25.3 C
Havana
viernes, enero 15, 2021

Jimenito, otra vez ninguneado

Rodolfo Alpízar Castillo
Escritor, lingüista y traductor cubano

Acaba de morir el comandante del Ejército Rebelde Guillermo Jiménez Soler, “Jimenito”, un hombre leyenda. El Noticiero Nacional de Televisión en sus emisiones dominicales no lo mencionó; busqué alguna nota necrológica en Cubadebate y en la versión digital de Juventud Rebelde, y no encontré ninguna referencia a esta pérdida. Nuestra “prensa” no se ha enterado de que ha fallecido, a los 83 años, uno de los hombres gracias  a los cuales fue posible el triunfo de enero de 1959 contra el régimen de Fulgencio Batista. Lo han ninguneado.

Cuando las tropas de la columna 8, comandadas por Ernesto Guevara, llegaron al territorio de la provincia entonces llamada Las Villas, estaban cansadas, hambrientas, con los pies llagados, con  la ropa destrozada, y algunos combatientes estaban enfermos. Faltaba mucho para llegar a La Habana, ¿podrían, en esa condiciones, enfrentar al ejército gubernamental? Aceptemos que tal vez sí, aceptemos que aún así hubieran podido combatir, e incluso ganar algunas escaramuzas. Pero, ¿tomar Santa Clara? No sé qué opinarán los especialistas militares, pero a mí me parece que hubiera sido realmente muy difícil, por no decir imposible, tomar Santa Clara y provocar el colapso del régimen con las tropas en aquellas condiciones.

Sin embargo se ganaron las batallas, se tomó Santa Clara, se desplomó el gobierno, y en enero de 1959 los rebeldes entraron en La Habana. ¿Ocurrió un  milagro? Milagro, sí. Si damos ese nombre a la existencia en las montañas del Escambray de una zona rebelde donde operaban algunos grupos guerrilleros con acciones más o menos limitadas, y un vasto territorio prácticamente liberado, donde estaban establecidas las tropas del Directorio Revolucionario 13 de Marzo.

Ese mismo Directorio Revolucionario que, destrozado el 13 de marzo de 1957, se organizó de nuevo en pocos días, en medio de la más feroz persecución policial; otra vez destrozado el 20 de abril, volvió a reorganizarse. Nunca se dio por vencido. Y terminó por abrir un frente guerrillero en las montañas del centro de la isla grande. Ese frente al que llegaron agotadas, las tropas de Ernesto Guevara.

En esas reorganizaciones, y en la apertura y la organización de ese frente guerrillero, estuvo, en primera línea, el comandante Guillermo Jiménez Soler, el hombre a cuyo fallecimiento nuestra prensa no dedicó una línea.

En el territorio donde operaba el Directorio Revolucionario 13 de Marzo, prácticamente territorio libre, había una organización tal que se contaba con escuelas, servicios médicos (que incluían una ambulancia que llevaba el nombre de José Luis Gómez-Wangüemert) y hasta estación de radio. Las tropas de la columna 8 pudieron descansar y reponerse al llegar y, con posterioridad, gracias al apoyo de las tropas y las armas del Directorio, y la contribución de sus redes clandestinas en Santa Clara y otras poblaciones, emprender las batallas decisivas.

Después del triunfo de enero de 1959, el comandante Guillermo Jiménez Soler ocupó responsabilidades en el Minint y el Minfar. Seguramente habría tenido una brillante carrera en cualquiera de las dos instituciones, pues cultura, inteligencia y capacidad de trabajo le sobraban, pero de repente le quitaron el uniforme y lo enviaron a dirigir una fábrica sin importancia durante diez años.

Fue el primer gran ninguneo a uno de los puntales de triunfo del movimiento revolucionario contra Batista. ¿Su pecado? El mismo de la combatiente Martha Jiménez: Realizar, contra viento y marea, las investigaciones que llevaron ante los tribunales a la persona que delató ante Esteban Ventura el escondite de los combatientes del Directorio Fructuoso Rodríguez, Joe Westbrook, José Machado y Juan Pedro Carbó.

