27 C
Havana
viernes, octubre 23, 2020

La cultura de agresividad contra Cuba

Esteban Morales Domínguez
Esteban Morales Domínguez
Profesor Titular, Dr en Economía, Miembro de la Academia de Ciencias

El 30 de abril de este año 2020, con alevosía y nocturnidad, un individuo de origen cubano hizo fuego con un fusil AK-47 sobre nuestra embajada en Washington. Existiendo antecedentes de actos en que diplomáticos cubanos han perdido la vida en los propios Estados Unidos.

La línea de argumentación, con que nuestro Canciller Bruno Rodríguez Parrilla, en la posterior conferencia de Prensa, critica al Gobierno de los Estados Unidos, es de un lógica férrea, impecable e implacable. Es que la lógica de nuestro canciller tiene su base, en la historia de cómo ha sido la actitud y política del gobierno de los Estados Unidos en sus relaciones con Cuba.

En el año de 1958, ya el presidente Eisenhower, hacia planes para frustrar el triunfo de la revolución cubana. Había infiltrado las filas revolucionarias, con varios agentes de la CIA, trabajando desde dentro, para evitar a toda costa que la revolución llegara al poder. Ante el fracaso, ya en 1959, se estaban fraguando en la oficina de la Casa Blanca, los planes para asesinar a los líderes de la revolución: Fidel, Raúl y El Che.

Se trata de una historia muy larga hasta hoy, que después de más de sesenta años, no ha dejado de contener las mismas intenciones. Miles de actos de terrorismo desde el propio año de 1959. Asesinatos, bandas terroristas en el Escambray, asaltos a poblados costeros, la invasión por Giron, Plan Mangosta, ataques a nuestras sedes diplomáticas, intentos de invasión a Cuba, ataques biológicos, y otros.

Todo lo cual se ha complementado con las agresiones radiales, televisivas e ideológicas en general. Las acciones abiertas y encubiertas contra Cuba, tienen un largo expediente imposible de abarcar. Las pérdidas de vidas humanas se cuentan por miles y las materiales por cientos de miles de millones de dólares. Entonces, ¿Cómo no tomar en cuenta todas estas acciones de la política norteamericana, durante más de 60 años?

No se trata solo de agresiones y mucho menos aisladas. Trátase de que las administraciones norteamericanas, al permitirlas e incluso planificar muchas de estas acciones contra Cuba, han contribuido a generar una cultura, en la que agredir a Cuba cuenta siempre con el apoyo del gobierno estadounidense. O qué es el bloqueo, sino tratar de generar alrededor de Cuba un cerco internacional para impedir que nuestro país, logre ocupar el lugar, que, por derecho propio, le corresponde en las relaciones internacionales.

Del mismo modo en que Cuba ha sido siempre vista, en la cultura política norteamericana, como parte del territorio continental de los Estados Unidos; así también, todo lo que se ha hecho contra Cuba se justifica, siendo esa la cultura que todas las administraciones norteamericanas han pretendido mantener y alimentar con relación a Cuba.

Es decir, que agredir a Cuba, ha llegado a formar parte de la cultura política de ciertos sectores dentro de la sociedad norteamericana y prácticamente todas las administraciones de Estados Unidos. Por supuesto, que hay mucha gente, tanto fuera como dentro de los Estados Unidos que no aceptan o comparten esa lógica agresiva. Pero por muchos años, las administraciones norteamericanas, se han encargado de crear los grupos que la sustentan. Tanto dentro de la comunidad cubana en los Estados Unidos, como entre sus aliados a nivel internacional y en algunos sectores de la sociedad norteamericana, en particular dentro del partido republicano y otros sectores que se identifican con los intereses de una política agresiva contra Cuba.

Cuando Trump llega a la presidencia, se encuentra con que la lógica agresiva para tratar a Cuba está muy deteriorada. La administración Obama había contribuido a cierto desmontaje y logró avanzar en relaciones positivas. Por lo que trata entonces, de reconstruirla a partir de su discurso de toma de posesión en Miami, recibiendo el aliento de los sectores más agresivos y reaccionarios dentro de la comunidad cubana en los Estados Unidos.

Desde entonces, Trump se compromete a dar marcha atrás a todo lo que con la administración Obama se había logrado avanzar. Volviendo a canones de agresividad, existentes antes de Obama, e incluso más atrás. Por lo que el asalto de abril de este año contra la embajada cubana en Washington, D.C. se puede considerar como parte de esa revitalización de la cultura de la agresión contra Cuba, por demás, claramente alimentada por la política agresiva de Trump contra nuestro país.

Trump o Pompeo, no pueden dar respuesta a las preguntas formuladas por nuestro Canciller, porque tendrían que atreverse a negar un conjunto de argumentos históricos, irrefutables, lo que solo les haría caer en el ridículo. Sobre todo, porque lo que señala el Canciller, ha formado parte de los discursos más estúpidamente agresivos, por parte de ambos.

Es que la administración de Donald Trump, está agarrada en una trampa, alimentada por su propia actitud de agresividad contra Cuba, que un conjunto de grupúsculos y personalidades contrarrevolucionarias, como Marco Rubio, Díaz Balart y otros de poca monta, financiados, utilizan, sintiéndose parte de una política, que los apoya y les concede “sotto voce”, el derecho de realizar acciones contra Cuba que saben tienen el apoyo de Trump y su administración.

Por eso, nuestro Canciller despliega esa lógica, en que se sabe que el propio ambiente creado por la administración Trump, genera y apoya, acciones contra Cuba, como lo ha sido el atentado a la embajada.

Por lo que es posible asegurar, que mientras Trump esté en la Presidencia, son esperables acciones de ese tipo, tanto dentro, como fuera de Estados Unidos. Debiéndose contar también, con el estímulo que ello representa para gente, que habiéndose sentido sin empleo, quieran volver a utilizar la actividad contrarrevolucionaria, como lo que ha sido siempre, un modo de enriquecerse haciéndole daño a Cuba.

Trump no se cansa de acusar a la isla, ahora la vuelve a llevar a la lista de países que no colaboran con la lucha contra el terrorismo. Pompeo, por su parte, no puede hacer más para tratar de desprestigiar la labor médica internacionalista y solidaria de Cuba.

Por lo que nuestras embajadas en el exterior y otras misiones internacionales, como nuestras brigadas médicas en particular, deben cuidarse mucho, para no ser objeto de esos actos terroristas, a los que la administración de Trump, tratan de crearles el contexto más favorable posible.

20 Comentarios

  1. Morales, es cierto que la política agresiva de los gobiernos de EEUU contra nuestro país, es innegable e irrefutable, pero creo que culpar a una administración porque un loco arremete con un fusil contra una sede diplomática es demasiado, primero es un acto cotidiano en ese país, en parques, cines, escuelas, creo es un mal social de fondo, da igual que sean negros, homosexuales, niños, solo hace falta una mente enajenada que quiera tener unos días de fama para que sucedan estos actos. Por otra parte opino que debemos tratar a los que piensan diferente con respeto, aunque sean nuestros enemigos, no dejamos de llamarlos grupúsculos, contrarrevolucionarios, y otros epítetos, cuando sólo son personas que ejercen su derecho a no estar de acuerdo con algo. En varias ocasiones nuestros líderes han pedido que se nos respete, que se nos trate de igual a igual, es lógico y justo, que no se entrometan en nuestros asuntos internos, nos lo merecemos, pero tenemos que analizar cual ha sido nuestra postura hacia otros países de la región con respecto a la injerencia, menciono Venezuela, Bolivia, Nicaragua, y así la lista continúa. Vamos a reflexionar y ser auto críticos, y para no ser ambiguo declaro que me refiero al entrenamiento en nuestro país de guerrilleros.

    • Luis, sucede que en esta guerra, los epítetos también son armas. Del lado de allá nuestros gobiernos son regímenes, nuestros gobernantes, dictadores; nuestra policía, fuerzas represivas; nuestros médicos, agentes castrochavistas. Colocar etiquetas puede ser un acto de agresión o defensa.

      • Regímenes, dictadores, fuerzas represivas…dígase la verdad aunque sea motivo de escándalo.

