Entonces, sanaremos

por Mely Ramírez
Sanaremos

Es abrumador todo lo que está sucediendo. Lamento hoy las muertes de familiares, amigos y conocidos. Hay tanto pueblo dolido, que no existe refugio ni bálsamo inmediato para semejante tristeza.

Una situación de desamparo abraza al sistema de salud cubano: escasean los implementos de protección ante la Covid-19, los medicamentos, el oxígeno, las capacidades de ingreso hospitalario, la esperanza. Y en medio de semejante infortunio, el primer ministro Manuel Marrero Cruz comete el desatino de culpar a los médicos de la crítica situación en la provincia de Cienfuegos.

Que existen galenos que no están a la altura de su profesión, es cierto. Que los medicamentos son sustraídos de las instituciones de salud para ser vendidos en el mercado negro, es cierto. Que se trafica con las camas hospitalarias, es cierto. La salud pública y revolucionaria se viene desmoronando hace mucho tiempo, reflejo de su sociedad y su sistema, y eso también es cierto.

Yo aborreceré hoy y siempre a quien actúe en contra de los desvalidos, a quien falte a la ética, al compromiso, la responsabilidad, porque sin valores no somos más que fieras sin camino ni futuro. Pero me preocupa cuando, desde la impotencia, culpamos a los mismos que aplaudíamos a las nueve de la noche, a los que son mayoría, a los valientes que también mueren, los que hacen guardias, pasan hambre, sienten miedo, estrés y abandono.

Circula en las redes la denuncia pública de médicos holguineros como blasón del sentir del gremio, pues, de las afrentas hechas al pueblo cubano, esta ha calado demasiado hondo. Ninguna ideología puede permanecer inmóvil ante lo injusto: hoy he visto a un padre y un hijo de ideas políticas opuestas, abrazarse y condenar juntos la alocución del primer ministro.

Siento vergüenza de quien, impunemente, vilipendia el honor de aquellos que han estado en primera línea en esta guerra virulenta. Un verdadero líder debería saber cuándo y cómo sancionar a quienes incumplen sin tener que denigrar públicamente toda una obra de bien. Un verdadero líder debería tener la capacidad de organizar, planificar, dirigir y controlar una tarea, y, sobre todo, tener la altura moral para reconocer que ha fallado.

Ser político en Cuba es hacer malabares con la inteligencia ajena, es poner en escena la tragicomedia de la culpa que rebota, es succionar la valía de la gente y escupirlos cuando ya no les sirve.

Ojalá llegue el día en que dejemos de servirle al gobierno y comiencen ellos a servirnos. Ojalá las excusas se cambien por soluciones y el bienestar de los muchos esté por encima del de los pocos. Entonces, sanaremos.

36 comentarios

GB 16 agosto 2021 - 1:19 PM

el calificativo que tenog para este señor es el de HP. que ser ser tan despreciable.

Polo Marín 16 agosto 2021 - 10:34 PM

Entonces, el primer ministro, de un golpe hizo el trabajo de CIA, y otras agencias y el gobierno norteamericano en el propósito de desacreditar el sistema de salud cubano para que no fructificara la iniciativa del premio Nobel.

Eva 17 agosto 2021 - 4:55 PM

En todo caso si alguien merece un Nobel son los que han estado AQUÍ enfrentando sin medios ni consideración estos dos virus el de la pandemia y el de estos ineficaces desgobernantes que se verían menos diabólicos si se quedarán en silencio
Carecen de ética de moral y de toda clase de humanismo
Ninguno se ha arrimado ni a los parqueos de las instituciones que se desgastan en garantizar a fuerza de voluntad todo el caudal humano para salvar a los enfermos y de paso salir ilesos y no llevar el virus a sus casas
Muy buen artículo excelente! Hay que parar a estos tipos ignorantes que son los únicos responsables de la situación caótica que vive el pueblo de Cuba
Su interés económico y su incapacidad para asumir la gobernanza imprescindible tomando como base que siendo una isla era menos complicado lograr impedir la entrada de todas las variantes del virus está matando a gente sana
17 meses dándole a la mandíbula y culpando a usa y al pueblo para ellos mismos cavar su tumba definitiva decretando algo que jamas debieron prohibir menos conociendo, si es que saben algo que yo ya dudo, acerca de la precariedad de la familia cubana para sobrevivir.
Con este gobierno Cuba no se salvará de nada . A estas alturas y viendo a estos tipos como se manifiestan descaradamente la única solución es sacarlos quitarles el poder de seguir discriminando y reprimiendo a los que SI TRABAJAN Y QUEREMOS UN PAÍS LIBRE DE ESCORIAS Y CORRUPCIÓN

Alicia 16 agosto 2021 - 1:23 PM

Excelente

Julio González 16 agosto 2021 - 3:19 PM

Lo único que le faltó decir a mely en este trabajo fue pedir la dimisión de este mediocre primer ministro

Manuel Figueredo 16 agosto 2021 - 1:59 PM

Los problemas llueven como las gotas de un fuerte aguacero. Pero hay una solución: La Calle y a esa le temen los dictadores.Que de haga otro 11 de JULIO y verán que la tierra cubana se sacude del oprobio que la oprime
Ni con el diálogo ni con firmas se resolverán los problemas. La calle es de los oprimidos,de los hambrientos de los impotentes que ven morir a sus hijos en los hospitales por falta de un medicamento.No, Díaz-Canel te equivocas,ya la calle es de todos y no de unos cuantos que salen con sus macanas a reprimir al pueblo. Viva Cuba Libre.Abajo la dictadura.
Patria y Vida.

