Consideren este texto una excepción entre mis colaboraciones con LJC

No existen generaciones históricas, existen generaciones que hacen historia, lo primero es escucharlas

Por Gabriel Torres

Y hasta el crudo viento del norte que castiga nuestra bahía, se detuvo para escucharle, y la luna llena detuvo su carrera y en un atrevimiento celeste parecía darle gracias a Matanzas por tanta música y aplausos. Visiblemente emocionados, con lágrimas que tocaban las puertas de la añoranza y el recuerdo, los menos jóvenes que acudieron al viaducto matancero cantaban junto a él.

Y las nuevas generaciones, enamoradas de tanta poesía y belleza, acompasaban con su risa y eterno movimiento el homenaje que ofreció el bayamés a la Atenas de Cuba. Muchos recuerdos, muchos sentimientos reencontrados, mucha pasión entregada y retribuida, bajo la melodía de temas antológicos como Para vivir o Pequeña serenata diurna disfrutamos todos en una noche especial e inigualable.

La Joven CubaPor: Harold Cárdenas Lema

♫♫ Cuando te cante dolores,
ponte atento al silogismo
pues derivará en amores,
aunque no suenen lo mismo♫♫
Buena Fé

Siempre que escribimos algo lo hacemos por una necesidad de compartir nuestras ideas, nuestros puntos de vista y esclarecer mitos o tergiversaciones (muy comunes en el caso cubano). Yo personalmente lo hago para exorcizar mis demonios, criticar lo que me parece incorrecto y arrojar luz sobre las sombras. Me parece que el país necesita fortalecer un pensamiento crítico de su realidad; no la crítica destructiva, impositiva y maliciosa que se nos hace desde el exterior, pero sí una que se contraponga a los rezagos de periodismo mediocre y apologético que lamentablemente persisten en nuestra prensa. Siempre me ha parecido irónico que sea el presidente del país el mayor promotor de la crítica.