Utopía bovina

Es bien conocido que en algunos países, sobre todo del Asia, la matanza bovina y el consumo de su carne están prohibidos. Esto se debe en gran parte a las implicaciones religiosas que tiene el ganado bovino para estas sociedades.

Por ejemplo, en la mayoría de los estados de la India el sacrificio de estos animales es sancionado y su carne es tabú, no obstante hacerse excepciones, como por ejemplo el expendio de un certificado en el que debe constar que el animal es apto para el sacrificio, tomando en cuenta factores como la edad, el sexo y la viabilidad económica. Sin embargo, es preciso acotar que la emisión de dicho certificado solo es válida para toros y búfalos, no para las vacas.

En Nepal, parafraseando la canción de Buena Fe, la vaca es el mamífero nacional, y es considerada diosa de la riqueza y la prosperidad. Y para que vean cuán en serio se lo toman, matar uno de estos animales puede resultar en una condena de cadena perpetua.

Como dije antes, esto se debe a las connotaciones religiosas del asunto, ya que el ganado se considera sagrado en varias religiones, tales como el hinduismo, el jainismo, el budismo y el zoroastrismo. Incluso en religiones ya extintas como la del antiguo Egipto, la pretérita Grecia o la antigua Roma, por ejemplo, el ganado tuvo un importante papel en sus religiones. Sin embargo en Cuba…

En nuestra isla no hay predominio de las religiones antes mencionadas, y mucho menos tenemos un transcurrir histórico tan antiguo, como para contar con un currículum milenario en el que conste la divinidad del ganado mayor bajo el amparo de la religión. Nuestros abuelos españoles no desdeñaban un buen pedazo de la roja para matizar el buen arte culinario heredado de casi mil años de dominio árabe, de hecho fueron ellos quienes introdujeron en Cuba (para gloria o maldición nuestra) el ganado, el mayor y el menor.

Vacas, toros, caballos y cerdos, se integraron a nuestro entorno con esa maravillosa cualidad adaptativa que nos da la naturaleza como seres vivos. Por otra parte, en algún que otro ritual del vudú, práctica religiosa trasplantada a  La Mayor de Las Antillas bajos los efluvios de la revolución haitiana, se tenía como práctica habitual el sacrificio de un toro, animal que en nuestro país hubo de ser sustituido por el chivo. Entonces, Cuba no está en Asia, nuestras religiones, frutos en su mayor parte del sincretismo español y africano, no penalizan el consumo de carne de res. Nuestra idiosincrasia culinaria ha puesto siempre a esta carne en un lugar de honor.

Sin embargo… Según algunas estadísticas se estima que en la Cuba pre-revolucionaria existían alrededor de seis millones de cabezas de ganado bovino, y si bien la ganadería no se auxiliaba de los métodos más modernos, los propietarios más ricos contaban en su haber con ejemplares de pura raza que le aseguraban las producciones de leche y carne necesarias, como la Charolaise, Santa Gertrudis y Cebú. Después del triunfo revolucionario, el ganado en Cuba empezó a mermar, según se dijo, por causa de elementos contrarios a la Revolución, que sacrificaban a estos animales con el fin de disminuir su cantidad y así atentar contra la seguridad alimentaria del pueblo.

En un discurso de mediados de los sesenta, Fidel anunció que debía protegerse a la masa bovina, y así el pueblo, en unos años, comería cuatro o cinco veces más carne. Para lograr este fin, se llevó adelante una estrategia para el desarrollo del ganado bovino, que tenía uno de sus pilares fundamentales en la colaboración de la URSS y los países de Europa del Este. Fidel, personalmente, impulsó la aplicación del sistema de pastoreo racional intensivo del científico francés André Voisin, que establecía el manejo de los suelos ganaderos y la alimentación de los bovinos en base a los pastos.

Muchos recursos se destinaron a esta magna obra, incluso se compraron en el extranjero sementales de razas, como por ejemplo la Holstein, se  promovió la inseminación artificial con el fin de elevar la calidad de nuestro ganado, se crearon vaquerías de ordeño mecanizado, se capacitó y preparó personal técnico, experto en genética, para crear razas más productivas y mejor adaptadas a nuestro entorno… Y en medio de todo esto, como quien no quiere la cosa, el sacrificio ilegal es tipificado como delito en 1979, en el primer código penal de la Revolución. Y ahí fue donde se torció todo.

La crisis de los noventa dio al traste con lo que se había hecho, pero ya el mal había echado raíces, dando lugar a uno de los anacronismos más absurdos que nos azotan. En Cuba, ni siquiera los propietarios de las reses pueden disponer de ninguna para su sacrificio y consumo, pues el Estado es el dueño absoluto, y sanciona sin piedad a todo aquel que se atreva a infringir su ley. Consecuencia: la única manera en que la mayoría de los cubanos puede acceder a un pedazo de carne de vaca, es comprándola en el mercado negro, la otra vía son las tiendas en divisas, con precios escandalosamente inaccesibles, ya se sabe.

Mucho se ha avanzado, y todavía falta, en materia de eliminación de prohibiciones. Incluso el dólar, sacrílego y pecaminoso durante mucho tiempo, fue despenalizado. Pero el sacrificio de ganado bovino permanece como la joya sagrada de nuestro código penal. Son más las ventajas de su despenalización que las que reporta la situación actual. ¿Y entonces?

Aquí estamos, abocados a una crisis de grandes proporciones, con una agricultura atada de pies y manos, una economía plagada de mecanismos anacrónicos y obsoletos, y lo más ridículo y lamentable, sin un pedazo de carne que llevar al plato, añorando comer aunque sea un bistecito de puerco, porque la otra, la que apenas se puede nombrar sin dejar de mirar por encima del hombro, más que un sueño, es utopía.

Referencias bibliográficas:

  • “Algunos apuntes sobre el ganado vacuno en Cuba”, publicado el 28 de septiembre de 2019 en cubayeconomía.blogspot.com
  • “¿Por qué Cuba sanciona con tanta severidad el sacrificio de ganado?”, publicado el 12 de septiembre de 2015 en www.bbc.com
  • El artículo “El ganado en la religión y la mitología”, que aparece en Wikipedia.

Textos relacionados

Los cubanos y el cambio climático

Randy Perdomo: un delegado animalista

Las urgencias pospuestas: bienestar animal

32 comentarios

Tony 10 julio 2020 - 7:43 AM
Compatriotas, soluciones y mas soluciones, no alcanzan las vacas para los bistec de todos? conviertan la isla entera en un templo Hindu, la carne de puerco esta perdida?? ya no existen los chicharrones?! saluden a sus hermanos islámicos, los cuales les estarán agradecidos por no comer esa carne prohibida por ellos. Hay que felicitar al Gobierno Socialista Cubano por crear el paraiso multi-religioso en la tierra y mantener un pais entero en ayuno permanente y continuado. :) :) :) Saludos ;)
Gilberto Pupo 10 julio 2020 - 7:52 AM
Con el paso del tiempo me había cansado de preguntarme no sólo por qué en Cuba se mantiene esta ilógica y dañina ley que no permite el sacrificio del ganado, ni a los que ley reconoce como dueños, sino también por qué nadie habla del tema. Claro que esta es quizás la más extrema de las tantas aberraciones que se mantienen en nuestra legislación y que se han convertido en verdades divinas. Los cubanos, los revolucionarios, los que en general hemos apoyado este gobierno durante los últimos 61 años en cierto sentido, nos hemos convertidos en una especie de testigos de Jehova o talibanes fundamentalistas. En esencia, todo lo que Fidel defendió o todo a lo que se opuso se ha convertido en verdad absoluta e inamovible. Creo que es imprescindible que se analice y se discuta el legado que nos dejó y se separen sus grandes aciertos de sus grandes errores, convertirlo en Dios no es la solución y seguro no nos pondrá un plato de carne de res en nuestra mesa en un futuro cercano, entre otras cosas.
Raul Sobrino (el sofista) 10 julio 2020 - 8:00 AM
Después de lo que ha acontecido (por tiempos) en Cuba, en Corea del Norte y en Venezuela, he llegado a la conclusión de que todo lo que se hace de mala fe y con odio siempre tiene resultados negativos. Con odios Fidel Castro se propuso competirle al "imperialismo", soñando con que su gobierno pondría a vivir a los cubanos en unos pocos años con un nivel de vida muy superior al de los Estados Unidos; entonces hablaba de que la leche llegaría a las casas por tubería así cómo llega el agua; tanto odio antinorteamericano habían en sus deseos, que no podían de ninguna manera ser bendecidos. En Corea del Norte -aunque no sé mucho sobre la propaganda política en ese país- supongo que también el odio arruinó sus posibilidades económicas. En Venezuela sucedió también lo mismo: el gobierno chavista con mucho odio competitivo aspiraba a que el nivel de vida de los venezolanos fuera el más alto del mundo; resultando en que en estos momentos la vida de los venezolanos es más miserable que en Haití -según los últimos estudios de un grupo independiente-, y es comparable con la vida de los países africanos. Entonces no puede ser una casualidad que en los países en los que más se ha odiado y se les ha deseado lo peor al enemigo político, sean los países más ruines y en lo que han tenido que hacer las cosas más sucias para poder sobrevivir, sea dejando de pagar enormes deudas (Cuba se negó a pagarle más de 80 mil millones de dólares que le debía al mundo), sea alquilando muy jugosamente sus médicos en el extranjero en nombre de una solidaridad que le rinde grandes dividendos, sea saqueando de múltiples formas a sus connacionales en el extranjeros, el caso es que las malas intenciones no parecen resultar en que den buenos frutos.
Castellanos 10 julio 2020 - 8:34 AM
Para 1959, como bien plantea el autor, teníamos unos 6MM de cabezas de ganado vacuno. Y como para aquella fecha contábamos con unos 6MM de habitantes pues tocaba a una vaca por persona. La comida en Cuba no era un problema. Pero llegó el comandante y mando a parar. Comenzaron los inventos de todo tipo en los que él, sin saber nada de ganadería, tomó el mando de las operaciones para que tuviéramos "más carne, leche y queso que Holanda". A algunas pobres vaquitas les tocó estar todo el día con la cabeza metida en unas cajas con aire acondicionado porque esa técnica iba a aumentar la producción de leche. Resultado: ni carne, ni leche ni queso. Y así con todo. Hoy en Cuba, literalmente, la gente está pasando hambre. Pero la culpa no es solo de Fidel Castro. No fue él quien único tiró la tiza, fuimos todos los cubanos los que preferimos adorar a un hombre en vez de crear y respetar instituciones que nos funcionaran a todos. Si queremos la carne de vaca de vuelta tendremos que cambiar el sistema político económico que hoy impera en Cuba. De lo contrario ... hablemos de India y Nepal. Es lo que hay. Gracias por su artículo, Sr. Rojas.