Manuel* 16 agosto 2021 - 3:43 PM

La policía se encargará de que no se repita otro 11-J. El 11-J triunfó porque no había líderes y nadie lo planificó, de modo que cogió a todos desprevenidos, tanto a la oposición como a la policía. Es difícil que se repitan las circunstancias y mucho más difícil organizar otra protesta masiva. Antes tiene que regularse el derecho de manifestación que permita una convocatoria legal y organizada.

Esteban 16 agosto 2021 - 4:54 PM

“Antes tiene que regularse el derecho de manifestación que permita una convocatoria legal y organizada.”
xxxxx
Lo que tiene que suceder es que ese gobierno siga como va para que veas lo que va a suceder.
La indignación debido al hambre, el desabastecimiento y la indolencia de ese gobierno van a ser las mejores “regulaciones” para que se produzca otro 11-J.

Eva 17 agosto 2021 - 5:00 PM

Cuando se repita la gente no va salir como salió el 11J y de que viene viene ya perdieron todas las oportunidades de enmendar su cinismo
Y estoy segura que se multiplicará la cantidad de personas en la calle
El pueblo cubano de baja gama está siendo masacrado por un gobierno y un poder represor inmoral
Patria y Vida
Y que el karma siga dando a la cara de esos criminales que no puedan dormir tranquilos ni la siesta
Cada cubano muerto en esta impotencia médica y cada cubano preso por ser sincero y humilde tiene detrás mínimo 4 familiares y 4 amigos que no van a aguantarle más miseria a esos miserables tipos

Al Rojas 16 agosto 2021 - 2:26 PM

suscribo la calle es las solucion Fuera el csstrismo del poder

Sanson 16 agosto 2021 - 9:06 PM

En la proxima seria muy conveniente llevar algo escondido para si hay que defenderse de algunos que vengan en pandilla a darles patadas. Digo yo.

maria teresa 17 agosto 2021 - 12:05 PM

Si Sanson, también yo me fijé en eso, el ministro necesita nasobucos talla XXX es que tiene mucha superficie de cara.

Kevin 16 agosto 2021 - 2:52 PM

Inexplicable las decisiones, reacciones y conclusiones de nuestros dirigentes . Yo cada día mas decepcionado y sin esperanzas de nada , realmente.

nel 16 agosto 2021 - 4:13 PM

Excelente y valiosa su publicación que apela, además, a la vergüenza, a la educación y al respeto del otro, a la responsabiludsd de la actuación personal. Siempre existió desde tiempos antiguos el abismo entre la realidad y la aberración de su imagen producida por la soberbia,, las fiebres ideológicas y las consecuencias de padecer de obediencia absoluta. José Martí previó, pensó y reafirmó en diferentes circunstancias acerca de este importante tema: ” Gobernar no es más que prever”….”prever es la cualidad de los verdaderos estadistas: dejar de prever es un delito público: un delito mayor es no obrar por incapacidad o por miedo, en acuerdo a lo que se prevé.” Así consta también en su discurso del acto conmemorativo por el 25 Aniversario del 10 de Octubre de 1868.

Eva 17 agosto 2021 - 11:02 PM

Kevin no pierda las esperanzas y trate de estar en el lugar correcto porque este pueblo merece Vida y paz y prosperidad pero para eso hay que romper las cadenas que lo impiden porque cuando la libertad se coarta solo hay un camino y para ser prósperos y felices es imprescindible ser digno y libre

Raúl Ramírez 16 agosto 2021 - 3:00 PM

Ah, hija mía! Que certeras palabras las suyas. Muchas personas se sorprendieron de tan insensatas declaraciones pronunciadas por el señor primer ministro. Nuestros medicos y personal sanitario son seres con famila que esperan por ellos. Son seres con altísimo valor humano que al final del día terminan exahustos. Ellos son más grandes que los héroes, pues los héroes pasan de moda como si fueran personajes sacados de historietas. Sólo nosotros, el pueblo de este país nuestro, podemos honrar a esos miles de mujeres y hombres que día tras día combaten al virus con abnegación y altruismo. Cuidarnos, es la palabra de orden. Todos sin excepción debemos cumplir nuestro rol en esta batalla que aun no termina.

Observador 2021 16 agosto 2021 - 3:45 PM

Emotivo y honesto artículo, que muchos suscribimos y apoyamos.

Estamos en medio de la crisis sistémica más profunda de Cuba, agudizada en extremo por la creciente crisis sanitaria que ha hecho colapsar totalmente todo la estructura de la salud publica, incapaz de preverse por las autoridades politicas y gubernamentales, que para desgracia en Cuba son encarnadas por las mismas personas con la similar soberbia e incapacidad que genera el propio sistema.

Ayer nos enteramos de la carencia de oxígeno en el pais, algo que parecía solo posible en paises como Brasil y en la Bolivia de 2020, con gobiernos indolentes como nos tienen muy bien informados en los medios oficiales. Como ha pasado con los enterramientos y desborde de las morgues, o con la falta de camas, o con la ausencia de medicamentos y de personal sanitario. Algo inconcebible en nuestra maravillosa potencia medica y en nuestra eficiente estructura de poder popular, de gobierno de partido unico y de socialismo irrevocable. Pero que está pasando en nuestra patria, (con situaciones peores que las sufridas en muchospaises del continente), no por culpa de nuestros dirigentes ni del sistema político, sino por la indisciplina social, la negligencia de cuadros intermedios, el bloqueo genocida, la tergiversación en las redes y hasta por el desinterés de médicos y personal sanitario.

Hoy 16 de Agosto la situación para ese gobierno de incapaces y soberbios es peor aun que la del 11 de Julio, sin que haya habido mas manifestaciones ni mas actos vandalicos o de mercenarismo que el poder y su prensa obediente y plegada quieren achacar al descontento generalizado. Solo ha bastado la incompetencia, la soberbia y la prepotencia de sus gobernantes, incapaces de reconocer sus errores pero incansables en repartir sus propias y trascendentales culpas entre el projimo, generalizandolas incluso entre los héroes principales de este drama.

La indignidad y el deshonor en estado límite. No va quedando margen para asumir definitivamente una postura etica y ciudadana.

Manuel* 16 agosto 2021 - 3:45 PM

Un ministro metió la pata en unas declaraciones. Pasa continuamente en todo el mundo. A veces conduce a disculpas públicas y en otras ocasiones conduce a dimisiones.

Esteban 16 agosto 2021 - 4:06 PM

A tono con este artículo reproduzco un comentario que hice el la entrada anterior.
xxxxx
El primer ministro Marrero ha recibido una andanada de protestas y denuncias por parte del personal médico de la provincia de Holguin. Ese señor culpó a los médicos por la situación de la pandemia. Como los números se han disparado había que buscar culpables, y como siempre, el grupito de poder no tiene nada que ver.
Marrero insultó a los médicos, precisamente el colectivo humano que los ha estado sosteniendo mediante el aporte económico que significa sus constantes misiones en el exterior.
Ni el inepto Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez se ha disculpado por la feroz represión del 11-J ni Marrero por su ataque contra el personal de salud que trabaja sin recursos para intentar salvar el mayor número de vidas posibles a riesgo de sus propias vidas y las de sus familiares.
Queda claro, una vez más, que los comunistas en el poder no negocian, no respetan los derechos del pueblo y ni siquiera se disculpan.
Y así va nuestro país de la mano de ese grupo de barrigones incapaces y soberbios.
Patria y Vida. Viva Cuba Libre. Libertad para los prisioneros políticos del régimen castrista.

Yeyo 16 agosto 2021 - 6:28 PM

Que espera para renunciar?

Eva 17 agosto 2021 - 10:57 PM

Compatriotas sólo hacer revisión de los ministerios
El de alimento mandando a comer tripas
El de cultura todo chusma dando manotazo a un joven en la calle
El presidente incitando a la violencia contra manifestantes desarmados
Y ahora este vive bien difamando al personal de la salud
Que queda? Solitos no se van a ir porque saben que tendrán que vérselas con un pueblo encabronado y mutilado en cada poro su dignidad
Hay que quitarles el poco poder que les queda porque cada día son más y más los cubanos y los no cubanos los que observan y llevan cuentas de la inaptitud y soberbia ignorancia de estos puestos a dedo mentirosos difamadores irresponsables corruptos

Comunista hasta la Muerte 16 agosto 2021 - 8:48 PM

Morir del virus, de hambre, de falta de oxygeno, de falta de medicamentos, de falta de equipos de protección, es siempre un honor con tal que la muerte nos sorprenda obedeciendo las ordenes de nuestros maximos lideres.

El neurólogo 16 agosto 2021 - 9:07 PM

Ojalá nunca te veas con una saturación de O2 menor de 90, porque la hipoxia cerebral hace aflojar el subconsciente y tal vez no seas tan comunista hasta la muerte y te descuentan…

Sanson 16 agosto 2021 - 9:02 PM

Al tipo de tanto que come le queda chiquita la mascara.En un pais de tanta gente con hambre no deberian nombrar gordos para que gobiernen.

maria teresa 17 agosto 2021 - 6:32 PM

Disculpen mi comenrtario era aqui.
Si Sanson, también yo me fijé en eso, el ministro necesita nasobucos talla XXX es que tiene mucha superficie de cara.

Gladys Marel Garcia 16 agosto 2021 - 9:08 PM

El error de Marrero comoprimer ministro, que pretendio desacreditar a los medicos, enfermeros y personal de la salud, echandoles ls culpa de la crisis en los hospitales cuando en larealidad es un problema a solucionar por el gobierno, lo han desacreditado de tal modo que no se le respeta
Me parece muy bien el articulo

Felicia 17 agosto 2021 - 12:20 AM

El malestar del autor me recordó el que me generó, y en mi cuenta en twitter de turno expresé, aquel discurso en el que Raúl Castro culpó a los militantes partidista de haber engavetado durante 40 años sus responsabilidades e incumplido lo orientado por Fidel desde el primer congreso.

Les invito a contemplar de nuevo la exposición de la BIENAL DE LA HABANA “Detrás del muro”, inaugurada en Mayo de 2015, y que pude apreciar personalmente el 7 de junio.

En ella aparecen, entre otras, LAS GAVETAS, (#7), y también recuerdo LA CALDERA que aquí http://www.granma.cu/bienal-de-la-habana-2015/2015-06-05/detras-del-muro-una-fiesta-de-los-sentidos-la-belleza-y-la-inteligencia no vi.

dario 17 agosto 2021 - 7:54 AM

los que degradaron al sector de la salud en cuba ,son los mismos comunistas que gobiernan.Ligar el bienestar personal a la salida en “misiones” y discriminar a los que no aceptaban esas “misiones” marco el camino hacia la mrcantilizacion de los medicos,enfermeras,etc.Si vas en “Mision”….coges cajita,aunque sea poquita,si te quedas,trabajo y trabajo…..de esos lodos,vienen estos polvos.La memoria historica es importante !!!!

Raúl Dacosta 17 agosto 2021 - 1:22 PM

Los médicos siempre hemos sido muy maltratados por estos funcionarios barrigones, me gustaría recordarle al primer ministro que somos un clan, cuando ofenden de esa manera a algunos también nos está ofendiendo a todos, en ese clan también incluyo a las enfermeras y técnicos de laboratorio.
La gestión del gobierno con la pandemia ha sido pésima, si no es más grave es gracias a la consagración y entrega de nuestro personal de salud.
Tenga la decencia primer ministro de por lo menos pedir disculpas o renunciar.
Gracias

Eva 17 agosto 2021 - 10:46 PM

Y no hay ley en Cuba que los haga dejar su mal gobierno !!! Por eso y por toda la miseria a que este gobierno durante 62 años ha sometido al pueblo mientras ellos manejan el fruto del trabajo honrado del país a su conveniencia y antojo abriéndose cuentas en panamá Hungría usa etc etc justo por eso lo que falta para un desate civil que superará el 11J es un pestañazo
Si de verdad les importara La Paz y el bienestar del país dimitirían TODOS YA!

Eva 17 agosto 2021 - 11:04 PM
John 18 agosto 2021 - 4:24 PM

Debemos retomar el aplauso de las 9 PM como desagravio al personal de la salud.

Eva 19 agosto 2021 - 6:06 PM

De acuerdo porque en cada aplauso va el deseo de bien con todos los cubanos honrados y sinceros
Patria y Vida LIBERTAD!

Eva 18 agosto 2021 - 7:38 PM

Señor Marrero Primer Ministro de Cuba: No… – Leanny Pérez Martínez | Facebook

Señor Marrero Primer Ministro de Cuba:
No había tenido tiempo para Ud. estaba intentando y repito “intentando” salvar vidas de mi pueblo, pero ahora, luego de unas horas de descanso, he decidido dedicarle parte de mi tiempo, no porque crea que vaya Ud. a prestarme atención, lo más probable es que ni siquiera lea Ud. estas palabras, sino porque lo considero una responsabilidad personal, y fíjese bien una responsabilidad orientada a tratar de salvar más vidas.
Ya cientos de médicos han escrito su parecer, y creo que no lo haré mejor que ellos, mis palabras solo dejarán claro que estoy a su lado y los apoyo, cosa que tristemente no hicieron nuestros directivos provinciales, los que al menos por decoro, sino por valentía debieron ser los primeros en cerrarle la boca a Ud. como quien tapa una letrina.
Ud dice esas irresponsables palabras y no puedo evitar preguntarme ¿por qué y para qué? Cuál es su objetivo? Que espera provocar con ellas…?
Ha dicho sin pensar o preocuparse de las consecuencias que el pueblo se queja más de los maltratos del personal de salud que de la falta de recursos…
Veámoslo con calma… Supongamos qué Ud. pretende que disminuyan los maltratos…
A esto me gustaría dedicarle unos momentos:
Si es como Ud. dice y el personal de salud cubano es un maltratador entonces…
¿Es un maltratador sólo ahora? Quiero decir… ¿en ninguna de las misiones internacionalistas por las cuales Cuba ha recibido millones de dólares fueron maltratadores? En este punto no sólo existe una contradicción evidente sino que Ud. mismo le ha dicho al mundo que su personal de salud no es de fiar, sus palabras circulan las redes, y diseminan el odio, algo que al parecer a su gobierno se le da muy bien. Creo que en el futuro eso hará más difícil que consigan a donde enviar misiones cubanas, yo si fuese el gobierno de otro país, por supuesto que no quisiera un personal de salud que maltrate a los míos.
Si es como Ud. dice y el personal de salud cubano es un maltratador, como podría explicarse esto…? Es algo aprendido? Nos lo enseñaron en la facultades de medicina, de enfermería, las escuelas técnicas, las escuelas de especialidades asociadas a la medicina o en los hospitales? Si no es así no puedo evitar preguntarme… Es que lo aprendimos en casa? Es que los cubanos somos así? Si puede trate de seguir mi razonamiento, no lo veo muy intrincado…
Si es como Ud. dice y el personal de salud es un maltratador como es que sus palabras han indignado tanto a los que cada día dan el frente a la epidemia y al sufrimiento de su pueblo… Sencillamente no puedo imaginarme a personas que poniendo en riesgo su seguridad en todos los sentidos como ya sabemos que ocurre en Cuba levantan la voz contra Ud. ante tamaña ofensa.
Pero resulta que NO…. NO ES COMO UD. DICE!!!
Cada día frente a mí y junto a mí veo a mis colegas, a mis profesores y a mis estudiantes mirando a los ojos (cosa que dudo que Ud. tenga el valor de hacer) a una enfermedad que se ha llevado a muchos, con una sonrisa en los labios, una palmada de aliento, una palabra de esperanza.
No dudo que Ud. en su miopía haya tomado frías cifras de algún resumen de quejas y haya contado (No puedo ni imaginarlo haciéndolo para justificar el absurdo de su gestión gubernamental) cuantas quejas son por maltrato y cuantas por carencias.
Pretendo entrar con furia en este punto porque ni mis profesores ni mis colegas ni mis alumnos se merecen lo que Ud. ha dicho.
Cuando analizamos una queja la que sea, siempre encontramos que en su base se encuentra la ausencia de algún recurso necesario o imprescindible, no dudo que algún médico, enfermera, radiologo o laboratorista, camillero o custodio de nuestro pueblo haya maltratado o discutido con algún paciente en algún punto.. Yo por supuesto lo hecho, me ha ocurrido, soy humano y lejano a la perfección, lo he visto ocurrir a muchos, mas casi siempre he visto la reconciliación natural de los cubanos nobles imponerse a estas situaciones. CUANDO NO HE PODIDO… ver reconciliaciones ha sido cuando la causa de la queja, insatisfacción o discusión es provocada por la comprensible desesperación de un ser humano que llega a nosotros con familiar muriendo y tiene que escuchar la terrible noticia de que no disponemos de los medios para ayudarlo… Pero esto lo voy a desglosar no lo voy a dejar así…
Todo médico dedicado al trabajo de la covid conoce que existen 3 pilares básicos en el tratamiento de un paciente con covid, con aspectos que se individualizan de acuerdo al estado del paciente y los recursos disponibles, sin embargo, todo paciente cuyo estado de severidad no sea ligero requiere al menos:
1. Oxigenoterapia de alto flujo.
2. Antibióticoterapia adecuada y oportuna.
3. Esteroides.
4. Anticoagulantes.
Para no parecer abstracto me limitaré a la experiencia de mi guardia de ayer (No fue una de la peores)
1. Nuestro hospital no disponía de oxígeno, y fíjese que no hablo de oxígeno a alto flujo que es lo indicado en todo el mundo. A este respecto quiero enfatizar que es del conocimiento de mis directivos que dediqué horas y esfuerzo a diseñar lo que se conoce como Cánulas de oxigenoterapia de alto flujo, las cuales está bien demostrado que logran disminuir la letal intubación hasta en un 70 % de los pacientes distresados, incluso llegué a realizar los cálculos de costo, que no superan los 30 dólares por equipo, un equipo que cuesta entre 450 y 600 dólares en el mundo. Pero además reuní la información para demostrar que ahora y aquí en mi Cienfuegos natal podemos producir hasta 2 equopos por día y salvar así a cientos de personas…No me prestaron atención, pero si no se la han prestado a mis profesores de experiencia, que podría esperar yo. Vuelvo al punto más doloroso de lo que escribo… Yo tuve que ver morir a muchas personas sin la oxigenoterapia que necesitaban, tuve que mirar a los ojos tristes de las familias, apretar las manos temblorosas de los moribundos, Ud. no tiene idea de eso, ni prestigio para haber dicho lo que dijo sobre nuestro personal de salud.
2. Nuestro hospital no disponía de los antibióticos necesarios para tratar la enfermedad, únicamente de Azitromicina via oral para los casos que no serían hospitalizados y que no alcanzó para 1/4 de los pacientes que lo necesitaban. Amikacina y Ciprofloxacino vía parenteral para los hospitalizados, medicamentos ambos que todos los médicos sabemos que no son de utilidad para tratar las infecciones respiratorias. Puedo comprender que el mínimo de ceftriaxona que había se reservara a los neonatos en estado de gravedad o a las embarazadas críticas, y también lo entendió nuestro pueblo, cuando se lo explicábamos, a pesar del dolor en sus ojos.
3. Nuestro hospital no disponía de NINGÚN esteroide y los anticoagulantes aparecen de manera errática.

Ahora bien, si la farmacia de nuestro hospital nos mentía cosa que dudo, si el centro de distribución de oxigeno nos mentía, cosa que dudo, entonces…DONDE ESTÁN TODOS ESOS RECURSOS QUE UD. ASEGURA QUE EXISTEN?
Ayer yo intenté reanimar pacientes en el suelo, atendí a pacientes graves en sillas, cargué a pacientes vivos y fallecidos porque no alcanzaban las camillas, pero no sólo yo… CADA UNO DE LOS MIEMBROS DE MI EQUIPO DE GUARDIA.
Sabe a cuantas personas vi insatisfechas por el trabajo de nuestro personal… A NINGUNA…Sabe a cuantas personas vi indignadas, maltratadas, asustadas por las carencias? … A TODAS…
Y quiero decirle algo más que veo que se ha vuelto una especie de moda.. No responsabilizo a los “mandos medios” como ustedes llaman a nuestros directivos, mis directivos (y todo el que me conoce sabe que yo no adulo A NADIE) todos mis directivos estaban conmigo anoche “guapeando” y tratando de capear la tempestad, sufriendo con nosotros la impotencia de no tener camas y recursos, de veras me pregunto en qué horario están durmiendo, como atienden a sus familias, y se han ganado mi respeto aún cuando no respondieron las infames palabras que Ud. dedicó a nuestros trabajadores, pero además le digo, todos o casi todos nuestros directivos se han enfermado trabajando con nosotros por eso… Ellos no son los responsables… Son Ud. y su gobierno que no ha tenido la humildad de aceptar la ayuda ofrecida por el mundo por un montón de motivos politicos enrevesados que despreciaría nuestro héroe José Martín. A mis directivos quizás le esté vedado decirle estas palabras… A MI NO!!!
Use sus palabras para dar aliento, use su poder para que la ayuda del mundo llegue a Cuba, use su influencia para que se deje de dar cifras falsas o incorrectas en la televisión. No haga uso de su cargo para desacreditar a sus principales soldados en esta guerra cruel. Soldados que no tienen armas, no tienen municiones, no pueden hacer colas para comprar la comida de sus familias porque están en la batalla, no reciben una canasta básica como sus militares, policías y altos cuadros, duermen escasas horas, enferman a sus familias, sufren la muerte de sus pacientes, por eso cree Ud. que vamos a temer decirle la verdad en el rostro?
Pero además sepa Ud. que sus palabras ya son despreciadas en el mundo y que yo me ofrezco para discutir cualquier punto de lo antes escrito, en privado, en prisión, en la televisión nacional donde Ud. quiera. Yo no soy un político, pero esta claro que dejar la política en vuestras manos ha sido una mala idea. No más mentiras.
Desde el día 0 en que la enfermedad entró a nuestro país muchos nos entregamos a la difícil tarea de ayudar a nuestro pueblo con lo poco que teníamos, para que venga Ud. a mancillar un sacrificio hecho con tanto amor, con tanto esfuerzo y con tantas muertes.

Rene 19 agosto 2021 - 7:12 AM

Todos cometemos errores, es un hecho. Los políticos no tienen que ser diferentes, cometen errores. Pero hay una línea que un político no debe cruzar. En menos de un mes los dos principales políticos cubanos actuales no solo cruzaron la línea, sino que la han borrado con lodo, por no decir m…..
Este tipo de torpezas es la que muestra la mediocridad de la “máxima dirección del país”, que está haciendo la labor que la CIA no logró en tiempos de Fidel. Estos mediocres están hundiendo a Cuba y no tienen ni siquiera decoro para renunciar, porque sencillamente no quieren perder sus privilegios. Díaz Canel no tiene moral para sustituir al primer ministro, porque aún resuenan sus indignas palabras para lanzar una lucha fraticida. Ninguno tiene un mínimo de decencia.
Puede decirse muchas cosas de Fidel, a favor y en contra, pero creo que todos podemos coincidir en que nunca, jamás!… como le encantaba decir en su grandilocuencia… jamás Fidel hubiera dicho lo que Marrero del personal de salud.

Eva 19 agosto 2021 - 6:03 PM

Imposible olvidar imposible perdonar la barbarie de este desgobierno cubano

Señor Marrero Primer Ministro de Cuba: No… – Leanny Pérez Martínez | Facebook

Leanny Pérez Martínez
Señor Marrero Primer Ministro de Cuba:
No había tenido tiempo para Ud. estaba intentando y repito “intentando” salvar vidas de mi pueblo, pero ahora, luego de unas horas de descanso, he decidido dedicarle parte de mi tiempo, no porque crea que vaya Ud. a prestarme atención, lo más probable es que ni siquiera lea Ud. estas palabras, sino porque lo considero una responsabilidad personal, y fíjese bien una responsabilidad orientada a tratar de salvar más vidas.
Ya cientos de médicos han escrito su parecer, y creo que no lo haré mejor que ellos, mis palabras solo dejarán claro que estoy a su lado y los apoyo, cosa que tristemente no hicieron nuestros directivos provinciales, los que al menos por decoro, sino por valentía debieron ser los primeros en cerrarle la boca a Ud. como quien tapa una letrina.
Ud dice esas irresponsables palabras y no puedo evitar preguntarme ¿por qué y para qué? Cuál es su objetivo? Que espera provocar con ellas…?
Ha dicho sin pensar o preocuparse de las consecuencias que el pueblo se queja más de los maltratos del personal de salud que de la falta de recursos…
Veámoslo con calma… Supongamos qué Ud. pretende que disminuyan los maltratos…
A esto me gustaría dedicarle unos momentos:
Si es como Ud. dice y el personal de salud cubano es un maltratador entonces…
¿Es un maltratador sólo ahora? Quiero decir… ¿en ninguna de las misiones internacionalistas por las cuales Cuba ha recibido millones de dólares fueron maltratadores? En este punto no sólo existe una contradicción evidente sino que Ud. mismo le ha dicho al mundo que su personal de salud no es de fiar, sus palabras circulan las redes, y diseminan el odio, algo que al parecer a su gobierno se le da muy bien. Creo que en el futuro eso hará más difícil que consigan a donde enviar misiones cubanas, yo si fuese el gobierno de otro país, por supuesto que no quisiera un personal de salud que maltrate a los míos.
Si es como Ud. dice y el personal de salud cubano es un maltratador, como podría explicarse esto…? Es algo aprendido? Nos lo enseñaron en la facultades de medicina, de enfermería, las escuelas técnicas, las escuelas de especialidades asociadas a la medicina o en los hospitales? Si no es así no puedo evitar preguntarme… Es que lo aprendimos en casa? Es que los cubanos somos así? Si puede trate de seguir mi razonamiento, no lo veo muy intrincado…
Si es como Ud. dice y el personal de salud es un maltratador como es que sus palabras han indignado tanto a los que cada día dan el frente a la epidemia y al sufrimiento de su pueblo… Sencillamente no puedo imaginarme a personas que poniendo en riesgo su seguridad en todos los sentidos como ya sabemos que ocurre en Cuba levantan la voz contra Ud. ante tamaña ofensa.
Pero resulta que NO…. NO ES COMO UD. DICE!!!
Cada día frente a mí y junto a mí veo a mis colegas, a mis profesores y a mis estudiantes mirando a los ojos (cosa que dudo que Ud. tenga el valor de hacer) a una enfermedad que se ha llevado a muchos, con una sonrisa en los labios, una palmada de aliento, una palabra de esperanza.
No dudo que Ud. en su miopía haya tomado frías cifras de algún resumen de quejas y haya contado (No puedo ni imaginarlo haciéndolo para justificar el absurdo de su gestión gubernamental) cuantas quejas son por maltrato y cuantas por carencias.
Pretendo entrar con furia en este punto porque ni mis profesores ni mis colegas ni mis alumnos se merecen lo que Ud. ha dicho.
Cuando analizamos una queja la que sea, siempre encontramos que en su base se encuentra la ausencia de algún recurso necesario o imprescindible, no dudo que algún médico, enfermera, radiologo o laboratorista, camillero o custodio de nuestro pueblo haya maltratado o discutido con algún paciente en algún punto.. Yo por supuesto lo hecho, me ha ocurrido, soy humano y lejano a la perfección, lo he visto ocurrir a muchos, mas casi siempre he visto la reconciliación natural de los cubanos nobles imponerse a estas situaciones. CUANDO NO HE PODIDO… ver reconciliaciones ha sido cuando la causa de la queja, insatisfacción o discusión es provocada por la comprensible desesperación de un ser humano que llega a nosotros con familiar muriendo y tiene que escuchar la terrible noticia de que no disponemos de los medios para ayudarlo… Pero esto lo voy a desglosar no lo voy a dejar así…
Todo médico dedicado al trabajo de la covid conoce que existen 3 pilares básicos en el tratamiento de un paciente con covid, con aspectos que se individualizan de acuerdo al estado del paciente y los recursos disponibles, sin embargo, todo paciente cuyo estado de severidad no sea ligero requiere al menos:
1. Oxigenoterapia de alto flujo.
2. Antibióticoterapia adecuada y oportuna.
3. Esteroides.
4. Anticoagulantes.
Para no parecer abstracto me limitaré a la experiencia de mi guardia de ayer (No fue una de la peores)
1. Nuestro hospital no disponía de oxígeno, y fíjese que no hablo de oxígeno a alto flujo que es lo indicado en todo el mundo. A este respecto quiero enfatizar que es del conocimiento de mis directivos que dediqué horas y esfuerzo a diseñar lo que se conoce como Cánulas de oxigenoterapia de alto flujo, las cuales está bien demostrado que logran disminuir la letal intubación hasta en un 70 % de los pacientes distresados, incluso llegué a realizar los cálculos de costo, que no superan los 30 dólares por equipo, un equipo que cuesta entre 450 y 600 dólares en el mundo. Pero además reuní la información para demostrar que ahora y aquí en mi Cienfuegos natal podemos producir hasta 2 equopos por día y salvar así a cientos de personas…No me prestaron atención, pero si no se la han prestado a mis profesores de experiencia, que podría esperar yo. Vuelvo al punto más doloroso de lo que escribo… Yo tuve que ver morir a muchas personas sin la oxigenoterapia que necesitaban, tuve que mirar a los ojos tristes de las familias, apretar las manos temblorosas de los moribundos, Ud. no tiene idea de eso, ni prestigio para haber dicho lo que dijo sobre nuestro personal de salud.
2. Nuestro hospital no disponía de los antibióticos necesarios para tratar la enfermedad, únicamente de Azitromicina via oral para los casos que no serían hospitalizados y que no alcanzó para 1/4 de los pacientes que lo necesitaban. Amikacina y Ciprofloxacino vía parenteral para los hospitalizados, medicamentos ambos que todos los médicos sabemos que no son de utilidad para tratar las infecciones respiratorias. Puedo comprender que el mínimo de ceftriaxona que había se reservara a los neonatos en estado de gravedad o a las embarazadas críticas, y también lo entendió nuestro pueblo, cuando se lo explicábamos, a pesar del dolor en sus ojos.
3. Nuestro hospital no disponía de NINGÚN esteroide y los anticoagulantes aparecen de manera errática.

Ahora bien, si la farmacia de nuestro hospital nos mentía cosa que dudo, si el centro de distribución de oxigeno nos mentía, cosa que dudo, entonces…DONDE ESTÁN TODOS ESOS RECURSOS QUE UD. ASEGURA QUE EXISTEN?
Ayer yo intenté reanimar pacientes en el suelo, atendí a pacientes graves en sillas, cargué a pacientes vivos y fallecidos porque no alcanzaban las camillas, pero no sólo yo… CADA UNO DE LOS MIEMBROS DE MI EQUIPO DE GUARDIA.
Sabe a cuantas personas vi insatisfechas por el trabajo de nuestro personal… A NINGUNA…Sabe a cuantas personas vi indignadas, maltratadas, asustadas por las carencias? … A TODAS…
Y quiero decirle algo más que veo que se ha vuelto una especie de moda.. No responsabilizo a los “mandos medios” como ustedes llaman a nuestros directivos, mis directivos (y todo el que me conoce sabe que yo no adulo A NADIE) todos mis directivos estaban conmigo anoche “guapeando” y tratando de capear la tempestad, sufriendo con nosotros la impotencia de no tener camas y recursos, de veras me pregunto en qué horario están durmiendo, como atienden a sus familias, y se han ganado mi respeto aún cuando no respondieron las infames palabras que Ud. dedicó a nuestros trabajadores, pero además le digo, todos o casi todos nuestros directivos se han enfermado trabajando con nosotros por eso… Ellos no son los responsables… Son Ud. y su gobierno que no ha tenido la humildad de aceptar la ayuda ofrecida por el mundo por un montón de motivos politicos enrevesados que despreciaría nuestro héroe José Martín. A mis directivos quizás le esté vedado decirle estas palabras… A MI NO!!!
Use sus palabras para dar aliento, use su poder para que la ayuda del mundo llegue a Cuba, use su influencia para que se deje de dar cifras falsas o incorrectas en la televisión. No haga uso de su cargo para desacreditar a sus principales soldados en esta guerra cruel. Soldados que no tienen armas, no tienen municiones, no pueden hacer colas para comprar la comida de sus familias porque están en la batalla, no reciben una canasta básica como sus militares, policías y altos cuadros, duermen escasas horas, enferman a sus familias, sufren la muerte de sus pacientes, por eso cree Ud. que vamos a temer decirle la verdad en el rostro?
Pero además sepa Ud. que sus palabras ya son despreciadas en el mundo y que yo me ofrezco para discutir cualquier punto de lo antes escrito, en privado, en prisión, en la televisión nacional donde Ud. quiera. Yo no soy un político, pero esta claro que dejar la política en vuestras manos ha sido una mala idea. No más mentiras.
Desde el día 0 en que la enfermedad entró a nuestro país muchos nos entregamos a la difícil tarea de ayudar a nuestro pueblo con lo poco que teníamos, para que venga Ud. a mancillar un sacrificio hecho con tanto amor, con tanto esfuerzo y con tantas muertes.

Los comentarios están cerrados.