28 C
Havana
domingo, noviembre 29, 2020

La Joven Cuba sobre el Movimiento San Isidro

Consejo Editorial
El Consejo Editorial está compuesto por periodistas e intelectuales con responsabilidades editoriales en La Joven Cuba

El video al final de este texto, tomado por uno de nuestros periodistas, corresponde a una de las respuestas de la Seguridad del Estado cubana al llamado a la protesta pacífica en el Parque Central de La Habana que hiciera el Movimiento San Isidro. Los congregados no son manifestantes, sino miembros de los cuerpos de la Seguridad del Estado y personal movilizado que se han desplegado en diversos puntos para impedir la llegada de manifestantes.

La protesta, convocada desde las redes sociales del MSI, hacía un llamado «a todos los cubanos y las cubanas que creen en la libertad y en el respeto a la diversidad de opiniones como principios fundamentales de la convivencia humana». Según el comunicado, los reclamos que los mueven en esta ocasión son la liberación de Denis Solís, el cese de la represión policial y el respeto a los derechos humanos.

Si bien La Joven Cuba no comparte en lo esencial los principios del Movimiento San Isidro, ni de su ideología, ni comulga con sus prácticas; rechazamos absolutamente la represión a la que están siendo sometidos sus miembros y las múltiples vejaciones de las que han sido víctimas a manos de quienes tienen el mandato constitucional de protegerlos.

Amparados en el Artículo 61 de nuestra Constitución, que establece que «Las personas tienen derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades, las que están obligadas a tramitarlas y dar las respuestas oportunas, pertinentes y funda-mentadas en el plazo y según el procedimiento establecido en la ley», protestamos ante las autoridades de la República por lo que está sucediendo con los miembros del MSI y exigimos que se tomen las medidas penales contra los órganos de la Seguridad del Estado y cualquier funcionario del Gobierno que haya infringido las leyes aprobadas por el pueblo de Cuba, en quien reside toda la soberanía de la República y de donde dimana el poder del Estado.

Los miembros del MSI están haciendo uso de su derecho, contenido en el Artículo 54 de la Constitución de 2019, que asegura que «El Estado reconoce, respeta y garantiza a las personas la libertad de pensamiento, conciencia y expresión». Es el Estado quien no está cumpliendo con su deber expresado de manera clara en el texto constitucional.

48 Comentarios

  1. Se cumplieron en febrero los 45 años del inicio del proceso de la sovietización de la sociedad cubana, programa puesto en marcha, secretamente, por los comunistas cubanos desde la toma del poder el 1 de enero de 1959. Fue en octubre de ese año, en la ciudad de México, durante la exposición de productos soviéticos, donde se redactaron las minutas del primer pacto comercial entre Cuba y la URSS y se decidió que dicha exhibición se trasladara hacia La Habana para realzar el evento. El primer viceministro, Anastas Mikoyan, dirigiría la delegación soviética a Cuba. Fue una época confusa de la política cubana, donde en cualquier tertulia habanera todavía se discutía si Castro era comunista o no, lo que favorecía al régimen porque ganaba tiempo y se consolidaba cada día más. Ante esta confusión, había que quitarle la careta al régimen y creo que ése era el objetivo de Alberto Müller, Juan M. Salvat y otros líderes estudiantiles universitarios.

    Era la mañana del viernes 5 de febrero y como estudiante del Colegio de La Salle esperaba el final de la misa para ir al Parque Central, protestar contra la presencia del »verdugo de Hungría» –responsable de la masacre de Budapest en 1956– y romper la corona de flores soviética como desagravio a la memoria de Martí, que era nuestro objetivo, el de los estudiantes de secundaria, llamado bachillerato entonces.

    Castro recibió al ruso en el aeropuerto y, manteniendo una seguridad férrea, se dirigieron a la estatua del Apóstol para que Mikoyan depositara una corona, simbolizando al continente americano en flores blancas, desde Alaska hasta la Tierra del Fuego, imponiendo sobre todo aquel hemisferio la figura de la hoz y el martillo en flores rojas.

