Tras las Huellas de la Historia


tras las huellas de la historia-haroldLa historia de Cuba que nos han contado es muy injusta con el pasado.
La historia de nuestros padres y abuelos es mucho más heroica que eso.

Los acontecimientos suelen estudiarse de manera viciada, los personajes históricos son juzgados respecto a la posición que tomaron a partir del triunfo de la Revolución en 1959 y los acontecimientos se utilizan a menudo para fundamentar una u otra posición ideológica post 1959. La Joven Cuba inaugura este espacio para abordar tópicos de interés en el pasado, cuando estemos Tras las Huellas de la Historia, tratemos de ajustarnos al contexto del que se trate.

2 comentarios

  1. Les sugiero, para este espacio, una entrevista a Mario Mencia aparecida en http://www.revistacaliban.cu/entrevista.php?numero=3

    ¿Cuál es su consideración acerca de que no exista un recuento histórico de ese movimiento? (se refiere al Directorio Revolucionario)

    En parte por lo que anteriormente te decía. Pero la cuestión fundamental de la ausencia de una historia del Directorio se debe –y esto lo he sufrido como historiador- al insuficiente apoyo por parte de los protagonistas a colaborar incondicionalmente. Existen contradicciones entre algunos de ellos que dan al traste con esta posibilidad. Unos se inhiben, otros omiten… Pero esto también ocurre con el Movimiento 26 de Julio, con el Partido Socialista Popular y, prácticamente, con cualquier organización y tema histórico contemporáneo en el que se pretenda hurgar. Aunque tengas pruebas fehacientes, si el resultado de la búsqueda contradice las versiones acuñadas por protagonistas ahí mismo empiezan a surgir las dificultades. Hay asuntos que se quieren silenciar, hechos que se pretende desaparecer, afirmaciones inciertas que en algún momento se divulgaron por razones políticas coyunturales (incluso pueden estar en documentos considerados históricos) y después no se han querido rectificar. Todo esto y otras cuestiones igualmente delicadas obstaculizan la investigación a fondo. Pero, mira, han pasado más de cien años y todavía estamos especulando acerca de lo que pasó en La Mejorana con Martí, Gómez y Maceo, imagínate cuando se trata de asuntos más recientes con sus actores sociales vivos.

  2. Mi socio Pirolo me acaba de mandar un email desde Guaracabuya.

    Dice mi socito que el convidado de piedra a la II Cumbre de la CELAC en la Habana, podría ser Fulgencio Batista. ¿Batista, en La Habana? ¿Y la CELAC? Abro una cervecita para leer esto, lo cual según recomendaciones del propio Piro, incrementa mi plasticidad neuronal.
    Cree Pirolo que a los 68 cómodos asientos, que en Pabexpo sostendrán tan ilustres y encumbradas posaderas latinoamericanas, le deberían agregar uno más y dejarlo vacío. De ese modo cada quien podría sentar allí a su propio comendador de Calatrava. Ese sería el caso de Batista aunque Raúl Castro no lo mencione en su discurso inaugural y nadie le explique a las primeras damas latinoamericanas, durante su visita al Museo Nacional de Bellas Artes, que fue el esposo de Marta quien firmó el Decreto Ley del 26 de febrero de 1954, creando el Patronato de Bellas Artes y Museos Nacionales de Cuba. Me confunde Pirolo, así que más cerveza…

    Según Pirolo para entender su teoría hay que remontarse al 14 de octubre de 1944. Cuatro días antes Batista, Presidente de Cuba desde el 10 de octubre de 1940, traspasó el poder al Dr. Ramón Grau San Martín y partió, invitado por diferentes gobiernos de Latinoamérica, a recorrer una región marcada por el infortunio. Según sus propias palabras: “ Desdicha, de las muy lamentables, es que más de las dos terceras partes de los 130 millones que habitan en este lado del mundo, al sur del Rio Grande, no logren una adecuada forma de vivir, sin perturbaciones y luchas con frecuencia sangrientas.” Así lo escribió en su libro “Sombras de América”, publicado en México en 1946. Un texto donde describió las impresiones de su viaje por esa región, Estados Unidos y Canadá, dedicando un capitulo a Cuba y a las posibilidades regionales. El primer país a donde llegó Batista tras salir de Cuba fue Panamá, cuyo Presidente actual no irá a la Habana por su problema con el azúcar, me acota el Piro con esa manía suya de encontrar conexiones entre el hoy y el ayer. Sobre el istmeño país, escribió Batista : ” …la anomalía de su comercio es tan señalada como el contraste de la distribución del per cápita nacional”. En Colombia, encontró que : ” El ambiente está cargado de calientes controversias”. Unos años después el Bogotazo, recuerda Pirolo. Sobre los países andinos dijo : ” Tiene fama el Ecuador de ser un país sacudido por revoluciones (….) la explicación la encontramos en su economía empobrecida.” (Y)”…confirmando la tesis de que el indio puede salvarse por la educación, lo que vi y escuché en una granja agrícola en las márgenes del Titicaca” . A sus ojos, Chile le “ofrece contrastes de profundo interés psicológico. La pluralidad de partidos de tendencias definidas robustece su espíritu democrático (…) Por el contrario, y a la vez, se observa con frecuencia un espíritu oligárquico predominante en las altas esferas sociales…”. En Uruguay recibe el año de 1945 : “ Alborea año nuevo, y con Juana de América-poema y mujer- brindamos por las tiernas manos que “ florecen rosas” …la vida entera.”. Poético el hombre…, el tema se pone interesante, vaya, otro buche de laguer. En Argentina, Batista recordó que “ Hace más de un siglo del célebre encuentro entre San Martín y Bolívar (…) y las esperanzas de redención económico-social siguen iguales.” Sobre Brasil escribió que: “ Este país podría convertirse en un gran competidor de los principales productores de azúcar…”, y luego irá a Venezuela: “ Otra vez volaré sobre las legendarias tierras bolivarianas, en dirección a la cuna del Libertador, fuente e inspiración de las grandes rebeldías americanas del siglo XIX.”. Recorre Centroamérica, llega a México: “ Acapulco es como un romance de agua (…) Taxco es un nudo de montañas (…) la fiesta de las canacuas (…) En cada esquina la guitarra y el canto de los mariachis (…) nos despedimos Cárdenas y yo, en un fraternal abrazo de profunda gratitud.” ¿No fue Cárdenas el que ayudó a Fidel cuando lo del Granma?. Bueno, luego le pregunto a Pirolo, rica cerveza, sigo leyendo. Batista llegó a California por carretera, “ a la otra América, la de los grandes proyectos y sólidos recursos. (…) Miro, observo, estudio y comparo. He recorrido este extenso país del Norte que ocupa aproximadamente la cuarta parte de la superficie del hemisferio, de costa a costa. (…) Para latinoamericanos y angloamericanos la cuestión de la prosperidad debe constituir el mismo propósito. Pero para hacer planes conjuntamente debemos estudiarlos con sinceridad y con interés igual.” Sobre Puerto Rico consideró que : “ los portoriqueños quieren, en primer término, su independencia; pero asegurándose promesas o tratados económicos de los Estados Unidos.” Y de su visita a Canadá resaltó las posibilidades de su agricultura, su economía y su comercio exterior en la región. De Cuba dijo que era “el caso típico que ilustra el pavoroso problema del monocultivo. El azúcar cubre alrededor de las tres cuartas partes de sus exportaciones y aunque el comercio interno de ese artículo no llega a tanto, todo el sistema económico cubano está asentado en la zafra de cada año. (…). Si se desea honradamente prever la ruina que se aproxima hay que acelerar el proceso de la diversificación agrícola y la creación de industrias basadas en los subproductos de nuestras cosechas. (…) .De la fuente de ingresos que el turismo es para la nación, da una idea el dicho popular que le conoce por “segunda zafra”. ¿Y esto lo escribió Batista? ¿En qué año me dijo el Piro? Déjame seguir: “Es excelente idea la de hacer que los pueblos de la América Latina tengan conciencia de las buenas cosas que pueden comprar a los Estados Unidos. Pero el poder adquisitivo de los latinoamericanos no aumentará con cantos de buena voluntad (…) La respuesta al problema conjunto de un mercado más amplio para los norteamericanos y de ingresos nacionales mayores para los latinoamericanos, reposa en la planificación económica en escala continental. Lo que hace falta es un acuerdo de largo término entre toda las Américas, sobre producción y colocación durante un período determinado. (…) Las Américas, teniendo en cuenta al Canadá, deben ser en esta oportunidad la base real de una economía engrandecedora para el hemisferio. Un poco de buena voluntad y otro de honrada decisión, pueden constituir la chispa que electrice y ponga en movimiento a estos enormes recursos.” ¡Glup! Vaya, tendré que leerme el librito del hombre. ¡Rica cerveza! . Según Pirolo esa es la cuestión, hay que leerlo y luego veremos, pero lo primero es lo primero. Claro!, y la técnica… es eso mismo, concluyo yo.

    Son cosas de mi socio Pirolo, desde Guaracabuya.

    Herme Neuta Pérez.

Deja tu comentario en LJC

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s