¿Por qué eso fue un pecado? Cada cual que haga sus conclusiones, pero lo cierto es que se trata de un tema tabú de la historia reciente cubana: Quienes tienen información no la comparten. Recomiendo el documental “Los Amagos de Saturno”, de Rosario Alfonso Parodi (y sus respuestas a algunos periodistas que a raíz de su proyección la entrevistaron) a quien quiera hacerse una idea aproximada de la esencia del misterio.

Después de la fábrica, Guillermo Jiménez Soler ocupó algunos puestos en el Banco Nacional,  y realizó colaboraciones periodísticas sobre temas políticos y económicos.

Ninguneado el héroe, no se dejó vencer; se dedicó a estudiar, a recopilar información, a escribir. “Si no lo hacía me volvía loco”, me comentó en alguna ocasión. A su esfuerzo se deben dos títulos imprescindibles para los estudiosos de la historia de Cuba: “Las empresas en Cuba-1958” (Miami, 2000; La Habana, 2004, 2008, 2014) y “Los propietarios de Cuba-1958” (La Habana, 2006, 2007, 2008, 2014), Premio de la Crítica, 2007. Dos volúmenes que completarían esos estudios han quedado inéditos.

A pesar del manto de silencio sobre su existencia, “Jimenito” se convirtió  en un referente ético para sus antiguos compañeros y para quienes, en algún momento, tuvimos el honor de conocerlo. En varias ocasiones tuve oportunidad de comprobar con cuánto respeto lo trataban los excombatientes del Directorio. Al respecto, recuerdo que, cuando investigaba para mi novela “Empecinadamente vivos”, le expresé que deseaba hablar con cierto asaltante al Palacio, y me proporcionó la dirección. Al terminar la entrevista con ese combatiente, fue hacia el teléfono y me comentó: “Ahora voy a decirle al jefe que ya cumplí”. Le pregunté a qué se refería, y me contestó: “Es que yo no recibo a nadie, ni doy entrevistas; si hablé contigo es porque Jimenito me dijo que lo hiciera”.

Combatiente, intelectual, amigo, revolucionario en el sentido prístino de la palabra, ese hombre enamorado de la historia de Cuba, memoria viva del Directorio Revolucionario, Guillermo Jiménez Soler, ya no está entre nosotros. Pero ni siquiera con la muerte le han levantado el ostracismo. A nuestra prensa le ha cabido el deshonor de ningunearlo hasta después de muerto. Jimenito descansará en guerra, como vivió.

De todos los crímenes de que son capaces los seres humanos, ninguno es más contrario a las leyes de la naturaleza que la ingratitud, escribió un filósofo inglés. Parece que entre quienes deciden qué es historia y qué no es historia en Cuba hay mucha desmemoria…, o mucha ingratitud. No seamos tambien nosotros ingratos a su memoria.

31 Comentarios

  1. Termino de leer el artículo, vi el documental Los amagos de Saturno, recuerdo cuando aún niña vi por la TV el juicio a “Marquito”, respiro hondo y profundo!!!
    Que pena que estas cosas sucedan en mi Patria Socialista!!!

  2. El llevo a Ordoqui y a la Garcia Buchaca a prisión domiciliaria de por vida a Ordoqui. Ellos conocieron en México de la voz de marquito lo q el había echo, no hubo denuncia.

    • Jesús, creo que no es exacto lo que dice, aunque es cierto que ellos fueron mencionados como protectores de Marquitos en el juicio, pero Ordoqui fue preso vinculado con espionaje a favor de los soviéticos y por ello condenado, sin pruebas tampoco y los soviéticos lo negaron siempre, y Edith, que no fue acusada, se auto recluyó en su casa en apoyo a su esposo. Recomiendo el libro Un asunto sensible, saludos.

