Por Eduardo

Aunque este artículo, en su título es dedicado al mercenario de conciencia Reinaldo, la segunda parte de este, en realidad no es de mi autoría. El día 30 salió publicado en el diario “Juventud Rebelde” un artículo del periodista Luis Hernández Serranos, denominado “Cincuenta mentiras del imperio” en su versión digital, y “Cincuenta guayabas del imperio” en su versión impresa. Para los lectores no cubanos, aclaramos que en Cuba una guayaba, además de la susodicha fruta, es sinónimo de una mentira colosal, tremebunda y desmesurada. Tenía dos opciones, o ponía la URL, o agregaba el artículo a continuación de este texto. Me decidí por la segunda variante, con el objetivo de facilitarles la tarea a nuestros lectores.

Ahora bien; desde que leí un comentario del apátrida de Reinaldo, en el cual mencionaba el hecho de que nuestro héroe epónimo, el comandante Ernesto “Che” Guevara había suplicado por su vida en el momento de su asesinato, me tracé como tarea dar respuesta merecida a tan cobarde infamia. Este mercenario de la palabra, porque ya no nos queda ninguna duda de que le han encargado como tarea atacarnos en este blog, y que de seguro está cobrando por eso, se hace eco de la versión que de este suceso infamante proclama, inclusive en videos de la televisión mayamera, el agente de la CIA, y asesino Félix Rodríguez Mendigutía. Este ser despreciable, que se pasea orondo por las calles de Miami, portando en una de sus muñecas el reloj que le quitara al cadáver del Che. Para apropiarse de este trofeo, de infamia, porque no se puede decir que es un trofeo de guerra, aprovechó el momento en que por órdenes del gobierno norteamericano le cortaban las manos al Guerrillero Heroico.

Tomado de rreloj.wordpress.comJean-Guy Allard

La campaña de propaganda contra Cuba que inunda desde unas semanas la prensa comercial de Europa se caracteriza por un amplio despliegue del personal “Cuba” de la CIA. Viejo socio de la Compañia, la Fundación Konrad Adenauer (Konrad Adenauer Stiftung – KAS), acaba de demostrarlo en Bruselas donde organizó una “conferencia” cuyos participantes proceden en su mayoría del “staff” América Latina de la Agencia de Langley.

El show mediatico que la KAS ha organizado en la capital belga contra Cuba, en el exclusivo Cercle Royal Gaulois, alojando sus invitados en el poco proletario Best Western Premier Park Hotel Brussels, ha tenido como objetivo evidente evitar que la presidencia (española) de la UE cambie la postura de los europeos respecto a La Habana, tal y como la implantó el falangista José María Aznar en su día.

Para quién no conoce la fundación berlinesa de la Klingelhöferstrasse, este foro sobre el tema de Cuba titulado de manera algo enigmática “La política de Cuba-UE: entre pragmatismo y valores” puede parecer legitima.

Pero para quién conoce de los que lo convocan y lo rellenan, está claro que se presencia una intervención más de la inteligencia norteamericana en el campo de la política global de Europa.

En Bruselas, la KAS confirmó la permanencia activa de sus lazos con la CIA al inscribir como principales actores de su programa a individuos tant identificados a las operaciones de la inteligencia norteamericana como Yaxis Cires Dib, quién se autoproclama pomposamente Secretario adjunto de Relaciones Exteriores del Partido Democratacristiano (PDC), partido fantasma como la CIA ha creado unas decenas, y Julio Hernández, el “jefe” vitalicio del Movimiento Cristiano Liberación.

En distintas publicaciones subsidiadas por el Departamento de Estado, el nombre de Cires, avecina a los de agentes y terroristas tales como Ángel De Fana y Frank Calzón, ambos asociados a la propaganda anticubana desde décadas.

En cuanto al “movimiento” de Hernández está conformado “por él, la esposa y el gato”, precisa con humor una fuente al tanto de sus actividades.