El Globo

(Imagen: Wimar Verdecia)

Compañero secretario general de la Organización de las Naciones Unidas:

Cuba asiste a esta Convención Mundial sobre la Inflación con índices no alcanzados por nación alguna. Mientras otros gobiernos se alarman por el decrecimiento del comercio, la pequeña isla del Caribe que represento da pasos acelerados por regresar al trueque. Los vendedores particulares comercializan los productos a dos y tres veces el precio con que los adquieren, de ahí que el Estado les abra expedientes judiciales y los acuse de plagio.

Acaba de ser aprobado el proyecto de Ley de Soberanía Alimentaria y Seguridad Nutricional, que regula la organización de los sistemas alimentarios locales y sostenibles, los cuales articulan de forma intersectorial e interinstitucional la producción, transformación, comercialización y consumo de alimentos, además de recoger precisiones relativas a la calidad e inocuidad de la masa de croquetas y el regreso de la gallina decrépita.

El gobierno norteamericano aprovecha que en nuestro país hay ciertas dificultades con los alimentos, las medicinas, el transporte, la vivienda, la electricidad y algunos pocos cientos de rubros económicos para promover la subversión, representada por unos ínfimos miles de jóvenes que no se dan cuenta, porque no quieren, del luminoso futuro que tendrán reservado sus hijos, sus nietos y, sobre todo, sus bisnietos.

Algunas cositas nos quedan por resolver, como la eliminación de 89 496 pisos de tierra. Fueron parte de un experimento de siembra tipo invernadero. Solo hoy, con un sistema de gobierno de ciencia e innovación, nos hemos dado cuenta de que las viandas y los vegetales es mejor sembrarlos fuera de casa, en patios, parcelas y macetas.

Están pendientes de solución además 48 293 afectaciones a las viviendas producidas por ciclones, tornados y vientos plataneros, algunos con fases recuperativas que duran ya más de treinta años.

Los cuadros estamos en los barrios, conversamos de frente con las personas, no prometemos lo que no podemos lograr, pero acompañamos al pueblo y demostramos que pueden hacerse más cosas, y que si no se hacen es porque estamos en los barrios, conversando y acompañando al pueblo.

En Cuba «vivimos horas extendidas de sudor». Allí encontrarán ustedes «un hormiguero humano, fruto de la motivación popular. Los barrios visten nuevos colores, se benefician madres de prole copiosa y se compra en puntos de venta que se nutren del esfuerzo, la savia y el decoro de los campesinos para con su pueblo».

Es un país que «revoluciona los tiempos y no deja morir la gloria, el encanto, la poesía y el lirismo»… de sus periodistas, que le abren los ojos y les dicen solo la verdad a quienes «han caído víctimas de la intoxicación política y la polarización de los medios de comunicación y las redes sociales digitales, donde la burla, el escarnio público, la imposición de una sociedad vacía, frívola, llena de memes y absurdos retos crean tendencia todos los días, donde la tecnología e internet han secuestrado a no pocos con cortinas de humo que no dejan ver la luz del sol».

Sepan ustedes, representantes diplomáticos del mundo entero, que en mi isla se lucha por eliminar todo vestigio de discriminación por motivo de raza, género, preferencias sexuales y hasta por uno que ha surgido con mucha fuerza en los últimos años, que es la discriminación basada en el tamaño, la forma y el aspecto de los ombligos.

Desde el inicio de la pandemia, la fortuna de los diez hombres más ricos en el globo terráqueo se ha duplicado, al tiempo que más de ciento sesenta millones de personas han caído en la pobreza. Ninguno de ellos es cubano. Ningún rico digo. A pesar de ello la esperanza de vida de mis compatriotas alcanza los 78 años, y en cargos de dirección sobrepasa los 90.

Como bien ha dicho Juventud Rebelde, «El jinete sin riendas de la inflación, el otro golpe contundente ocasionado por la pandemia, señorea a nivel internacional para machacar aún más al consumidor, especialmente al más vulnerable. De esa realidad no han salido ilesas ni las economías más prósperas, con Estados Unidos a la cabeza».

Agrega el Granma que, en el país del norte, «quienes dirigen los establecimientos no ven una solución a corto plazo, mientras los compradores, descontentos, han dado rienda suelta a su frustración en las redes sociales», y «la población sufre el pánico de la escasez y acude a acaparar, lo cual contribuye a una mayor y rápida disminución de las ofertas».

Cuba, en ese afán de compartir lo poco que tiene, regalar lo que no debe y —como dijo el poeta— dar hoy el desayuno para cobrarlo mañana, anuncia en este foro de las Naciones Unidas estar dispuesta a brindar su ayuda en tiendas y bodegas norteamericanas con trabajadores de Comercio Interior y miembros de Brigadas contra Coleros unidos en contingente.

Nos critican por la existencia de las tiendas en moneda libremente convertible porque, según nuestros adversarios, la mayoría del pueblo gana en pesos cubanos y no posee dólares para acceder a los productos que en ellas ofertamos. ¡Nadie cuestiona la triste realidad de que, en Estados Unidos, se vende todo en esa moneda!

Textos relacionados

Víctimas, mártires y héroes

El miedo que les devora el alma

¿De qué victoria habla el Presidente?

13 comentarios

Barba E Truk 30 enero 2022 - 10:22 AM
Esta entrada solo demuestra que se debe seguir trabajando intensamente. No sé qué tendrá que decir el compañero Fernandez Era sobre esto que sigue. Mi modesta sugerencia es que reflexione Le advierto que no se haga el chistoso. Ya somos capaces de producir los alimentos y las riquezas materiales que necesitamos con el esfuerzo y la inteligencia de todo nuestro pueblo. Ya estan creadas las bases para que empiecen a comer masivamente Moringa Oleífera y la Morera con independencia de edad y sexo. Tampoco renunciaremos a seguir siendo una potencia medica y deportiva
Marcel 31 enero 2022 - 4:40 PM
Qué lástima que este sitio sea honesto, pues así se libra hoy de cuarenta ofensas mías, así de fácil.... fíjese usted, que casi se me salen solas y los dedos locos por cantárselas. Usted es el prototipo de robot estatal, creado para decir las mismas plantillas que estoy escuchando desde que nací, y créame que ya peino canas. ¿No le da vergüenza escribir tanta cáscara y estamparlas aquí, mientras el pueblo se muere de hambre y cansancio, los que están libres, pues una enorme cantidad de jóvenes están presos por decir lo que piensan. Me encanta su final: No renunciaremos ser una potencia “ ..... potencia qué, policial ? Está claro , somos una potencia policial y represora. Vamos a dejarlo aquí, porque de verdad que tengo ganas de decirle dos o tres cositas ofensivas.
El inagotable, Orlando J Martinez 30 enero 2022 - 11:40 AM
Mi historia personal. Estudiante de la U de la Habana, andaba con los tres tomos del Capital en una mochila y la Historia Critica de la Teoria de la Plusvalia debajo del brazo. La teoria economica se me da bien Al graduarme entre los primeros de mi promocion y empezar a trabajar en un centro considerado de excelencia, pense que tendria, al menos, libertad academica. Citando a Monterroso Cuando desperte, el dinosaurio todavía estaba allí.
Edgar 30 enero 2022 - 5:31 PM
Tu comentario me transporta inevitable a mis primeros años de trabajo. El choque con la. realidad de los dinosaurios fue casi mortal, no para los dinosaurios, esos son como las pirámides que hasta el tiempo les teme.
Martha L.Bayón Sosa 30 enero 2022 - 11:45 AM
Compañero Fernández Era si usted quiere ver los logros de la revolución, incuestionables por cierto, tiene que venir a las calles paralelas al Hotel Tulipán, allí se han construido unas casitas muy modestas, de dos plantas, cercas perimetrales, pintaditas, perros de raza, con parqueos y sus correspondientes carritos. destinadas al "pueblo uniformado" (UECM-Villa Clara), resultados de la inmigración interna ordenada y autorizada, coincidentemente, naturales de Villa Clara; mientras, a su alrededor se derrumban o están a punto de ello, los famosos minfares y los pastoritas, cuyo personal cuidó durante años con amor y desinterés al Co. Fidel, la continuidad nos abruma. El contraste es estremecedor. Sin duda, "...con todos y para el bien de todos".
Manuel Figueredo 30 enero 2022 - 12:08 PM
Estamos luchando por ser un país desprovisto de la Flora y La Fauna, por lo menos ya no tendremos Moringa y Caimanes, de la Jutia Conga no digo nada, pues ya prácticamente la tenemos borrada del Archipiélago. Estimado Jorge Fernández Era con todo lo que me has dicho y con todo lo que te cuento, creo que ahora sí estamos construyendo el socialismo, por lo menos, su fase inicial que es la época de las cavernas.Un saludo.
mepiamo 30 enero 2022 - 2:33 PM
Las jutias las cazaron con trampas compradas en el extranjero (muy eficientes), y las furnias las taparon con grandes rocas; así, los posibles alzados morirían de hambre y sed en poco tiempo.
El inagotable, Orlando J Martinez 30 enero 2022 - 1:03 PM
A ver, sigo contando. Seminarios, simposiums, asesorias a mediano y alto nivel, conferencias a diversas provincias. Almuerzos en salones de protocolos y en el Palacio de las Convenciones. Camarones, langostas, jugos Taoros, etc. etc. El viaje al extranjero me lo demoraron unos años. Soy muy rebelde. Pensaban que al primer chance podia desertar en Montreal, Madrid o en el aereopuerto de Francfurt del Meno durante una escala tecnica. ¡Hay gente tan desconfiada!
El inagotable, Orlando J Martinez 30 enero 2022 - 1:54 PM
Copio Es recomendable hacer una selección de lecturas de las obras más importantes de la teoría revolucionaria. La divulgación de estas obras debe ir acompañada de seminarios, cursos y talleres de debates. El Centro Fidel Castro se encuentra en la actualidad elaborando las obras escogidas del Barba E Truk.
Edgar 30 enero 2022 - 5:20 PM
Ironía para disfrutar Muchas gracias
Rolópez 69 30 enero 2022 - 6:02 PM
Dijo el comandante Frías Que es muy bueno el avestruz Y que el cocuyo da luz Cuando ahorramos energía. Me enteré que una jutía Del municipio Placetas Se robó una bicicleta Y se escapó con caimán, Porque el mes que viene van A darlos por la libreta.
El inagotable, Orlando J Martinez 30 enero 2022 - 6:28 PM
Una de las funcionarias de inmigracion canadiense, me pregunta en 1985. ¿A que se dedicaba? Una pinchita de jamon. Profesor-investigador de la U de la Habana. ¿Usted cree que pueda revalidar mi profesion o es cierto que me voy a tener que dedicar para siempre a limpiar inodoros o a trabajar como bartender en un bar de mala muerte sirviendole wiskies a los borrachos ? Me respondio encogiendose de hombros ¿Que dinero trae? Veinte coronas checas. ¿Cuanto es eso? Eso aqui no vale. ¿Y su equipaje? ¿Ve aquel avion que despego? Los hijoputas se llevaron mi maleta para Checoeslovaquia. Usted tiene que ser muy valiente para quedarse aqui con las manos vacias y sin conocer a nadie. Mi padre esta en los EE UU, se hizo ciudadano y tiene un buen empleo, pero no me quiere ver ni en pintura porque soy muy comunista. Dice "ese comemierda anda para arriba y para abajo con un libro de Marx ya debe haber echado pa'lante a una pila de gente" Soy muy cobarde. Me tenian en las Milicias para enfrentar una invasion estadounidense que esta a la vuelta de la esquina. Pones la television, la radio, lees un periodico , vas a ver una peli a un cine y es: Fidel, Fidel, Fidel. Me despertaban de madrugada para hacer guardias y practicas militares. No me gusta como suenan los tiros. Disparas y te llenas de polvora Te dejan sordo ¡Bang, bang, bang! Mas nunca en mi vida voy a usar una pistola. Me equivocaba. Cuando perdi todos mis empleos de oficina en la Florida, tuve que meterme a transportar valores como guardia de seguridad y debi disparar una Glog austriaca.
El inagotable, Orlando J Martinez 30 enero 2022 - 10:50 PM
Mi comentario ha sido recibido. O dijo: Copio Lo que hoy vale 3 pesos, mañana puede valer 9, pero repito que esa no es solo una situación de Cuba. ___ ¡Ay! ¡QUE ALEGRIA ME DA SABER QUE ESTOY BIEN ACOMPAÑADO!

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario