Ciudadanía en Cuba, un largo camino por recorrer

por Rodolfo Alpízar Castillo
Ciudadanía (1)

Una noticia inusitada

Una noticia publicada en el extranjero circula de boca en boca por el país: Un grupo de ciudadanos solicitó permiso para manifestarse pacíficamente el 20 de noviembre próximo (ayer los convocantes anunciaron el cambio de fecha al 15 del mismo mes); para entonces, gran parte de la población estará vacunada y habrán disminuido las medidas de restricción por la pandemia, además de que el país estará abierto al turismo.

La prensa oficial desconoce el hecho. Lamentablemente, no sorprende: «Lo que es costumbre no se extraña». En otros medios, en cambio, suenan los primeros disparos de una guerra en toda regla. Que se produzca una manifestación pacífica no tiene nada de particular; es habitual en cualquier país democrático (con independencia de los sesgos que ese adjetivo pueda sufrir), al menos en teoría, como es Cuba, según el artículo 1 de la Constitución de 2019.

En Estados Unidos, por ejemplo, hay frecuentes manifestaciones frente al Capitolio; en el Zócalo de México se ven desde demostraciones masivas hasta personas que, megáfono en mano, protestan, reclaman, piden. Nadie se asombra, pues las constituciones de ambos países garantizan libertad de expresión y manifestación pacífica a los ciudadanos. La cubana también: «Artículo 56. Los derechos de reunión, manifestación y asociación, con fines lícitos y pacíficos, se reconocen por el Estado siempre que se ejerzan con respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas establecidas en la ley».

Ciudadanía (2)

En el Zócalo de México se ven desde demostraciones masivas hasta personas que, megáfono en mano, protestan, reclaman, piden.

Reacciones

De inmediato en redes sociales se observaron dos reacciones (dos caras: una misma moneda fundamentalista) que mueven a la preocupación.

La primera: Opositores «intransigentes» piden mayor radicalización a los organizadores. En lugar de las consignas anunciadas, las cuales «hacen el juego a la dictadura», demandan otras más agresivas, violentas, con groserías y ofensas personales incluidas. Se acusa a los solicitantes de aliados solapados del «régimen», y se les exige «acciones más efectivas» para derrocarlo. (Todo desde el exterior, valga la aclaración).

La segunda: Defensores «intransigentes» del gobierno les critican no manifestarse contra el bloqueo o las agresiones norteamericanas; los acusan de aliados del enemigo, y de organizar un golpe blando contra el sistema; insinúan, cuando no afirman, el vocablo «mercenario». (Todo desde sitios o medios apoyados directa o indirectamente por el gobierno, valga la aclaración).

A ellas se sumó una tercera: Convocatorias a manifestaciones en fechas anteriores al 20 de noviembre inicialmente acordado.

Retos

Aunque desde fines de 2020 se ha asistido a situaciones a las cuales el gobierno no estaba acostumbrado, por lo que ha improvisado sobre la marcha (en mi criterio, no muy acertadamente), esta de ahora adquiere ribetes dramáticos por el dilema planteado: Si niega el permiso, viola el artículo 56 de la Constitución y pone en entredicho el artículo 1; si lo concede, deberá apelar a toda su inteligencia para impedir que la situación se salga de control. Deberá reprimir a quienes intenten cometer desmanes, y a la vez, proteger a los manifestantes pacíficos.

El reto para los solicitantes tampoco es pequeño: Ser capaces de movilizar seguidores y exponer reclamos, y a la vez impedir que desvíos hacia el desorden, el vandalismo y el caos conviertan la manifestación en una batalla contra las fuerzas del orden en que nadie resultará ganador.

Ciudadanía (3)

Cartel publicado en Archipiélago para convocar a la marcha ciudadana que inicialmente se desarrollaría el 20 de noviembre (Foto: Facebook)

De vencer el reto, obtendrían un peso político no conocido antes por ninguna fuerza opositora. Se convertirían en una contraparte a la cual el gobierno no podrá ignorar. Para lograrlo, no deberían aspirar a una manifestación gigantesca (como parece que pretenden), sino modesta, porque sería un fiasco si resultara pequeña, y porque podrían ser incapaces de controlarla, de ser muy grande. Una marcha de pocos cientos, incluso menos, disciplinada, respetuosa de las leyes, con consignas que puedan generar adeptos, sería un éxito nada despreciable para sus promotores.

La reacción del gobierno me parece el menor problema para los organizadores, pues se enfrenta al conflicto de respetar o no su propia Constitución, y tendrá los ojos del mundo fijos en él. Es una posición incómoda, y de cómo la asuma dependerá su credibilidad como cabeza de un «Estado socialista de derecho y justicia social, democrático, independiente y soberano, organizado con todos y para el bien de todos como república unitaria e indivisible, fundada en el trabajo, la dignidad, el humanismo y la ética de sus ciudadanos para el disfrute de la libertad, la equidad, la igualdad, la solidaridad, el bienestar y la prosperidad individual y colectiva».

El verdadero reto para los organizadores, para mí, está en el campo de la oposición, donde hay interesados en demostrar la inutilidad de las vías pacíficas de participación ciudadana. Por motivaciones varias, algunos intentarán robar protagonismo a los organizadores de la manifestación, y harán cuanto puedan para convertirla en enfrentamiento violento entre autoridades y ciudadanía, y demostrar así su «peso político». Si lo logran, no solo la manifestación será un fracaso, también lo serán los esfuerzos por democratizar al país.

El largo camino por recorrer

En 2004 traduje el ensayo Ciudadanía en Brasil: El largo camino, de José Murilo de Carvalho, premio Casa de las Américas de ese año. Es una mirada panorámica a la historia de Brasil desde el punto de vista de la formación del brasileño como ciudadano. Su lectura me hizo preguntarme en repetidas ocasiones si los cubanos somos ciudadanos. Todavía hoy me lo pregunto, y cada vez estoy menos seguro de la respuesta. Cito algunas frases:

«Derechos civiles son los derechos fundamentales, a la vida, a la libertad, a la propiedad, a la igualdad ante la ley, (…) garantía de movimiento, de escoger el trabajo, de manifestar el pensamiento, de organizarse, de que sea respetada la inviolabilidad del domicilio y de la correspondencia, de no ser detenido sino por las autoridades competentes y de acuerdo con las leyes, de no ser condenado sin proceso legal regular…».

