es una salvajada. En cualquier país civilizado le pondrían una multa.

En fin, que vamos a esperar de un país donde te meten en la cárcel por sacrificar tu propia vaca.

Alina Lopez 30 noviembre 2020 - 10:35 PM

Eddy Garaicoa, siento haber ofendido su analfabetismo.

EddyAGaraicoa 1 diciembre 2020 - 11:40 AM

Ay Alina, y argumenta ud muy pobre, ofende aún peor, y evade falsamente responder a alguna de las certeras críticas hechas aqui a su pasquín, nefasto, y ya colmado de falsedades históricas traídas por los pelos. Solo “responde” al elogio acrítico. Menudo “controversia” que modera. De risa.

Ena Maria 1 diciembre 2020 - 5:36 PM

Profe ….. lo mató!!!!😂😂😂👍👏👏👏👏

Cuba: los árboles y el bosque - CódigoAbierto360° | CódigoAbierto360° 30 noviembre 2020 - 2:57 PM

[…] 3.- Revenge 30 noviembre 2020 At 8:32 AM […]

Manuel* 30 noviembre 2020 - 4:40 PM

Hay cubanos con ganas de violencia, pero la inmensa mayoría quieren un cambio pacífico. No me cabe la menor duda.

Mientras tendremos que denunciar a cualquiera que promueva la violencia.

Manuel* 30 noviembre 2020 - 4:52 PM

Por su interés, reproduzco un fragmento de la versión de Carlos Manuel Álvarez, el escritor y periodista que provocó la intervención de la policía bajo la pretensión de frenar el covid.

“La puerta de la casa crujió como un hueso fracturado, emitiendo el sonido de la desgracia. Se astilló la madera, sus fibras vegetales, y las dos alas de la entrada, sujetas tímidamente por una cadena y un candado, se vinieron abajo. Como un escuadrón SWAT artesanal —menos fornidos, desorganizados, tratando de adaptarse a la coreografía de las muchas idénticas películas gringas— más de una decena de mujeres y hombres de la Seguridad del Estado entraron disfrazados de médicos sanitarios a Damas 955, La Habana Vieja, y detuvieron de manera forzosa a 14 personas, la mayoría de las cuales protestaba de modo pacífico desde hacía ocho días por la detención arbitraria del rapero Denis Solís, condenado en juicio sumario a ocho meses de prisión por el cargo de desacato.”

El texto entero con todos los detalles se puede leer en El País.

Ramon Izquierdo 30 noviembre 2020 - 5:18 PM

Señora Alina
En Cuba hoy los que trabajan la tierra son sus dueños, no hay arrendatarios explotadores, ni precaristas, ni latifundistas que vivan de una renta diferencial.
Los campos al sur de la ciudad de La Habana no encuentra siquiera jornaleros agrícolas en una ciudad de más de 2 millones de habitantes, y casi un quinto de la población de Cuba, y tiene que traerlos del oriente cubano, ejemplo que dice mucho de la poca necesidad que hay de trabajar para comer diariamente. Igual ocurre con albañiles, policías, etc. Es decir, el desempleo es testimonial. Un desempleo muy testimonial como se ve. Hay países que con la edad que usted tiene NO ENCUENTRA TRABAJO.
Nadie muere de enfermedades curables, todos los niños son vacunados al nacer y en los primeros años de su vida contra más de una decena de enfermedades, un lujo en países ubicados en el mismo nivel de la división internacional capitalista del trabajo. La sanidad es universal, algo que ni en México de donde procedo.
Todas las mujeres paren en hospitales, con un programa materno infantil referencia mundial.
Las mujeres representan más del 70% de la fuerza técnica del país.
No hay niños sin escuelas, y hasta concluir la universidad ningún padre tiene que pagar un céntimo por la educación de sus hijos. No hay analfabetos, y en ocasiones un maestro para 2 alumnos (lo vi personalmente en Sierra Maestra, hasta con ordenadores donde para llegar si acaso en mulos), y en esto Cuba es campeón mundial
No hay nadie descalzo, ni niños ni jóvenes limpiando parabrisas para poder comer diario.
El trabajo infantil no existe, en un mundo donde millones de infantes son explotados por el capitalismo y !as transnacionales occidentales.
Para llegar a ser ministro, gobernador de una provincia, o director de una empresa no necesitas tener dinero, sino talento.
No hay racismo institucional, un negro tiene el mismo derecho de ascender que un blanco y, si sus capacidades se lo permiten puede avanzar por delante de un blanco, algo inusual en el resto del mundo, lo mismo si eres mujer.
La policía termina su jornada y viaja hacia su casa con la misma ropa y uniforme militar, mezclado con el pueblo, algo muy raro de ver en medio mundo, porque en Cuba el policía no es un represor del pueblo, el policía es el pueblo mismo.
Las bajas tasas de crecimiento económico no se deben tanto a sus mecanismos de gestión económica como del bloqueo de EE UU, basta ver las tasas de crecimiento en el periodo de Obama.
Etc, etc,etc, etc,…….
Si aún así alguien piensa que en Cuba existen hoy condiciones objetivas para una revolución, cambio de sistema o gobierno, tiene que volver a leer la Bancarrota de la II internacional de Lenin.
En cuanto a las condiciones subjetivas, solo basta ver y comparar la cantidad de personas que se reunieron frente al Ministerio de Cultura el sábado 28 noviembre 2020 asociados al llamado Movimiento San Isidro (en el supuesto que todos fueran contra el gobierno) y los que asistieron al parque Trillo el domingo a la Tángana el domingo 29 noviembre 2020 y que el diario Juventud Rebelde exhibió el lunes 30 de noviembre de 2020 en su edición digital.
En Cuba, lo que si hay es un sector liberal-burgués que defiende la propiedad privada y controla un pequeño por ciento del PIB, con el que no se conforma y quiere más, y quiere a toda costa el poder político, y unos “artistas” que quieren a Trump como su presidente (un personaje que lo detesta hasta el diario de la oligarquía financiera mundial, el The New York Time), y unos seudo periodistas que se enorgullecen y jactan de trabajar para un siniestro personaje como el Sr Soros, testaferro de unos banqueros esclavistas como la dinastía Rothschild, vinculado a lo mas reaccionario de la burguesía mundial.
Saludos y mi deseo que tenga un feliz día.
Posdata: quiero decirle, porque algunos foristas lo insinúan, que no tengo nada en contra suya, confronto ideas respetuosamente mientras las publiquen, ya le dije que no participo en Cubadebate porque te sensuran. La Joven Cuba es todo una honra en ese sentido.

Eddy A. Garaicoa 30 noviembre 2020 - 6:52 PM

Suscribo su comentario al 200×100. Solo sobró lo de que LJC es una honra en ese sentido, ya hace mucho que publica despropósitos como este.

Manuel* 30 noviembre 2020 - 7:11 PM

Ramón, solo voy a comentar la primera frase porque sería muy largo comentarlo todo.

“En Cuba hoy los que trabajan la tierra son sus dueños”

En Cuba nadie es dueño de la tierra que trabaja. El agricultor no puede comprar a quien le ofrezca el mejor precio, ni puede vender a quien más le guste. No puede almacenar mercancía. Tiene la obligación de vender al estado al precio que pone el estado. No puede contratar libremente a quien le ayude. En esas condiciones no puede ofrecer un salario digno a quien le ayude. No produce porque no le dejan. No prospera porque se lo prohiben. Ni siquiera puede matar sus propias vacas.

