El pueblo del 11-J

por Mario Valdés Navia
11-J

La violencia política desatada en las calles y plazas cubanas en estos días —usual en otras realidades, muy rara en la Isla— no se resolverá con la represión gubernamental y el miedo a la Covid-19. En la historia posterior a 1959 es difícil encontrar momentos similares a este del 11-J. Para acercarse a algunos habría que remontarse a la lucha de clases de inicios de los sesenta, los sucesos de la embajada del Perú/éxodo del Mariel (1980), y el Maleconazo/crisis de los balseros (1994). Este constituye su antecedente más cercano, pero sus diferencias con lo acaecido el 11-J son sustanciales y las soluciones de entonces no valen ahora.

−I−

Cuando ocurre el Maleconazo de 1994, hacía cinco años había comenzado el Período Especial en tiempo de paz. La pobreza, desnutrición y mortandad asolaban a la mayor parte de la población cubana. El USD, que estuvo a siete pesos en el mercado negro en 1990, llegó a rebasar los ciento cincuenta. Cantidad enorme de dinero en la calle y muy poco que comprar, dispararon una inflación de cuatro dígitos.

No obstante, aquel verano caliente del 94, las manifestaciones de carácter masivo y los encuentros violentos quedaron circunscriptos a una parte de Centro Habana y Habana Vieja y surgieron después de que fuera in crescendo durante semanas la emigración ilegal mediante el robo de embarcaciones. Aunque provocada por la desesperada situación existente, el Maleconazo era aupado desde el exterior por la Ley de Ajuste y la existencia de flotillas aeronavales de rescatistas que esperaban a los balseros en el estrecho de La Florida.

La reacción del gobierno fue reprimir con grupos de respuesta rápida y policías de civil. La presencia de Fidel en el centro de los acontecimientos terminó de aplacar los ánimos con relativa prontitud. Días después, se firmó un nuevo acuerdo con Estados Unidos que amplió la emigración legal y se aplicó un paquete de medidas liberalizadoras que incluían la creación del Mercado Libre Agropecuario, la ampliación de las ventas en USD y el impulso a la joven industria biofarmacéutica.

11-J

La presencia de Fidel en el centro de los acontecimientos del Maleconazo terminó de aplacar los ánimos con relativa prontitud. (Foto: BBC)

−II−

Lo ocurrido el 11-J une nuevamente el grito de los obstinados de las poblaciones y barriadas más empobrecidas de las ciudades y poblados con el conflicto Cuba-EEUU y su expresión mayor: el recrudecimiento del bloqueo en medio de la crisis pandémica. Pero ya no está Fidel para persuadir a las masas y convertir el revés en victoria con su ascendencia política. Tampoco hay política de “pies secos, pies mojados”; por el contrario, es interés del gobierno de los Estados Unidos disminuir la emigración ilegal, y los capturados en el intento son retornados a Cuba.

Los que clamaron ese día por la intervención humanitaria, a sabiendas de que eso significaría la destrucción del país, no pueden hacerse ilusiones. El propio Bob Menéndez dejó establecido que Estados Unidos no pretende intervenir ni permitir un éxodo masivo desde Cuba. Las soluciones tendrán que ser encontradas y aplicadas entre cubanos.

En este inédito escenario, dos preguntas se hacen los que conocen poco, o mal, al pueblo y gobierno de Cuba:

– ¿por qué una población sale de pronto a las calles a expresarse políticamente, de manera clara y terminante, en rechazo a una política gubernamental que parecían acatar?

– ¿por qué las fuerzas del orden la emprendieron con violencia y saña contra manifestantes pacíficos, mientras brillaban por su ausencia cuando grupos violentos saqueaban tiendas y volcaban carros patrulleros?

Esta semana tuve la desdicha de escuchar a una periodista extranjera referirse despectivamente a los protestantes en Cuba como: «marginales, delincuentes y alcoholizados». Entre ellos pudo haber algunas personas así, pero predominaron estudiantes y profesores de nivel medio y superior, profesionales e intelectuales, obreros y campesinos, empleados y desempleados, jóvenes y viejos. ¡Más respeto, por favor, para el pueblo del país que la acoge!

Hace tres días fue 14 de julio, fecha de la toma de La Bastilla, no puedo menos que recordar a los pares de esos hombres y mujeres del 11-J: los sants culottes de los barrios pobres parisinos de 1789 y sus heroicas compañeras, que dieron la clarinada histórica para poner fin al viejo régimen aristocrático y servil. Parece que otra vez le ha tocado a los sectores del pueblo que sobreviven en la inopia y a los jóvenes rebeldes salir a la calle a gritar por todos los que aún no se atreven a usar su voz.

Es que ese pueblo cubano empobrecido, mal vestido, de habla vulgar, ocupante de casas pequeñas y humildes barbacoas, que tanto gustan de fotografiar los turistas extranjeros, hace mucho que anhela expresar sus convicciones políticas libremente. Si no lo hacía con vehemencia antes era por el respeto y magnetismo que irradiaba Fidel y por el vasto y eficaz sistema de control de las expresiones políticas que estableció. Dicho sistema, aunque aún funciona, ya no puede conservar el monopolio de la información y la comunicación ante la extensión de internet y las redes sociales.

11-J

Otra vez le ha tocado a los sectores del pueblo que sobreviven en la inopia y a los jóvenes rebeldes salir a la calle a gritar por todos… (foto: Alexandre Meneghini / Reuters)

Si el pueblo no lo hizo de esta manera durante la conducción de Raúl fue porque este abrió un proceso de eliminación de prohibiciones anacrónicas, promovió debates colectivos y proyectó reformas que dejaban un atisbo de luz al final del túnel y revivían las esperanzas de que sobrevinieran cambios.

Sin embargo, la posposición de las transformaciones de un año para otro, la presencia activa de la población en las redes sociales y el fiasco de constatar que la Constitución 2019, el VIII Congreso y la dirección del nuevo secretario/presidente serían solo continuidad de lo anterior; hicieron al país llegar a la crisis actual del sars-cov-2 con un extraordinario potencial conflictivo. Las consecuencias predecibles de la aplicación de la redolarización plástica y de la Tarea Ordenamiento hicieron el resto.

En la jornada del 11−J confluyeron tanto la ira popular como el temor del gobierno a perder el poder. Los obstinados salieron a gritar sus consignas improvisadas sobre la marcha, y desfilaron sin orden ni concierto, mientras filmaban lo que hacían con sus móviles para mostrar al mundo que habían perdido el miedo a hacerse escuchar.

Cuando lo ocurrido en San Antonio de los Baños se hizo viral en las redes sociales, las manifestaciones se extendieron espontáneamente. Las piedras llovieron sobre las odiadas tiendas en MLC, muchos aprovecharon para saquear y destruir —como ocurre en medio de acontecimientos como estos— y las autoridades comprendieron que era hora de cortar la internet e iniciar la represión porque: «La calle es de los revolucionarios».

Los efectos de esa confrontación fratricida fueron vistos en todo el mundo y estremecen hoy a los que apenas estamos recuperando el servicio de internet. Restañar las heridas de estos días y sobrepasar este momento difícil exigirá valor, mesura y tacto político al gobierno y a sus oponentes. La hora actual de Cuba es más para el diálogo y la persuasión que para las redadas y los encarcelamientos.

Los extremismos han de ceder el puesto a las posiciones consensuadas, pues no creo que haya regreso posible al diez de julio. El pueblo tuvo su 11-J y la gran mayoría de los que gritaron: «¡Libertad!» y «¡Patria y Vida!» no estaban pagados por el imperio ni ignoraban la trascendencia de lo que estaban viviendo. El gobierno debería hacer control de daños y poner en práctica cuanta medida conduzca a un diálogo nacional.

El Gobierno/Partido/Estado tiene que entender que el pueblo exige cambios en la economía, la sociedad y la política. Para que continúe el socialismo y la independencia, habrá que romper definitivamente con el inmovilismo y la soberbia burocrática. Mientras termino el post se anuncian nuevas medidas flexibilizadoras por parte del gobierno a la entrada de medicinas y alimentos y la estimulación empresarial. Buena señal. El poder del pueblo del 11-J, ese sí es poder.

