27 C
Havana
viernes, octubre 23, 2020

La metástasis catastrófica

Por: Yassel A. Padrón Kunakbaeva

Yo no quería escribir sobre manzanas. Me parecía una frivolidad escribir sobre el tema solo porque estaba de moda. Sin embargo, descubrí que el publicitado incidente de los acaparadores que compraron 15000 manzanas en La Puntilla podía servirme como punto de partida para una importante reflexión. Es que, para mí, el elemento más interesante del acontecimiento está en la utilización del carro de la empresa CIMEX para que los acaparadores transportaran la mercancía. Se trata de una situación en la que puede observarse claramente algo que pasa desapercibido para muchos de los actuales defensores de la propiedad privada: el modo en que la primacía de la lógica mercantil puede ser un catalizador en la agudización de las deficiencias del socialismo cubano, en lugar de una solución.

En un artículo titulado Los avatares de la lucha ideológica, me referí a los peligros de la formación de una burguesía y de una ideología burguesa. Muchos se manifestaron en desacuerdo, e incluso hubo quien sabiamente me recordó que el tipo de capital que existe en Cuba, fundamentalmente comercial, nunca ni en ninguna parte ha provocado la victoria política del capitalismo. Mi respuesta frente a eso es que la difusión de los valores de la sociedad de mercado, sin un contrapeso, es peligrosa porque ocurre en el contexto de un socialismo con deformaciones estructurales, y puede contribuir a la profundización de esas deformaciones.

En Cuba existen dos grandes obstáculos endógenos para el desarrollo de una sociedad plenamente emancipada, que pueda desarrollar su subjetividad tanto individual como colectivamente. Uno de ellos es el mismo estado socialista y su burocracia, que concentran hoy en día un gran poder. Este poder, que surgió por la gigantesca confianza que el pueblo cubano depositó en su momento en los líderes de la Revolución, es utilizado hoy, es preciso reconocerlo, con un bajo control popular. Esto tiene también sus causas e incluso razones: Cuba es un país bloqueado, agredido, lo cual hasta cierto punto justifica la necesidad de que el estado tenga manos libres en la gestión de los escasos recursos. Sin embargo, ello no quita que ese poder sea usado muchas veces, en los más diversos escalones de la estructura, con fines privados ajenos a la voluntad del pueblo.

Puede ser cierto que el socialismo que tenemos es el único que hemos sido capaces de construir en las circunstancias tan adversas en que nos hemos desarrollado; pero no por ello debemos cerrar los ojos a sus defectos. Siempre que los detentadores del poder público estén exentos de control popular, estarán dadas las condiciones objetivas para el desarrollo de los intereses de casta y de la corrupción. Es muy difícil resistir a la tentación cuando se está en la sombra y existe una atmósfera de impunidad. No quiere esto decir que no haya cuadros muy dignos, incluso sacrificados, pero es la estructura de las instituciones la que determina la generalidad del funcionamiento de la sociedad.

El otro obstáculo, de aparición más reciente, está en el desarrollo de las relaciones mercantiles. Para algunos esta manera de enfocar las cosas les parecerá extraña, porque están acostumbrados a ver el mercado capitalista solo por su lado bueno, como generador de riquezas. Pero la realidad del fenómeno es mucho más amplia, y la historia nos muestra cómo el capitalismo es un sistema que fomenta el desarrollo de la individualidad y al mismo tiempo crea las bases para el aplastamiento de esa individualidad. En Cuba, el desarrollo de las relaciones mercantiles ha traído que se difundan valores relacionados al consumismo y el individualismo. Más que eso, se han desarrollado nuevos paradigmas de lo que se considera ser una persona exitosa, los cuales son, vistos desde una perspectiva social, enajenantes.

Puedo escuchar ya las objeciones: en Cuba existen relaciones mercantiles simples, no capitalismo. Puede ser cierto, pero Cuba no existe dentro de una pecera. El capitalismo existe a nuestro alrededor, con todo su poderío simbólico, y el capitalismo es el sistema en el que las relaciones mercantiles han sido totalmente instrumentalizadas al servicio del capital. Los paradigmas, valores y modelos mentales de ese modo de producción nos llegan a los cubanos a través de las películas, seriales, telenovelas, revistas y en cuanto producto cultural consumimos del resto del mundo. Las relaciones mercantiles cubanas son el espacio en el que muchas personas materializan sus modelos mentales capitalistas.

Además, no se trata solo de un problema cultural. Los valores capitalistas se difunden de una manera verdaderamente efectiva porque existe la figura real del empresario exitoso. En su versión light, este es un buen hombre que ayuda incluso a su comunidad. Sin embargo, allí donde se despliega la reproducción del capital, esta no se detiene en sus formas más nobles. Es inevitable que surja una figura como la del acaparador de manzanas, que incluso viola la ley, todo con el objetivo de maximizar sus ganancias. Este “hombre fuerte” se convierte en un modelo a seguir para muchos jóvenes, que en su mayor parte no lograrán llegar a donde está él, pero que sí alcanzarán a vivir una vida cosificada y miserable.

Donde gobiernan las relaciones mercantiles, el hombre que tiene vale, y el que no tiene, no vale

Existen estos dos grandes obstáculos al desarrollo de una sociedad plenamente emancipada. Ninguno de ellos, por sí solo, es suficiente para provocar la destrucción del sistema socialista. No obstante, podría ocurrir una metástasis.

Desde mi punto de vista, el mayor peligro para la sociedad cubana está en que ocurra una sinergia entre las deformaciones de nuestro sistema socialista y las relaciones enajenantes que provoca el desarrollo descontrolado de las relaciones mercantiles. Y es que ambos fenómenos existen en la misma sociedad. Lo podemos ver en el caso de las manzanas. Un funcionario ha usado el poder que el pueblo le ha dado para su propio provecho, y ha entrado en una componenda con el acaparador para darle el carro de la empresa. Esto puede repetirse de mil formas diversas: el capital es amigo de la oscuridad, y una posición de poder puede convertirse rápidamente en dinero. Es factible pensar incluso en una situación en la que el hijo del acaparador sea el novio de la hija del funcionario, y que todo quede en familia.

Se podría comenzar una polémica acerca de quién es más malvado, el funcionario corrupto o el acaparador-empresario. Sin embargo, lo que queda como un hecho es que permitir que las relaciones mercantiles y la lógica de la ganancia alcancen la primacía en la sociedad cubana es un gran peligro. Entre otros motivos, porque ello puede contribuir a que las grietas de nuestro sistema crezcan. Lo que hoy es simple arbitrariedad aislada mañana podría convertirse en opresión explotadora. El estado, de ser una entidad independiente, podría convertirse en un instrumento del capital. Entonces sí habríamos abandonado el socialismo para entrar en el capitalismo.

Por todas estas razones, es necesario enfrentarse al desarrollo de la lógica capitalista en la sociedad cubana. Lo cual no quiere decir, por supuesto, una apología ciega del pasado. Si el sector privado amenaza con alcanzar esa primacía es porque el sector socialista está estancado, falto de fuerza e imaginación. Por lo que se debería luchar es por una sociedad en la que, sí, existan relaciones mercantiles, pero exista también un pujante sector social, de empresas en manos de los trabajadores, donde los cubanos puedan desarrollar su vida económica y cultural de una manera socialista y plena.

No tenemos que elegir entre el socialismo que tenemos y el capitalismo que podríamos construir. Podemos elegir por el socialismo que quisiéramos tener. Sé que algunos me llamarán utópico por tomar esta posición, pero, algunas veces, ser utópico es el único modo de ser sensato.

21 Comentarios

  1. Yassel A. Padrón Kunakbaeva, dice… ¨Donde gobiernan las relaciones mercantiles, el hombre que tiene vale, y el que no tiene, no vale¨ … eso es real y cierto, pero en la socialista isla de Cuba… el hombre del partido que dirige y administra, manda, acapara, dispone de vienes fuera del alcancé de la población, casas, internet, auto, gasolina, mientras el resto mira.

    Las posibilidades del que no tiene de llegar a tener son del 50% dentro del capitalismo, en el socialismo las posibilidades de llegar a tener por los desposeídos es solo de un 90%, admito que no hay sociedades perfectas. 😉 Saludos

  2. Yassel A. Padrón Kunakbaeva, dice… «Podemos elegir por el socialismo que quisiéramos tener. Sé que algunos me llamarán utópico por tomar esta posición, pero, algunas veces, ser utópico es el único modo de ser sensato.» … Por el contrario, esa posición socialista utópica es la responsable de crear un pueblo culto e informado, para que se percatara mejor, del horror de vivir en un utopia que siempre pretendía tener un futuro luminoso, el futuro es ahora, seis generaciones de cubanos perdidos en la miseria y ruinas, pretendiendo tener la dignidad de los cortesanos venidos a menos y sin fondos para vivir, no, ser utópico hoy es una tremenda INSENSATEZ. 🙂 🙂 🙂 Saludos

    • Lo intentas, pero no lo logras. No entiendes nada y estar tarde te explicaré porqué dice el autgor del post, de forma sencilla y muy correcta, que no se trata de elegir entre socialismo y capitalismo sino que Cuba, en 2018, se enfrenta con la cuestión de elegir qué socialismo va a poder implementar en los próximos veinte años…algo nada sencillo, porque como en anteriores momentos históricos, la opción está condicionada por factores externos que espero explicarte para que aprendas alguna sencilla noción de macro economía. 😆 😆 y Saludos…

      • Lo intentas, y lo logras menos. Yo le aseguro a usted, que si es comunista, de economía no sabe nada.

  3. De acuerdo contigo, gracias por resumir lo que debato tanto entre amigos, familia y compañeros de trabajo.

  4. Sobre lo de llamarle utópico me recordó una idea de Eduardo Galeano que dice “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.”. El problema real del profetizado socialismo en la sociedad Cubana al día de hoy es que sigue siendo una promesa distante, demasiado distante para ser tomada como posible, pero en esa misma medida, las relaciones capitalistas de comercialización y los pequeños negocios de servicios van arrojando una sociedad paralela mucho más eficiente, bien remunerada y sobre todo vista con futuro a corto plazo por una creciente parte de la sociedad Cubana
    Capitalismo no será hasta que esas relaciones capital-estado llegue hasta la gran producción y la banca, pero cuanto tardara una desbastada economía Cubana en tener que aceptar las imposiciones del gran capital internacional para entrar en el mundo real. Cuanto más podrá dilatarse el aceptar que las inversiones hasta hoy desarrolladas en el sector privado (cuanta propista como les llama el gobierno) solo a esos niveles de servicios y comercialización, comiencen a ocupar otros sectores productivos. Es ampliamente conocido y reconocido que esas inversiones de capital tienen sus bases en capital de emigrados por un lado, pero también de funcionarios del gobierno, familia incluida, que han ido jugando a apostar por las nuevas y prometedoras inversiones personales para multiplicar y afincar capital en esa otra capital de Cuba a solo 45 minutos en avión o en el resto del mundo, no veo lejos cuando esa burocracia socialista que hoy juega en ambos lados apueste definitivamente por su propio capital invertido de cara a futuro, entonces seguiremos el mismo camino de todos los ex socialistas en donde las relaciones del Partido Comunista en el poder se replicaron en la sociedad basada en el capital que iba surgiendo
    A diferencia suya pienso que el poder siempre hay que exigirle que tenga que rendir cuentas o se convierte en dictadura de izquierda o de derecha, es completamente cierto que “Este poder, que surgió por la gigantesca confianza que el pueblo cubano depositó en su momento en los líderes de la Revolución, es utilizado hoy, es preciso reconocerlo, con un bajo control popular.” pero casi 60 años de “confianza” sin ofrecer los resultados prometidos han logrado que el agotamiento y la “desconfianza” vaya tomando forma en el pensamiento popular y esto es muy visible en la Cuba que hace solo unos días visite.

  5. @ milblogscubanos (Josep Calvet, SoliCalvet, Aguamarga, etc) … Asi es querido amigo, el infatigable viajero estará este fin de año, una semana en Inglaterra y dos semanas en Islas Canarias, esta ultima, territorio de ultramar del reino español, mas cercana la fecha de llegada, me comunicare en privado contigo, para ver si te das un brinco hasta mi residencia campestre de invierno. 😉 Saludos 🙂 🙂 🙂

  6. En el post anterior donde el canadiense frustrado acusa de agentes de la CIA a un miembro de LJC, cosa que deberian ponerle una demanda para que jamas pise suelo cubano me asombro, que el mismismo vampisol de solicalvet quien en epocas no lejanas, admiraba y lo ponia aqui como referencia a ese August ahora tambien le tira con el rayo jajajajaj…….

    • Uyyyy no había visto este comentario…¡¡¡ Pues ocurre estimado cubano en tierras nórdicas que te equivocas de persona porque no creo haber hablado ni bien ni mal del conferenciante canadiense hasta que en 2015 se unió al coro que tras un evento en Berlín sobre periodismo y en el que estuvo un miembro de LJC, empezó a despotricar de Elaine Díaz sobre todo y el personaje August la difamó en LPI llamándola contra revolucionaria. Ahí participé denunciando esa barbaridad e Iroel, viendo que lo que le decía al canadiense no era muy bonito, decidió pasar mis comentarios a moderación hasta hace poco que he comprobado que eso no se da y vuelvo a comentar y los textos salen publicados a continuación.
      Tampoco pasaría nada si un día cambio de opinión respecto a alguien, pero no es el caso.

  7. cultivas o crías tu propia comida? NO, la compras
    haces tus propias prendas de vestir o zapatos? NO, los compras
    produces tus propios productos de limpieza , para mantener una higiene básica que permita una salud adecuada? NO, los compras
    y esto es solo lo básico, nada de mercado de consumismo ni palabrerías de esas, lo básico de un HUMANO, capitalista o socialista, para subsistir, las relaciones mercantiles DOMINAN, y no se puede seguir negando

    que queramos mantener salud y educación gratis, obviamente ese es un privilegio que no estamos dispuesto a abandonar, pero lamentablemente aunque sea gratis, esta mermando su calidad, y eso es producto también de una miopia de mercado. el que quiera seguir esperando que `esté´´socialismo que tenemos va a cambiar hacia un desarrollo sostenible esta ciego, ya pasaron casi 10 años de los «lineamientos´´ y 60 años de una promesa de desarrollo y bienestar. el cambio tiene que venir, y no creo que los jóvenes sigan pensando que la solución tiene relación con la palabra socialista…

    y la solución para el tema de las manzanas respecto al uso del tranporte al que te refieres, o de cualquier otra `ìlegalidad´´de algún tipo de negocio privado, no es cerrar las puertas al mercado o aumentar el control. Es teniendo un sistema que permita castigar solo los culpables, No a todos por igual!

  8. a. Leo que el autor dice: » la difusión de los valores de la sociedad de mercado, sin un contrapeso, es peligrosa porque ocurre en el contexto de un socialismo con deformaciones estructurales, y puede contribuir a la profundización de esas deformaciones.» Es decir habla de la «sociedad de mercado» y alerta de su difusión en la sociedad cubana. Pues bien, no creo que esa terminología sea correcta porque sí existe la sociedad de consumo, sí existe la economía de mercado pero apenas tiene validez «la sociedad de mercado» que creo apenas aparece por ningún lado y si aparece es para señalar una deformación, un extremo del actual capitalismo… (https://blog.iese.edu/nuriachinchilla/2014/01/economia-de-mercado-o-sociedad-de-mercado/)

    b. Tampoco estoy de acuerdo con asignar la condición de «burgueses» a los nuevos capitalistas. Hace un año, hablo con un chico muy preparado, comunista, miembro del PCPE , es decir marxista-leninista «a tope» y me habla de su esposa que tiene un pequeño negocio. ¿Un marxista-leninista considera ese pequeño negocio, una tienda, un despacho de asesoría fiscal, etc como un patrimonio de la burguesía? ¡Para nada¡

    Sigo.

    c. Veo juicios muy discutibles y cuando llego a que el acaparador de manzanas, puede llegar a convertirse en alguien ejemplar, un modelo para los jóvenes, etc, la verdad es que algo no funciona porque lo normal es que ese modelo de «hombres de negro» que trabajan para acaparadores, revendedores de alto nivel, provoque rechazo en jóvenes y mayores hasta en sociedades capitalistas y mucho más en un país que se supone con más ética, moral, sentido de lo justo.. (hablo de Cuba) que la media…. Es decir, cuando el autor dice que «Lo que hoy es simple arbitrariedad aislada mañana podría convertirse en opresión explotadora.» bien está en expresar un temor,una opinión así, pero no es lógico que en Cuba eso suceda más allá de unos pocos casos y todo ello nada tiene que ver con el muy generalizado…¡resolver¡ que es otra categoría, más cerca de la picaresca, el chanchullo «aceptado», la corruptela que la verdadera corrupción (el funcionario) que se deja sobornar por quien sueña con ser como el Señor Tang, que trabaja ocho meses al año, se permite unos viajes del carajo aunque no ha estado en sitios excepcionales como Islandia, por ejemplo, y sueña con alquilar un jet privado que aterrice en el José Martí y la banda de música al pie de la escalerilla… 😆 .lol:

    Y menos mal que los dos párrafos finales son muy buenos. Efectivamente, el desarrollo imprescindible del sector privado en los próximos años no significa que un país que se declara estado socialista de derecho, abandone el sector público no solo en sanidad, educación, dependencia, cultura, etc sino que debe acometer un plan de mejora de la empresa publica, tanto la de fuerte inversión, como los servicios básicos de agua,luz,comunicaciones, etc sino también las pequeñas y medianas empresas de titularidad social o estatal. Y efectivamente, ya dije hace horas que » no se trata de elegir entre socialismo y capitalismo sino que Cuba, en 2018, se enfrenta con la cuestión de elegir qué socialismo va a poder implementar en los próximos veinte años…» y como siempre, la economía en primer plano.

  9. Un final: no hay que tener mucho temor a la metástasis catastrófica, porque ahí se demuestra la solidez y fortaleza de una sociedad, de un pueblo. Los de la radio, pensaron que se iban al carajo con la televisión, los del tren creyeron ver metástasis con el avión, la censura en internet solo la conciben los que creen que se pueden poner puertas al campo…y así un avance parece que deja fuera de juego a uno anterior, salvo que éste, se ponga las pilas. China es la fábrica del mundo, y solo los torpes necesitan el proteccionismo de Trump porque Alemania, por ejemplo, es capaz de aceptar esa competencia imposible de frenar de China y como todo el mundo, opta por mandar la producción donde se habla mandarín, pero a su vez investiga, diseña, produce, exporta lo que China tardará años en poder hacer….

    Cuba en 2018 por poco que se hagan bien las cosas y a pesar de ese factor importantísimo que es el Bloqueo, puede absorber perfectamente, un creciente sector privado, aceptar el reto y comprobar que una economía de mercado, regulada bajo criterios propios del socialismo, mejora los procesos de producción, distribución y venta si no en todos los sectores económicos, sí en aquellos donde pueda darse competencia empresarial, innovación, mejoras de muchos tipos.

    • Pero de que hablas. Trump tiene que proteger a sus empresas, porque el gobierno chino lo hace. El gobierno chino asume las perdidas de sus empresas, que a su vez venden los productos extremadamente bajos (lo cual no les genera ingresos) hasta que estas monopolizan el sector. Estudiate el caso de la producción de acero y veras el fuerte proteccionismo chino a sus empresas, asumiendo perdidas millonarias con tal de monopolizar el mercado. Por tanto, cualquier gobernante americano va a proteger a sus empresas también. No hables sin saber. Yo vivo en Alemania, y aquí el gobierno también protege a sus empresas de la competencia desigual. Aquí los chinos no venden nada.

  10. Un buen articulo con puntos de vista interesantes, en algunas cosas coincido en otras no, y no coincido porque sigo insistiendo, y por supuesto es mi opinion, que se esta hablando de un socialismo inexistente, no solo no existe ahora sino que jamas ha existido, ni en los mejores momentos de la historia de la revolucion cuando existia el mal llamado socialismo real y el mal llamado campo socialista, nunca hubo socialismo ni en Cuba ni en ningun otro lugar del planeta.
    Cuando en realidad exista el socialismo, o sea el poder real de los trabajadores, que sean dueños de los medios de produccion , pero efectivamente o sea que dispongan de ellos realmente entonces podriamos hablar de una interaccion con la propiedad privada y el capitalismo o lo que vaya quedando de el en un periodo en que los dos convivan lo cual es lo que se supone deba pasar de acuerdo a la logica del desarrollo de la sociedad humana.
    Pero eso no es lo que ha sucedido nbi en Cuba ni en ningun lugar, simplemente hubo revolucion, es cierto, pero los protagonisstas de la misma se limitaron a quitar del poder a los representantes de varios capitalistas para convertirse en un unico capaitalista monopilizador dde toda la sociedad a traves del estado mal llamado socialista y sus miles de funcionarios asalariados.
    Por tanto lo que estamos viviendo hoy mismo es una sociedad con rasgos precapitalistas, hay elementos feudales , del capitalismo mas temprano y hasta del esclavismo, ha sido literalmente un paso atras en el desarrollo que algun dia debera ser retomado. No quiere decir que todo lo que trajo la revolucion sea negativo, pero el balance al final del camino si lo ha sido y debe ser retomado.

  11. El autor expone cuestiones de mucha actualidad, por ejemplo, es cierto que la burocracia frena e impide desatar los nudos de las fuerzas productivas, peor aun, el flagelo de la corrupción tiene su origen en las propias estructuras, cuando alguien está en una posición de poder y no tiene que rendirle cuentas a nadie o como pasa en la mayoría de los casos esta rendición es formal y no real hay muchas posibilidades de que se caiga en hechos de corrupción, ese, a mi juicio es el mayor peligro para la supervivencia del modelo político cubano, solo hay que ver lo sucedido en Europa del Este cuando el desmerengamiento del mal llamado socialismo real quienes fueron los que emergieron como ricos. Esa estructura burocrática frena cualquier cosa que pueda afectar sus privilegios apelando a toda clase de retórica o de supuestos peligros si se implementa tal o mas cual idea audaz ¿Cómo explicar fenómenos como la inexistencia de mercados mayoristas? Algo por lo que se viene clamando a gritos desde hace tiempo, la respuesta es simple, alguien o algunos se están beneficiando de los dividendos que aporta la economía subterranea y eso sí resulta sumamente peligroso https://cubaposible.com/las-manzanas-la-discordia-abren-la-caja-pandora-crisis-sector-estatal-cubano/#comments

  12. Existen dos tipos de corrupción en Cuba. Una reconocida y que se manifiesta igual que cualquier corrupción común y corriente en el mundo entero y otra, que aunque también es corrupción para el resto de los países, en Cuba se considera como algo «normal». Me refiero a los privilegios de ciertos funcionarios, dirigentes y políticos. El simple hecho de alcanzar un cargo público, ya sea ministro o primer secretario de provincia, y que por esa razón, se te asigne una vivienda buena, en un lugar privilegiado, que puedas disfrutar vacaciones pagadas por el estado en buenas instalaciones turísticas, que se te asigne vehículo particular además del oficial y cualquier necesidad cotidiana te sea resuelta de forma inmediata con recursos del estado, desde la comida que se come en tu casa, hasta una gotera en el techo, o una resonancia magnética; constituyen privilegios que no tienen el resto de los ciudadanos y que se pagan con dineros que son del pueblo. Cualquier cosa ajena al desempeño del cargo y del trabajo en cuestión son privilegios. Pero la gente ha terminado por aceptar esto como algo normal. Ellos pueden porque son ministros, dirigentes, directores de organismos. Algunos llegan hasta a pensar que se lo merecen porque trabajan mucho. Pero igual trabaja mucho (y muchas veces con mejores resultados) un médico en un hospital, con guardias cada tres día y luego se va en la guagua a su apartamento en Alamar.

  13. Que otro tenga mas que tu no es malo. Malo es que el salario promedio en un pais no de siquiera para comer decentemente todo el mes. Por eso es que debe enderezarse la economia, para que la mayoria viva decentemente y no por miedo a que unos tengan mas que otros. Ese debe ser el objetivo.
    Mucha bulla por las 1500 manzanas que es el problema de un administrador de medio pelo. Pero como se dan los permisos de operacion de las empresa turisticas y extranjeras? Que hay ahi? Alguien sabe. Nadie. La verdadera corrupcion esta ahi.

Comments are closed.