El agricultor cubano no es libre. Si lo fuese la producción aumentaría hasta hacer innecesaria la importación de alimentos y hasta sobraría para exportar.

El régimen hundió la producción de azúcar al igual que hundió a la agricultura cubana y a toda la economía de Cuba, que en su momento tenía un nivel de vida semejante a la de los países de Europa Occidental, cuyos habitantes llegaban a Cuba buscando y encontrando prosperidad.

Ahora los mejores cubanos escapan de Cuba buscando prosperidad y libertad por todo el mundo.

Ramón Izquierdo 1 diciembre 2020 - 3:49 AM

Gracias por su comentario, pero lo que refleja el mismo es que usted es parte de ese sector liberal burgués de la sociedad cubana que está privado del poder político, que lo quiere a toda costa y va a hacer para lograrlo lo que sea, que defiende la propiedad privada y el liberalismo económico a ultranza. Ratifica usted lo que he planteado.
Saludos

Jagger Zayas Querol 30 noviembre 2020 - 8:23 PM

Sr. Ramón, los éxitos que usted enumera son ciertos en la medida que pueden ser los cintillos en la prensa. Pero cada uno de ellos, al ser analizados en profundidad, revelan que son más propaganda que exitos reales y muchos de ellos insostenibles por una economía en franca bancarrota, plagados de ineficiencia y calidad, sin canales reales de interponer una queja o inconformidad y de corrupción, malversaciones e ilegalidades que hasta en el Noticiero Nacional de Televisión son publicadas como operativos policiales.
Esos éxitos que el pueblo apreció se han estado convirtiendo en pura fachada, cada vez más difícil de mantener por el gobierno.
Si esos “éxitos” que pocos paises del mundo pueden hoy disfrutar fueran tan ciertos, entonces, por qué es tan grande la emigración de la población cubana, sobretodo de jóvenes instruidos y alto porciento de universitarios???
Por qué no hay reemplazo de la poblacion, bajisima tasa de natalidad y acelerado envejecimiento de la población del país?
Cómo entender que grandes extensiones de las mejores tierras cultivables del pais estén improductivas y plagadas de marabú,cuando la las luchas históricas del puelo cubano y otros pueblos del mundo han sido por tener un pedazo de tierra para cultivar y vivir?
Evidentemente, hay cosas que marchan muy mal y quiénes pagan con sufrimientos y escaseces de todo tipo es el pueblo.
Sería interesante que usted viviera en Cuba 2 años, pero a pie y sin soporte financiero desde el exterior para saber si tendría esas percepciones generadas por la prensa oficialista y triunfalista como propaganda de la superioridad del régimen burocrático y estalinista cubano.

Ramón Izquierdo 1 diciembre 2020 - 3:52 AM

Gracias por reconocer que son ciertos esos éxitos, es de un gran valor hacerlo, además de honesto.
Saludos

Medico 30 noviembre 2020 - 9:34 PM

Sr. Izquierdo. Dice usted que procede de México. Puede que haya estado aquí en Cuba, incluso que sea cubano y solo viva en México. Pero algo está claro, no tiene ni la mas puñetera idea de lo que pasa en Cuba, se lo aseguro.
Usted frecuenta estos foros con comparaciones de Cuba con otros países. Acaso no alcanza comprender que solo queremos hacer algo por el bien de nuestro país? No nos podemos detener a mirar la paja en ojo ajeno, nos interesa la nuestra. Me sorprende que venga de México, un país que en política exterior aboga por la no intromisión en asuntos de otros. Le sugiero que no haga mas el ridículo, está usted perdido en los temas aquí tratados.

eduardo carmelo 30 noviembre 2020 - 10:14 PM

Hola Ramon Izquierdo. Pues ayer leí de usted sus noticias y conocí del amplio conocimiento sobre las personas que conforman el movimiento San isidro, usted mismo fue promotor de estas noticias en LJC. Me impresionó usted pues a pesar de conocer a algunos artistas ninguno de ellos sabía sobre su estupenda profundidad en el asunto. A un vecino le enseñé el texto y me dijo: No sé qué decirte…. Estábamos tan confusos que por un instante usted me parecía que era un colaborador policial. Hoy me entero de su origen. No tengo nada en contra de su origen, pero me doy cuenta que usted nunca ha vivido como cubano, aunque usted residiera o lo haga. como yo no podría hacerlo como mexicano. Pero bueno esa era su opinión, de respetar no ¿? Alguien, creo que Ivette García, acto seguido respondió al tema con mucho amor. Mi sonrisa, ella escribió: algunos construyen puentes para el dialogo…. pero, y esta parte es mía, usted le instala los tanques de guerra encima para hundirlos. Bien una vez más es su opinión y no se hable más.
Ah, pero hoy regresa al espacio con nueva información que yo no me disculpo realmente solo es posible si es que la persona que la ofrece desconoce buena parte de mi país y los muchos, muchos problemas que empiezan tan solo cuando alguien es el único exponente y estigmatiza, agrede y aparta sin misericordia a todo lo que se opone a su ideología, a todo lo que trae una opinión divergente, desde luego siempre acusados de un montón de cosas. No vamos a repetirlas. Usted tan informado sabe.
Pero bien al pollo del arroz con pollo, usted expone que en los campos al sur de Ciudad de La Habana no se encuentran siquiera jornaleros agrícolas, hay que traerlos del oriente cubano y que dice mucho de la poca necesidad que hay de trabajar. Ah!!!!!. ¿Pero usted se burla de nosotros? Usted no hace las colas que por muchos meses el pueblo, incluso ya antes de la crisis del coronavirus aparecían. ¿Usted paga alguno de los precios de esos productos agrícolas con el salario personal de un cubano? Pero, ¿usted le ha preguntado por casualidad a los campesinos esos del sur cuando acopio les pagará el dinero que le deben? Cuando podrán tener alguna independencia económica Que sabe usted de traer jornaleros de otras provincias porque todo está soberbio y la gente no trabaja. Pero nunca había podido leer tal confusión en su afirmación. Pregúnteles a esos campesinos como es el tema de la asfixia de los impuestos, hágalo por favor. Pregúnteles por favor, pregunte de dónde sacan gran parte de sus insumos si no es por medio del invento. Y hay que traer para colmo jornaleros de otras provincias, ¿será porque la cuenta no da? No, por favor. Y aun habla de empleo. ¿Cual? Subempleo dirá usted y de cual perfil. No puede comparar a un campesino con un policía, señor, un policía no es igual nunca a nadie. Y con el debido respeto no es comparable policía con gente que trabaja por su cuenta, gente que hoy tiene material como un albañil, plomeros, electricistas, operarios de pladur, carpinteros y se pueden pasar bastante tiempo son volver a tocar sus herramientas. Pregunté y aclarece por favor. El párrafo claro en si es un barbarismo notable y no me disculpo.

Para Alina. No se preocupe si Ramon le dice que NO ENCUENTRA TRABAJO. No creo que usted lo necesite. Aunque tal vez Ramon sí. Hace 11 años que trabajo con migrantes. Por mi modesta casa han pasado varios miles de personas. Jóvenes y menos jóvenes han migrado o viajado a más de 34 países a través del aporte de mi trabajo. Frente a mí se han sentado hombres y mujeres con más de 65 años y hasta una señora de 72 trabajando en sus países de residencia, y que no quieren jubilarse y tienen trabajo. Vinieron de Quito, de Lima, Ciudad Panamá, Cancún, Mérida, Miami, etc. y etc. También me he encontrado con personas que no lo encuentran, pero a pesar de mis esfuerzos por canalizar sus esfuerzos, buscan cosas muy especiales. El que tiene mérito encuentra trabajo.

