El tiempo que vivimos en peligro

Sustituimos funcionarios hábiles por ideólogos de la Guerra Fría, ya vemos el resultado