La concepción de relaciones laborales mínimas, excluyen el principio de que el hombre es un animal social y su vida en sociedad lo hace hombre. Por tanto, barreras entre los diferentes estratos de una organización, una comunicación vertical descendente (el jefe manda y el empleado cumple) solo entorpecen el desarrollo de las diferentes tareas de la misma.