Debate sobre la discrecionalidad en la nominación a los Cinco Héroes a la Asamblea Nacional

En mi boleta electoral pondré el nombre de los 5 héroes, es mi derecho y lo voy a ejercer

Por: Cubanum La Constitución de la República de Cuba confiere a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) […]

Por: Roberto G. Peralo (roberto.peralo@umcc.cu) (@RobertoPeralo) En las transmisiones realizadas por la televisión cubana del tercer período ordinario […]

Continuación de la 1era Parte.

R. G. P.: Uno de los reclamos de muchos que comentan en el Blog que son emigrados cubanos ponen como ejemplo a Argentina, España, Italia, Brasil, Colombia etc. En todos esos países, por más que Ud. tenga nacionalidad de USA (o de donde sea) puede ir al consulado y participar en las elecciones de su país de origen. No se pierde la nacionalidad, a menos que se renuncie a ella. Entiendo que no en todos los países es igual. Pero creo que Cuba es el único país que no permite votar a los cubanos en el extranjero. Quizás haya otro, pero es algo muy peculiar de las elecciones cubanas. ¿Cuáles son las causas de esta ley electoral?

Y.S.C: Las elecciones en Cuba se rigen por lo que planteala Ley Electoral. Hay países donde ni siquiera hay elecciones y otros donde el Jefe de Estado tiene un carácter vitalicio. Cada país debe poseer las formas de gobierno que les resulten adecuadas. Podemos ver las experiencias de otros, pero ya Martí nos alertó: Injértese en nuestras repúblicas el mundo, pero el tronco ha de ser el de nuestras repúblicas. La contrarrevolución plantea que el hecho de que los cubanos en el exterior no tengan derecho al voto es porque hay miedo de que todos ellos voten en contra del proceso revolucionario. Pero es que nuestros candidatos—todos—son los más genuinos representantes del pueblo. Hay que tener en cuenta que muchos de los nacidos en Cuba y que viven en el exterior, adoptaron otra ciudadanía, y ya no son ciudadanos cubanos, por lo que están inhabilitados por la ley.

También en el orden práctico sería muy engorroso, por ejemplo, que los colaboradores cubanos en Venezuela votaran cada uno por su delegado en Cuba. Habría que poner una urna diferente donde quiera que existieran dos médicos cubanos que vivieran en circunscripciones diferentes dentro de la Isla. Porqueese delegado es el del pedacito, el del barrio, el de la circunscripción. No es el candidato de un partido, que es lo que ocurre en la inmensa mayoría de los países.