55 comentarios

Orl 17 julio 2021 - 6:28 AM

Toleré que en esta entrada se le rindiese culto al innombrable una y dos veces, pero a la tercera fue la vencida y no pude seguir leyendo. ? Todavía algunos de LJC no se acaban de dar cuenta de que ese individuo es el principal responsable de la fosa dónde están metidos y del baño de sangre que les puede caer encima?

Yeyo 17 julio 2021 - 6:45 AM

Cuba jamas será igual después del 11J. Nadie protestaba por comida o el Covid. La gente pedía Libertad, Patria y Vida. Es una vergüenza decir que decena de miles de jóvenes que se lanzaron a las calles eran delincuentes, borrachos y ladrones. Ese es el hombre producto de la revolucion. Les llegó su hora y hay que escucharlos.
La tensión en el país se mantendrá mientras que las causas que la originaron no cambien y no creo que el gobierno esté dispuesto a hacer concesiones políticas de ningún tipo. Este es solo el comienzo

Alicia 17 julio 2021 - 6:52 AM

En mi opinión los errores han sido tantos, que no vasta con algunas medidas, supongo que el Presidente no haya tomado decisiones sin discutirlas al menos en el buró político y en el consejo de ministro y eso evidencia que han estado muy lejos del pure lo y que desconocen su realidad, así como los cambios de condiciones, seguir con un lenguaje obsoleto, repetitivo de consignas que para las nuevas generaciones no significan nada, es la primera señal de su desvinculación con las masas. Seguir diciendo que la calle es para los revolucionarios y las universidades también es algo absurdo, quién decide qué es ser revolucionario, son revolucionarios los que mienten, los que instigan a la violencia, los que difaman, los que son impunes y califican al pueblo de marginal por reclamar el diálogo, son revolucionarios esos que tiene buenas casas, buenos carros, internet gratis y que nunca se equivocan y son los más sacrificados y quieren lo mejor para el pueblo según su discurso, pero no toman una medida acertada en un momento de crisis y no son capaces de reconocer que esa marginalidad a la que acusan de alcohólicos y ladrones es el resultado de su ineficiencia. Lo menos que pueden hacer es renunciar todos y permitirle a otros más capaces emprender un proyecto inclusivo, que despliegue las capacidades de los cubanos y no tengan que vivir a expensas de las remesas que envían esos a los cuales se desprecia porque buscaron un camino más viable, en su mayoría para apoyar a su familia.

Ramón Izquierdo Delgado 17 julio 2021 - 6:52 AM

Estoy de acuerdo con el autor, han salido a manifestarse “las poblaciones y barriadas más empobrecidas de las ciudades y poblados” (aunque a decir verdad no de toda Cuba, aunque también los que han “asaltado y apedreado” hospitales y causado heridas a personas humildes del pueblo; la burguesía cubana (y la burguesía en general) huye de los tumultos y no participó (tal vez quizás muerta de pánico, cobarde como es, se asomó por el balcón para contemplar con espanto aquello), aunque pudo pensar que, irónicamente, aquellos pobres serían los que le ayudarían a quitarse de encima el gobierno “comunista” que le impide LIBERALIZAR completamente la economía para ella poder disponer de esos (vacíos hoy) mercados llenos y abarrotados de comida , aunque solo para un 20-30 por ciento de las personas.
¿Sinceramente esas “poblaciones empobrecidas” piensan que habrá “barra libre” también para ellas, tan pronto como derroten el gobierno de Díaz-Canel?
¿Pensarán esas “poblaciones pobres” que las relaciones de Cuba con EEUU (aun siendo deseables) será tan beneficiosa para Cuba como lo fueron en su tiempo las relaciones sobre bases “no estrictamente capitalistas” mantenidas primero con la ex URSS y después con Venezuela?
En los próximos días y meses veremos, casi con toda seguridad, a una buena parte de la emigración cubana, la misma que clama y reclama comida para Cuba y su pobre población, vendiendo a precios de oferta y demanda (como miserables merolicos) una buena parte de los alimentos que, en abarrotados equipajes, libremente les ha permitido el gobierno cubano introducir. Tal vez, entonces, esas “empobrecidas masas” se den cuenta quién es el verdadero enemigo de ellas, de Cuba y acaso del mundo: el capitalismo feroz y despiadado representado en el libre accionar de la asesina y cruel ley del valor. Ojalá aprendan la lección porque como dijo George Santayana “Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo”
Un saludo y feliz día para el autor
Ramón Izquierdo Delgado

dario 17 julio 2021 - 9:18 AM

como le dijo el Senador Marco Rubio a la dirigencia de Black live matters…..si usted quiere yo le facilito el viaje para cuba….cuando me ensene su tarjeta de abastecimiento,yo le pondre mucha mas atencion.En espera de sus informes,Dario

Susana Rodríguez 17 julio 2021 - 12:13 PM

Y quien le dijo a Ud q es la emigración cubana la encargada de venderle comida al pueblo?
Por que no le exige q esa dictadura corrupta y asesina q le venda al pueblo esa comida en la moneda en q le paga y a precios adecuados?
No les bastó vivir a costa de la URSS, luego de Venezuela y ahora pretenden seguir echando sobre los q han tenido q emigrar, el peso de la alimentación y las medicinas de un pueblo al q ustedes mismos han llevado a esa situación?

Manuel* 17 julio 2021 - 1:07 PM

Ramón, esas barriadas empobrecidas no entienden de ideología. Solo buscan comida. Son el motor de la historia que acabará con el status quo en Cuba. Respecto a la burguesía que no salió a manifestarse, esa es la burguesía que acaba de ir a un acto revolucionario en La Piragua. El perfil es completamente distintos. Unos delgados, soltando palabrotas y asaltando tiendas. Otros magníficos oradores orondos y bien vestidos.

Vieron que estaban muy sucios y delgados y decidieron dejar entrar alimentos y artículos de higiene.

Respecto a que si esos barrios marginales mejorarán después del colapso. No me queda la menor duda. En España el salario mínimo es de mil euros limpios, con educación y sanidad gratis … y garantizando una futura pensión.

Ramon Izquierdo 17 julio 2021 - 5:22 PM

Miente, en España ganan menos de mil euros millones, si tienes mas de 40 años no encuentras trabajo, hasta la escuela pública (30% aproximadamente hay que pagar algo), una carrera de enfermería por ejemplo cuesta 11 mil euros, sin contar en ello alquiler, comida y gastos de transporte, hay millones de desempleados, decenas de miles yendo a buscar comida a los comedores de Cáritas, y para colmo si no trabajas no tienes sanidad, y tampoco te ponen vacuna contra el covid. Y las pensiones usted sabe mejor que nadie que van a la baja y los jóvenes de hoy la tendrán muy dura para cobrarlas.
Vio hoy las imágenes en las plazas de Cuba? Me alegro que las haya visto porque pese a la crisis los revolucionarios cubanos siguen siendo mayoría.
Creo que el sector liberal se ha lanzado apresuradamente a tomar el poder, además de hacerlo con una “escoria terrorista” que hasta intentó linchar en Cárdenas a los niños y enfermos de covid que permanecían ingresados. No se si tendrán otra oportunidad porque esta vez no solo están derrotados, sino que perdieron la iniciativa, y tendrán que esperar otros 10 años!!!!, porque ya sabe que su admirado capitalismo cae en crisis cada 10 años aproximadamente. Así que de lo mismo hasta la década de 2030.
Saludos y tenga un feliz día

Orl 17 julio 2021 - 6:53 AM

Se ha creado la leyenda de que la presencia de Fidel paralizó aquella primera manifestación espontánea llamada el maleconazo. Yo, francamente pienso que es pura propaganda. Primero, fue la brigada Blas Roca a aplacar las cosas dando palos y luego se presentó el Comandante el Jefe más conocido como el capitán araña. Él siempre se las arregló para estar en la retaguardia, muy bien protegido. Desde la cumbre de la Sierra Maestra dirigió las acciones, un sitio tan inaccesible como el paso de las Termópilas.
Su arma predilecta era un fusil de mira telescópica para disparar desde lejos.

Juan Escandell Ramirez 17 julio 2021 - 7:05 AM

Excelente articulo con un análisis demoledor.Pero la medida más apremiante es la de liberar a los detenidos.

Orl 17 julio 2021 - 7:11 AM

El señor izquierdo llamando a la ley del valor cruel y asesina ha hecho un enorme aporte al estudio de las ciencias económicas. Jajaja

Jose Varela 17 julio 2021 - 7:18 AM

Seguimos con la “trova” de siempre. Mucho hablare y poco hacer, esa es mi Cuba de siempre.
No critico. Yo preferi marcharme. Muchos mas se iran y El gobierno “para los revolucionarios” vencera otra vez.
Saludos

Manuel Figueredo 17 julio 2021 - 9:35 AM

Con quién o con quienes comenzará el gobierno-partido a sentarse en la mesa a dialogar ? Si alguien lo sabe por favor que lo exponga. No creo que con los mercenarios, Apátridas,chusma,merolicos y empobrecido,como ahora algunos afines a la
dictadura le llaman a los marchistas,lo quieran hacer. Pero existen los ” revolucionarios, los dueños de la calle ” con esos,con los que usaron, el plomo,el palo y bofetada esos, serán los llamados al proceso. Con los aliados todo contra los aliados nada. Un viejo marxista comunista dice que las masas nunca se equivocan y si lo hacen es porque están mal orientadas, a quien le echamos la CULPA de la gran marcha,al buró político del pcc o los merolicos tuvieron que ver para que eso sucediera. Los comunistas nunca se sentarán en la mesa del diálogo, está más que comprobado. Tiempo al tiempo.Buen análisis el que tenemos hoy por delante.

Manuel* 17 julio 2021 - 7:20 AM

Una vez más me alegro de ver una nueva entrada de La Joven Cuba. Eso significa que todavía no os han encarcelado. Ojalá mi temores sean completamente infundados y jamás os encarcelen.

Sanson 17 julio 2021 - 7:46 AM

Seria muy conveniente que se expusieran algunas fotos sobre el aislado suceso que alegan ocurrio en el Hospital. Me recuerdo de aquello que ocurrio en el circulo infantil Le Van Tam donde se dijo que se habia tratado de hacer un sabotaje y hasta el fidel se persono, como siempre cuando la pequenna humareda habia sido controlada y al final se corrio la voz de que solo habia sido un corto circuito en la instalacion electrica y nunca jamas se hablo de aquello ni se supo nada de los supuestos autores.
Otra razon por la que considero necesarias dichas pruebas es por lo que ocurrio cuando se comunico a la poblacion que despues de que un omnibus irrumpio en la Embajada de Peru los integrantes de aquella accion habian matado al custodio.
Al final se comprobo que los asaltantes estaban desarmados y su unico crimen fue violentar la Embajada y que el custodio habia muerto debido a una bala que disparo su compannero tratando de impactar el omnibus. Al final nadie resulto acusado de asesinato lo cual es una prueba del “error” cometido en esa einformacion que nnunca fue aclarada como de costumbre.
Si existen pruebas del ataque tipo Intifada que alegan fue realizado sobre el hospital de seguro fue realizado por personas que no forman parte de las protestas donde se clamaba por Libertad y sus autoras deben ser sometidos a juicio sin tratar de mezclarlos con los miles que comunicaban reclamos mas que justos.

Alfonso Rojas (@cerralallave) 17 julio 2021 - 8:32 AM

hay mucho que decir Sr Navia pero ya hay cosas w son irrebatible y claras si se niegan es solamente porque perjudican si elección de que lado estar, veamos : 2. Diaz Canel es un criminal2
El pueblo cubano es visto y tratado como esclavos al elegir garrote y bala para sofocar la rebelión. Creo que nadie puede negar estas verdades y si se niegan sabemos de que lado está
En cuanto a más socialismo, este llevo al pueblo a donde esta hoy día quieren más? por favor se ve que
ud tampoco ha entendido lo del 11j. Y en cuanto al cerebro de todo esto la muerte lo salvo de la ira del pueblo que a 62 años no sólo está peor que cuando Batista, reducido a la condición de esclavos que debe de estar feliz de su afortunada suerte de vivir en la Cuba revolucionaria y por último independencia de que y para quien? a esto le llama ud independencia? En serio Sr Navia cuestiones ud y los que piensan como ud de sostener al monstruo y cambiar a los donadores son parte del problema o de la solución?

dario 17 julio 2021 - 9:07 AM

Mire,una primera lectura,me hace necesario hacerle tres aclaraciones,siempre desde mi optica :
-El pueblo de cuba no se ha manifestado mas porque siempre lo reprimen duramente y creo que nada hara mas ruinosa la situacion del pais,mas mal,no puede estar
-El exodo del mariel se produjo cuando aun,el gobierno comunista se reia del bloqueo y estaba en la creacion de uno,dos,muchos vietnams y el exodo del 94 propiciado por el
gobierbno comunista y….ha oido usted hablar del Contingente Blas Roca Calderio o usted es muy joven para eso ??.
– El pueblo que salio a la calle,es eso solamente : pueblo y creado por esa misma “revolucion” y por ultimo para que los extranjeros nos respeten,tenemos nosotros que respetarnos !!!

Felicia (Socióloga) 17 julio 2021 - 9:14 AM

Una preguntica.

¿Cuál CONGREGACIÓN verdaderamente tiene EL MÉRITO en lo que a RESPALDO respecta:

¿LA ORGANIZADA POR QUIENES LOS MEDIOS DE INFORMACIÓN CONTROLAN, o LOS CIUDADANOS QUE IMPROVISADAMENTE EN LAS CALLES DE CUBA SE MANIFIESTAN?

Esteban 17 julio 2021 - 9:16 AM

En un artículo leí: “¿Cómo creer en el llamado de Díaz-Canel a la paz y la concordia, a decir no al odio y la violencia, si 72 horas antes, al dar la orden de combate a los comunistas, incitó a la guerra civil y la degollina entre compatriotas?”
Sr Valdés Navia: ¿cómo puede ver usted, siendo el intelectual que es, una “buena señal” ante el par de mendrugos que el régimen encabezado por el fratricida Díaz Canel ha decidido en su cinismo y desprecio por el pueblo tirarnos luego de los sucedido el 11-J y días posteriores? ¿Qué hay de los millones de compatriotas que no tienen familiares en el exterior? La única solución a los problemas de Cuba es sacar del poder a los comunistas. Los gritos más coreados por los miles de manifestantes fueron LIBERTAD y ABAJO LA DICTADURA. ¿No le dice nada eso?
¿Cómo puede haber un “diálogo nacional” si una de las partes, en este caso la dictadura, no tiene disposición a dialogar con la sociedad civil pero sí a reprimirla con la ferocidad que hemos visto?
Basta de mover la colita cada vez que el régimen nos engaña con las mismas mentiras de siempre y nos tira un hueso baboseado. Vayamos, en su lugar, a la raíz de la tragedia nacional cubana: el sistema impuesto en Cuba está agotado, no sirve a la gente de a pie, no funciona ni funcionará porque es ineficiente por naturaleza.

Esteban 17 julio 2021 - 9:38 AM

Hay cientos de jóvenes literalmente desaparecidos. Muchos de ellos fueron sacados de sus casas y llevados a paradero desconocido al mejor estilo de la policía batistiana o la gestapo nazi. Sus familiares, muchos de manera infructuosa, están buscándolos sin saber dónde están. Si vimos monstruosas golpizas en las calles a plena luz del día no quiero imaginar lo que ha estado sucediendo al interior de las instalaciones militares con esos muchachos.
Vendrán juicios sumarios y largas condenas para reinstalar en el pueblo el miedo que se perdió. También internet sigue cortado para que el mundo no vea la magnitud de lo sucedido. Nadie puede asegurar cuándo volverá a normalizarse el servicio.
¡Así actúa una dictadura! Si con Batista o Hitler no hubo diálogo, ¿por qué debería haberlo con la dictadura que encabeza el fratricida Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez? Ese señor debe recibir toda nuestra repulsa y desprecio y un día ha de comparecer ante la justicia.

Al Rojas 17 julio 2021 - 9:57 AM

son miserables por el sistema son miserables porque así ellos lo quieren por si no se ha dado cuenta los cubanos son Esclavos por eso los tratan como los tratan a palo y bala, así se aplastan a los esclavos que se rebelan, t de una buena vez quítese ese concepto de que el socialismo no sirve al contrario es efectivo de eso se trata de tener una fábrica de miserables y Esclavos y en Cuba funciona como un reloj suizo.

Manuel Figueredo 17 julio 2021 - 10:52 AM

La historia se repite y no hay quien la pare.
Cuba tuvo un presidente Constitucional y se llamó Ramón Grau San Martín, médico de profesión y muy querido por su pueblo,pues le dió el voto a la mujer y decía que cada cubano debía de traer cinco pesos en el bolsillo.Pero también había corrupción y pandilleros que eran el azote de las calles,pero a pesar de ello el pueblo lo mantenía. Fulgencio Batista se encontraba viviendo en los EEUU y salió de senador y llamó a Grau y le preguntó si podía regresar y el presidente con el sarcasmo que lo distinguía le contestó : Este es un país democrático, pero le recuerdo que los muchachos están en las calles. De todas formas Batista regresó y afrontó las consecuencias. Traigo a colación estos hechos porque no quiero encontrarme en las calles con este tipo de ” muchachos ” ya que ahora estarán plagadas de ” revolucionarios ”
Con sus respectivos palos y cabillas y todo por un presidente que no ha sabido guiar a su rebaño. Patria y Vida.

Manuel* 17 julio 2021 - 11:29 AM

Esteban, son muy amigos de usar símiles militares en el accionar político: lucha, trinchera, combate. Otros también lo hacen. No me gusta nada porque en el resto del mundo, donde no están tan acostumbrados a eso, esos símiles se interpretan literalmente. La frase “la orden de combate está dada” fue muy desafortunada. No sé que pasaba por la cabeza de quien la dijo, pero los millones que la oyeron interpretaron de todo.

Raul Sobrino 17 julio 2021 - 9:39 AM

Cuando pienso en Cuba yo no le veo solución a corto plazo a la situación presente… Mucho menos siendo de todos conocido que el país siempre ha dependido de lo que le ha podido quitar al resto del mundo para sobrevivir; miles de millones de dólares que le han dado y que luego no les han quedado otro remedio que condonarselo porque el gobierno de Cuba se ha negado a pagárselos, tanto porque no han tenido cómo hacerlo o porque no les han dado las ganas, siempre justificandolo en que se trataría de dinero que hiría a parar a los bolsillos de los millonarios.
La muy mala memoria y falta de conciencia de los países capitalistas desarrollados (que son indolentes con el dinero del pueblo) siempre descubren que podrían hacer negocios con Cuba para colocar sus superprodcciones de bienes que no tienen suficientes mercados. Y otra vez lo perderán todo o casi todo como tantas veces ya ha sucedido; algo que, por ejemplo, muy bien saben los chinos, quienes a pesar de ser quiénes más pueden dar, a esos si que no se les puede robar. Y no dan nada si ven peligro de que lo puedan perder.
De manera que la única opción que el gobierno cubano tiene es la de buscar la manera de parasitar -como siempre lo ha hecho- viviendo del capitalismo en todas las formas que ingeniosamente Fidel lo ideó (rentando médicos y técnicos y sirviendole al turismo del exterior). Para eso necesita de unas buenas relaciones con el que más le daría (EE.UU) que tienen una posibilidad infinitamente más fácil de producirse que la de que Cuba se haga amigo de Israel. O sea, los cubanos repudian y desprecian a los gobiernos de ambos países, con el último de los cuales la isla rompió relaciones diplomáticas y comerciales cuando estaban viviendo de la unión soviética y de otros países socialistas y jamás a pensado en restablecerlas.
Sí Cuba quisiera un rápido acercamiento con Estados Unidos, todo lo que tendría que hacer es buscar un acercamiento primero con Israel, sin siquiera tener necesidad de disculparse. Una vez que los norteamericanos vieran que Cuba se ha hecho “amigo” de su mejor aliado creerán que le toca su turno para que con el dinero de los norteamericanos se sostenga por la eternidad al gobierno de la isla.
La otra alternativa que le queda a Cuba para buscar una solución rápida, es la de promover a Mariela Castro para que tomara las riendas del poder. Eso no sería en lo absoluto difícil ni complicado. Todo lo que tendrían que hacer es promoverla como una nueva figura y alternativa, destituyendo al actual presidente y nombrandola a ella para que tome la dirección del gobierno con poderes absolutos. Ella se rodearía de homosexuales y lesbianas e introductoria infinidad de leyes a favor de ellos, con lo que se ganaría el total apoyo de los muy poderosos grupos de feministas radicales y de la lgbt, los que invadirian a Cuba para sentirse en el primer territorio libre y gobernado por ellos, forzando al mundo a darle tratos especiales a la isla.

Alfonso Rojas (@cerralallave) 17 julio 2021 - 9:39 AM

si son independientes por el socialismo ese que los tiene como están, como insisten en lo mismo?a verdad es que así como son Esclavos no son independientes, la independencia no la asegura el socialismo la asegura la libertad y la prosperidad de su gente y hoy eso no lo hay, dejen de darle oxígeno a un cadáver, se acabó la mentira y el engaño o se rompe con la dictadura o se sigue en esclavitud.

Raul Sobrino 17 julio 2021 - 9:50 AM

Cuando pienso en Cuba yo no le veo solución a corto plazo a la situación presente… Mucho menos siendo de todos conocido que el país siempre ha dependido de lo que le ha podido quitar al resto del mundo para sobrevivir; miles de millones de dólares que le han dado y que luego no les han quedado otro remedio que condonarselo porque el gobierno de Cuba se ha negado a pagárselos, tanto porque no han tenido cómo hacerlo o porque no les han dado las ganas, siempre justificandolo en que se trataría de dinero que hiría a parar a los bolsillos de los millonarios.
De manera que la única opción que el gobierno cubano tiene es la de buscar la manera de parasitar -como siempre lo ha hecho- viviendo del capitalismo en todas las formas que ingeniosamente Fidel lo ideó (rentando médicos y técnicos y sirviendole al turismo del exterior). Para eso necesita de unas buenas relaciones con el que más le daría (EE.UU) que tienen una posibilidad infinitamente más fácil de producirse que la de que Cuba se haga amigo de Israel. O sea, los cubanos repudian y desprecian a los gobiernos de ambos países, con el último de los cuales la isla rompió relaciones diplomáticas y comerciales cuando estaban viviendo de la unión soviética y de otros países socialistas y jamás a pensado en restablecerlas. Quizás la clave está en que Cuba busque primero un acercamiento con el mejor aliado de los Estados Unidos.
La otra alternativa que le queda a Cuba para buscar una solución rápida, es la de promover a Mariela Castro para que tomara las riendas del poder. Eso no sería en lo absoluto difícil ni complicado. Todo lo que tendrían que hacer es promoverla como una nueva figura y alternativa, destituyendo al actual presidente y nombrandola a ella para que tome la dirección del gobierno con poderes absolutos. Ella se rodearía de “su gente” (homosexuales y lesbianas) e introductoria infinidad de leyes a favor de ellos, con lo que se ganaría el total apoyo de los muy poderosos grupos de feministas radicales y de la lgbt, los que invadirian a Cuba para sentirse en el primer territorio libre y gobernado por ellos, forzando al mundo a darle tratos especiales a la isla.

Shyri 17 julio 2021 - 9:50 AM

Suscribo de punta a cabo su artículo. Muy objetivo su análisis, comedido, sosegado y veraz.

