Conservadurismo religioso y educación sexual

Los viejos manuales soviéticos de filosofía marxista-leninista dedicados al llamado materialismo dialéctico, aseguraban, quizás con razón, que las contradicciones eran la fuente de todo desarrollo, y las solían clasificar en: «fundamentales y no fundamentales», «internas y externas», «antagónicas y no antagónicas», etc. Luego aseveraban que las contradicciones antagónicas internas solían ser la causa básica de esa movilidad, de ese desarrollo, en tanto se generaban dentro de un sistema, órgano u organismo, y devenían en su perturbación y evolución correspondientes.

Esas presuntas verdades, que los cubanos que accedían a la educación media y superior aprendían de memoria, casi como los cristianos devotos aprenden la Biblia; unas veces para aprobar exámenes y otra por la convicción de que, asimilándolas, nos convertiríamos en sujetos con pensamiento dialéctico para enfrentar la vida y la comprensión del mundo, a veces se olvidan hoy. Una acusación frecuente para la época, cuando alguien insistía con obstinación en un argumento, era decirle: ¡no eres dialéctico!

Nos enseñaban, además, que la dialéctica se dividía para su estudio en «objetiva» y «subjetiva», con ello nos completaban el cuadro de comprensión de la movilidad inevitable de toda la realidad, aunque no siempre se asumía la necesidad del cambio para decodificar todas nuestras circunstancias. Por ejemplo, al valorar el proceso en las sociedades del llamado socialismo real, la mayoría de esos textos aseguraban que en el socialismo solo se revelaban contradicciones «no antagónicas».

Se insistía en que, tras la derrota de los antiguos explotadores y el establecimiento del denominado por entonces Estado de nuevo tipo, nos encaminábamos, en un espiral armónico, a la consecución del comunismo, donde se cerraría, presuntamente, el ciclo dialéctico de las negaciones. Era evidente que a nivel metodológico se asumía un cariz muy hegeliano para explicar estos asuntos.

Ello justificaba la unanimidad social y política, establecía como natural la inexistencia de objetores consecuentes dentro de los límites de la nueva sociedad y negaba que fuera posible la «reversibilidad del sistema». Sin embargo, lo que pareció ser, ya no es; vivimos actualmente en una sociedad que aspira a devenir modelo anticapitalista, pero que evidencia múltiples contradicciones internas, muchas de ellas de carácter antagónico, y que enfrenta a grupos y sectores que suelen tener, aunque no siempre proyectos irreconciliables, sí proyecciones contrapuestas en torno al país que desean.

«Hoy en Cuba casi toda unanimidad es falsa».

Lo anterior permite afirmar que hoy en Cuba casi toda unanimidad es falsa, y quizás haya que afrontar definitivamente aquello que la vieja dialéctica enseñaba: las contradicciones internas son inevitables dentro de un sistema, y de ellas, las de carácter antagónico —esas que garantizan no solo la movilidad, sino además los cambios radicales dentro del conglomerado social—, nos son consustanciales.

Expresiones de tales contradicciones han aflorado desde hace años en diversos ámbitos, entre otros en torno a los modelos de familia y a los tipos de moralidades que deben aceptarse dentro de la cada vez más heterodoxa sociedad cubana.

Esto ha ocurrido, sobre todo, tras romperse en las mentalidades de no pocos, las viejas lógicas de lo que hasta la década de los noventa se denominaba moral socialista, y que en muchos presupuestos coincidía con la moral judeo-cristiana, de tanto influjo en la constitución del deber ser de la familia cubana: estructura monogámica, patriarcal, autoritaria con variaciones tras la salida masiva de mujeres al espacio público y el inicio de los debates en los sesenta referidos a la igualdad.

Es prudente recordar que aquel cuerpo moral defendido como socialista, impugnaba la infidelidad femenina, las orientaciones sexuales que rompieran con la heteronormatividad u «otros desvaríos»; y ello —salvo algunas críticas a la salida de los hijos del espacio familiar para incorporarse al sistema de becas generadas por la escuela al campo—, no provocó nunca choques frontales entre los sistemas religiosos más conservadores y sus presupuestos ético-morales vs las políticas del Estado a esos respectos.

Tampoco la religión contaba con bases sociales lo suficientemente sólidas para enfrentar conflicto alguno, especialmente tras las confrontaciones con el Estado en los sesenta y su consiguiente debilitamiento institucional y humano. En su transformación capital de la sociedad, que benefició a millones de individuos, cuando la Revolución puso a elegir a sus ciudadanos entre la fe religiosa y la adscripción al proceso: ¡las mayorías no tuvieron dudas!

En los noventa todo empezó a cambiar. La caída del socialismo real en Europa central, oriental y la URSS, aliados espirituales y estratégicos del Estado cubano por unos treinta años, no solo nos provocó la más grande crisis económica que haya vivido la nación en su historia, sino que además removió las bases filosóficas y espirituales que fundamentaban las convicciones de parte no despreciable del pueblo cubano en sus posturas cosmovisivas, morales y otras.

Una de las tablas de salvación a la que acudieron muchos para poder enfrentar la debacle que se vivía fue retornar al encuentro con las religiones. Quedó atrás el ateísmo, no solo institucional sino de actitudes, y se comenzó a presenciar lo que los investigadores que han tratado el asunto definieron como «reavivamiento religioso» en Cuba.

La nueva situación fue devolviendo sus bases sociales a las instituciones religiosas tradicionales, como la Iglesia Católica u otras denominaciones cristianas de larga data en la Isla; también visibilizó sin ambages las prácticas religiosas de origen africano, que incluso habían sido muy contenidas en la República Burguesa, a pesar del laicismo declarado de las dos constituciones republicanas.

Súmesele la aparición incontenible de nuevas formas de religión y religiosidad, que incluyen al islamismo, las religiones orientales y cada vez más al neo-pentecostalismo con su Teología de la prosperidad —muy vinculada conceptualmente al neoliberalismo como modelo económico e ideología política del capitalismo de fines del siglo XX e inicios del XXI—, a la que se han orientado iglesias y denominaciones protestantes y evangélicas más tradicionales.

La discusión del proyecto constitucional en el 2018 fue expresión de la energía de las iglesias cubanas (Foto: IPS)

Todas ellas tienen hoy voz suficiente para pretender dirimir conflictos y quizás salir airosas. La discusión del proyecto constitucional en el 2018, que devino Constitución de la República al año siguiente, fue expresión de su energía. La casi totalidad de estas instituciones pujaron por salir al espacio público o emitieron declaraciones objetando el proyectado artículo 68 de aquel texto, que reconocería un nuevo concepto de unión matrimonial y aceptaba la posibilidad del llamado matrimonio igualitario. ¡Nada igual se había visto en Cuba, por lo menos a partir de la década de los setenta del siglo XX!

Lo cierto es que el artículo de marras no fue aprobado, y durante los debates se emitieron más de 16.800 criterios adversos. Muchas de las iglesias y denominaciones, sobre todo cristianas, lo asumieron como una victoria simbólica y legal, pero quedaron alertas para otros posibles conflictos.

Al parecer llegó la hora. El Ministerio de Educación aprobó, presuntamente, la Resolución 16/2021[2] que legislaría la educación sexual de niños, adolescentes y jóvenes en el Sistema Nacional de Educación, y de inmediato, en las últimas semanas, se ha generado todo tipo de reacciones entre iglesias evangélicas, denunciando que la referida resolución irrespeta el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, y procura incentivar la llamada ideología de género en la formación de las nuevas generaciones.

A esta postura se sumó la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, con un comunicado por el Día de los Padres, el domingo 20 de junio, que dedica, en tono denunciatorio, por lo menos seis de sus acápites al asunto.

¿Qué tipifica a esta reacción? ¿Qué es la presunta ideología de género que tanto revuelo provoca? ¿Puede tener consecuencias frente al futuro referéndum en que se debe aprobar el nuevo Código de las Familias? Por razones de espacio, estas respuestas se ofrecerán en un próximo artículo.

***

[1] No se ha podido acceder a la vilipendiada Resolución en la página que tiene habilitado el MINED para ello.

Textos relacionados

La familia, el CENESEX y los medios del Estado

Breve diccionario del lenguaje inclusivo

The struggles for vindication

27 comentarios

Hermes 24 junio 2021 - 7:00 AM
Someter a referéndum el tema del matrimonio igualitario es totalmente inadmisible, que pasaría si sometiéramos a votación los derechos de la mujer o de minorías raciales o religiosas.
Orl 24 junio 2021 - 10:09 AM
Gracias por recordarme la palabrería con que intentaban volvernos tontos. Mí jefa solía desacreditar cualquier teoría fuera de sus aburridos manuales de marxismo con una frase lapidaria: "Eso es totalmente ecléctico". Jeje je
Orl 24 junio 2021 - 10:10 AM
Mí jefa solía desacreditar cualquier teoría fuera de sus manuales de marxismo con una frase lapidaria: "Eso es totalmente ecléctico". Jeje je
Orl 24 junio 2021 - 10:26 AM
! Qué Jefe de Estado tan burro! En lugar de Fake news" noticias falsas pronunció Fat news. Jajaja. Noticias gordas
Javier 25 junio 2021 - 4:47 PM
Estoy convencido de que su jefa no sabía nada de Marxismo. No obstante, me parece que la REVOLUCIÓN al hacer referendo sobre los derechos al matrimonio igualitario, demuestra la transparencia y Democracia que siempre ha caracterizado a nuestro Estado.
Nando 24 junio 2021 - 10:29 AM
Creo que el título de conservadurismo religioso y la imagen que la acompaña es muy evidente en la intención de predisponer al lector y minimizar las posturas cristianas. En los libros biblicos de Levítico 18:22 Romanos 1:16-28 y 1ra de Corintios 6:9-10 expresa con absoluta claridad la posición de los cristianos con respecto al tema pq es lo que Dios nos enseña a los que creemos en Él. No es conservadurismo es coherencia. Por otra parte permítanme sugerirle a la Joven Cuba que al menos suba un post que visualice las posturas que defendemos los cristianos para que se vea una mayor imparcialidad en el asunto y que el público valore el tomar un partido. Saludos
IsCo 24 junio 2021 - 11:01 AM
Coherencia?.....Coherente es saber reconocer los cientos de hijos de padres "religiosos",que poseen otra orientación sexual y no la asumen por miedo o vergüenza,viviendo una vida , sufrida y reprimida. Coherente es reconocer que a los Testigos de Jehova no los dejavan reunirse,nadie hizo nada.Cuando encarcelaron cientos de jovenes adventistas y a ltros no les permitian trabajar, por negarse a portar armas o negarse a trabajar los sabados,nadie hizo nada. Coherente es recordar que miles de jovenes fueron obligados a negar su religión si querían estudiar en alguna universidad., y otros a abandonarla. Coherente es dudoso ver que hoy los "líderes religiosos" forman parte de la Asamblea Nacional,son Militantes del PCC y apoyan públicamente las medidas del gobierno ,y lo hacen en nombre de las instituciones religiosas que representan. Coherente es saber reconocer,que ninguno -estamos libre de pecado- para andar arrojando piedras. Coherente es enseñar a nuestros niños,a querer,respetar, y convivir en armonía con su prójimo. Tenga buen día.
Luis Enrique 24 junio 2021 - 11:19 AM
Creo que no entendió... Hay temas que no necesitan imparcialidad. Cuando una postura afecta, discrimina, daña las vidas de un grupo específico, no tiene sentido ser imparcial, puesto que esa postura o ideología no va de equilibrio, va de extremismo. Eso aplica tanto a los "burrócratas" del gobierno y el PCC, a los cabroncitos que manejan los hilos polítios en Miami, a los racistas dónde los haya, a los homofóbicos también dónde los haya, a los fascistas disfrazados de defensores de derechos humanos y hasta a los que justifican toda la porquería diaria con el bloqueo. La imparcialidad no es un asunto político, es un asunto de justicia. No hay injusticia en reclamar derechos que son negados por convencionalismos moralistas que nada tienen que ver con la realidad. No hay injusticia en que su hijo aprenda que sexo y género no son lo mismo, no hay injusticia en educarnos todos para que lo que te gusta sexualmente importe tanto como tu sabor preferido de helado.
Manuel Figueredo 24 junio 2021 - 11:22 AM
Un escrito redactado por un filósofo,que en realidad no es mi fuerte,pero no dejo de reconocer su valor para con la sociedad.A estás alturas de la vida estoy tratado de encontrar a ese " hombre nuevo " que una vez montaron en el tren y todavía no encuentra un andén,apropiado, para bajarse.Con esa visión con la que el Apóstol se caracteriza él nos decía : Asesino alevoso,ingrato a Dios y enemigo de los hombres,es el que, so pretexto de dirigir a las generaciones,nuevas,les enseña un cúmulo aislado y absoluto de doctrinas, y les prédica al oído, antes que la dulce plática de amor, el evangelio bárbaro del odio. José Marti. Mí tío siempre me decía que las masas nunca se equivocan y si sé equivocaban era porque estaban mal orientadas. Juzgue usted.
Gilbert 24 junio 2021 - 12:48 PM
Sin introducirse en el tema religioso, el cual respeto, desde mi punto de vista, estoy de acuerdo con todos los que han manifestado su contrariedad con la resolución 16 del mined. Tengo tres hijos en edad educativa, desde su nacimiento y en su evolución, han desarollado su propia identidad y género, saben dónde se forman hasta que nacen y producto de qué tipo de unión provienen, explicaciones que le hemos dado sus padre, producto de sus propia inquietudes. Por estas razones y otras más que harían demasiado extenso y retórico este comentario, soy uno de los que se oponen y opondrá a que mis hijos participen de esta esta enseñanza obligatoria por resolución, que todos sabemos, que aunque no se hable más de ella, suspendan o pospongan su aplicación por el momento, va a estar rondando como un fantasma hasta que un día, sin aviso, nos caiga encima nuevamente. De hecho la estuve buscando en el mined y en la gaceta oficial y no la he podido conseguir, pues quisiera saber a qué otra cosa me obliga, o a que consecuencias me expongo por no permitir a los hijos, asistir a ese turno de clase.
dario45666 24 junio 2021 - 1:11 PM
Bueno,como sucede en los campos de la economia,en la politica el sistema de "socialismo real" padecido por nuestro pais,es un desastre !!! Como tiene que ser un Proyecto que es pura retorica y utopias.....solo en el campo de la seguridad y defensa,el Proyecto funciona a la perfeccin !!! Como va a estar preparado el pueblo cuban para aceptar ideas renovadoras si somos un pueblo de simples obedientes a la voz de amo ?? Como enfrentar alguna idea verdaderamente revolucionaria si somos amaestrado en la inmovilidad ??? Vamos hombre,priero hay que discutir comose hace para abrir la sociedad,darle derechos a los ciudadanos,dotarlos de poder y despues se podran abordar asuntos tan novedosos........Todos tienen derecho a manifestarse y defender sus principios y sobre todo sus derechos con respeto y apego a la ley.Mientras tanto,seguira el uso unilateral del Poder....... Sin embargo,aprovechando esta oyuntura,deia introducirse en la discusion el concepto de derecho humano y comenzar a difundir la idea de que no hay civilmente hablando Mejores y Peores,Puros e impuros,,todos somos ciudadanos y tenemos derechos basicos y eso debe ser del interes de todos los demas cudadanos,una idea basica pero ayudara a vivir en ibertad...
Armando Perez 24 junio 2021 - 9:28 PM
La educación sexual es inmportante para los ninõs y adolescentes. Está comprobado que dsiminuye el riesgo de embarazos indeseados ( y por tanto de abortos), de abuso sexual y de enfermeddaes venéreas en los estudiantes que la reciben. Adicionalmente, crea un enfoque n prejuiciado de las orientaciones sexuales, disminuyendo también el acoso, el abuso a los otros y las posibilidades de suicidio entre los adolescentes. La educación sexual no cambia la orientación sexual de quienes la reciben. Hay mucha ignoracia al respecto, lo cual es un claro indicador de la necesidad de esta educación.
Manuel* 24 junio 2021 - 1:48 PM
Un par de precisiones sobre el sacramento del matrimonio en el Cristianismo. Llegó tarde. Tal como lo conocemos hoy en día comenzó en 1563 con un decreto del Concilio de Trento donde se establece la obligación de celebración pública en presencia de un ministro de la Iglesia. Vamos por partes. Los primeros cristianos se casaban igual que el resto del mundo. No había matrimonio por la iglesia. Tampoco había matrimonio civil, en el sentido de que no existía un registro civil de matrimonios. Lo matrimonios eran un asunto privado. Durante siglos se discutió dentro de la Iglesia si el matrimonio era un sacramento o no. Existía una parte conservadora que se negaba a admitir el sacramento del matrimonio ya que equivalía a avalar la fornicación con un sacramento. Finalmente triunfó el punto de vista de que el matrimonio era un sacramento. Con un par de precisiones: era un sacramento que se consumaba entre dos personas de distinto sexo solo con dar consentimiento mutuo, sin necesidad de ningún testigo, ya que el único testigo era Dios, que es en realidad, incluso hoy en día, el único testigo válido. Esto sucedió un par de siglos antes del Concilio de Trento. Cómo inciso las uniones anteriores se reconocieron retroactivamente como matrimonios contraídos como sacramento ante Dios. Es decir, para la Iglesia siempre existió el sacramento del matrimonio, pero solo reconoció su existencia muchos siglos después. Hay que añadir que jamás se reconoció el matrimonio de los curas, ya que se consideró y se sigue considerando que ciertos sacramentos no pueden coexistir. Nos ponemos en una época en la que se reconocía el sacramento del matrimonio, pero no se celebraba ningún matrimonio formal en una Iglesia. Bastaba con un juramento de fidelidad entre los casados. Empezaron los problemas porque se casaban menores de edad, se producían casos de bigamia y había todo tipo de abusos. Por eso en el Concilio de Trento, en 1563, se decidió que para que la Iglesia reconociese un matrimonio —la Iglesia, no Dios— era necesario que la promesa de fidelidad se realizase frente a un cura que actúa como testigo. Las cosas son así también ahora. El cura no casa a la pareja en la Iglesia, sino que actúa como testigo. Además incluso hoy en día no es preciso realizar el casamiento en una Iglesia en una ceremonia de una misa. Además, también hoy en día, ni siquiera es necesaria la presencia de un cura como testigo para que la Iglesia reconozca un matrimonio. Por ejemplo, si sufriésemos una Apocalipsis Zombie y una pareja se refugiase en una Isla desierta sin ningún cura a mano, podría casarse con todo el reconocimiento de la Iglesia, porque las circunstancias evitarían la presencia de un cura.
Julio 24 junio 2021 - 11:56 PM
Le corresponde a los padres la formación moral, ética, política y religiosa de sus hijos, sobre la base de la responsabilidad y la dignidad de la persona. La escuela no puede ni debe influir en este orden.Los padres independientemente de la escuela deben forjar un estándar moral donde el niño sea capaz de incorporar el valor de la justicia y el respeto. _ Declaración Universal de los Derechos Humanos Artículo 26, inc. 3- Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos. _ Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales (firmado y no ratificado por Cuba) Artículo 13.3. Los Estados Partes en el presente pacto se comprometen a respetar la libertad de los padres, y en su caso de los tutores legales, de escoger para sus hijos o pupilos escuelas distintas de las creadas por las autoridades públicas, siempre que aquellas satisfagan las normas mínimas que el Estado prescriba o apruebe en materia de enseñanza, y de hacer que sus hijos o pupilos reciban la educación religiosa o moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones. Hay muchas más que por razón de extensión no menciono. Todos refrendados y amparados internacionalmente. Un Estado Laico como así se reconoce propiamente Cuba le debe caracterizar la neutralidad ideológica en materia de formación académica. Mucho más si en su artículo 15 reconoce la Libertad Religiosa y en el 54 la libertad de pensamiento, conciencia y expresión....¿ Será? Es sabido que la Ideología de Género va de la mano con el Totalitarismo sistémico. ______ Ni hablar del título e imagen que acompaña el escrito, por favor, cuanta parcialidad. Dicho sea de paso, la Iglesia en cuanto institución jurídica está en su legítimo derecho de exponer su criterio y desacuerdo al respecto, al igual que los miles de padres, creyentes o no que no comparten semejante disparate. Expresar inconformidad, desacuerdo o buscar soluciones no implica conservadurismo ni tampoco aplica al aspecto peyorativo que se le ha dado al llamar iglesias "fundamentalistas". Bien le vendría a La Joven Cuba exponer la voz de muchos profesionales cubanos creyentes o no que consideran inoportuno e irracional tal Ideología e imposición. Profesionales que no encontrarás en el Consejo de Iglesias ni en los representantes religiosos que acostumbra de vez en cuando exponer la Tv oficial. Es conocido que los tales responden a la ideología imperante. Respecto al pensamiento marxista- leninista y todo su conglomerado, mejor ni hablar. Tal fenómeno es como los seudo profetas... Bla, bla, bla y nada se cumple, los tales sean llamados y considerados anatemas. Precisamente eso es lo que es la doctrina marxista- leninista puro ANATEMA.
Taran 24 junio 2021 - 3:15 PM
No me explico como a nadie de los q publica en este sitio se les ocurre escribir sobre la votacion en la onu o sobre la efectividad de Abdala.
Orl 24 junio 2021 - 3:55 PM
Copio de Edu Durante los últimos días tengo la sensación de que como dirían los antiguos, los astros se están alineando en la dirección correcta. Jajaja. No me digas? Matazones para comprar comida y medicinas. Embarazos no deseados y enfermedades venereas porque no hay preservativos. No pueden controlar la pandemia. Hay gente con sarna y no tienen con que eliminar los ácaros. Cada vez más intelectuales, deportistas y gente famosa rompen con el sistema. En baseball ganaron? La Comunidad Económica Europea los rechaza. No pueden pagar sus deudas al Club de París. Crece el número de balseros y de gente desesperado que atraviesa el Golfo de Darien. Luego leo a ver qué dices.Las vacunas seguro
Sofia. 25 junio 2021 - 2:39 PM
Escrito por : Luis Silva (Pánfilo): para TARAN. No amigo. Si no se suma a la marea tiene que crear usted un túnel en el océano que impida que el agua lo moje. Tiene que darle riendas a toda la facultad intelectual de este país, que muy lista y ansiosa está para pensar y llenar los campos de papa, crear las fábricas, gestionarse inversiones, traer productos, diseñar resultados de forma tal que un buen día al océano le pique la curiosidad y le dé por ver cómo fue que esta gente llegó a esta orilla. Y cuando llegues a esa orilla por tus propios medios, entonces es cuando la marea se va a sentar a conversar y ahí es donde yo digo cómo. Pero primero tendrás que motivar y liberar a las “fuerzas” productivas.
maria teresa 24 junio 2021 - 9:09 PM
No soy partidaria del matrimonio entre parejas del mismo sexo. Creo en Dios pero no soy religiosa por lo tanto la iglesia no influye en mí, lo mío es cuestión de crianza y de vivencias personales, mis padres eran católicos practicantes y mis primeros años de vida crecí temerosa de Dios, después del 59, cursando la primaria y con una edad en lo que se aprende perdura coreábamos (o nos hacían corear) “los curas ladrones que se quiten la sotana y se pongan pantalones”, vi caricaturas donde denigraban a los curas, y a las monjas, fin de la iglesia para mi y tristeza inmensa para mis padres. Después vino la UMAP, a los homosexuales los catalogaban como enfermos y pervertidos, llegaron las expulsiones de la universidad y hasta de la UJC a militantes acusados por amaneramiento, acoso y abuso por la policía, (la misma que custodia y protege las congas de la diversidad cuando las convoca el CENESEX y las reprime cuando no), hasta se inmiscuían en las decisiones personales sobre la infidelidad de la pareja y expulsaban de las filas del PCC y por "tarrú", por cierto nunca por "tarrúa" como siempre la mujer firme ahí . Este ambiente alimentó la psiquis de mi generación, ahora, los mismos que me formaron como homofóbica y socialmente los reprimieron me quieren convencer que la retrograda y egoísta soy yo. Duro de asimilar. No obstante mi opinión no inclinará la balanza de un lado ni de otro, lo que acontezca después ya no es de mi incumbencia, peliaguda situación para las familias y futuras generaciones, ojalá sea para bien. Con respecto a la Resolución 16/2021 del ministerio de educación no estoy para nada de acuerdo. Si se proclama como justo el matrimonio entre parejas del mismo sexo también debiera ser justo que los padres puedan decidir la educación que reciban sus hijos mientras sean menores de edad. Malo para la familia en desauerdo, el sistema educacional cubano no permite escuelas privadas donde puedan escoger. No sé en los centros urbanos pero en los barrios la educación con su claustro de profesores no es ni por asomo buena, hay que ver las faltas graves de ortografía, el comportamiento social, el vocabulario y temas de conversación en niños de primaria y jóvenes de secundaria, ¿que les enseñaron, que les enseñan?, ¿que entenderán los profesores del nuevo programa y como lo transmitirán y que captaran los educandos?. ¿que podrán enseñarles de educación sexual, si no fueron capaces de enseñarles que no se escribe “aiga” y que después de 699 viene 700, si una profesora es capaz decirle a un alumno que tenía 2 B , una por bobo y una por bruto, que le podrá decir con respecto al comportamiento entre los sexos. Diviso negros nubarrones en el horizonte.
Observador 2021 24 junio 2021 - 9:26 PM
Parece que alguien que cree que entendió esta mas perdido en el llano que cualquiera. El manido argumento de que los derechos de identidad de genero y matrimonio homosexual y su derecho a adopción de. niños no afecta el derecho de otros es tan insostenible y falso que no amerita siquiera rebatirlo. La unidad y fortaleza de las diversas creencias religiosas al respecto no puede ser interpretada ni mucho menos esgrimida cómo que es el único sector opuesto a estos cambios, es mucho más amplio de lo que se imaginan y abarca diversos estratos de toda la sociedad. La tradición y cultura popular no puede ser secuestrada por grupos o por minorías. Claro que un debate abierto y trasparente no existirá para el futuro Codigo de Familia, que pretende imponer por esa via lo que no se pudo en el texto constitucional. Como no existió para que el MINED pusiera su cuña y asi pretender allanar el camino o iniciar un proceso de ablandamiento para imponer esa ideología de género, que no es tan ingenua ni tan “natural” como sus defensores insisten en divulgar. No hay otra que seguir sorprendiendose de la inagotable capacidad de equivocarse de nuestra elite y su inveterada obsesión de imponer por cualquier via lo que considera oportuno para su poder. Con el entusiasta apoyo de su corte, sus leales seguidores y de los que se creen que el tema no merece ser debatido a profundidad. Porque el tema parece mucho más trascendente que si me gusta el helado de chocolate o de tiramisu...
Sofia. 24 junio 2021 - 9:48 PM
Nada igual se había visto en Cuba, por lo menos a partir de la década de los setenta del siglo XX! Asi es estimado autor, porque ninguna generación se parece a sus padres, sino a su época. El mundo de hoy es de los mediocres. Explotación con bases religiosas (santerías, brujerías), la vagancia que es la base de la improductividad, la ausencia de las condiciones higiénicas en cualquier lugar, violaciones de las leyes urbanísticas, pérdida del sentido de pertenencia, homosexualismo que abiertamente exige la ley para el matrimonio igualitario, prostitución infantil, drogas ,es decir estamos sumergidos en la más oscura de las ignorancias .
Armando Perez 26 junio 2021 - 2:10 PM
El matrimonio igualitario sale de la premisa constitucional de que todos los ciudadanos tienen iguales derechos y deberes ante la ley. El matrimonio civil es un contrato que debe estar al alcance de todos los adultos en el país. Las iglesias no tienen que santificarlo, pues los requisitos del matrimonio religioso son específicos para cada religion. Quienes no estén de acuerdo con el matrimonio homosexual no tienen obligación de entrar en uno, simplemente. Los derechos no se someten a plesbicito, Si se hubiera hecho eso con la ley de derechos civiles en los USA, no se habria aprobado. Tampoco se hizo cuando la ley federal sobre el matrimonio igualitario. Toda esta tonteria de que "la población no está lista", "va en contra de nuestras traduicions y cultura, etc", son las mismas razones que los blancos racistas de USA decian cuando se oponian a los matrimionios birraciales. Hoy, prácticamente nadie lo dice. En 1996, solo el 27% de los ciudadanos en USA apoyaban el matrimonio homosexual, en el año 2020, el 67% de paoblación lo aprueba. Simplemente, se han dado cuenta que el mundo no se acabó, ni todo el mundo se volvió gay, ni los niños "se confundieron, ni los hterosexuales dejaron de tener hijos, ni los niños adioptados por gays crecieron con problemas. Es lo que ha sucedido en todos los países donde se ha aprobado el matrimonio igualitario. La práctica es el criterio de la verdad. La oposición al matrimonio igualitario no se basa en hechos sino en prejuicios y creencias religiosas.
Sofia. 25 junio 2021 - 8:22 AM
Las clases televisivas de sexología en Cuba de la sexóloga alemana trajeron más problemas que nunca, fue un fracaso. Los estudios deben medirse por el rendimiento escolar de los alumnos en ciencia, lectura , matemáticas ,amor al trabajo , al prójimo, a biodiversidad y animales. Sobre el sexo los niños cubanos saben más que adultos, su educación se adapta perfectamente a las necesidades de la vida actual. El hombre piensa como vive.
Sofia. 25 junio 2021 - 2:27 PM
La Resolucion sobre educación sexual no es una meta a alcanzar, sino un medio para mejorar la vida individual y social, se emplea en varios países, pero en Cuba que es un país tropical significa hay que saber si es o no es razonable.
Manuel* 25 junio 2021 - 6:54 PM
Conviene recordar que Cristo jamás condenó la homosexualidad. Si bien hay que admitir que en el Antiguo Testamento hay referencias inequívocas en contra de la homosexualidad, pero no en el Nuevo Testamento.
roberto 29 junio 2021 - 10:37 PM
En mi opinion personal creo que los padres son los que deben decidir que tipo de educacion deben darle a sus hijos, deberia existir escuelas primarias o secundarias cristianas si es que los padres no quieren que a sus hijos se le eduque sobre esos temas que realmente son muy complicados
Ideología de género y conservadurismo religioso - Todo lo relacionado con Cuba 1 julio 2021 - 7:36 AM
[…] Conservadurismo religioso y educación sexual […]
Ideología de género y conservadurismo religioso - CódigoAbierto360° | CódigoAbierto360° 1 julio 2021 - 2:42 PM
[…] Conservadurismo religioso y educación sexual […]

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario