La_Caridad_del_Cobre Por Eduardo

Desde la semana pasada, he estado buscando un pequeño espacio de tiempo para sentarme a escribir algunas líneas relacionadas con el acontecimiento más importante ocurrido en la isla por estos días; la visita a Cuba del Papa Benedicto XVI. Creo que la cobertura mediática del suceso, que abarcó la casi totalidad del programa elaborado por la Santa Sede, y en la cual participaron una considerable cantidad de medios de prensa y profesionales de la noticia, me deja bien poco que aportar en el campo noticioso. Sin embargo deseo reflexionar un poco y expresar mi opinión acerca de un suceso aislado, al cual los medios de desinformación, y la blogosfera contrarrevolucionaria al servicio de los Estados Unidos de Norteamérica le han tratado de asignar un protagonismo superior al de las exitosas jornadas de la visita pastoral efectuada por el Santo Padre en nuestro verde caimán.

Durante la Santa Misa efectuada en la Plaza de Revolución “Antonio Maceo” en Santiago de Cuba, un nematelminto de la fauna intestinal del monstruo norteño, saltó el cordón de seguridad gritando: ¡Abajo el Comunismo! Un cubano con toda la dignidad que le asiste a los defensores de la Revolución, ante la provocación no pudo contener su indignación con la mesura necesaria, y la emprendió a golpes con el sujeto. Los miembros de la seguridad asignada al evento intervinieron para mantener el orden y el contrarrevolucionario fue retirado de la Plaza.

Por extraña “casualidad”, el altercado fue filmado y transmitido inmediatamente a todos los canales de televisión de Miami, y reproducido por la blogosfera contrarrevolucionaria con el avieso propósito de convertir un suceso aislado en