Cementerio_de_Noche-1024x768-92843Por: Harold Cárdenas Lema (harold.cardenas@umcc.cu)

A Matanzas se le conoce como la Atenas de Cuba, el nombre se debe a que siglos atrás fue cuna de las más diversas y mejores expresiones del arte. Por supuesto, esto fue hace mucho tiempo, y sobre todo, antes que Varadero apareciera en escena. Recientemente me contaron la última joya en el repertorio de los absurdos matanceros: Semen no será exhibida porque el público universitario “no está apto” para ella.

Se trata de una obra teatral, ganadora del Premio Calendario que otorga la Asociación Hermanos Saíz (AHS) pero todo parece indicar que resulta demasiado ofensiva para algunas sensibilidades. Ante el puritanismo institucional, los artistas implicados responden que su intención no solo es artística sino que buscan lograr analogías con la realidad, que ese es el teatro más necesario.

El guión, a cargo de Junior García, pone en tela de juicio la manera en que se intentó construir el hombre nuevo en nuestro país. Señala la dolorosa contradicción de una generación que se formó diciendo “seremos como el Che” y ha demostrado luego un alto grado de apatía política. Estos artistas, jóvenes en su mayoría, son exponentes de un arte comprometido que el país debe atesorar y cuidar, pero ya van teniendo tropiezos.

Habían pactado una función en la Universidad Pedagógica Juan Marinello de la ciudad de Matanzas pero el día antes recibieron una llamada de la institución donde se anunciaba la cancelación de la función.

images (3) Por: Jorge Morales

Según Wikipedia, la información es el conjunto organizado de datos procesados que brindan un mensaje que cambia el estado de conocimiento del sujeto o sistema que recibe dicho mensaje. Está claro que la información nos modifica y nos convierte en personas proactivas con lo que nos rodea, desde ese momento ya estamos ganando.

Siempre he creído que los cubanos debemos conocer con lujo de detalles cómo se gasta y en qué se gasta el dinero público. Si pretendemos tener un país con una base social y socialista que sea cada vez más más justo, cualquiera debe tener el derecho de auditar la información pública, esto no puede quedar relegado solo a las instituciones estatales.

El espíritu de secretismo autoimpuesto debe terminar, su existencia se debe al contexto en el que se ha tenido que mover la Revolución, unas veces más justificado que otras. Primero por la necesidad de sobrevivir en la lucha guerrillera en la Sierra Maestra y luego con el objetivo de esconder lo que hacíamos a nuestros “vecinos” para que no fuera utilizado en nuestra contra. Esta situación nos ha permeado a todos los cubanos de un secretismo muy grande.

Por: Manuel García Díaz

Hace un año mi hijo tuvo un accidente del tránsito y escribí en LJC sobre lo ocurrido. En aquellos momentos muchas personas hicieron comentarios lamentando lo sucedido y deseándole una pronta recuperación, otros se dedicaron a hablar de las cucarachas y lo mal que funcionan los hospitales cubanos. A todos les comunico que ya mi hijo se encuentra incorporado a su trabajo.

 Tuvieron que realizarle dos intervenciones quirúrgicas-inicialmente los médicos estimaban que fueran tres o cuatro-, pero no ocurrió así. Los resultados de su tratamiento resultaron  tan favorables que se presentaron en varios eventos científicos, tanto en Cuba como en el extranjero.

 Durante todo ese año, como ocurre con todos los cubanos, fue atendido gratuitamente, recibió el 60 por ciento de su salario y  múltiples muestras de solidaridad.

Por: Luis Díaz López

Me siento contento de escribir de nuevo en el blog, ya que como terminé la universidad y ahora trabajo en una empresa, es difícil estar actualizado de lo que acontece, de los comentarios y de los post de la tropa de La Joven Cuba, pero como al menos tengo correo, por esta vía me retroalimentaré de lo que pasa.

En cuanto al nombre les puedo decir que si, que es una pregunta y una exclamación a la vez, porque algunos con los que hablé y hablo sobre el tema me lo han preguntado ó me lo han afirmado en dependencia del contexto y del conocimiento.

Ya lo sabía yo desde hace unos cuantos días, que en el magnífico Cabaret Continental del hotel Internacional de Varadero, cede de incontables espectáculos culturales desde hace más de treinta años, se celebraría la noche de Halloween y que estaban convocando a los que quisieran participar a asistir el sábado 29 de octubre disfrazados de lo que quisieran, para disfrutar de un show preparado especialmente para la noche, disfrutar de bebidas de todo tipo y bailar la ritmo de la música cubana e internacional.

Por: Gabriela (Estudiante de periodismo Universidad de Matanzas)

Nuestro presente constituirá la historia de nuestro futuro. Todos los seres de este mundo formamos parte de ella, de sus giros y volteretas, que en fin no son caprichos de dioses, sino el producto de las leyes y principios que rigen al hombre, a la naturaleza y la sociedad. Mas, existen algunos que tuvieron en su presente la oportunidad de ser testigos de grandes hechos históricos o poseyeron la dicha de conocer a hombres que cambiarían la historia del mundo para siempre. Un niño cubano de once años, de nombre Orlando González Cuesta, junto con otros seis pioneros experimentó el regocijo de viajar a Chile y estrechar sus manos con las de Salvador Allende, de palpar en vida al primer presidente marxista que democráticamente alcanzó el poder.