Protestas en Cuba: causas y consecuencias para un debate desde América Latina

por Arturo López-Levy
Protestas (1)

Para explicar las protestas en Cuba del domingo 11 de julio empecemos por lo que es conocido: la economía y la pandemia. Los manifestantes cubanos no son distintos de los de otros países latinoamericanos. Están asustados y hambrientos por la subida de los precios y carencias de alimentos. Están ansiosos y angustiados por la incertidumbre sobre cuándo terminará la pandemia. Lo sorprendente es que no se haya roto el cántaro después de tantos meses llevándolo a la fuente.

Las raíces

La isla ya venía renqueando por décadas con una crisis estructural del modelo estatista, remendado de vez en vez con algunas aperturas al mercado que en ausencia de una transición integral a una economía mixta orientada al mercado solo producían reanimaciones parciales. Esos cambios segmentados creaban islotes de mercado que demandaban más reformas que el gobierno cubano trataba con la lentitud del que tiene todo el tiempo del mundo. La reunificación monetaria y cambiaria, proclamada como necesaria desde finales de los años noventa, no ocurrió hasta 2020, en el peor momento, en medio de la pandemia.

Por otra parte, la pandemia no solo ha sembrado muertes y destrucción económica, sino también el miedo y la incertidumbre en una población desesperada que no ve cuándo terminará la angustia de vivir al límite. A pesar del conocimiento sobre su deterioro, la población cubana actuó confiada en la capacidad de su sistema de salud en tanto este contuvo el avance del virus y avanzaba en la experimentación para vacunas propias. El hechizo, sin embargo, se deshizo cuando en el último mes se dispararon los casos.

A pesar de un sistema de salud de cobertura universal y su relativo desempeño positivo, información a la población y liderazgo apegado a criterios científicos, la pandemia terminó por exponer con crudeza el mayor problema para el sector de bienestar social cubano: sin una economía que lo respalde ese sistema de salud estará siempre a merced de una crisis que agote sus recursos.

Cuba es el único país latinoamericano capaz de producir dos vacunas propias. A la vez su campaña de vacunación ha tenido notables retrasos para implementarse por falta de fondos para comprar sus componentes y otros elementos relacionados. Paradójico.

Protestas (2)

Vacunas y candidatos vacunales cubanos contra la Covid-19 (Foto: BioCubaFarma)

Las protestas indican un hartazgo en el que concurre mucha insatisfacción con la arrogancia y gestión gubernamental. Pero ingenuo sería ignorar que el contexto de las sanciones ilegales, inmorales y contraproducentes de Washington contra Cuba han hecho el problema difícil de la pandemia, casi intratable. El lema de «la libertad» suena muy rítmico pero detrás de los que rompen vidrieras, vuelcan perseguidoras, y la emprenden a pedradas contra las autoridades hay mucho del «hambre, desesperación y desempleo» que pedía Lester D. Mallory para poner a los cubanos de rodillas.

La pandemia y su impacto económico son los factores que determinan la coyuntura. Son la última gota. Pero en la raíz de las causas que originan la protesta hay factores estructurales que llenaron la copa para que se derramara. Entre esos factores, dos son fundamentales. Primero, el desajuste de una economía de comando nunca transformada a un nuevo paradigma de economía mixta de mercado, atrapada en un nefasto equilibrio de reforma parcial; y segundo, un sistema de sanciones por parte de Estados Unidos que representa un asedio de guerra económica, imposible de limitar al concepto de un mero embargo comercial.

América Latina ante Cuba

Ninguna región del mundo ha sido golpeada por la epidemia de Covid-19 como América Latina. Lo sucedido en Cuba tiene características propias pero ya no se trata de la excepción que fue. En términos económicos, quitando el factor estructural del bloqueo norteamericano por sesenta años, Cuba se parece cada vez más a un típico país caribeño y centroamericano con una dependencia notable del turismo y las remesas. En términos de desgaste, la protesta indica a la élite cubana que, pasada la fase carismática de los líderes fundadores, en especial Fidel Castro, la Revolución es, en lo esencial, una referencia histórica.

El espíritu de la Revolución sigue presente en tanto el actual régimen político atribuye su origen al triunfo de 1959, y Cuba sigue siendo objeto de una política imperial norteamericana de cambio de régimen impuesto desde fuera. Más allá de esos dos espacios específicos, particularmente el segundo, todo el manto de excepcionalidad y las justificaciones para evadir los estándares democráticos y de derechos humanos se han agotado. El gobierno de Cuba está abocado, a riesgo incluso de provocar su colapso histórico, a emprender reformas sistémicas de su paradigma.

Se trata de construir un modelo de economía mixta viable en el cual se mantengan las conquistas de bienestar social con un estado regulador, redistribuidor y empresario. En lo político, eso implica un aterrizaje suave y escalonado en un modelo político más pluralista donde al menos diferentes fuerzas que rechacen la política intervencionista estadounidense puedan dialogar y competir. Una cosa es rechazar que Estados Unidos tenga derecho a imponer a sus cubanos favoritos, otra es asumir ese rechazo como un respaldo a que el PCC nombre a los suyos con el dedo.

Es desde esa realidad, no desde simplismos unilaterales que niegan la agencia del pueblo cubano o el fardo estructural del bloqueo norteamericano, que una política latinoamericana progresista puede y debe estructurarse. Las élites cubanas han estado trabajando desde un tiempo atrás (el VI congreso del PCC en 2011) en un modelo de transición más cercano a las experiencias china y vietnamita, de economía de mercado con partido único, que a cualquier precedente occidental. Tal paradigma en lo político rivaliza con los estándares de legitimidad política en la región latinoamericana, donde el derecho a la libre asociación, la expresión y la protesta pacífica van mucho más allá que una simple democracia intrapartidaria leninista.

Protestas (3)

El derecho a la libre asociación, la expresión y la protesta pacífica van mucho más allá que una simple democracia intrapartidaria leninista. (Foto: Efe – Reuters)

De igual modo, el paradigma de democracia pluralista hace aguas cuando se pretende defender los derechos humanos desde dobles estándares o la ingenua ignorancia del rol de los factores internacionales y las asimetrías de poder. Discutir sobre la democracia en Cuba sin mencionar la intromisión indebida de Estados Unidos en maridaje con la derecha anticomunista y la violación flagrante, sistemática y masiva de derechos humanos, que es el bloqueo, equivale a conversar sobre Hamlet sin mencionar al príncipe de Dinamarca.

En Miami, los sectores de derecha pro-bloqueo defienden los derechos humanos martes y jueves, mientras el resto de la semana crean un ambiente descrito por Human Rights Watch en el informe «Dangerous Dialogue» como «desfavorable a la libertad de expresión».  En términos de transición a un sistema político cubano más abierto, con actores de tan malas credenciales, es imprescindible un proceso pacífico, gradual y ordenado. Esos adjetivos son tan importantes como el proceso mismo.

No solo la izquierda radical, sino importantes componentes moderados de la diáspora cubana y alternativas democráticas dentro de la intelectualidad y la sociedad civil cubana han expresado decepción por segmentos de la comunidad de derechos humanos, como Amnistía Internacional, por su falta de trabajo sistemático en la denuncia del bloqueo norteamericano contra Cuba.

Si un opositor de derecha, conectado a la política imperial de cambio de régimen, es detenido en Cuba, la directora Erika Guevara Rosas otorga un seguimiento permanente a su caso. Sus denuncias a la política imperial de bloqueo no lo catalogan como violación sistemática de derechos. Ocurren de vez en vez, y enfatizando que es una excusa del gobierno cubano que debe ser eliminada. ¿Por qué no protestaba cada vez que Trump implementó una nueva sanción que afectaba el derecho a la salud, educación, y otros más, incluidos los de viaje, de cubanos y estadounidenses?

Las protestas contra el gobierno que salió de la Revolución representan un reto para la discusión del tema Cuba en América Latina que solo podrá madurar desde el entendimiento de su complejidad, sin simplismos ni falsas analogías. En primer lugar, Cuba vive un conflicto de soberanía con Estados Unidos, que marca estructuralmente su vida política y económica. Nadie que quiera contribuir a una solución constructiva de los temas cubanos, latinoamericana para problemas latinoamericanos, puede ignorar ese fardo.

