corrupcion_cuba_thumb.jpg
Artículo de LJC en noviembre 2013: La corrupción en cuba enfermedad crónica por Roberto G. Peralo.

Durante los días del 9 al 21 de junio del presente año, se realizó por la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Provincial Popular de La Habana, el juicio oral y público por los delitos de Cohecho, Actos en Perjuicio de la Actividad Eco­nómica o de la Contratación, Fal­sificación de Documentos Ban­carios y de Comercio, Es­tafa, Trá­fico de Divisas y Evasión Fiscal, contra los empresarios canadienses Vahe Cy Tok­makjian, Marco Vinicio Puche Rodríguez y Clau­dio Franco Vetere.

La Fiscalía General de la Re­pública acusó a Vahe Cy Tokmakjian de utilizar mecanismos fraudulentos y corruptores para obtener beneficios en las negociaciones con entidades cu­banas, provocando afectaciones considerables a nuestra economía; realizar sin la autorización correspondiente operaciones de intermediación financiera; extraer del país ilícitamente cuantiosas sumas de dinero; alterar la información de registros contables y declaraciones juradas con el propósito de eludir sus obligaciones tributarias; así como efectuar retribuciones monetarias a varios trabajadores, quienes en realidad realizaban funciones distintas a las autorizadas legalmente o no estaban contratados por entidades nacionales.

Además, fueron acusados los exdirectivos cubanos pertenecientes al extinto Ministerio del Azúcar, Nelson Ricardo Labrada Fer­nán­dez (exviceministro); Ma­nuel Her­iberto Fer­nández San­tiesteban, Leonardo Fidel Delgado Dorta, Jorge Luis Machado Pérez y José René Rubio Escobar; del exMinisterio de In­dustria Básica, Alberto Cirilo Pantón Grahan (exdirector general de Cu­baníquel), Ernesto Gómez Cum­plido (exdirector de Ferroníquel Minera S.A.) y Fidel Penín Oliva; así como Jorge Luis Melo Reyes, exdirector de la Asociación Eco­nómica Internacional CISTUR del Ministerio de Turismo.

También se imputaron hechos delictivos contra Edmundo Javier Cabrera Díaz, An­tonio Gilí González, Boris Ernesto Barber Ve­lis, Armando Enrique Martínez Ganfo y Elsa Fer­nández Proenza, quienes ocupaban diferentes responsabilidades en

Ramón Labañino
Ramón Labañino Salazar

El reciente acto terrorista contra la agencia de viajes a Cuba, Airline Brokers, propiedad de Vivian Mannerud, demuestra que el terrorismo sigue latente en los Estados Unidos y sus víctimas pueden ser cualquiera que promueva un acercamiento entre los cubanos de dentro y fuera de la isla.

Por la importancia y la vigencia de cada uno de los alegatos de los Cinco en el año 2001, publicaremos durante 5 sábados seguidos cada uno de ellos. Muchos eran muy jóvenes en ese entonces, a ellos entonces están especialmente dedicados.

Your Honor, Ladys and Gentlemen:

Primero que todo, yo me uno a todos los argumentos de mis cuatro hermanos en esta causa y mis reconocimientos al profesionalismo de los oficiales de esta Corte: Richard, Translators, Marshalls, Lisa.

El criminal ataque a las Torres Gemelas de New York y al Pentágono en Washington segó la vida de miles de inocentes del pueblo de Estados Unidos, y con indignación nos unimos al dolor del pueblo norteamericano. Hacemos votos por que tales hechos no vuelvan a ocurrir.

Gerardo Hernández Nordelo
Gerardo Hernández Nordelo

Por: La Joven Cuba

El reciente acto terrorista contra la agencia de viajes a Cuba, Airline Brokers, propiedad de Vivian Mannerud, demuestra que el terrorismo sigue latente en los Estados Unidos y sus víctimas pueden ser cualquiera que promueva un acercamiento entre los cubanos de dentro y fuera de la isla.

Por la importancia y la vigencia de cada uno de los alegatos de los Cinco en el año 2001, publicaremos durante 5 sábados seguidos uno de ellos. Muchos eran muy jóvenes en ese entonces, a ellos entonces están especialmente dedicados.

 Su señoría:

Quisiera antes que todo expresar unas breves palabras de agradecimiento a un grupo de oficiales del gobierno federal que laboraron durante nuestro largo y complejo juicio dentro y fuera de esta sala. Me refiero a los traductores, estenógrafos, alguaciles y demás asistentes, quienes en todo momento demostraron un alto nivel ético profesional.

En un blog en el que se habla tanto de derechos y libertades...la liberación de los Cinco sería una muestra básica de justicia por parte de los Estados Unidos.

Osvaldo Manuel Álvarez Torres (Master en Filosofía del Derecho, Profesor Principal de Derecho Procesal  y de Historia General del Estado y el Derecho)

“Quiero escribir, pero me sale espuma”. Roque Dalton

El controvertido y amañado proceso judicial que se siguió en contra de cinco cubanos injusta y cruelmente sancionados y confinados en diseminadas cárceles norteamericanas, por obra y gracia de una mafia terrorista que destila veneno contra todo lo que defienda el proyecto social cubano, ha sido dado en llamar, por los manipuladores de la información, como el JUICIO DE LOS ESPÍAS.

 Parece que los plumíferos de la desinformación mediática han olvidado que en una obra tan sencilla y al alcance de todos, tal cual es el Diccionario Cervantes, Manual de la Lengua Española, se define con el concepto de espía, “El que se encarga de acechar y vigilar a otro, de descubrir los secretos de un Estado”.

Por: Harold Cárdenas Lema

“La sospecha corroe la cabeza mi gente
 pero que no nos coma el corazón
por tantos años de tirar pa´l frente
 entre bloqueos y mala administración”
Buena Fe (π 3,14) 

Cuando yo nacía, la Unión Soviética comenzaba ya a morir lentamente, de un fallecimiento lamentable pero natural (si se tiene en cuenta la magnitud de los errores cometidos y lo tardío del reconocimiento de estos). En fecha tan temprana como el año 1986 ya se veían los síntomas: después de un año en Bulgaria, al llegar a Cuba mi padre sentaba a la familia a la mesa y con toda la seriedad del mundo les aseguraba su convicción en el derrumbe (al menos en las ideas) del socialismo europeo. Siempre me pregunté las razones principales que provocaron la caída soviética; sopesé la corrupción y la burocracia, el divorcio entre el Partido y las masas, etc., y aunque seguramente peque de reduccionista o simplista, al final tuve que resumirlas todas en una sola: la sospecha.

Fue la pérdida de confianza en el proceso y sus líderes lo que provocó el efecto dominó a finales de los 80 y comienzos de los 90. Hace poco tuve la oportunidad de conversar con una persona que vivió precisamente en Bulgaria y otros países del campo socialista durante este período, me expuso sus puntos de vista y su mirada particular al respecto. Mientras me contaba la separación gradual entre el Estado y las masas, provocada por la corrupción y excesos de sus dirigentes; entendía por qué en el imaginario social de esos pueblos se destruían los ideales socialistas.