Un congreso gris

92 vistas

Me interesan altamente los temas que aborden las problemáticas de las mujeres. No soy sin embargo una feminista militante. Considero que esa causa demanda una dedicación casi exclusiva que deja un vacío inmenso a la hora de encauzar caminos sin los cuales cualquier lucha en pro de sectores y minorías sea por género, raciales o sexuales, será incompleta. Mi parecer es que hay que llevar a la par la agenda feminista y el debate político para el establecimiento de un sistema verdaderamente participativo y democrático.

Muchas colegas feministas, con brillantez y agudeza, han abierto una brecha y plantado bandera en nuestro patio, sobre todo en medios alternativos. A ellas me sumo hoy con este artículo, pues tras el recién finalizado congreso de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) hay tanto por decir que todas las feministas de Cuba y las neófitas como yo tendrían espacio para polemizar y aún quedaría terreno para el debate.

Tras escuchar con atención las sesiones televisadas del congreso, quedé con la impresión de estar mirando una antigua fotografía en blanco y negro. Viejas consignas, canciones pasadas de moda, interpelaciones a símbolos gastados, abordaje de problemas epidérmicos. En fin, fue una reunión que parecía más de la década del setenta que de estos tiempos. Solo las voces de algunas cuentapropistas, tímidas voces, evidenciaban que era otra la época.

Foto: Sergei Montalvo

La dirección del congreso era tan gris como su entorno. Al parecer, para la poco carismática dirigente de la FMC los núcleos duros del problema femenino son: realizar trabajos que por tradición han sido masculinos, ser respetadas por sus compañeros de trabajo, y apoyar las campañas de la revolución.

También me disgusta sobremanera la legitimación oportunista que se hace a partir de vincular dos figuras: Mariana Grajales como madre de la patria —iniciativa que en verdad se debe al batistato— y Vilma Espín como su continuadora. Es la consabida e inexacta imagen de una sola revolución, que salta sobre la república burguesa como sobre una hoguera peligrosa.

Y una hoguera fue ciertamente para el movimiento feminista de los años veinte y treinta, que logró ir arrancando demanda tras demanda y que al triunfo del 59 las mujeres disfrutaran aquí de derechos obtenidos antes que en otros países de mayor pedigrí cívico: derecho al divorcio, a heredar bienes, a la custodia de los hijos y al voto. Nombres como los de Ofelia Domínguez u Hortensia Lamar son desconocidos para las nuevas generaciones. ¿Qué eran intelectuales de la clase media burguesa?, sí, ¿y qué fueron los principales dirigentes de la revolución, incluida Vilma Espín?

Son varias las cuestiones que debieron tratarse para que el congreso exteriorizara una preocupación real por las condiciones actuales de las mujeres cubanas. A continuación menciono algunas, desde las relacionadas con la vida cotidiana hasta las concernientes al campo de la política. Queda abierta la lista para que las lectoras y lectores incluyan sus propuestas:

  • Disminución de la ya mala calidad de las almohadillas sanitarias. Pequeñas, estrechas y poco absorbentes. Es un problema con el que mes tras mes deben lidiar las mujeres y que dados los precios altísimos de ese producto en las redes comerciales crea un dilema.
  • Bajos salarios. Es cierto que en Cuba ganan lo mismo hombres y mujeres, pero ello no es un consuelo cuando son salarios cada vez más deprimidos por la elevación de los precios.
  • Necesidad de una política estatal como la que existe en otros países con baja natalidad y que estimule económicamente a las mujeres por cada hijo que decidan tener.
  • Los casos de discriminación a mujeres negras en el transporte público y privado, que han sido denunciados ante las autoridades y difundidos en medios digitales, y el tipo de empleo que se les ofrece en los negocios particulares.
  • Las mujeres que desean adoptar y no pueden lograrlo dadas las barreras jurídicas en Cuba.
  • La protección económica a la mujer que es madre soltera o cuida sola de los hijos ante la indiferencia de los padres y solo con la ínfima aportación económica a la que son obligados por la ley cubana de familia.
  • La desaparición de los programas de atención obstétrica en los municipios donde existían, al menos es lo que ha ocurrido en la provincia de Matanzas, y su concentración en el hospital de la cabecera provincial. Esto ha generado un hacinamiento, a pesar del traslado del centro para otro más amplio, y las familias que viven lejos de la ciudad deben desembolsar de la ya precaria economía doméstica para sufragar gastos de transporte.
  • Según datos de especialistas cubanos existe una tendencia a la feminización en todas las formas de migración, con excepción de los abandonos durante misiones de trabajo en el extranjero, en las cuales predomina el sexo masculino. También de acuerdo a estudios migratorios, son las mujeres residentes fuera del país las que más viajan a Cuba, si se compara con los hombres, a encargarse de problemas familiares, cuidado de los padres e hijos que han quedado y envío de remesas. Ante ello sería lógica una actitud de defensa de esas mujeres, que son obligadas a entrar pagando altas sumas por un pasaporte cubano que no les garantiza ni cuidados médicos ni el derecho al voto, según la antigua y la nueva Constitución.