***

«Los derechos políticos tienen como institución principal los partidos y un parlamento libre y representativo. Son ellos quienes confieren legitimidad a la organización política de la sociedad».

(Hago la salvedad de mi oposición a la existencia de partidos; estoy por una sociedad autogestionada, sin partidos de ningún color).

***

«…los derechos civiles garantizan la vida en sociedad…, los derechos políticos garantizan la participación en el gobierno de la sociedad, los derechos sociales garantizan la participación en la riqueza colectiva (…) En teoría, pueden existir sin los derechos civiles, y seguramente sin los derechos políticos. Pueden incluso ser usados en sustitución de los derechos políticos. Pero, en ausencia de derechos civiles y políticos, su contenido y su alcance tienden a ser arbitrarios».

Ciudadanía (4)

Defensores del gobierno salieron a las calles el 11 de julio. (Foto: El Correo)

Aunque comparto el criterio, para mí el concepto de ciudadanía abarca otros elementos, como el respeto a las normas de convivencia y al derecho ajeno. Respetar el derecho de quien no piense igual a uno es ciudadanía. Impedir a otro ejercer pacíficamente su derecho no lo es. Reprimir manifestantes pacíficos, o convertir manifestaciones en vandalismo, son señales de cuánto nos falta para ser ciudadanos.

Los organizadores deberían crear una comisión de orden claramente identificada para prevenir desmanes. Las autoridades, por su parte, tendrían que otorgar la autorización, y ejecutar las medidas adecuadas para evitar que elementos perturbadores (del matiz político que sean) promuevan incidentes que impidan el ejercicio pacífico de un derecho constitucional. Quienes produzcan disturbios, tanto en contra como a favor del gobierno, habrán de recibir el peso de la ley. Sin distingos.

Las fuerzas del orden, identificadas como tales, deberían situarse convenientemente para impedir tanto desórdenes de infiltrados en la manifestación como agresiones de quienes se opongan a ella.

Por mi parte, desearía que la marcha del 15 de noviembre demuestre que los cubanos somos capaces de defender criterios y ejercer derechos con respeto a quien piensa diferente. Que somos ciudadanos.

Confieso, no obstante, que albergo dudas. La proliferación de llamadas a marchas en fechas anteriores al 15 de noviembre me hace temer que no las mueva la preocupación por el futuro de la patria, sino el interés de algunos por ganar, o no perder, protagonismo.

Me gustaría que quienes abogan por marchas multitudinarias y descontroladas reflexionen y se pregunten qué es mejor para Cuba: una manifestación pacífica, aunque no sea gigantesca (y sin importar quién la encabece), con consignas sensatas y capaces de movilizar multitudes; o conducir al país al vandalismo y el caos, con su secuela de destrucción y dolor.

Un recordatorio: Colombia, Chile, Ecuador, Nicaragua y Venezuela han conocido en años recientes enfrentamientos callejeros con saldo doloroso para las familias. Ninguno produjo un cambio de régimen.

Nota: He oído con preocupación el llamamiento a la realización de un «Día de la Defensa» entre los días 18 y 19 de noviembre. No me parece coincidencia; ojalá me equivoque.

41 comentarios

O 9 octubre 2021 - 6:52 AM

Copio

Las autoridades…, tendrían que..
… evitar que elementos perturbadores ..promuevan incidentes que impidan el ejercicio pacífico de un derecho constitucional.

—‘
El autor ignora la naturaleza del regimen. La respuesta a la que van a apelar, como dijo Carpentier, un ilustre de ellos es: “El recurso del metodo” infiltrar agentes provocadores.

Responder
O 9 octubre 2021 - 7:16 AM

Copio

…una manifestación pacífica no tiene nada de particular; es habitual en cualquier país democrático

‐-
Cuando veo escrito en la ciudad donde vivo “Lenin Moreno o Guillermo Lasso es esto y aquello: @#$¿&

y no veo calles acordonadaa, 54 carros de
policia, ambulancias, jaulas, 892 agentes de la seguridad con expresiones hoscas pidiendo identificacioned a los transeuntes respiro tranquilo y me digo

“¡UF! El trabajo “voluntario” cortando caña quemada de anoche en los campos de Camaguey, sin bellisimas chicas a mi alrededor, fue solo mi pesadilla recurrente. Sigo viviendo en un pais normal, ya me sali de aquella casa de locos.

Responder
O 9 octubre 2021 - 8:02 AM

Mi experiencia de manifestaciones aca.

Un dia, veo 7 u 8 tios quemando un neumatico en medio de una calle. Como los lugareños suelen quemar monigotes en ciertas fechas, pense ingenuamente que alguna festividad celebraban. Me acerque.

¿Que festejan? ¿Hay baile? ¿Van a venir muchachitas? Ja, Ja, ja

“Entramos en huelga”

¿Y hacer eso, se permite? Pregunte ingenuamente.

El sujeto se encogio de hombros.

“¿Aumentaron los precios del combustible. ¿Eres de Venezuela? No se en tu pais, pero aqui no permitimos que nadie nos joda”
—‘
No tumbaron a Lenin Moreno, pero lograron que el Presidente rectificara su “reordenamiento”

Responder
ManuelFigueredo 9 octubre 2021 - 9:25 AM

Se proyecta una marcha pacífica,pero se puede volver violenta, todo depende, más del gobierno que debe de hacer todo lo posible porque no se salga de su marco. Los organizadores deben de estar atentos a los posibles infiltrados, que harán todo lo posible para crear desórdenes que conlleven a una
respuesta rápida de los organismos represores para terminarla a base de palos y
cargar con los organizadores en un dos por tres y llevarlos a prisión. El soberano pueblo no se debe dejar intimidar por las autoridades,sencillamente se está cumpliendo
Un mandato de la Carta Magna y es el derecho
pacifico a realizar una manifestación. Gracias y buen día para todas y todos
Libertad para los presos políticos del régimen
Castrista-Canelista. Patria y Vida.

Responder
Manuel Figueredo 9 octubre 2021 - 10:45 AM

O.
En Cuba también se trata de que nadie nos siga jodiendo. Saludos

Responder
ManuelFigueredo 9 octubre 2021 - 11:35 AM

Shyri, no se preocupe, si la fruta no cae en las manos deseadas el pueblo la sabrá remover.
Un saludo

Responder
jb 9 octubre 2021 - 7:19 PM

Segundo en la sonsera d la fruta madura? 150 annos despues?

Responder
Manuel* 9 octubre 2021 - 5:32 PM

No es fácil infiltrar individuos violentos en una manifestación si la gente está atenta. En cuanto alguien agarra una piedra, el resto de los manifestantes se lo impiden. Además conviene tener preparados servicios de orden internos. Por ejemplo, se puede disponer personas con brazaletes de un color para neutralizar a los violentos. Naturalmente, la identificación de los servicios de orden se guarda en secreto hasta el comienzo de las manifestaciones.

En Bielorrusia hubo cantidad de manifestaciones con muchísima gente contra el dictador Lukashenko y ningún manifestante usó la violencia. Los manifestantes tenían sus propios dispositivos de seguridad que evitaban la violencia. Naturalmente, lo que no pudieron evitar es la violencia policial.

Responder
Manuel* 9 octubre 2021 - 6:06 PM

Eso de quemar neumáticos en las manifestaciones pasa mucho por el mundo. No me gusta nada y sospecho que está prohibido en casi todos los países. No es un buen ejemplo de manifestación pacífica. No me gustaría que pasase en Cuba. Da imagen de anarquía.

Responder
dario 9 octubre 2021 - 9:50 AM

Ciudadano : “Habitante de un estado con una serie de derechos políticos y sociales que le permiten intervenir en la vida pública de un país determinado. ” La nocion de ciudadano va asociada a derechos….en cuba hay “Habitantes” ,asi es duro reconocer la realidad,pero es el precio de las cosas.En cuba solamente Los Mejores,participan en la vida social y puede que tengan peso en las decisiones y eso,a veces.El gobierno comunista,en poder de todas los mecanismos de fuerza,hara lo que siempre ha hecho con su puelo: lo reprimira y no pasara nada….los amigos de cuba tienen la misma vocacion que el gobierno comunista : China,Rusia,Korea,Iran,Mexico,Venezuela,etc,etc y los otros gobierrnos ,no cuentan porque son paises imperialistas,o aliados al imperialismo,etc,etc que solo quieren “cambiar el Regimen que el Pueblo de cuba se ha dado “….(sic).El gobierno cubano,ha escogido bien sus amigos y ha ,incluso,casi convencido a algunos disidentes que para ser soberano,se debe rechazar la Grosera intervencion de la parte decente politicamente del Mundo.Entoces…a que debe temer el Regimen para ejercer represion ?? Si en ano proximo la ONU votara por casi unanimidad que el Embargo es ilegal ?? O es que alguien piensa que sucedera como en el milagro de San Marcos y el Leon ??

Responder
Carlos Alzugaray 9 octubre 2021 - 10:43 AM

Gracias, Rodolfo. Coincido en lo esencial con este bien razonado artículo. La solución de este entuerto es como tú dices: que se efectúe la marcha con la debida autorización y apoyo del gobierno y con mesura y buena disposición de los organizadores para que sea pacífica y no desafiante. Sería un caso de ganar/ganar. El gobierno demostraría que no son palabras huecas lo que dijo el presidente del Tribunal Supremo Popular : En Cuba no es delito tener una opinión política diferente ni tampoco lo es expresarla públicamente. “No somos trogloditas”. Los organizadores lograrían que las dos demandas fundamentales que están haciendo sean conocidas por la opinión pública: liberación de los detenidos y sancionados por los hechos del 11J y que el derecho a la manifestación pacífica quede refrendado no sólo en la Constitución sino en la práctica política. Lamentablemente, no veo a ninguna de las dos partes dispuestas a hacer lo que hay que hacer para lograrlo: sentarse a dialogar para fijar una fecha conveniente y garantizar que la marcha no termine en un nuevo hecho descontrolado y violento. ¿Quién debiera tomar la iniciativa para lograr esto? Pues evidentemente las dos partes. Sin embargo, los que reclaman civismo al gobierno tienen mayor responsabilidad, pues fueron quienes tomaron la iniciativa.

Sin embargo, no sería totalmente sincero si no te trasladara dos observaciones:

1. Una se refiere a tu comentario final. Efectivamente, el gobierno decidió convocar para el 20 de noviembre y los días previos un jornada Nacional de la Defensa. Es evidente que este paso está relacionado con la fecha para la Marcha. Sin embargo, lo interpreto como la búsqueda de una solución que evite la opción peor para todos, excepto para esa minoría que tu justamente señalas: no dar los permisos para su celebración y reprimir la marcha si se declara ilegal. La actitud del gobierno hasta abrió la puerta para una negociación sobre una fecha menos desafiante y provocadora. Después de todo, se pretende hacerla coincidir con la apertura del país al turismo internacional, lo que obviamente significa que los organizadores de la marcha buscan la atención internacional. Ese es un desafío adicional.

2. La otra se refiere al actor oculto y a veces no tan oculto del drama cubano que tiene mucha responsabilidad con lo que está pasando, no tanta como la que imagina o denuncia el gobierno, pero ciertamente no inocente, como alegan una parte de la oposición y de la diáspora: la actividad económica y política del gobierno norteamericano que, en su viejo y sostenido afán por producir un cambio de régimen en Cuba, no ha tenido ningún escrúpulo en acosar al gobierno cubano aún a costa de empobrecer aún más a nuestro pueblo. No es que te pida que la incluyas. Si no porque no se puede hacer ningún análisis de la realidad política cubana sin tomar en cuenta ese factor que tiende a agudizar todas las contradicciones. Estados Unidos está ayudando a incendiar la casa, más allá de lo que hagan sus inquilinos.

Responder
Manuel* 9 octubre 2021 - 5:51 PM

Carlos, no veo al régimen dialogando con los convocantes de las marchas para organizarlas pacíficamente. Archipiélago ha tendido la mano al solicitar un permiso que la ley no exige. Además, ha facilitado las cosas al régimen al indicar claramente de dónde parten las marchas, las trayectorias que seguirían e incluso ha facilitado una estimación del número de asistentes.

