Las actitudes farisaicas niegan la necesidad de la FE; y le niegan a los creyentes su deber de cambiar las realidades de donde les asignó Dios nacer… Y la posibilidad de ser a la vez CRISTIANO Y COMUNISTA.


No hay país que pueda avanzar si los jóvenes no van a la cabeza, ocupando cargos importantes y preparándose para asumir cada día mayores responsabilidades, pero ¿ocurre así en Cuba? ¿Reciben los jóvenes cubanos oportunidad de participar en la construcción de un país cada día mejor? Si creemos lo que escriben algunos pensaríamos que no. Si nos guiamos por la realidad, la respuesta es un rotundo sí.


El tecnócrata aparece sin problemas en la televisión y aunque puede estar nervioso en su primera Mesa Redonda, luego se relaja. Le huye a la prensa escrita que lo ha metido un par de veces en candela, sobre todo con las cartas de los lectores y no se siente tan cómodo con los reportajes del NTV. Porque ahí, tu sabes… ponen imágenes, el periodista habla en off, no hay tiempo para envolver con la muela…vaya, es peligroso.