      • Ninguna de las palabras que usted relaciona en su comentario puede considerarse como un insulto, en mi opinión. Régimen es el sistema político establecido en un país determinado. En Estados Unidos o Europa hay regímenes en cada país, por ejemplo. Que estos sean democráticos y ell impuesto en Cuba sea autoritario, ya es otra cosa. Pero tampoco nada hay de incierto. en Cuba no existe democracia así que no hay por qué ofenderse. Fuerzas represivas, todas las policías del mundo son cuerpows represivos. El detalle está en a quién reprimen y por qué. Si la policía se contrae a perseguir delitos tales como el robo, el homicidio, la estafa y otros es una cosa. Ahora, si la policía, en cumpimiento de leyes vigentes en el país, persigue y acosa a quienes piensan diferente o quieren expresar su oposición al régimen vigente de forma pública o alientan a otros a queevalúen de forma crítica la gestión de la administración en el poder, entonces estamos ante una fuerza que reprime la disidencia. Esto último es lo que sucede en Cuba y no lo quepasa en países donde está establecido un régimen democrático. Los gobernantes de países democráticos no pueden ser tachados de dictadores porque son electos mediante sufragio universal al que concurren corrientes políticas de distitno signo y llega al poder aquella que cuenta con mayor apoyo de los votantes. En el caso de Cuba, no es ese el tipo de elecciones que se llevan a cabo, son elecciones indirectas en las que no existe posibilidad de que el ciudadano escoja otra corriente política que la auspiciada por el único partido permitido. Incluso el término partido, al referirse al comunista de Cuba es una aberración, porque partido denota una parte de un todo, en este caso del espectro político de una nacion, espectro político que en el caso de Cub a es monocromático. De los médicos cubanos enviados a otros países creo que se ha dicho mucho y el que quiea sabe que van con un programa definido para influir políticamente dentro de su entorno con quienes reciben sus servicios, a favor del socialismo, sin contar con que sus movimientos en el país receptor son limitados y controlados por los jefes de misión, para no hablar de cómo son despojados del 75% de lo que edebieran recibir por su trabajo. Es hora de ir viendo los problemas en su verdadera dimensión y no tras cristales color rosa.

    • Quisiera algún día tener claro el significado que encierra la frase “enriquecerse haciendo daño a Cuba”,
      con la cual muchas veces se engloba a todo tipo de oposición al gobierno cubano (desde aquellas pacíficas y con lenguaje más amigable hasta las terroristas). De esa forma podría tener más claro quienes realmente se han enriquecido con la política de EUA hacia Cuba.
      Ojalá pudiéramos además cuantificar las ganancias de cada uno de los “grupúsculos” como las de los vecinos del barrio de Siboney. Así podríamos conocer cuáles son los verdaderos “mercenarios”.
      Perdón por salirme del hilo del tema central

  2. El autor tiene razón en lo que dice. Pero siguiendo el mismo hilo y sin restarle valor , también debería pensarse que durante largo tiempo desde Cuba se regó la simiente de guerrillas y/o acciones terroristas por muchas partes del mundo,con énfasis en América Latina. Algunos autores dicen por solidaridad,otros como forma de evitar ser el centro de atención del gobierno norteamericano,pero lo cierto es que gran parte de los grupos guerrilleros que estuvieron desestabilizando al continente nacieron ,se prepararon y salieron desde aquí.

    Nadie quita la responsabilidad del Tío Sam ,pero pienso también deberíamos mirar para otras partes que pueden , aún hoy,sentirse dolidos porque no todo el mundo estuvo de acuerdo con las guerrillas. Si hubiese sido así, la historia fuera escrita de otra manera. Y sea usted de izquierdas o de derechas,la pérdida de una persona querida duele igual,y el rencor existe igual.

  3. Seamos honestos, y dejemos las pasiones a un lado. Veamos los hechos y no las teorías.
    Primero el individuo que disparo a la embajada del gobierno de Cuba en Washington lo hizo de manera independiente. Se dice que el individuo tiene problemas psicológicos, pero todo se podrá saber cuando llegue el momento del juicio. Digo que la embajada es del gobierno de Cuba, pues a mi no me representa, tampoco se reconocen mis derechos como ciudadano cubano, y si usted ha estado en esa oficina, por favor, el trato es terrible, con solo leer los comentarios en las redes sociales se puede saber lo terrible de los servicios que prestan.

    Que no me malinterpreten. Condeno este hecho violento y si, es terrorismo. No esta bien.

    La linea de Bruno es la de siempre, la de todos los demás, los anteriores, la de otros políticos, dirigentes cubanos, burócratas en general. Ojala el Canciller Rodriguez se acalorara para atacar los problemas que afectan a los emigrados cubanos, como el absurdo costo del pasaporte, la corta fecha de validez del mismo, 6 años, y la abusiva prorroga cada 2 años. A esto le podemos sumar la perdida de la residencia a los ciudadanos cubanos que no regresan antes de los 2 años a su patria! Y el descarado mecanismo de repatriacion que es lo mas humillante que se puede crear para que un ciudadano cubano tenga que pedir permiso y pagar para regresar al país que lo vio nacer. Después hay quien dice que somos una nación de derechos.

