«Levántate cada día recordando esta nave donde seguimos remando, que solo se mueve si todos la empujamos»

Por. Rafael Hernández. Director de la revista Temas

Especial para La Joven Cuba

Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza… Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

San Pablo, Epístola 1ª a Timoteo, cap 4, vers. 12, 16.

Seguro no recuerdas la caída del  muro de Berlín, pues quizás naciste en ese mismo año o cuando más terminabas la primaria. Para ti y tus amigos, la muerte del Che es un acontecimiento tan remoto como lo era la Revolución rusa para los que nos fuimos a alfabetizar en 1961. Tan remoto como el siglo pasado. Aunque celebraste el nacimiento del nuevo milenio, te sientes más del siglo XXI que del XX. Si alguien te dijera que eres un cubano de transición, lo mirarías con extrañeza. (Te comento que esa frase despedía cierto resplandor en los años 60; ahora no tanto). En cambio, si alguien te preguntara si eres un ciudadano del Periodo especial, quizás te encogerías de hombros o le harías un comentario mordaz, pero en el fondo estarías más de acuerdo. La mayor parte de tu infancia y adolescencia han coincidido con ese Periodo especial, que a diferencia de los viejos, a ti no te ha tocado vivir como malos tiempos o incluso derrumbe de ilusiones, sino como único horizonte de vida. En estos 22 años, que  vienen siendo como una generación y media, según los expertos, no has recolectado epopeyas como Playa Girón o la Crisis de Octubre, ni siquiera la guerra de Angola. Sientes que la mayor diferencia con los viejos, sin embargo, no ha sido la falta de aquellas gestas, sino de aquellos sueños. Esa épica revolucionaria se aleja más de ti mientras más la televisión vacía sus imágenes repetidas en la pantalla, las has visto tantas veces que no te dicen nada. Pero no es tanto eso lo que te falta, sino los proyectos que otros antes de ti pudieron hacerse. Cuando llegaste, todo estaba hecho, armado, por los que habían demolido lo viejo (lo que para ellos era “el pasado”), construido y reglamentado el orden nuevo. Tú, que no llegaste a tiempo para aquellas edificaciones, piensas que aquel país inventado por otros (para ti, “el pasado”) ya no existe, y solo sobrevive un orden viejo, más bien irremediable. Lo peor, sin embargo, no es haber nacido en un orden preestablecido, porque eso le pasa a todo el mundo, sino tus inciertas posibilidades de cambiarlo. En todo caso, no quieres invertir tu vida intentándolo, porque no tienes otra que esta; y aspiras a conseguir un techo propio, un empleo que te guste y te permita lo que puedas con tu capacidad y esfuerzo, sin penurias de transporte y luz, y planear para irte de vacaciones a alguna parte una vez al año, aunque tengas que quitarte de otras cosas. Piensas que la única manera de asegurarte esa vida es saltar por encima de este horizonte y buscar otros.

No sé cuándo lo decidiste –y quizás una parte de ti todavía duda. Puede ser que se te haya ocurrido la primera vez cuando supiste que un amigo tuyo ya no estaba aquí; cuando, en un encuentro con viejos compañeros de clase, se pusieron a inventariar al grupo, y ahí se dieron cuenta de que muchos se habían ido. O porque a tu pareja se le ha metido en la cabeza y no para de hablar de eso el santo día. O porque esa misma pareja se ha hecho ciudadana española, y con ese pasaporte ya pueden irse a vivir a Europa o a cualquier país, hasta los mismos Estados Unidos. O porque tus parientes en Miami, Madrid o Toronto pueden darte una mano. O porque simplemente necesitas respirar otro aire.

Esta carta parte de creer que piensas con tu propia cabeza. Mi intención no es disuadirte, ni hacerte advertencias, ni mucho menos endilgarte un discurso patriótico. No pretendo hablarte

Vapor la Coubre después del sabotaje

Por Eduardo

Desde hace algunos días, mi amigo Tatu, cada vez que se acerca alguna fecha de recordación Patria me solicita un post. Quizás por aquello de que he vivido el doble del tiempo que la mayoría de ellos, y que a pesar de mi condición de ingeniero, he dedicado mucho tiempo al estudio de la historia. Y tal es el caso que a primera hora de la mañana me sugirió realizar un breve recuento de uno de los primeros y más brutales actos de terrorismo realizados contra el pueblo cubano, la voladura en el puerto de la Habana, del vapor francés la Coubre.

A las pocas horas de llegar Fidel a la Habana, se personó en el entonces Palacio Presidencial, el agregado militar de la Embajada de EEUU, y solicitó una audiencia. Al recibirlo Fidel le preguntó acerca del motivo de su visita, a lo que el yanqui respondió, – Comandante, el Gobierno de mi país, me ha comisionado para que en esta nueva etapa, nos pongamos de acuerdo acerca de cómo debemos abordar la asesoría militar a su gobierno. Cuentan testigos presenciales, que Fidel mordiscando su tabaco le respondió, – Mire señor, al ejército que ustedes asesoraban, acaba de ser derrotado por el nuestro. Y agregó señalándole la salida, – Así que ustedes no tienen nada que enseñarnos. Según los historiadores, ese fue el primer encontronazo registrado históricamente entre el comandante en Jefe y el Gobierno Yanqui.

Fuente: BBC Mundo

Por: Fernando Ravsberg

Dicen que la primera víctima de una guerra es la verdad y esa podría ser una de las claves para entender el diferendo entre Cuba y EE.UU. A uno y otro lado del estrecho de la Florida la información está tan politizada que apenas deja ver la realidad.

En la isla el problema es menos grave dado que los medios de prensa tienen poca credibilidad. Me atrevería a decir que gran parte de los ciudadanos saben que nunca se les cuenta toda la verdad, en particular si ésta afecta los intereses del gobierno.

Sin embargo, en la otra orilla existe una gran credulidad a la hora de consumir noticias sobre Cuba y no es algo nuevo. En estos días se cumplieron 50 años de la invasión de Playa Girón, cuyo fracaso se debió, entre otras cosas, a la desinformación.

Los administradores de La Joven Cuba celebran este 50 aniversario junto al tanque de la Victoría .

Por: Harold Cárdenas Lema y Roberto G. Peralo
Desde el mes de septiembre se nos ocurrió la idea de conmemorar el 50 aniversario de la victoria en Playa Girón, en coordinación con la UJC provincial y con el apoyo de varios organismos pudimos hacer la caminata que habíamos proyectado. Un trayecto de 65 kilómetros desde la Comandancia en el central Australia hasta las arenas de Playa Girón, en el que cada uno de los 50 jóvenes representaba un aniversario de este suceso histórico.
Salimos de la Universidad el domingo 17 a las 2:00 p.m., curioso el trayecto al central porque fuimos a Girón precisamente en una guagua Girón, que no son las mejores ni las más cómodas pero son las que teníamos. Al llegar a Australia (el central) dimos un recorrido por el museo donde radicara el puesto de mando revolucionario en el año 1961 donde Fidel dirigió todas las operaciones. En el museo vimos las armas y paracaídas que usaban los mercenarios y poco faltó para que pidiéramos prestado el uniforme con protector de mosquitos que traían los invasores. Pero lo mejor de todo fue encontrarse a un gusano como mascota de los mercenarios, parece que el nombrecito no se lo pusimos nosotros y si fue así, pues lo acogieron muy bien, lástima que ninguno de estos gusanos sea de seda (al menos así serían productivos).

Cincuenta años de victorias
Colaboración con LA JOVEN CUBA
Por: Franklin Ledezma Candanedo

“Toda su palabrería para terminar con una loa a la OEA que Roa calificó como “Ministerio de Colonias Yanki”, cuando en memorable denuncia de nuestra Patria en Naciones Unidas, informó que el gobierno de Estados Unidos había atacado nuestro territorio el 15 de abril de 1961 con bombarderos B-26 pintados con insignias cubanas; un hecho desvergonzado que dentro de 23 días cumplirá 50 años. De esa forma creyó que todo estaba plenamente listo para proclamar el derecho a subvertir el orden en nuestro país”.

“Luego reconoce que el bloqueo daña a Cuba, priva a la economía de recursos. ¿Por qué no reconoce que las intenciones de Eisenhower, y el objetivo declarado de Estados Unidos cuando lo aplicó, era rendir por hambre al pueblo de Cuba?”
(Reflexiones del Líder-Comandante Fidel Castro Ruz -22/3/2011: “Las verdaderas intenciones de la Alianza Igualitaria”, sobre periplo del Presidente de EUA, por tres países de la América Meridional Bolivariana, publicadas el jueves 24 de marzo, en CUBADEBATE contra el Terrorismo Mediático).
***

CINCUENTA AÑOS DE HEROÍSMO

PLAYA GIRÓN
CUBA ENTERA
PATRIA HEROICA
está de pie
consolida
la utopía
mundo nuevo
para que le duela
al monstruo
depredador
cincuenta años después
de aquella gesta
en que la Cubana Revolución
hombro a hombro
con ese indomable
pueblo hermano
derrotó al mercenario ejército
invasor.

Vapor la Coubre después del sabotaje

Por Eduardo

Desde hace algunos días, mi amigo Tatu, cada vez que se acerca alguna fecha de recordación Patria me solicita un post. Quizás por aquello de que he vivido el doble del tiempo que la mayoría de ellos, y que a pesar de mi condición de ingeniero, he dedicado mucho tiempo al estudio de la historia. Y tal es el caso que a primera hora de la mañana me sugirió realizar un breve recuento de uno de los primeros y más brutales actos de terrorismo realizados contra el pueblo cubano, la voladura en el puerto de la Habana, del vapor francés la Coubre.

A las pocas horas de llegar Fidel a la Habana, se personó en el entonces Palacio Presidencial, el agregado militar de la Embajada de EEUU, y solicitó una audiencia. Al recibirlo Fidel le preguntó acerca del motivo de su visita, a lo que el yanqui respondió, – Comandante, el Gobierno de mi país, me ha comisionado para que en esta nueva etapa, nos pongamos de acuerdo acerca de cómo debemos abordar la asesoría militar a su gobierno. Cuentan testigos presenciales, que Fidel mordiscando su tabaco le respondió, – Mire señor, al ejército que ustedes asesoraban, acaba de ser derrotado por el nuestro. Y agregó señalándole la salida, – Así que ustedes no tienen nada que enseñarnos. Según los historiadores, ese fue el primer encontronazo registrado históricamente entre el comandante en Jefe y el Gobierno Yanqui.

Por Osmany Sánchez

En abril de 1959 Fidel visitó los Estados Unidos y se entrevistó con Richard Nixon y este dijo después del encuentro que  “…independientemente de los que pensemos de él, será un gran factor en el desarrollo de Cuba y muy posiblemente en los asuntos de América Latina en general”. Al parecer después cambió de opinión pues se refiere a Fidel como un comunista y un peligro para la estabilidad de los gobiernos del continente.

Las recomendaciones de Nixon llevaron a que solo siete meses después de la entrevista, en un famoso memorando fechada el 11 de diciembre de 1959, el jefe de lo que poco después se tituló División del Hemisferio Occidental de la CIA, J.C. King, exhortase a: “Analizar minuciosamente la posibilidad de eliminar a castro…muchas personas bien informadas consideran que la desaparición de Fidel aceleraría grandemente la caída del gobierno”

Estos planes no cayeron en el olvido pues el próximo presidente, John F, Kennedy (JFK), continuaría con ellos y lo llevaría a la práctica con varios hechos terroristas que se realizarían dentro y fuera de la isla.

2.bp.blogspot.com/

Por Inaoy

La nación cubana, esta gran isla del Caribe, ha vivido durante los últimos 50 años, en un proceso complejo y difícil; la construcción del socialismo ha sido una meta invariable a la que los cubanos le hemos apostado todo, por lo que no hay habitante de este país que no haya dicho en más de una ocasión la consigna de “Socialismo o Muerte”. Este proceso ha permitido la liberación definitiva del yugo colonial y neocolonial al que fuimos sometidos durante cuatro siglos, lo cual nos ha transformado en un faro guía para muchos estados en el mundo, teniendo en cuenta los logros alcanzados en materia de salud, educación, deporte, seguridad social, derechos humanos, etc.

Desde el triunfo de la Revolución en el año 1959, potencias imperialistas como Estados Unidos han trabajado de sol a sol para asfixiar la revolución cubana, se puede decir que de todo han hecho en pos de este objetivo, debido precisamente a que hemos hecho una revolución socialista en sus narices.

El interés por Cuba tiene numerosos antecedentes en la historia de Estados Unidos, la Doctrina Monroe es ejemplo de ello, aunque un poco general, expresa claramente los deseos del entonces naciente imperio. Le acompañan las declaraciones de presidentes y personalidades políticas norteamericanas en las cuales expresan con claridad lo beneficioso, desde puntos de vista estratégicos, que sería la adhesión de Cuba la Norteamérica, así lo hizo saber Jefferson en 1823 y John Quincy Adams en el mismo año, con la ofensiva política de la Fruta Madura y su estúpida teoría de la gravitación política. Intentos de compra, no reconocimiento de procesos independentistas e intervenciones oportunistas en estas, injerencia y control económico han sido ejemplos de lo anteriormente expuestos a lo largo del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX.