Los cubanos y el cambio climático

por Angel Utset
1123 vistas
Cambio climático

La realidad cubana actual hace que sea difícil asumir la lucha contra el cambio climático como una prioridad. Sin embargo, al igual que la Covid-19 no respeta fronteras y su erradicación es una batalla internacional, este también nos afecta a todos. Es comprensible que dediquemos atención a asuntos más urgentes, pero no podemos estar de espaldas a un problema global.

Muchos gobiernos han tomado medidas al respecto. Quizás una de las que podría parecer más sorprendente es la prohibición de la venta de automóviles de gasolina y diésel en Europa a partir de 2035 y el fin de su circulación en 2050, cuando solo podrá haber automóviles eléctricos en las calles. Si se tomara la misma medida en la Isla –lo que parece improbable-, los «almendrones» tendrían sus días contados.

Cuba no está exenta del calentamiento global. Por el contrario, la región del Caribe sufre no solo un aumento de la temperatura media anual, como en todas partes, sino además una ligera disminución de las precipitaciones con un preocupante refuerzo de las sequías. En otras regiones, especialmente en las altas latitudes, el aumento de la temperatura se acompaña de más precipitaciones e inundaciones.

Cambio climático

Investigaciones sobre el cambio climático

Para ocuparse del estudio del tema a nivel mundial, desde 1988 existe el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) -ganador en 2007 del Premio Nobel de la Paz-, que ha publicado numerosos informes elaborados a partir de aportaciones de centenares de estudiosos de los cinco continentes. Pocas veces en la historia ha habido tanta colaboración y consenso científico como en estos materiales. El sexto estará listo a finales de 2021.

Estos informes y otros estudios publicados muestran que el calentamiento actual es más rápido e intenso que en otros períodos de cambios climáticos del planeta. Los científicos han probado además que la causa es la actividad humana, específicamente el aumento de la concentración relativa de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera, debido a la quema de combustibles fósiles.

El CO2 y otros gases llamados de «efecto invernadero» (GEI) aumentan la capacidad de la atmósfera para absorber la energía del sol y provocan un calentamiento constante del sistema tierra-océano-atmósfera a nivel global.

Cambio climático 4

Una de las consecuencias inmediatas del cambio climático es el aumento de eventos extremos. Por su importancia, el IPCC dedicó a ello un informe especial. Las estadísticas señalan que la duración de períodos cálidos y olas de calor ha aumentado en los últimos años. No obstante, el nivel de confianza de esos datos es aún bajo para asegurar que hay una tendencia al aumento en la variabilidad del clima, lo que no lo desliga del calentamiento global, sino que únicamente apunta a que la información es aún insuficiente.

Desde el punto de vista probabilístico, los eventos extremos son aquellos cuya ocurrencia es estadísticamente pequeña. Un símil adecuado a la relación entre cambio climático y aumento de la frecuencia de estos eventos puede encontrarse en el tráfico. Conducir a exceso de velocidad por una autopista no es por sí solo causa de accidente. Pero si en una autopista muchos conductores van a exceso de velocidad, aumentará la probabilidad de accidentes y la gravedad de las consecuencias de estos.

El calentamiento global trae más energía al sistema océano-tierra-atmósfera. Por lo tanto, en principio, cambios en la probabilidad e intensidad de los eventos extremos.

En la práctica, el aumento de la variabilidad climática implica para Cuba sequías más fuertes y frecuentes, especialmente en el este de la Isla, así como precipitaciones intensas y olas de calor. También se espera un aumento en la cantidad e intensidad de los huracanes que visiten el país.

Frenar el cambio climático: iniciativas y negacionismo

Según el IPCC, a estas alturas ya no podemos detener el cambio climático, pero sí frenarlo. Para ello debe lograrse una reducción de las emisiones de GEI y aumentar las fuentes de absorción de CO2, como los bosques. De acuerdo a datos del Banco Mundial para 2016, China emitió 9 894 millones de toneladas de GEI, más del 30% del total mundial. Este país y Estados Unidos, India y Rusia, son responsables de más de la mitad de las emisiones del planeta.

Las iniciativas para paliar el problema perjudican los intereses de poderosas compañías, que han tratado de frenarlas. Políticos, especialmente de derechas, se han pronunciado abiertamente contra las medidas de mitigación del cambio climático y en defensa de los intereses de las industrias perjudicadas.