    El juicio contara la historia, podremos ver detalles importantes, digo los de aquí, pues los de Cuba verán la versión Granma, todavía hay quien cree que los espías de la red avispa eran angelitos guardianes.

    Aun así, Esteban olvida el daño causado en la Habana a los diplomáticos americanos y canadienses. Estoy seguro que Cuba quiere que ese tema se entierre lo mas rápido posible, pues es otra patraña del imperialismo, un invento para destruir las relaciones Cuba-EEUU.

    Como la historia la escribe los vencedores, casi siempre, recordarle al autor sobre el Escambray, llamar a los que se opusieron a Fidel Castro terroristas es algo totalmente manipulador, terrorismo fue lo que aplicaron los «revolucionarios» en el poder a todo aquel que no comulgo con la idea comunista.

    Saludos.

  4. ¿Entonces la culpa de que un tipo haya atacado la embajada cubana en Estados Unidos es culpa del gobierno de Estados Unidos? ¿Y por qué está tras la rejas?
    No entiendo nada. 🤔

    • Es de Trump. Y del que venga después, es un ciclo de ceguera. El odio no los deja ver, cuestión de seguir estancados en el pasado.

  5. Despreciable hecho… Y todavía hubo quienes «sospecharon» que fue un autoatentado. !Increíble!
    Concuerdo con Esteban en la necesidad de tomar precauciones extra con las delegaciones que cumplen misión, sin embargo discrepo del tono que usa(y también se le imprime desde la postura oficial) al discurso sobre el diferendo entre los países.
    Creo que sobredimensionar «la importancia» de Cuba para cualquier administración estadounidense, es un error y despropósito. Ha llovido muchísimo desde la amenaza roja de la guerra fría y ubicando a Cuba en la época actual de guerras económicas y desbalance de mercados, insinuar de alguna manera que «somos importantes» o «una espina atravesada» o «un ejemplo imperdonable» me parece a lo sumo una exagerada forma de orgullo nacionalista. En la práctica Cuba es tan relevante para un gobierno norteamericano, como lo es para el alemán, o el de Nueva Zelanda.
    Enfocar el lente sobre todo un gobierno extranjero en lugar de sobre los intereses que mueven a personajes específicos para adoptar medidas y recrudecer posiciones históricamente identificables pero obsoletas ya, creo que es un fallo que estamos teniendo en la política exterior y también en nuestras propias medidas internas y nuestra óptica de las relaciones USA-Cuba.
    Tenemos desde hace mucho, la gran tarea pendiente de identificar y actuar para que los elementos concretos (casi todos con relaciones e influencia dentro de la fauna anticubano de Florida) tenga menos capacidad de actuación y/o al menos dejar al descubierto esa parte de la política exterior norteamericana que es un negocio de influencias.

  6. Harold una pregunta; mi comentario fue enviado bien temprano y ahora me sale pendiente a moderación.
    ¿ Es que llegó tarde o entiendes que puede resultar molesto ?
    No me va a disgustar si es que no lo encuentras correcto, pero pregunto por conocer.

    • El mío también. Tenga calma, Harold estuvo trabajando hasta tarde, así que imagino que demorará un poco en revisar.
      @Harold, dependiendo de la manera en que se clasifiquen los comentarios para su moderación, si hay alguna lista de palabras o términos sensibles ¿Es publicable dicha lista? Así también evitamos o minimizamos estos molestos mensajes de «públicame» que con tanta frecuencia aparecen 🙁

    • El mio también. Pero LJC tiene una larga lista de palabras en plan mordaza. Si por ejemplo escribes T-o-n-y, el nombre, tu comentario se va para el latón del spam. Me imagino que sea por los viajes de Gulliver y la gente comento tanto aquí que tuvieron que filtrar. No creo que sea por el pionero de Canada, alias ATB

    • Azul, generalmente reviso los comentarios a media mañana pero en ocasiones demoro hasta el mediodía como hoy. Hace unos minutos aprobé un grupo de comentarios que estaban pendientes, voy a valorar eliminar restricciones en la moderación para que no se repita esta molestia de esperar a que yo apruebe sus comentarios y de otros en este foro, no hay razón para que no los publiquen directamente. Saludos,
      Harold

      • A ver, estoy totalmente de acuerdo en moderar los comentarios, a veces no tanto porque sean incómodos a algunos como que puedan ser tan banales e insulsos que no valgan la pena ni leerlos. Lo pregunté por simple curiosidad. Gracias y saludos.

  7. Profe Morales, ocurre que lo que no nos ponemos a analizar es que toda la «agresividad contra Cuba» antes mencionada viene de la misma Cuba. Los mensajes de odio contra Cuba desde EEUU. parten de cubano-americanos, muchos de los ataques hechos a Cuba desde EEUU también, (la guerra de Girón incluida). Y hasta la llegada del presidente actual no recuerdo todavía a un presidente de EEUU llamando «asno» a Fidel u otro dirigente en discurso público, como lo solía hacer el fallecido. Entonces ¿donde se generan los odios? Porque esos cubano-americanos son en su mayoría nacidos y criados en Cuba; una minoría son nacidos en EEUU criados por padres cubanos con sus mañas.
    Los revolucionarios de Cuba no pueden mencionar el terrorismo, porque desde la misma concepción del M26-7 ellos mismos eran terroristas, los ataques a cuarteles, las muchas bombas por todas las ciudades de la isla, eran eso: TERRORISMO, con todas las letras. No se predica moral en calzoncillos.

    Hemos sido llevados otra vez a la antesala de la Lista de Países Patrocinadores del Terrorismo fundamentalmente porque en el afán de influencia internacional del Gobierno intercedió en el proceso de paz de Colombia (algo bien positivo). Lo negativo ocurrió cuando se negó a extraditar a los lideres negociadores del ELN cuando esta guerrilla violó lo estipulado haciendo uno de esos ataques terroristas que cobró vidas humanas, sin siquiera terminar las negociaciones de paz. Los colombianos solicitaron la entrega de los «negociadores» en varias ocasiones. Cuba siempre se negó.
    ¿Por qué solo hablamos de las efectos sin mirar las causas?

  8. Las palabras de cuestionamientos del canciller son correctas porque siguen la linea politica de Cuba y hay un historial real del accionar del ala radical contrarevolucionaria en acciones de sabotages y atentados contra sedes , representantes y pueblo cubano.
    En este caso no hay vinculacion del autor a una linea de accion de esas agrupaciones , hace ya un tiempo que el calbideo politico , el apoyo a el arrecio del bloqueo , los cambios hacia las plaraformas digitales de la programacion antirevolucion , el linchamiento de las voces de las esferas de la cultura y el periodismo que reconosca positivdades en el gobierno cubano y sus politicas , etc son las esferas en que se mueve las nuevas generaciones de oposicion a la Isla,
    Las epocas de los atentados , las incursiones armadas y la militarizacion de los diferentes grupos contras……han quedado en el pasado como la presencia militar cubana en las guerras de africa.
    Todos coincidimos que la tenencia de armas en EE UU tanto legal como ilegal es enorme y somos testigos de las masacres que se producen en esa sociedad .
    La persona que dispara en la embajada , tenia antecedentes psiquiatricos de acuerdo a los reportes periodisticos , atrapado en una situacion personal dificil y con resentimientos contra el orden en Cuba ademas protegido por una enmiendad que es parte intrinsica del sistema yanqui.
    Muchos factores personales y situacionales favoresen la accion que hizo.
    Al gobierno norteamericano no le conviene que eso hubiera pasado en este momento , apreso al ciudadano y lo envio a los tribunales , controlo que no se politisara el echo desde alla y que no tuviera relevancia , los grupos radicales de la contra no salieron ha hacer defensas publicas y concentracioes en la defensa del tirador como hubiera sido logica en tiempos pasados.
    Cuba , su gobierno ….tenia que defender a sus representantes y aprovecho para politisar el echo , profilaxis que no se repita ,no se permita y no sea el regreso a un punto donde las armas vuelvan y de paso denuncio las politicas norteamericanas de estrangulacion economica de la isla.
    Las organisaciones contrarevolucionarias cubanas que crecieron en EE UU a partir del triunfo fidelista , no han tomado jamas en rehen la politica oficial de los yanquis……ellos han sido solo su cara visible , las politicas norteamericanas para destruir a cualquier manifestacion de comunismo en el mundo ……existian ya .
    La cantidad de votos que da la florida en las eleciones estaduales estaban antes del 59 .
    En este caso…….como en todo……si le damos la vuelta de acuerdo a nuestras nesesidades ahorita tendriamos un heroe o a un famoso criminal .

    .

  9. Yo recibo la impresión de que hay una generación de cubanos, políticos, intelectuales, militares, funcionarios del partido único, etc, que siguen arrastrando el mismo lenguaje de siempre. Es como si esa situación de confrontación permanente con los EE.UU fuera el único ambiente en el que se sienten cómodos. Una retórica que repiten una y otra vez como un mantra.
    ¿Será que a falta de ideas o deseos genuinos por sacar el país adelante esos señores prefieran el lenguaje de trincheras y/o plaza sitiada?
    Cuba está necesitada de sangre fresca, de jóvenes políticos elegidos por el pueblo que no estén contaminados de tanto pasado, gente que mire al futuro y que esté, incluso, dispuesta a pasar por encima del diferendo histórico Cuba – EE.UU en el interés de nuestra nación toda.
    Repiten nuestros agotadores «dirigentes» que la política norteamericana ha sido «secuestrada» por algunos cubanos de Miami como si los destinos de Cuba no hubiesen sido secuestrados por los líderes del único partido político permitido en Cuba en pleno siglo XXI.
    Cuando el presidente Obama visitó Cuba y el ex presidente cubano Fidel Castro publicó una «reflexión» en el periódico Granma titulada «El hermano Obama», no pocos notamos que sin la confrontación Cuba – Estados Unidos la clase política cubana sencillamente no sabría vivir. Se crea o no, a esos señores les produce verdadero pavor mostrarse públicamente sin el ropaje de «luchadores contra el imperialismo» porque, una vez superada esa confrontación, no sabrían qué hacer para desarrollar el país en un ambiente de respeto por las libertades individuales de los cubanos.
    Es así que, irónicamente, la gente se va dando cuenta de cuán artificial ha sido esa retórica de 61 años y se ha cansado de tanto blablabla.
    Al final todo se reduce a un grupo de poder que necesita de EE.UU para gobernar de por vida nuestro país. De tal manera que «el enemigo imperialista» es el que mejor servicio le presta a quienes lo «combaten». 😉

    • La realidad: no podría ser peor nuestra situación como país. La escasez es tremenda y la gente tiene hambre. Nuestra agricultura apenas produce, la industria es un chiste de mal gusto, nuestra ganadería menos, y lo que hay se va al turismo internacional. El desabastecimiento ya es de proporciones bíblicas y nadie ve una salida. El gobierno sigue vendiendo la idea de que la solución a nuestros problemas depende de la mala o buena voluntad de Washington.
      El verdadero problema: la sociedad y la economía cubanas padecen de un fuerte bloqueo interno por parte del gobierno cubano. Todo el potencial de los cubanos está bloqueado por un gobierno que solo sabe poner trabas y más trabas a la iniciativa de los cubanos. Nuestros «líderes» viven como millonarios, pero se oponen con uñas y dientes al «enriquecimiento» de la gente. Nuestras fuerzas productivas no se pueden expandir.
      La solución: quitar del medio el estorbo que representa lo que no nos funciona. Un solo partido es una aberración; que el cubano no se pueda expresar, reunir y moverse libremente es otra aberración. La forma actual en que se dirige la economía cubana es un disparate total que solo nos conducirá a más pobreza.
      Cuba necesita que partidos en la oposición le puedan decir al partido en el poder que lo está haciendo mal. Esos partidos deben tener derecho de presentarse a elecciones libres y poder desbancar al partido en el poder. El cubano debe tener el derecho de expresar su opinión sin sufrir persecución por ello y asociarse con quienes piensen igual sin sentir miedo de ningún tipo.
      La política económica del gobierno cubano es un contrasentido y es la causante de tanta miseria, no el gobierno de los gringos y su bloqueo. De hecho, mientras más férreo sea el bloqueo externo menos restos del interno deben quedar.
      Por qué es importante: han pasado 61 años y la gente no vive eternamente.

  10. Mucha punta se le saca a un incidente protagonizado por un pobre individuo que sufre esquizofrenia, y acaban llamándole terrorismo.

    Y Bruno aprovechó para implicar en los hechos al pastor opositor Mario Félix Leonard Barrós, acusándole de tomar fotos a la embajada después de los disparos, cuando en esos momentos estaba en su casa. Pero el colmo es que incluso le acusó a Félix Leonard de «extremista» cuando todo el mundo sabe que es un hombre de paz que ni mató una mosca en su vida.

    Bruno debería de pedir disculpas por esas acusaciones completamente infundadas.

Comments are closed.