Retos del activismo afrodescendiente cubano

por Lixandra Díaz Portuondo
Activismo afrodescendiente

La agenda mundial dedica varias jornadas a la celebración de la cultura africana y la afrodescendencia en general, con especial énfasis en sus características simbólicas y folclóricas. No obstante, es necesario acercarse a este grupo poblacional desde sus realidades. La comunidad afro necesita más de políticas públicas sistemáticas que ayuden a fortalecer sus capacidades y romper con condicionamientos de precariedad heredados, que de posts de solidaridad y empatía.

A casi tres años de la implementación del Programa Nacional contra el Racismo y la Discriminación Racial, debe atenderse a sus resultados y a los de otros proyectos asociados con influencia directa en sus beneficiarios.

El censo poblacional de 2010 registró que el 35.9% (4 006 926) de la población cubana es afrodescendiente. Las políticas dirigidas a ellos deben enfocarse en romper con las condiciones que derivan en la reproducción de sus índices de pobreza y vulnerabilidad. En ese sentido, el activismo afrodescendiente puede considerarse un medidor de sus necesidades reales, una alternativa para exigir la formulación y cumplimiento de legislaciones equitativas e integradoras, y una vía para la auditoría de resultados concretos.

Por consiguiente, sería oportuno articular en Cuba un activismo de carácter sinérgico y multidisciplinar que atienda estos retos principales:

— Rediseño de políticas públicas a partir de resultados demográficos: El enfoque de cualquier estrategia debe basarse en estudios actualizados sobre la situación de los sujetos a quienes va dirigida y atender a cuestiones como el territorio de origen y de residencia, rangos etarios, niveles educacionales, solvencia económica, identidad de género y perspectivas en el país.

— Activismo feminista antirracista: Aunque en los últimos años el tema de la influencia africana ha ganado espacio en la agenda pública y, pese a las reservas, en la mediática, es necesario un activismo antirracista que defienda los derechos de las mujeres afrocubanas y lleve el tema a la agenda política.

La Federación de Mujeres Cubanas (FMC) no atiende a la mayor parte de la agenda feminista del país. Como es de suponer, tampoco responde a las necesidades puntuales de las mujeres negras porque, políticamente, no hay diferencia. Sin embargo, estas tienen mayores dificultades para acceder a trabajos particulares bien remunerados, muchas viven en condiciones de hacinamiento y son dependientes de una economía presentista, o sea, de subsistencia diaria.

Activismo afrodescendiente

La FMC no atiende a las necesidades puntuales de las mujeres negras porque, políticamente, no hay diferencia. (Foto: Alejandro Ernesto/EFE)

— Fomento del empoderamiento económico a través de emprendimientos: La influencia de nuevos emprendimientos que defienden la diáspora africana en el país es evidente y han logrado cambios sustanciales en la percepción colectiva de la afrocubanidad desde la moda, la estética y los valores culturales en general. De hecho, muchos de estos emprendimientos están dirigidos por afrodescendientes, lo que muestra una perspectiva de desarrollo.

Sin embargo, es responsabilidad del activismo velar para que la ruta de sostenibilidad de estos negocios no olvide los motivos de su surgimiento y que su base y directriz imperecedera sea el fortalecimiento de las capacidades de la comunidad afrodescendiente que les rodea.

También se debe abogar por la muestra de belleza afrocubana en su totalidad, sin ponderar unas características fenotípicas por encima de otras. Ello nos alejaría de una regresión a la búsqueda de la mulata esbelta, con curvas y rizos perfectos y el mulato fornido. La aceptación de la matriz afro tiene que implicar la correspondencia e identificación de la comunidad con la imagen que se divulga.

— Fortalecimiento y cumplimiento de los principios de proyectos institucionales y de desarrollo local: Las comunidades vulnerables, a nivel internacional, son beneficiarias de ayudas, colaboraciones, presupuestos que se dedican a crearles mejores condiciones de vida.

Potenciar la identificación cultural y las capacidades de la comunidad afrodescendiente, puede ser un objetivo declarado clave para acceder a subvenciones. Sin embargo, nada se logra sin el compromiso de los responsables con la comunidad en la que ejercen. Visitar las viviendas, identificar necesidades, resolverlas y darles seguimiento son algunas de las tareas que los proyectos deben cumplir a cabalidad.

Lograr resultados tangibles que alivien las carencias de la colectividad aumenta la credibilidad de cualquier proyecto y, lo que es más importante, hace que las personas se apropien de él, volviéndolo más sostenible. El desarrollo local se basa en que la comunidad se valga de los recursos para su progreso económico, político y social. Como colofón, está la formación de actores que vivan en el mismo entorno, quienes por su compromiso, mantengan los resultados del proyecto en el tiempo y velen por su evolución.

— Reconexión identitaria: El conocimiento popular sobre la cultura afrocubana señala los tambores, los colores, la religión yoruba, como características esenciales de esta población folclorizada en la visión e imagen turísticas de la isla. Sin embargo, la comunidad ha vivido una etapa de desconexión con lazos tangibles de su raíz, lo que no le permite ver a los antepasados como algo propio.

Apremia abrazar enseñanzas familiares que ayuden a fortalecer la identidad y transmitirlas como grabar caminos en trenzas, utilizar el kanga o portabebés, conocer de etnobotánica y rescatar elementos de la culinaria tradicional cubana, que tanta impronta africana tiene.

Debe hacerse de modo que no suene a melancolía, sino a resistencia. La búsqueda del saber ancestral es un conector entre pasado y presente, pero también una suerte de salvavidas. Así como los africanos readaptaron su alimentación y costumbres para sobrevivir en la Isla a las tormentosas condiciones de explotación, recurramos a sus saberes para sobrevivir a tiempos difíciles de escasez.

Activismo afrodescendiente

Así como los africanos readaptaron su alimentación y costumbres para sobrevivir en la Isla a las tormentosas condiciones de explotación, recurramos a sus saberes para sobrevivir a tiempos difíciles de escasez.

En el Congreso Internacional de Investigadores sobre Infancias, Adolescencias y Juventudes, celebrado en marzo del presente año, la investigadora María del Carmen Zabala expresó que en Cuba, a pesar de los avances de la población negra y mulata, debido a las transformaciones llevadas a cabo por la Revolución, se han constatado limitantes socioeconómicas en este grupo poblacional y aún hay prejuicios, estereotipos y prácticas discriminatorias.

Según Zabala, las investigaciones sobre pobreza en la Isla evidencian que el emparejamiento temprano y consecuente maternidad adolescente, el abandono de estudios, la informalidad laboral, la inestabilidad social, económica y cultural de las familias son factores mediados por el género, el color de la piel y los rangos etarios.

A nivel social, urge potenciar el tratamiento del factor afrocubano como un elemento humano, sin solapar su realidad por el afán integrador. Para Don Fernando Ortiz, «la cubanidad es principalmente la peculiar calidad de una cultura»; por lo tanto, la percepción que tengamos de los elementos históricos —entre los que figura inexorablemente el africano-— evidencia nuestro valor y calidad como sociedad.

Teniendo esos elementos en cuenta, será posible trazar estrategias más apropiadas para minimizar los índices de pobreza y vulnerabilidad, desmitificar pensamientos discriminatorios y potenciar el valor de la comunidad afrodescendiente en favor de su desarrollo. Reconocer las diferencias es un acto necesario para trazar rutas que conduzcan hacia caminos de iguales.

12 comentarios

El inagotable, Orlando J Martinez 1 septiembre 2022 - 6:38 AM

Copio

Teniendo esos elementos en cuenta, será posible trazar estrategias más apropiadas para minimizar los índices de pobreza y vulnerabilidad..

Ja ja ja ja. Si los blanquitos mas pudientes estan vendiendo casas, autos, motorinas y otras propiedades para salir pitando, ¿Existe esperanza de mejoria para la raza sufrida?

Esteban 1 septiembre 2022 - 7:34 AM

De acuerdo con el artículo y las propuestas de la articulista, pero en la Cuba de hoy nada de eso se va a hacer.
En un país hundido en la miseria gracias a su obsoleto modelo económico y a su diabólico sistema político las prioridades parecen ser otras.
La primera de ellas, desde mi punto de vista, es salir de la dictadura que nos ahoga. Luego iniciar la reconstrucción de un país demolido hasta sus cimientos. En tercer lugar crear instituciones democráticas sólidas que estén por encima de cualquier personaje por influyente y carismático que sea.
Es entonces que podemos ir a los detalles.
El racismo es muy difícil de eliminar en cualquier sociedad. Por lo tanto, lo único que hay que hacer es establecer leyes que protejan a los sujetos del racismo y condenen a los racistas.
Ni la FMC ni ninguna otra organización del desastroso comunismo tropical va a lograr absolutamente nada si en Cuba solo hay un partido y alrededor de ese partido orbita el resto del tejido socioeconómico.
Cuando en Cuba tengamos multipartidismo, una Asamblea Nacional que sirva para algo más que reunirse un par de veces al año para apoyar por unanimidad todo lo que le bajen de arriba, cuando en Cuba haya separación de poderes y los ciudadanos tengan derechos tan elementales como el de asociación, expresión y movimiento, entonces los ciudadanos de cualquier raza podrán ejercer presión efectiva para lograr sus metas.
Hoy Cuba es todo lo que un país no debería ser. Una aberración que solo se mantiene gracias a la represión ejercida por el grupito de poder para protegerse de un pueblo que ya no da más.
Saquemos a esos degenerados primero y echemos andar nuestra nación con todos y para el bien de todos.
No le pidan peras al olmo del comunismo. Ese sistema está completamente agotado y desprestigiado, listo para irse al basurero de la historia de una buena vez.

Esteban 1 septiembre 2022 - 9:12 AM

Deseo apuntar también que ellos no entregarán el poder por las buenas. Esos señores pueden seguir ahí 63 años más si como pueblo no tomamos seriamente cartas en el asunto y los echamos.
A los comunistas no les importa gobernar de por vida sobre harapientos y escombros mientras puedan robarse el poco dinero que entre al país para beneficio de ellos y sus familiares y cuenten con la obediencia de las fuerzas represivas.
O tomamos en nuestras manos las riendas de nuestro futuro o esos señores nos van a triturar sin misericordia.

tony crespo 1 septiembre 2022 - 8:30 AM

Por que hay que re-pensar el tema. de TODOS los DERECHOS HUMANOS (“la raza”, la economía, la política, la educaciónn, ect, ect)
para iniciar la RECONSTRUCION de LA NACION: “ el castrismo es un edificio levantado sobre un error de diseño —el socialismo—, no solo siguiendo instrucciones equivocadas —las marxistas— con las peores herramientas —las estalinistas— sino que, además, el maestro de obras —Fidel Castro— antes de obtener el cargo decía que él no era constructor (“No he sido nunca ni soy comunista”, 1958), para luego comenzar poniendo falsos cimientos: “El pueblo de Cuba sabe que el Gobierno revolucionario no es comunista” (1959).

Mientras el mañana implique habitar ese edificio mal cimentado que se intenta apuntalar con reformas parciales, lo mejor que puede hacerse es huir (emigrar) antes de terminar aplastado por un pedazo de cornisa o un balcón. Cuba necesita nuevos fundamentos, pero para abrir el suelo y fundir los pilares del futuro hay que demoler las ruinas de esa obra que comenzó entre sangre y aplausos, y entre sangre y lágrimas se niega a bajar el telón..”

Sanson 1 septiembre 2022 - 9:18 AM

Otra mentira repetida por annos en Cuba.
Eso de que la Universidad es gratis es un cuento.
Te la cobran con dos annos de servicio militar. Muchos reclutas murieron en guerras foraneas y nunca pudieron entrar a la Universidad. Los reclutas bomberos que murieron en Matanzas son un ejemplo de que pagaron por adelantado un servicio que nunca recibiran.
Cuando te graduas es como si hubieras hecho un contrato para trabajar como profesional cobrando una miseria toda tu vida.
En el capitalismo, si alguien hiciera un contrato aceptando ganar de por vida menos de 100 dollares mensuales por un trabajo de medico ,ingeniero o abogado su futuro empleador le pagaria la carrera y haria el mejor negocio del Mundo..
Es toda una estafa..

