28 C
Havana
domingo, noviembre 29, 2020

La maldita circunstancia del bloqueo

En estos días de miserias y escaseces, agudizadas por las circunstancias que todos sabemos, más de una vez me he remitido a los días felices de mi infancia. El imprescindible bistec de res, el congrí y los tostones de la comida vespertina de los domingos; aquellas sopas, carne de res incluida, que mis padres me obligaban a tomar porque no me gustaban; los potecitos de yogurt a diez centavos, las barras de mantequilla, el jurel que mi padre compraba en la pescadería más cercana y que luego comíamos frito o en arroz; los desayunos de fin de semana a base de huevo frito, chicharritas, café con leche y pan; el carro del helado, que aparecía con cierta frecuencia, y que los chiquillos del barrio recibíamos llenos de felicidad; los cumpleaños con piñatas, dulces, refrescos; aquellas empanadillas rellenas con carne que tanto me gustaban y que mi padre me compraba, además de otras chucherías que no recuerdo, cada vez que íbamos al estadio o al zoológico… en fin, era la década del ochenta.

Eran años hoy añorados por muchos, abundantes en materia de alimentos, y en otras materias también. En aquella época los cubanos vivíamos ajenos al bloqueo y sabíamos muy poco o nada al respecto. Los generosos subsidios soviéticos, y los mecanismos comerciales con el CAME, beneficiosos para Cuba, levantaron una cortina de humo en torno al tema. Solo sabíamos que los yanquis eran (son) malísimos, que el capitalismo es mucho peor, y que vivíamos en el mejor de los lugares, en un país socialista lleno de sueños y utopías, cuyo único camino posible era el de la victoria.

Luego vino el mazazo, fue como caer de nalgas en la dura y áspera roca de la realidad. Apareció la retórica de la resistencia, apareció el bloqueo en el discurso oficial. Ya no importaban las promesas de una sociedad nueva, del austero y revolucionario Hombre Nuevo. Aguantar, resistir y vencer, eran los infinitivos a la orden del día. Y por supuesto, acá todo estaba bien, el problema eran (son) los yanquis, que personifican lo peor. Y así pasaron décadas, años enteros en que, mientras sufríamos privaciones de todo tipo, el gobierno ignoraba su parte podrida en el festín de gusanos que es la política, y culpaba de todos nuestros males al bloqueo imperialista, como un salvoconducto que lo mismo servía para la escasez de combustible, que para la falta de plátano burro en las placitas.

En todos estos años se ha creado una cultura de la resistencia, pero resistir no es vencer.

Hemos aguantado, hemos resistido, ¿pero a qué costo? Es increíble cómo el gobierno ha mantenido durante tantos años políticas económicas que, lejos de combatir el bloqueo, lo ayudan y lo fortalecen. Es más increíble todavía que se insista en mantener un modelo de gestión económica en la agricultura cubana probadamente fracasado en el modelo soviético. Diríase que este estado de cosas le conviene y favorece a la más alta élite política de nuestro gobierno, o más bien obedece a caprichos que hace rato echaron canas y por desidia, inmovilismo, falta de voluntad, senilidad mental o vaya usted a saber qué cosa, no quieren correr riesgos, y prefieren dejar las cosas como están. Quién sabe si mañana ocurre un milagro y baja un ángel del cielo a quitarnos el bloqueo…

Igual de terca es la insistencia de los sucesivos gobiernos norteamericanos en mantener una política de asedio anacrónica y hasta ridícula. Porque, vamos a ver, si tienen relaciones normales con Viet Nam, país donde murieron decenas de miles de soldados de EU en una larga y cruenta guerra, donde gobierna un partido comunista, entonces, ¿cuál es la inquina con nosotros? Razones geopolíticas podrían explicar el asunto, pero la verdad, a estas alturas, es como buscarle la quinta pata al gato. No obstante, me atrevería a afirmar que la política de bloqueo y asedio de EU no ha fracasado del todo.

El hecho de que hoy tengamos un gran conglomerado empresarial militar, que surgió como necesidad de autosustento de las FAR, debido a la amenaza enemiga, y que ha alcanzado proporciones gigantescas en detrimento de sectores tan sensibles como la agricultura y la vivienda, por ejemplo, es una pequeña gran victoria de nuestros enemigos, y ellos lo saben. Otra lo sería esa política de economía de guerra que rige nuestro día a día, y que lleva, por ejemplo, a almacenes llenos de productos deficitarios, o a políticas de distribución que privilegian “lo poquito” por encima de lo suficiente. O la visión extendida y aceptada de la inviabilidad económica en el socialismo.  Estos aspectos victoriosos del bloqueo, nos llevarían a suponer que la asfixia económica de todo un país, y la rebelión de su gente contra el gobierno, no son los únicos objetivos que el susodicho bloqueo pretende.

El bloqueo ha tenido bastante éxito en algunos renglones.

Entre los objetivos que ha logrado el acoso podemos mencionar la unidad a ultranza, la intolerancia y persecución a quienes opinan diferente, son aspectos de nuestra realidad que han ido trabajando lentamente en el subconsciente colectivo y que han creado un efecto de desgaste que ya empieza a notarse en la población cubana. Como dijo una vez un reconocido periodista español y experto en temas internacionales, amigo de la Revolución, “en Cuba se aplica el principio de San Ignacio de Loyola: en una fortaleza asediada toda disidencia es traición”. Y esa, amigos míos, es la  gran victoria del omnipresente bloqueo, el bloqueo que nos impone la mayor potencia de la historia y que todos creen un fiasco total.

El día que cese esta política, su fantasma seguirá presente por largo tiempo. Me imagino el discurso: “las difíciles circunstancias actuales, debidas en gran parte a las secuelas de un bloqueo que duró más de sesenta años…”

Recientemente, debido al SARS-CoV-2 y la administración Trump, hemos vuelto a darnos otro mazazo con el mundo real. Ojalá seamos capaces de construir una realidad en la que el bloqueo deje de ser un pretexto, una realidad en la que saquemos el máximo de lo que podemos hacer aquí sin mirar tanto hacia afuera, como esperando un milagro. Una realidad en la que el discurso diga: “gracias al emprendimiento individual y colectivo avanzamos hacia el bienestar”. Una realidad en la que el bloqueo deje de estar en todas partes.

20 Comentarios

  1. Coincido plenamente con este análisis. El mayor beneficiario del «bloqueo» ha sido precisamente el gobierno cubano. Ha podido mantener el país en «condiciones de guerra», eliminando cualquier pretensión democrática. Algo tan elemental como publicar a dónde c… van a parar los ingresos por turismo etc. no se hace para no «ofrecer esos datos al enemigo». También le sirve para justificar ante el mundo su política represiva a los disidentes, bajo la circunstancia de «pequeño país agredido por el imperio» (lo cual en principio es verdad). El bloqueo ha durado ya varias décadas y no ha logrado cambiar nada en la política cubana. Lo único que logra actualmente es aumentar la miseria en la que vive el pueblo cubano, si bien el mayor causante de esa miseria no es el bloqueo, sino el desgobierno nacional….

  2. ¡Excelente artículo que retrata la verdadera situación de Cuba, y los «por qué» de cada una!
    ¡Honestamente, es el artículo que quisiera haber escrito!

  3. muy buen artículo,,,este es el periodismo que deberían hacer los órganos oficiales,,,,tapar la verdad no es bueno para nuestro país,,,,la verdad cruda aunque duela es lo que resolverá los problemas y sacará al gobierno de esa zona de confort donde todo se les hace imposible…

  4. Joany Rojas R., ud. toca el caso vietnamita. Aqui le dejo copia de un comentario que ya hice por aca con anterioridad:

    «Lo mas llamativo es que para quitarse el embargo/bloqueo de encima ya ni tan siquiera se necesita ser muy creativo, ya existe una hoja de ruta o formula probada y demostrada. En 1975, y despues de 2 decadas, finaliza la guerra de Vietnam, los vietnamitas victimas del conflicto superan el medio millon y las fuerzas de EUA pierden entre 55 mil y 60 mil soldados, muchos mas heridos y con secuelas de por vida de diversa indole. Los heridos y los familiares de los fallecidos aun viven en ambos paises. Inmediatamente despues de la guerra, EUA impone un embargo/bloqueo economico-comercial, exactamente como el impuesto a Cuba en la decada del 60. En 1986 el gobierno y el PC de Vietnam deciden comenzar un programa de Profundas reformas economicas incluyendo, una reforma agraria y una reorientacion general de la economia hacia un modelo de mercado, Despues de 5 años de comenzadas las mismas, Vietnam ya se autoabastecia de alimentos y un año despues el gobierno de EUA, ante las crecientes oportunidades de negocio para los inversores norteamericanos, inicia conversaciones para el levantamiento total del embargo, lo cual se concluye con bastante rapidez. EUA es una plutocracia, aprendan a vivir con ello y a usarlo a su favor. El unico lugar donde David derrota a Goliat a pedradas es en la Biblia, en el mundo real astucia y pragmatismo para convivir con el y olvidate de derrotarlo porque entonces te pasas la vida ocupado en algo que no es prioritario. Si los vietnamitas, despues de matar miles de norteamericanos, logran quitarse el embargo de encima en menos de 20 años, por que parece imposible para Cuba, donde probablemente el ultimo soldado americano debe haber muerto en una bronca en el barrio de Colon hace mas de 60.»

    A mi, despues de todos estos años transcurridos desde 1990, no me queda otra que pensar que el no ceder un apice de poder politico les resulta mas importante que el bienestar nacional.  

  5. Joany, deberían llevarte al equipo Cuba pa’l próximo Clásico Mundial de Béisbol. Y que te pusieran de pitcher de cabecera,vaya , pa’ los juegos de ¡ anjá ! Los lanzamientos te están saliendo bajitos ,en las esquinas ,pero zona de strike, gústele a quien le guste y jódale a quien le joda. FELICIDADES.

    Ahhhhh!! Como extraño cuando iba a la bodega,la simple y sencilla bodega,a comprar galletitas dulces y rompequijadas de chocolate !!

  6. Muy buen artículo. Con el tiempo he llegado a pensar y es mi conclusión personal, que el problema del bloqueo y las relaciones USA-Cuba es en el fondo el resultado de un conflicto entre los propios cubanos, los de adentro y los que se instalaron en la Florida. El poder político de este último grupo y la importancia de la Florida en las elecciones de USA es el principal elemento que que condiciona el sistemático asedio de la Casa Blanca a La Habana. Es un problema entre cubanos, ya ni viene al caso quien fue el que tiró la primera tiza. Apoyar políticas para ahogar de hambre y miseria a tu propio pueblo no tiene justificación ninguna y es inhumano. En Cuba viven millones de niños y ancianos y personas que no son comunistas ni dirigentes ni funcionarios y que son víctimas de todo ese odio sin sentido. Los de la Florida están resentidos y con mucha razón por el trato que se les dió durante mucho tiempo en un sistema intolerante por naturaleza y que desprecia cualquier forma de pensar diferente. En cualquier caso, la razón no está en ninguna de las dos orillas, la razón se nos está ahogando a todos los cubanos en el medio del mar. Esperemos y no sea muy tarde para ir a rescatarla. Pero ese depende de los cubanos como pueblo y Nación y no de los comunistas, republicanos o demócratas. La Nación cubana es un concepto superior a cualquier ideología y debe ser la base del debate. Hay que rescatar el espíritu martiano unificador. Para joder más a los que ya bien jodidos están en Cuba, conmigo no cuenten. Y en eso soy intransigente como Maceo en Baraguá. Es deber de toda persona aliviar el sufrimiento o por lo menos no acrecentarlo. Ese debería ser nuestro karma.

  7. Cuando el sistema inmunológico de un país reacciona de forma exagerada a un patógeno extranjero, el resultado puede ser más dañino para el huésped que el propio patógeno. Incluso puede generar una enfermedad autoinmune. Es decir, una enfermedad como la Esclerosis Múltiple en la que el cuerpo reacciona contra sus propias células destruyéndolas.

    Esto pasa en Cuba. Una reacción desmedida contra el patógeno yanqui origina una enfermedad autoinmune donde unos cubanos actúan contra otros cubanos. Es Cuba contra Cuba, una enfermedad autoinmune que sufre Cuba.

  8. El bloqueo!!
    Es enteramente cierto lo que afirma con lucidez, la autora del post.
    Ha servido para justificar tantas arbitrariedades,, improvisaciones, errores, caprichos «que peinan canas» como dice ella, tozudez y miopia politica, que lejos de conquistar la unidad desde el corazón de cada cubano, provocan en el pueblo más y más decepciones pudiendo llegar a ser la tan demandada y cacareada unidad, un mero cascarón tan frágil como lo fue en la extinta URSS y Europa del Este, con el consabido resultado!
    Tan es asi, que ahora mismo, después de autorizar la prorroga más allá de los 24 meses en el exterior de cubanos por las razones de imposibilidad de viajar debido al cierre de los vuelos y aeropuertos, se apean conque cada cubano en esas circunstancias, tiene que solicitar la prórroga pagando 25 USD por esa solicitud al consulado cubano allá y además, una cuota de x dólares o euros (tarifa dependiendo de cada pais) por cada mes de prórroga después de octubre del 2020, hasta octubre del 2021 para no perder la residencia en Cuba y los derechos constitucionales como cubanos.
    Se exige este pago en momentos en que muchos cubanos allá han perdido sus empleos o han tenido que pagar cuantiosas sumas por tratamientos por la covid19 o sencillamente quedaron varados al amparo de familiares y amigos y en definitiva, su no retorno no dependió de su voluntad.
    Probablemente Cuba sea el único pais del mundo en el cual el ciudadano tiene que pagar a su propio país para poder regresar a la tierra donde nació. Qué apego tiene a la Constitución ese tipo de exigencia, que más parece una extorsion que una adquisición ajustada a Derecho??
    Responde acaso esa política arbitraria al bloqueo?? Por supuesto que no, a menos que nos refiramos al bloqueo interno.
    Perjudica esa medida a contrarrevolucionarios, anexionistas de nuevo calado, a desertores o a disidentes que pretenden cambiar el régimen??
    No! Perjudica a cubanos que viven, luchan, trabajan, y pasan necesidades acá como todos o a familiares de nuestro pueblo, quienes no pueden ver con buenos ojos y mucho menos entender medidas como estas y hacen dudar de la buena fe e intención de muchas medidas que antes y ahora mas enfrentamos y que se nos llama a tener confianza en ellas y se nos reclama comprension y apoyo ante estas nuevas promesas, sobre cuyo cumplimiento, como demuestra nuestra Historia reciente, hay una gran sombra de duda…

  9. Hay algo en todo esto que me asombra. Te pones a ver las intervenciones de ministros, cuasi ministros y tal parece que son un gobierno nuevo, recién electo, que viene a rescatarnos de los despropósitos del gobierno previo. Pero no, todas esas trabas y disposiciones, que están en contra toda ley o principio económico ¡fueron implementadas por ellos mismos! Quizá el 80% del desastre se explica precisamente por esas disposiciones contra natura, que obedecen a caprichos arcaicos de probada ineficacia en buena parte del mundo, parafraseando al actor Hechevarria ¡ Entonces chicooooo!
    Yo se que el antídoto es: «nunca nos equivocamos, hicimos en cada momento lo correcto» pero eso funciona con personas que no tienen pensamientos propios, el que razona un poquito con mirar la realidad saca conclusiones incontestables.

  10. Muy buena la analogía expuesta por Manuel y post de Jagger Zayas, así como el artículo principal, todos escritos con profunda sagacidad, para reflexionar y disfrutar

  11. Me gusto mucho el artículo así como lo expuesto por Alex Garcia. Me encanta este Blog donde puedo leer artículos de gente que piensa desde otra óptica acerca de los temas de la cotidianidad k nos afecta tanto. Gracias.

    • Concuerdo en que el bloqueo, si bien no consiguió su objetivo inicial de contribuir al derrocamiento inmediato del gobierno, no ha sido para nada infectivo.

      Por otra parte cuestionarse la resistencia al bloqueo es cuando menos un error de principios. Otra cosa es cuestionar la gestión del gobierno al enfrentar ese bloqueo.

      Si se reconoce que la mentalidad de plaza sitiada es consecuencias de las políticas injerencistas de EE.UU entonces la actitud de atribuir malicia a todos los que forman el gobierno es cuando menos incorrecto e improductiva para desmontarla.

  12. A mi me parece que el objetivo inicial del bloqueo fue provocar la desestabilizacion del pais a traves de la crisis y de la acumulacion de carencias. Pero que con el tiempo, sus promotores se dieron cuenta de que a ellos les iba a ser mas provechoso utilizar la naciente mentalidad de ‘plaza sitiada’ con propositos mas amplios, que una agresion o una crisis humanitaria. Las medidas punitivas se configuraron no solo en torno al efecto inmediato, sino tambien de la respuesta previsible del gobierno cubano con mas cerrazon, control y dogmatismo. De esta forma, deflectaron la responsabilidad hacia lo interno y contribuyeron -en una epoca de alta toma de conciencia politica por las masas en America Latina- a la identificacion del socialismo con el atraso, la intolerancia, la fealdad estetica y las carencias. Los resquicios y areas grises que fueron surgiendo con el tiempo iban dando las dosis de oxigeno indispensables para evitar un colapso, pero tambien favorecieron a EEUU mediante la glorificacion del ‘American way of life’ a traves de la codepencia creciente hacia la ayuda del emigrado, y la ganancia economica a partir del comercio en un solo sentido, siempre en cash. Aunque hubo debiles intentos anteriores de acercamiento mutuo, creo que hasta la epoca de Obama primó una especie de acuerdo tacito como ‘enemigos con beneficios’, a traves del cual se pedian cabezas en las tribunas, mientras tras bambalinas se canjeaba la supervivencia por el ejercicio de la superioridad. No se explica de otra forma la total y genuina falta de preparacion ante lo que se llama el ‘recrudecimiento’ de Trump, que ha consistido mayormente en la activacion -no total- de Leyes conocidas y aprobadas hace mas de 20 años. Tampoco se explica de otra forma el pavor y desconfianza reflejado por cada analisis y articulo de opinion oficial ante la postura acercacionista de Obama, durante el cual recuerdo frases como ‘ahora viene la etapa mas dificil’ ????? Como quiera que sea, la conjuncion de la pandemia, el debilitamiento de las izquiedas latinoamericanas y la falta de diplomacia de Trump, rompieron el equilibrio que le permitia al gobierno cubano seguir promoviendo la filosofia de ‘con pausa pero sin prisa’, y al menos lo han obligado a reconocer implicitamente que no todos los problemas que aquejan a la poblacion provienen del bloqueo, ni dependen de que este sea eliminado para su solucion.

  13. Concuerdo en que el bloqueo, si bien no consiguió su objetivo inicial de contribuir al derrocamiento inmediato del gobierno, no ha sido para nada infectivo.

    Por otra parte cuestionarse la resistencia al bloqueo es cuando menos un error de principios. Otra cosa es cuestionar la gestión del gobierno al enfrentar ese bloqueo.

    Si se reconoce que la mentalidad de plaza sitiada es consecuencias de las políticas injerencistas de EE.UU entonces la actitud de atribuir malicia a todos los que forman el gobierno es cuando menos incorrecto e improductiva para desmontarla.

  14. Hoy me “desengancho”, ya lo expresé con claridad una vez y ahora lo reitero, La Joven Cuba no es lo que fue. No se desean los peyorativos epítetos de mercenarios, gusanos y otros parecidos, pero como llamar a quien pone en su boca las mismas frases del enemigo que te tiene cogido por el cuello a mi país y cada día aprieta más y más. Como nombrar a aquellos que siguen la retórica imperial de cambiar la historia y los hechos que la enmarcaron.

    Lo más triste es que la crítica no viene sola, está acompañada de desinformación y manipulaciones dignas de Goebbels o para estar en contexto, de Mark Zuckerberg.

    Problemas internos tenemos muchos, como todas las sociedades, mucho más si la nuestra se basa en condiciones que deben tener los que la integran y que se deben crear sobre la marcha. ¿Cómo llevar en apenas 6 décadas, a la actuación de millones, el pensamiento de que la filosofía del despojo y los egoísmos están reñidos con nuestro proyecto social, que es solidario por excelencia?

    Resistir si es vencer, solo mira la historia que tanto se manipula y veras muchos ejemplos. Tomemos algunos de las mismas frases del artículo: el fracasado modelo de agricultura soviético, tiene sus propios resultados reales, ese modelo logró alimentar a cientos de millones de habitantes y además brindar ayuda a terceros, la URSS era de los mayores productores de cereales y de trigo del mundo, productor de leche y carnes, pero esas verdades que han sido publicadas por la FAO en su momento, no son convenientes, algunos prefieren borrarlas de la historia y no ponen en contexto que debilitó la fuerte economía soviética.

    No solo dejó de existir el CAME, Cuba se quedó sin mercado donde poner los productos que producía en un sistema de integración de bastante justeza, y otros países se sumaron a la apuesta, por lo que dejó de percibir divisas y recursos, eso destruyó las bases económico-productivas que se habían creado sujetas al contexto propio del país, que si lidiaba día a día con el bloqueo. La principal consecuencia fue la creación de una economía de supervivencia que afectó todas las esferas de la sociedad, algo que es mucho más grande e intenso y requiere más cuartillas.

    Cuba tiene una economía de guerra desde que empezó el bloqueo, esa acción no es más que una guerra económica, algo que se debería decir con claridad, pero se manipula hábilmente, la cartilla de racionamiento, nuestra famosa libreta, es la prueba evidente de esta verdad. Tener almacenes con productos de reserva es una expresión de ello, pero se debe saber al menos, que muchos países tienen reservas de productos esenciales, que son los que se utilizan ante emergencias y que es sino una guerra económica.

    Lo que logró la Revolución a partir del 59 del pasado siglo es algo que reconocen las personas de buenas intenciones en el mundo entero, partiendo de las diferencias sociales que imperaban en Cuba, que no son muy distintas a las que tienen muchos países. Lo que aun mantenemos y que críticas con “poquito por suficiente”, sigue siendo un logro social, con pesar de los que lo ocultan.

    Tenemos que hacer muchas cosas para desarrollar este sistema social que adoptamos la mayoría de los cubanos, tenemos que lograr que todos trabajen y aporten, tenemos que dinamizar la economía y se está haciendo por la dirección del país, hay que producir los alimentos que puede dar nuestra tierra, pero hay cubanos desgraciadamente que prefieren vivir del dinero que reciben del extranjero de familiares, amigos o jefes y en vez de aportar a la sociedad, se dedican a criticar los esfuerzos que se hacen para que todos tengan derechos que en otro tipo de sociedades está negado.

    Hoy es el día Mundial de la Alimentación y en este mundo en que vivimos, el gobierno de esta pequeña isla es uno de los pocos que se ocupa de garantizar la alimentación mínima indispensable para vivir a toda su población, por eso todos los cubanos tenían su cuota de carne de res y pescado y hoy la tenemos más limitada de lo que quisiéramos, compartan o no los principios de la Revolución, trabajen o estudien o simplemente vivan del cuento y la desidia, algo que siempre ha existido y existirá.

  15. Ok por.el.análisis. sobre el bloqueo. Ahora, no se q pinta el.comentario sobre GAESA. No es que esteal o bien hablar apnre ese grupo enorme, los.no queda claro su relación con el tema
    De paso, en la ulta semana ya van tres artículos q critican a GAESA, uno de Aliña, muy bueno; otro de Nacía (creó se escribe así) en q se refiere al punto sin mucha justificación y ahora este, en el que me.parece un pegote. Cualquiera piensa q LJC quiere crear un perfil de opción, y eso, eso es muy criticable.

  16. Joany muy cierto todo lo expresado en su artículo, se escudan en el bloqueo para burlarse del pueblo. Cuándo son incapaces de cumplir Leyes y Resoluciones de nuestra Constitución. Bloqueo INTERNO SI HAY MUCHO. Solamente hay que leer los pocos casos que se publican en el Periódico Juventud Rebelde en la columna Acuse de Recibo y eso son solo el 1% de los que pasan el filtro y se publican donde se evidencia que el pueblo lleva AÑOS a su suerte. Tengo más de 50 años y ya no creo en el discurso triunfalista que un día pense que mi madre
    llegaría a ver, pero se fue de este mundo careciendo de algo tan vital como el AGUA. Algo del cual no se necesitaba ningún recurso, solamente hacer cumplir la ley. Resoluciones tenemos desde el municipio hasta de las Oficinas de Atención del Presidente Díaz Canel, cuatro años en esta triste situación. No es Culpa de los Americanos y sus Bloqueo y si de sus innumerables DISFUNCIONARIOS. Bravo Joven Cuba por darnos la posibilidad de expresarnos. Gracias.

Comments are closed.