Tomada de juventudrebelde

Por José Julián

La pérdida de valores en la juventud cubana es un tema recurrente en el discurso esgrimido, con toda energía y desespero, por los exiliados políticos miamenses. Es un tema manoseado y grotesco: al desaparecer la dirección histórica de la Revolución Cubana, comenzará la debacle de ésta. Debido a que los jóvenes de hoy, en la Cuba Socialista, no se hayan identificados con el proyecto, que sus valores no son los que promulga la prensa “oficialista”, que los símbolos que esgrimen los “comunistas” no tienen connotación para ellos.
Es cierto que la juventud cubana de hoy no recurre, en su totalidad, a los postulados de los fundadores de la Revolución; pero de ahí a afirmar que está destinada a destruir, a detener la marcha del socialismo en nuestro país cabe un enorme océano. Hay muchos puntos en común, hay acciones que realizar. Este es un sistema en construcción, sujeto a cambios y perfectible. Nunca será para atrás, que los jóvenes transformarán la Cuba actual. El mundo cambia. Las relaciones sociales y culturales se estrechan a medida de que la información circula como mercancía incontenible, y Cuba no es ajena a este proceso. La juventud de hoy, luce más alegre y despreocupada; parece un poco apolítica pero nada más alejado de la realidad.