Cerrar la mano al dinero del enemigo, pero también a la soberbia

Anuncios