Jagger Zayas Querol 10 julio 2020 - 8:49 AM
Dice el artículo: "El hurto y sacrificio ilegal de ganado mayor, es uno de los problemas más graves que aqueja a la agricultura cubana en toda la geografía nacional". Yo diría que el problema mayor y más grave es la demostradamente errada política respecto a la crianza del ganado mayor y específicamente, el vacuno. Como sabe todo el mundo,en Cuba en 1959 habian 6 millones de cabezas de ganado para una poblacion de 6 millones de habitantes. De no haber la nefasta política que convirtió al campesino de dueño de las reses, en su custodio, que resulta generalmente el principal sospechoso de sacrificio ilegal cuando una res registrada o empadronada, se desaparece o se mata en accidente y tiene que acudir a la policía y en no pocas ocasiones, al tribunal para demostrar su inocencia. Así, quién quiere ser criador de ganado vacuno? Aunque según autores la penalización por el sacrificio ilegal del ganado mayor data de 1979 en el Código Penal, desde mucho antes, por los años 60, ya figuraba como delito de factores y muchas personas fueron sancionadas al menos a 6 años de privación de libertad. A pesar de los adelantos en la productividad de la cría y reproducción del ganado como la inseminación artificial, reproducción asexual, tratamientos veterinarios, suplementos alimentarios, técnicas de ingeniería genética, etc. y que se han introducido en Cuba, la masa ganadera no ha crecido, al revés, ha decrecido ostensiblemente y no es porque haya demasiada masa ganadera y no sea un estimulo económico su cria y desarrollo, sino porque el supuesto dueño de la res, no es más que su cuidador y custodio. Es un mal que dura desde los inicios de la estatización de la economía y no cambiará el panorama hasta que el realismo no haga cambiar la mentalidad terca causante del fracaso económico y la batalla que la Revolución no ha ganado en estos 60 años de nuestra historia. Antes, cuando el capitalismo opresor que imperaba en nuestra Patria, el delito de hurto o robo del ganado existía y existían los cuatreros. Sin embargo, no era de la magnitud de todos estos años porque la insuficiencia o ninguna oferta de carne de res en el mercado, sí actúa de gran palanca o acicate para el florecimiento de esas conductas delictivas y por el contrario, esa gran demanda del mercado no estimula la crianza del ganado mayor por la obsoleta política represiva.
Raul Sobrino (el sofista) 10 julio 2020 - 12:47 PM
Me gustaría preguntarle a LJC sí cuando un comentario aparece pendiente de moderación significa que es una sugerencia para que uno lo reedite, así como también cuánto tiempo estará esperando por esa reedición.
jovencuba 11 julio 2020 - 2:14 PM
Cuando el comentario no sale es que fue a la papelera de comentarios, eso ocurre por muchas razones, hay que esperar entonces a que un administrador revise y lo saque manualmente de allí. No tiene nada que ver con el contenido del comentario.
Andy Hardwick 10 julio 2020 - 9:08 AM
El bloqueo tiene la culpa por supuesto
jesus valladares 10 julio 2020 - 9:50 AM
saludos, ahora mismo en 'progreso' aparece un articulo sobre los pronostucos del arroz. aqui dedican un articulo al ganado. son los mismos males. Nada que prevea el minagri es cierto. esa institucion al pronostucar no maneja las variables. no se autofinancia ni gestiona sus presupuestos. no tiene capacidad de comercio internacional pues esa funcion es del mincex. en la rama animal esta la empresa flora y fauna unica gestora internaciona de animales. pero q no aporta a la caja del minagri. recuerdo q Lage dijo q cuando el periodo especial de los 90 la base ganadera se habia perdido, ya que no se le garantizo la comida necesaria.
Luis Alberto 10 julio 2020 - 10:27 AM
Estimado Joany, realmente es una utopía el desarrollo ganadero en Cuba a partir de las políticas obsoletas aplicadas entorno a la cría y manejo del ganado mayor. Si realizamos un viaje imaginario a la idealidad de las políticas establecidas, a estas alturas deberíamos espantar las vacas de nuestro jardín para salir de la casa. Pero no ocurre así. En una ocasión tuve la oportunidad de participar en una conversación con un especialista en ganadería del país Vasco, en España, que se encontraba en Cuba brindando asesoría en la materia y en resumen el señor se quedó asombrado por, y cito " las casas tan lindas que le habíamos hecho a las vacas", refiriéndose a las vaquerías gigantescas de mampostería que pululan por los campos cubanos. Sin embargo el pasto que consumían las vacas, era el natural de las tierras, las cuales no estaban preparadas para asumir el alto consumo que le propina el ganado (especie introducida). Conclusión, las vacas viven muy cómodas pero no tienen buena alimentación, por tanto la producción tiene que ser baja.
Carlos 10 julio 2020 - 11:11 AM
Mi abuelo lo decía, la raza de vacas antes de que la revolución empezara con la idea de llenar la bahía de La Habana de leche, .... eran mejores, la leche fresca era fácil de encontrar por toda cuba, hasta el transporte de la misma y la higiene eran mejores. Pero bueno, así hicieron con el café también, le metieron las EJT, los trabajos voluntarios, los muchachos de la escuela al campo y destruyeron los cafetales. Todo lo que han tocado, caramba, que casualidad, la industria azucarera, los frutales, viandas, pesca, ni arboles hay ya en Cuba. Y a los campesinos del Valle de Puriales de Cuajeri, todavía, a mas de 60 años de revolución, se les siguen echando a perder los tomates y otras cosechas, año tras año, pues no les permiten comercializar directo con el pueblo, pero si esta bien según directivos de la agricultura que se pudran en el campo o en las cajas esperando ser transportados.
Alex Garcia 10 julio 2020 - 10:37 AM
Aunque el autor reseño algunas de las causas, tanto de caracter tecnico como juridico, que explican el estado actual de nuestra ganaderia,creo que faltan algunos elementos que son aun mas importantes que los expuestos. Entre ellos figuran: -La 2da Reforma Agraria que reducia a unas magras 2 o 3 caballerias (no tengo la cifra exacta) la extension de tierras que el campesino podia poseer en propiedad. La ganaderia en gran escala necesita de grandes espacios. La primera Reforma, que creo limitaba las propiedades a unas 30 caballerias, si era compatible con las necesidades de la ganaderia. Pero ya se sabe que la 1ra era una medida sensible que resolvia el problema del latifundio, las tierras ociosas y la especulacion (existen cables desclasificados de la Embajada de EUA en Cuba de la epoca, en que los funcionarios del servicio exterior norteamericano la consideraban, con mucha discrecion y en voz baja por supuesto, como justa y necesaria) la 2da Reforma es un sablazo politico, para consolidar el poder absoluto, sin pies ni cabeza en lo economico. Sumesele a esto todas las presiones y limitaciones a que fue sometido el campesinado para empujarlos a entregar sus tierras a Koljoses y Sovjoses. -Igualmente importante, es el periodo de FC como "Genetista en Jefe", en este crucial momento, el Jefe de Estado decidio tirar por la borda la experiencia, de 2 siglos, de los ganaderos cubanos con relacion a la idoneidad de las razas para sobrevivir y desarrollarse en nuestro pais y comenzo a experimentar con la introduccion acelerada de razas que no se adaptan al tropico (porque, por supuesto, eso no se le habia ocurrido a nadie en 2 siglos y los ricos ganaderos de Camaguey eran unos imbeciles). Segun el, nuestro ganado debia sustituirse con razas que fuesen grandes productoras de leche. Este experimento, en vez de conducirse a una escala pequeña y prudencial, se hizo a lo grande (como tanto le gustaba) y mas importante aun, mientras se experimentaba, se vendieron a troche y moche muchos de nuestros mejores ejemplares a ganaderos de Centro y Sudamerica (dinero facil) que los compraban incredulos ante la ganga qe se estaban llevando (hace años conoci personalmente a uno). Los ganaderos cubanos habian encotrado la formula de compensar la poca productividad lechera de las razas existentes (las que aguantan el calor y los insectos) con el elevado numero de cabezas de ganado y satisfacer asi la casi totalidad de la demanda nacional de lacteos. Ahi esta esa "joyita" que es el discurso del 13-3-1968, requiere de paciencia para digerir tanta idiotez de un golpe, pero explica tanto del estado actual de nuestra nacion, que resulta insoslayable. Encontrar estadisticas actualizadas sobre cualquier reglon de la economia cubana es tarea dificil; pero hurgando bien, aparecen 2 cifras que no admiten discusion, nuestra masa de ganado bovino hoy, es inferior en, al menos, 2 millones de ejemplares a la existente en el ultimo censo de ganaderia de finales de los 50' y; el peso por ejemplar es tambien considerablemente inferior, no solo al registrado en el censo de finales de los 50' sino tambien con relacion al ultimo censo de la decada del 40'. Menos vacas en total, muchas menos por habitantes y mas pequeñas. Esto ocurre en un pais que, practicamente, ha duplicado su poblacion en los ultimos 60 años.
Alex Garcia 10 julio 2020 - 10:39 AM
Aunque el autor reseño algunas de las causas, tanto de caracter tecnico como juridico, que explican el estado actual de nuestra ganaderia,creo que faltan algunos elementos que son aun mas importantes que los expuestos. Entre ellos figuran: -La 2da Reforma Agraria que reducia a unas magras 2 o 3 caballerias (no tengo la cifra exacta) la extension de tierras que el campesino podia poseer en propiedad. La ganaderia en gran escala necesita de grandes espacios. La primera Reforma, que creo limitaba las propiedades a unas 30 caballerias, si era compatible con las necesidades de la ganaderia. Pero ya se sabe que la 1ra era una medida sensible que resolvia el problema del latifundio, las tierras ociosas y la especulacion (existen cables desclasificados de la Embajada de EUA en Cuba de la epoca, en que los funcionarios del servicio exterior norteamericano la consideraban, con mucha discrecion y en voz baja por supuesto, como justa y necesaria) la 2da Reforma es un sablazo politico, para consolidar el poder absoluto, sin pies ni cabeza en lo economico. Sumesele a esto todas las presiones y limitaciones a que fue sometido el campesinado para empujarlos a entregar sus tierras a Koljoses y Sovjoses. -Igualmente importante, es el periodo de FC como "Genetista en Jefe", en este crucial momento, el Jefe de Estado decidio tirar por la borda la experiencia, de 2 siglos, de los ganaderos cubanos con relacion a la idoneidad de las razas para sobrevivir y desarrollarse en nuestro pais y comenzo a experimentar con la introduccion acelerada de razas que no se adaptan al tropico (porque, por supuesto, eso no se le habia ocurrido a nadie en 2 siglos y los ricos ganaderos de Camaguey eran unos imbeciles). Segun el, nuestro ganado debia sustituirse con razas que fuesen grandes productoras de leche. Este experimento, en vez de conducirse a una escala pequeña y prudencial, se hizo a lo grande (como tanto le gustaba) y mas importante aun, mientras se experimentaba, se vendieron a troche y moche muchos de nuestros mejores ejemplares a ganaderos de Centro y Sudamerica (dinero facil) que los compraban incredulos ante la ganga qe se estaban llevando (hace años conoci personalmente a uno). Los ganaderos cubanos habian encotrado la formula de compensar la poca productividad lechera de las razas existentes (las que aguantan el calor y los insectos) con el elevado numero de cabezas de ganado y satisfacer asi la casi totalidad de la demanda nacional de lacteos. Ahi esta esa "joyita" que es el discurso del 13-3-1968, requiere de paciencia para digerir tanta idiotez de un golpe, pero explica tanto del estado actual de nuestra nacion, que resulta insoslayable. Encontrar estadisticas actualizadas sobre cualquier reglon de la economia cubana es tarea dificil; pero hurgando bien, aparecen 2 cifras que no admiten discusion, nuestra masa de ganado bovino hoy, es inferior en, al menos, 2 millones de ejemplares a la existente en el ultimo censo de ganaderia de finales de los 50' y; el peso por ejemplar es tambien considerablemente inferior, no solo al registrado en el censo de finales de los 50' sino tambien con relacion al ultimo censo de la decada del 40'. Menos vacas en total, muchas menos por habitantes y mas pequeñas. Esto ocurre en un pais que, practicamente, ha duplicado su poblacion en los ultimos 60 años.
Cris 12 julio 2020 - 10:57 AM
Muy ciertas todas las razones que argumenta Alex y que complementan el buen análisis del post. En mi niñez viví esos procesos centralizadores y innovadores, ante los cuales los campesinos tenían infinidad de opiniones, pero en general la mayoría sabía que no conducirían a ningún resultado esperado. El fracaso fue anunciado a tiempo.
Carlos 10 julio 2020 - 11:01 AM
Los primeros cinco párrafos dan una vuelta que al final no pega con el resto del articulo. En resumen, el cubano comió carne, come carne y comerá carne. Ahora que cada día come menos es otra realidad. Simple, liberen el mercado bovino y ya verán los resultados. Pero no, el gobierno sigue con las mismas políticas fracasadas y con esa continuidad seguiremos obteniendo resultados peores. Ya no vale la pena gastar tiempo y comentar el porque de tan baja producción en lo que queda de la isla.
Chris 10 julio 2020 - 11:35 AM
Ya estoy cansado de leer las evidencias al respecto por un lado y la pasividad del Estado/Partido para cambiar todo lo que tiene que ser cambiado. Pareciera que no les interesa nuestro bienestar, es evidente que su ceguera política no les permite saber lo que es mejor para la economía.
Carlos 10 julio 2020 - 11:38 AM
Chris, en Cuba la gente esta pidiendo que bajen los precios de Internet. Cuando eso sucede imagina como están las cosas, hay millones de problemas, pero la gente esta en otra cosa pues, que se puede hacer. La continuidad se esta poniendo de moda en el 2020.
Alex Garcia 10 julio 2020 - 12:05 PM
Un dia conversando con un amigo, que tiene algun acceso a las esferas de poder y mientras yo le enumeraba soluciones posibles, mi amigo me detuvo y me dijo: "Mi hermano, aqui todo el mundo sabe lo que hay que hacer. Pero quien lo hace?"
Carlos 10 julio 2020 - 12:10 PM
Alex, si eso también, pero imagínate si el pueblo pudiera salir de su constante lucha por la supervivencia y analizar quienes son los generadores del problema. Ahí mismo se le pone la cosa mala a los que ostentan el poder. Mientras Chulo y Cuca sigan preocupados por el constante que comer, que cocinar, como bañarte, el transporte, el calor, los apagones, el nasobuco, que si la del CDR te vio, que llego el jabon y hay cola, y ese largo etc........ Nadie puede pensar con la cabeza asi! Es un constante estado de Jaque Mate! Oye hasta los que apoyan eso allá están quedándose aquí! Imagínate como va la conga :D Saludos.
Alex Garcia 10 julio 2020 - 12:17 PM
:-), te mantienen ocupado, eso si es verdad.
Alex Garcia 10 julio 2020 - 12:15 PM
Aunque el autor reseño algunas de las causas, tanto de caracter tecnico como juridico, que explican el estado actual de nuestra ganaderia,creo que faltan algunos elementos que son aun mas importantes que los expuestos. Entre ellos figuran: -La 2da Reforma Agraria que reducia a unas magras 2 o 3 caballerias (no tengo la cifra exacta) la extension de tierras que el campesino podia poseer en propiedad. La ganaderia en gran escala necesita de grandes espacios. La primera Reforma, que creo limitaba las propiedades a unas 30 caballerias, si era compatible con las necesidades de la ganaderia. Pero ya se sabe que la 1ra era una medida sensible que resolvia el problema del latifundio, las tierras ociosas y la especulacion (existen cables desclasificados de la Embajada de EUA en Cuba de la epoca, en que los funcionarios del servicio exterior norteamericano la consideraban, con mucha discrecion y en voz baja por supuesto, como justa y necesaria) la 2da Reforma es un sablazo politico, para consolidar el poder absoluto, sin pies ni cabeza en lo economico. Sumesele a esto todas las presiones y limitaciones a que fue sometido el campesinado para empujarlos a entregar sus tierras a Koljoses y Sovjoses. -Igualmente importante, es el periodo de FC como "Genetista en Jefe", en este crucial  momento, el Jefe de Estado decidio tirar por la borda la experiencia, de 2 siglos, de los ganaderos cubanos con relacion a la idoneidad de las razas para sobrevivir y desarrollarse en nuestro pais y comenzo a experimentar con la introduccion acelerada de razas que no se adaptan al tropico (porque, por supuesto, eso no se le habia ocurrido a nadie en 2 siglos y los ricos ganaderos de Camaguey eran unos imbeciles). Segun el, nuestro ganado debia sustituirse con razas que fuesen grandes productoras de leche. Este experimento, en vez de conducirse a una escala pequeña y prudencial, se hizo a lo grande (como tanto le gustaba) y mas importante aun, mientras se experimentaba, se vendieron a troche y moche muchos de nuestros mejores ejemplares a ganaderos de Centro y Sudamerica (dinero facil) que los compraban incredulos ante la ganga que se estaban llevando (hace años conoci personalmente a uno). Los ganaderos cubanos habian encontrado la formula para compensar la baja productividad lechera de las razas existentes (las que aguantan el calor y los insectos) con el elevado numero de cabezas de ganado (a vacas que dan poca leche, muchas vacas) y satisfacer asi la casi totalidad de la demanda nacional de lacteos. Ahi esta esa "joyita" que es el discurso del 13-3-1968, requiere de paciencia para digerir tanta idiotez de un golpe, pero explica tanto del estado actual de nuestra nacion, que resulta insoslayable. Encontrar estadisticas actualizadas sobre cualquier reglon de la economia cubana es tarea dificil; pero hurgando bien, aparecen 2 cifras que no admiten discusion, nuestra masa de ganado bovino hoy, es inferior en, al menos, 2 millones de ejemplares a la existente en el ultimo censo de ganaderia de finales de los 50' y; el peso por ejemplar es tambien considerablemente inferior, no solo al registrado en el censo de finales de los 50' sino tambien con relacion al ultimo censo de la decada del 40'. Menos vacas en total, muchas menos por habitantes y mas pequeñas. Esto ocurre en un pais que, practicamente, ha duplicado su poblacion en los ultimos 60 años. 
Alex Garcia 10 julio 2020 - 12:55 PM
Disculpen el doble comentario pero pense que no habia salido la 1ra vez y lo reenvie.
jovencuba 10 julio 2020 - 12:55 PM
Aunque no salga la primera vez si va a papelera, luego sale cuando lo saquemos de allí, no hay que repetirlo. Saludos
Castellanos 10 julio 2020 - 12:38 PM
Qué raro está el blog hoy. 🙁 Harold, ¿eres tú quien me ha borrado dos comentarios hoy además de no aprobar el que hice por la mañana, o es otra persona? Bueno, no insisto más. Pensé que un comentarista habitual merece aunque sea una mínima explicación, pero ni eso. En fin, feliz fin de semana.
jovencuba 10 julio 2020 - 12:43 PM
Su comentario ya está publicado, estaba junto a otra docena en la papelera. Yo tengo un trabajo de verdad y hasta el mediodía no puedo revisar los comentarios en ocasiones, pido paciencia. Pero a quien sugiera censura por las limitaciones que tenemos en LJC, no le publicaremos más comentarios. Bastante acoso tenemos en LJC y yo tengo una política de no negociar con terroristas digitales. Harold
Jagger Zayas Querol 10 julio 2020 - 12:46 PM
Carlos, le pido disculpas, pero no es lo mismo ostentar que detentar. Ostentar: mostrar, exhibir, enseñar, desplegar, jactarse, alardear, pavonear, lucirse (pero de algo obtenido legítimamente. Sin embargo, Detentar: 2da acepción, Ejercer un cargo público o tener una dignidad, especialmente de forma ilegítima. Cómo puede apreciar, en mi opinion lo que cabe es Detentar en lugar de Ostentar. Saludos!
Carlos 10 julio 2020 - 1:38 PM
Jagger, tiene usted razón. Pero no entiendo por que su comentario va dirigido hacia mi. Saludos.
Jagger Zayas Querol 10 julio 2020 - 4:30 PM
Carlos, en el comentario 16 escrito por usted, en el primer párrafo dice: "Ahi mismo se le pone la cosa mala a los que OSTENTAN el poder". Sólo fue por eso porque los que ejercen el poder real no fueron elegidos por el (dicen que Soberano) pueblo, sino por el Congreso del PCC y por tanto, no muy legitimo que digamos...
Carlos 11 julio 2020 - 11:31 AM
Tiene usted razón Jagger, gracias por señalar el error. Saludos
Manuel* 10 julio 2020 - 6:42 PM
El estado no sabe organizar la ganadería y la agricultura en ningún lugar del mundo. En la Unión Soviética los fallos en la planificación agrícola provocaron millones de muertos de hambre en el Olodomor. En Cuba el estado hundió la producción de carne, leche y azúcar. Solución: dejar que el guajiro haga lo que le de la gana. Me refiero a todo lo que le de la gana. Que compre insumos a quien quiera, incluyendo el extranjero; que produzca como le de le gana y que venda al precio que quiera y a quién quiera, incluyendo al extranjero. El agricultor sabe muchísimo más de su trabajo que un burócrata en una habitación de un ministerio.
Manuel* 11 julio 2020 - 8:24 AM
EL tabú hindú de no comer carne de vaca se implantó en una época relativamente reciente —unos mil años— y tiene toda la lógica del mundo en un medio donde las hambrunas por retrasos en el monzón y malas cosechas eran habituales. En el medio de una hambruna era normal que los padres quisieran sacrificar vacas para salvar las vidas de los hijos más pequeños ... con lo que se quedaban sin medios para cosechar la siguiente cosecha y se moría toda la familia. Para evitarlo hubo que recurrir al tabú más fuerte que es el religioso.
Victor Manuel 15 julio 2020 - 1:38 AM
El primer secretario del Partido en La Habana, explicó en una reunión acerca del desabastecimiento de carne de cerdo en la capital, hecho en el cual incide la falta de pienso (no se si se referiría a la ausencia de pienso o a la abundancia de “no pienso”). Gracias a lo anterior se le atribuye ahora al mamífero nacional la famosa frase: “dame pienso, luego existo” Pero si para pensar necesito alimentarme, y para alimentarme necesito de la carne de cerdo, entonces puedo decir que: sin pienso no pienso. Y si tengo a la vez que pensar para existir, entonces: sin pienso no existo. Ahora estoy claro de que: “pienso, luego existo, pero sin pienso no pienso” o una formulación más completa: “si pienso puede que exista, pero sin pienso seguro que no.” Solo puedo concluir que gracias a la falta de pienso (o a la abundancia de “no pienso”) nos extinguiremos igual que el cerdo.

Los comentarios están cerrados.

Agregar comentario