Como respuesta el régimen se ha negado a recoger las solicitudes presentadas en algunas ciudades, rompiendo en algún caso los papeles presentados. Además ha cortado la comunicación telefónica de los portavoces en la rueda de prensa donde indicaban el cambio de fecha, lo cual hizo que la rueda de prensa fuese bastante caótica. Finalmente han detenido y amenazado a varios de los organizadores.

Por último, ha anunciado que sacan las tropas el 20-N.

La oposición cubana llevan muchísimos años reclamando diálogo con el gobierno. Por sorprendente que parezca, continúan reclamando ese diálogo. Las marchas tienen como objetivo precisamente forzar ese diálogo entre cubanos. Sin embargo, el régimen dialoga con los Estados Unidos que están sometiendo a Cuba a un bloqueo asfixiante.

Es decir, el régimen es fuerte con los débiles y débil con los fuertes como hacen los cobardes. El régimen no diáloga con la oposición porque es débil. Hagamos a la oposición fuerte y habrá diálogo.

Responder
mauriciodemiranda 9 octubre 2021 - 8:12 PM

Apreciado Carlos: Lo que pasa es que es necesario reconocer que en nuestro país existe una oposición, que dicho sea de paso es diversa, no es monolítica. Desde la dirección del partido y del gobierno se ha pretendido desconocer esa realidad y eso ha sido un gravísimo error político, en mi opinión. Si embargo, me gustaría ser enfático al decir que nuestro país necesita un nuevo contrato social que no sea diseñado “desde arriba” como ha sucedido desde hace muchas décadas. La mal llamada “democracia de concentraciones” ya no sirve. De hecho, nunca fue una verdadera democracia. La Constitución ha incluido unos conceptos que no pueden quedarse huecos, so pena de desprestigiar a todo el sistema institucional. Es hora de reconocer las realidades. No hacerlo solo agravará las cosas, en medio de una muy difícil situación económica. Lamentablemente, he visto que las decisiones que ha adoptado el gobierno apuntan a cambios que, en mi opinión, no se va a traducir en un mejoramiento de la situación económica y ya no es posible sostener una situación en la que la población siente que su nivel de vida empeora.

Ahora bien, creo que no debe asombrar que los organizadores de la marcha busquen que los ojos del mundo se pongan sobre Cuba. Eso es legítimo. Sin embargo, como han explicado algunos de los organizadores, al decretarse el “Día de la Defensa Nacional” para el día que previamente se había solicitado la autorización de la marcha los llevó a mover la fecha, no para el 27 de noviembre que habría coincidido con el asesinato de los estudiantes de medicina y con la sentada frente al Ministerio de Cultura y por eso decidieron pasarlo para el 15, en mi opinión no para que los turistas lo vean sino porque es el día en el que el país se abre al turismo y una manifestación no podría ser considerada un riesgo de contagio, aunque espero en caso de producirse se cuiden las distancias y ase adopten medidas para evitar contagios.

Por otra parte, creo que debería llegar el momento en el que dejemos de asociar cualquier oposición con la actividad del gobierno estadounidense. La fijación con el bloqueo ha terminado reforzado nuestra dependencia a los Estados Unidos. Por otra parte, yo personalmente creo que Cuba necesita democratizarse y lo he afirmado en varios espacios y no porque Estados Unidos lo reclame sino porque considero que Cuba lo necesita. Y cuando hablo de democratización me refiero a una democracia real, o al simple espejismo del multipartidismo, aunque el unipartidismo de un partido que no abarca a toda la sociedad ni es democrático en su interior es obviamente la negación de la democracia.

Abrazos.

Responder
juanaBacalao 10 octubre 2021 - 12:28 PM

“la actividad económica y política del gobierno norteamericano que, en su viejo y sostenido afán por producir un cambio de régimen en Cuba, no ha tenido ningún escrúpulo en acosar al gobierno cubano aún a costa de empobrecer aún más a nuestro pueblo”

seguir con el cuento este que ya nadie cree, por dios lo que mas ha dado nuestra tierra desde 1959 son encantadores de serpientes que como flautista de hamelin han vivido de vender humo al pueblo.
senor tomarse la isla de cuba tuvo un momento cumbre y fue cuando los americanos la liberaron del poder espanol, con un ejercito mambi que ni a los espanoles lograba derrotar y mucho menos lograria detener una invasion americana, pero no habia, no hay ni habra interes en apoderarse de un pedazo de tierra que lo unico que sabe hacer es producir humo, para meterlo en botellas y darle ocupacion a gente como usted. no manipule mas por favor. vayase a los sitios del gobierno donde esa mentira todavia la creen 3 gatos en cuba y apurese que ahorita son 2.

Responder
Shyri 9 octubre 2021 - 11:14 AM

No tengo ninguna duda de que la ofensiva lanzada por la Jefatura Suprema del país, tiene por objetivo ganar tiempo a que pueda abrirse el turismo, su encadenamiento a las actividades económicas estatales y privadas, la circulación del dinero, los viajes y en definitiva el alivio del confinamiento y que con la posible y muy probable exportación de las vacunas, se logre un bienestar mínimo de supervivencia que conjure las amenazas de nuevas movilizaciones, al menos en el corto plazo. El uso de parches no resuelve el problema, pero en algo ayuda a no agravar la dolencia que ya se ha hecho crónica.

Pienso que una gran mayoría de la población cubana, que reside en el país, desea cambios profundos que transformen la sociedad toda hacia un país de bienestar para las grandes mayorías, dónde las oportunidades sean igualitariamente para todos. La realidad es que una corrupción exacerbada a todos los niveles, conspira contra eso y se están creando las condiciones para la distribución de la piñata, en medio de un nepotismo poco disimulado.

El país está inmerso en una situación económica y sanitaria desastrosa, sin posibilidad de obtener créditos, sin ingreso importante de divisas, implementando medidas como la TO, que atentan contra el nivel de vida del pueblo, al dejar sin frenos la espiral inflacionaria y estimular el mercado negro, la dolarización de toda la economía y la devaluación de la moneda nacional.

Está claro para todos cuáles son los errores y quiénes son los responsables. No creo que sea el momento del ajuste de cuentas y la supuesta ofensiva emancipadora. Sería un error secundar convocatorias oportunistas vengativas, que apoyarían, sin quererlo o no, programas y deseos de no pocos frustrados, que serían capaces de madurar artificialmente la fruta para que caiga en las manos equivocadas.

Solucionar errores con otros errores no es inteligente, sería como dispararnos, no al pie sino al corazón.

Responder
Manuel* 9 octubre 2021 - 5:54 PM

Shyri, no te sigo, ¿a que te refieres con “secundar convocatorias oportunistas vengativas”?

Responder
Shyri 12 octubre 2021 - 10:03 AM

Sería pecar de ingenuos pensar, que todos los que apoyan la convocatoria a marchas pacíficas, ahora para el 15 de noviembre, lo hagan pensando en el interés general del pueblo todo. Hay muchas manos peludas atizando la candela para pescar en rio revuelto y solo con ser un poco sensatos, evitaremos no ser cómplices de los que han estado pidiendo a gritos «intervención humanitaria› o directa y descarnadamente bombardeos sobre nuestro país. Aunque sea muy cínico, es muy fácil, cómodo y seguro pedir bombas cuando se está muy lejos del propuesto escenario bélico.

Responder
Julia 9 octubre 2021 - 3:07 PM

Excelente articulo

Responder
Esteban 9 octubre 2021 - 3:07 PM

Me gustó el artículo pero el autor se complica mucho.
El gobierno simplemente debe autorizar las marchas del 15-N y todas las que vengan después. Es un derecho que incluso la constitución permite en su artículo 56.
Sobra toda represión.
Debe el gobierno proteger a los marchistas de ataques externos y no infiltrar agentes entre ellos para reventarla desde adentro como pretexto para no autorizar futuras protestas.
Así de simple.
Todo lo demás es drama innecesario.
Viva Cuba Libre. Patria y Vida.

Responder
Manuel* 9 octubre 2021 - 6:02 PM

Una cosa es no autorizar y otra desautorizar. El gobierno no va a autorizar ninguna marcha porque no lo exige la ley. Y los convocantes no esperan ninguna autorización del gobierno porque tampoco se lo exige la ley.

Ni siguiera estoy seguro de que la ley cubana permita que el gobierno pueda desautorizar una marcha, ya que implicaría una presunción de delito futuro del que no hay ninguna evidencia.

¿Qué pasaría si a pesar de todo el gobierno desautorizase la marcha? Pues la marcha seguiría igual pero habría violencia.

Responder
ManuelFigueredo 9 octubre 2021 - 6:48 PM

Taran, lo noto preocupado, nervioso. No se preocupe que la Patria que es suya y mía también, no la va a perder. En cuanto a si va a perder su socialismo, eso es harina de otro costal y el pueblo es quien tiene la última palabra. Puede tener la seguridad que una buena parte del soberano ya no confía en sus dirigentes. Un saludo.

Responder
Taran 9 octubre 2021 - 6:06 PM

La marcha es la intervencion militar extranjera, o el inicio del camino que lleva a la intervencion, es hacerle el juego a los que la buscan, nadie en este foro puede garantizar que no sea asi, la historia reciente dice que es así, es perder la Patria y el socialismo, asi lo entiendo,espero que mi gobierno junto al pueblo que confia en el, que es la gran mayoria, hagamos todo lo posible y hasta lo imposible porque esta marcha no se produzca, confio en que asi sera cueste lo que cueste.

Responder
Sanson 9 octubre 2021 - 6:38 PM

Delira Usted Taran. Que tiene que ver una simple marcha con la Intervencion extranjera?.
De que Patriaa esta hablando donde los ciudadanos no pueden de hacer valer los derechos que les da su propia Constitucion sin estar expuestos a que se les masacre?.
Creo que su miedo obedece no a la manifestacion en si ya que Usted sabe que una manifestacion es algo normal y legal. Creo que lo que Usted teme es que si si masacran a los manifestantes entonces si se puede desencadenar una intervencion y eso es lo que lo tiene en ese estado de panico que no lo deja hilvanar sus ideas
Le recomendaria al regimen que no ponga obstaculos a los manifestantes y los deje ejercer sus derechos constitucionales. Por su bien.

Responder
Manuel* 9 octubre 2021 - 6:58 PM

Taran, si el pueblo en su gran mayoría confía en el socialismo, la marcha es una magnífica oportunidad para demostrarlo. Me explico, solo hay que permitirla y comprobar que solo van a asistir una docena de personas.

¿Dónde está el temor?

Respecto a hacer “todo lo posible y hasta lo imposible para que esa marcha no se produzca”, ¿eso incluye violar la Constitución votada por el pueblo?

¿Por qué es tan importante que la marcha no se produzca? Sospecho que es muy importante que no se produzca por el riesgo de que todos comprueben que el pueblo no apoya en su gran mayoría al socialismo.

Responder
Manuel* 9 octubre 2021 - 7:00 PM

Taran, hay miles de marchas continuamente en todo el mundo y no conducen a ninguna intervención extranjera. Por favor, muéstranos un solo caso en que una manifestación haya desencadenado una intervención extranjera.

Responder
mauriciodemiranda 9 octubre 2021 - 7:46 PM

Tarán. Qué lamentable tener que referirme a un “nickname” en lugar de un nombre con apellidos que demuestre que usted no es un “troll” sino alguien que con valentía puede sostener sus opiniones con civismo y argumentos. Posiciones como las suyas son las que llevarán a nuestro país al colapso. No me voy a tomar ni el trabajo de rebatir lo que dice, porque carece de argumentos. Son solo frases huecas. Pero además usted miente al endilgar a los organizadores de la marcha la idea de una intervención militar extranjera. Si el gobierno prohibe la marcha, cometerá un craso error y cerrará las puertas a toda solución de conflictos -que los hay- de manera civilizada. La sociedad cubana cambió. Tenemos viejos y nuevos problemas y los estilos y soluciones de ayer no sirven para hoy. Quienes no se de cuenta de ello, serán sobrepasados por la realidad.