La pobreza de análisis del congreso, su falta de compromiso y actualización con las necesidades de las mujeres cubanas, abre el debate sobre la pertinencia de la diversificación de las organizaciones asociativas femeninas. Es obvio que la centralizada FMC es cosa del pasado y se requiere de mayor osadía e independencia respecto al Estado.

Foto: Sergei Montalvo

En la década del noventa hubo un interesante y poco conocido intento de crear una ONG femenina en Cuba. Esto es develado por la intelectual, militante feminista y activista social Margaret Randall en su libro Cambiar el mundo. Mis años en Cuba (Ediciones Matanzas, 2016) que comparto con los lectores de LJC:

En 1993 (…) un grupo de feministas brillantes comenzó a reunirse para hablar de género en Cuba. Pensaban que era escandaloso que cuatro décadas después del triunfo de la Revolución, y especialmente con la oleada de turistas, todavía los medios difundiesen denigrantes estereotipos de la mujer. Estaban indignadas por las imágenes que mostraban mulatas seductoras, de prominentes nalgas apenas cubiertas por diminutos bikinis…

Las magineras eran mujeres revolucionarias, muchas de ellas miembros del Partido, y la mayoría trabajaba en los medios de difusión masiva. Algunas escribían en periódicos o revistas. Otras trabajaban en la televisión o la radio. Unas pocas eran cineastas. Una era socióloga…

Habían elegido su nombre cuidadosamente. “Magín” es una palabra en castellano antiguo que significa imaginación y creatividad. Al principio trataron de que la FMC se interesase en sus ideas. Pensaron que la organización masiva de las mujeres acogería su aporte con entusiasmo. No fue así. La dirigencia de la FMC se sintió amenazada e hizo todo lo posible para disuadir a aquellas que veía como intrusas en su territorio. La FMC nunca dejó de oponerse a las Magín, hasta que consiguió sacar al nuevo grupo de circulación.

Magín organizó talleres que se desarrollaron con éxito en diferentes partes del país. El grupo produjo alguna literatura. Y cada una de las mujeres (…) publicó estudios que revelaban los sesgos de género (…) Se pusieron en contacto con feministas de otros países y pasaron a formar parte importante de un movimiento regional e internacional por la igualdad de género…

Magín planeaba enviar dos de sus miembros a la IV Conferencia Mundial sobre la Mujer, en Beijing, China. Las mujeres prepararon un taller de género y comunicación que estaba incluido en la lista de actividades no gubernamentales del evento. La OXFAM UK —prestigiosa institución del Reino Unido— les dio $10000 dólares para cubrir los gastos de viaje de dos de sus miembros. Sin embargo, cuando tenían que partir, la FMC les dijo que la delegación cubana estaba completa; si querían donar el dinero que habían recibido para cubrir los gastos de la delegación oficial, el gesto sería bienvenido. Sabían que no tenían otra alternativa que acceder. A lo largo de su breve existencia, Magín adoptó consistentemente posiciones de principios.

Magín deseaba tener estatus de ONG, para lo cual necesitaba un reconocimiento oficial que no estaba próximo. En 1996, cuando las principales miembros del grupo se acercaron al Comité Central del Partido para solicitar estatus legal, les dijeron que tendrían que disolverse (…) La razón que se les dio fue paternalista en extremo: los funcionarios del Partido alegaron que a la luz de los continuos esfuerzos del gobierno de Estados Unidos para destruir la Revolución Cubana temían que estas mujeres pudieran ser embaucadas a fin de que establecieran contactos o realizaran actividades que, sin darse cuenta, estuviesen bajo el control de manos enemigas.

Como ha hecho sistemáticamente (…) el Partido Comunista de Cuba utilizó la amenaza permanente del norte para legitimar su negación de apoyo…

Estos son otros tiempos. La actitud del Partido sobre el tema no ha variado, pero la ciudadanía ha adquirido mayor conciencia de que el cambio no debe esperar por la aceptación de una estructura de mando anquilosada. En la difusión de la agenda de lucha femenina, entendida como parte de la cruzada por derechos y cambios políticos para las cubanas y cubanos, es fundamental el compromiso, la audacia y la difusión por todos los medios posibles de estas inquietudes.

14 comentarios

Alexei 13 marzo 2019 - 8:11 AM

Moralejas del post: la vida sigue igual; son continuidad (de lo mismo con lo mismo.

Lo mismo aplica para los congresos de la CTC, los CDR, la FEEM, la FEU. Pero bueno, esas organizaciones cumplen la función que les asigna el sistema: son correas y poleas de transmisión entre el PCC y las masas. Essencialmente, son ejecutoras de la voluntad estatal y partidista.

GB 13 marzo 2019 - 8:35 AM

el cuartido seguira igualito esas reuniones es para mantener entretenido
al pueblo y sacar a pasear a los delegados.

Alfonso Rojas 13 marzo 2019 - 11:12 AM

Cuba sigue anclada en los años 70 del siglo pasado, el stalinismo quimicamente puro domina todos los sectores de la Isla ni el feminismo se escapa de su totalitarismo opresor.

milblogscubanos 13 marzo 2019 - 1:35 PM

¡Perdón…una preguntica¡ ¿A «ustedes» donde los fabrican? Es que son como el conejito de Duracell, que no paran ni «pa mear….». ¿Usted cree que decir siempre, siempre, siempre… lo mismo, sin aportar ninguna idea más que una descalificación continua del socialismo cubano, le da la más mínima credibilidad? ¿No sabe usted que desde los años 70 las cosas han cambiado mucho y esos 30 años de internet, celebrados ayer o anteayer, suponen un antes y un después respecto a la información, a los estados de opinión, etc…? ¡Usted sí que está anclado en la época de Franco-Eisenhower cuando en España el NO-DO era de proyección obligatoria en los cines¡

Si no fuera porque en este XXI ya no se puede mentir como hace cincuenta años, hoy no se sabría quién quemó el primer camión de «ayuda humanitaria» en el puente Santander.
Toda la sarta de mentiras de «ustedes» la derecha anticubana se ha derrumbado hace días cuando, incluso desde EEUU, se ha demostrado que fueron los guarimberos de Guaidó los que quemaron el primer camión incendiado, nada de gases lacromógenos y demás mentiras.

Se lee respecto al pinocho guarimbero autoproclamado: «Juan Guaidó, el líder de la oposición, mantiene que la ayuda tenía medicinas y que también fue quemada por Maduro.»

info, fotos, etc. en https://www.nytimes.com/es/2019/03/10/venezuela-ayuda-incendiada/

jovencuba 13 marzo 2019 - 10:22 PM

«Cuba sigue anclada en los años 70…» no chico, ustedes son los que siguen estancados, no avanzan…
Tatu

karmelo 14 marzo 2019 - 11:36 AM

bueno mientras en los «anclados» se construye y prospera en tu lado todo se cae a pedazos, donde esta el estancamiento entonces?

milblogscubanos 13 marzo 2019 - 1:38 PM

Iba a poner este comentario antes del que acabo de publicar y pretendía expresar una felicitación a la autora del artículo por ese texto muy interesante y actual.

Armando 13 marzo 2019 - 3:46 PM

Milblogs
En Cuba las cosas no han cambiado mucho,se aplica la misma receta de siempre,no importa las nuevas tecnologias,si no entras por el aro,estas fuera,dece una vuelta por Cubadebate,y peor aun el Granma,Cuba tiene una internet muy cara,los jovenes solo tienen tiempo de navegar por redes sociales;en cuanto al camion incendiado,la fotos que mostro Arreasa en la ONU,son completamente manipuladas,hoy la periodista que tomo las fotos saco un video donde se ve que ella esta al lado del camion y explica todo,el muchacho que se ve en la foto echando supuestamente gasolina,no era gasolina era agua,si hubiera sido gasolina el muchacho se hubiera incendiado,preguntele a un bombero.

Javier el otro 13 marzo 2019 - 5:09 PM

Muy interesante perspectiva. Un reflejo de los cambios sociales que poco a poco van sucediendo en la sociedad cubana y de las contradicciones entre algunos conservadores del liderazgo que viven anclados en el tiempo y las nuevas generaciones empujando por un mayor espacio y renovacion.

Rafa 13 marzo 2019 - 10:23 PM

Muy buen artículo. El anquilosamiento y la detención cronica en el tiempo no es sólo de la FMC. Hay que incluir a los CDR, CTC, FEU, FEEM, PCC, UJC y cuanta organización hay, porque en realidad sobran y no resuelven nada.

Alex 14 marzo 2019 - 8:29 AM

A todo esto habría que añadir los gastos en los que incurre el gobierno en organizar estos congresos en tiempos de serias limitaciones económicas. Se justifica? Que se logra? Qué se gana?Que se acuerda y que impactos tendrá en la cotidianidad de las gentes?

Elpidio Valdes 15 marzo 2019 - 10:45 AM

Una pregunta a la Joven Cuba sobre mis comentarios y en especifico los referentes a la senora Alina, — Por que razon mis comentarios a los articulos de la senora Alina no son publicados, existe alguna ley, resolucion, mandato o simplemente se aplica la censura por no coincidir con mis criterios????

Gracias anticipadas si recibo respuesta y gracias de todas formas si deciden hacer mjutis por el foro y dejar la pregunta colgando en el infinito.

Que tengan todos un buen dia en esa y que la luz y la fuerza los acompane siempre

Marzo 13 2019

Escribir un comentario sobre este articulo no es dificil y si doloroso, pues tengo que contestar a una mujer que ha estado y esta involucionando en sus pensamientos y acciones dentro de la Cuba revolucionaria, marxista, martiana, fidelista, guevariana y maceista, no estoy siendo hiper critico con esta senora, estoy tratando de ser objetivo y veraz sobre sus pocisiones politicas e ideologicas y digo esto pues leyendo todos sus articulos en este sitio y en otros donde se publican con aplausos y gritos por la destruccion del socialismo en Cubfa, no tengo otra alternativa que entrar en el tema de la evolucion hacia el facismo de la senora Alina, su odio hacia las figuras historicas del pais, su odio hacia las organizaciones politicas esta al mismo nivel que el de los gobiernos norteamericanos, su odio hacia las organizaciones de masas, sus acidas criticas destructivas en todos y cada uno de sus articulos, repito es el l mismo l odio en los gobernantes gringos hacia Cuba esta justificado pues son nuestros enemigos naturales, es decir el capitalismo y el imperio, en esta senora es contradictorio y deja bien claro como, el por que y cuando comenzo el descenso de la senora Alina como cubana, como elemento politico, como elemento cultural y como elemento en favor de la desunion y contra el patriotismo y por ende es la busqueda de la senora Alina en el campo enemigo para la destruccion de todo un pueblo, una nacion y un proyecto social que no tiene en su contenido, el odio, los deseos de venganza, la destruccion, el crimen, el genocidio y el terrorismo y SI en mayuscula, la justicia, la equidad, el respeto hacia el ser humano como el elmento fundamental en la sociedad cubana, la defensa del trabajo como elemento formador y constructor de una sociedad con mejores niveles de vida para todos, el respeto hacia el derecho a la salud gratuita, a la educacion, al retiro digno y reparador despues de anos de trabajo por y para el pueblo, el cuidado de los ninos como la mejor esperanza de la sociedad, el respeto a la cultura nacional y a la historia de la sociedad cubana, en fin la sociedad del futuro para Cuba y el mundo.
Cuando el virus ideologico del capital y sus doctrinas de gobierno, cultura, historia, ideoilogia y politica penetran en un ser humano, este se deteriora y comienza como con la multi-esclerosis y el Alzhaimer, un proceso de evolucion cerebral y psiquica que lleva a ese ser humano a su descomposicion fisica, intelectual y humana, deja de pensar como tal y se convierte en un ser irracional, contradictorio y hiper critico del entorno donde se encuentra, no importa que las masas que conforman ese pueblo y pais, no escuchen o le interesa escuchar sus doctrinas pro-imperiales y facistas, y mucho menos apoyen sus retarrdativos, anquilosos y obsoletos argumentos, ella lo defiende con todo el odio desesos de venganza y la frustracion que le permiten esa evolucion hacia esquemas, practicas y metodos que ya fueron utilizadosyen epocas pasadas y que hoy tratan de ser actualizadas por los mas trogloditas y retrogrades de los pensadores y politicos en el gobierno de los Estados Unidos de America, digamos Trump, Rubio, Bolton, Pompeo, Abraham, etc, esto tiene mucho que ver con lo que para la senora Alina significa apoyo de todo tipo, es decir si el Gobierno en el pais mas poderoso economica y militarmente del mundo ataca a Cuba y Venezuela, ese gobierno no puede estar equivocado y actuar en contra de la historia del desarrollo de la humanidad, por lo tanto el nivel de esclerosios es tal en Alina que se lanza al espacio sideral sin proteccion alguna y cae en este amplio proceso de involucion que la llevara a convertirse en un cadaver politico e ideologico dentro de la Cuba revolucionaria y socialista, no creo aunque me duela decirlo, que Alina podra recuperarse de su involutiva enfermedad politica e ideological, pienso que ya esta perdida pues su nivel de convencimiento, es decir de que ella esta en el lado corecto de la historia, ya no tiene posibilidad de regreso al campo revolucionario, su involucion es parte ya de su organismo cerebral, psiquico y material en todos los sentidos, el oro imperial la tiene de su parte y ello requeriria un nivel de honestidad, honradez y decencia,para regresar al campo de la revolucion socialista, que Alina no esta interesada en hacerlo en lo absoluto.
Quizas tengamos que seguir viendo la total destruccion politica e ideological de este ser humano y constatar como el enemigo aun tiene armas de todo tipo para convertir a seres humanos en defensores del crimen, el genocidio, el terrorismo, la destruccion de paises y naciones y sobre todo tratar al mismo tiempo de detener el proceso social de destruccion del capitalismo y el imperio por sus propias fuerzas destructivas y erosionantes en las doctrinas del capital en este mundo, esto no lo ve Alina ni lo vera nunca, es un caso perdido para todos nosotros, y nos ensena que tenemos que seguir luchando en el campo de la ideas para que nunca mas seres humanos como Alina pasen al campo del enemigo por diferentes intereses de todo tipo y tengamos que sufrirlo como una forma ejemplar de seguir mejorando nuestra lucha de ideas y materiales en el socialismo y por el marxismo.

la mulatísima 16 abril 2019 - 12:43 PM

Elpidio Valdés…. se te fue la mano….
Yo creo que si como dijo nuestro Comandante «Revolución es cambiar todo lo que deba ser cambiado», también la FMC, tan revolucionaria como es, podría empezar a cambiar algunas cosas.
No seguí de cerca los debates en la televisión, sinceramente, por el hastío de lo mismo con lo mismo…
Y hay muchos que sí los siguieron, y coinciden conmigo.
Pero que no ose Elpidio Valdés, o cualquier otro forista acusarme u ofenderme .como tan irrespetuosamente ha hecho con la autora del artículo- so pena de volver a hacer el ridículo.
Sí me llamó la atención lo siguiente: las sesiones fueron presididas por altos dirigentes del país… y todos hombres… Y las conclusiones, qué casualidad!… también las hizo un hombre…
No por ostentar un cargo de Presidenta de una Organización de masas, como lo es la FMC, te da automáticamente autoridad o arraigo en la gente. A mi, que soy federada desde los 14 años no me preguntó nadie si quería que la compañera que hoy dirige la FMC fuera su Presidenta. Por tanto, tengo todo el derecho del mundo a no estar de acuerdo con su nombramiento. Pero si quiere, entonces, ser conocida, por lo menos entre las mujeres, para que sepamos cómo piensa, o qué puede hacer para seguir adelante con esta organización, lo menos que pudo pasar, fue que por lo menos la «dejaran» dirigir los debates. Y eso me molestó. Opté, entonces, por no seguir las sesiones del Congreso.
No sé, es mi opinión.
ah, escribo desde Cuba, donde vivo y viviré, y no soy instrumento de nadie, como no sea de las ideas en las que creo, y que pienso pueden seguir mejorando este, mi país.

Magineras: tiempo de contar su historia – La Joven Cuba 14 mayo 2019 - 7:01 AM

[…] varias semanas y a propósito del post Un congreso gris, me escribieron Sonnia Moro y Mirta Rodríguez Calderón a nombre de las magineras. Yo había […]

Los comentarios están cerrados.