Yo creo que a la dirigencia del país, le cuesta mucho asumir el papel de “servidores públicos” porque al ser escogidos y no elegidos directamente por el pueblo, no se sienten como tales y sus capacidades histriónicas son bastante malas. La patria es de todos y la Revolución (en mayúscula) también. El pueblo, mayoritariamente, quiere seguir siendo socialista, pero no cualquier socialismo. Por supuesto que el enemigo no descansará y seguirá aprovechando los mínimos resquicios para envenenarnos desde adentro. Demasiada soberbia exhibida a diario por los herederos designados, cuando se necesita menos arrogancia, ningún narcisismo y escuchar de verdad al pueblo. El vandalismo contra las tiendas en MLC da la medida de lo impopular de su masificación. La mayoría de los cubanos no recibimos remesas y nos avergüenza que nos hayan convertido en receptadores y clientes del mercado negro, a donde nos hemos visto obligados a acudir. Al Presidente de la República recordarle que él fue escogido para serlo de todos los cubanos, no solo de una parte de ellos: sus correligionarios, por lo que reitero que la calle es de todos los cubanos, los que nos consideramos revolucionarios y los que no.

Al Rojas 17 julio 2021 - 10:01 AM

envenenados desde adentro? absurdo frase que no merece ni aguanta el más mínimo análisis

juanaBacalao 17 julio 2021 - 3:30 PM

El pueblo, mayoritariamente, quiere seguir siendo socialista, pero no cualquier socialismo.

que urna de que voto le indica a usted esto que asevera con tanta seguridad?

el deporte favorito de los cubanos hablar por hablar.

Abelardo Mena 17 julio 2021 - 9:52 AM

Viva Wal Mart!!

MARLENE AZOR HERNÁNDEZ 17 julio 2021 - 10:15 AM

El estallido popular nacional en Cuba ha dejados encueros a GAESA, MININT, PCC, GOBIERNO DESIGNADO y sus instituciones.
JOAQUÍN VILLALOBOS, 14 DE JULIO.
Cuba, reformar o matar es el dilema
Quizá estas protestas no sean el final, pero sí pueden ser el principio del fin.
Una unidad policial asalta sorpresivamente una casa en un apacible barrio de la capital estadounidense. El jefe de la unidad captura a Howard Marks mientras le dice: “Por mandato de la unidad de pre-crimen del distrito de Columbia está usted arrestado por el futuro asesinato de Sara Marks y Donald Dubin”. Es el año 2054 y esta es la primera escena de la película de ciencia ficción Sentencia Previa de Steven Spielberg. Presenta el sistema de seguridad más eficaz del mundo, basado en actuar antes de que un crimen ocurra. Existe un viejo debate sobre por qué el régimen cubano ha sobrevivido en condiciones extremas ¿Por qué en Cuba no ocurrían protestas masivas a pesar del total fracaso económico, mientras sí las hay en Chile con una economía exitosa?; ¿por qué en Cuba el hambre y la escasez sistémica no generaba descontento y Gobiernos democráticos pierden el poder con un pequeño aumento de la inflación? Luego de 62 años, decir que los cubanos aman la revolución es comida para tontos.
Las protestas que están ocurriendo en Cuba no tienen precedentes, nunca habían sido masivas, simultáneas y a nivel nacional, nunca había habido saqueos, nunca habían destruido vehículos oficiales, nunca habían roto fotos de Fidel Castro y nunca habían demandado abiertamente el fin de la dictadura. La respuesta al debate acerca de la sobrevivencia del régimen no es el carisma Fidel, ni la salud subsidiada con dinero de otros. El castrismo, luego de consolidarse en el poder fusilando a muchos, logró construir un sistema de seguridad basado en el mismo principio de la película de Spielberg: enterarse antes, disuadir antes y actuar antes. Las dictaduras de la derecha latinoamericana tenían sistemas represivos que asesinaban y desaparecían abiertamente. La dictadura cubana es diferente, funciona con un sistema preventivo que reprime selectivamente a partir de la inteligencia que le proporciona un control social masivo.( DIFERENCIA ENTRE LAS DICTADURAS DE DERECHA Y DE IZQUIERDA)
Cuando los sandinistas derrocaron a Somoza sufrieron una gran frustración al encontrar los archivos de inteligencia. El supuesto es que existía un sistema muy sofisticado, pero lo que encontraron fueron fotos viejas, fichas mal escritas y escasa información seria. Los archivos de la antigua seguridad del Estado de la Alemania Oriental estaban compuestos por millones de documentos que 32 años después de la caída del muro de Berlín es muy poco lo que se ha estudiado. Casi todos los habitantes tenían una ficha. El documental Stasi, de Christian Gierke, muestra estos inmensos archivos y hace una excelente descripción histórica y conceptual sobre cómo funcionaba el sistema. Uno de sus principios era “evitar matar” y para ello necesitaba espiar masivamente. Los 15.000 efectivos de la temida Gestapo de los nazis fueron nada comparados con las más de 200 instalaciones y los cientos de miles de miembros de la Stasi, sin contar los informantes. La seguridad cubana fue construida a imagen y semejanza de la Stasi. Ambos países eran fronteras directas con su enemigo, además Berlín y La Habana eran vitrinas del comunismo.
En Cuba, los hijos espían a los padres y estos a sus hijos, los vigilantes de las prisiones espían a los presos y estos a los vigilantes, en fin, todo el mundo espía a todo el mundo hasta arraigar el principio central del sistema: “miedo y desconfianza”. El Partido Comunista de Cuba tiene cientos de miles de militantes y quienes integran los comités de defensa de la revolución son millones. Espiar asegura privilegios y ser descubierto como potencial opositor asegura castigos de exclusión en comida, salud y estudios,(CARCEL, EXILIO Y MUERTE). En Cuba no hay miles de desaparecidos como en la dictadura argentina(AHORA SÍ), ni masacres como las de los militares centroamericanos. Las capturas son selectivas,(AHORA SÍ, LOS SECUESTRAN DE NOCHE Y LOS VAN A BUASCAR A SUS CASAS) la tortura no debe dejar huella y algunos opositores, en vez de ser asesinados, mueren en “accidentes” o se “suicidan”. Las actuales protestas superaron a los grupos de choque que golpeaban a las damas de blanco y, lo más importante, han derrumbado el extenso sistema de espionaje y prevención. El Gobierno esta vez ni se enteró; se debilitó el miedo y su autoridad sobre los de abajo.
No hay solución posible a la crisis social porque nadie va a subsidiar al régimen, Rusia se cansó, China no regala y Venezuela está acabada. En 1980 no había hambruna y 10.000 cubanos pidieron asilo diplomático en la Embajada de Perú. El mayor caso de asilo en la historia del mundo. Luego más de 100.000 cubanos salieron de la Isla en el éxodo de Mariel. Las protestas de 1994 en el Malecón, que controló el propio Fidel Castro, demandaban igualmente que se les dejara salir de Cuba y la solución fue la crisis de los balseros que permitió que miles escaparan de la Isla. El problema para el régimen es que ahora las protestas no exigen escapar, sino quedarse y por eso demandan LIBERTAD!. Expulsar gente es un negocio redondo para dictadores, se quitan presión interna, reciben remesas y utilizan la emigración como arma diplomática: “si me impones sanciones, millones emigraran, dejaran de ser mi problema y se convertirán en el tuyo”. Lo que está ocurriendo en Cuba es un golpe a la política de chantaje migratorio cubana que también ha usado Venezuela.
El discurso de Díaz-Canel llamando a la represión masiva es una bofetada a la paciencia que europeos y canadienses han tenido con el régimen. Además, conlleva enormes riesgos internos porque es un cambio severo en su doctrina de seguridad basada en evitar matar. Hacen sentido las informaciones sobre policías que se niegan a reprimir o de otros que abandonan sus uniformes, algo que de alguna manera el Gramma reconoce cuando dice que hay revolucionarios confundidos en las protestas. Ya hay muertos y desaparecidos, la pregunta es entonces, ¿saldrán las Fuerzas Armadas a matar a cubanos hambrientos para defender un modelo que el propio Fidel Castro reconoció que no funciona? Las protestas han colocado a la dictadura frente al aparente dilema de: “matar o no matar”, si no matan crece la protesta y si matan el régimen se suicida.
La despedida del comunismo cubano ha sido demasiado larga y esto es peligroso. Quizá estas protestas no sean el final, pero sí pueden ser el principio del fin. La solución no es matar, sino reformar. Cuba no necesita una matanza de su pueblo ni un final trágico para quienes gobiernan. La salida debería ser negociar una apertura democrática, permitir partidos y medios de comunicación independientes, realizar elecciones, reconciliarse con el exilio, abrir la economía a la inversión externa y liberar las capacidades empresariales de los cubanos. En fin, construir una salida donde nadie necesite irse y todos puedan regresar. Los hermanos Castro perdieron la oportunidad de entenderse con Carter y Clinton y se burlaron de los acuerdos con Obama. Pero nunca es tarde para corregir. Pocos días antes de la caída del muro de Berlín, Erich Honecker, primer ministro de Alemania Oriental, rechazaba realizar reformas y pronunció un discurso donde presumió que su país era la 10ª economía del mundo. Mijaíl Gorbachov dijo entonces unas palabras proféticas: “La vida castiga a quienes la posponen”. Lo que vino después todos lo conocemos.
Joaquín Villalobos es consultor para la resolución de conflictos internacionales.

Qbano 20 julio 2021 - 2:13 AM

Encrucijada de un modelo social…leí su tesis gracias a mi hermano que estudiaba Historia del Arte. La felicito

Livio Delgado 17 julio 2021 - 10:43 AM

De acuerdo con su análisis, aunque creo las protestas del 94, en el reclamo, en el proceder de Fidel y en las condiciones de la sociedad, son completamente diferentes a lo que hemos vivido estos días, el reclamo ha sido Libertad, en el 94 partió de un periodo de éxodo, el proceder del gobierno poco que agregar, y en la sociedad hoy recalcar que en esa época de la caída del muro de Berlín y el desmerengamienro del bloque, esa generación que hizo la revolución o la mía que nacimos en ese decenio del 60-70 éramos el centro de la vida del país, en aquel momento aceptamos el reto y el sueño de esa esperanza que Fidel supo poner en el imaginario del pueblo, que claramente nunca llegó.
Hoy esa generación es cuando más solo observadora, ya vimos imágenes del antiguo imponente Ramiro, rodeado y sobrepasado por el pueblo a su alrededor. La generación que es centro de la sociedad hoy, son nuestros hijos, los que tienen muy poco agradable y positivo que recordar, mucho menos esperanzador de la sociedad que nosotros aceptamos, del país que se ha ido conformando. Las sociedades son conformadas y configuradas por el grupo etario de los jóvenes, esos que en las imágenes vistas mostraban su anhelo de otra sociedad, solo ese detalle me gustaría reafirmar en su excelente escrito.

Bienvenido Casals 17 julio 2021 - 11:00 AM

Para que continúe el socialismo y la independencia…
Está bueno eso; lo que no se lo cree ni él mismo

Esteban 17 julio 2021 - 11:00 AM

EDITORIAL: Un clamor de libertad frente al zafarrancho de cinismo del régimen cubano: https://www.cibercuba.com/noticias/2021-07-16-u192223-e199572-s27068-editorial

Jose Varela 17 julio 2021 - 11:01 AM

Con quien dialogaran, pregunta alguno. Es facil: Montaran algun congreso extraordinario solo para “revolucionarios”. Algun general retirado escribira una nota que algun aprendiz de general leera entre aplausos, vitores y consignas. Haciendo un esfuerzo sobrehumano ordenaran que se entregue a la poblacion una onza de carne extra y si acaso un cuatro mas de pan y…..la vida sigue igual.
Saludos

Manuel* 17 julio 2021 - 11:31 AM

Ya lo sé José, comenzarán dialogando entre ellos mismos. Pero estoy seguro de que terminarán dialogando con todos. Hasta el régimen racista de Sudáfrica terminó dialogando con Mandela … y Mandela aceptó con ganas el diálogo.

Esteban 17 julio 2021 - 11:51 AM

Manuel*, llevan 62 años “dialogando” entre ellos y ya vemos los resultados. Admiro tu fe en el diálogo con un grupo que solo piensa en mantener el poder de por vida y que desprecia a la gente.
No hay siquiera un solo motivo para creer que esos señores estén dispuestos a permitir una apertura política en el país. Ellos saben que en las primeras elecciones libres se van del poder para siempre.
Mantener el poder es vital para ese grupito.

Manuel* 17 julio 2021 - 1:11 PM

Me dices que llevan 62 años en el poder. Pues bien, la Unión Soviética duró 69 años. Al Castrismo le quedarán unos seis años, con mucha suerte. Creo.

Jose Varela 17 julio 2021 - 3:11 PM

Manuel, a Mandela le apoyaba toda la comunidad internacional. Desgraciadamente, el gobierno cubano cuenta con el apoyo de China, Rusia, entre otros y asi, es dificil que la comunidad internacional se pronuncie sobre lo ocurrido en la Isla.

Raul Sobrino 17 julio 2021 - 1:06 PM

El modernismo, la civilización, han generado necesidades (más bien miserias) para con la felicidad que han resultado contraproducentes para muchos pueblos. Por ejemplo los indios que habitan en la Amazonía y en otras selvas tenían todo lo que necesitaban para ser relativamente felices antes de que se presentarán allí los hombres civilizados y las cambiaron su sentido de vida, lo que los ha forzado ahora a la necesidad de comprarse ropa y utensilios de cocina que antes no necesitaban, entre otras cosas. Lo que para ellos antes era normal (andar desnudos o con taparnos) y viven de la caza la pesca y una pequeña agricultura local, ya no tiene regreso por cuánto han conocido los prejuicios y la moral del llamado mundo civilizado, haciendoseles ahora imposible el poder vivir sin éste.
Antes de que el hombre civilizado llegara a ellos, a esos indios no le faltaba nada. Tenían abundancia de comida, tenían sus propias formas de entretenerse; los hombres saliendo a cazar o pescar diariamente; las mujeres adultas enseñando a los adolescentes a tener coito; mientras que en las noches danzaban, etcétera.
En algunos países como Nepal, también los campesinos vivían muy felices con lo poco que tenían: hacían sus propias casas y tenían abundancia de comida y ropa suficiente. Los pueblos -incluyendo el cubano- no necesitan de tanto para ser felices. No necesitamos de viajes en barco o en avión, ni celulares, ni más de tres mudas de ropa, ni zapatos, ni relojes, ni radio o televisión, ni luz eléctrica, ni carreteras y sistemas de transporte; todo lo que nosotros necesitamos es una absoluta libertad para amarnos; algo que desafortunadamente lo hemos visto tan valioso y que generaría tanta felicidad que en nuestro egoísmo nos lo hemos negado quizás pensando que es mejor buscarse esa felicidad de otra manera; algo así como lo que -entre otros- disfrutan de las mismas mieles exquisitas que de que goza Kim Jong-un con su harén de mujeres jóvenes. En un mundo en el que tuviéramos una total libertad de amarnos unos a los otros todos los hombres y todas las mujeres fueran harenes para todo el mundo.

Raul Sobrino 17 julio 2021 - 1:32 PM

Mi comentario salió mal colocado, respondiéndole a usted pero da igual

Felicia 17 julio 2021 - 11:49 AM

Los que hoy en Cuba se congregaron por orden del PROPIETARIO, están contra todo riesgo inmunizados.

Alfonso Rojas (@cerralallave) 17 julio 2021 - 12:23 PM

63 años de esclavitud son muchos pero poco a poco las cadenas caerán ellos se tienen que ir y entre más se unan a esta premisa más corto será la permanencia en el poder de los esclavistas

Esteban 17 julio 2021 - 2:43 PM

Son tan torpes que ni se ponen de acuerdo para decir mentiras: https://www.youtube.com/watch?v=mvkdeoa0MiE

juanaBacalao 17 julio 2021 - 3:26 PM

asi que el jefe del abuso en cuba “aplaco animos” en el maleconazo. ese lo que se aparecio alli cuando la brigada Blas Roca se canso de darle cabilla a la gente con la ayuda de la policia y los boinas negras, dejense ya de cuentos y pasaderas de mano, los cubanos padecen del sindrome de estocolmo se hacen aliados del que los tiraniza, lo que dan es hasta pena cuando escriben. acaben de liberarse y llamar a las cosas por su nombre o hagan silencio de cobardes que es algo mas decente.

maria teresa 17 julio 2021 - 5:24 PM

VIVO en Cuba y la percepción que tengo de los sucesos cotidianos es muy personal y de primera mano, leo noticias y veo fotos y defino para mi lo que es verdad y lo que no es, en la TV entrevistan a personas que con palabras ya trilladas alaban y elevan lo que tenga que alabar y elevar y en cambio todo sigue igual o peor, y si veo un programa donde muestran videos de los servicios sanitarios de un hospital que se ven llenos de excrementos, orines y papeles regados por todo el área se que es verdad puesto que los he visto por mis propios ojos y los he olido con mis narices. La verdad es según la vivencia de cada cual y hablar por la vivencia de terceros es casi siempre es hacer el ridículo. Cada cual valora la actuación del gobierno a su manera.
Hay que vivir en Cuba para entender a los cubanos, cubanos humildes ya no quedan (humildad no es sinónimo de pobreza), los que si hay cada vez son más pobres y los hay que sobrepasan sus límites ya que ni libreta de abastecimiento tenían (alrededor de 300 mil personas que no tienen acceso a la canasta básica), los hay con mucho dinero que no la necesitan y los hay con muchas gratuidades que tampoco las necesitan. Dime como vives y te diré como piensas.
Si la asamblea nacional que es la que representa al pueblo no eleva la voz y le exige al gobierno entonces los que llevan la peor parte y que la vida los obliga a ser indómitos pierden la prudencia y desesperados se enfrentan al sistema y cogen los golpes dados por otros menos pobres que ellos. Eso pasa en cualquier lugar del mundo.
Para mi es increíble que tuviera que recurrirse a la violencia para que el gobierno autorizara la entrada de alimentos, aseo y medicamentos libres de impuesto por la aduana, ¿no se percataban de la situación humanamente insoportable? ¿es que ellos no sufren la escases, es que ni siguieran se enferman?, para colmo ahora bajo la presión del momento es que consideraron necesario resolver el problema de los que no se podían censar en la oficoda del lugar de residencia
¿Quiénes son los provocadores?
¿Quién se siente con la moralidad suficiente para criticar y condenar a los participantes? Precaver es mejor que lamentar

Eva 18 julio 2021 - 9:14 PM

Maria Teresa cada comentario suyo es exacto a lo que pienso.Hay que vivir aquí para sentir lo que duele la hipocresía de estos dictadores/ y la de los que les aplauden por una recarga o por una caja de pollo cuando a ellos les da la gana de dársela.Es humillante ver gente con tanta miseria moral/
La única energía revolucionaria es el amor y, es conocido que todos los que mal dirigen en este país desde Diaz Canel hasta el ultimo presidente de cada consejo popular donde el virus esta haciendo estragos porque no HAN SERVIDO PARA NADA, carecen de amor y de las bondadosas virtudes que sentirlo brinda/
Gracias a LJC y a sus autores y comentaristas .Yo. con quien apoye a este gobierno no lo quiero ni de amigo, ni de enemigo/Son escoria, y son ignorantes e inconsecuentes, les deseo el infierno de no poder dormir y soñar.Cada uno de ellos se ha movido siempre rodeado de guardaespaldas, y nada peor que esa falta de libertad.Ellos los corruptos dictadores son presos del temor al pueblo que desangran.El pueblo sueña ellos tienen pesadillas/. Aunque repriman al pueblo cubano, a quienes no tenemos miedo a expresarnos, y reclamar que se vayan, que se convoquen elecciones libres (que cada años se realicen) que la ley responda al pueblo y no a los represores, somos mas libres que ellos.

“Libertad es el derecho que todo hombre tiene a ser honrado, y a pensar y a hablar sin hipocresía. En América no se podía ser honrado, ni pensar ni hablar. Un hombre que oculta lo que piensa, o no se atreve a decir lo que piensa, no es un hombre honrado. Un hombre que obedece a un mal gobierno, sin trabajar para que el gobierno sea bueno, no es un hombre honrado. Un hombre que se conforma con obedecer a leyes injustas, y permite que pisen el país en que nació los hombres que se lo maltratan, no es un hombre honrado. El niño, desde que puede pensar, debe pensar en todo lo que ve, debe padecer por todos los que no pueden vivir con honradez, debe trabajar porque puedan ser honrados todos los hombres, y debe ser un hombre honrado. El niño que no piensa en lo que sucede a su alrededor, y se contenta con vivir, sin saber si vive honradamente, es como un hombre que vive del trabajo de un bribón, y está en camino de ser un bribón. Hay hombres que son peores que las bestias, porque las bestias necesitan ser libres para vivir dichosas: el elefante no quiere tener hijos cuando vive preso: la llama del Perú se echa en la tierra y se muere, cuando el indio le habla con rudeza, o le pone más carga de la que puede soportar. El hombre debe ser, por lo menos, tan decoroso como el elefante y como la llama. En América se vivía antes de la libertad como la llama que tiene mucha carga encima. Era necesario quitarse la carga o morir.
Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana.”
José Martí

Esteban 17 julio 2021 - 6:38 PM

Ahora se podrá, hasta el 31 de Diciembre, entrar medicamentos y alimentos sin límite de peso y libre de aranceles. En la aprobación de esa medida el gobierno norteamericano no ha tenido nada que ver. Entonces, ¿quién bloqueaba la entrada de medicamentos y alimentos en medio de la horrible situación que vive nuestro país?
Esos comunistas son malos, ¡malos de verdad!

pide67 17 julio 2021 - 8:22 PM

En NADIE, esa gran película del talentoso y joven director cubano Miguel Coyula, construida a partir de una extensa entrevista con el poeta Rafael Alcides, se cuenta como NADIE, ese TODO que encierra la llamada Cubanía. Alcides dice que los únicos disidentes fueron Fidel y Raúl. Porque en la calle, en el fondo, todos los demás piensan lo mismo. Es el espíritu y la esencia de esa Isla bella. Hombre y mujeres que hoy siguen bancando los trapos, ya hechos jirones, de lo que fue ese gran sueño colectivo, patinado por una épica distinta, original y novedosa en tiempos de la Guerra Fría. Y que análogamente como dice el tango, una utopía que se arrastra todavía por este lado del mundo con la vergüenza de haber sido y el dolor de ya no ser. Porque eso fue, La Revolución Cubana. El sueño del Hombre Nuevo qué para los millenials, representa menos que una latita de Coca arrojada al mar desde el Malecón. Un estado fallido. Donde si las cosas no funcionan la culpa siempre la tiene el Bloqueo. Donde nada puede ser discutido. Porque ya lo había dicho Fidel en su mensaje a los intelectuales, prologando lo que fue después el caso Padilla, esos players de la cultura que incomodan siempre: “Dentro de la Revolución todo, contra la Revolución nada”. Porque no hay recoveco para el disenso. Si algo no nos gusta, hay que morderse los labios mientras uno espera en la cola del pan “y la gente traga y se miran a los ojos”, como dice Carlos Varela en su canción ‘Como los Peces’.

Para aquellos que nos criamos en hogares conservadores, el Comunismo era esa Bestia Negra que por su base de negación marxista y aquel apotegma que dice ‘la religión es el opio de los pueblos’ automáticamente mandaba al descenso a Marx al último de los infiernos del Dante. Nada podía ser discutido con una filosofía que estaba y está contra el Dogma. Tal vez, por ese síndrome de la oveja negra que suele darse en ciertas familias, es que una generación casi completa de jóvenes, admiradores incondicionales del fenómeno cubano, adhirieron a una idea revolucionaria. “Si hasta Perón dijo que Fidel era del palo”, en aquellos mensajes desde Guardia de Hierro, cuando arengaba con esa alquimia dialéctica, para pegar el garrochazo del retorno, ya sea en el avión negro o montado en una Pumita.

Todo aquello fascinaba. La izquierda latinoamericana, en aquel proceso histórico se paró de manos exaltando los pilares de Salud, Educación y Solidaridad.