Responder
Yosvany QG 9 octubre 2021 - 9:02 PM

Yo creo que usted es de esas personas que gozan de algunos privilegios políticos, económicos y de los que utilizan las leyes cubanas a conveniencia según el caso. Justificar los errores continuos de los dirigentes actuales y su impunidad, la incapacidad de dirigir x caminos de progreso y bienestar social, ect. Me da la idea que es una persona de extremos, que no razona porque se le olvida mencionar que sucesos, cambios y transformaciones han obligado a muchos cubanos a tomar ésta iniciativa y que obviamente no analiza cuál a sido la respuestas del partido/gobierno/estado.

Responder
Comunista hasta la Muerte 9 octubre 2021 - 11:16 PM

Compañero Taran:

Los mejores tiempos de nuestra Revolución fueron cuando fuimos una colonia de la URSS. Por desgracia hoy nadie nos quiere como colonia. No producimos nada y costamos muy caro.
Lo mas cercano a intervención extranjera son las tiendas en dolares donde el pueblo trabajador tiene que comprar sus productos de primera necesidad con dinero extranjero.

Responder
Alzugaray 9 octubre 2021 - 6:57 PM

Por supuesto que no estaos hablando de autorizar la marcha. De lo que se trata es de solicitar permiso para utilizar el espacio público X (una avenida, un parque, una calle, o cualquier otra cosa) y ocuparlo durante 3 horas. En el caso que nos ocupa lo que se pidió es que se emitieran los permisos y se tomaran las disposiciones correspondientes para que durante 3 horas a partir de las 2 pm los manifestantes pudieran desplazarse libremente desde Malecón hasta el Capitolio por Prado. Es obvio que si lo tratan de hacer sin permiso se pueden provocar accidentes, altercados, etc. Los ciudadanos le exigimos al gobierno muchas cosas, pero entre otras, que organicen el tránsito vehicular y de personas. Es obvio que el Artículo 56 garantiza ese derecho pero la ley debe regularlo: ¿quién emite los permisos para usar los espacios públicos? ¿quién garantiza el desvío del tránsito y cómo lo controla?, etc. La ley también debe regular con cuánto tiempo antes hay que pedir el permiso y en cuanto tiempo deben las autoridades responder. Si cualquiera pudiera organizar una manifestación pública cualquier día, hora y lugar que le de la gana por lo que le de la gana, la ciudad sería un caos.

Responder
Guillermo 9 octubre 2021 - 8:20 PM

«Artículo 56. Los derechos de reunión, manifestación y asociación, con fines lícitos y pacíficos, se reconocen por el Estado…..¿ A quien o, a quienes?… Yo supongo, que esos “Derechos” se le pueden reconocer a los Ciudadanos, que ante todo, sean capaces de cumplir con sus obligaciones como Ciudadanos, es decir, aquellos que legalmente cumplan con las obligaciones correspondientes con el Estado del cual forman parte de la Sociedad y son Ciudadanos. A caso, ¿No existe en el Parlamento en Cuba, una representación de todas las Organizaciones, Sociales, de todos los Sectores laborales, Educacionales, Institutos, Religiosos, Sindicales, Amas de casa jubilados etc., en todos los Niveles del Estado? .. ¿Qué le ha impedido a algún Ciudadano normal y consiente de sus obligaciones y derechos, reclamar cualquier tipo de inconformidad mediante sus Representantes desde la Base hasta el Parlamento? y, acudir a una Organización con la cual no tiene ningún tipo de vinculación Laboral ni Social’. Acaso, no se identifica a toda organización que actúe contraria a la Sociedad legalmente establecida en un país, como “Antisocial”….,….¿Cuáles son “Los Fines Lícitos y Pacíficos” que amparan a los Organizadores….¿Están bien definidos que La Asociación Organizadora,. está creada y funciona dentro de la Ley?.. Esa Asociación, tiene alguna posibilidad de demostrar que está, totalmente desvinculada de actividades “antisociales” así como de cualquier tipo de injerencias foráneas .. Suponiendo que estén “Legalmente y actúen con Fines Pacíficos”; ¿Qué “ilegalidad le reclamaran al Estado”?… En cualquier parte del mundo “LOS CAMBIOS”, Socio Políticos, se reclaman mediante las vías legales que tienen toda la ciudadanía a su disposición, máxime, cuando todos los sectores de esa sociedad, estan representados desde el primer nivel hasta el superior del Estado… Un Estado que se respete y respete los derechos de sus “Ciudadanos” no tiene obligaciones con ningún tipo de persona que no forme parte legal de las organizaciones laborales y sociales o, que siéndolos, viola los conductos legalmente establecidos para reclamar sus derechos…

Responder
Charito 9 octubre 2021 - 9:44 PM

Guillermo las organizaciones sociales y laborales, se burlan de sus asociados, lo
único que les preocupa es el cobro de su cotización.
Basta de mentiras.
¿A que le temen?

Responder
Guillermo 10 octubre 2021 - 11:38 PM

Charito…Aquellos que no son capaces de enfrentar algún tipo de violación de sus “Derechos” , empleando los medios e instrumentos legales que se encuentran al alcance de sus manos, jamás lograran redimirlos de una forma “Ilegal”… Lo máximo que lograrán esas personas, es involucrar a otros mas tontos e incapaces que ellos, en una aventura que solo puede beneficiar a quienes se mantengan alejados del centro y empujen desde lejos… Todo tipo de “Manifestación Pública” requiere de la existencia fragante de una “Violación de las Leyes Constitucionales” y, según creo, lo que se reclama por esa organización es Un Cambio de Sistema Social, lo cual es “Anti constitucional” pedirlo de esa forma….Igual que, si algunos de los manifestantes y/o sus organizadores, han estado vinculados con elementos con antecedentes antisociales, con organizaciones extranjeras o, desde el extranjero, el Estado puede demostrarlo internacionalmente y, justificar de plano la Ilegalidad de esa manifestación… No por gusto es que no la aprueban porque eso sería “sumarse y justificar la violación de la Constitución… Ten en cuenta que El Art.56 .. Acepta las Manifestaciones Pacíficas (siempre que se encuentren dentro de las disposiciones legales, tanto los objetivos que se persiguen como, los manifestantes y sus organizadores)…

Responder
mauriciodemiranda 9 octubre 2021 - 8:21 PM

Excelente artículo. No quiero reiterar lo que he comentado a Carlos Alzugaray. Sin embargo, quiero hacer énfasis en que Cuba necesita un nuevo “contrato social” que incluya la sociedad diversa que es. No se si alguna vez alguien se creyó que constituíamos una “unidad monolítica”. Nunca lo hemos sido y ninguna sociedad lo es. El reconocimiento de la diversidad requiere el reconocimiento de la “otredad”. Y tenemos que ser capaces de convivir en la diferencia. Nuestro país está en un punto de inflexión. No reconocerlo sería una miopía política imperdonable. Gracias por el artículo.

Responder
Comunista hasta la Muerte 9 octubre 2021 - 9:23 PM

La Revolución no permitira la marcha cuidadana. El principal heredero de la fortuna Real, dueño del Sistema Juridico y Gran Inquisidor, el General de División Lopez Calleja, no permitira que ningun hereje ponga en peligro los logros familiares.
Recuerden que criticar a la Revolución es cometer el delito de blasfemia. Nuestras tropas especiales estan listas para masacrar a quienes respondan al llamado de Libertad.

Responder
Satoshi 10 octubre 2021 - 12:48 AM

Me parece que esta es la oportunidad perfecta para el gobierno de demostrar que en Cuba sí hay democracia, sí se respetan los derechos ciudadanos y sí se puede hacer una manifestación pacífica (no como las del 11 de julio, qué según la prensa, la narrativa oficial y el propio presidente Diaz-Canel no fueron para nada pacíficas) más aún con todo el esfuerzo que han puesto los organizadores en atraer la atención internacional. Esto no quiere decir que vayan a permitir la marcha, aunque en mi opinión lo harán si son inteligentes y saben usarla a su favor. Aunque el invisibilizar la petición de Archipiélago en la prensa oficial no constituye un paso muy positivo en esa dirección. Además, esta lo que decía el articulista: infiltrando agentes entre los manifestantes para que fomenten la violencia y el vandalismo y desvíen la marcha de su naturaleza pacífica, tendrían, de nuevo, la oportunidad perfecta para constatar ante el mundo que todo el que disidente del régimen actual es un lacayo del imperialismo cuyo único objetivo es sembrar el caos y la desestabilizacion, y que la gran mayoría de cubanos honestos no hacen marchas porque apoyan plenamente a la “Revolución”
Lo peor es que la amenaza del Norte, por repetida y gastada, no deja de ser cierta. Duros tiempos estos, en que los cubanos debemos forjar un nuevo país en medio de escaseces, bloqueos y pandemias, a pesar de la mala administración y la represión interna y al mismo tiempo procurando no caer de nuevo en las manos de los que afuera nos ambicionan!

Responder
dario 10 octubre 2021 - 9:56 AM

satoichi: quizas usted por ser (o querer ser) japones,no sea que millones de cubanos entre nacidos en cuba y su descendencia ,han tenido que luchar (a veces hata dejando la vida,como la medre del “nino Elian”) buscando poder vivir en manos de los que,como usted dice : “de los que nos ambicionan”…Y no les ha ido nada mal,Por primera vez,ellos tienen derechos,creo usted se ha dejado enganar con el cuento de los fantasmas y las brujas….

Responder
Sanson 11 octubre 2021 - 3:33 PM

Eso de “apoyan plenamente plenamente a LaRevolucion” era lo que de seguro decian antes de irse a jugar pelota todos los peloteros del equipo de pelota. La mitad deserto tirandose por la ventana del hotel o corriendo a un taxi que lo esperaba. O sea que por lo menos la mitad de los que lo dice no apoya a esa basura ni nada de eso.

Responder
narciso 11 octubre 2021 - 9:38 AM

Rodolfo lo que ocurre es que donde hay manifestaciones es casi seguro porque no hay espacios donde expresar las inquietudes por las que te manifiestas y hay que acudir a gritos piedras y cocteles molotov por eso usted ve tantas manifestaciones por ahi no cree

Responder
Osvaldon 12 octubre 2021 - 1:28 PM

El intendente de la Habana vieja acaba de responderle a Junior la negativa a la solicitud de la “manifestación pacífica” y que en entrevista a los “medios” le añadió “frontal” (???)
La misiva a mi entender bien fundamentada en lo legal ( guste o no ) ha sido lapidaría, así que ya saben a lo que atenerse y de las consecuencias de sus actos a posteriori.
Yo en lo particular ya estoy harto de la “tiradera”, la “vulgaridad” y el fomento del odio entre cubanos que se ha formado a partir del 11 j donde cualquier método se hizo legítimo no importa que fuese mentira, medias verdades o absolutas falsedades como la andanada de fake news y torpes manipulaciones de la verdad que en la medida del tiempo se hicieron más que evidentes y sobretodo REPUGNANTES en su forma y contenido.
Ya no habrá sorpresas, todo el mundo en cuba saben a lo que van y lo que pretenden, aquí nunca habrá “golpes blandos “ y muchísimo menos “revoluciones de color” que los teóricos de la cobardía y la manipulación a ultranza sueñan con llevar a cuba al caos y a la ingobernabilidad como mucha gente de aquí y de “allá” que se “erotizan”cuando piensan en ello !
Cuba tiene una historia de lucha constante y todas las conquistas de su pueblo en todas las etapas de nuestra formación como nacionalidad cubana se han ganado a costa de mucha sangre generosa de lo mejor de sus hijos y mucho fuego !
Miren a su alrededor , observen a sus vecinos, a las casas quizá donde viven ustedes mismos , donde viven sus vecinos y calculen cuántos de ellos vivían antes de la revolución, cuantos después de ella y se darán cuenta del cambio tan grande para la vida de estas personas y que no estarán dispuestas a ceder en nada a ninguna influencia de cambios que los pueda perjudicar en el futuro.
Los de “allá” no se cansan de repetir que será una especie de “borrón y cuenta nueva” y “lo que está echo se preservará” y no será modificado , pero los que tenemos dos dedos de frente sabemos que no en principio, sino poco tiempo después empezará la cacería, el despojo y la “recuperación de lo que era suyo o de su familia”
Pongo este pequeño ejemplo para que con esa muestra puedan imaginarse la magnitud de las transformaciones que la sociedad cubana sufrió desde enero del 59 y los cientos de miles de cubanos que se beneficiaron de ella durante el transcurso de los años.
Estaría bueno preguntarle a los “nuevos disidentes “ su disposición de entregarle sus casas a sus “legítimos dueños” e irse pa la calle como buen “neoliberal democrático”
Un pequeño ejemplo:
( en mi cuadra en pleno vedado, el único propietario de vivienda antes del 59 … era mi familia , todo el mundo vino después beneficiados con las leyes de esa revolución que denostan cada 5 minutos ( conozco a una familia negra que se la pasa diciendo que “ya no se puede vivir en este país “ cuando desde los años sesenta y pico viven en una casa que le perteneció a un eminente cirujano y que este” gobierno que los oprime” los mudó allí cuando demolieron el barrio de “Las Yaguas” regalándole la casa en un barrio al que solo podían entrar si eran criados de cualquier denominación.
Los contrarrevolucionarios tienen “amnesia selectiva “ pero la mayoría del pueblo no, que saben conscientemente lo “en candela”que esta el país pero saben también TODOS LOS FACTORES que influyen en ello y no se van a dejar arrebatar sus conquistas aunque sientan que les quedan menos que cuando empezaron porque al final ustedes no dan,ni van a dar,ninguna prosperidad al pueblo, todo es bla, bla,bla sin ninguna sustancia.
Veremos lo qué pasa el día 15

Responder
Sanson 13 octubre 2021 - 6:54 AM

Es muy tedioso leer mentiras todo el tiempo. Lo mas malo es que son mentiras que con el tiempo llegan a ser “las verdades” en que basa su existencia ese regimen de miseria y abuso que hoy profana a Cuba y su verdadera realidad.
Dejenme aclarar algo. En la Habana habia un barrio marginal cuando triunfo la revolucion y se llamaba Las Yaguas Hoy hay muchos, yo diria muchisimos.
Ahora bien, esos barrios que salieron a protestar en la Habana, aunque hoy en dia estan destruidos y sus aceras casi no existen y sus balcones estan en peligro de derrumbe y la basura es generalizada, donde se va la electricidad y el agua llega sucia y casi nunca,eran barrios de trabajadores donde a diferencia de ahora se fabricaron edificios donde la gente rentaba y existian lugares de trabajo que iban desde fabricas, talleres y negocios florecientes donde los trabajadores tenian su forma de vida. De una vida decente y productiva a la vez que contribuia con la familia y el pais como en cualquier LUGAR DEL MUNDO.
Todos esos barrios tenian, farmacias,modestas donde se compraban as medicinas, y hasta en algunas se ponian inyecciones, cines, bares, barberias carnicerias, bodegas y puestos de frutas. Las calles eran asfaltadas y toda su gente tenia acceso a la electricidad, el agua y el gas de le calle asi como a la atencion medica mal que les pese a algunos.
De donde se creen esos que nos mienten que salieron los millones de cubanos que viven hoy fuera de Cuba con sus descendientes ?. De los barrios residenciales ocupados por la oligarquia?. De los batistianos ?. Nada de eso. Esos se fueron en los primeros aviones poco tiempo despues pero los cientos de miles que les siguieron, emigraron de Centro Habana hoy cambiada a una ruina y sus lugares aledannos, de Santos Suarez hoy destruido y mal oliente, de Luyano otrora lleno de negocios tiendas, fabricas, cines farmacias, bodegas y carnicerias, de Lawton. Mantilla y Parraga solo para mencionar lo que es hoy el deteriorado y paralizado municipio de Diez de Octubre donde la gente pulula sin saber lo que comeran por la tarde y donde hay que fortalecer las rejas para evitar que se te metan en la casa. a robar.
De esos lugares tambien se hicieron a base de sacrificio muchos medicos, dentistas, contadores y tecnicos que muchas veces provenian de hogares humildes donde se trabajaba duro pero se vivia con dignidad. Eso fue lo que se encontraron los Castro en esos barrios de la ciudad capital cuando se decidieron a bajar de las lomas sabiendo que Batista por desavenencias politicas, se habia marchado dejandoles el camino libre. Si hoy esta todo destruido y sucio y si falta la luz, el agua, si el transporte es pesimo y las farmacias y comercios no existen o estan desprovistos, es por el desbarajuste social que crearon esos individuos que nunca en su vida habian vivdo del trabajo. Es por el descalabro economico de un sistema fracasado que quito a millones su forma de vivir honradamente.
Por que que tratan de engannar a los que no vivieron esos annos anteriores a la barbarie diaria que se vive hoy que ha hecho que la poblacion cubana se haya mantenido igual en numero a la que existia hace veinte annos o mas?. Por que se creen que esos barrios aun despues de decadas sin mantenimiento, sin nuevos proyectos de acueducto y construccion y olvidados, siguen a duras penas en pie albergando a una de las zonas mas sobrepobladas del pais ?. Pues ahi les va mi respuesta a esos mentirosos: Porque cuando llego la idiotez que hoy nos oprime eran lugares vivibles, donde existia trabajo real y productivo, negocios pequennos o medianos pero funcionales, lugares de distraccion y esparcimiento, servicios en general y sobre todo porque la gente era respetuosa, trabajadora y sencilla y no marginal como la quieren catalogar los comunistas de hoy.

Debemos conocer nuestra Historia real para que los mal intencionados nos quieran hacer creer que cuando llego este regimen que nos oprime hoy los Tainos acababan de ser exterminados por los espannoles y que sus hijos (los castro ) fueron los que construyeron todo lo que aunque hoy esta en ruinas, es lo que existe aun despues de decadas de abandono y mal gobierno.

Responder
Osvaldon 15 octubre 2021 - 2:29 PM

Sanson apretaste a la historia hasta la anoxia jejejeje

Mira esta joya de tu manipulación :

“ Eso fue lo que se encontraron los Castro en esos barrios de la ciudad capital cuando se decidieron a bajar de las lomas sabiendo que Batista por desavenencias politicas, se habia marchado dejandoles el camino libre. ”
Jejejeje para que seguír.
Este foro cada día se pone “mejor” !!!

Responder

Deja un comentario