Cambio climático 5

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, es uno de los «negacionistas» más activos (Foto: Evaristo Sa / AFP)

Jair Bolsonaro, el actual presidente de Brasil, es uno de los «negacionistas» más activos. También el expresidente de EEUU, Donald Trump, asumió actitudes similares, que lo llevaron a rechazar incluso los informes científicos de la propia administración norteamericana y a sacar a su país del Acuerdo de París, a donde volvió con Biden. En España, el ex Primer Ministro Mariano Rajoy se refirió despectivamente a las proyecciones climáticas, citando a «un primo de Sevilla», con supuestamente más conocimiento que los expertos del IPCC.

Más allá de esas menciones, pocos gobernantes rechazan el cambio climático y sus causas antropogénicas, avaladas por una inmensa cantidad de datos y refrendadas por prácticamente toda la comunidad científica. La Unión Europea, el Reino Unido, China y otros países industrializados tienen planes muy serios para alcanzar la «Neutralidad del Carbono» a mediados de este siglo. El objetivo es lograr que las emisiones de GEI se compensen con las absorciones.

En Reino Unido el gobierno ha trazado un plan de diez puntos llamado «La Revolución Industrial Verde», lo que recuerda la transformación que se inició en ese país a finales del siglo XVIII. La Unión Europea tiene un «Pacto Verde» con objetivos similares.

Además de la ya mencionada sustitución de automóviles contaminantes por eléctricos, se promueve el empleo de energías renovables, la electrificación de la industria, la utilización de hidrógeno «verde» como combustible, el mejoramiento de la eficiencia energética de los edificios y el aumento sustancial del área boscosa, entre otras medidas. El proceso se asume como una oportunidad de desarrollo e inversión, más que como un freno a la industria.

Cuba y el Acuerdo de París

La Organización de las Naciones Unidas auspició el Acuerdo de Paris, un tratado internacional jurídicamente vinculante que entró en vigor en 2016 y ha sido ratificado por 188 países. El Acuerdo pretende reducir la emisión de GEI y lograr que el calentamiento del planeta a finales de siglo sea menor que 2°C, comparado con los niveles pre-industriales.

Cambio climático 2

Adopción del Acuerdo de París

El Acuerdo de París compromete a las partes firmantes a realizar esfuerzos en la reducción de emisiones, a través de «Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional» (NDCs, en inglés), mecanismos legalmente vinculantes cuyas acciones deben informar regularmente, además de que serán sometidos a control cada cinco años. Los gobiernos adquieren así un compromiso frente a la comunidad internacional.

El Acuerdo también prevé ayudas a los países en desarrollo para acometer las inversiones y acciones dirigidas a la lucha contra el cambio climático. Muchos de esos fondos provienen de fuentes norteamericanas a las que Cuba no tiene acceso debido al bloqueo.

En otros casos, la Isla tiene pleno derecho, como en EUROCLIMA, un programa financiado por la Unión Europea dirigido a América Latina en el que participa. Hay muchas otras fuentes de financiación, especialmente dirigidas a pequeñas comunidades y asociaciones independientes.

A pesar de que las emisiones de GEI de Cuba son comparativamente pequeñas, el país también tiene que asumir sus compromisos.

En 2016 según el Banco Mundial, la Isla emitió 28 millones de toneladas de CO2. La evolución de estos datos se corresponde con la historia reciente: un desplome a finales de los ochenta y comienzos de los noventa, durante el Período Especial; y una subida luego, para estabilizarse sobre los 28 millones de toneladas de CO2. En los últimos años ha habido una tendencia decreciente.

Cambio climático 3

Emisiones de GEI de Cuba

Cuba ha presentado un borrador preliminar de su NDC ante las autoridades del Acuerdo de París, que consta de solo seis páginas e incluye cinco contribuciones hasta 2030:

  1. Incremento en un 24% de la generación de electricidad por energías renovables, que implica una reducción de 3.06 MtCO2 en las emisiones.
  2. Aumento de la eficiencia energética, disminuyendo la emisión en 0.7 MtCO
  3. Disminución del empleo de combustibles fósiles en el transporte, lo que limita las emisiones en 1 MtCO
  4. Aumentar en un 33% la cobertura de bosques, que retira 16.99 MtCO2 de la atmósfera.
  5. Reducir las emisiones en la industria porcina en 0.8 MtCO2

El documento advierte que la consecución de esos objetivos depende del contexto internacional, especialmente del bloqueo norteamericano.

No dudo de la calidad técnica y profesionalidad de los investigadores del Instituto de Meteorología y otras instituciones que produjeron el borrador. No obstante, la falta de precisión en cómo se conseguirá disminuir esas cantidades de GEI y especialmente su vinculación con el bloqueo hace que la propuesta no parezca más que buenas intenciones.

El NDC cubano no es el único impreciso. En otros casos tampoco se aclara cómo se conseguirán los compromisos plasmados. Es por eso que, además de la vigilancia y control de Naciones Unidas, la sociedad civil debe presionar a los gobiernos nacionales y extranjeros para que actúen contra el cambio climático, cuyas afectaciones llegan sin dudas a todos.

17 comentarios

cubanuestraeu 5 junio 2021 - 6:19 AM

Hay que ser muy ignorante para creerse el cuento de que un proceso cíclico y natural como el cambio climático es generado por el hombre, cuyas industrias lo único que hacen es alimentar, vestir, curar o envenenar a la propia humanidad.

Ángel Utset 5 junio 2021 - 7:58 AM

Hay que ser muy ignorante para no respetar a la ciencia, ya sea vacunas, nano tecnología o climatología..

Marta Santander Suástegui 5 junio 2021 - 7:47 PM

Y mucho más…creo que tu respuesta estuvo corta. Muy bien por contestar…La ignorancia es mayoritaria.

cubanuestraeu 7 junio 2021 - 3:07 PM

Hoy llaman ciencia a lo que cuenta a un burócrata con bata blanca. Ciencia es el arte de cuestionar y confirmar con la evidencia, creo ella, no en la otra que es la suya.

Orl 5 junio 2021 - 6:23 AM

Saltos limpios fraguados por Fidel, jajaja. No se pierdan esta historia para bobos que se inventaron en Cubadebate.

Los cubanos y el cambio climático | Cuba Nuestra: Polémica 5 junio 2021 - 6:24 AM

[…] Los cubanos y el cambio climático — La Joven Cuba […]

Orl 5 junio 2021 - 6:28 AM

Hace poco leí que se estaba cerrando el agujero de la capa de ozono porque se había reducido la emisión de CO2 . ? Alguien sabe algo de eso?

Un amigo cubano ya fallecido se burlaba de que Cuba intentaba librar al mundo de todo mal

Armando Perez 7 junio 2021 - 7:30 AM

ORL: El agujero en la capa de ozono no era por elCO2 sino por las sustancias que liberaban la industria de la refrigeración y de aerosoles. Se adoptó una regulación mundial para cambiar esas sustancias y con los años, se vio que el agujero se fue cerrando.

Marta 5 junio 2021 - 6:47 AM

Te amo bro. Eres mi brújula…

ManuelFigueredo 5 junio 2021 - 12:06 PM

El cambio climático en Cuba ? Hasta la palabra me sorprende.En primer lugar tendremos que suprimir toda la chatarra absoleta de automóviles que circulan por nuestras calles,creando un verdadero caos en los pulmones de nuestra gente. Podrá Cuba comprar vehículos eléctricos ? Podrá suprimir las industrias o planear su modernización ? Lo dudo,pues a duras penas pueden sostener las actuales.Opino que mi país es el que menos le hace daño a nuestros vecinos circundantes, sólo el que se infringe ella misma por lo caótico de sus vetustas y arcaicas industrias y todo lo corrosivo que cuelga de ellas.Creo que hay otras cosas en la que sus gobernantes le pueden dar una prioridad inmediata,lo demás por ahora puede y debe esperar.

Eva 5 junio 2021 - 12:45 PM

La primera cosa que debería hacer este gobierno si sobrevive al deseo de la mayoría de los cubanos que se vayan a sembrar yuca sería dejar de comprar chatarra barata para vender a los cubanos en precios de carros del año
Y acabar de pensar en estrategias de energía libre de reciclaje de suspender las siembras de transgénicos en soya y maíz , de parar de producir carbón tan nocivo a la vida de los carboneros
Usar la energía solar y la eólica reforestar con árboles frutales las ciudades atender las costas marinas erosionadas por la basura
Hay tanto que hacer que si por ejemplo paran la circulación de carros estatales que mueven a supuestos comunistas ya el co2 ambiental bajaría muchísimo y el petróleo que malversan en usos particulares se ahorra también . Si son comunistas y revolucionarios pueden hacer los mismos sacrificios a los que someten al pueblo y que tanto le piden . Habrá que ver cuán revolucionarios siguen siendo después de una semana moviéndose como país como pueblo en buses bicicletas o a pie 🦶
Gracias por este artículo y por todos . Gracias a la editorial que nos tiene acostumbrado a lecturas y estudios necesarios
Feliz fin de semana a todos

Orl 5 junio 2021 - 1:26 PM

Debe ser que por el cambio climático, la calle se está poniendo calentita.

Lanzan octavillas antigubernamentales en La Habana

Se escucha a un hombre decir que así «se buscan problemas»; a lo que uno de los activistas responde: «Lo que hay es que perder el miedo».

Yeso 5 junio 2021 - 2:46 PM

Cuba no es un gran emisor de gases de invernadero pues ni industrias ni ganadería tenemos, si embargo, usamos el cambio climático para lo que nos conviene. Así se trasladan familias de zonas costeras bajo amenazas disque la elevación del nivel Del Mar mientras se sigue construyendo hoteles en las playas y costas, el parque automotor necesita ser reemplazado por vehículos más eficientes y eso se ignora, Hay otros problemas que no tienen que ver con el calentamiento global pero que causan también daños a la salud humana: el uso de asbestos en techos de viviendas y tanques de agua, la mala calidad del agua potable (alguien sabe el nivel de plomo del agua en su cocina?).

Eva 6 junio 2021 - 11:52 PM

Sobre el agua le digo algo vivo en gusnabo y no se imagina lo que tengo que gastar en agua mineral no tiene idea y lo peor es w que ir esa agua que sale por tuberías solo te viene llena de tierra o hierro corroído ya ni lo pienso . Los filtros de los grifos prácticamente el de la cocina debo limpiarlo diario
Aquí el pueblo es tratado como ganado porcino sin lugar a dudas.
Otra cosa si no hay agua mi real CARÍSIMA debes buscar las pipas de agua y esa agua huele a tierra en el mejor de los casos , porque más bien en mi asco le diento olor a azufre no dudo que esté contaminada con los pisos petroleros de antaño algunos sellados Y sin atención de ningún tipo
Si se habla en este país de clima da para morir de tristeza , perdida de corales por pesca indiscriminada destrucción de la fauna marina evidente pues al bucear ahora se palpa a solo cinco brazas de profundidad . En fin rodeados de Mar presos de una estafa y una mentira constante y sonante
El proyecto “vida” archimencionado en TV es el cuento de nunca acabar …solo Varadero importa esa gente que gobierna mira hacia el extranjero y pone el pie d as o re su gente. Son más jinetéros que un carrousel de la calle pigalle

Eva 6 junio 2021 - 11:57 PM

En cada barrio en cada esquina en cada ciudad hay un basurero que si contagia a los de usa es porque ya lo estamos respirando aquí
Vaya a sumidero de Batabanó las aguas albañales frente a cada casa de esa ciudad? Se le puede decir ciudad? La mierda al llegar o al salir de cada casa ?
Es culpa del bloqueo ? Si del bloqueo de un gobierno corrupto ineficaz En Todo !

Manuel* 5 junio 2021 - 3:55 PM

Creo que ahora tal como están las cosas, el cambio climático es la última de las preocupaciones de los cubanos.

Deborah 5 junio 2021 - 6:46 PM

Cuba también está afectada por el cambio climático y son necesarios artículos como este para darnos cuenta. Estamos tan enfocados en otras cuestiones que apenas lo percibimos. Vivimos en una constante contaminación visible y que requiere de grandes cambios. A pesar de no tener grandes Industrias, como dice Utset, tenemos los almendrones y añado las pocas termoeléctricas (como Tallapiedra que sigue en pie a pesar de tantos años) y demás instalaciones que afectan nuestra atmósfera. El cambio climático no es un problema para «luego» sino para «ya! «. Es un arreglo más que necesita nuestro país.

Los comentarios están cerrados.