Larga y penosa enfermedad

por Jorge Fernández Era
2092 vistas
Enfermedad

―A ver, qué tiene.

―Ay, doctor, estoy preocupada, he cambiado mucho. Si me ve hace veinte años no me reconoce. No hablo de envejecimiento, sino de un cansancio mental que me hace dudar de todo, hasta de las siempre estelares informaciones del estelar. Yo era de las que acudía a todos los llamados, mi lema era «A la hora que me llamen voy». Lo mismo me podía localizar en un trabajo voluntario luchando la jabita del mes, que en un mitin de repudio contra uno que arguyó que, si el futuro de la patria era un eterno Baraguá, al menos teníamos garantizados los mangos.

Pero algo en mí comenzó a cambiar: me molesto por cualquier cola, no importa si organizada, en las que se resuelve un paquete de perritos en cuatro horas. En ese tiempo me la paso criticando la gestión del gobierno, me ha dado por echarle con to a los encuentros diarios del presidente y del primer ministro con representantes de la economía y la ciencia, sin colegir que en este planeta Tierra no hay gobierno que se reúna tanto como el nuestro para analizar los problemas de la tierra hecha tierra, del fango por el fango…

¿Ve que se me escapa la escéptica que llevo dentro? Puede aquilatarlo en las inflexiones de voz, en los entresijos de mi verbo… Es un veneno que llevo conmigo, una incapacidad genética de discernir hasta dónde el no mirarse por dentro limita la búsqueda de soluciones a los problemas. Está claro lo que asegura la dirección del país con cada lineamiento que se revisa, cada resolución que se aprueba: estamos como estamos porque no hemos sabido desentrañar las sabias orientaciones que emanan desde arriba, a pesar de tenerlas siempre a mano.

Fíjese hasta dónde ha llegado mi inmadurez política que la semana anterior paso por la pescadería de la esquina de Toyo y qué veo: troncho de aguja. A mí me cuadra la totalidad de lo que se mueve bajo el agua, y esos bichos tienen una masa muy parecida a la carne, no sé si se acuerda de la carne. Me quedé patitiesa con el precio: ¡341 pesos el kilogramo!, o sea, 14,20 dólares según la Tasa de Ordenamiento de Murillo.

Pregunté no fuera a ser que estuvieran vendiendo la última aguja que pescó Hemingway al norte de Cojímar, pero no, imposible, no hay manera de que se conservara fresca, cuando aquello no existían esos refrigeradores Haier tan buenos que todavía nos están cobrando. ¿Por qué no un tin más barata, vaya, a 340? ¿Acaso ese peso extra es el derecho a ensartarla?

La única explicación al precio abusivo y especulador ―que me perdonen los trabajadores por cuenta propia por el uso de términos solo concernientes a su proceder― es que estén trayendo la aguja desde la península de Kamchatka, entre los mares de Ojotsk y de Bering, como quien va pa Corea. Yo creo que más bien la obligan a venir por sus propios medios, porque en España el kilogramo de filete de aguja anda por los siete euros, dudo que traerla desde la península ibérica sea más difícil que comprarla en Toyo y llevársela a mi mamá a Campo Florido.

Perdone si me voy por las escamas, pero es que esa aguja me hinca, ayer todavía la estaban vendiendo, y es lo que le expongo: soy incapaz de calibrar que, si aún está en tablilla y las leyes del mercado no han podido mellar su existencia en los inventarios de la pescadería barrial, es porque Santos Suárez apuesta por el desarrollo sostenible, con una población de un poder adquisitivo cada vez más en la cúspide, segura de que ese producto de gama alta, vendido en establecimientos de gama subterránea, jamás se agotará…

¿Ve, doctor, que no está en mí, que es más fuerte que mi otrora intransigencia revolucionaria? Dígame qué hago con este mercenarismo que despunta juguetón en mi prosa.

―De momento, descargue de Cubadebate la aplicación con los documentos de la magna cita de los comunistas cubanos. Cada ocho congresos, perdón, ocho horas, léase las intervenciones de…

―¡¿Y si no mejoro?!

―Si nada le hace ese tratamiento, regrese: la remitiré al Calixto.

23 comentarios

Alain 30 mayo 2021 - 8:08 AM

Jajajaja…genial. 👏👏👏

Damian 30 mayo 2021 - 8:22 AM

Buenísimo

Observador 2021 30 mayo 2021 - 9:12 AM

Muy pero muy bueno. Con sátiras como esta, que ojalá la respalden con su apoyo los foristas, queda constancia de que el ridiculo discurso oficial tiene tal grado de inconsistencia y cinismo que insulta la inteligencia ciudadana. Aunque los entusiastas miembros de la prensa e intelectualidad oficialista lo consuman con deleite.

maria teresa 30 mayo 2021 - 9:16 AM

Mi vivo retrato, sufro del mismo mal y el medicamento en falta.

Rolando 30 mayo 2021 - 10:42 AM

He llorado de alegría y dolor. Propongo Jorge Fernandez Era para el Premio Nacional de Humorismo….
Antes de que lo ingresen en el Calixto

O. Roca 30 mayo 2021 - 10:05 AM

Genial como siempre. Ningún análisis académico reflejaría mejor la realidad.

Orl 30 mayo 2021 - 10:07 AM

Mí comentario ha sido recibido.
Orlando dijo:

Si ya no reportan bien ni siquiera que día es hoy. ?Como creer en las cifras de enfermos y muertes?

Copio:

Al cierre de este viernes, 28 de mayo, Cuba reportó 1 188 nuevos casos de COVID-19, diez fallecidos y 1 449 altas médicas, según…

Al cierre de este viernes, 28 de mayo, Cuba reportó 1 079 nuevos casos de COVID-19, siete fallecidos y 1 111 altas médicas, según…

Juan Escandell 30 mayo 2021 - 10:07 AM

Muy bueno y que sirve para mejorar la salud riendo aunque retrate la triste realidad pero no queda de otra como dijera el filósofo Lao Tze .

Wanda 30 mayo 2021 - 10:17 AM

Jajaja muy bueno

Orl 30 mayo 2021 - 11:55 PM

Juana dijo:
Lo que no se entiende es que si ya Obama quito la llamada Ley Asesina de pies secos, pies mojados, por que los cubanos siguen saliendo de Cuba exponiendo sus propias vidas si #CubaSalva y #SomosContinuidad.

SPOC dijo:
Esa misma pregunta me hago yo, no entiendo nada.

RESPONDE
No, no :
Coño juana, la tiraste buena

Nat 30 mayo 2021 - 10:19 AM

Maestro Era, sencillamente cerró usted las cortinas de la obra. ¡Ovación!

Yeyo 30 mayo 2021 - 10:24 AM

Muy refrescante. Gracias

Irene 30 mayo 2021 - 10:41 AM

Excelente sátira. Lástima q sea a costa de nuestra triste realidad.

Sofia. 30 mayo 2021 - 12:13 PM

Jorge Fernández Era . Estimado SEÑOR con mayúscula , su sátira es genial,
además casi real, a lo largo de mi vida he visto personas asi como Ud describe,
hoy participan en un acto de repudio y mañana en una cola de la Oficina de Intereses
de los EE.UU, Dicen: no tengo un kilo prieto y están diariamente en una cola de la
tienda en MLC y alli que yo sepa, nada se vende en kilos prietos .Los gordos dicen
hay que clase de hambruna tenemos y pesan entre 200 y 300 libras. Gracias al blog
de LJC y su gran colectivo.

Sanson 30 mayo 2021 - 2:06 PM

Los comentaristas preguntan constantemente en este y otros sitios como es que con toda la escases existente en todos los reglones en Cuba, la cupula militar sigue construyendo fastuosos hoteles sin parar. Como se quejan del bloqueo para justificar que no podran vacunar a toda la poblacion, ni siquera con esas vacunas que aun no han sido reconocidas por los organismos acreditados en el Mundo y siguen invirtiendo dinero y esfuerzos en la construccion de estos hoteles vacios.

Creo que quieren negociar con el gobierno americano una paz economica que los beneficie a ellos aunque seguramente seguiran tupiendo al pueblo con la trova del «bolqueo».No me extranna porque siempre pense que estos negociantes de pacotilla estan analizando ahora la fase de pasar a la etapa de legalidad que les asegure poder borrar el pasado mafioso con el que se hicieron de todos los bienes en Cuba y hacer negocios con USA mostrando algo como anzuelo. . Nada nuevo. Referirse a la novela «El Padrino de M. Puzzo.

Esta faceta de negar la informacion al oueblo de a pie y seguir con su Patria o Muerte, Socialismo o muerte Venceremos!, es comun de esa crapula desde el principio. Lo mismo hicieron cuando los rusos y el gobierno de JFK despues de la crisis de Octubre firmaron el documento en el que Estados Unidos aseguraba que no invadiria a Cuba si se retiraban los cohetes nucleares cosa que los Norteamericanos han cumplido hasta el dia de hoy.

Nunca fue informado claramente al pueblo cubano ni en la prensa ni en los cansones discursos de Castro que siempre daban la impresion de que al dia siguiente los americanos intentarian desembarcar en la Isla.

ManuelFigueredo 30 mayo 2021 - 2:11 PM

Una critica muy acertada. Está hecha para ellos,para los que mal gobiernan a una patria que no se lo merece. Les llegaría hasta lo más profundo del corazón,claro está,cuando hay corazón y vergüenza y es lo que les falta.Pobre Patria mía la están haciendo pedazos.

Juan Alberto 30 mayo 2021 - 2:39 PM

Al Calixto no por favor…….

mepiamo 30 mayo 2021 - 5:26 PM

Todos nos vemos en ese espejo.

Manuel* 30 mayo 2021 - 5:38 PM

El problema de dejar de creer con mucha fe en una idea es que eso puede dejar un vacío que no se llena con nada. Puede conducir al cinismo y a la apatía. El reto consiste en sustituir la fe incondicional en el sistema con la fe incondicional en Cuba y los cubanos. En época de dudas hay que preservar la ilusión por difícil que resulte.

MARLENE AZOR HERNÁNDEZ 31 mayo 2021 - 6:13 AM

Por eso me fui de Cuba.Este pronunciamiento es una falta de respeto’: académicos cubanos responden a LASA
Numerosos académicos cubanos renuncian a su membresía en LASA tras la publicación de un polémico comunicado.
DDC
Madrid 30 Mayo 2021
La publicación de un polémico comunicado por parte de la Asociación de Estudios Latinoamericanos (LASA), en el cual muestra «preocupación» por «el trato que reciben académicos y académicas, intelectuales y artistas en Cuba» mientras condena al «bloqueo» de EEUU, causó indignación en una parte de la comunidad académica cubana.
Guillermina de Ferrari, especialista en Literatura y Cultura Visual Caribeña en la Universidad de Wisconsin-Madison e impulsora de una carta que recopiló más de 300 firmas en la que se solicitaba a la organización que condenara las violaciones de derechos humanos en Cuba, anunció su renuncia a LASA.
«Es simple. Los derechos humanos o se respetan o se violan. No hay grises. Por eso renuncio hoy a la membresía de LASA», escribió la académica, autora de importantes investigaciones en el campo de las artes y las letras cubanas y del Caribe.
El profesor del Departamento de Español y Portugués de New York University (NYU), Walfrido Dorta, también anunció su renuncia a LASA, a la que calificó como una «vergüenza de institución». «Vergüenza para los académicos que callan y pasan de lado ante la evidente violación de derechos humanos en Cuba», agregó.
Francisco Morán, profesor de Literatura Hispánica en Southern Methodist University, también renunció a la asociación tras afirmar que «LASA no puede presumir de apoyar los derechos humanos mientras siga aliándose a la política opresiva del Estado cubano».
«Si LASA no puede tomar una posición firme ante Cuba, y permite ser rehén del chantaje del bloqueo, no veo como mi lucha contra el racismo, la falta de libertad, y la discriminación en todas partes y en todas sus formas, pueda justificar mi permanencia en LASA sin avergonzarme», finalizó.
También el escritor y académico puertorriqueño Juan Carlos Quintero Herencia afirmó que renunciaría a su membresía en la asociación, sobre la cual afirmó que «no ha hecho un gesto distinto o en otra dirección hace años», por lo que dijo no tener «esperanza ni paciencia ya».
El periodista cubano José Raúl Gallego también confirmó su salida de LASA «después de ver la respuesta cobarde, cómplice y abyecta de la directiva (…) a la solicitud hecha por un grupo de académicos que pedimos a la institución que condenara la ola represiva que están viviendo nuestros compañeros en Cuba».
Thalía Díaz Vieta, quien se ha desempeñado como profesora de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, también confirmó su renuncia a LASA. «No veo nada justo ni inclusivo en este comunicado, por el contrario, mucha complicidad con un poder represor y demasiada vergüenza», escribió.
Otra intelectual que anunció su salida de LASA fue Mabel Cuesta, escritora y profesora de Literatura Hispano Caribeña en la Universidad de Houston.
«La respuesta de LASA a la petición de un grupo de sus miembros para que la institución condenara los abusos a los derechos humanos de artistas y gente que piensa diferente al Gobierno cubano dentro de Cuba es una burla de las peores. Que no fueron capaces siquiera de disimularla», afirmó el investigador Hugo García González, de la Western Washington University.
El politólogo por la Universidad de La Habana e historiador por la Universidad Veracruzana, Armando Chaguaceda, escribió: «La declaración de LASA en respuesta a 300 académicos sobre la situación en Cuba es un ejercicio calculado de equilibrismo político. Es como si, ante el asesinato de Floyd, hubiera que invocar dos veces la (real) injerencia rusa, invisibilizando las responsabilidades de elites e instituciones estadounidenses en el racismo sistémico».
El historiador cubano Rafael Rojas, por su parte, dijo que «es bueno que LASA llame al fin del embargo. Pero no es buena la vaguedad con que se pronuncia sobre violaciones concretas a derechos humanos como el arresto de Otero Alcántara, el encarcelamiento arbitrario de Maikel Osorbo y los procesos contra los manifestantes del 30 de abril».
María Antonia Cabrera Arús, profesora de New York University, calificó al comunicado como «alucinante y bochornoso», y agregó que «más de 300 cubanistas y latinoamericanistas miembros de la asociación piden que esta se pronuncie contra la violación de los derechos humanos en Cuba, como ha hecho con relación a similares problemáticas en casi todos los demás países de la región, y se baja con esto».
El sociólogo e historiador cubano Haroldo Dilla también se mostró indignado con el texto, por lo cual afirmó que «LASA es una gran feria que sirve para ver algunas personas interesantes, y como envejecen otras alimañas que no se pierden ni un solo congreso, pues es la oportunidad de una ducha lúdica y ganar algunos dólares que sirven para cuestiones como arreglar la cocina, comprar zapatos para los muchachos o comprar picadillo».
«Yo firmé la carta, pero esperaba esto: para algunos miembros de LASA Cuba es tema sentimental, para otros no interesa, pero conviene, y por eso nadie quiere que se corten los vínculos con una ‘academia’ cubana que funciona como delegación gubernamental», agregó.
La investigadora y promotora cultural cubana Hilda Landrove, residente en México, calificó al pronunciamiento como «una falta de respeto», y dijo que «no solo no responde el reclamo de sus miembros de posicionarse sobre la oleada represiva de los últimos meses, sino que la justifica con el bloqueo estadounidense».
El académico estadounidense Ted Henken, doctor en Estudios Latinoamericanos por la Universidad de Tulane, dijo que LASA «finalmente rompe el silencio con una débil e indirecta declaración ‘preocupación’ sobre abusos de derechos humanos no especificados en #Cuba (nada acerca de la dictadura haciendo el abuso) mientras gasta la mayor parte de su tinta una vez más condenando al Gobierno estadounidense.
La académica venezolana Iria Puyosa, integrante de LASA, calificó de «vergonzosa» la declaración y recordó que «lo que demandó la membresía fue denunciar ‘los abusos contra los derechos humanos en Cuba'».
El pronunciamiento de la institución se produjo más de 20 días después de la publicación de la carta abierta suscrita por más de 300 académicos e intelectuales exigiéndole una denuncia ante los constantes abusos contra los derechos humanos en Cuba.
No obstante, en el texto la entidad estadounidense responsabilizó a Washington en dos ocasiones por la imposición de sanciones a la Isla, pero no hizo mención alguna al Gobierno cubano ni a su responsabilidad por las violaciones de derechos humanos en Cuba.
LASA, con sede en Estados Unidos, es la asociación más grande de académicos especializados en estudios latinoamericanos. Fundada en 1966, agrupa a más de 12.000 estudiosos, de los cuales un 45% residen fuera de los Estados Unidos, de ellos el 36% en Latinoamérica y el Caribe.
Se espera que en los próximos días se produzcan más pronunciamientos y renuncias a la asociación.

VIRULO 1 junio 2021 - 5:23 AM

Ehhh, ¿¿pero qué está pasando aquí?? Si todo el humor de Cuba se acabó cuando yo me fui.

andresdovale 2 junio 2021 - 9:41 PM

Considero que es válida la forma humorista de abordar uno de los problemas más serios que estamos enfrentando los cubanos, sobre todo los de a pie, los trabajadores, por la agudización de la crisis económica que padece nuestro pueblo desde 1962, agudizada después del derrumbe del falso socialismo en la mayor parte de los países que lo padecieron en la década de los 90 del siglo pasado y agravada en grado extremo como consecuencia de la pandemia de la Covid-19 y las sanciones impuestas por el gobierno de Trump, ante la negativa de la Burocracia dominante en nuestro país a respetar los derechos económicos, políticos y sociales violados desde hace 61 años y en este año por la aplicación, sin consulta previa a nuestro pueblo, de la Tarea Ordenamiento, que ha causado una devaluación de nuestra moneda y una inflación con subida de precios hasta más de 20 veces en algunas productos de la canasta básica. Para poner un ejemplo un Kg. de leche en polvo que costaba 5.20 CUC, ante su ausencia por más de cuatro meses, se ha llegado a cotizar en el mercado negro a 500 CUP, es decir el equivalente a 20 USD y una libra de tomate 🍅 que costaba 3 CUP ahora, cuando aparece, cuesta 15 CUP.

Alberto 4 junio 2021 - 3:08 PM

Excelente. Me quito el sombrero ante un humor tan brillante y cuyo autor no sea Virulo, el mesías que nos dejó sin reirnos mientras cumplía misión en México.
Jorge mucha salud para usted.

Los comentarios están cerrados.