China erradica la pobreza absoluta…y va por más

por Isidro Estrada
China pobreza

Mi suegra china quiere comprar un nuevo refrigerador. «Que sea de marca Siemens, con tres puertas y auto descongelación… ¡ah, búscamelo gris plateado!»– le exige con arrestos de quinceañera a su nieto informático, su habitual «representante» para compras en el abigarrado, pero siempre efectivo entramado del cibercomercio en Pekín.

Contemplo divertido el empeño que nuestra anciana despliega en el chat familiar y no puedo evitar evocarla con cincuenta y seis años menos, como la frágil veinteañera que pugnó a brazo partido por salvar su primer embarazo –mi esposa−, en tiempos en que solo disponía de agua de maíz para alimentarse ella y su bebé.  

Junto a varios millones de chinos, mi suegra ha experimentado el tránsito de la hambruna a la prosperidad relativa en poco más de medio siglo. En consecuencia, tengo que admitirlo: ¡Cómo has cambiado, China!

Apuesto a que, anodina como puede parecer, esta vivencia ilustra mejor que muchos gráficos y análisis la transformación por la que el país asiático ha atravesado, tras recorrer un prolongado camino preñado de reveses y logros, saltos y sobresaltos, siempre con un reto por delante, hasta declarar en fecha reciente que ha conseguido erradicar la pobreza absoluta. Esta afirmación me lleva a reflexionar: ¿cómo lo ha logrado, cuánto hay de cierto y/o irreversible en el anuncio y qué cabe esperar en lo adelante del llamado Gigante Asiático?

China en clave confuciana

Las cifras

En China se define el umbral de pobreza extrema tomando en cuenta a los habitantes del país que subsisten con un per cápita de 11 yuanes −o 1.70 dólares− al día. Si partimos de dicho ajuste, 98 millones 990 mil chinos habrían salido de las penurias económicas más acuciantes en los pasados ocho años, de acuerdo con el anuncio hecho por el presidente Xi Jinping, al dirigirse a las «dos sesiones» en febrero, durante las respectivas reuniones anuales en Pekín de la Asamblea Popular Nacional (APN) y la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), máximos órganos locales legislativo y de asesoramiento, ocasión en que se abordan los temas de mayor peso para la vida en el país.

Tal empeño habría costado a las arcas nacionales la friolera de 246 mil millones de dólares, al decir de Xi, quien agregó que los beneficiados por la monumental campaña no tendrán que preocuparse en lo adelante por su vestimenta y alimentación, además de que el gobierno les garantizará atención médica, vivienda y educación. Este significa un paso gigantesco en la mejora social y supone adelantarse en casi diez años a las metas propuestas para China por el Banco Mundial, y a los Objetivos de Desarrollo sugeridos por la ONU para el planeta.

Los favorecidos del más reciente período engrosan las filas de quienes abandonaron la pobreza absoluta en China a partir de 1980. En conjunto totalizan 750 millones de personas, cifra que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) da por buena, y destaca que ella encarna las tres cuartas partes de la suma mundial en tal sentido.

Con el fin de garantizar el carácter irreversible del citado avance, el gobernante Partido Comunista de China (PCCh) propone mantener ayudas y subsidios a los sectores más vulnerables −mayoritariamente concentrados en zonas rurales− en el próximo quinquenio. Esto queda escrito en piedra por obra de las prioridades del XIV Plan Quinquenal, de 2021 a 2025, un elemento que en medio de la avasalladora reforma promercado de Pekín, reitera la supremacía del Estado como principal decisor-ejecutor de las medidas económicas.

A tal tenor, se enfatizará además en generar una multiplicidad de empleos en las zonas menos favorecidas por la prosperidad, haciendo buena la máxima china de que siempre será mejor «enseñar a la gente a pescar que regalarles pescado».

¿Todos felices con la noticia china?

Si bien prima un consenso laudatorio en casi todo el mundo respecto a este acontecimiento, no pocos cuestionan la validez del cálculo chino, ya que a diferencia de la local Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), con sus once yuanes diarios, el Banco Mundial ubica el baremo en 1.90 dólares, por poner un caso de divergencia de cálculos.

A guisa de explicación, es preciso recordar que a China la caracteriza una enorme disparidad en grados de desarrollo intrarregional. Mientras un habitante promedio de las áreas costeras surorientales −donde comenzó el proceso de reforma y apertura en los ochenta, con las zonas económicas especiales− vive con comodidades similares a un residente en Europa, muchos de sus compatriotas del centro-norte se ubican más cercanos a los desheredados que continúan arañando la tierra en procura de sustento en África. Lo mismo se aplica de una zona rural a otra. Más aun entre campo y ciudad.

China - Revolución cultural

La Revolución Cultural emprendida por Mao Tse-Tung fue traumática para China. (Imagen: Cartel de la época)

En 1978, superados los diez años de traumática Revolución Cultural (1966-1976), China vivía atenazada por el estancamiento económico. El treinta por ciento de la población se veía afectada por algún tipo de desnutrición, y tres de cada cinco menores de edad encaraban problemas de crecimiento. Para 1993, el país ya era autosuficiente en la producción de granos y otros muchos renglones alimentarios, lo que permitió eliminar los cupones de racionamiento, vigentes por dos décadas. Un año después se deshacía de los denominados certificados de cambio extranjero (FEC), que permitían a los extranjeros hacer compras en China pero quedaban por ley vedados a los nacionales, con lo cual unificó el sistema monetario bajo la égida del yuan o renminbi (moneda del pueblo).

Recién regresado a la arena política nacional tras años de purga, Deng Xiaoping, arquitecto de la reforma y apertura, percibía como un imposible el sacar de una vez de la pobreza a toda la población, de ahí que se decantara por un enfoque gradual, como parte del cual asumía que unos chinos mejorarían sus niveles de vida antes que otros. Los primeros, sostenía el llamado «pequeño gran hombre», servirían como «locomotora» del mejoramiento material para el resto del país. Esto ha ocurrido así en líneas generales, si bien la experiencia vivida desde entonces obliga a matizar.

Partamos de una realidad incuestionable: estas políticas denguistas eliminaron para siempre las cíclicas hambrunas que China padeció por más de dos mil años, hasta bien entrados los sesenta del siglo XX. Causas disímiles influían en estas reiteradas ausencias de alimentos, desde las catástrofes naturales que son harto frecuentes allí, hasta intentos humanos tan fallidos como devastadores.

Tal fue el caso del Gran Salto Adelante (1957-1962), en el cual se dieron la mano voluntarismo y empecinamiento ideológico con una férrea sequía y el cese de la ayuda soviética. ¿El resultado? Cifras millonarias de muertos por inanición entre el campesinado, más carencias extremas en las ciudades. Todavía al despuntar 1964, mi familia china y otros millones de compatriotas sufrían las consecuencias derivadas de aquella apuesta de Mao Zedong por superar a Occidente y llegar al comunismo montado en un expreso.

Cabe identificar un parteaguas en la asunción del poder político por parte de Deng Xiaoping, una vez muerto el Gran Timonel (1976), neutralizada la ultraizquierda (Banda de los Cuatro) y depuesto su último epígono en el poder, Hua Guofeng. Deng dio una señal de qué se proponía al optar por no suprimir la revuelta campesina de la aldea de Xiaogang, en la oriental provincia de Anhui.

Un grupo de labriegos de esa comuna se negó a entregar su producción al Estado, como dictaba entonces la política agraria. Firmaron con su sangre la negativa en un pliego de papel. Por fortuna para ellos, Deng estaba en la misma sintonía y les otorgó luz verde, instaló el contrato de responsabilidad familiar para los agricultores de toda China y desmembró el sistema de comunas campesinas. Comenzó así, por el campo, la era de transformación económica china, que ha desembocado en su poderío actual.

China - Deng

El ascenso al poder por parte de Deng Xiaoping marcó un punto de inflexión en la historia reciente de China. En la imagen, un cartel con su foto en la ciudad Shenzhen. (Foto: Peter Lim, AFP).

De ola en ola

Suele ser lugar común entre entendidos considerar que la reducción de la pobreza en China ha avanzado en forma de oleadas. La primera reforma denguista cubrió un exitoso lapso tras liberalizar la producción agrícola, lo que generó una disponibilidad de alimentos y otros artículos de consumo inédita hasta entonces, bonanza que duró hasta 1987. Desde ese año y hasta 1993, se produce un estancamiento en el proceso de revitalización al aflorar fenómenos desconocidos hasta entonces, como el descontrol de precios y el desempleo urbano.

Este período coincide en su comienzo con un súbito repunte inflacionario en las ciudades, factor que coadyuvó al estallido de las protestas de Tian An Men, en 1989. La represión armada que sofocó el descontento se tradujo en una súbita contracción de las expectativas reformistas, que de pronto parecieron condenadas al más estrepitoso fracaso.

Sin embargo, Deng sacó fuerzas de la flaqueza para superar el traumático episodio. Resistió las presiones y sanciones externas, por un lado; mientras por otro acallaba el vocerío que en las filas partidistas pedía un retroceso en los cambios. Tres años más tarde emprendió lo que sería la histórica «gira por el sur» del país, con la cual trasladó a sus coterráneos y al extranjero la voluntad de mantener y relanzar las reformas contra viento y marea.

Si hubiera que resaltar alguna característica de los dirigentes chinos de entonces acá, merecería la pena citar el compromiso con el curso indetenible de las reformas, por encima de cambios de estilo en la administración.

Tras la muerte de Deng, en 1997, se evidenció un descenso en el empuje de la lucha contra la pobreza, pero la entrada de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC), en 2001, atestiguó un reverdecimiento de los esfuerzos, con resultados evidentes ya en 2005, cuando se informó de una reducción de un tercio en la cifra de pobres en tres años.

China Deng-Xiaoping

Los líderes de la República Popular China, desde Mao hasta Xi.

Un año antes, la administración del entonces presidente Hu Jintao anunciaba el fin del impuesto a los campesinos, vigente por más de dos milenos, y propuesto a quedar derogado en el término de un lustro. Esa medida ha actuado como un subsidio indirecto para millones de agricultores.

Hay una serie de elementos que se han derivado de, y/o han moderado el ritmo de lucha contra la pobreza en China, como el éxodo campesino a las ciudades, la complementaria urbanización del país, la creciente y amenazante brecha de ingresos rural-urbana, la existencia y necesaria transformación del hukou (permiso gubernamental que rige la ubicación domiciliar de los chinos), entre otros, pero los mismos merecerían una ponderación que de momento escapa a las posibilidades materiales de este espacio.

A modo de cierre, debe destacarse el notable espaldarazo que esta campaña ha recibido desde 2012, cuando el actual mandatario, Xi Jinping, también secretario general del PCCh, asumió como una tarea personal la búsqueda de una nación «moderadamente próspera» para 2021, lo cual se apresta a materializar en los próximos meses, como preámbulo a la consecución del denominado Sueño Chino o Revitalización Nacional. Dadas sus marcadas particularidades, el período «xiísta» también amerita un tratamiento aparte.

El porvenir aún puede reservar sorpresas, no siempre benéficas, para el desarrollo sostenible de China. De la sapiencia y buen tino de sus actuales dirigentes dependerá que los niños y adolescentes incluidos entre el casi centenar de millones de chinos recién salidos de la pobreza, se conviertan en ancianos que, a la vuelta de medio siglo, puedan encargar a sus nietos un refrigerador. Y de su color favorito.

41 comentarios

Julio González 31 marzo 2021 - 6:05 AM

Isidro se “mudó” de Havana times para LJC

Orl 31 marzo 2021 - 7:04 AM

Lo que no ha cambiado del gobierno chino es la matonería
Rompieron sus compromisos de un gobierno dos sistemas en Hong Kong. Amenazan constantemente con invadir Taiwan. Amenazan a prácticamente todos sus vecinos, se entran a golpes con los indios en la frontera, crean Islas artificiales en el mar para extender su imperio. Hacen limpieza étnica y meten sus minorías en campos de concentración.
Roban propiedad industrial. Pescan ilegalmente perjudicando a países de América Latina.
Por si esto fuera poco, ocultaron el virus y extendieron por el mundo la pandemia. Todavía, obstaculizan que se sepa la verdad sobre los obscuros orígenes del Covid-19.

Carlos 31 marzo 2021 - 8:02 AM

Me pregunto quien erradico la pobreza en China. ¿El capitalismo o el PCC?

Nina 31 marzo 2021 - 8:46 AM

Tener líderes que fueran servidores públicos eso fue lo que saco a China del estancamiento lo que se desprende que esos líderes supieron que solo la economía de libre mercado la libertad económica el libre emprendimiento los únicos capaces de lograr prosperidad económica para el pueblo.
En nuestro país ahorita mismo no hay líderes ni políticos ni rumbo y tampoco vergüenza es una élite que se ha convertido en una clase para sí, el pueblo abandonado a su propia suerte reprimido y amenazado incluso ya las amenazas las lanzan por la televisión para que tenga alcance nacional “si me cuestionas te desaparezco”

Carlos 31 marzo 2021 - 10:58 AM

Nina, en China los servidores públicos no responden al pueblo. También aplican el método de «si me cuestionas te desaparezco»

Lo que ha sacado de la pobreza a millones de chinos es la economía capitalista.

Eva 31 marzo 2021 - 9:28 PM

Exactamente como hicieron con la científica que alertó desde oct de 2019 acerca de la cepa de Sarcs que arrasa hace más de un año con todo y con el Dr. que aviso en Dic para que alertaran al mundo y cerraran fronteras (y que tristemente falleció ) prácticamente lo mataron
No creo en los chinos , ni su mafia no creo en lo que presentan de cara al mundo como si fueran verdades( lo mismo hace Cuba) las barbaridades que En China comercializan a expensas de la salud humana y del deterioro climático,Son aberrantes ( verifiquen con qué fabrican las súper conocidas chancletazos de playa que venden x 1 cuc ( material cancerígeno ) negocian y trafican especies salvajes en peligro de extinción, y muchos etc
Las mafias risa y China dejaron chicas a las italianas
Alibaba averigüen sus ingresos y de dônde salen !!! Pero son miles de casos así y los hay peores
El único sistema social siciaa as lista que aporta bienestar y libertad es el de algunos países europeos , los países nórdicos ,y otros pocos que por cierto hace más de un siglo tienen sistema de salud Y educación gratuita. Por no ver cosas así era prohibitivo para un cubano viajar fuera de Cuba e interactuar con extranjeros

tony crespo 31 marzo 2021 - 3:32 PM

Nina es otra de las que se creen el cuento de que el partido trabaja por el pueblo….
En que planeta vive esta sra…servidores del pueblo….? Ja ja ja

Enrique 31 marzo 2021 - 8:13 AM

Un interesante análisis, Isidro, bien ilustrado. Vivir casi 20 años muy cerca de la experiencia china, o diría más, dentro de ella, te ha permitido verlo todo y descubrir todos sus colores desde la óptica de alguien que conoce su lengua y tiene acceso a lo que llamamos realidad extralinguistica, las dos herramientas principales para poder traducir un original.

Si en momentos de la Historia milenaria de esa región, su territorio y sus fuertes dinastías, marcaron el contexto del desarrollo posterior del resto de los países que fueron surgiendo por allá, sería interesante conocer tu apreciación, desde afuera, sobre cuál pudiera ser entonces el papel de China en ese entorno, cuando “el casi centenar de millones de chinos recién salidos de la pobreza”, se vayan convirtiendo en ancianos, mientras los pueblos que habitan los países cercanos quieren eligir también el color favorito de su refrigerador.

dario45666 31 marzo 2021 - 9:26 AM

Que grandioso el exodo cubano,los “reolucionarios” se marchan a China,los no revolucioarios,a los EEUU….cosas veredes….!!!

Jose Varela 31 marzo 2021 - 9:44 AM

Estos “cantos de sirena” se escriben para gente que no ha viajado, ni viajara jamas a China. El ejemplo del Siemens es cuando menos, grosero.
En China hay millones de personas sobreviviendo en la mas infinita pobreza. Familias enteras viviendo en balsas de madera en el rio. Bebes muriendo ahogados al caerse por la borda no son noticia, sino el dia a dia de estas familias.
Ese es el verdadero milagro chino y no una anciana que pueda comprarse un resfrigerador.
Saludos.

Esteban 31 marzo 2021 - 10:40 AM

Ni media palabra sobre la constante represión del gobierno chino a todo tipo de disidencia política.
Un país lleno de tarecos pero sin democracia, es también una aberración que no creo alguien con dos dedos de frente quiera para Cuba.

Esteban 31 marzo 2021 - 10:52 AM

Tampoco ni media palabra sobre el genocidio contra la etnia uigur que le ha ganado al gobierno chino la repulsa del mundo entero.
Pero bueno, el artículo hablaba de refrigeradores y no quiero salirme del tema.

Carlos 31 marzo 2021 - 10:59 AM

Esteban, si lo hicieran entonces no estaría usted leyendo LJC 😀

Alfonso Rojas 31 marzo 2021 - 11:34 AM

Todo aplaudible con disminuir la pobbreza extrema, pero ante todo China es un imperio y como imperio se traga lo que puede, hace bien el regimen de cUBA en no confiar en ellos, la verdad es que a diferencia de la extinta URSS los chinos han aprendido que botar o enterrar plata con fines propagandisticos e ideologicos es estupido, ellos prestan en serio y son ultracapitalisatas en esos menesteres, Cuba con su tradicion de moroso eterno nunca podra pagar un prestamo sustancial de ese pais y terminara perdiendo en bienes o territorios su falta de pago, porque los chinos para cobrar son verdaderos maestros, insensibles e implacables a la hora de cobrar, mas de una nacion a probado el remedio chino para los morosos, para mi una 3 Guerra mundial esta a la vista, estamos en algo parecido a lo sucedido en la anterior guerra, Rusia y la China” amigos”, pero muy en el fondo saben que un conflicto entre ambos puede suceder cuando de supremacia mundial se habla, ni que decir del problema xcon India, Corea del Sur, Taiwan etc, el eterno deseo de dominar al mundo subyace en las relaciones del poder entre las grandes naciones, se dedicara la China a hacer feliz a su pueblo o lo echara todo por la borda queriendo ser la potencia dominante? El Imperio chino? La superpotencia planetaria?

Horacio 31 marzo 2021 - 11:57 AM

Bueno José Varela, yo he estado en China años y he estado en 5 provincias. Desde las super desarrolladas Shanghai Shenzhen hasta las zonas centrales de Sichuan.

Comentarios como el suyo me parecen sacados de un cuento…..Hay pobres en China? Claro hombre!!! Acaso Ud no lee la historia? José….son 1300 millones de chinos. Donde un alto porcentaje ni siquiera eran pobres como los cubanos son hoy, sino mucho peores, se morían literalmente de hambre y enfermedades comunes.

Claro que ahora hay gente pobre….como cree que no podría haber? La cosa no es esa, la cosa es, que, más allá de cualquier crítica, sí han sacado y elevado mcuhisomo el nivel de vida de la población. Y eso de que la mayoría trabaja como esclavos, es cuento de occidente. Cuando han visto esclavos que diseñan 5G y 6G? Y hacen los trenes más rápido del mundo y los rascacielos más altos y los puentes y túneles más largos….por favor.

Hace 300 años las sociedades actuales llamadas acomodadas, llámese Europa y Norteamérica, muchas de ellas robaban recursos naturales a mansalva desde sus colonias. El desarrollo en espiral. Que nadie lo dude. Ahora son acomodadas, que bien….cual ha sido el precio? Y la historia para ello? Criticar a China es sencillamente envidia porque supo, con las reglas del juego occidentales, situarse de tú a tú entre los grandes del planeta y disputarle a la potencia primera, con un sistema político distinto y sin lamerle las botas.

Reto a cualquier país del mundo que en 40 años tenga tales resultados. Yo, que estuve ahí, sé que la mayoría de la juventud no aposta a la emigración para vivir bien, sino justamente ser mejores para obtener puestos y trabajos buenos, en su mismo país. Eso dice mucho.

Y…hagan una pequeña búsqueda de salarios en China, y verán cuanto se paga en salario actualmente en muchas ciudades a los trabajadores calificados.. fácilmente salarios comparados con Europa occidental, y mucho más, diría yo.

Honor a quien honor merece. Y como dice el refrán, cuando cabalgas y los perros ladran es porque vas avanzando.

Jose Varela 31 marzo 2021 - 12:12 PM

Estimado Horacio!
Si ud cree que un rascacielo o un 5G es eliminar la pobreza y dejar de ser esclavo…!!!que viva su historia!!!
Lo que digo es que el ejemplo chino no me vale, el estilo chino no me gusta y su modelo de vida no me interesa.
Prefiero el modelo europeo, sueco o noruego, por ejemplo. Sin rascacielos y 5G pero con dignidad y sin tanques en plazas aplastando estudiantes.
Saludos

Armando Perez 31 marzo 2021 - 12:44 PM

China es una civilzación muy antigua. Desde su inicio fue un imperio que por épocas avasalló a sus vecinos o se aisló de ellos y que siempre se ha considerado superior al resto del mundo. Tradicionalmente, antes de que Occidente los dominara, fue una civilización con muchos avances tecnicos y económicos. Hoy en día, sigue siendo un imperio, con un emperador considerado semi-divino, una retahila de cortesanos ricos y negociantes que le lamen los pies y se ponen zancadillas unos a otros, una poderosa casta militar incondicional al emperador, y un mar de plebeyos cuyas vidas no valen nada para las otras clases y son usados a conveniencia. A todo esto se le une la preeminecia clara de la etnia “han” sobre todas las otras que habitan el imperio y que, en su mente, son muy superiores a los “barbaros” de otras etnias y de occidente.

En sus 3500 años de historia escrita, las andanzas de Mao con el comunismo son solo un pequeño paréntesis. Ellos han retornado ahora a lo que siempre han sido.

Horacio 31 marzo 2021 - 1:09 PM

José Varela, primeramente también saludarlo y gracias por su comentario respetuoso.

Yo me sonrío y pienso, y comparo, en caso de ser heterosexual, si a todos los hombres nos gustaría una sonrisa de una mujer linda. Seguro! No es verdad? No hay nada de malo en eso…una sonrisita vaya….

Modelo sueco, europeo, noruego…..Anja. Pues mire, a mi también me gusta más. Entonces… cuántas suecias, noruegas y dinamarcas hay en el mundo? Por que? Porque a nadie le gusta serlo? Será por eso que no hay muchas?

Pues mire, digaselo a los italianos o españoles o franceses que admitan en su territorio a todos esos africanos que van en masa atravesando mares buscando ese modelo tan bonito y que a todos nos gusta….a ellos también les gusta José, no lo dude. Que hacen esos países? La mayoría no les admite entrar….y…como fue que la mayoría de esos países hicieron su riqueza? Pues arrasando sus recursos naturales durante siglos.

Que Ud quiere que haga China, que sea Francia? Bueno, en primer lugar, vamos a poner en contexto la historia. 1979 y cientos de millones de gente con hambre. Vaya, empiece.

Quizá a Ud le guste más Suecia, a mi también. Vamos a decírselo a todos esos chinos que ahora viven medianamente acomodados, hasta con autos y tarjetas de créditos y viajes al extranjero (140 millones de chinos van a hacer turismo al extranjero José…lo sabía?), y vamos a decirle que Suecia es mejor que China, vamos a decírselo no ahora, vamos a decírselo en 1980 cuando andaba descalzo y comiendo 1 pote de arroz cada 2 días, a ver que le responde José… quizás responda Ah, gracias! Mi solución entonces es emigrar a Suecia! Voy a hacer los trámites!….

Que bonito es todo desde un papelito.. mis saludos y respetos para Ud también

Jose Varela 31 marzo 2021 - 2:44 PM

Horacio!
Yo pense que el ejemplo del modelo chino se traia a esta pagina como propuesta para Cuba, de lo contrario no tiene sentido el articulo, creo. Si es un modelo solo aplicable a China entonces… De que estamos hablando?. Que viven los chinos mejor que en el 1979? Pues seguramente si. Igual sucede en Colombia o en Costa Rica. Creo que solo Cuba y Haiti siguen con los indices de vida de los años setenta. Cuba, segun ultimas imagenes que he visto, con serias posibilidades de regreso a antes del cincuenta y nueve.
No se trata de que linea aerea escoger China Airlines o a Scandinavian Airlines, se trata de que camino seguir para que Cuba salga del maldito subdesarrollo en que vive. Y en ese caso, estimado Horacio, si el modelo chino es aplicable a Cuba, por que no seria tambien aplicable el modelo sueco? Y yo si tengo que escoger, aunque fuera solo porque las suecas me gustan mas que las chinas, ya voto por Estocolmo.
Por cierto, hay 140 millones de chinos viajando por todo el mundo y hay cientos de millones de chinos tambien, descalsos, analfabetos y sin siquiera aquella taza de arroz de la que ud me habla.
Saludos.

Manolo. 31 marzo 2021 - 3:57 PM

No tendria nada de irracional preferir el modelo sueco.
Hoy por hoy la socialdemocracia que tanto se desprecia aqui seria una bendición para Cuba. Esta ideología promueve precisamente la conservación de los pocos logros de la Revolucion que estan en pie: socialización de la salud, educacion y seguridad social.
Por otro lado se ganaría lo que la SD garantiza y el estalinismo actual niega: democracia, libertad de expresion, economia de mercado.

Esteban 31 marzo 2021 - 7:10 PM

Bueno, si 140 millones de chinos viajan el mundo de una población de 1300 millones, la verdad, matemáticamente hablando, es que solo el 10.77% de chinos se puede permitir viajar. Y eso no es mucho. De hecho, habla de la profunda disparidad que hay en ese país, con megamillonarios y enormes bolsones de pobreza.
La mayoría de los países occidentales superan a China en ese indicador. Nada por lo que tirar voladores.

Ivette García 31 marzo 2021 - 1:11 PM

El caso de China merece ser analizado sin prejuicios ni apasionamientos en la Cuba de hoy.
Como dice el autor, honor a quien honor merece. Muy cierto que siendo una derivación del mismo modelo estalinista a lo Mao, que ha presidido al país durante tantos años, han generado una estructura muy peculiar en la que introduciendo reformas capitalistas en la economía lograron un salto económico y de bienestar material para su pueblo, que ha consagrado al país como superpotencia única contrincante del gigante norteamericano. Cierto que ha sido por fuerza un proceso gradual en un país tan poblado. Es un acierto chino y un buen análisis del punto al que dedica su atención el autor.
En Cuba existe una corriente que se identifica con las ventajas evidentes de China en el plano económico y la asume como conveniente porque desarrolla el país sin alterar el sistema político. Recuerdo un debate con uno de los encargados del diseño de los lineamientos y el plan de desarrollo al 2030 en Cuba. Solo faltaban 12 años para que se cumplieran esas metas y cuando le increpé por lo que me parecía un espejismo y en qué se habían basado para eso, me respondió que si China lo logró en 20 años nosotros lo podríamos lograr en 5, tomando en cuenta nuestro capital humano y la capacidad de sacrificio de nuestro pueblo. Me quedé atónita. ¿Cómo no considerar que: somos culturas y países por tamaño, población, recursos, etc muy diferentes; que la capacidad de sacrificio tiene un límite y hoy tenemos un nivel de agotamiento de la gente luego de tantos años de sacrificio; que el bloqueo es una realidad, que el país está en riesgo de despoblamiento y que el capital humano está más débil que nunca por la cantidad de emigrados que tenemos, muchisimos jóvenes calificados, !la fuerza productiva del país!!.???? Al final solo atiné a decirle !ya comprendo, por eso estamos como estamos!.
Quienes siguen esa corriente, no toman en cuenta otros dos aspectos fundamentales:
1) el deslumbramiento con los éxitos económmicos de China oculta que en materia política las cosas allí son muy diferentes, a lo que temen no solo los que disienten dentro del país sino otros asiáticos porque no es cierto que China ha sido tan pacífica como se pinta. Se inventaron la fórmula de un país dos sistemas hace 20 y pico de años y ahora aprovecharon la pandemia para reprimir por ley las libertades civiles de Hong Kong, a pesar de tantísimas protestas de sus pobladores y de varios países del mundo. Tal vez dentro de un tiempo las ciencias sociales consideren a China como un nuevo tipo de imperialismo !derivado de un modelo de socialismo.!
2) la cultura asiática es muy diferente a la occidental, y eso influye en todo, incluido el modo de entender la democracia. Hay quienes han dicho que con los beneficios que en materia económica viven millones de chinos hace años, la gente ha decidido transferir sus derechos sociales y políticos a las élites del poder; o que como viven bien no les importa lo político. ¿Será? Es difícil de creer. Lo cierto es que hoy muchísimos chinos no conocen la masacre de Tiananmen que fue el otro día (1989) y que el autor refiere de pasada sin llamarla por su nombre, una MASACRE también en nombre del socialismo.
Aprendamos lo que convenga de la experiencia china para el desarrollo económico y el beneficio del pueblo, pero no ensalcemos más que eso, no intentemos traspolar ese modelo de sociedad para Cuba, no solo porque no nos conviene y será un fracaso, sino porque dilatará más la creación del nuestro.

Orl 31 marzo 2021 - 3:04 PM

Nada que ver con el tema Pero me indigna que ya lo del Gobierno cubano no tenga límites.

Todo el mundo sabe que mienten y no les importa

Copio

No estoy de acuerdo con la cifra de fallecidos que se informa a diario, esta claro que no es la real

.. si el numero de muertos informados fuera superior la gente entonces tomaria conciencia de las graves consecuencias de esta enfermedad y se cuidarian mucho mas, este es mi criterio, no una critica, muchas gracias.

José A. Huelva G. 31 marzo 2021 - 3:29 PM

Por lo único que de veras me gusta el “Modelo Chino”, es por lo que hacen con los corruptos del Gobierno. Pena de Muerte sin miramientos. Mientras mas alto el cargo más rápido los ejecutan. Eso dejaría diezmada a la nomenclatura en Cuba.

Armando Perez 2 abril 2021 - 11:09 AM

En realidad, esas ejeciciones de corruptos son solo para aquellos corruptos que caen en desgracia debido a las infinitas intrigas y conspiraciones palaciegas dentro del PCCh y se usan como circo para entretener al populacho. China está en el puesto 78 del indice de perecepción de la corrupción, por debajo de Cuba que está en el 63. Con lo hermético que es China con sus informaciones, no es de dudar que la realidad sea aun peor.

EZapo 31 marzo 2021 - 4:32 PM

La oración “se dieron la mano voluntarismo y empecinamiento ideológico” define lo que es la base de todo, y no la limonada, en Cuba.

Raul G. 31 marzo 2021 - 4:38 PM

Isidro en una ocasión le solicite escribiera un artículo acerca de la vida de Deng Xiao Ping . Para mi sería muy interesante conocer cuáles fueron sus principales logros que tan favorablemente incidieron en el despegue económico de China y sobre todo cómo pudo sobrevivir a tres purgas dentro de la Dirección de Partido porque sobrevivir a una en un Partido de corte Stalinista ya es más que difícil.

mepiamo 31 marzo 2021 - 8:46 PM

Fue la necesidad, algo que quienes estudian la Dialéctica de Hegel deben saber, pero que a veces quienes están en el poder, prefieren ignorar. Deng conocía el atraso de China, y entendía que la “Era de los Tratados Desiguales”, podría volver, y que ningún país puede darse el lujo de ser débil. Cuando la Guerra de Viet Nam, no podían ayudar a los vietnamitas, porque necesitaban de que hubiera otra potencia en el área, que balanceara el área contra las 30 Divisiones que tenía el ejército ruso en su otra frontera. Así, necesitaban que la Guerra de Viet Nam se extendiera lo más posible, y aunque gritaban día y noche “Yanquis go Home”, no le daban a Viet Nam ni un palillo de dientes . Debe haber sido significativa la visita de Deng, a la fábrica Toyota en Japón: Allí donde un civil ve salir un auto tras otro de una línea de montaje, un general ve salir un carro de guerra tras otro. De seguir los chinos por el rumbo de Mao Tse-Dong, en un día del futuro, el Emperador de Japón podría ordenar a sus robots que conquistaran China.

Joaquin Benavides 31 marzo 2021 - 6:22 PM

Isidro Estrada, muy buen articulo. Es un tema controvertido, pero sobre todo a partir del momento en que se ha convertido en el enemigo principal de los gobiernos norteamericanos, ya que no es Trump solo quien los considera asi. Ademas para mi, aunque se que no todos piensan asi, recogio las experiencias de la NEP de Lenin y las aplico a las condiciones especificas de China. No es capitalismo lo de China, es socialismo chino. Su politica interna es un asunto de los chinos. No hay peor ataque a los derechos humanos que las hambrunas donde las persona mueren de hambre. Y el Gobierno chino ha liquidado la posibilidad de que vuelvan las hambrunas. Son casi el 20% de la poblacion del mundo y han reducido a casi cero el indice de pobreza. ¿Es capitalismo eso? Es socialismo chino. Yo que conoci Hongkong cuando todavia estaba bajo la administracion britanica, puedo asegurar que ahora los honkoneses son mas libres que antes. Los ingleses no hacian elecciones como no las hacen en el Reino Unido donde tienen una monarquia que no se somete a ningun proceso democratico.

Armando Perez 2 abril 2021 - 11:22 AM

Capitalismo es el sistema economico que se rige por las leyes del mercado y el predominio de la propiedad privada y punto. Si hay varios partidos y los ciudadanos pueden escoger a cual votar, es una democracia, si solo hay un partido y los ciudadanos no puede cambiarlo es una dictadura. En China hay unaeconomia capitalista dirigida por un solo partido y eso se me parece mas al nazismo que a cualquier otra cosa. Tal vez porque el partido nazi se lamaba Nacional SOCIALISTA…

Sanson 31 marzo 2021 - 7:17 PM

Desde joven estoy oyendo que Cuba deberia seguir este modelo o aquel. Me acuerdo como cuando era pequenno se hablaba del modelo bulgaro que fue la primera vez que escuche eso de los modelos a seguir.. Resulta que ahora es el modelo chino, ese que cuando ha reprimido a su pueblo lo ha hecho pasandole por arriba con los tanques. No creo que a los cubanos les gustara comerse un murcielago o un mapache salvaje. No comemos ratas ni gusanos. Tampoco perros.
Yo nunca he visitado China y no creo que me interese hacerlo pero hay una polucion alli de pelicula.

A mi el modelo que me gustaria es el de Cuba antes de los Castro. Seguro que saldran algunos escandalizados y mostraran las fotos que se han venido mostrando hasta gastarse en todos estos annos por la propaganda de el mismo gobierno que tiene a Cuba hoy pidiendo el agua por sennas.
Y que conste que conozco este modelo por lo que vi que todavia quedaba cuando empece a andar por mi barrio y posteriormente por la Habana. Y para que no se asusten les digo que el modelo era fantastico. Lo malo no era el modelo sino los cubanos en si.

La corrupcion genetica, la guataqueria hereditaria, la tibieza para entrarle a las cosas y la falta de seriedad con el trabajo, el oficio o la profesion, eran el impedimento a que ese modelo triunfara mas aun.
Pienso que Batista que fue el catalizador de las futuras desgracias habria tenido que largarse como hizo Pinochet u otros dictadores del area geografica.
Ahora bien. Por mi casa habian fundiciones, una fabrica de zapatos, una fabrica de mosaicos , madereras y carpinterias y hasta una fabrica de cigarros. Habia un matadero y muchas mas industrias que por mi poca edad de entonces no recuerdo.
Eso sin contar que habia infinidad de cines, cafeterias, restaurantes peleterias, tiendas y consultorios dentales. Varias Farmacias y escuelitas pequennas. En mi cuadra habia una bodega, una carniceria y una quincallita y en la manzana habian dos barberias un cine y varias panaderias.

Las cuadras estaban llenas de autos de trabajadores que parqueaban uno detras de otro al lado de la acera y estas tenian un canterito que iba entre la via peatonal y la calle por toda la cuadra llena de portales y arboles que daban sombra.
Eso era en el barrio. Todo esto a lo que me refiero podia ir caminando y verlo siendo un ninno.
La gente era amistosa y se saludaban al pasar o se detenian a conversar en ocasiones. Ninguno habia participado en ninguna guerra todavia.Los sabados por la tarde recuerdo como se amontonaban gente que salian del trabajo a ver el jueguito de pelota de los chiquillos que jugabamos en el terrenito cercano .
Lo mejor era la educacion de la mayoria y puedo asegurar que una maestra era una maestra y que una persona con el sexto grado aprovado escribia y hablaba mejor que un medico actual o un maestro emergente de pre-universitario.
Es verdad que habia gente de un nivel bajo de escolaridad. En que pais no lo habia en ese entonces pero se producia y se fabricaba a un nmivel muy superior al de ahora donde no se fabrican ni bombiillos ni ventiladores ni zapatos.

No habian colas. Ni coleros ni policias organizando las colas o las guaguas que pasaban por las calzadas con una frecuencia increible.

Solo habia que haber mejorado el campo y eso se hubiera hecho como se hizo en otros paises de la mano de la industrializacion que hubieran acabado con el latifundio y el atraso que han persistido hasta hoy solo que en manos del gobierno.
Por lo demas el cubano de seguro se hubiera puesto las pilas y hoy en dia las inversiones serian tan grandes como las que posee el Estado de Israel, ese pequenno pais, donde todos estan dispuestos a invertir su dinero y hoy tienen desde fabricas de piezas y tecnologia para la aviacion hasta fabricas de electonica desarrollada asi como una industria farmaceutica para respetar y una cantidad de turistas que harian palidecer a cualquier polo turistico mundial.
Por que no. Por que seguir tratando de imitar a los asiaticos que son totalmente diferentes a nosotros?.

Y por lo demas yo vivo en Canada y aqui das una patada en el piso y sale un chino emigrante.
En Cuba a pesar de todo lo que pueda decirse venian gente de todo el Mundo y se establecia y como querian equipararse se pegaban y prosperaban y nunca habian barrios cubano en ninguna parte del Mundo.
Solo en Cuba.

Manuel* 2 abril 2021 - 5:51 PM

Esa Cuba que añoras jamás volverá. La Cuba del futuro será diferente y mejor.

mepiamo 31 marzo 2021 - 8:07 PM

Ya sé que no se menciona a los Uigures en el artículo, pero quiero decir un par de cosas sobre el asunto. Casi siempre que hay un grande abusador, y uno más pequeño abusado, miramos con ojos muy abiertos al grande, y no miramos en detalle al pequeño. En el caso de los Uigures, yo diría que encontraron la horma de su zapato. Los adoctrinadores intolerantes que aspiran a cubrir el mundo con su adoctrinamiento religioso, se han tropezado con los chinos, que también saben muchísimo de adoctrinamiento e intolerancia. Yo le creo a los chinos cuando dicen que la religión no es más que un pretexto para la secesión de China. Es lo que los musulmanes han hecho en La India. Y no sólo eso: en donde toman el poder exterminan a todos los que no quieran ser musulmanes, como es el caso en Paquistán. Hace algún tiempo decía un Medo -habitantes de Iraq-, que de su gente quedan muy pocos en Iraq, que han sido casi exterminados por los musulmanes árabes que los invadieron hace siglos. Con los chinos no hay eso: Te llevan para un campo de concentración guiado por Psicólogos, y te desintoxican de mahometanismo. Así, que los invito a ahorrarse sus lágrimas, cuando del “triste y abusado” musulmán se trate, y esto incluye a los Rohinjas de Myanmar.

Sanson 4 abril 2021 - 7:10 AM

Lo que queria decir con mi comentario anterior es que ni somos chinos ni somos suecos. Por que andamos buscando un modelo si antes de que se interrumpiera lo que existia en Cuba teniamos un modelo que lo que habia era que perfeccionarlo eliminando la corrupcion y la desidia que existia entonces y existe todavia ?.
Si elegimos un gobierno que pueda convivir con sus vecinos las inversiones vendran poco a poco. Si el gobierno da a sus ciudadanos la posibilidad de progresar y de intervenir en la vida economica del pais se desarrollaran la industria la agricultura y el turismo y no habra necesidad de recibir limosnas personales para gastarse en Cuba el dinero que ganemos.

Manuel* 31 marzo 2021 - 8:08 PM

Partamos de una base: China prospera porque ha abrazado un capitalismo radical. Que quede claro que no hablo de un simple capitalismo, sino de un capitalismo muy radical en su vertiente más ultraliberal.

Porque es posible el capitalismo dentro de una dictadura, pero no es posible la libertad si no existe también libertad económica, lo cual implica cierto grado de capitalismo, al menos en su forma mas moderada.

China se está convirtiendo en una sociedad de economía ultraliberal dentro de un sistema dictatorial del peor tipo. Me refiero a que en China se está implantando un sistema de vigilancia extrema mediante cámaras por todos lados con sistemas extendidos de reconocimiento facial. Pronto te multarán con precisión por cada semáforo en rojo que hayas cruzado. Y a eso se le suma un sistema de gradación de todos los individuos según clasificaciones de crédito social. De modo que si por algún delito menor pierdes el crédito social te hacen la vida imposible prohibiéndote hasta comprar un billete de avión.

Esto está conduciendo a una conjunción de disciplina social enorme con un ultraliberalismo capitalista. Esa mezcla les lleva a un éxito económico indudable. El futuro es de China. Pronto se convertirá en el poder económico dominante del mundo. Y será una pena que el poder económico dominante vaya a estar en manos de una tiranía. Con ello se romperá el principio de que la libertad conduce a la prosperidad, al hacer posible prosperidad sin libertad.

Luis Antonio izquierdo 31 marzo 2021 - 9:11 PM
Observador 2021 31 marzo 2021 - 9:56 PM

No puede haber dudas en el impresionante desarrollo de China en los últimos años, como lo fue el de Japon a partir de los 50’ y de Corea del Sur de los 70’ y como lo fueron también los espectaculares despegues de paises del Sudeste asiático. Lo que China tiene inmensos recursos naturales, territorio y población que facilitaba todo ese desarrollo, junto a un sistema político que no admite cuestionamientos, la apropiación de propiedad intelectual, el irrespeto a normativas internacionales y el indudable aporte que fue el “rescate” de ese inmenso pais para incorporarlo al mundo industrializado con la gestión de Nixon y Kissinguer en los tempranos 70. Tampoco nadie puede dudar de la vocación imperial de China, mucho más antigua de la siempre mencionada norteamericana, y emulando con la rusa, muchisima mas enraizada en la genética de esas naciones. Preguntenle a un vietnamita sobre los chinos y a un polaco sobre los rusos.
Aun con todo su enorme territorio y población, China no se cansa de avasallar a Taiwan, el
Miami chino, extiende su territorio con islas artificiales y sojuzga y aplasta a minorías, para no hablar del caso de Hong Kong y no tocar el tema de la Covid 19 y el ocultamiento, en el mejor estilo Chernobil, de sus inicios en Wuhan…Puerto Rico es un paraiso de libertad en comparacion.
Reconocer el impresionante desarrollo chino no puede deslumbrarnos y menos tratar de imitarlos. Algo definitivamente tenebroso se transpira en ese interes de expandirse por el mundo. Solavaya!!

Orlando 1 abril 2021 - 8:40 AM

Cuidense los Matanceros. Todo parece indicar Matanzas está en candela.

Nunca había habido tantos fallecimientos, parece que en Matanzas existe algo que no es Covid y está matando de manera fulminante

Orlando 1 abril 2021 - 10:15 AM

Bueno. Parece que la historia se puede repetir

En Checoslovaquia, la transición fue el resultado de un movimiento liderado por artistas jóvenes, como los del Movimiento San Isidro y el 27N en Cuba

Los líderes del movimiento anticomunista eran artistas, músicos, gente de teatro que se reunían con Vaclav Havel, dramaturgo y ex preso político en el Teatro Linterna Verde. La censura contra las artes era constante. Los rockeros eran perseguidos y su música únicamente podía disfrutarse en el clandestinaje. Havel barría las calles, violentados sus derechos profesionales. No había internet, pero si transmisiones de Radio Europa Libre, apoyo de sus amigos alrededor del mundo y la disidencia distribuía por el país fotos de las protestas y de la represión policiaca

Isidro Estrada 2 abril 2021 - 1:38 PM

Hola a todos:

Comienzo por agradecer los comentarios. El periodismo contemporáneo no puede darse el lujo de prescindir de ellos, devenidos complemento sine qua non de las opiniones vertidas por cada autor.
Como parte del toma y daca que se genera en este sentido, me gustaría abundar en algunos puntos, partiendo de las opiniones de los lectores:

1) Lamento que alguien identifique una “grosería” en mi uso de una anécdota familiar para destacar el cambio que ha experimentado la vida de millones de chinos. Aquí el refrigerador de marras actúa apenas como metáfora para expresar el salto cualitativo que ha transformado las vidas de mis allegados en China. Hoy no sólo pueden comprar refrigeradores – los que además llenan con sus alimentos predilectos cada semana-, sino que disponen de jubilación, seguro médico, viajan a dondequiera que les otorguen visas y les alcance el dinero, estudian en universidades, visten con decencia, van a teatros, adquieren y venden viviendas, invierten en bolsa, ponen negocios propios… En fin, no puedo menos que sentirme jubiloso de su progreso… Hace 60 años apenas podían soñar con mal alimentarse. No es menos cierto que aún muchos de los más de 1400 millones de chinos siguen a la espera de similares mejoras, pero siempre se supo que esto sería un proceso gradual. Exhorto a que alguien mencione a otro país del Tercer Mundo – del que China todavía es parte – que pueda reclamar para sí igual transformación en el mismo lapso de tiempo.

2) Este texto está dedicado a resaltar los progresos de China en la lucha contra la pobreza – la absoluta y de modo general -, lo cual marcha parejo al proceso de reformas emprendidos en 1978. No es una monografía del país, que deba analizar cada aspecto de su vida.

3) Si me preguntan sobre el modelo socioeconómico chino, me atrevo a calificarlo de capitalismo de Estado, ajustándonos al concepto marxista-leninista del mismo, el cual va matizado por las aspiraciones a futuro de un socialismo muy propio, en consonancia con la verticalidad de mando y la meritocracia que han primado en ese país desde tiempos de las dinastías.

4) Los métodos aplicados por el gobierno chino en Hong Kong, Tíbet, Xinjiang y en sus contactos con Taiwán pueden ser discutibles, e incluso reprobables, en dependencia de la visión de quien los aborde, pero todo observador objetivo debe tomar en cuenta que para China, más allá de su actual modelo político, es tema de vida o muerte evitar el desgajamiento territorial a que estuvo sometida por parte de las potencias occidentales y Japón por décadas. Y de eso no hace mucho. Sirvan de botones de muestra la Guerra del Opio que en el siglo XIX le impusieron Inglaterra y Francia, la invasión de la Alianza de Ocho Naciones, a principios del siglo XX, para sofocar la Rebelión de los Bóxers y la devastadora invasión de Japón (1937-45). Vale la pena por otra parte recordar cómo Londres aplastó por las armas la rebelión comunista en HK en los años 60.

5) El modelo chino (y a mi modesto modo de ver, ningún otro) tiene por qué marcar pauta para el desarrollo cubano. Para empezar, el fuerte componente confuciano (socialismo centralizado de la mano del “camino de la virtud”, como suelen enarbolar hoy en China) resulta un concepto bastante alejado de nuestra realidad.

6) Hablo de “represión armada” y no de “masacre de Tian An Men” porque sencillamente NO hubo tal masacre en la plaza que lleva ese nombre. Los estudiantes que la colmaban fueron desalojados vivos y en su totalidad en la madrugada del 4 de junio. Que hubo muertos ese día, sí que los hubo, y en cifras que aún queda por definir con exactitud. Estos cayeron en calles aledañas y en sitios tan distantes de la plaza como el Puente de Muxidi (a unos seis kilómetros de distancia), entre ellos se cuentan (y no serían los únicos, desde luego) los civiles (que no estudiantes) que participaron en enfrentamientos directos con los soldados, a quienes golpearon con barras de hierro, les lanzaron piedras y cócteles Molotov. También los que asaltaron e incendiaron sedes del Partido Comunista y comisarías, o las víctimas ajenas a las protestas, alcanzadas por los disparos de las tropas. Por años, medios informativos y personalidades políticas occidentales han inflado a más no poder la narrativa de la “masacre”, obviando el dato del desalojo y los militares ultimados (al menos en un caso quemado vivo) por manifestantes, o ignorando el golpe de Estado que se gestaba contra Deng Xiaoping tras bambalinas, aprovechando la confusión reinante. Los testimonios del equipo de TV española, uno de los últimos medios de prensa en abandonar la plaza ha sido reiteradamente ignorados. Esta historia tiene mucha tela por donde cortar aún.

Aquí dejo fragmento de testimonio de Jay Matthews, que a la sazón cubría las protestas para el periódico Wall Street Journal:

https://archives.cjr.org/behind_the_news/the_myth_of_tiananmen.php

The problem is this: as far as can be determined from the available evidence, no one died that night in Tiananmen Square.

A few people may have been killed by random shooting on streets near the square, but all verified eyewitness accounts say that the students who remained in the square when troops arrived were allowed to leave peacefully. Hundreds of people, most of them workers and passersby, did die that night, but in a different place and under different circumstances.

Para Raúl: Si LJC lo solicita publicaría gustoso una semblanza de Deng Xiaoping.

Una vez más, mi agradecimiento a LJC y a sus lectores.

manuel 4 abril 2021 - 3:24 PM

En Cuba no te dejan pescar pero no te regalan el pescado…..te lo cobran en divisas.

Los comentarios están cerrados.