La OEA, por ejemplo, es un escenario minado a evitar pues ha sido un instrumento de la política de acoso y aislamiento. Se necesita una visión del siglo XXI, desde la autonomía latinoamericana ante los grandes poderes, incluyendo Estados Unidos, que admita la pluralidad de modelos de estado y desarrollo, sin imponer moldes neoliberales.       

En lugar de reeditar los conflictos de guerra fría, esa visión de pluralismo ideológico pondría en el centro de la acción una perspectiva respetuosa de la soberanía cubana, pero concebida de un modo moderno, más allá de la mera defensa de la no intervención. Cuba vive en una región donde la protesta de todos los estados no ha sido capaz de hacer a Estados Unidos entrar en razones sobre la ilegalidad del asedio contra la isla.

Exigir una elección pluripartidista en Cuba ignorando las sanciones equivalentes a una guerra económica, donde se violan consideraciones de derecho humanitario, es otorgar a la derecha cubana una ventaja que nunca ha merecido. Como los Borbones franceses, los que se plegaron a la invasión de Bahía de Cochinos, asesinaron a Orlando Letelier, y han construido un enclave autoritario en las narices de la primera enmienda de la constitución norteamericana, no olvidan ni aprenden nada.

A su vez, América Latina es una región que ha cambiado, donde traficar con excepciones al modelo de la Declaración Universal de Derechos Humanos es inaceptable. Claro que hay pluralidad de implementación y argumentos de emergencia sobre las que los estados erigen desviaciones más o menos justificadas. Pero el paradigma de un sistema unipartidista leninista que castigue la protesta pacífica por rivalizar con el supuesto rol dirigente del partido comunista es incompatible con la premisa central de que la soberanía está en el pueblo, la nación, no en partido alguno.

Una cosa es argumentar que en condiciones específicas de emergencia, decretadas acorde al modelo de la Declaración Universal, algunos derechos pueden postergarse. Otra, e inaceptable, es el pretexto de una «democracia» unipartidista que no puede ser tal sin libertad de asociación. Partido, recordemos, viene de parte.

***

Este artículo fue publicado originalmente en The Clinic y reproducido con autorización de su autor.

33 comentarios

Carlos 31 julio 2021 - 1:54 PM

Paños tibios, lo mismo de siempre, la pandemia, el bloqueo, la mafia de Miami, pero nada de libertad, vean como el autor usa la palabra en el articulo. Hombre el pueblo cubano no necesita remesas, o turismo, lo que necesita es libertad para quitarse de encima al régimen que tu familia sostiene.

Al Rojas 31 julio 2021 - 1:58 PM

este tampoco entiende, otro intelectualidad que se cree por encima de la chusma, el pueblo habló claro QUIERE LIBERTAD más nada, esto del embargo, juegos de poder no le intetesa, si no esta dispuesto s reconocer lo el pueblo quiere q no diga nada , pero no le quiera imponer sus criterios, para mi la salida Práctica es un golpe de estado cívico militar, q prometa extirpa el castrismo y dar más libertades a su pueblo todo dentro de Cuba, sin intervención foranea, ya Biden dio su visto bueno después de erradicado el clan Castro y socios se dialogara para de una buena vez terminar el conflicto entre los dos gobiernos. a esto se refirió cuando hablo de un “viraje radical” en el gobierno de la isla

Manuel* 31 julio 2021 - 7:30 PM

¡Un golpe de estado! Lo que faltaba.

Es una irresponsabilidad hacer este tipo de comentarios. Aunque parezca difícil, las cosas en Cuba se puede poner mucho peor si no las manejamos todos con sangre fría.

Al Rojas 31 julio 2021 - 10:12 PM

y xq no? seria un golpe de comunistas para reacomodar el poder los Castro son los q tienen trancado el domino pues copan todos los puestos de poder y todo se mueve mientras no los afecte, sacados de poder el domino se destraba y muchas cosas q el pueblo demandan se pueden conceder dado q la independencia y la soberanía no sería afectada, una solución q da más cosas positivas q malas y es mejor que el actual inmovilismo.

Manuel* 31 julio 2021 - 2:21 PM

A ver Arturo, parece que todos los males de Cuba se deben al bloqueo de los Estados Unidos.

Hagamos un ejercicio de geografía-ficción. Imaginemos que los Estados Unidos desaparecen y su lugar es reemplazado por mar. ¿Se resolvería el bloqueo? ¡No! Justo lo contrario, porque no sería posible ningún intercambio comercial con el vacío.

La realidad es que Cuba depende críticamente de su mayor enemigo. Y, ante tal dilema, lo más práctico es procurar transformar al enemigo en amigo. Lo hizo Vietnam después de una guerra terrible.

dario 31 julio 2021 - 2:42 PM

una de las contradicciones mas evidentes y dificil de explicar es que el senor Levy usa sus derechos ,como ciudadano o residente de los EEUU y les quiere negar esos mismos derechos a sus compatriotas.le parece al senor Levy,desde su posicion izquierdista,que equivale a decir elitista,que sus compatriotas que viven en su pais solo sean capaces de protestar por comida,medicina y transporte,que a ellos no les interesan sus derechos,porque tal vez,solo sean poleas de trasmision o mecanismos para trabajar bajo los ideales de personas superiores,solo nativos,incultos,chusma salvaje que con una migajas en la bodega del barrio,unas recargas desde el exterior y su remesa,ya estan contentos y felices,en fin,ellos no conocen a Voltaire……y mucho menos a Marx ni a Ricardo…en fin,que elitista es este cubano que habla de cuba,mas lejos de ella que los cubanos “fascistas” que viven en Miami en contacto direscto con sus coterraneos,matandoles el Hambre material y espiritual !!!Los cubanos de Miami ,sr.Levy viven y trabajan en Miami,pero su mente y su corazon estan en Cuba…..

Manuel* 31 julio 2021 - 7:33 PM

Dario, deberías de atacar las ideas en lugar de las personas. Esto no debería de ser una pelea para ver quién pierde la razón, sino un intercambio de opiniones.

dario 1 agosto 2021 - 8:11 AM

no sea restrictivo….las ideas las tienen las personas…y precisamente ataco las ideas y al dueno de ellas en asuntos politicos y no menciona para nada la vida privada del senor.Pero para emitir opiniones politicas,hay que ser coherente ,usted no puede vivie en Houston,y opinar como si viviera en pogolotti o defender un sistema que lo ha hecho irse de su pais….ano ser que lo haga de la manera eltista que lo hacen muchas personas que piensa estan por encima de los demas…..el contacto con la realidad es muy importante,no cree !!! Aparte que enverdad ,me molesta a los revolucionarios que viven lejos ……..para quienes dejan las miserias y represiones?? por que no la comparten con sus coterraneos o luchan para terminarlas ??

Yeyo 31 julio 2021 - 3:07 PM

Arturo, como siempre, en control de daños. Ni siquiera mencionó una vez que el pueblo gritaba libertad

mepiamo 31 julio 2021 - 3:11 PM

¡A la libertad ni un tantito así !

Carlos 31 julio 2021 - 6:50 PM

Aqui esta, no cambian. https://twitter.com/jimmydecuba

Manuel Figueredo 31 julio 2021 - 3:45 PM

La carreta no debe ir delante de los bueyes. No me trates de dorar un sistema que lo único que ha hecho es hundir a Cuba. Se violan sistemáticamente los derechos humanos, se viola la Constitución Socialista como algo normal y un buró político que no hace ni deja hacer nada. Lo siento,pero el mensaje no lo compro. Patria y Vida.

Esteban 31 julio 2021 - 4:09 PM

Vi muchos vídeos de las protestas y en ninguna parte escuché a la gente gritar Abajo el Coronavirus o Abajo el Bloqueo. Todos gritaban Libertad, Patria y Vida, Abajo la Dictadura y Canel seguido de una palabrota.
Reducirlo Todo al “bloqueo” gringo es muy simplista, sobre todo cuando nos venden alimentos y otros productos con una licencia especial de los Dptos del Tesoro y de Comercio.
Perdona Arturo, pero no creo que muchos se vayan con tu bola de trapo a estas alturas. La desgracia nacional cubana tiene como máximos responsables a los señores de la élite del partido único, nuestro cáncer nacional.

Lina Suarez 31 julio 2021 - 4:29 PM

Arturo Lopez Levy, el mismo que firmo la carta aqui mismo para levantar el embargo pero no firmo la carta aqui mismo para levantar las restricciones aduanales del gobierno cubano. Que raro verdad ….

Armando Perez 1 agosto 2021 - 8:15 AM

Lina: Aplausos para su excelente comentario. Puso el dedo en la llaga.

Gat 31 julio 2021 - 6:12 PM

Envio comentario y no se publican por favor digame si es la regla para no perder el tiempo en este sitio

Orl 31 julio 2021 - 7:23 PM

Una cubana colgó en Facebook una foto de las latas de carne rusa que recibió de las donaciones. Fecha de vencimiento, marzo del 2 O17

Orl 31 julio 2021 - 7:34 PM

Este señor se contradice.

Exigir una elección pluripartidista en Cuba ignorando el embargo es otorgar a la derecha cubana una ventaja …

A su vez, América Latina es una región donde traficar con excepciones al modelo de la Declaración Universal de Derechos Humanos es inaceptable.

Luego dice que hay excepciones.

Le faltó decir que el país está abocado a otro estallido y que si lo ahogan en sangre provocando una masacre, puede venir una intervención extranjera.

Miguel Alfonso Alvarez Fornaris 31 julio 2021 - 8:14 PM

Lei con rapidez su trabajo y aunque reconozco que necesito digerirlo mas, lo felicito. Creo que hace un analisis integral y desprejuiciado. Torrijos, el 40 aniversario de su muerte se conmemora hoy (por cierto nunca aclarado “el accidente” ) dijo en los annos 70 algo asi como “cada minuto de bloqueo a Cuba, son 60 segundo de verguenza para America Latina” … y de eso hace mas de 40 annos. Ignorarlo es criminal. Lo felicito.

Andrés R Rodríguez 3 agosto 2021 - 2:35 PM

Lo criminal qué un grupo de incompetentes, sigan buscando un pretexto. Es tiempo de que se vayan. RD, al lado de Cuba, produce más del 80% de los alimentos que consume. Todo privado. En Cuba se importa el 80% de los alimentos. El mayor latifundistas, el gobierno. Vayanse. Tengan un poco de vergüenza

Orl 31 julio 2021 - 10:39 PM

Se acabó la diversión, llegó D C con su continuidad y mandó a parar

La TV cubana saca del aire el programa humorístico “Vivir del cuento”

Lulu Hdz 31 julio 2021 - 11:11 PM

Arturo dime de esto:

Con el impedimento para realizar transferencias entre cuentas 9226, y entre estas y las cuentas 9225, el cuentapropista no puede enviar dinero desde su cuenta personal en MLC hacia la cuenta con la que su negocio paga la importación de productos; tampoco puede realizar la operación inversa.

Incluso, el monto que haya recibido como producto de sus exportaciones, donde sea el caso, no puede ser transferido a otras cuentas, así sea para realizar pagos a sus trabajadores, a otros negocios con los que tenga convenios, o para comprar mercancías para consumo personal en un contexto en el que casi todos los productos de primera necesidad se encuentran en los mercados en monedas libremente convertibles.

El dinero permanece en la cuenta con el único fin de realizar importaciones, y solo puede llegar a ellas a partir de depósitos en efectivo en monedas libremente convertibles (con excepción del dólar estadounidense) y las transferencias bancarias desde cuentas en el exterior.

Sanson 1 agosto 2021 - 6:46 AM

Deberiamos hablar de “accidentes” algun dia. Torrijos ok, pero que con,Laura Pollan, Oswaldo Paya y Harold Cepero?. Que hubo en realidad con Camilo?.

Sanson 1 agosto 2021 - 9:00 AM

Hoy lo vi por primera vez. Ya todo esta dicho . no hay maj’na.

Eva 4 agosto 2021 - 8:54 PM

Genial!

Mar Villa 2 agosto 2021 - 1:55 PM

Ay de los “filósofos” que solo quieren interpretar al mundo cuando lo que urge es…. Sr. López-Levy, le suena conocida esa frase, la podría concluir? Seguramente! Como se dice en España, Ud sólo está mareando la perdiz. Su extenso análisis hace un rodeo evasivo en torno a la pregunta fundamental en este momento histórico. (Ya Ud sabe!: la historia sólo se escribe en momentos como estos, como este que se anunció el 11 de julio. El resto del tiempo entre “hitos” sólo transcurre para repetir o perpetuar lo “viejo” , lo que ya no es avance y frena “la historia”). Esa pregunta, omitida o diluida en su reflexión, es aquella que concierne a quiénes son los actores sociales, los legítimos agentes del cambio, a quiénes corresponde legítimamente gestar esa transición? Como ha quedado demostrado por la historia – aquella escrita a más tardar después de la caída del muro de Berlín -, no es ni será al gobierno unipartidista y antiprogresista de la Cuba actual. Esos han tenido 62 años para reconocer todas esas circunstancias y hacer las reformas que Ud menciona, y que hasta el día de hoy brillan por su ausencia. En lugar de eso, han continuado obstaculizando el progreso a cambio de seguir perpetuándose en el poder y alimentando sus faraónicos privilegios de grupo devenido en clase, en aristocracia, en nueva “burguesía comunista”. El costo ha sido grande y no para ellos (todavía!). El hambre, las carencias, los ajustes de cinturón, la falta de oportunidades, los sacrificios, las excomuniones, las renuncias a derechos y libertades, los muertos y encarcelados, los han puesto o pagado mayormente otros, los que no son ellos ni de su clase, es decir, el pueblo… 62 años sirviéndoles de pedestal! Por ignorar toda esta “gran necesidad”, suma de tantos millones de necesidades acumuladas históricamente, creo que esta vez no se van a sentar a la mesa de negociaciones, porque ya no son llamados, porque han sido descalificados por la propia historia. Dicho esto, ahórrese Ud el gusto o disgusto de seguir analizando y explicando las “circunstancias” que han conducido o que rodean a este momento, porque ya lo sabemos, porque las hemos “sufrido” durante 62 años. El 11 de julio ha tocado la corneta de “al combate corred”….y fueron nuestros jóvenes, venidos de todos los estratos sociales, quienes convocaron. Estamos llamados a filas todos los que deseamos y apoyamos ese cambio en nuestra patria, sin “gobierno”, sin este gobierno. La transformación es ya, está ocurriendo. La “historia” es ya!. Es nuestra juventud quien la está escribiendo, quien porta la bandera de la impostergable libertad. A dónde vamos? Ellos dirán, elegirán, decidirán. A mi y a usted nos toca confiar en ellos. Pero yo delego y confío. Usted, de qué lado está?

Rene 4 agosto 2021 - 1:59 AM

El Sr. López-Levy vuelve con más de los mismo. No creo que sea simplismo como alguien dijo en los comentarios, es cuando menos ignorancia de la realidad cubana.
Interesante el material gráfico del artículo. Tras un título sobre protestas en Cuba se muestra una foto de una pequeña marcha en otro país, a juzgar por los carteles y el soldado. Lo único coherente es el halo rojo alrededor del autor. ¿Acaso no encontró el Sr. López-Levy alguna foto real de las protestas en Cuba? La segunda imagen es mu simbólica: los cinco candidatos vacunales contra la Covid…comercial?. La tercera, bueno, la tercera imagen es muy extraña, aunque ya la conocía. Noten los palos idénticos de los compañeros sin uniforme que la prensa oficial dice que salieron “espontáneamente” a…

Narciso 4 agosto 2021 - 6:32 AM

Su artículo muy correcto me parece.

Eva 4 agosto 2021 - 9:13 PM

Y esto que le parece? Narciso
Cuba necesita hablar menos de deporte y buscar ayuda en SALUD URGENTE
https://twitter.com/adrianlmorell/status/1423028762849984516

Eva 4 agosto 2021 - 8:50 PM

Son los dueños de todas esas agencias en USA que trabajan para tu envío es decir los que esquilman a los cubanos de allá y de aquí.Ninguno es revolucionario solo piensan en premios Nobel, en vender vacunas, en turismo, en sacarle el dinero a la gente a como de lugar! Sin importarle nada .Si todos esos hoteles los hubieran empleado en aislar los cubanos enfermos de covid, muchas menos muertes habrían.Cada cubano sano o con posibilidades de salvarse que ha muerto y que seguirán muriendo(como va todo en este país) se les debe a ellos. A su inescrupulosa ambición- desmedida, a su ignorancia de como vive el pueblo, hacinados tres y cuatro generaciones en una sola vivienda sin condiciones de aislamiento, sin buena alimentación, sin buena higiene, con un salario miserable y con precios de electricidad, gas y alimentos impagables pero tan descarados que si no lo pagas te vienen a quitar el servicio inmediato, si se viene a ver Cuba entera es vulnerable de su ineptitud, de su inhumano proceder .Uno de los promotores “risueño y cínico” el tal Murillo debería estar sentado en una silla de acusado, o mejor en prisión, por burlarse en la cara de los que alguna vez creyeron que tenia vergüenza, por el caos en que ha puesto a la familia cubana.Con este gobierno chantajista y criminal no habrá posibilidades de sostener un proyecto social humanista y civilizado. Si confiaran tanto en que este pueblo los apoya hace rato habrían convocado a elecciones libres para que con libertad tengamos todos la posibilidad de elegir como jamas ha ocurrido.Para empezar inutilizar la ANPP que no defiende a ningún cubano levanta la mano a todo y encima en cada zona y región de cuba esta probada su incapacidad de organizar la distribución y el orden para evitar las conglomeraciones de personas para comprar lo que les da la gana de vender a estos criminales aldeanos. Cuando veo en grupos de whatsapps, los precios de una malta de una tira de 10 tabletas de medicina , de una caja de cigarro , de un paquete de cigarros me pregunto En que se ha convertido el cubano? Cuanta miseria humana al hacer semejante abuso contra el propio pueblo! Quien esta detrás de tanta indolencia ? Hay o no hay? De donde sale todo eso?Esos son los ladrones de la paz y el bienestar de los cubanos y al principio y al fin se dan la mano con los principales causantes de la miseria en Cuba.

Eva 4 agosto 2021 - 9:11 PM

Narciso lea si de verdad Ud . sabe leer a Martí, creo que no ha entendido nada>Con toda su elocuencia y sus virtudes patrias y humanas supo conciliar con todos bajo el respeto a la libertad propia y la ajena, algo que aquí no existe.Jamas empleo divide y vencerás, que tanto les había funcionado en Cuba hasta el 11J, al contrario todo su afán lo centro en unir a los cubanos, esos que desde sus posiciones de riqueza apoyaron con armas la gran guerra patria y unieron su voluntad en la independencia de la Patria Cuba,

“¡La altivez en la defensa de la libertad necesaria para cumplir con los deberes que él impone, ha de ser igual a la presteza para abandonarlo, cuando se nos nieguen los medios de ejercerlo dignamente!”
“Viene bien que el que ejerza el poder sepa que lo tiene por merced y por encargo de su pueblo, como una honra que se le tributa y no como un derecho de que goza…”

José Martí Obras Completas Edición Crítica, tomo 11

“Siempre es desgracia para la libertad que la libertad sea un partido”
https://poderdelasideas.org/2021/04/15/siempre-es-desgracia-para-la-libertad-que-la-libertad-sea-un-partido/

Eva 4 agosto 2021 - 9:23 PM

#SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba #SosCuba
«Ejercer el poder corrompe, someterse al poder degrada»

Dany 5 agosto 2021 - 6:16 PM

Es muy simpatico, el señor Arturo menciona tiene en cuenta a HRW cuando habla de los cubanos de miami, pero la obvia cuando denuncia la represion, los arrestos y la falta de libertades que le mismo Human Right Watch denuncia constantemente.
En fin, encarecidamente, se que Lopez Levy forma parte del consejo editorial, pero para leer este tipo de cosas ya esta cubadebate. Favor nos van a hacer a la mayoria de sus lectores. Lean los comentarios..

Los comentarios están cerrados.