Es cierto que usted dice sobre la salud pública. Aunque le puedo dar una lista de errores y disparates donde incluso yo estoy incluido en uno de esos disparates. Mi suerte fue que no les creí y busqué en internet encontrando la equivocación. Esos chicos que tienen todo según usted crecen y cuando llegan a la mayoría de edad, y cuando su “talento” no les da más entonces son los que toman camino de Villadiego alejándose del país que les dio “todo” pero comprueban como sus abuelos y padres después de tantos años se ven sumidos en una vejez que para nada les gusta y se marchan. La vejez de nuestra población no solo se debe a la baja natalidad y claro al bloqueo. Esos jóvenes se marchan con sus hijos y cónyuges a buscar en países con tal vez menos merito lo que acá sus padres nunca alcanzaron, pero si una discreta burguesía estatal. Cuando tenga un poco de tiempo averigüe por esos funcionarios públicos ilustres.
Entonces continúo, “Para llegar a ser ministro, gobernador de una provincia, o director de una empresa no necesitas tener dinero, sino talento.”. La palabrita talento me encanta Ramon. Es casi sagrada. Le dejo como estudio individual averiguar cuantas Empresas hay en este país con deudas, cuentas por cobrar, cuentas por pagar. Cuanto faltante tienen, y cuantas pueden aparentar estar bien, pero porque la contabilidad tan pésima no les permite encontrar el desastre financiero. Si eso es talento, pues no quiero ese talento. Caramba Ramon.
Etc,etc,etc,etc…..
Los que fueron al Ministerio de Cultura no fueron convocados por nadie. No se apareció ningún “funcionario” del MSI en la pantalla del TV en hora central a decir que “espontáneamente” se había convocado una tangana en el Ministerio de Cultura. Muchos ni se enteraron del asunto hasta que todo paso. Sin embargo, un representante del vamos a decir Oficialismo se apareció en el mencionado programa con la noticia de la Tangana en el parque Trillo, “espontáneamente”. Miré Ramon yo tuve juventud y conozco las voluntariedades y la espontaneidad que usted no conoce. Usted podía tener “talento”, sin dinero claro como usted dice, pero el talento si usted no lo pegaba con el factor de “espontaneidad revolucionaria”, pues usted estaba al borde del precipicio. Y eso le ha costado en este país el futuro a muchos jóvenes desplazados por otros con menos talento, pero con “cultura revolucionaria” y en algunos buenos casos oportunistas. No permita que la vista le engañe, los únicos voluntarios estuvieron el en Ministerio de Cultura, llevados por su propia voluntad. Ah y por cierto la presión ejercida contra esas personas por favor. Pues lógicamente, sus mensajeros oficialistas, saben y saben que bajo ningún concepto pueden existir 11 millones de personas con la misma opinión. solo Dios sabe cuántos aun están dormidos, pero ya aburridos de más de lo mismo con lo mismo. Y eso si es preocupante. Muy preocupante. Por ello hoy vimos la presencia de ciertas tropas en la calle. Eso es una muestra de mucha preocupación.
Saludos. No hay día al que no le anteceda la noche, esta puede ser larga. Pero habrá luz. Cuídese mucho Ramon que el coronavirus a nuestra edad es más peligroso.

Observador 2020 30 noviembre 2020 - 5:56 PM

Ya las cartas han sido puestas sobre la mesa una vez más y definitivamente, por si alguien estaba confundido: diálogo solo para “mejorar” el socialismo y con la revolución. Con pullover con símbolos patrios y con tumulto sin distanciamiento alguno para que se sepa de una vez por todas que hacen lo que les venga en ganas, cuando y como lo estimen necesario. Que para eso tienen su público incondicional dispuesto a hacer lo que le ordenen y a apoyar lo que se les pida.

La apresurada puesta en escena de la respuesta oficial no estuvo exenta de las ya habituales chapucerías de nuestro stablishment, que siempre no dejan de asombrarnos, al estilo del no muy lejano y antológico error de multiplicación de Murillo con la leche en polvo. Primeramente, el silencio absoluto en los principales medios ante hechos que pudieron ser informados y esclarecidos desde un primer momento para esperar a ultimo minuto a un improvisado y mediocre programa especial de 90 minutos: Unas entrevistas cantinflescas a Enrique Ubieta y al flamante profesor universitario convocante de la tangana que daban lástima , los videos de refrigeradores llenos, comprobantes de compras de comida en MLC, baile y pachanga en Damas 955 como prueba irrefutable de que no habia huelga de hambre y resulta que Otero Alcantara está ingresado desde ese sábado en el Hospital Fajardo como consecuencia del ayuno; se informó que la intervención del MINSAP que motivó el desalojo, se produjo por un PCR “alterado”, un nuevo tipo de resultado innovador que al parecer se suma al conocido “positivo” o “negativo” que hasta ese dia determinaban el resultado de más de un millon cien mil pruebas de Covid 19; la presencia de Fernando Perez y Perugorria a iniciativa del Viceministro y no por voluntad propia, la omisión de que se impidió el libre acceso a las afueras del MINCULT, etc, etc.

Si la sentada ante el MINCULT generó expectativas entre muchos, me incluyo en ellos, la respuesta demoledora y artera de ese siguiente dia prácticamente acabó con ellas, solo estaban dando cordel para dar el zarpazo rotundo. Aunque las valientes posturas de algunos intelectuales nos hayan generado esperanzas, solo queda el consuelo que no somos excepción. Y llama la atención el silencio de muchos, imperdonable en esta encrucijada.

Queda por ver si los sucesos del 27 constituirán un punto de inflexión en el comportamiento ciudadano. Ojalá sea la oportunidad de perder un poco el miedo a compartir criterios, de que ayude a alcanzar una necesaria dimensión cívica entre los cubanos desesperanzados por una realidad que no cambiará sin su aporte.

Ante tanta abyección del poder, debemos fortalecer nuestras ideas. No podemos quejarnos que algunos reaccionen de la forma que no estimanos adecuada, esos son los riesgos del poder soberbio, totalitario y sordo. Siempre la violencia es criticable pero como se afirma muchas veces es la partera de la historia. Desgraciadamente la estructura de poder del pais radica en un reducidisimo grupo que está a su vez atado a no ceder un milímetro en sus alucinadas ideas de soberanía, honor y destino histórico. Y el margen de paciencia en algunos se agota y los conduce a caminos que no son deseables.

La oportunidad de un auténtico dialogo que la decencia o la ingenuidad de jóvenes esperanzados en un mejor futuro de su nacion ha ofrecido a la dirección politica del país no debe ser ignorada. Que la inocencia no sea fusilada simbolicamente otra vez un 27 de Noviembre en Cuba por el poder absoluto.

Alejandro 30 noviembre 2020 - 6:06 PM

Muy bueno el artículo, chapeau…..

Martha Bayón Soss 30 noviembre 2020 - 6:22 PM

Comparto su criterio y como siempre me place leer lo que escribe. Usted toca puntos claves y nadie puede callar ahora, es hora de definirse. Lo que se discutió en San Isidro va más allá de un proyecto de un grupo, es la definición de lo que queremos que sea nuestro país
No hay tiempo y la propuesta tiene que mover los simientes del país, “Con todos y para el bien de todos”

Amauris 30 noviembre 2020 - 7:20 PM

Exelente artículo , no podria ser mejor,

Iris Oropesa Mecías 30 noviembre 2020 - 8:42 PM

Lo mejor que he leído sobre la situación de estos días, equilibrado, responsable, objetivo, por la vía del diálogo pacífico y consciente y de paso muy profesional. Gracias.