De aquí, la reflexión. Cuando tuve la oportunidad de viajar, antes de pegar la clásica vuelta por el Viejo Mundo, sentí la profunda necesidad de poner mis pies en la Isla. Tuve la obligación moral de pisar por fin el Paraíso. No una vez, sino dos veces. Tenía que comprobar in situ si todo acerca de lo que me había empapado poseía su correlato empírico. Advertí que al cubano la política le interesa poco y nada. Lo único que desean, como le sucede a cualquier simple mortal, es tener una vida digna y vislumbrar algún futuro. Que en el transcurrir diario, no te sacudan todo el tiempo. Que el café, bebida nacional después del ron, se consiga fácil, que no sea caro y que encima no te lo vendan cortado con chícharo. Qué para lavarte la cara abras el grifo y el agua fluya, que no tengas que enjuagarte las lagañas con la gotera de la noche anterior acumulada en un fuentón. Que el bodeguero no te cargue en la libreta todo lo que te falta, el pan, la leche, la libra de pollo o el arroz que te calmaría en la noche. El desayuno y la merienda: quimeras inalcanzables. En La Habana, el contraste es descarnado, en los hoteles todo está dado para satisfacer al turista, para el cubano, nada. ¿Es culpa del bloqueo que solo en las tiendas en divisas hoy sólo se consigan artículos de primera necesidad a precios dólar? ¿Cuándo “El salario no alcanza para nada”? y se paga en miserables pesos cubanos. Y con el turismo prácticamente nulo (el PIB cayó un 11% en 2020) siendo la segunda industria que le metía nafta al sistema (después de la exportación de médicos en misiones internacionalistas) la carestía es apabullante. Si la costumbre de hacer colas siempre fue una figurita corriente, hoy día se podrían completar varios álbumes. Horas de horas. La Covid y la variante Delta arrecian, y no hay peor foco para el virus que las aglomeraciones. En fin, un cúmulo de malas decisiones gubernamentales a las que se suman después de más de veinte años la unificación de la moneda. Murió el CUC y lo que se preveía, pasó. Si bien los salarios fueron ajustados por decreto con un aumento del salario mínimo en un 500% (pasó de 20 a casi 100 dólares) ,como sucede a menudo, los precios tomaron el ascensor y treparon hasta un 1000% . Y el dólar, esa moneda tan cara para el cubano que hasta ahora podían remesar los parientes gusaneros de Miami, tampoco, porque el gobierno acabo de disponer que ya no puede ser aceptada. Sorprende, porque tan sólo un año atrás, se había eliminado el gravamen del 10% que regía desde hace tiempo, “para promover la circulación” decían. Medidas espasmódicas de esas eternas ‘actualizaciones del modelo’ como si fuera uno más de esos ‘Almendrones’, los Plymouth de los ‘50s que todavía circulan por las calles de La Habana y uno se pregunta cómo cuernos caminan en un país donde ya ni Venezuela envía petróleo. Y es acá donde la tradicional cultura argentina de ‘lo atamo’ con alambre’ frente a todo esto, queda reducida como una miniatura de José Martí. Una economía en negro que cohabita con una corrupción per sé, que debe fluir con la anuencia del Estado que se hace el que no ve, si no, ‘broder, que esto termina en candela’. En Cuba no alcanza la moneda. Todos deben tener su rebusque para sobrevivir. Hasta los jubilados, esos que vemos parados en cualquier esquina vendiendo maníes dentro de canutos de papel de Granma. En Cuba nunca sobró nada, hoy mucho menos. Es peor la burocracia, el ‘bloqueo interno’ que le dicen, ‘ que el de la Yuma’.

Si Diaz Canel se animara y le metiera a este Socialismo del trópico cierta dosis de Perestroika o algunas gotas nomás del Doi-moi vietnamita, por ahí hasta salva la ropa castrista. Y quien te dice si …“la historia no lo absolverá”. Y pasa al bronce junto a los Carlos Manuel de Céspedes, los Máximo Gómez, los Maceo. En fin. El tiempo mostrará sus cartas. ¿Lo de la Libertad ? No… para eso falta un rato todavía, eso viene después.

“Revolución es cambiar, todo lo que debe ser cambiado”.

Raul Sobrino 19 julio 2021 - 10:11 AM

La orden dada en Cuba para reprimir a los que osaran protestar contra el gobierno, es la de apalearlos y patearlos sin piedad como de igual manera se hacía con los presos políticos cuando intentaban algún tipo de huelga o rebelión dentro de las cárceles. Los cobardes saben que si a ellos les aterra que usen brutalidad contra ellos, a los demás también les ha de aterrar.
Las avispas negras (los Tonton Macoute cubanos) saben perfectamente que después de desmoralizar a una persona dándole una paliza entre cuatro, a la gran mayoría se les queda un trauma igual al que se les queda a aquellos que son violados sexualmente dentro de una cárcel (y sin tener modo de escapar de sus violadores, pues lo tienen entre los mismos barrotes) por lo que muchos terminan por rendirse y homosexualizarseles a sus victimarios, los que entonces se le prestan para ser usados como sus consuelos sexuales y al mismo tiempo los obedecen prestándoles servicios mansamente.
La expresión de sometimiento de los cubanos a sus represores se manifiesta en buscar la huida, arriesgando sus vidas en los mares o en largas travesías por caminos infectados de bandas criminales que los asaltan y violan a las mujeres (o las secuestran para servir como esclavas sexuales) y que pueden empezar en Perú o en Ecuador, pasando por el Darién y zonas controladas por pandillas muy violentas.
De todas maneras los que no se les homosexualizaron a las avispas negras en Cuba y a los delincuentes y enfermos de la mente que están en los cuerpos de seguridad (todos los cuerpos de seguridad se valen de esbirros, los que hay que buscarlos entre las personas con problemas mentales para con su adaptación a la sociedad) saben perfectamente que sí se rebelan serían homosexualizados, serían hechos perder la virilidad, perderían sus habilidades naturales masculinas, y algunos incluso podrían enloquecer; de ahí que mucho mejor sea buscar la manera de llegar a USA (desafortunadamente los cubanos perdieron la
habilidad de sobrevivir en países de vida muy dura) o quizás a Guyana (en un vuelo directo) en cuanto la riqueza del petróleo traiga abundancia de trabajos.

El Habanero 19 julio 2021 - 3:13 PM

Creo que falta un lider o un Representante que plantee las demandas, que exija una respuesta, que transmita las insatisfacciones, las incomprensiones, que desenmascare las mentiras, no existe un nuevo gobierno que pueda llegar y resolver todos los problemas porque son muchos. En el gobierno de Diaz Canel se reunen todos los dias en todos los lugares pero no se resuelven los problemas que se van acumulando, el bloqueo existe y existirá pero la opcion no puede ser desaparecer, en muchos paises desarrollados hay menifestaciones PACIFICAS y tienen un Representante o una Organización genuina no gubernamental que los representa

Ramon Artiles Avela 20 julio 2021 - 2:29 PM

Solo una cuestion estimado Mario Valdes Navia , una vez mas , el gobierno / partido / estado intenta resolver el problema cargando a los cubanos que viven fuera de Cuba , y esto continuara haciendo qud nuestro pais sea aun mas dependiente , no se fomente los deseos de producir riquezas , creo q nunca se debia haber coartado el envio de medicamentos , aseo y alimentos , eso forma parte del bloqueo interno que impusieron en Cuba los decisores de politicas que por supuesto no sufren las carencias , por otra parte el ese Gobierno / Partido / Estado quien deberia haber liberado las fuerzas productivas y promovido otras medidas para satisfacer las demandas populares , pero , la esencia de estos regimenes es reprimir todo tipo de libertades , asi que no espero milagros de Diaz Canel y Compania .

El derecho al libre albedrío - Todo lo relacionado con Cuba 21 julio 2021 - 7:36 AM

[…] para el Gobierno/Partido/Estado los protestantes del 11-J eran «mercenarios pagados por el Imperio», ciertos opositores tradicionales perciben a quienes se […]

El pueblo del 11-J - Por Mario Valdés Navia - NODAL 22 julio 2021 - 9:34 PM

[…] La Joven Cuba […]

Los comentarios están cerrados.