Alberto Manuel León Pacheco (estudiante de periodismo camaguey)

En estos días se habló muchísimo en los medios sobre la inclusión de Fidel Castro en el libro de récords Guinnes por la cantidad de atentados contra su persona. Desde que conocí el internet siempre he buscado la famosa información “de afuera”, o sea de los medios no cubanos para ver como es la información en el otro bando.

Cual sería mi sorpresa al leer el Nuevo Herald, El País, Univisión y otros, y ver que lo que estaba leyendo no era lo que estoy viviendo. Detenciones en las calles, represión, falta de libertad de expresión, derechos humanos violados y la hecatombe en esta isla es lo que leí( y leo) a diario.

Otro de los términos usados constantemente es el de”dictadura de los castros”. Una dictadura que lleva 50 años. Pero ¿Quiénes lo llaman así? Primero fueron todos los que perdieron sus propiedades por las nacionalizaciones y en revancha lo llaman de esa manera, luego están

Por: David Pérez Guerra

Imagen tomada de davma.net

Me llama la atención el tratamiento que algunos comentaristas habituales de este blog le dan a una supuesta diferencia “de clase” en Cuba. Un post como “El País versus La Joven Cuba”, escrito por Harold Cárdenas, es aprovechado para sacar el tema de las diferencias sociales a relucir, -bajo una perspectiva destructiva- y sin embargo muchos de ellos (o todos) salieron un día de Cuba para vivir en el extranjero, bajo el imperio de las relaciones capitalistas, que son probadamente, las campeonas en crear clases superiores, dominantes e inaccesibles para la mayoría de la población.

Para empezar, podríamos hacerlo con Forbes, la revista que se encarga de divulgar las listas con los más ricos del mundo. Aquí están publicados, con nombres y apellidos, los propietarios de colosales fortunas, que podrían -empleadas adecuadamente- solucionar muchos problemas que tiene hoy el mundo. Pero como el capitalismo decretó a la codicia como valor universal, entonces queda pospuesto como sueño de lo posible y nunca realizado.

Encabeza la lista titulada “The world’s billionaires”, Carlos Slim y familia, poseedores de 53,5 billones de dólares (billones norteamericanos, mil millones). Realmente da pena que una fortuna tan colosal se concentre precisamente en México, cuando sabemos que

Riqueza y Pobreza

 

Por: David Pérez Guerra

Imagen tomada de davma.net

Me llama la atención el tratamiento que algunos comentaristas habituales de este blog le dan a una supuesta diferencia «de clase» en Cuba. Un post como “El País versus La Joven Cuba”, escrito por Harold Cárdenas, es aprovechado para sacar el tema de las diferencias sociales a relucir, -bajo una perspectiva destructiva- y sin embargo muchos de ellos (o todos) salieron un día de Cuba para vivir en el extranjero, bajo el imperio de las relaciones capitalistas, que son probadamente, las campeonas en crear clases superiores, dominantes e inaccesibles para la mayoría de la población.

Para empezar, podríamos hacerlo con Forbes, la revista que se encarga de divulgar las listas con los más ricos del mundo. Aquí están publicados, con nombres y apellidos, los propietarios de colosales fortunas, que podrían -empleadas adecuadamente- solucionar muchos problemas que tiene hoy el mundo. Pero como el capitalismo decretó a la codicia como valor universal, entonces queda pospuesto como sueño de lo posible y nunca realizado.

El diario español El País escoge con pinzas a sus articulistas, estos a su vez manipulan y tergiversan la realidad cubana. Esta vez le tocó al blog de los jóvenes matanceros. La Joven Cuba responde.
El diario español El País escoge con pinzas a sus articulistas, estos a su vez manipulan y tergiversan la realidad cubana. Esta vez le tocó al blog de los jóvenes matanceros. La Joven Cuba responde.

Por: Harold Cárdenas Lema

Hace dos semanas un bloguero cubano publicó un artículo en El País sobre mi post La sospecha. Mario Armando Riva Morales me califica de mentiroso en su espacio personal Reflexiones de Manchiviri, alojado en la comunidad de blogs del diario español (sólo con mencionar este espacio ya le estoy dando la mayor promoción que ha recibido posiblemente pues apena nadie lee lo allí publicado, es raro el artículo que contenga comentario alguno). Aunque da vergüenza ajena tener que replicarle a un señor que casi podría ser mi abuelo, el que calla otorga y no tengo otra opción que responder de la manera más respetuosa posible.

Ya en el primer párrafo de su artículo se lamentaba de haber apostado inicialmente al caballo perdedor, (refiriéndose al proyecto socialista nacional), quizás ahora que le juega al caballo de los intereses foráneos su inversión le vaya mejor, aunque no apostaría mucho por su conciencia. A mí me enseñaron a no apostar mi patriotismo, a no tomar a la ligera mi lealtad con mi país y su circunstancia. Este hipódromo es del tamaño de una isla y mi corcel siempre se llamará Cuba, cambiar de caballo merece un montón de adjetivos que prefiero omitir.

No puedo evitar sonrojarme cuando le tengo que explicar a un veterano de Angola que ha viajado por tantos países cuál es el balance final de la historia de la URSS. Armando se refiere a su estancia en la Unión Soviética como estar en “las entrañas del monstruo”, curiosa selección de palabras pero la última referencia que tengo de ellas proviene del Apóstol nacional y en alusión a un país opuestamente contrario, casualmente un país con el mismo discurso inflamatorio que este señor. Me prometí no caer en el facilismo de una vendetta personal o un lenguaje ofensivo así que sólo me limitaré a replicar lo más decentemente posible los argumentos sostenidos por mi interlocutor.

Por Tatu El periodista independiente y bloguero Majasón Pérez es cargado en brazos por tres de sus admiradores […]

27 Abril 201Tomado de Cubadebate0

Fernando Arrizado
Vieiros / Rebelión

El pasado martes, dos días después de la multitudinaria marcha que recorrió el centro de Compostela para denunciar la “farsa informativa contra Cuba”, Enrique Ubieta visitaba la capital gallega. El escritor y periodista cubano, responsable de la publicación La calle del medio y ex-director de la Cinemateca Cubana, ofreció una conferencia y se reunió con varias asociaciones del país. El objetivo: dar a conocer la realidad de la isla más allá de la imagen que ofrecen los medios europeos, especialmente los españoles, y sobre todo tras la muerte de Orlando Zapata, la enésima huelga de hambre de Guillermo Fariñas y las frecuentes manifestaciones de las Damas de Blanco.

Vieiros: Guillermo Fariñas: ¿va a morir, podría morir, no le importaría morir?

Enrique Ubieta: La presencia mediática de Fariñas en la gran prensa del mundo, el realce de su figura de premártir -que él asume, algo insólito en un héroe de verdad- lo que provoca es su estimulación, le incita a morir. Yo no puedo interpretar lo que él piensa. El peligro es que podría morir incluso en contra de su voluntad, porque en el organismo humano hay un punto de no retorno que no es capaz de determinar ni el propio huelguista. Por otra parte, hace falta preguntarse con que capacidad física una persona que lleva más de 50 días en huelga de hambre puede estar hablando todos los días en los medios. Podría no ser tan estricta. Pero lo principal en este tema es que puede ocurrir un accidente, porque está siendo alentado y la propia prensa le hace difícil retractarse.