Antonio 30 noviembre 2020 - 9:23 PM

Excelente análisis de nuestra situación actual,creo que falta interés y deseos de dialogar por parte de las autoridades cubanas con aquellos que no están en su línea ,y quieranlo o no Cuba está conformada por infinidad de corrientes y el deber del gobierno es encauzarlas paraxel bien en primer lugar del país,sin aplastar ,denigrar e insultar al que no piense como ellos,síntomas nuevamente el rumbo equivocado el país va a seguir sufriendo y la situación se volverá más crítica y saldrá a la luz lo peor ,hace falta de verdad un diálogo .

eduardo carmelo 30 noviembre 2020 - 10:21 PM

quise publicar un comentario adicional en el post y no puedo.?¿

Chris 30 noviembre 2020 - 11:30 PM

No Excelente artículo, profesora. Ojalá se imponga el diálogo, pero al parecer, por los acontecimientos posteriores, eso no pasará…

Chris 30 noviembre 2020 - 11:32 PM

Quise decir excelente artículo…no se de donde salió ese NO inicial…¡Mis disculpas!

Ramon Izquierdo 1 diciembre 2020 - 6:34 AM

Señora Alina
Su artículo es muy bueno, es la argumentación desde el punto de vista del grupo liberal-burgués que defiende la propiedad privada en Cuba (y del cual es usted una de sus mejores representantes) que se afana en buscar la explicación teórica y sociológica que justificaría y haría necesario un cambio de gobierno, método de gestión de la economía y clase que toma las riendas del gobierno en Cuba. Y utiliza para ello para las viejas y obsoletas categorías de condiciones objetivas, condiciones subjetivas, contradicción fuerzas productivas y relaciones de producción, base económica y superestructura política, etc, etc, de los viejos manuales soviéticos y del viejo y decadente marxismo del movimiento obrero. Y lo irónico del caso es que sus fans en el foro que son antimarxistas por naturaleza, si de lo que se trata es de cambiar el gobierno en Cuba, pues hasta el marxismo le viene bien, un oportunismo impresionante, ¡de libro!.
En su extenso texto toca dos temas económicos que justificarían en Cuba, según usted Sra Alina, el propósito antes enunciado: Cuba no crece y la deuda es cada vez mayor. Paso a valorarlos.
Cuba no crece: Bueno es el mundo el que hace 30-40 años y como “tendencia secular” ya crónica el que no crece, o lo hace a tasas anémicas, y Cuba como parte integrante de la única división internacional del trabajo que existe (la capitalista) también está afectada por dicha tendencia.
¿Sabe cuáles son los países que más crecieron en 2019? Países asiáticos y países muy pobres; ya los países desarrollados no crecen. Hay hasta una “teoría del estancamiento secular” del ex-director del departamento del tesoro de EE.UU., Larry Sommers exsite al respecto, y le advierto que Sommers no es marxista.
Así que por su regla habría condiciones en EE UU y medio mundo para cambiar de sistema (me refiero a otro que no sea el capitalismo) porque el capitalismo se verifica que no crece, se estanca hay de sobra.
México que conozco bien, inmediatamente después de la expropiación petrolera y otras medidas, entre 1940 y 1982, creció a un promedio anual de 6,3 por ciento. De 1982 en adelante el promedio del crecimiento fue de apenas 2 por ciento. Ahora Obrador (defendiendo el capitalismo, porque López Obrador no es anticapitalista) propicia un desarrollo del Sur de México, porque ya el Norte y Centro del país está agotado para seguir creciendo a las tasas que el capitalismo requiere, y por eso tal vez crezca algo más de la media del citado 2%, pero pan para hoy y hambre para mañana. Dicho sea de paso, cuando concluya el tren del Istmo de Tehuantepec que conectará Pacífico y Golfo de México (insertado en ese plan mencionado de inversiones y crecimiento en el Sur de México), ¡adiós Mariel como centro logístico del Caribe!, se estima que hasta el Canal de Panamá baje un 30 % el nivel de tráfico, una vez que Puerto Salinas y Azcapotzalco estén conectados por dicho ferrocarril. Mariel fue obra del Sr Marcelo Odebrecht, y como este personaje compró a todo el mundo por donde pasó (Lozoya en México, por ejemplo) sería bueno saber a quién sobornó en Cuba, porque no hay sitio en Latinoamérica donde no haya sobornado a alguien, le dejo la tarea a algún periodista cubano.
Lo otro es la deuda, según usted, Cuba se endeuda: ¡¿y quién en el mundo no está endeudado hasta las cejas Sra Alina?!, los países desarrollados los que más, casi todo es deuda, y ¡solo la pública! es igual al PIB de lo países, y algunos hasta lo duplican (Japón , por ejemplo). Sra Alina dicen algunos que ya no hay dinero, porque como es tanta la deuda que hay, el dinero hoy en día es deuda. Las sociedades occidentales son sociedades de esclavitud por deuda. El sistema Sra Alina esta encima de un polvorín, cuando la pirámide de deuda se venga abajo, agárrese que las curvas son grandes.
Le paso el ranking de los países con más deuda pública en relación a su PIB, pero lo puede consultar en el link y se asombrará
https://economipedia.com/ranking/ranking-de-paises-con-mas-deuda-publica-sobre-pib-2019.html
La encabeza Japón con el 207% de deuda pública en relación a su PIB, EE UU en el lugar 13 con el 106%. Y ¡sólo deuda pública!, si analizas la deuda privada de empresas alucinarías.
De tal forma que, sus datos de deuda y crecimiento para justificar el cambio de régimen en Cuba me parece un intento más de justificar, sea como sea, la toma del poder político en Cuba por el sector liberal burgués asentado en la propiedad privada. Traslade sus argumentos de Cuba en esos campos a otros países para ver qué conclusiones saca: me imagino que sean que el capitalismo agota y colapsa por todas partes, y que hace falta un cambio de régimen global, no solo en Cuba, pero sería contraproducente que sea para profundizar más el liberalismo económico ¿no cree?.
Me parece, por ejemplo, excelente el sistema de vida de los campesinos, producen y le sacan a la tierra todos los años más o menos lo mismo, y viven. El capitalismo es incompatible con eso. Es un sistema sin sentido, tiene que producir más y más valor, no importa que sean medicinas para curar o armas para matar, lo que hay que hacer es producir más y más valor, porque si no el capital es el que muere.
Y lo otro, usted tan progresista debía abogar por crecimiento cero, o crecimiento negativo, porque vivimos señora Alina en un planeta finito para montarnos un modelo de crecimiento que si no se crece se perece, toda una aberración ¿no cree?.
Un saludo y me alegro que pase un feliz día.

Lily 1 diciembre 2020 - 7:01 PM

Ramon, el capitalismo no es la solucion de los problemas de mundo, eso se sabe, pero el Socialismo real tampoco, porque en ese Socialismo se violan las politicas leesninistas y esta destinado a fracasar por el burocratismo y las prevendas de los dirigentes, el Che se dio cuenta en el 1965, le recomiende.o leer apuntes criticos a la economia politica de su autoria, e inexplicablemente nosotros lo copiamos a la perfeccion, como comunista quiero la perfeccion de ese sistema que debe estar por encima del hombre y la.Revolucion misma, cabe preguntar porque los trabajadores no tienen verdadera participacion en la direccion empresarial,.son los dueños o no?,’y lo que mas me preocupa Ramon que un fracaso de ese Socialismo deja sin alternativa a la clase obrera, y para evitar ese fracaso hay que debatir, los jovenes merecen ese debate

EddyAGaraicoa 1 diciembre 2020 - 7:43 PM

Ramón, no sé quién es ud, pero su disertación sobre economía sólo confirma lo que hemos comprobado acá, que este texto de la sra Alina, está plagado de inexactitudes, afirmaciones gratuitas, y paralelismos incongruentes como: Rusia 1905 y Cuba 2020!? Condiciones objetivas para un cambio en Cuba!? Y sólo faltan las subjetivas. In-cre-i-ble!

artysmuse 1 diciembre 2020 - 10:49 AM

Espectador Crítico
Es lógico que habría tensionadores de estrofas en el lugar. Yo lo sabía. Sucede que el manual antidisturbio se conoce bien. Es público. Pero no el antipoemario y algunos no sabían qué hacer. Creo que hasta un oficial encendió una fosforera con una llama un poco alta para la hora. Quizás la brigada entera quería fumar allí, no quise averiguar. Sin embargo, el verso se mantuvo a ras de pasto y juvenil. Me gustaría decir que tranquilos y sin despertar al vecindario, pero se fue la luz y claro, exclamaron. Culpa compartida, ¿verdad? Yo llegué algo tarde, entre el debate de lo correcto y lo incorrecto. Hay cosas muy incorrectas Arturito, me dije. Pero ese inquieto martillador del subconsciente mío, intervino una vez más, muy en contra de mi voluntad y rebatió: Y otras muy correctas. Entonces dos Almendrones desastrosos Diez de Octubre abajo hasta el lugar de los hechos.
Quizás llegué también, pensando que sin estar, no podría volver a escribir una palabra ¿sabes? La bronca seguía siendo a lo interno. Yo tenso y el martillador disfrutando del aire cargado de petróleo que entraba por la ventanilla ya en Infanta. Serían las 10.00pm, acababan de entrar los escogidos y la luna curioseaba entre las ramas del flamboyant en la acera opuesta. Fue ahí que llegaron las canciones. Son los sueños todavía. Y los acordes leves y los aplausos para que adentro supieran que seguíamos, bueno que seguían ellos, junto a mi martillador. También llegaron las órdenes de los más jóvenes de que nos sentásemos todos. Claro que me quería sentar, dispénsenme, juventud, pero el contén era muy bajito para mis rodillas antiguas. Yo tuve mis contenes, no crean. Entonces nos fuimos enterando de las cosas y fue llegando más gente, que conste, espontáneos, nunca hubo convocatoria. Gente linda, tengo que resaltar, muy linda. Y también se fueron sentando como ordenaba la jovencita de unos veinte años que no entró al ministerio pero quizás si lo hubiera hecho, le hubiese puesto un poco de orden a la reunión de las 5 horas y no hubiese tenido yo que virar a pie hasta el viejo Luyanó. ¿Qué si hubo provocación? Claro, y aquí está la clave. Las redes desde cómodos butacones foráneos, instruían qué frases gritar. Se lo imaginan verdad, pero nadie lo gritó. Ya te digo, era gente linda, y mi subconsciente me observaba pícaramente risueño. Era esa juventud “perdida” o para ponerlo en mejor contexto: Quieren tirar la flecha. Y también los hubo que intentaron sacar a uno u otro de paso, pero …, cito: “no se dejaron provocar”. Por supuesto, hoy se amanece más claro, hay otras evidencias y otros actores, y afloran otros manipuladores. Pero saben qué, me disculpo ante quienes desencanté con mi postura, pero a ese eterno martillador mío, que sobre las diez dijo, vístete; a ese le digo, Gracias una vez más. Estoy orgulloso de ti.

Eva 1 diciembre 2020 - 1:20 PM

Todo cuanto pienso dilucidado aquí
Mi resumen es bien corto mientras las condiciones objetivas y subjetivas han superado todo los cánones la burocracia ideológica gubernamental y sus derivados padecen de cerebro graso. Hasta he visualizado en un futuro cercano, a una mujer negra , inteligente , querida y respetada, con mesura y amor hacia su pueblo, en la presidencia de Cuba, para empezar de verdad a erradicar la violencia de género, el racismo, la discrimination social y estatal hacía grupos marginados por sus dirigentes y no!!marginales como pretenden hacerlos ver ante la opinion popular la burguesía estatal

José 1 diciembre 2020 - 2:29 PM

Sr. Izquierdo, soy Universitario, tengo posgrados, soy cubano y pienso como cubano y ser humano en sentido general. Usted lo que lleva es una palabra coloquial, a tono con la sencillez de los muchachos y muchachas de San Isidro: “Bajanda”.

A usted, Alina, la patria os contempla orgullosa.

Asier Sardiñas 1 diciembre 2020 - 4:11 PM

Ha quedado reiteradamente demostrado, que los artículos de la Dra. Alina, -con los que podemos estar o no de acuerdo, total o parcialmente y es lógico que así sea, en personas que piensan “con cabeza propia”- tienen por sí mismos, un poder de convocatoria al diálogo y al debate serio y profundo, que hoy más que nunca se requiere entre los cubanos todos, residan dentro o fuera del territorio nacional. Inmediatamente que son publicados, producen ese saludable efecto, verificable en la cantidad de comentarios que originan. Pienso que ello lejos de dañar, contribuye, a que se expresen las opiniones, sobre escabrosos y delicados temas, gusten más o gusten menos, pero siempre que se expongan dentro de los marcos del debido respeto, a lo que piensa el otro, bienvenidas sean, a favor de la amplia participación que se requiere en el debate de la realidad nacional, y la búsqueda de las soluciones adecuadas y oportunas, al amplio abanico de problemas y adversidades que confrontamos. Expuestas de la forma antes señaladas las opiniones, deben resultar de interés, para aquellos a quienes corresponde tomar las decisiones, que las tengan o no en cuenta, a ellos corresponde, al igual que responder ante el Soberano, por el resultado de su gestión.

Asier Sardiñas 1 diciembre 2020 - 4:17 PM

Después del último punto y seguido de mi comentario la redacción correcta es: ” Expuestas de la forma antes señalada las opiniones, deben resultar de interés, para aquellos a quienes compete tomar las decisiones, que las tengan o no en cuenta, a ellos corresponde, al igual que responder ante el Soberano, por el resultado de su gestión”

Asier Sardiñas 1 diciembre 2020 - 6:02 PM

Sr. Ramón Izquierdo, con el mayor respeto, voy a trasladarle una opinión personal. He visto con agrado, que el Consejo Editorial de La Joven Cuba, le permita siendo usted extranjero, comentar, en los diversos artículos que sobre la realidad nacional se publican en ella. Considero que es aceptable, que usted exprese opiniones sobre Economía, Política o temas Sociales, de carácter general, que hable sobre El Capitalismo, El Socialismo, La Burguesía, La Banca Mundial, El Imperialismo, etc. y traslade su impresiones sobre ello, pero de ahí, a adentrarse en temas muy específicos de nosotros los cubanos, de nuestra realidad cotidiana, que usted no vive y que por tanto no disfruta ni padece, ya eso es otra cosa completamente distinta, máxime cuando en ocasiones, pretende dictarnos cátedra sobre ella. Pienso que en ese aspecto no se percata, que se está extralimitando, tanto en contenido de sus comentarios, como en extensión de ellos. Por ejemplo, la amplitud de sus comentarios en este artículo de la Dra. Alina, rebasa ampliamente la extensión del Artículo como tal. Por otra parte, su país de origen es México, al que nos une una estrecha relación y lazos fraternales, basados precisamente, en que es uno de los paladines, de la no intervención en los asuntos internos de otros Estados, -lo que caracteriza igualmente a la generalidad de sus ciudadanos- valida cada día esa condición, respecto a Cuba. Unas sugerencias finales: trate de ser más comedido, -en correspondencia con la amabilidad que han tenido con usted- procure ser más cuidadoso al referirse a asuntos, que son de la absoluta incumbencia de nosotros los cubanos, residamos dentro o fuera del país y por favor, continúe comentando.
Recuerde Ramón, que por razones obvias, nadie mejor que los cubanos, conoce la realidad que vive Cuba. Espero reciba esta opinión, con el buen propósito que la origina.

Consejo Editorial 1 diciembre 2020 - 10:01 PM

Estimado Asier Sardiñas:

Agradecemos la claridad de su comentario, que refleja el sentir de este Consejo Editorial, no expresado hasta este momento por una cuestión elemental de cortesía hacia el aludido.
Esperamos que el Sr. Izquierdo continúe participando de este foro en el que muy bien se le aprecia y valora y donde siempre es bienvenido, solo sugerimos que lo haga de la manera comedida y respetuosa que el Sr. Sardiñas sugiere.

Un afectuoso saludo.

Narciso Matías 2 diciembre 2020 - 7:02 AM

Asier Sardiñas, una pregunta usted se percató de la extensión del comentario de Marlene Azor Hernández o lo ha molestado los argumentos de Ramón izquierdo. Mal hace La Joven Cuba que aboga por la libertad de expresión, querer encerrarse en un círculo endogámico.

Asier Sardiñas 2 diciembre 2020 - 9:44 AM

Sr. Matías, con gusto respondo a su pregunta. Por supuesto que me percaté, de la extensión del comentario de la Sra. Azor, que más que tal, es un Artículo en sí y el de mayor extensión, de los que he visto publicado en LJC. Es la primera vez que yo veo un escrito de la Sra. Azor –cubana residente en el exterior- en LJC, lo que no quiere decir, que quizás haya publicado otros. El Sr. Ramón, es ya un forista habitual.

Narciso Matías 2 diciembre 2020 - 10:08 AM

Asier yo no comparto los criterios de Ramón Izquierdo, pero lo que hay que hacer es rebatirlos con argumento, a veces defiende criterios próximos al oficialismo en Cuba aunque sea extranjero, pero en Cuba hay muchos que defienden también esos criterios, y me preguntó en tono reflexión:
Y el día que vengan cubanos que defienden el gobierno de la isla con esos mismos argumentos, qué le vamos a decir, los vamos a expulsar, lo vamos a matar, no sería mejor argumentarle, debatir con ellos.

Alina Lopez 3 diciembre 2020 - 12:07 AM

Estimado Narciso, no creo que el comentario de Asier sea xenófobo, cosa que no permitiríamos jamás en LJC, considero que es un llamado al control de extensísimos comentarios diarios del señor Izquierdo, generalmente varios en un mismo post, y casi siempre muy desinformados sobre Cuba. Pero claro que tanto Izquierdo como el resto de los foristas son libres de participar, ustedes son parte de la familia de LJC. Saludos cordiales.

Asier Sardiñas 2 diciembre 2020 - 10:59 AM

Sr. Matías, comprendo su mensaje. Cuando no se responde con argumentos debidamente fundamentados, un planteamiento del que se discrepa, se actúa a la ligera y de forma inadecuada. Pero este no es el caso. Ahora, yo no estoy apoyando ni rebatiendo los planteamientos del Sr. Izquierdo, solo le he trasladado a Él, una OPINIÓN PERSONAL Y SUGERENCIAS, precisamente, para que podamos seguir contando con sus opiniones, independientemente, de que coincidamos o no con ellas.

Eva 2 diciembre 2020 - 4:49 PM

Pongan lo que pongan en tv ya el pueblo ese pueblo que no pueden presionar a gritar lo que quieren que griten no les cree nada 62 años en miseria y ellos acomodados en sus privilegios que vuelvan a las casas de dónde se hicieron tan revolucionarios y tan socialistas con el salario que ganaban cuando empezaron a subir a sus comidas vidas
No las casas donde viven fin de ellos ni las merecen menos el sitio donde están porque el pueblo no los eligió
Es tan indignante encender el TV , pero más que rabia dan risa
El odio los mueve la deshonestidad no les debe dar un minuto de paz
El amor es la única energía revolucionaria y lo que les duele es que no lograran sumar a los que creemos que PATRIA ES HUMANIDAD,💓🌹

Ana Perez 2 diciembre 2020 - 4:52 PM

Alina, por favor, la remito a que se estudie el género en estos enlaces:
https://www.rae.es/dpd/g%C3%A9nero
https://www.rae.es/dpd/genero
Si lo aprovecha bien, evitará el uso de “muchachos y muchachas”, entre otros

Alina Lopez 3 diciembre 2020 - 12:01 AM

Estimada Ana, conozco sobre el tema, no suelo abusar del lenguaje inclusivo pues a veces se exagera, pero en este caso enfaticé con toda intención. Gracias por su sugerencia de lectura, consultaré.

Leandro Naun 3 diciembre 2020 - 4:22 AM

Saludos y Bendiciones Dra. Alina Barbara
Las fábulas son narraciones que ocultan, bajo una apariencia infantil e ingenua, grandes verdades:

En un camino arenoso y cuesta arriba, seis hermosos caballos halaban una carroza. A su lado, damas, monjes e inválidos iban a pie mientras que en la carroza iba la carga. Todos iban fastidiados y golpeados por el sol.

En ese momento se hizo presente una mosca, que con aire de grandeza quiso animar los caballos con su zumbido. Creyó que podía golpearlos como lo hace un jinete: «Ahora los pincharé aquí, ahora los pincharé allá…», se jactaba la mosca. Pensó que estaba haciendo tan buen trabajo que comenzó a picar la nariz del conductor del carruaje así como a todos los que iban en la caravana. Cuando los vio caminando más rápido hacia su destino, se vanaglorió profundamente. «Parezco un sargento en una batalla, los estoy conduciendo a donde se gana la victoria» se decía así misma.

La mosca cansada de la responsabilidad “autoimpuesta” comienza a quejarse: «Ninguno me ayuda con la responsabilidad de subir a los caballos a la tediosa colina… Los monjes solo rezan y las mujeres cantan canciones horribles». 

Finalmente, el carruaje y sus acompañantes llegaron a la cima, y la mosca satisfecha de su supuesto trabajo decía: «Respiraré ahora, he hecho tanto para que nuestra gente finalmente esté en la llanura. Si no fuera por mí los caballos no hubieran llegado nunca! Señores caballos, deben darme las gracias! » . (Jean de La Fontaine, Libro VII, IX La Carroza y la mosca).

Juan de la Fontaine creía en el poder de la metafora narrativa para inculcar las enseñanzas de valores humanos evitando la rebelión y rechazo del individuo empujado por el amor propio. Es evidente, que no hay nada más atacado y rechazado, hasta con repugnancia, que los consejos y criterios con otra visión. Pero la moral que contiene esta fabula, ¿ A qual de los hombres no conviene? (La Fontaine, Prólogo).

En esta fabula se debe identificar cada uno de los personajes y su rol. Los caballos que tiran la pesada carroza y hacen ir a delante con su trabajo y esfuerzo la marcha de la historia. La carroza signo del mundo y la realidad concreta. Las personas que conforman esa historia y caminan agotados junto a su realidad que ya no las puede sostener y ellos no puede empujar adelante. El cochero que guía con su látigo todo el convoy, es el único que sabe a dónde quiere llegar y se sienta en la mejor posición. El cochero ejerce el verdadero poder en medio de la situación. Por ultimo, y no menos importante, la mosca. Esa mosca verde y punzante que zumba y revolotea creyendo llevar la marcha adelante.

Esta mosca es realmente peligrosa, un enemigo potencial, es la más inútil al progreso de la historia pero la más nociva que impide ver la verdad, especialista en nada, ignorante de todo. Una vez terminada su labor parte agotada al enjambre y para ensalzar su acción salvadora, construye para las otras que les escuchan una narración de sus hazañas y aventuras. El punto de vista de la mosca se convierte en una verdad muy terrible, se convierte en una “esperanza” para el enjambre de moscas que juegan a llevar a adelante la historia. Y la mentira de las moscas, de tanto repetirla, se convierte en verdad para los demás.

Alina Lopez 3 diciembre 2020 - 12:26 PM

Estimado Leandro, gracias por la fábula, pero como el sentido de una fábula puede tener muchas lecturas, me gustaría que aplicara la lectura suya al análisis de mi artículo. Gracias.

Leandro Naun 3 diciembre 2020 - 4:51 PM

Disculpe, no fue mi intención espantar moscas.

Alina Lopez 3 diciembre 2020 - 8:08 PM

No Leandro, no ha espantado usted moscas, le ha aguantado el látigo al cochero, como tantos, para esos también hay fábulas. Saludos.

Roberto Pizano 3 diciembre 2020 - 2:51 PM

He leido el escrito de la Profesora . Tambien he leido todos los comentarios del primero al ultimo. Cuantas opiniones para resolver un solo problema !!!. Cuba era una Republica, que en solo 50 anos, logro lo que no lograron otras en mas de un Siglo .Los cubanos, nos amabamos y eramos felices .No teniamos necesidad de Emigrar . Al contrario ,recibiamos personas de todas partes ,que con el tiempo se integraban y se convertian en uno mas de nosotros. Pero, nos ocurrio una GRAN desgracia. Una Revolucion,lidereada por un grupito de buenos para lo peor,llegaron e implantaron el primer experlmento del nefasto Comunismo.Llegaron, e implantaron lo que habria de destruir todooo lo que fue la Cuba, que tanto amamos. Han transcurrido lo que a menos de un mes seran 62 anos,de destruccion, crimenes y han hecho de Cuba, lo que ya todos conocemos…. .Los grandes,o graves prublemas,solo solo existe una forma efectiva para solucionarlos .Esa forma solo esta en manos de los Pueblos, que los sufren .Hay muchas experiencias.Solamente, tomare una,porque sucedio de las ultimas y se puede aplicar en el caso nuestro.El mal llamado campo Socialista, todos pudimos conocer como termino.Pero, el que les quiero exponer tubo tanta similitud con el nuestro,que estoy seguro que los resultados pueden ser identicos.En Rumania,hubo un sanguinario Dictador,igual al que hubo y hay en Cuba.Ese Dictador,se creia ser el mas fuerto, y al ver como caian los demas, el se dirigio a la Plaza (similar a la de Cuba) y comboco a dos millones de jovenes Comunistas, que segun El lo apoyarian.No sucedio como El penso.Solamente, alguien grito, ABAJO EL TIRANO.Aquella multitud comenzo avanzando hacia su tribuna.El Tirano, fue sacado en un Elicoptero, se dirigio a otro Pueblo no muy lejos de alli.Pero, ya la llama habia recorrido toda Rumania. Fue detenido y traido al lugar que el habia escogido para su arenga,y alli fue ajusticiado. Rumania fue y es libre, porque su Pueblo asi lo DECIDIO. El Pueblo cubano,no quiere dialogos ni condiciones. Solo quiere Libertad y tiene el derecho a conquistarla. Marti:Dijo, cuando un Pueblo se revela no hay Tirano que lo resista.

Alina Lopez 3 diciembre 2020 - 8:11 PM

Roberto Pizano, respeto su criterio político, pero el llamado a la violencia que encierran sus palabras lo rechazo. Saludos.

Lazaro 4 diciembre 2020 - 7:11 AM

Imponer a otros seres humanos una ideología y forzarlos a vivir bajo esta sin alternativas ni opciones, sera cada vez mas cosa del pasado, no importa si toma 60, 100 o 200 años, cada día la humanidad valora mas la libertad de elección y el control de nuestros destinos, pobre de aquellos que aprueban estos sistemas represivos de la esencia humana, los humanos aportan mas al colectivo en la medida que su individualidad no se vea afectada por el sin su consentimiento. Por ultimo, el foco esta mal dirigido, los sistemas capitalista o socialista, “fracasan” porque las personas no son capaces de seguir con disciplina sus definiciones, son las personas las que con corrupción, manipulación, mentiras, deshonestidad hacen fracasar los sistemas, los paises donde mejor vive la gente, ninguno es socialista, es donde reina un poco mas de disciplina, respeto, tolerancia, y buen manejo de los recursos realmente orientados a que cada individuo se eduque y aporte a la sociedad.

Si tu ideología es tan buena porque tienes que imponerla, y limitar la expresión y la libertad, porque pegarle a los que piensan diferente, porque no dejarles un espacio, sabes que pasará, con el tiempo, tu ideología quedará en el olvido, prohibida por las sociedades del futuro, recordada con odio por empobrecer personas y naciones, y no tener un solo caso de éxito.

Frank 4 diciembre 2020 - 1:09 PM

Profesora un saludo primeramente, quería expresar viendo su historial y estatus como doctora q en mi opinión su analisis está falta de datos reales , queda solo en ideas. Si nos basamos por los datos de la Cepal el estancamiento económico expresado por usted no es tal, la realidad es q no se ha alcanzado el crecimiento deseado pero un estancamiento es una exageración de los hechos. En su análisis falta los factores exógenos q afectan la economía no solo de Cuba sino del mundo entero. Otro factor en q usted a mi opinión no está haciendo un análisis al nivel de una doctora, es cuando expresa q el gobierno se ha visto desprovisto de las herramientas para realizar su tarea correctamente. En Cuba a diferencia de muchos países, durante está pandemia , nunca se han visto hospitales colapsados , nunca se ha visto una incapacidad para tratar el tema por parte del estado, se ha visto al gobierno escuchar la opinión especializada en el tema y seguir sus consejos , poniendo por encima de todo la vida humana como debe ser . Pudiera poner más ejemplos pero creo q este prueba mi punto.

Kpaz 5 diciembre 2020 - 2:40 AM

Un saludo ante todo y disculpa si no estoy a la altura de doctores, master, grandes pensadores, etc.. Pero como dice él texto ” Mi conciencia no me permite callar” Primero decir, que soy un joven cubano, que estudió en la Vocacional Lenin y tuvo la posibilidad de graduarse en la CUJAE de ingeniero civil. Desde mi punto de vista creo que no se analizaron todos los factores que inciden en la vida económica, social y política de un país cualquiera; en este caso Cuba. Lamentablemente en estas ramas influyen factores internos infundidos en su generalidad por factores externos que no son controlables por ningún país o estado; independientemente del partido, posición política o económica que tenga este. En la actualidad hay a diario miles de acciones que comprometen la situación de cualquier pais; ya voy a comenzar a referirme específicamente a Cuba y a su vez al ámbito económico pues, en mi opinión, rige toda condición en un país. Voy a comenzar diciendo que en todo sistema existen defectos y problemas a solucionar, reconocemos como cubanos que tenemos decenas de miles de problemas, que le debemos de dar respuesta y que estoy seguro que solucionaremos. Soy partidario de que el intercambio de formas de pensar provoca desarrollo, por lo que considero oportuno que se valoren varios elementos que aportaré: Existe una pandemia mundial que ha devastado la economía a nivel mundial, golpeando a las grandes economías del mundo, que efectos esperar para Cuba?, sanciones económicas fortalecidas por el presidente actual de los estados unidos y muchas otras. Ya con solo mencionar estas dos debemos a su vez considerar que él turismo en la isla disminuyó hasta hacerse nulo, ningún banco crediticio mundial le otorga prestamos a nuestro país, aparte de que las cuentas a nombre de nuestro estado o compañías cubanas con representaciones en él exterior son perseguidas y en muchos casos confiscadas, muchas de las empresas que negocian con Cuba son limitadas informándoles solamente que no pueden negociar con la isla o poniendo grandes multas por solo entablar relaciones. Aspectos que hacen cada vez más difícil que nuestro país adquiera suministro de cualquier sector. Creo que nuestro país ha actuado correctamente para las condiciones actuales, a volcado sus esfuerzos en mantener un sistema de salud costoso a flote; para cualquier ciudadano, no importa color, edad o preferencia política. Ha incentivado y potenciado, aunque pudiese ser mejor, la producción nacional, a buscado alternativas para generar monedas libremente convertibles. Y en este último punto me interesa detenerme para reflexionar; aunque personalmente no estoy de acuerdo con esta medida, la entiendo, pues al decaer la entrada de moneda dura a la isla, por todas las razones que ya les he comentado, buscamos opciones y esta fue una de ellas, para comprar insumos de primera necesidad, materias primas para producciones nacionales se necesita ” dinero duro “, si yo no tengo entrada de este, ” producto de lo que ya expliqué ” no puedo venderlo en cuc por la razón de que no me sirven para nada en él mercado internacional, es preferible comprar en ” dinero duro ” a que no haya nada en Cuba producto que él país lo venda todo en cuc y luego no pueda reabastecerse. Solo esta larga charla y pocos aspectos tocados nos deja ver que gobernar un país en nuestras condiciones actuales no es fácil, no es facil contentar a todas las personas, que cada una de ellas, en todo su derecho, exige desde sus problemas y su punto de vista. Si tenemos un familiar enfermo exigimos salud, si queremos comer exigimos comida, los artistas exigen, los religiosos tienen sus peticiones, así en todas las esferas de la sociedad desde la perspectiva de quien las mira. Creo que debemos dar soluciones a nuestros problemas, no buscar más problemas, ni hacer un caos o culpar o los gobernantes de todas las cosas que pasan, Cuba es de todos pero es de todos con las cosas buenas y malas al mismo tiempo, con sus virtudes pero también con sus defectos. Unámonos pero para bien, para apoyar los proyectos económicos, sociales, culturales pero con la visión de aportar no de criticar, a lo mejor personas grandemente instruidas, aquí presentes, tenemos solución para los problemas de las tiendas en MLC o de otro aspecto,👏👏 eso es lo que se quiere, lo que se pide. Aprovechemos él momento para fortalecer nuestros lazos de cubanos, estén donde sea, para no permitir ingerencias extranjeras en asuntos internos, exijamos él sece de sanciones económicas que nos dificultan como pueblo y país, el desarrollo, intercambiemos puntos de vistas constructivos para una sociedad mejor, respetemonos todos pero para ambos sentidos 🔄, analizemos consecuencias de acciones, no como personas, como país. Por encima de todo ” 💯PRE CUBANOS 💖✌ ” Un saludo.

Por defender el derecho del otro 4 diciembre 2020 - 1:25 PM

[…] el agotamiento definitivo de un modelo político, el modelo de socialismo burocrático», sostiene la historiadora Alina B. López. «En la Cuba que yo quiero somos ciudadanos con derechos, y […]

U.S.-Cuba News Brief: 12/4/2020 | Cuba Central - The Blog 4 diciembre 2020 - 3:04 PM

[…] Cuba: the Trees and the Forest, Aliana Bárbara Lόpez Hernández, La Joven Cuba [Spanish]  […]

Alina Lopez 4 diciembre 2020 - 3:13 PM

Frank, otro saludo para usted, gracias por participar. Yo no soy economista, me apoyo en los análisis de los que sí lo son para realizar esas afirmaciones. Le sugiero los análisis de Carmelo Mesa Lago, Pedro Monreal, Juan Triana, entre otros. La misma CEPAL reajustó su pronóstico para Cuba, disminuyendo todavía más las cifras que inicialmente se plantearon. Es muy cierto que la actual pandemia acentuó la crisis en el mundo y en la región, pero no me baso en esos datos sino en la comparación desde el 2016 en adelante. Incluso, si se comparan índices de más de treinta años atrás se puede constatar que nunca hemos logrado recuperar muchos de ellos anteriores a 1989. Esos son datos reales en los que me apoyé, sumados a mi propia percepción como ciudadana que siente en su economía familiar el declive sostenido de la economía. Cuando me refiero a que no se están usando herramientas para hacer los análisis correspondientes me refiero a las Ciencias Sociales, que deberían ser menos serviles al gobierno y generar análisis críticos con sentido prospectivo y perspectivo. Un consejo, no se apresure tanto en creer que algo de lo que ha dicho prueba su punto, porque nunca planteó punto alguno que no sea desaprobar lo que afimé y malinterpretar lo que leyó. Si usted puede demostrar que me equivoqué en lo q afirmé respecto a la economía cubana y al rol de las ciencias sociales, siéntase libre de escribir un artículo respondiendo al mío, le aseguro que aquí mismo se le publicaría. Polemicemos cordialmente. Saludos.

Lazaro 7 diciembre 2020 - 11:16 AM

Son los datos económicos de Cuba, fiables?

Kpaz 5 diciembre 2020 - 2:45 AM

Si usted es capaz de leer lo que escribí y responderme en menos de 10 segundos. Como supuestamente pasó. Creo que perdí mi tiempo no criticando, si no como abogan defensores como usted, pensando diferente y desde mi punto de vista. Saludos.

Alina Lopez 5 diciembre 2020 - 4:05 PM

Kpaz, yo no le había respondido aún, ahora concluí de leer su extenso comentario, debe ser más paciente. Primero que todo, gracias por su comentar Le respondo a las dos principales ideas que detecto:
1 la crisis económica de Cuba no es atribuible solo a los últimos meses, ni determinada por la pandemia o por el gobierno de Trump, aunque ciertamente agravada por esos factores. El proceso de actualización se anunció desde hace más de diez años, Trump solo lleva cuatro en el gobierno (aunque parecen mil) y la pandemia desde marzo, o sea, nueve meses). En esta década hemos retrocedido en lugar de avanzar.
2 respeto su fe, su confianza infinita en los que dirigen el país, pero no la comparto. Y lo que sí rechazo tajantemente es el llamado que hace a no criticar. Por personas que piensan así también hemos llegado a este punto de inmovilismo.
Espero tenerlo nuevamente por el foro. Saludos cordiales.

Norge 6 diciembre 2020 - 8:21 PM

Lo lamento, ahora van por usted con dientes y garras.

Los comentarios están cerrados.