    La vigilancia policial se concentró en los alrededores de la estatua del Apóstol. No obstante, se formó la manifestación estudiantil, llegando al sitio con la corona de desagravio y sus pancartas, mientras nosotros nos dirigíamos a la corona de Mikoyan. Entonces surgió la intervención de los agentes encubiertos del G-2 y empezó la pelea desigual entre la autoridad militar y los estudiantes. Y asomaron en las azoteas de los edificios que rodean al Parque Central las sombras de la soldadesca, disparando sus armas.

  2. Y cuáles son los principios la ideología y las prácticas del M S Isidro, con las que LJC no comparte? No he podido encontrar esto ni aquí ni en ningún lugar.

    • El espectáculo dantesco que hacen cada vez que salen supuestamente a protestar. Y las sandeces que dicen, la más que probada drogadicción de sus integrantes.
      La comparsa de San Isidro es un fraude colosal.

      • si, eso es cada vez que alguien se opone al grupusculo en el poder en cuba, resulta que siempre son delincuentes o drogadictos. ese gobierno compuesto de palomitas santas.

    • Buena pregunta la de Bruno. Habría que ver qué hay detrás de todo eso. Son muchos años viendo como tratan de tergiversar la realidad de Cuba, sobre todo personas que poco aportan a nuestro país y que se prestan para hacerle el juego a quienes desean terminar con lo que hemos hecho, que no es perfecto pero es nuestro y tiene mucho que mostrar y mucho para ayudar a otros. Esperaré las noticias para ver como se desmonta toda esta puesta en escena, como siempre ocurre. Recuerdo ahora una de tantas en la que un hombre comenzó a darse golpes él mismo y para decir que lo habían maltaratado los ´´sicarios del régime´´ , pero no sabía que lo estaban filmando, fue muy divertido ver cómo descaracterió él solito.

      • Cora, ¿se trata del mismo hombre al que habían condenado ya y que se juraba que aceptaba dinero norteamericano? Por que le aclaro que está en libertad, no me simpatiza para nada él, pero lo liberaron, ¿será que la Seguridad del Estado no está haciendo su trabajo?

    • De q dicenso se habla aqui cuando el despota FC prohibio todo tipo de dicenso en Cuba cuando llego al.poder en el 59 prohibio y disolvio todos los partidos politicos y todas las instituciones democraticas fueron salvajenente censuradas y para colmo en el 76 implemento una constitucion mal llamada socialista aberrante violando asi todos los derechos politicos del pueblo cubano solo para afianzar la criminal dictadura q sufrimos los cubanos

  3. La comparsa de San Isidro, no pasa de ser una banda de delincuentes y drogadictos, que por cierto, su huelguita es un fraude, encargan filetes de pescado para comer a escondidas.
    Esperen más detalles próximamente, por lo pronto ya en FB sale el comprobante de envío de comida. Descarados que son.

    • Javier, yo no tengo conexión con el MSI, pero algunas personas de ahí no tienen nada que ver con la caracterización que usted hace de ellas. Son profesionales, algunos fueron profesoras y profesores universitarios, hay master y doctorantes, hay un científico. Podrá no compartir sus ideas, pero no los degrade cuando no todos responden a la caricatura que usted dibuja. La calumnia es infamia.

    • Dice Javier que son delincuentes y drogadictos. No sé la fuente de esa información, pero le sugiero que se la dé a la PNR, para que los detenga y procese por esas causas, porque hasta ahora están perseguidos y acosados por sus opiniones, no por sus acciones

  4. Me parece que la decisión del Consejo Editorial de LJC de publicar esta nota le resta credibilidad. Barnizar a este grupito de gente con motivaciones democráticas es un tremendísimo error de ustedes. Sinceramente me han decepcionado.

    • Andrés, a los articulistas de LJC también los han acusado de ser mercenarios, vendidos y lacayos del imperialismo, así que tenemos más cuidado que usted en degradar a las personas. Si está decepcionado no visite más el foro de LJC y se ahorra un disgusto.

  5. Por Julio César Guanche

    A la memoria de Broselianda Hernández, en su papel de Leonor Pérez

    Un ejemplo muy celebrado de la intransigencia como virtud en la historia cubana es la Protesta de Baraguá, protagonizada por Antonio Maceo en 1878. Su frase “no nos entendemos” es reconocible en campañas oficiales de comunicación y en el lenguaje popular cubano.

    Otra virtud política, mucho menos elogiada en Cuba, es la tolerancia. José Martí la defendió a conciencia: entendía que la “disciplina y la tolerancia” eran esenciales para el programa revolucionario democrático.1

    Ambos conceptos pueden ser contradictorios. La intransigencia es un compromiso innegociable con un valor considerado superior por sus defensores. La tolerancia supone respeto y reconocimiento frente a distintos marcos de valores.

    También, la intransigencia y la tolerancia pueden, e incluso necesitan, convivir. La intransigencia es un valor democrático cuando se opone a expresiones de violencia discriminatoria. La intransigencia frente a los comportamientos que reproducen injusticia social y exclusión política hace parte de la tolerancia democrática.

  6. Javier, dentro de poco, cuando Cuba sea libre, un nieto o un hijo tuyo te preguntará qué hiciste para que Cuba fuese libre, y no tendrás nada que decirles.

    Sin embargo los cubanos del movimiento San Isidro tendrán muchísimo que contarles a sus descendientes.

  7. Bien por LJC, no hay que estar de acuerdo en todo con MSI ni con nadie. Cada persona es un mundo aparte. Pero sumarse a las denuncias por las vejaciones y maltratos que han estado sufriendo esos jóvenes en estos momentos si es algo encomiable. Claro que siempre habrán desilusionados de ustedes, pero creo que ya tienen ruta suficiente como para discernir que está bien y que mal.

  8. Se puede estar de acuerdo o no con las ideas de estos muchachos, pero nuestra Constitución Socialista, al menos teoréticamente, les protege. Si no cumplimos lo que prometimos con que moral van a exigir lealtad al sistema?. Bien por LJC, bien por los cientos de artistas e intelectuales, bien por parte del pueblo dentro y fuera de la isla que apoyan el Justo y legal derecho de estos jóvenes a disentir.

    • Esos jóvenes «disienten» en la medida en que les lleguen los $. Por ahi anda el comprobante de los filetes comprados en Tu Envìo para su «huelga de hambre»….no te recuerda algo ?

      • José Ramón, lo que son las paradojas, tantos conocidos militantes del Partido e integrados que tengo que jamás logran comprar en Tu envío, y la gente de San Isidro logra hacerlo. Lo raro es que seguridad del Estado, que tiene cerradas las calles, permitiera al carro de Tu envío llegar hasta allí.

  9. Que me perdonen los conocedores de literatura si me equivoco, pero creo que fue Dante en La Divina Comedia quien dijo que los lugares más ardientes del infierno estaban reservados para aquellos que en tiempos de crisis se mantenían neutrales.

    Así que felicito a LJC por su valentía en denunciar lo que considera un atropello a las libertades constitucionales de estos ciudadanos.

    Aunque no simpatizo del todo con el MSI considero que están en todo su derecho de expresarse y me sumo a sus defensores por una cuestión práctica, si esto pasa con ellos y la violación de sus derechos queda impune, mañana pudiera ser con cualquiera de nosotros.

    Coincido con la profesora Alina, si alguien se siente ofendido y decepcionado por la posición de LJC que se salga de este blog, de todas formas quedamos miles que cada día les admiramos más.

    Muchas gracias.

  10. Volviendo a los años 80 cdo se atropellado los derechos más elementales de todos aquellos q querían salir del país, no aprendemos, la historia se repite. Lo más penoso es q todo esos atropellos, los de los 80 y los d ahora son atentados por el propio estado, como dice el artículo, por quien debe proteger al pueblo.

  11. Es verdad, Miguel Ángel, no sé cómo todavía alguien se sorprende con estas cosas si han venido sucediendo por décadas. Decretos Ministeriales que pisoteaban constantemente la Constitución era el pan de cada día.

    Hoy el mismo Estado reconoce -claro, que jamás se disculpa- por todos los atropellos cometidos, con las libertades religiosas, con los homosexuales, etc, etc.

    Cuando Oswaldo Payá, amparado en la propia Constitución creó el Proyecto Varela y lo presentó en tiempo y forma lo ignoraron y cambiaron las condiciones para no hacer lo que estaban obligados a hacer, sentarse a escuchar sus propuestas, años después reconocieron que se debían hacer cambios profundos en la Constitución y a él ni lo mencionaron. Cuando el expresidente Cárter estuvo en Cuba el luego defenestrado Felipe Pérez Roque le dijo que aquí no podía venir nadie de afuera con exigencias, este sabiamente le contestó que existía una Constitución en Cuba, ¡que la cumplieran!

    ¿Quién nos garantiza ahora que van a cumplir la actual?

    • El Sr Payá pudo hacer lo que la Constitución le permitía hacer, recoger las miles de firmas para presentar al Parlamento su propuesta que era contra el gobierno y sistema. Me parece bien la forma que lo hizo. Lo que ocurrió fue que Fidel Castro en la batalla dialéctica lo venció, pues recogió entonces millones de firmas y avaló con ellas que el socialismo (para mi es más bien una variante de la sociedad mercantil capitalista) sería irreversible. De tal forma que, el Sr Payá que había recogido sus firmas legalmente para presentar lo contrario se vio superado. Entiendo la frustración de todo el espectro liberal burgués cubano que aspiraba a derrotar el socialismo.
      La Sra Alina Bárbara no le gustó mucho la forma en que Fidel Castro recogió las firmas, pero las que recogió afanosamente el Sr Payá no creo que haya sido tampoco un proceso muy transparente que digamos. Yo sin embargo, veo que ambos procesos se hicieron parecidos, recogiendo firmas sin notario delante, pero lo que no reconocen los adversarios de Castro es que éste les venció, y que fue más astuto e inteligente. El mérito no se le puede quitar al ex guerrillero de Sierra Maestra, por muy enemigo que seas de él.
      Adicionalmente decirle que para validad una opinión no hace falta poner urnas, ni que sea secreto el proceso, más bien diría que los seres humanos estamos tomando partido y opinión todos los días, y casi nunca en secreto; La Joven Cuba es un ejemplo de ello.
      Un saludo

  12. A primera vista parece ser un grupo muy radicalizado ideológicamente, de profundas raíces anticomunistas, dispuestos a sacrificar su propia vida en aras de su intenso fundamentalismo, y en segundo lugar hay un grupo personas y organizaciones dentro y fuera de Cuba que se comenzarían a vomitar sobre ellos ahora mismo, pero como les sirve de puente para atacar al gobierno cubano, que es finalmente el único y principal objetivo, pues les viene como anillo al dedo su protesta y hasta la muerte de uno o varios de ellos.

  13. Para mí el punto fundamental no es quiénes son los del MSI o si no concuerdo con ellos. Personalmente nada me vincula a ese movimiento y las referencias llegan de un extremo y otro.
    Nos hemos acostumbrado a pensar con esquemas mentales, somos amigos o enemigos, o al servicio de este último. Eso nos ha hecho mucho daño, por eso escribí recientemente sobre el asunto de los peligros de la violencia y de la manipulación del lenguaje en política.
    Es preciso ir a la esencia. Creo que ahora mismo la clave no es SI, el punto es la defensa del Estado de derecho socialista que refrenda la Constitución que aprobamos el año pasado.
    Todo gobierno, ya no solo un partido político, debe ser en primera instancia «político», «negociador», no opresor sea cual fuere el tipo de violencia.
    Me pregunto: si los de SI están infringiendo la ley ¿por qué las fuerzas del orden no entran y los llevan presos? !Es derecho y responsabilidad de las fuerzas represivas en cualquier Estado!! !Para eso existen!! ¿O hay que esperar a que esto alcance más voltaje? Es Cuba, al final el peligro de una escalada de violencia existe y al final perderemos todo, perderá Cuba que debe ser lo más grande para todos los cubanos.

  14. Con el mayor respeto, el haber recogido millones de firmas y mucho menos de la forma que se recogieron, daba derecho a no cumplir lo que estaba establecido en la Constitución. Fue mas bien un acto de prepotencia.

    Estoy seguro que la inmensa mayoría de los firmantes no estaban conscientes de lo que hacían ni mucho menos bien informados de las causas, para gran parte de esos millones aquello era una tarea más, o algo que había que hacer para no buscarse problemas, pero aún con todos esos millones no les daba derecho a desoir las peticiones de mas de 10 000 personas.

    ¿No le llamó la atención que aquella vez, a diferencia de tantas otras veces, incluso de lo que sucede hoy, pudieron acusar a su precursor de ser un mercenario pagado por el Imperio? ¿ O de descalificar esas firmas alegando trampas, fraudes, muertos que firmaban, personas inesistentes? ¿ No le parece esto razón convincente para estar seguro de la validez de las mismas?

    Por último, le aclaro que no soy enemigo de nadie, en todo caso lo soy de las injusticias y las mentiras, no estoy en contra de nada, estoy, eso sí, a favor de la verdad, de las causas justas y del amor al prójimo.

    De todas formas, muchas gracias por su comentario y espero que para la próxima me conteste la pregunta que hice en mi comentario anterior, ¿confía Ud que esta nueva Constitución sea respetada por los mismos que irrespetaron la otra?

    • Sr López la Constitución ningún gobierno la respeta cuando los oponentes quieren derrocarlo o desplazarlo del poder, en ese momento se busca algún resquicio para «violarla» sin que parezca que se ha violado. Revise la historia reciente.
      Y no se enfade, Castro fue más astuto que Payá, le venció. Payá era un niñato al lado de un curtido guerrillero de Sierra Maestra como era Castro, es de reconocerlo.
      En cuanto a Payá, sus amigos eran la plutocracia occidental, la misma que lo mató en un accidente en el Oriente de Cuba, y los medios occidentales de prensa acusaron que era Castro, eso es inmoral. Así que tenía derecho a recoger firmas, pero lacayo de la burguesía mundial era, eso es innegable.
      Y si usted ama mucho la justicia, no creo que piense que los amigos de Payá sean muy amantes de la justicia, le interesa muy poco los pueblos.
      Por favor, puede responderme usted ahora:
      Que gobierno en el mundo cumple cabalmente en este mundo la Constitución que se ha dado?
      Le digo más, la propia Declaración Universal de Derechos Humanos, que su grupo liberal burgués menciona mucho y defiende, los que la redactaron tenían vastos imperios coloniales cuando la redactaron, fueron unos hipócritas, inmorales, como todos los burgueses. No sea ingenuo.
      Saludos y feliz día para usted.

  15. Se me olvidó decir que veo una contradicción cuando dice que » se aspiraba a derrotar el socialismo» cuando antes aclara que la considera una «variante de la sociedad mercantil capitalista»
    Por fin, ¿ Es o no es socialismo?

  16. Señor Ramón o Rodolfo o como guste Ud llamarse, no me complacen para nada las comparaciones que hace para jistificar una acción, lo que sucede en otros lugares no me afectan como lo que sucede en mi país, es este en el que vivo y siempre he querido vivir, por eso quiero que cambie y que ese cambio sea para bien. Como bien se dice «que se cambie todo lo que deba ser cambiado».

    Por otro lado me parece que ofende Ud directamente a personas y las juzga mostrando además su desconocimiento y ya es sabido que cuando se ofende o se calumnia se habla mas de uno que de la otra persona.

    Hay dos formas de ganar, ya que veo que el tema le motiva, usando la fuerza de la razón o la razón de la fuerza. ¿Cuál de esas le parece que se usó en la victoria pírrica que me relata?

    Tenga también un buen día.

    • Sr López
      No ofendo a nadie, ni tampoco calumnio a nadie. Cuando encuentre usted alguna ofensa o calumnia en mis opiniones me lo dice, porque jamás va a encontrar alguna.
      Si quiero decirle algo y esto no es una ofensa:
      1. Considero que el grupo político al cual representa sus ideas es al grupo político liberal-burgués que defiende la propiedad privada instaurada ya en Cuba, que quieren más, no se conforman con el pequeño por ciento de PIB que el gobierno cubano (representante del sector liberal-burgués anclado en la propiedad estatal) les ha cedido, quieren empresas privadas legales (ahora PYMES pequeñas y medinas, mañana será más aún, querrán las grandes), quieren poder político que no lo tienen, aunque pueden buscarlo, porque pueden presentarse a las elecciones de barrio en las cuales, aunque quiera el PC no puede vetarlos, ya se lo dije a la Sra Alina, pero no tienen apoyo popular, por eso no lo hacen. No podrán llegar a la Asamblea Nacional, porque las Comisiones de candidatos los vetará y la Seguridad cubana también, pero pueden ser alcaldes en todos los barrios de Cuba si quieren, pero el pueblo cubano (que no tiene nadie que los represente) no los quieren a ustedes. Eso no es una ofensa ni una calumnia, es una constatación.
      2. Decir que el Sr Paya era un lacayo de la plutocracia mundial, no es calumniar a nadie: le invito a que conozca quienes apoyan a Payá en el mundo, me imagino que lo sepa: sus amigos eran la podredumbre burguesa mundial, eso lo saben hasta los perros callejeros en Cuba.
      3. Payá falleció en un accidente cuando un neofascista español circulaba con él en un vehículo por el Oriente de Cuba. Las noticias daban la impresión que todos los anticastristas estaban «contentos» con la muerte de Payá, porque culparían a Castro de ella (cree el ladrón Sr López que todos son de su condición), pero usted sabe que todo fue mentira. Eso no es calumnia, es una verdad.
      4. Le duele que le diga que Payá fue derrotado por Castro, pero lo derrotó usando las mismas armas que Payá quiso utilizar para vencer a un guerrillero curtido como Fidel Castro, que cometió errores, pero que ha sido lo mejor que pudo ocurrir en Cuba en los últimos 60 años de su existencia. Gracias a castro Cuba mejoró hasta donde pudo (no podía OBJETIVAMENTE más) la posición estructural de la isla caribeña en la división internacional capitalista del trabajo. Payá recogió sus firmas y Castro recogió las de él; Payá pudo haber recogido más, pero no pudo, Castro pudo recoger más. Payá fue derrotado. Payá y el pueblo cubano no tienen nada que ver, a Payá lo menos que le interesaba era el pueblo cubano de a pie. Payá era un representante nato en Cuba de esa plutocracia mundial; Payá representa al segmento más reaccionario del sector liberal burgués que defiende en Cuba la propiedad privada.
      Eso no es calumnia, eso es decir la verdad.
      Payá esta en el mismo círculo que Yoani Sánchez, que los multimedia occidentales y la plutocracia mundial la llevaron a la fama.
      Esos son argumentos, no son ofensas ni calumnias, revise por ejemplo, a los que representan a la organización HazteOir ¿sabe quienes son? es una asociación española de extrema derecha; pues Payá era uno de sus amigos. Sepa que están contra los inmigrantes, homosexuales, contra los partidos de izquierda (por ellos no hubiese más partido que los partidos de la derecha), están contra el aborto. Decirle, por favor, a las mujeres cubanas quienes eran los amigos del Sr Payá, a lo mejor hasta usted, que ama tanto la justicia, ahora deja de lado al Sr Payá, se haría un gran favor con su conciencia.
      Eso no es ofensa, esos son argumentos.
      Saludos y pase un feliz día

  17. Me pregunta:

    «Hay dos formas de ganar, ya que veo que el tema le motiva, usando la fuerza de la razón o la razón de la fuerza. ¿Cuál de esas le parece que se usó en la victoria pírrica que me relata?»

    Castro venció a Payá apoyado en sus convicciones de revolucionario de toda la vida, además sabiendo las ideas que movían a Payá y los socios extranjeros que tenía y lo mantenían (racistas, elitistas, homófobos y xenófobos todos) no creo que el Sr Payá tuviera muchos a quien defender en Cuba y en el mundo. Payá era un Sr como la Sra actriz Jolie (Angelina) que visitó a los refugiados venezolanos en Perú (hasta lloró con ellos) mientras cruzaba México una caravana de inminragntes no de clase media venezolana como la que había en Perú, sino pobres centroamericanos que huían de la miseria y la violencia de las maras en Centroamérica, pero a esos Jolie no los visitó. Payá era un peón de los poderosos del mundo en Cuba, a Payá el pueblo cubano no le importaba para otra cosa que para derrocar a Castro, y Castro le asestó una derrota a Payá que lo descolocó para toda la vida, jamás fue Payá.
    Reconozca que la idea de Castro de recoger firmas como Payá fue genial; creo que de las jugadas maestras de Castro en toda su vida fue la mejor, la más perfecta, Castro se convirtió con esa jugada en el «Leonardo Da Vinci» del ajedrez político, por la excepcional belleza de tal jugada; y usted Sr López está tan enfadado por ello, se le ve en la piel.
    La reforma a la Constitución cubana no podía tener en cuenta a Payá, porque Payá no quería para el pueblo cubano más que prohibición de aborto, persecución de homosexuales (y se lo digo porque así eran, son y siguen siendo los amigos de Payá, los que le pagaban). A veces me río Sr López que usted defienda a los homosexuales en Cuba y al mismo tiempo al Sr Payá, que usted defienda a las mujeres en Cuba y defienda a un Sr antiaborto como el Sr Payá, hay veces que en verdad no entiendo el eclecticismo del grupo liberal burgués cubano que defiende la propiedad privada. Hacen una mescolanza que nadie los entiende.
    Su grupo Sr López que es el mismo grupo de la Sra Alina Bárbara, es para decírselo parafraseando a Lenin: «caminan hacia adelante, pero mirando hacia atrás». Y así Sr López tiene que tener cuidado porque se puede caer y matarse, según de la altura que lo haga, tenga por favor cuidado, es un consejo para el bien de su salud.
    Saludos y pase feliz día

  18. He leído hoy en el sitio cubano contra el terrorismo mediático Cubadebate, cómo ha concluido el movimiento de San Isidro, un ciudadano cubano procedente de México que hizo escala en Estados Unidos también quería incorporarse a la huelga de hambre, pero sin cumplir las regulaciones sanitarias que establece el ministerio de salud pública cubano al respecto. Al sector liberal burgués defensor de la propiedad privada en Cuba se le ha esfumado una gran oportunidad para saltar del sparring a los golpes directamente en un cuadrilátero de boxeo con el sector liberal burgués que gobierna en Cuba y que se asienta en la propiedad estatal.
    Es bueno decir que ni el blog de Silvio Rodríguez, qué es de orientación socialdemócrata pero también liberal apoyo al tal movimiento San Isidro.
    Tampoco lo apoyo ningún sector de la izquierda vinculado a los movimientos populares en el mundo. Así que a la espera de la apertura de un nuevo capítulo en esta lucha a muerte entre los dos sectores liberales burgueses cubanos se puede dar por concluida está escaramuza.

  19. Pareciera como que disfruta Ud con el sufrimiento de los cubanos. Ya sé que no lo es ni vive aquí, pero eso no me lo explica, alguna razón debe haber.
    Aunque no se solodariza al menos pudiera mostrar un poco de respeto.
    Siento pena por personas como Ud.
    Saludos.

  20. Ayer dejé un comentario en este foro que debió ser “moderado” previamente y por lo que veo, no fue “moderado” sino “ censurado “ en su totalidad.
    Parece ser que mi opinión no fue lo suficientemente elitista ni tan rebuscada para tener el “honor”de ser publicado es este sitio.

    Lamentable “Joven Cuba” !!!

    • Estimad@ Who:

      Revise usted si envió realmente el comentario, pues no nos ha llegado ninguno más que este que ahora le publicamos.

      Atentamente, el moderador/censurador de comentarios.

  21. Perdone Sr López, se equivoca usted, yo siento un profundo amor por el pueblo cubano.
    El pueblo cubano ha dado muestras durante mucho tiempo de una resistencia sin igual frente a un enemigo muy poderoso que lo ha tratado de ahogar y matar por todos los medios: económicos, financieros, militares, etc. La proeza del pueblo cubano no tiene comparación en los últimos 60 años.
    África le debe mucho al pueblo cubano, ningún país ha hecho por África lo que Cuba. Pudiera citarle muchas cosas que me hacen ser solidario con el pueblo cubano, pero esto es un foro, no un artículo, y yo nunca he escrito tampoco un artículo, no tengo destreza para ello.
    Pero usted tiene que reconocer que hay dos sectores enfrentados en Cuba actualmente: el suyo liberal-burgués defensor de la propiedad privada y de todos aquellos grupos vinculados a ella y el sector también liberal burgués vinculado a la propiedad estatal de la cual se nutre y reproduce. Se odian entre si Sr López, y la lucha entre ambos está en curso.
    Voy a serle más sincero: puede ser que el grupo de intelectuales que constituye el soporte del primer grupo (del asentado en la propiedad privada y defensor de ella) padezca la crisis en la mesa o en el bolsillo (porque también están dentro de las universidades cubanas y otros sitios de la administración del Estado cubano) pero el núcleo duro de dicho sector, que son los llamados trabajadores por cuenta propia con empresas propias (aunque no estén reconocidas como tal) no tienen crisis, ni en el bolsillo ni en la mesa, como tampoco el sector del gobierno, las altas esferas del partido comunista y del empresariado (digo no tienen crisis en relación con la crisis que si padece el pueblo, porque es de suponer que la crisis que ha generado el Covod-19 si los afecta, afecta a todo el mundo). Son los intelectuales que defienden a este sector burgués capitalista dueño de muchos negocios y medios de producción (incluyendo la tierra) los «muertos de hambre» y «pordioseros», pero los jerarcas dueños de negocios más allá de esta coyuntura de crisis no tienen crisis. El pueblo cubano y todos los pueblos somos los que padecemos las crisis y la sentimos en la mesa y el bolsillo, ¡hasta los que pueblos que viven en la zona desarrollada del capitalismo sienten en mayor o menor medida la crisis!.
    Y ese pueblo cubano si su sector llega al poder, la pasará peor aún, porque he visto en el Cubadebate el nivel que han tomado los precios de productos básicos para la mesa del pueblo cubano, y esos precios quien los ha subido sin contemplación alguna es el grupo liberal burgués que se asienta en la propiedad privada, aunque alguna empresa estatal también lo ha hecho, según se ha quejado el Sr Canel en noticia leída hoy en Cubadebate. La «patria» del sector que usted representa es el dinero.
    He leído ingenuidades tales como que «los precios bajarán cuando aumente la producción» . Hoy he leído esta otra ingenuidad del Sr Canel «La batalla con los precios es para que no haya ilegalidades, para que sean los adecuados» ¿Quién ha dicho Sr López que hay precios adecuados? Los precios en Cuba y donde quiera son precios de mercado.
    No hay precios justos Sr López hay precios de mercado, y eso es lo que usted esta viendo en Cuba hoy en día.
    Así que debe considerarme un admirador del pueblo cubano, no de su asqueroso empresariado estatal ni privado, con esos como decía Che «ni un tantico así»
    Saludos y pase un feliz día

  22. Yo también envié un comentario en la tarde y no estoy seguro si lo sensuraron, aunque a decir verdad, no lo creo.
    Me gustaría saber si así fue y de ser posible la razón.
    De todas formas, muchas gracias por la oportunidad de expresarme.
    Saludos.

    • Estimado

      No hemos censurado comentarios suyos, hay varios en este y otros post. De hecho, únicamente censuramos comentarios que sean ofensivos, nunca lo hacemos porque expresen una opinión diferente. Muy incoherentes seríamos si lo hiciéramos. El acto de censurar lo realizamos en escasísimas ocasiones. Gracias por participar.

      Un saludo.

      • Muchas gracias a ustedes, algo parece que falló a la hora de enviarlo. En otro momento será.

        Aprovecho para felicitarlos por el trabajo que hacen y su empeño por contribuir con el diálogo respetuoso y serio a construir una Cuba mejor.
        Siempre agradecido.

  23. A lo mejor no han leído sobre el Movimiento San Isidro

    Lecciones de San Isidro
    Por: Omar Rafael García Lazo

    1. La Revolución no se presiona (esta lección es vieja, pero hay que recordarla).
    2. En temas de Cuba y contrarrevolución, no te vayas nunca con la de trapo, pues te espera el ridículo.
    3. Si millones de dólares no han tumbado una revolución, con 200 no lo intentes.
    4. Si la silla de ruedas de Valladares con Mitterrand, el Camaján condecorado con Bush, y Marta Guacamole con Obama, no pudieron con la Revolución, un cagón de banderas con Trump no podría hacer la diferencia.
    5. Para hacer una huelga hay que superar a Mella, el que derritió a la Modotti… (no encontramos perfiles parecidos en la juerga).
    6. Si la calle es del pueblo, pues el barrio también.
    7. Las redes no son Cuba, por más likes que tengas (revisa de dónde vienen para que no te marees). 8. Aunque te disguste, la prensa cubana dice siempre la verdad, léela.
    9. En Cuba la verdad es más grande que una lata de atún.
    10. Confirmado: Para algunos la disyuntiva es: Visa o Muerte, Viajaremos. Cantan bien, pero escriben mal.
    11. En Cuba la política no cabe en la azucarera, ni se desliza por el tubo del striptease.
    12. Si lo tuyo es la coriza pandémica y dolarizada, escoge: PCR o PNR.

Deja un comentario