Manuel Figueredo 1 septiembre 2022 - 9:32 AM

No sólo sufre la gente de color. En la Cuba actual la mayoría pasa por las mismas necesidades de los alimentos básicos para subsistir, problemas con el sistema eléctrico, falta de las libertades individuales, aunado a un terrible miedo a la represión. A la gente del gobierno que está bendecida por la corrupción, con sus tejes y manejes no le falta nada. El que trate de ignorarlo es un soberano tonto. No hace falta ser un estudioso en la materia : Se puede decir que en la actualidad un gran porciento de los que abandonan el país, por cualquier causa son gente de color. Cómo bien dice el amigo Esteban primero debemos arrancar de raíz ese sistema absoleto y funesto y construir una nueva Cuba donde todos, sin excepción quepamos.
¡ CUBA es una nación, pero debe ser un sólo pueblo. ! PATRIA y Vida

Esteban 1 septiembre 2022 - 10:18 AM

Aprovecho para enviarle un abrazo de cubano a cubano, amigo Manuel Figueredo.
Y no solo los afrodescendientes son los que más se están yendo del país, también son los que más están saliendo a las calles a protestar mostrando con ello lo desesperado de su situación.
El demagogo gobierno comunista de Cuba por muchísimo tiempo escondió la marginación que sufren esos nuestros compatriotas de la raza negra, pero el tiempo todo lo saca a la luz.
También se jactaron de haber eliminado de raíz la prostitución mientras el número de prostitutas no hacía otra cosa aumentar.
Todo ha sido una gran estafa, una tremenda mentira, una burla.
Nos engañaron como a niños y todavía nos pisotean como a basura.
Pero de nuevo, el tiempo todo lo saca a la luz y ahí tenemos un país destruido y desmoralizado donde poco queda ya de lo que fue la otrora Perla del Caribe.
Espero que como pueblo aprendamos la lección y NUNCA más entreguemos nuestro futuro en las manos de una persona y su círculo íntimo por “buenos” que parezcan.
Si algo debemos aprender es que las instituciones democráticas deben ser lo más importante para que nadie pueda enseñorearse de los cubanos otra vez.
Y para terminar, como pueblo debemos vigilar para evitar que los comunistas de hoy se transformen en los oligarcas de mañana como pasó en la antigua Unión Soviética.

Manuel Figueredo 1 septiembre 2022 - 11:23 AM

Gracias Esteban. Hago como propio tu excelente comentario.

alexamaro5809271127 1 septiembre 2022 - 1:26 PM

La ciencia dice que las razas, biológicamente, no existen.
En Cuba, en estos momentos (esta probado científicamente) no hay ni europeos ni negros puros; todos somos mestizos. Por eso creo que tratar de adelantar políticas de discriminación positiva respecto a los afrodescendientes es una forma de dividir al pueblo.
Los bolsones de marginalidad y miseria están compuestos por personas con todos los matices de color de la piel.
Tampoco creo que sea nada favorable para nuestra patria y su futuro, unir a estos activismo la ideologia de género. Solo traerá más división. Eso no implica reprimir o limitar la libertad de los ciudadanos que pueden creer y divulgar lo que entiendan. Hablo desde el punto de vista de un estado democrático.
TODOS LOS DERECHOS PARA TODOS LOS CUBANOS. No hace falta la discriminación positiva, porque además, si lo hago para un sector, por qué no para otro.
La segunda política que el Estado debería establecer e incluso sancionar legalmente para que los cambios de gobierno no la malogren es la NIVELACIÓN DE LAS OPORTUNIDADES. Las donaciones y regalos prostituyen las costumbres laborales. A los ciudadanos, como a los hijos, hay que enseñarles RESPONSABILIDAD. De lo contrario; se convierten en débiles, holgazanes e irresponsables (ya hay países que sufren esas consecuencias). Hay que preparar a los menos favorecidos para competir en igualdad de condiciones en el mercado laboral; no importa si son de piel negra, Blanca o canela.
En paises donde existe segregación, ya sea legal o fáctica, tal vez sea necesario regular las relaciones entre las comunidades y el papel del Estado. En Cuba eso no ocurre. No sumemos un factor de separación que siempre termina en confrontacion.

Ivan Fundora 1 septiembre 2022 - 9:34 PM

100 % coincido c ALEXAMARO Pasa como con el feminismo extremo o las exageración c las demandas de minorias Igualdad de derechos y oportunidades para todos, sin distinciones Nada de favoritismo de ninguna clase Donde y cuando se celebra el dia de los blancodescendientes??? Falso divisionismo Las razas no existen…

Sanson 1 septiembre 2022 - 10:26 PM

En este momento hay mas de 180,000 cubanos (negros y blancos) que le agradecen al sistema capitalista el haberlos salvado de la miseria material y moral en que vivieron y la que se avecina por alla.
Un viaje que les arreglara la vida de una vez si se lo proponen y piensan bien lo que van a hacer.

Los comentarios están cerrados.