  3. Una injusticia con este revolucionario que algún día deberá ser rectificada. Con respecto al matrimonio Ordoqui Buchaca no hay pruebas de que supieran y ocultara lo de Marquitos. Dudo que un coberde frustrado como Marcos haya decidido confesarse antes 2 comunistas de probada trayectoria. La prisión domiciliaria fue por sospechas de trabajar para la CIA, cuestión que muchos dudan y nunca se demostró, más bien todo indica a una operación diversionista de la CIA. Al paso que vamos, con la constante desaparición física de los testigos que conocen la verdad, nunca se sabrá esto y muchos otros hechos de la historia reciente de Cuba.

  4. ¡Mire usted! Había leído sobre el proceso contra Armando Marcos Rodríguez, pero increíblemente no sabía del papel ni de la figura de Guillermo Jiménez Soler.
    ¡Cómo nos perdemos páginas importantes! 🙁 ¡Gracias por el video!
    Por cierto, un diario extranjero si dedicó un artículo a su deceso:
    https://diariodecuba.com/cuba/1589112324_19185.html

  5. Mayo 11 2020

    No conozco los detalles sobre este Comandante de la Revolucion, pero si siempre he creido y creo que reconocer los meriros de un hombre que dio su vida por el pais, el pueblo y la revolucion merece respeto absoluto y total y mucho cuado esa persona se ha mantenido hasta el dia de su muerte fiel a los pricipios que lo llevaro a luchar contra el tirano Batista con las armas en la mano..

    Con relacion al caso de Marquito, el delator que llevo a Ventura y sus sicarios a asesinar a los hombres de Humbold 7, puedo hablar con toda moral pues estuve en conocimiento directo de los hechos y participe en el juicio contra ese personaje traidor y merecedor de la sentenia que se le dio.

    Si Ordoquis y la Buchaca si tuvieronn conocimiento de lo que hizo Marquito, lo reconocieron y admitieron su error garrafal y despreciable, pero, no soy yo el que debe de dar mas informacion al respecto, otros tienen esa postetad y lo haran cuando lo consideren necesario y oportuno hacerlo

    Los que hoy dicen que la Buchaca y Ordoqui no estaban en conocimiento de los hechos no saben lo que estan habando y al hablar como lo hacen en este comentario estan creando desinformaciones y rumores que no se acercan ni siquiera a la verdad de los hechos, el tratar de defender al partido socialista popular con este comentario, lo que logra es crear mas dudas y rumores sobre algo que quedo bien claro durante el juicio donde participo el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, sus palabras fueron claras, precisas y definitorias sobre este caso, como lo fueron en el caso de la microfraccion del senor Anibal Escalante y sus socios de la desunion y la descriminacion de los revolucionarios de otras organizaciones revolucionarias que lucharon contra Batista.

    Se hizo justicia a los martires y heroes de Humbold 7 y con ello se dejo claro para todos los cubanos de a pie que en el pais no habria delito alguno que quedara impune y mucho menos cuando cuatro hombres valientes, luchadores por la libertad, la independencia y la soberania del pais cayeron por la grosera traicion de un ser despreciable y miserable.

    • Desde que el hombre reconoció su culpabilidad, no quedan demasiadas dudas sobre su responsabilidad y crimen.
      Sin embargo, y según las propias palabras de Guillermo Jiménez Soler, se dejaron de investigar muchísimos elementos igual de importantes, en favor de poner en evidencia cuán mala persona fue el tal Marquitos.
      Del video, me habría gustado que reflejara esas cosas de las que «Jimenito» no encontró jamás respuesta.

    • No sé de qué palabras definitorias de Fidel hablas porque en su intervención aclaró que los compañeros que participaron en el careo que exigió Buchaca con el traidor Marcos, quedó claro para los compañeros que participaron que Buchaca no conocía sobre la delación y era una mentira. En la transcripción del careo, Marcos se contradice y da 3 versiones diferentes, primero que Buchaca no sabía nada y esa idea la había sugerido uno de los 2 interrogadores, segundo que él le había comentado sobre un hipotético caso en que un revolucionario cometiera un error y tercero que Buchaca sí sabía. Tres versiones diferentes en 10 minutos, particularmente no creo una palabra de Marcos. ¿Entonces, estás sugiriendo que Fidel dijo mentira en el juicio? Al año siguiente acusan por convicción al matrimonio Ordoqui Buchaca de trabajar para la CIA, sin ninguna prueba. ¿Qué casualidad que el señor Phillip Agee creyó conveniente agregar un párrafo a su libro cuando vivía en Cuba, bajo la protección del gobierno cubano? Párrafo con la intención de que persistieran las dudas sobre la honestidad del matrimonio. Dicen que en uno de sus libros el general retirado Fabián Escalante Font asegura que todo fue una de las más viles operaciones de la CIA. Por supuesto, podría estar equivocado y usted tener razón, pero me pregunto, por qué los que como usted están tan bien enterados no dicen la verdad? ¿Van a esperar a que Raúl se muera? ¿Es qué un hecho que ocurrió hace medio siglo todavía es un secreto de estado? ¿Y dónde queda la verdad histórica y el cierre justo para los familiares de los involucrados? Yo particularmente, hasta que no se aporten pruebas, y a estas alturas hasta esas «pruebas» serán dudosas, seguiré pensando que Ordoqui Buchaca era un matrimonio de comunistas honestos y de principios, que no tenían por qué ocultar un crimen de esa magnitud ni Marcos tenía por qué confesarlo, y qué nunca trabajaron para la CIA. Eran Stalinistas de corazón, como casi todos los comunistas de la época y posiblente cometieran el error de informar y compartir información con los soviéticos, sin considerar que estuviera mal. Esto no podía quedar sin castigo.

  6. No será el primero ni el último;mi padre fue mutilado de guerra, actuó en la clandestinidad en Palma Soriano y la Habana,cuando se jubilo le dijeron que como combatiente tenía derecho a recibir algo extra de jubilación,empezó los trámites y todo iba bien hasta que alguien le dijo que tenía que presentar como testigo al jefe del batallón donde estuvo estacionado,mi padre dijo que eso no era posible,hacia más de cuarenta años que no sabía de esa persona,a pesar de que en los registros del estado mi padre está como combatiente y retirado del ejército por enfermedad no recibió nada,mi padre desistio y después de 35 años de trabajo se jubiló con 200 pesos.

  7. Llama la atención esa costumbre revolucionaria de pasarse la vida mirando al pasado.

    Cuando se conduce no es bueno estar mirando constantemente por el espejo retrovisor. Es peligroso. Es mejor mirar hacia adelante.

    • A mí lo que me llama la atención es esa «costumbre revolucionaria» que se ha convertido en ley, que proclama como un derecho que una sola persona o un grupito tengan el derecho de monopolizar y secuestrar la verdad histórica y afirmar que si una verdad no es buena para un ideal justo, entonces no es verdad. El marxismo leninismo no tiene que ver con dioses del Olimpo a los que todo se le permite, justifica y perdona. La historia la hacen los pueblos o no?

  8. Una cosa es tratar de entender las contradicciones que surgen de la relación entre un hombre y la historia y otra muy distinta poner en duda la justicia revolucionaria al juzgar hechos historicos.
    La historia del Partido Socialista Popular (Comunista) puede resumirse entre el heroísmo y entrega de sus militantes y la cadena interminable de errores de su Direccion, desde su fundación hasta su final en la fusion con otras fuerzas revolucionarias.
    Uno de esos errores consistió en su practica histórica de penetrar y socavar otras fuerzas revolucionarias, en funcion de su supuesto papel dirigente en la Revolucion.
    Esa practica impidió a algunos dirigentes comunistas tener la claridad politica necesaria para evitar mezclarse en un asunto tan turbio y doloroso como la traicion que condenó deliberadamente a muerte a los heroicos combatientes de Humbold 7.
    Que otros hechos subyacentes no se profundizaran entonces es otra cosa.
    Pero quedo demostrado que esos dirigentes conocian al menos la sospecha que existia sobre ese individuo y aun en esas circunstancias lo protegieron con espiritu sectario, con lo cual asumieron una responsabilidad indirecta en el crimen.

      • Siempre se habla del sectarismo del PSP que es verdad que lo hubo, pero no se habla del sectarismo del Directorio y del Movimiento 26 de julio que lo hubo también.

    • Tienes razón, pero la sospecha la conocía todo el mundo porque Martha Jiménez, viuda de Fructuoso y los compañeros del Directorio no se quedaron callados. Lo sabía Camilo, lo sabía Osmany, me va alguien a convencer de que Fidel y Raúl no habían escuchado nada al respecto. Ordoqui le dijo a Marcos que no debía irse a Europa sin aclarar eso. Hay muchas cosas turbias, demasiadas, demasiado tiempo estuvo Marcos preso hasta «confesar».

  9. Cierto que el sectarismo del Partido ocasionó daños terribles en su relación con otras organizaciones y sectores sociales, sus vínculos con la intelectualidad también se resintieron por esa causa, mucho antes de 1959.

  10. Según Carlos Ferrera, en unos de sus post sobre la historia de Cuba que él publica en su página de Facebook, él que delató a los mártires de Humboldt 7 fue Faure Chomon.

    • Carlos Ferrera es un escritor de ficción no un historiador, su asociación con Cubanet y CiberCuba lo convierten más en un opinador que un investigador. Es tan profundo su conocimiento, que estaba pidiendo en su muro de Facebook información que confirme sus teorías sobre el tema. Con esa novedosa metodología para su investigación, no sólo Chomon sino los siete enanitos pueden haber provocado Humboldt 7.
      Harold

    • Hay un libro escrito por Newton Briones Montoto sobre el tema Marquitos que se llama Víctima o Culpable. Muy interesante investigacion

  11. Escrito de Radio Habana Cuba
    Un deber ineludible me obliga a escribir estas líneas. El viernes 8 de mayo falleció el compañero Guillermo Jiménez Soler. Ese día se conmemoraba el 85 aniversario de la caída en combate de Antonio Guiteras Holmes y Carlos Aponte, y yo esperaba aunque fuera una nota recordatoria en la radio y la TV o en la prensa escrita, pero nada, hubo silencio total. Es verdad que el Covid 19 es el centro de atención, pero es imperdonable, en el mejor de los casos, que no se haya recordado. Después me llegó la noticia del fallecimiento de Guillermo (Jimenito como le llamamos sus compañeros).

    No voy a hacer una semblanza al estilo de los modelos de la biografías, autobiografías y evaluaciones que la vida nos ha impuesto.

    Baste decir que Guillermo se incorporó a la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batita desde el mismo 10 de marzo de 1952, que estuvo entre los que fundaron el Directorio Revolucionario, que formó parte de su Ejecutivo, que incluso quedó a cargo del mismo cuando Faure Choumont y la mayor parte del Ejecutivo tuvo que salir al exilio después de las acciones del 13 de marzo de 1957 y de los trágicos sucesos de Humboldt 7, que participó en las principales acciones que libró esa organización, que vino en la expedición de Nuevitas en febrero de 1958 y que fue herido de gravedad en el atentado al vocero de la dictadura Luís Manuel Martínez el 20 de abril de 1956, de lo cual no se recuperó nunca, porque tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en las condiciones de la clandestinidad y no en un salón hospitalario como era necesario.

    Al triunfo de la revolución recibió los grados de comandante del Ejército Rebelde.

    No nació en cuna de oro, por el contrario su origen fue muy humilde y mucho tuvo que trabajar su madre para que pudiera estudiar y llegar a tener un título universitario, lo que el retribuyó con un amor filial digno de recordarse hoy, día de las madres.

    Después del triunfo el 1ero de enero se dedicó por entero a la defensa de la revolución y la construcción de su obra. Fue Director del Periódico Combate (Organo del Directorio Revolucionario 13 de marzo), Director de Análisis e Información al fundarse el MININT, Director de Empresa, funcionario del Banco Nacional de Cuba, militante del Partido con la condición de Fundador.

    Pero lo que más lo distinguió, fue su conducta vertical, su apego a la defensa de los verdaderos valores de la Revolución, su honestidad, el combate a los dogmatismos y al sectarismo, su modestia y firmeza.

    Muy estudioso y con gran talento, sus análisis siempre fueron certeros. Escribió una obra casi monumental: La burguesía en Cuba en 1958, que es referencia obligada para los historiadores y especialistas del tema.

    Algunos opinaban que a veces era duro y áspero, porque decía las verdades, pero fue siempre una persona muy educada, respetuosa, lo que pasa es que no andaba regalando palmadas de espaldas y sonrisas a diestra y siniestra.

    Sus hijos, María Eugenia, Mariana y el Güiro estoy seguro que viven orgullosos de él. Susa su novia de juventud y primera esposa, Juana quien lo sobrevive pero en mal estado de salud, y todos sus compañeros nunca lo olvidarán.

    Lo que compartimos en muchas ocasiones sus luchas y puntos de vista, hoy tenemos apretado el corazón.

    Querido hermano, HASTA SIEMPRE!

  12. Carlos Ferrera es un historiador y un escritor de ficción también, una no elimina a la otra. Ferrera se ha ocupado de llenar muchas lagunas de la historia cubana, algunas veces con humor y ficción, otras con hechos y testimonios. Tú puedes creer la versión oficial si lo quieres. Pero no demerites al mensajero, como lo han hecho tus héroes desde que comenzó la barbarie.

  13. Yo he tenido el trabajo de leer hoy todos los capitulos de lo escrito por Ferrera.
    No percibo ningun rigor historico y si mucho chisme, oir decir y relleno de vacio de información con cuasi ficcion digna de X files.
    Casualmente, todos aquellos que se mantuvieron al lado de la Revolucion salen mal parados y señalados como mentirosos, cobardes e inmorales.
    Casualmente, todos los que tomaron otro camino, dicen la verdad y son liberados de culpa. Se reconocen como heroes cuya gloria ha sido escamoteada.
    En el tema de las inclinaciones sexuales de los mártires, se cree lo que supuestamente dijo sobre eso el traidor confeso y no lo que dicen los otros compañeros de los martires. El traidor termina siendo la unica fuente y se da por hecho lo que dice.
    No solo hay mucha imaginación, sino tambien difamación a unos héroes que ya no pueden defenderse y suponiendo que sea cierto, una intromisión amarillista en la vida de personas que murieron hace 60 años.

  14. Es una lástima lo de Jimenito. Llevaba tiempo enfermo. Me puse en contacto con él pues necesitaba entrevistarlo para mí documental y muy aquejado me explicó que su estado de salud se lo impedía.
    Solo un detalle, la columna del Che al llegar al Escambray fue socorrida y avituallada por la gente del PSP y no del Directorio. De hecho, recibieron amenazas del Segundo Frente (del directorio) a través de una carta firmada por un tal Carreras que dirigía la columna del directorio y que se hizo circular tras el arribo de los invasores. Esto aparece muy bien explicado en el libro: Ernesto Guevara, más conocido como el Che de Paco Ignacio Taibo II

  15. Cierto, la guerrilla del PSP que ayudo a la Columna del Che, estaba capitaneada por Felix Torres, un dirigente comunista.

  16. El artículo es muy interesante, al menos yo, no conocía el personaje, aunque por libros de historia del país si la organización armada de la que proviene. Lo leí antes en Rebelión. Pero una crítica: debió al menos desentrañar la incógnita de por qué ninguneado, muchos no tenemos tiempo de ver un extenso documental. Gracias y un saludo desde España

Comments are closed.